Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14694 al 14713 
AsuntoAutor
782/12 - VIAJANDO: Noticias
783/12 - Niemeyer: Noticias
784/12 - "Mi vida" Noticias
785/12 - Pasajeros Noticias
786/12 - Sequía en Noticias
787/12 - O alfaiat Noticias
788/12 - Óscar Nie Noticias
789/12 - Incendio Noticias
790/12 - La izquie Noticias
791/12 - "La IV In Noticias
792/12 - CAMPAMENT Noticias
793/12 - LAS ISLAS Noticias
794/12 - Pasajeros Noticias
795/12 - Argentina Noticias
796/12 - A 25 años Noticias
797/12 - La más re Noticias
798/12 - Hamás cel Noticias
799/12 - Los feste Noticias
800/12 - Hamas pro Noticias
801/12 - VIAJANDO: Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 15009     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 793/12 - LAS ISLAS DE MÉXICO Y SU CARÁCTER GEOESTR ATÉGICO
Fecha:Sabado, 8 de Diciembre, 2012  10:34:30 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 793/12
 
 

LAS ISLAS DE MÉXICO Y SU CARÁCTER GEOESTRATÉGICO

 

Lilia Susana Padilla y Sotelo

Instituto de Geografía

Universidad Nacional Autónoma de México

 

 

 Resumen

 

En los espacios marítimos de México, se encuentran numerosas islas. Algunas tienen importancia regional incluso, son asiento de poblaciones humanas, tienen importancia  económica o poseen una biodiversidad de valores significativos, pero son lugares poco estudiados a pesar de que su carácter geoestratégico trasciende la seguridad nacional. De ahí parte el objetivo de este trabajo que es aportar elementos cognoscitivos que permitan caracterizar la generalidad de los espacios insulares en el contexto del territorio nacional, para poder valorar su papel relevante económico, geopolítico y destacar su significación para la nación. El trabajo inicia con una perspectiva general del espacio insular y de sus marcadas diferencias micro regionales para contextualizar el examen de algunas de las islas más pobladas. Se concluye con la valoración del carácter geoestratégico que deviene de su localización, población, economía y biodiversidad en un marco asociativo con los procesos globales en los que se ven inmersas por sus actividades económicas.

 

 

MEXICAN ISLANDS AND ITS GEO STRATEGIC CHARACTER

 

Abstract

 

Numerous islands are located at to the Mexican maritime space. Some of those islands have regional connotation due to their population, their economical magnitude or a considerable biodiversity, but nevertheless, those islands are relatively unknown places in spite of their  geo strategic  significance  that transcend the  national security. The main objective of this paper is to support knowledges and some arguments about the Mexican insular space relevance due to its economic, geipolitic and juridical role and its meaning for the nation. The paper shows a general perspective of the Mexican insular spaces and its remarkable microrregional differences in the wide national context as a basis for a more detailed approach to some examples of more populated Mexican islands, and conclude with a general assessment of the geo strategic quality which

 

Introducción

 

El territorio marítimo de México cuenta con extensos litorales hacía dos océanos, espacio de gran complejidad (Figura 1) que presenta numerosas islas, a su vez espacios poco estudiados, no obstante su papel geoestratégico para la protección del territorio nacional; además de que ciertas de ellas reúnen significativa población, aunque la mayoría se encuentran deshabitadas; además, cuentan con importante biodiversidad y son relevantes para la economía regional y del país.

Acordes con las nuevas formas de analizar en geografía la realidad social en relación con lo físico y lo económico que aparecen a finales del siglo XX que exigen el estudio de las diferencias, por una parte y la contextualización por otra de los espacios, es decir la indagación de las características locales de problemas universales ante las evidencias constantes de la concatenación sinérgica transescalar de problemas –como los sociales, los económicos o los ecológicos- hasta la generalización global, es que se enfoca este trabajo.

 

                                 Fuente elaboración propia de la autora

Figura 1. Localización Geográfica de México en el Mundo

 

Para un proyecto de análisis del territorio insular de México la información organizada y articulada debe estar en consonancia con la necesidad de abordar las partes y la totalidad de las problemáticas de la relación entre localización geográfica, población y economía de las islas consideradas para el proyecto del cual forma parte este estudio[1], que precisa evidenciar lo global inherente a los problemas, el contexto en que se manifiestan, las múltiples dimensiones que se vinculan entre los problemas mencionados mediante retroacciones mutuas entre la globalidad de los fenómenos manifiestos y la singularidad de su manifestación contextualizada en el lugar geográfico del cual se trate[2]. En concordancia, el presente estudio constituye el punto de partida del mencionado proyecto del cual se realizaran diversos trabajos y concluirá con un libro.

En base a las anteriores consideraciones y por la magnitud de los litorales de México surge la necesidad de considerar las islas en estudios académicos y en la planeación; no obstante, debe resaltarse que no existen la investigación, los recursos y la infraestructura suficientes para obtener adecuadamente el conocimiento del potencial que conlleva en general el territorio costero de México, menos aún el insular[3].

Cabe enfatizar la relevancia de su valor jurídico y económico, en función de que a las aguas que las rodean se aplican los regímenes del Mar Territorial, la Zona Contigua, la Zona Económica Exclusiva y la Plataforma Continental; en consecuencia inciden de manera

 

semejante a otras extensiones terrestres y gracias a las islas el territorio y soberanía nacional se proyectan hacia adentro del Océano Pacífico, el Golfo de México y el Mar Caribe. (Figura 2).

