Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14801 al 14820 
AsuntoAutor
=?utf-8?B?MzQvMTMg Alexande
35/13 - VIAJANDO: Alexande
36/13 - Os epicent Alexande
37/13 - Mali - El Alexande
=?utf-8?B?MzkvMTMg Alexande
=?utf-8?B?MzgvMTMg Alexande
40/13 - El bombard Alexande
=?utf-8?B?NDEvMTMg Alexande
42/13 - Malí - Gue Alexande
=?utf-8?B?NDUvMTMg Alexande
=?utf-8?B?NDQvMTMg Alexande
45/13 - Cómo acaba Alexande
=?utf-8?B?NDYvMTMg Alexande
=?utf-8?B?NDcvMTMg Alexande
=?utf-8?B?NDgvMTMg Alexande
49/13 - De la igua Alexande
50/13 - CFP - RGS- Alexande
MONSANTO TIENE LUZ Ge骻. Ho
=?utf-8?B?NTEvMTMg Alexande
RE: Notici asdelCe miguel a
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
P醙ina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15111     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 37/13 - Mali - El vicio colonial
Fecha:Jueves, 17 de Enero, 2013  16:27:37 (-0800)
Autor:Alexander von Humboldt <cehumboldt @.........ar>

NCeHu 37/13
Guerra en Mali
El vicio colonial
 
Gian Paolo Calchi Novati
Il Manifesto
Rebeli贸n, 15/1/13


 

Traducido para Rebeli贸n por Susana Merino


En vista de que los preparativos para intervenir colectivamente en Mali se estaban dilatando y que con el paso del tiempo aumentaban las reservas de los EE.UU. a uno y otro lado de Argelia, Francia decidi贸 terminar con las esperas. El hecho concreto significa anteponer la guerra a la b煤squeda de una soluci贸n pol铆tica y cambiar al mismo tiempo las modalidades operativas. Parec铆a darse por descontado que Francia y los EE.UU. se limitar铆an a tareas de entrenamiento. apoyo log铆stico y comunicaciones en una operaci贸n llevada a cabo por lo dem¡s con soldados africanos junto al desdibujado ej茅rcito maliense, o en su lugar.
Hollande lo hab铆a excluido siempre pero ha terminado, o a empezado, a conversar con las tropas en el terreno. Se cre铆a que el presidente socialista, que siempre repiti贸 que los tiempos del 鈥渇racafricanismo鈥 hab铆an terminado para siempre, quer铆a mostrarse m¡s en茅rgico que Sarkozy y hacer sin embargo 鈥渁lgo de derecha鈥. Ya se hab铆a orientado bastante en ese sentido con Siria (y no precisamente por motivos humanitarios).
No es el caso de llamar a la usurpaci贸n porque Mali sea de hecho un Estado fallido. Dos tercios del territorio se hallan ocupados por rebeldes y en la capital Bakamo se mantiene un precario condominio entre una junta militar y un gobierno civil provisional asediado por un ej茅rcito empe帽ado en una carrera por saber qui茅n es m¡s irresponsable e impotente. El beau geste de Par铆s constituye por lo tanto un gesto a煤n m¡s hip贸crita e insensato porque a nadie le ser¡ f¡cil restablecer la soberan铆a en lo que queda de Mali. Por su parte el capit¡n Sanogo, autor del golpe de Estado de marzo de 2012 contra el presidente a cargo y de un segundo golpe en diciembre para quitar del medio un jefe de gobierno que se hab铆a vuelto indigesto, no ha dejado de llamar fuerzas 鈥渘eocoloniales鈥 a todas aquellas que ofrecen a 鈥渁yudar鈥 a Mali sin diferenciar a los pa铆ses vecinos ni a las grandes potencias.
Por otra parte llegado el momento de las decisiones, Francia pensaba probablemente que le asist铆an el derecho y el deber por su calidad de expotencia colinial. Mali se estaba acercando demasiado a los EE.UU., al punto de haberse constituido en una sede oficiosa del Africom, el comando militar unificado para Africa creado en 2007 por Bush y consolidado por Obama. Resulta l贸gico preguntarse c贸mo una gran potencia se puede dejar sorprender por un golpe del ej茅rcito que ella misma arma, entrena y realmente controla.
Precisamente cuando parec铆a que se hab铆a conseguido una Uni贸n Africana dispuesta a mantener el principio 鈥渟oluciones africanas para las crisis africanas鈥 las crisis como la de Mali o la de Somalia ya no son crisis africanas, sino que se promueven de oficio al rango de asuntos globales y se tratan en consecuencia. Seg煤n la l贸gica de la guerra al terrorismo todos los gatos son pardos. Poco importa que Mali, como todos los pa铆ses de la franja sahel-sudanesa de paso entre el 脕frica ¡rabe y el 脕frica negra se halle comprometida en delicad铆simos problemas del state building. La obsesi贸n por la 鈥渟eguridad鈥 complica irreparablemente los procesos internos en un clima de por s铆 vulnerable debido a las condiciones clim¡ticas y a la fragilidad de sus sistemas econ贸micos.
Al Qaeda es algo m¡s que un pretexto pero la exagerada defensa montada por los EE.UU. y sus aliados en un medio que es ante todo un espacio en movimiento que reproduce y perpet煤a, en todo o en parte, los fen贸menos que querr铆a conjurar. El fundamentalismo ¡rabe est¡ presente en el Sahel desde hace sesenta a帽os pero solo recientemente ha adquirido una actitud antioccidental. El Sahara es el reino de los tuaregs, y m¡s espec铆ficamente de la poblaci贸n bereber dedicada al comercio l铆cito e il铆cito por las antiguas rutas de las caravanas. Los Estados que se han conformado con ciudades y agricultura como signos distintivos no soportan la forma de vida de los n贸mades... Las fronteras son una garant铆a para los unos y un impedimento para los otros. La guerra genera el riesgo de compactar todas las rebeld铆as m¡s all¡ de los propios planes. Las negociaciones contrapropuestas a los bombardeos ten铆an el objetivo de separar a los movimientos independentistas que proclamaron el Estado de Azawad de las formaciones isl¡micas directa o indirectamente vinculadas a Al Qaeda.
De un solo golpe Francia ha superado a la Ecowas (The Economic Community Of West African States, N. de T. ), a la Uni贸n Africana y a la propia ONU, de la que se esperaba una resoluci贸n que diese v铆a libre. Europa ha considerado correcta la versi贸n de Par铆s. Veremos ahora cu¡l es la reacci贸n del gobierno italiano. Tal vez el ministro Riccardi que ha dicho muchas veces que Mali limita con Italia y apoy贸 la designaci贸n de Prodi como representante especial del secretario general de las Naciones Unidas para el Sahel, tenga tiempo de expresar lo suyo. El mismo Prodi ha sido bien recibido por los africanos, pese al fracaso de sus candidatos porque lo consideran 鈥渦n hombre de paz鈥. Qui茅n sabe si Hollande le inform贸 antes o despu茅s de su ataque. Por otra parte se dice que los comandos militares italianos est¡n ansiosos de encontrar otro lugar al que enviar sus tropas cuando se retiren de Afganist¡n.

Fuente: http://www.ilmanifesto.it/attualita/notizie/mricN/9065/