Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14765 al 14784 
AsuntoAutor
1/13 - XV ENCUENT Noticias
2/13 - México - El Noticias
3/13 - GEÓGRAFOS D Noticias
4/13 - FERROCARRIL Noticias
5/13 - 2012: el añ Noticias
6/13 - La bancarro Noticias
7/13 - México - El Noticias
Brazilian Geograph Hélio Ca
8/13 - GEÓGRAFOS D Noticias
9/13 - Obama dá si Noticias
10/13 - Brasil - A Noticias
11/13 - VIAJANDO: Noticias
12/13 - Borrando p Noticias
13/13 .- A privata Noticias
14/13 - Breve hist Noticias
15/13 - ESPECIALIS Noticias
16/13 - Cuadernos Noticias
17/13 - VIAJANDO: Noticias
PETROGLIFOS DEL RÍ Geóg. Ho
18/13 - Islandia.. Alexande
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15089     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 17/13 - VIAJANDO: De regreso del NOA
Fecha:Jueves, 3 de Enero, 2013  16:12:29 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 17/13
 
 

 

De regreso del NOA

 

Ya a fines de febrero, salimos de Cafayate rumbo al sur por la ruta nacional número cuarenta. Y prontamente ingresamos a la provincia de Tucumán donde visitamos las ruinas de los Quilmes, conjunto de viviendas que pertenecieran a dicho pueblo originario. La fortaleza se había mantenido en pie desde el siglo X d. C. hasta el XVII, momento en que sufrieran su más importante derrota militar a manos de los españoles, liderados por Francisco Mercado y Villacorta. Como a pesar de su rendición no pudieron ser sometidos, ya que muchos se suicidaban arrojándose desde un precipicio, los demás fueron obligados a trasladarse a pie casi mil quinientos kilómetros hasta una zona de bañados húmedos e insalubres a orillas del río de la Plata. Durante esa travesía, murió la mayor parte de ellos. Los sobrevivientes finalizaron sus días pereciendo por enfermedades pulmonares. No habían encontrado el algarrobo considerado sagrado, que les daba alimento, leña y bebida, y no conocían las hierbas medicinales locales, lo que les impedía sanarse. Actualmente en ese lugar, se encuentra una ciudad, que pertenece al conurbano de Buenos Aires, que se denomina Quilmes en referencia a la Misión de Santa María de los Quilmes. Mientras que en Tucumán, en la ciudadela reconstruida, se pueden observar casas de piedra, antiguas paredes de roca y cactus, destacándose las represas de agua que permitían el desarrollo del cultivo del maíz, base de la alimentación del pueblo.

Desde allí vía Amaicha del Valle, tomamos la ruta 337, y nos dirigimos a la ciudad de Santa María, bien al norte de Catamarca, que tenía la particularidad de no tener conexión directa con la capital provincial por vía terrestre. Y allí nos tomamos un descanso que aprovechamos para disfrutar del paisaje montañoso. Pero debido a una intensa lluvia, característica de la época del año, terminamos jugando al ping pong en un lugar cerrado.

Al día siguiente, desde los valles calchaquíes tucumanos, atravesamos la cuesta del Infiernillo. Al principio podíamos ver el precipicio a la derecha de la ruta, sin ningún tipo de contención y cúmulos hacia el frente, ya que nos desplazábamos a tres mil metros de altura. Pero al rato, ingresamos en una nube, y dentro de ella no lográbamos divisar siquiera la continuidad del camino. Fue entonces cuando recordé ese pasaje de Lin Yutang, que decía que los chinos llevaban a los turistas a lo alto de la montaña, para no ver absolutamente nada. El problema era que, en este caso, éramos seis a bordo de un auto que no funcionaba demasiado bien en la montaña, y que debíamos asomarnos por las ventanillas para indicarle a quien conducía hacia qué lado debía girar el volante.

Pero al atardecer, con unos reflejos nunca vistos, arribamos a Tafí del Valle, a dos mil metros de altura, por lo cual, pese a la latitud contaba con un clima sumamente agradable. Nos ubicamos en sendas cabañas y salimos a caminar. La localidad no contaba con más de cuatro mil habitantes estables, pero siendo verano, muchos tucumanos capitalinos se refugiaban allí andando a caballo o simplemente disfrutando del valle de Tafí.

Descendiendo mil seiscientos metros a lo largo de poco más de cien kilómetros, llegamos a la ciudad de San Miguel de Tucumán. ¡Qué calor inaguantable! Sumado al smog que estaba ausente en las otras ciudades visitadas. No teníamos ninguna intención de quedarnos, pero tuvimos que pernoctar allí para poner a punto el auto antes de continuar viaje.

Y al otro día, bajamos por el valle de Punilla, en la provincia de Córdoba. Ya nos habíamos desacostumbrado de ver tanta gente. Gran parte de los norteños, además de rosarinos y porteños, frecuentaban esa zona para vacacionar. Así que el tránsito se tornó lento, y tuvimos que hacer una nueva escala antes de llegar a Buenos Aires, que nos esperaba con más calor, humedad y smog. Habíamos regresado después de un mes de estar fuera de ella, y ya queríamos abandonarla nuevamente.

 

 

Ana María Liberali