 

Espacios Maritimos

                                                          Fuente: elaboración propia de la autora

Figura 2. Importancia de las aguas marítimas para la seguridad nacional

 

En México la mayoría de islas se encuentran deshabitadas, al respecto solo destacan algunas como  Carmen, Cozumel y Cedros en orden de importancia, mismas que insertas en la globalización registran actividades que les conectan a nivel internacional, por ello se hace referencia a estas con el fin de mostrar el desarrollo que registran las más relevantes en cuanto a población, así como por analizar una de cada uno de los litorales con que cuenta México, Océano Pacífico (Cedros), Golfo de México (Carmen) y Mar Caribe (Cozumel), los dos últimos pertenecientes al Océano Atlántico..

En este trabajo se excluyeron los islotes, cayos, bajos, bancos y arrecifes que por su tamaño en relación con la escala de las cartas náuticas no tienen representación grafica.

En base a estas connotaciones el objetivo de este trabajo es aportar elementos cognoscitivos que permitan caracterizar el papel relevante de las islas en el contexto del territorio nacional,  mostrar el valor específico que significan para la nación y destacar su valor jurídico y económico, así como geoestratégico. Dando especial realce al papel que desempeñan para la soberanía nacional, así como por los recursos naturales que en ellas se encuentran y la biodiversidad con que cuentan. Considerando a manera de recorte metodológico a aquellas más pobladas.

 

  1. Perspectiva de análisis

Para acceder al conocimiento del espacio geográfico ocupado por la sociedad insular se requieren fundamentos teórico metodológicos adecuados a la indagación de sistemas-objetos articulados en las dinámicas que ocurren en el proceso del desarrollo. Las múltiples interrelaciones del complejo sistema que conforma la sociedad en su entorno insular, intervienen en diversos aspectos en el lugar y en el transcurso de un proceso dinámico en el que las islas se han visto inmersas.

Asimismo la percepción de lo global conduce al reforzamiento de la responsabilidad compartida y al reforzamiento de la solidaridad en cuanto a los procesos del desarrollo social en que la política no debe limitarse al crecimiento de las poblaciones insulares. Es necesario saber cuáles son los territorios, lugares, sectores y grupos donde el crecimiento es necesario

 

para el desarrollo. Ya que algunas de las islas como las aquí analizadas, como es el caso de Cozumel, por citar alguna de estas, se ven inmersas en dicho proceso de globalización por estar inserta en las redes de cruceros del Mar Caribe,  varios de los cuales arriban a la isla, a partir de lo cual se han desarrollado complejos hoteleros de cadenas internacionales.

De manera que en esta isla como afirma Hiernaux (1995) el concepto de espacio-tiempo simultáneo considerado como posibilidad de incidir al mismo tiempo en procesos que se desarrollan en diferentes lugares, favorece la apropiación del espacio sin estar forzosamente en él. Los agentes capitalistas, apoyados en las innovaciones tecnológicas de las comunicaciones y transportes y de la hotelería, controlan procesos fragmentados territorialmente e influyen, en tiempo real, en las actividades y el desarrollo de diversos espacios locales a partir de los espacios globales y sus redes. El espacio-tiempo simultáneo es por tanto una forma de la articulación de lo local con lo global; en ese contexto Cozumel aparece como un lugar de confluencia de estos ámbitos, con características de nodo de vinculación espacial, y también con las conflictivas que se hacen presentes en su interacción dinámica.

La divergencia entre las numerosas islas que existen en México, se deriva de aspectos de localización, físicos, poblacionales, urbanísticos, culturales y económicos, lo cual incide en ocasiones de forma negativa en su organización y naturaleza. En este contexto los elementos involucrados deberán reaccionar progresivamente para transformar sistemas y estructuras e introducir esquemas novedosos para la ordenación y organización del territorio insular, para dar respuesta a los diferentes retos que enfrentan.

En consecuencia para alcanzar los objetivos propuestos para el proyecto del cual forma parte este trabajo, se requiera de más de un modo de aproximación, de perspectivas específicas y de cierta manera discontinua para indagar  cuestiones que siendo generales en la concepción de la globalidad y los procesos que operan en la realidad contemporánea, asumen dimensiones muy diversas en la perspectiva local insular.

Hay que considerar que en las islas, asentamientos humanos locales pueden ocupar espacios pequeños, como es el caso que aquí atañe. Además constituyen un conjunto que se conecta mediante individuos que involucran la estructura del mismo espacio; su historia y las redes que les relacionan contribuyen a la dinámica espacio temporal a través del crecimiento y actividades económicas. El tiempo demuestra que las poblaciones distan en su estabilidad, algunas perduran, otras van modificando su estructura funcional. La explicación del desarrollo de los lugares en su contexto actual y en su evolución deriva del eje de las sucesiones y del eje de las coexistencias (Valenzuela, 2004).

Se trata entonces, de evidenciar la complejidad que se anida entre lo global y el contexto del espacio geográfico del territorio insular y mostrar las múltiples dimensiones que se vinculan en los problemas que se anidan entre la sociedad y su entorno en la globalidad de los fenómenos manifiestos y la singularidad de su manifestación en cada una, condicionada por los elementos geográficos sean sociales, físicos o económicos, propios de cada lugar, considerando también las retroacciones mutuas entre las dimensiones consideradas.

