Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14941 al 14960 
AsuntoAutor
149/13 - México - Noticias
150/13 - Argentina Noticias
151/13 - Argentina Noticias
152/13 - Una elecc Noticias
153/13 - En la ele Noticias
154/13 - Un papa e Noticias
155/13 - Un golpe Noticias
156/13 - Bulgaria Noticias
157/13 - Inquietud Noticias
158/13 - VIAJANDO: Noticias
159/13 - DIPLOMATU Noticias
160/13 - ESPECIALI Noticias
161/13 - Brasil - Noticias
MERCADO DE ARMAS A Geóg. Ho
162/13 - VIAJANDO: Noticias
163/13 - ESPECIALI Noticias
=?UTF-8?Q?Re=3A_No Yuri San
164/13 - Curso de Noticias
165/13 - ESPECIALI Noticias
BUENOS AIRES, ARGE Geóg. Ho
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15263     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 162/13 - VIAJANDO: De Villa Carlos Paz a Rosario
Fecha:Jueves, 21 de Marzo, 2013  02:17:38 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 162/13
 
  

De Villa Carlos Paz a Rosario

 

Entre el 13 y el 17 de setiembre de 2004, se llevó a cabo el VI Encuentro Internacional Humboldt en Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba.

 

En el Acto de Apertura, con Claudio Caneto, Raúl Mercado, Humberto Voltolini y Omar Gejo

 

 

Se dictaron conferencias, hubo paneles y ponencias presentadas por colegas de gran parte de las provincias argentinas, así como de México, Brasil, Chile, Uruguay, Colombia y Bolivia.

 

Asistentes de provincias patagónicas, Buenos Aires, Córdoba, y de Minas Gerais, en Brasil

 

 

La semana fue muy intensa y con el fin de distraernos y festejar el Día del Profesor, que en la Argentina es el diecisiete de setiembre, en sus vísperas reservamos un boliche para nosotros solos y organizamos un baile de disfraces.

Si bien algunos se excusaron, la mayor parte de los participantes asistió. Algunos alquilamos trajes y otros los confeccionaron personalmente con gran creatividad, pero todos estábamos desenfadados y rompimos el hielo que muchas veces existe entre profesores y estudiantes.

Yo quise vestirme de gitana, pero al llegar al local, ya se habían llevado ese disfraz, así que opté por el de reina. Y debido a que horas antes me habían elegido Presidente del Centro Humboldt, muchos supusieron que pretendía convertirlo en una monarquía.

 

Con Adriana Klumpp, de Comodoro Rivadavia (Argentina), devenida en Gatúbela

 

 

A mi hijo Martín lo disfracé de Drácula, y estaba muy feliz luciendo su capa y bailando entre toda la gente.

Uno de los disfraces que sorprendió fue el de Isabel Riviere, de Mar del Plata, quien después de algunos años de haber dejado los hábitos, se vistió de diablo; y se puso a bailar junto a una estudiante de Tandil, quien se había convertido en un delicado ángel.

 Y con el fin de premiar el mejor disfraz y a quien mejor había bailado, se armó un jurado constituido por Humberto Voltolini, Coordinador del Encuentro; Ampelio Liberali, mi padre, quien oficiara de relator y fotógrafo; y Omar Gejo, Miembro del Comité Académico. Ellos no se habían disfrazado, aunque a Omar se le había puesto un turbante que lo hacía lucir como árabe.

A lo largo de la noche, todos nos fuimos reconociendo, y divirtiendo con nuestros atuendos. Pero hubo alguien de quien no nos fue posible adivinar su identidad. Se trataba de un arlequín, que saltaba ágilmente de un lado para otro, y debido a la presión que le ejercía la máscara en su cara, la voz se oía deformada. Estaba tan bien producido y actuaba tan coherentemente con su personaje, que ganó el concurso al mejor disfraz. Y fue así que cuando fue a recibir el premio, los jurados la reconocieron. Se trataba nada menos que de Emilce Cammarata, de Posadas, quien nos había hecho creer que no asistiría a la fiesta, porque debía exponer su trabajo al día siguiente, además de asegurar que “esas cosas no le gustaban”.

 

Emilce Cammarata, como arlequín

 

 

Y como no podía ser de otra manera, el concurso de baile lo ganó Ana Flávia Alves Canuto, de Uberlandia, Minas Gerais. ¡Imposible ganarle en baile a una brasilera!

Al día siguiente, si bien algunos se quedaron dormidos, los más, volvimos a las actividades académicas normalmente. Esa tarde cerramos el Encuentro, y la mayoría regresó a sus lugares de origen.

Pero a mí me esperaban otras ocupaciones. Desde Villa Carlos Paz tomé un micro que me llevó a duras penas hasta la ciudad de Río Cuarto, donde el lunes 20 debía ser jurado de un concurso docente. Y si bien esa situación me dejó un trago amargo, aproveché para visitar a algunos colegas y amigos.

Desde allí, mediante otro ómnibus, me trasladé a la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, donde debía integrar los comités de categorizaciones del Litoral, los días 22 y 23. Pero, al llegar con mi valija al Rectorado de la Universidad Nacional de Rosario, me encontré con que debido a que el día 25 se hacía la peregrinación anual al santuario de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, ¡no había lugar en ningún hotel de la ciudad! Increíble, teniendo en cuenta que hay casi setenta kilómetros de distancia y la hotelería es bastante variada.

Así que además de estar todo el día encerrados evaluando curriculums, tuvimos que compartir una habitación para poder higienizarnos hasta tanto consiguiéramos alojarnos. Así que a la noche nos repartieron en distintos hoteles, y pese al cansancio y las vicisitudes, pude ir a caminar por la costanera y cenar con algunos de mis compañeros de tareas. Pero en cuanto pude, regresé a Buenos Aires, donde me esperaba todo el trabajo atrasado de mitad de cuatrimestre.

 

 

Ana María Liberali