Las islas cuando cuentan con puertos, como sucede en las que aquí se mencionan, son lugares estratégicos de intercambio de mercancías y, de vínculo entre culturas y personas; punto de ruptura, a la vez que lugar de encuentro, intersección de rutas comerciales y zona de confluencia de ideas, valores y tecnologías de origen diverso. En ellas, características y funciones evolucionan en la medida en que las formaciones económico-sociales y las regulaciones interiores de los países se modifican (Martner, 1999).

El vivir en una isla potencia el sentimiento de unidad, de “casa común” de sus habitantes. Esta característica presenta una clara potencialidad en relación con la implicación de la población en proyectos capaces de ilusionar, si estos son compartidos por sus habitantes (Díaz, García y Martin, 1991).

 

  1. Localización geográfica de las islas de México

Existen diversas fuentes que proporcionan el número de islas con que cuenta México, así como la población que registran; sin embargo hay gran dificultad para encontrar información al respecto derivada de las diferencias de información en las fuentes, no obstante tener un gran potencial de integración y desarrollo y su carácter geoestratégico. En 1981 la Secretaría de Gobernación publicó el libro Régimen Jurídico e Inventario de las Islas Cayos y Arrecifes del Territorio Nacional; posteriormente en 1991 el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, a través de un Atlas del Territorio Insular Habitado de los Estados Unidos Mexicanos, 1990, con anexo estadístico, que no coincide totalmente con el atlas  hizo un recuento de Islas (INEGI, 1991), reportó la existencia de 3 067 elementos que emergen sobre la superficie de la zona económica exclusiva. Ciertamente no todos son islas, pues la lista comprende también cayos, arrecifes y peñones que se pueden apreciar en los mares de México. Más de 2 700 de esos elementos sobre el mar carecían de nombre. Al revisarse este anexo apareció que muchos de los elementos reportados eran insignificantes y que muchos más aparecían duplicados. Como consecuencia del trabajo de depuración del que fue objeto, mas adelante el INEGI ha reducido a 675 el número de dichos elementos que, sin duda alguna, constituye una cantidad importante y suficiente para considerarla objeto de un tratamiento especial de política para el país.

La imprecisión del atlas levantado por el INEGI se debió en gran medida a islas, islotes, cayos y arrecifes duplicados. Esta imprecisión es compartida incluso por servicios hidrográficos muy desarrollados, como el de Estados Unidos, que en su carta correspondiente a la región de las Islas Marías advierte que puede haber una diferencia de dos a cuatro millas náuticas en su posición verdadera (González, 1997).

Recientemente en 2009 se presentó el Catalogo del Territorio Insular de México en el Encuentro Nacional para la Conservación y el Desarrollo Sustentable de las Islas de México realizado del 26 al 29 de junio de 2009 en la ciudad de Ensenada, estado de Baja California, México, el cual ya se venía realizando desde 2005. La verificación del territorio insular se llevó a cabo en buques de investigación de la Secretaria de Marina, como resultado consideran 1644 elementos insulares, no especificando el tipo, y mencionado que no se pudieron verificar la totalidad de los mismos, ya que solo se logró datos concretos de 279, de ellas 230 del Océano Pacífico y 49 del Golfo de México. Asimismo mencionan quedaron otros 273 elementos insulares por verificar, la suma de los verificados y los que quedaron sin verificar, no concuerda con el total de elementos insulares que consideran como tales. Quedando nuevamente en la imprecisión la situación numérica insular de México (SEMAR, SEGOB, INEGI,  2009).

El conjunto de islas representa para México un importante activo, pues gracias a su posición geográfica se extendieron nuestra Plataforma Continental y nuestra Zona Económica Exclusiva en varios cientos de miles de kilómetros cuadrados. En esta expansión de derechos, tan sustancial, jugó un papel determinante la posición de las islas mexicanas. En el océano Pacífico, por la ubicación de las islas Guadalupe, Socorro y Clarión, estas últimas del archipiélago Revillagigedo. En tanto que en el Golfo de México jugaron un papel semejante los arrecifes Alacrán y Cayo Arenas, frente a las costas de Yucatán y Campeche, respectivamente (González, 1997) (Figura 3). Gracias a ellas México posee la decimotercera Zona Económica Exclusiva  (ZEE) de mayor extensión en el mundo, rica en recursos naturales.

Este mismo autor cita que la sociedad mexicana tiene una percepción débil del territorio insular. Difícilmente habrá quien pueda citar el nombre de media docena de islas. Ni los medios de comunicación ni la escuela han contribuido a mejorar el conocimiento insular.

La Superficie territorial  de México es de 1 964 375km2 de ella la Continental es de 1 959 248 km2,  la Insular es de 5 127 km2, distribuidos en aproximadamente 1 000 islas (nuevamente la cifra oficial no concuerda con lo anteriormente contabilizado al respecto por la misma institución) que representan solo el 0.3% del total del territorio nacional, de las cuales 470 tienen nombre.

 Las longitudes extremas del país corresponden a dos islas: al Oriente la Isla Mujeres 86° 42' 36" Oeste, hacia la península de Yucatán[4]; y al Occidente la Isla Guadalupe 18° 22' 00" Oeste hacia la península de Baja California[5]. Asimismo cuenta con algunos Archipiélagos como el de las islas Revillagigedo (INEGI, 2011).

 

                         Fuente, INEGI, 2012

Figura 3. Mar Territorial y Zona Exclusiva de México

 

En el recuento de territorio insular se incluyen islas pequeñas, islotes, cayos o rocas que no tienen nombre. Según cifras oficiales recientes, sólo 144 están habitadas por 618 930 personas, que equivalen a 0.6% de la población nacional (INEGI, 2011). Cabe destacar que la gran mayoría de las islas de México se concentran en el noroeste hacia el Pacífico de Baja California y Mar de Cortés o Golfo de California y en el Pacífico tropical. Y algunas, especialmente las del Mar Caribe constituyen un gran atractivo turístico (Figura 4).

Las islas de México registran gran potencial mega diverso, se ha realizado intenso trabajo de campo  por académicos, obteniendo una base de datos que ha recopilado hasta la fecha información de 2,520 especies marinas y 2,348 terrestres, registradas en 244 cuerpos insulares de México. Los que tienen mayor riqueza de especies marinas son Arrecife Alacranes, Clarión, Banco Chinchorro, Cozumel y Espíritu Santo. En cuanto a la riqueza de especies terrestres destacan Tiburón, Espíritu Santo, Cozumel, San José e isla Cerralvo.  Por otro lado algunas registran hechos de importancia como el contar una de las llamadas Tres Marías (Madre, Magdalena y Cleofas) en el Pacífico Mexicano, la María Madre con uno de los penales más antiguos de México.

En otro orden de ideas las islas mexicanas que se ubican en el mar patrimonial tienen distintos orígenes. En el caso de las que se localizan en el océano Pacífico muchas de ellas son de origen volcánico, lo cual se debe en gran medida por ubicarse en el Cinturón de Fuego[6]; incluso, en algunas de ellas existen volcanes activos, como el de Bárcena en una de las Islas Revillagigedo.

 

GUATEMALA

 

ESTADOS UNIDOS

 

 

              Fuente: elaborado sobre la base de Internet 1

Figura 4. Islas más importantes de México

 

En cuanto a las islas del Golfo de México son en general de origen aluvial, debido a ser  depósitos arenosos o arcillosos que emergieron al retirarse las aguas del mar, precisamente como barras aluviales, son pequeñas y se hallan cerca de la costa, como ocurre con Isla del Carmen del estado de Campeche, Sacrificios y Lobos en el de Veracruz.

Las islas del Mar Caribe también son pequeñas, pero en su mayoría tienen un origen coralino; las más importantes de esta región son Isla Mujeres y Cozumel, ambas situadas frente a las costas del estado de Quintana Roo.

De manera que la relevancia del territorio insular es múltiple en función de la zona en donde se localizan las islas, sus recursos naturales y sus atractivos. Hacia el Mar de Cortés o Golfo de California y en el océano Pacífico como Isla Cedros que registran un gran valor ecológico derivado de las especies que viven en ellas. En contraste en el Golfo de México y Mar Caribe su potencial se debe a las actividades económicas, en el primero resalta Isla del Carmen que registra importancia económica por su contribución en las actividades petroleras; y en el segundo están Cozumel e Isla Mujeres por el turismo.

 

  1. Las Islas habitadas de México más importantes

La población se ha incrementado en las islas al igual que en el resto del país. De acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda de 1990, había 31 islas pobladas, ascendiendo a 140 505 el número de sus habitantes. La más poblada es desde entonces la del Carmen, que alcanza 169 466 para el Censo de 2010; le sigue Cozumel con 77 236, de tal modo que entre estas dos incluyen el 90% de la población insular. Otras como Aguada, Cedros  y María Madre tienen entre 2 500 y 3 000 habitantes cada una; ocho islas más tienen entre uno y 900 habitantes, y las demás menos de 100.

Las islas mas grandes en cuento a su extensión son: Tiburón[7], Ángel de la Guarda, Cozumel y Cedros (INEGI, 2012a) y las que más destacan en cuanto a población como se menciono son las consideradas en este análisis: Carmen, Cozumel y Cedros, (Figura 5). Por lo cual son la base espacial de referencia insular, por ser representativas de los tres litorales con que cuenta el país, se referencian en un transecto norte sur, oeste este; 

entrelazadas por su carácter insular,  pertenencia a la Región Costera de México[8]  y  tener carácter portuario. Y si bien, localizadas distantes entre sí, mantienen similitud en cuanto a

su proyección hacia el exterior, derivada de la actividad portuaria globalizada que en ellas se desarrolla, en ocasiones mayor que con respecto a otras ciudades localizadas en la misma región en donde se ubican. Y están habitadas ya que ofrecen las condiciones  como el contar con agua.

En las figuras 6, 7 y 8 se presentan el crecimiento de población de las tres islas, se observa que las proporciones de población son totalmente diferentes, específicamente en el caso de Isla Cedros, sin embargo su importancia económica es de gran consideración.

 

Isla Cozumel

 

Isla Cedros

 

Mar

Caribe

 

Golfo de México

 

Estados Unidos

 

Océano Pacífico

 

Isla del Carmen

 

               Fuente: elaboración propia de la autora sobre la base de INEGI, 2011.

            Figura 5. Localización Geográfica de Islas Cedros, Carmen y Cozumel

Coordenadas extremas

 

Isla Cedros del estado Baja California, se encuentra a 23 km del macizo continental, en la región central de la península de Baja California hacia el Océano Pacífico pertenece al municipio de Ensenada, y es una de las islas más grandes del Pacífico mexicano, con una longitud de 37 km y ancho de 18 km. La parte occidental de la isla es barrida por los vientos provenientes del Océano Pacífico y los huracanes la golpean prácticamente cada año. Su origen es volcánico y presenta una cadena montañosa abrupta. Cuenta con una superficie de 347 Km². Las características topográficas aunadas a la humedad proveniente del océano en forma de niebla constante, constituye un fenómeno por el que se le conoce como La Nebulosa, por lo que se crean las condiciones ideales para que exista una alta diversidad de especies vegetales: hay más de 220 especies nativas de plantas y alrededor del 9% son endémicas, Es centro de articulación para la importante explotación de sal que se extrae de otra localidad en el continente, Guerrero Negro, de donde se traslada hacia su territorio en barco, ahí se procesa y se distribuye nacional e internacionalmente; por tanto cuenta con eslabonamientos hacia adelante y hacia atrás. La localidad original es Cedros, sin embargo a raíz de la creación de nuevas instalaciones portuarias se fundó la localidad de El Morro que le da nombre al puerto,  en donde se instauró el muelle para la sal en 1966,  el cual es uno de los más activos del país, por la carga que mueve, por ejemplo en el 2009  ascendió aproximadamente a ocho millones de toneladas de exportación de sal según el Anuario Estadístico de Puertos de México más reciente  (SCT, 2009)  (Figura 6). Cuenta con una población dividida en dos partes aisladas geográficamente entre sí, en las que se desarrollan principalmente dos actividades: la pesca, que aporta del 95% del aprovechamiento de abulón y el 50% de langosta y el embarque de sal que es de suma importancia.

 

             Fuente: INEGI, 2011 y 2012b

Figura 6. Crecimiento de Población de la localidad de Cedros

 

Isla del Carmen, del estado de Campeche forma parte del trópico húmedo, al suroeste de la península de Yucatán, Se comunica en el punto norte a través del puente de La Unidad[9] con la población de isla Aguada y hacia el macizo continental; y en el otro extremo, al sur por el puente El Zacatal, el más largo en América Latina, mide 3.86 Km. de largo que lo conecta con la península de Atasta. La explotación maderera que sufrió la isla durante el siglo XVII, provocó la deforestación de la zona, por lo que la economía carmelita debió encauzarse inicialmente a otros sectores como el comercio y exportación de productos, después a la captura de camarón. Posteriormente, con el descubrimiento de la existencia de petróleo, se crea la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), hoy en día su localidad principal es base de las operaciones petroleras, ya que de aquí se obtiene el 33% del gas nacional y el 83% del crudo del país. Destaca por ser un importante centro de operaciones de PEMEX en la Sonda de Campeche que constituye la zona de explotación de hidrocarburos más importante de México. Este puerto movió 163 mil toneladas de carga general de importación en 2009 (SCT, 2009).  Además, cuenta con gran potencial turístico por los numerosos atractivos naturales que posee. (Figura 7).

 

                Fuente: INEGI, 2011 y 2012a

Figura 7. Crecimiento de Población de la localidad de El Carmen

 

Y la isla del Cozumel del estado de Quintana Roo. Se ubica al sureste de México, en el mar Caribe, a unos cincuenta kilómetros de Cancún. Se formó de piedra caliza coralina y suelos arenosos. La elevación natural más importante en la isla está a menos de 13msnm. Cuenta con cenotes formados por la filtración de agua a través de la piedra caliza durante miles de años. Cuenta con uno de los arrecifes más grandes de todo el mundo: El arrecife de Palancar, por lo que está catalogado como área natural protegida. Se le conoce como Isla de las Golondrinas. La isla mide 48 km de Norte a Sur pero solo 16 de Este a Oeste; es la segunda mas habitada del país. Cozumel fue también refugio de famosos piratas alrededor del siglo XVII. Se relaciona con el turismo de cruceros del Caribe,  cuenta con el Puerto de cruceros más grande del país y con  la mayor oferta turística de buceo (Figura 8). El movimiento de cruceros es de gran magnitud en 2009 arribaron, 850 cruceros con una llegada 2 221 728 pasajeros (SCT, 2009). No obstante ser de las islas mas habitadas casi el 90 por ciento de su territorio está deshabitado.

 

               Fuente: INEGI, 2011 y 2012a

Figura 8. Crecimiento de Población de la localidad de Cozumel

 

Se aprecia claramente la diferencia en cuanto a los niveles de población de estas tres islas, si bien registran crecimiento las proporciones que distan mucho, Esto se debe a que los orígenes de las poblaciones que en ellas se localizan son diferentes.  Cedros cuenta con una localidad reciente, ya que el pequeño poblado empezó a desarrollarse de manera incipiente hacia principios del siglo pasado; es hasta la etapa en que se crea el muelle para recibir la sal que en la localidad continental de Guerrero Negro se extraía empresas japonesas a raíz del descubrimiento de depósitos de sal fósil en salitrales y se traslada a la isla. Por el negocio de la sal, Cedros es considerado uno de los puertos más grandes del país. En contraste Cozumel contó con habitantes prehispánicos.

Situaciones que han llevado a estas tres islas a transformaciones de sus componentes territoriales internos. En consecuencia en ellas convergen capital social, cadenas productivas y enfoque territorial en un marco asociativo con los procesos globales en los que se ven inmersas por sus actividades económicas. Asimismo, la presencia humana en las islas constituye un riesgo para la biodiversidad, ya que las actividades económicas que realizan implican cambios en el ambiente y paisajes.

 

  1. Carácter Geoestratégico de las Islas de México

Las islas de México, desde la Constitución de México de 1917 son de control directo del gobierno federal y solo algunas cuantas son de control estatal, como las aquí consideradas. En noviembre de 1994 entró en vigor la Convención sobre el Derecho del Mar, un año después de que 60 países depositaron el instrumento de ratificación correspondiente. Entre estos últimos estuvo México en diciembre del 2000 contaba con 135 Estados partes. Es instrumento del derecho internacional y establece el marco fundamental para todos los aspectos de soberanía, jurisdicción, utilización y derechos y obligaciones de los Estados en relación con los océanos. La Convención trata sobre el espacio oceánico y su utilización en todos sus aspectos: navegación, sobrevuelo, exploración y explotación de recursos, conservación y contaminación, pesca y tráfico marítimo (Internet 2).

Desde entonces como derecho internacional vigente, regula la explotación del Mar Territorial, la Plataforma Continental y la Zona Económica Exclusiva. En ésta se reconocen algunos aspectos de soberanía, como lo es todo lo relativo al aprovechamiento económico exclusivo de esas regiones, incluyendo en ello también a los fondos marinos.

La Convención considera también normas a propósito de la Investigación científica en los mares, e incluso estuvo precedida por resoluciones tendientes a desarrollar las infraestructuras nacionales de ciencia y tecnología marinas y de servicios oceánicos, a fin de preparar a los países en las responsabilidades que adquirían.

Entre aspectos nuevos que la Convención contiene, está el cambio de criterio respecto de las aguas internacionales y los fondos marinos subyacentes, en donde se localizan las islas. Hoy se reconoce, por ejemplo, que no es que no sean de nadie o de cualquiera, sino que son patrimonio común de la humanidad.

En el artículo 57 Constitucional se dice que La Nación ejerce derechos de soberanía sobre la Plataforma Continental y las Plataformas Insulares a los efectos de su exploración y de la explotación de sus recursos naturales.

En la octava reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención sobre la Diversidad Biológica, llevada a cabo en Curitiba, Brasil, en marzo de 2006, se adoptó el “Programa de Trabajo para la Conservación de la Biodiversidad en Islas” de la Convención sobre la Diversidad Biológica, cuyas metas principales son: 1. Conservación de la biodiversidad insular. 2. Uso sustentable de la biodiversidad insular. 3. Atender las amenazas a la biodiversidad insular. 4. Acceso y equidad en los beneficios de los recursos genéticos insulares. 5. Incremento de capacidades y financiamiento para la implementación del programa (Bezaury, 2009).

De manera, que con el fin de establecer una política insular, es necesario un diagnóstico que debe considerar el conjunto de islas diferenciadas del territorio continental, con magnitud territorial suficiente para justificar dicha política específica.

El cuidado y buen uso de las islas de México representan una oportunidad única para la conservación de la biodiversidad nacional y global, el desarrollo sustentable y la calidad de vida de las comunidades locales. Se puede citar el caso de Isla Cedros que cuenta con importantes mantos de algas o praderas de pastos marinos y algunas especies de origen local como lagartos, conejos, ciervos y ratones que solo existen en la misma. Para ello se han creado numerosas Areas Naturales Protegidas (ANP) en las islas.

El Territorio Insular Mexicano (TIM) es además un irremplazable como capital natural en términos de biodiversidad, por su aislamiento geográfico natural, y por albergar a una gran cantidad de especies de flora y fauna endémicas, únicas en el mundo, que conforman comunidades biológicas exclusivas de las islas.

Con el objeto de lograr construir la estructura legal que permita la conservación integral de la biodiversidad insular mexicana, se propuso la aplicación de una serie de estrategias (INE, 2012) con la finalidad de salvaguardar el territorio insular del país el Estado mexicano ha seguido hasta ahora tres estrategias principales:

La primera, tiene que ver con el ejercicio de la soberanía a través de mandatos que derivan de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 y los tratados internacionales de los que México es parte. Se han instalado bases permanentes de la Secretaria de Marina (SEMAR) y se ha establecido infraestructura básica en varios cuerpos insulares, sobre todo en las islas distantes.

La segunda en forma simultánea y también con relación a los temas de soberanía y desarrollo, en diversas islas el Estado mexicano se fomentó la constitución de sociedades cooperativas pesqueras, las cuales han tenido desde su origen comunidades locales asociadas. Estas organizaciones sociales aprovechan en forma ininterrumpida los recursos pesqueros de las aguas adyacentes al TIM desde la década de los treinta del siglo pasado.

La tercera Incorporando los valores del nuevo milenio, durante las últimas dos décadas, ha consistido en el establecimiento de Áreas Naturales Protegidas de carácter federal. A la fecha se han decretado 23 Áreas Naturales Protegidas (ANP) que ayudan a conservar la biodiversidad y la integridad del territorio insular. Casi todas las islas mexicanas de mayor riqueza biológica cuentan ya con un decreto federal que las protege. El hecho de que la gran mayoría de las islas mexicanas estén protegidas jurídicamente, demuestra que el Estado y la sociedad han optado por una política pública de conservación y uso sustentable de su territorio insular[10].

Recientemente se tiene  la elaboración del Catálogo del Territorio Insular (CDTIM) que se inició en 2005, bajo la coordinación de la  Secretaría de Gobernación (SEGOB). Se trata de un esfuerzo intersecretarial multidisciplinario donde participan la Secretaria de Marina (SEMAR), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), así como el Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI), el Instituto Nacional de Ecología INE) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 A la fecha se han hecho verificaciones de campo en toda la Zona Económica Exclusiva del país y actualmente se trabaja en la edición final del CDTIM, en el cual se enlistan los elementos insulares presentes en las distintas regiones marinas de México, en correspondencia con las regiones ecológicas marinas: Golfo de México, Mar Caribe, Golfo de California, Pacífico Norte, Pacífico Central e Istmo de Tehuantepec. (INE, 2012)

Así en este estudio del territorio insular como el presente convergen elementos físicos, sociales y económicos, así como políticos, los cuales en conjunto le infieren su relevancia geoestratégica.

 

Conclusiones

·      La superficie  Insular es de 5 127 km2, distribuidos en aproximadamente 1 000 islas que representan solo el 0.3% del total del territorio nacional, de las cuales solo 470 tienen nombre.

·      El territorio insular de México es un espacio poco estudiado, no obstante el carácter geoestratégico que representa, los recursos naturales con que cuenta y la biodiversidad que en el mismo se encuentra.

·      Las longitudes extremas del país corresponden a dos islas: al Oriente la Isla Mujeres 86° 42' 36" Oeste, hacia la península de Yucatán; y al Occidente la Isla Guadalupe 18° 22' 00" Oeste hacia la península de Baja California.

·      Derivado del territorio insular México posee la decimotercera Zona Económica Exclusiva  (ZEE) de mayor extensión en el mundo, rica en recursos naturales.

·      Existen notables deficiencias en el registro y denominación de las islas de México, por lo que su estudio se dificulta.

·      Entre las islas habitadas de México se pueden considerar de importancia Carmen, Cozumel y Cedros, aunque con notables diferencias.

·      Estas tres islas han vivido situaciones que las han llevado a transformaciones de sus componentes territoriales internos.

·      Por la amplitud de sus litorales las islas de México tienen una diversificación en lo que a su origen y conformación se refiere.

·      En las islas consideradas convergen capital social, cadenas productivas y enfoque territorial en un marco asociativo con los procesos globales en los que se ven inmersas por sus actividades económicas.

·      Las islas cuando cuentan con puertos, como sucede en las que aquí se mencionan, se convierten además en lugares estratégicos de intercambio de mercancías y, de vínculo entre culturas y personas; así como punto de ruptura y encuentro, intersección de rutas comerciales y zona de confluencia de ideas, valores y tecnologías de origen diverso.

·      Desde la Constitución de México de 1917 son de control directo del gobierno federal y solo algunas cuantas son de control estatal, como las aquí consideradas.

·      Las islas de México cuentan con una importante biodiversidad.

·      Se han implementado por parte del gobierno, una serie de estrategias con la finalidad de salvaguardar el territorio insular del país.

 

 

Bibliografía

 

Bezaury, J. (2009). “Instrumentos Legales para la Conservación del Territorio Insular Mexicano  The Nature Conservancy – Programa México” en Encuentro Nacional para la Conservación y el Desarrollo Sustentable de las Islas de México del 23 al 26 de junio, 2009 Ensenada, Baja California. México. Consulta junio de 2012. Disponible en: http://www.ine.gob.mx/descargas/islas/62_res.pdf

Díaz. A. García, F.  y Martin, M. (1991). “Comparación de estilos de desarrollo insular: el caso de la Isla de La Palma”  en Ecología Insular Coordinador Gorman, L. Editorial Vedra, España. Consulta junio de 2012. Disponible en: http://www.ucm.es/info/ec/jec7/pdf/com8-4.pdf

González, M. (1997). “El territorio insular como frontera” en Frontera Norte Vol. 9, Núm 17,

Enero-Junio de 1997. Baja California, México.

Hiernaux, D. (1995): "La región insoslayable"  Revista Eure, Vol. XXI, Nº 63, Junio. Santiago de Chile,  Instituto de Estudios Urbanos. PUC. Santiago de Chile.

 Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) (1991). Atlas  del Territorio Insular Habitado  de los Estados Unidos Mexicanos, 1990. México.

Instituto Nacional de Ecología (INE) (2012). Estrategia Nacional para la Conservación y el Desarrollo Sustentable del Territorio Insular Mexicano Coordinadores Alfonso Aguirre Muñoz Karina Santos del Prado Ana E. Marichal González  Federico A. Méndez Sánchez México, 2 Impreso / Electrónico. México.

Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). 2011. Censo General de población y vivienda, 2010. México. Consultado mayo de 2012 Disponible en: http:www.censo 2010.org.mx

Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) (2012a). Archivo Histórico de localidades 1900 a 2005.  Mexico. Consulta  abril de 2012. Disponible en: http://mapserver.inegi.org.mx/AHL/

Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) (2012b).Cuéntame México. México. http://cuentame.inegi.org.mx/territorio/islas/default.aspx?tema=T

Martner,  C. (1999).  “El puerto y la vinculación entre lo local y lo global” en EURE (Santiago), Set. Vol.25, No.75, pags.103-120. ISSN 0250-7161.: Chile. Consulta  febrero de 2012. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S025071611999007500005&lng=es&nrm=iso.

Morín, E. (1999). Los siete saberes necesarios para  al educación del futuro. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).  París, Francia. http://www.unmsm.edu.pe/occaa/articulos/saberes7.pdf

Padilla L. Juárez M. y Propin E. (1997). “El proceso de urbanización en las costas mexicanas entre 1980 y 1990: dimensión regional y expresión local, geografía y desarrollo” en Revista del Colegio Mexicano de Geografía A.C. 14:21-36. México.

Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) (2009). Anuario Estadístico de los Puertos de México, 2009. Consulta mayo de 2012, Disponible en: http://www.sct.gob.mx/fileadmin/CGPMM/estadisticas/anuarios/2009/index.htm

Secretaría de Marina (SEMAR), Secretaria de Gobernación  (SEGOB), Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) (2009) “Catalogo del Territorio Insular de México” en Encuentro Nacional para la Conservación y el Desarrollo Sustentable de las Islas de México del 26 al 29 de junio de 2009 en Ensenada, Baja California, México. http://www.ine.gob.mx/descargas/islas/91_plenaria.pdf

Valenzuela, C. (2004). “Reflexiones sobre la Dialéctica de Escalas en el Examen de los Procesos de Desarrollo Geográfico Desigual”. En Biblio 3W  Revista Bibliográfica de Geografía Y Ciencias Sociales. Vol. IX, nº 552, 15  de diciembre de 2004, España.

 

 

Sitios en Internet

 

Internet 1

http://mr.travelbymexico.com/962-islas-de-mexico/

Internet 2

http://www.cinu.org.mx/temas/Derint/dermar.htm

 

 



[1] El estudio forma de una serie de trabajos que se realizarán para un proyecto financiado por el  Programa de Apoyo a Proyectos de Innovación e Investigación (PAPIIT) (Clave  IN300512) de la Dirección General de Apoyo al Personal Académico (DGAPA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) denominado "Carácter geoestratégico de tres islas de México: Cedros, Carmen y Cozumel desde la perspectiva de su ubicación, población y economía".

[2]  "Al respecto en el mundo occidental u occidentalizado aprendemos que el modo predominante de conocimiento se fundamente en la separación de disciplinas, y no solamente de éstas… Poder situar todo en su contexto, en su globalidad….., ese es el conocimiento pertinente del cual es necesario enseñar los principios porque afortunada o desafortunadamente nos encontramos en un planeta donde todo es interdependiente.  Necesitamos un conocimiento capaz de unir las partes al todo y el todo a las partes, porque no son solamente las partes las que pueden causar perturbaciones……, sino que el todo también influye en las partes” (Morin, 1999) 

[3] Debe señalarse que el territorio insular de México no sólo comprende las islas que se ubican en su mar patrimonial,  existe algunas continentales en sus lagos y lagunas, tal es el caso de Janitzio ubicada en el lago de Pátzcuaro. En este estudio solo se hace referencia a las de los mares.

[4]  Se localiza al este de la península de Yucatán, en el Mar Caribe tiene una longitud de 7 Km por 1 Km en su parte más ancha.  Dentro de su territorio se encuentra el Cabo Catoche, que es el punto más septentrional de dicha península. Cuenta con territorio completamente plano.

[5] Se localiza en el Océano Pacifico hacía el oeste la Península de Baja California, separada del continente por profundidades oceánicas de 3 600 metros. isla oceánica de origen volcánico de terreno extremadamente pedregoso, formada por la erupción de lava surgida de las profundidades del piso oceánico hace aproximadamente siete millones de años, por lo que nunca ha estado conectada al continente               

[6] El Cinturón de Fuego del Pacífico es el área donde mayor número de terremotos y erupciones volcánicas se producen en la cuenca del Océano Pacífico. Es un resultado directo de las placas tectónicas, el movimiento y la colisión de las placas de la corteza.

[7] Es la isla más grande de México, 1 200 km2., ubicada en el Mar de Cortes o Golfo de California, al este de la Península de Baja California. Su nombre se debe a la gran cantidad de tiburones que buscan alimento en los numerosos bancos de peces que existen en sus alrededores.

[8] La Región Costera de México está constituida por 167 municipios pertenecientes a 17 estados que cuentan tienen contacto con el mar, de acuerdo a un estudio realizado por Padilla, Juárez y Propin (1997).

[9] Es el segundo puente más largo del Estado de Campeche; comunica la población de Isla Aguada con la Isla con la Isla del Carmen  fue construido entre 1982 y 1984, dando continuidad a la carretera que comunica con el sureste del país. Anteriormente se pasaba en un transbordador, conocido localmente como “panga”

[10]  Estas estrategias según Bezaury (2009) se concretan en lo siguiente:

Los procesos individuales incluyen:

Continuar con los procesos de inclusión de las zonas marinas alrededor de ANP insulares existente, ya sea individualmente o agrupadas en archipiélagos. (Cerralvo, San José, Encantadas, San Jorge etc.)

Creación de nuevas ANP que incluyan tanto el territorio insular, como sus zonas marinas aledañas. (vg. Islas del Pacífico, Isla Cozumel federal y estatal, etc.)

Reforzamiento de los programas de ordenamiento ecológico del territorio en islas habitadas (vg. Cozumel, Isla Mujeres).

Los procesos genéricos incluyen:

Ley, reglamento o estatuto reglamentario de los Artículos 27, 42 en cuanto al control de las amenazas y conservación de la biodiversidad en el territorio insular mexicano. (Legislativo)

Reglamento de la ley, en su caso (Ejecutivo)

Norma Oficial Mexicana (Ejecutivo)

Modificaciones a la LGEEPA y su Reglamento en materia de ANP para compatibilizar los programas de manejo y los planes de desarrollo urbano de los centros de población ubicados dentro de las ANP. (Vg. Ciudad del Carmen, Chiquilá, etc.).

 


 

 Ponencia expuesta en el XIV Encuentro Internacional Humboldt. Las Termas de Río Hondo, provincia de Santiago del Estero - Argentina. 15 al 19 de octubre de 2012.