Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14654 al 14673 
AsuntoAutor
751/12 - Elogio de Noticias
752/12 - Fuerte ad Noticias
753/12 - La izquie Noticias
754/12 - La China Noticias
755/12 - El pivote Noticias
756/12 - El ocaso Noticias
Re: NoticiasdelCeH Eliana G
Re: NoticiasdelCeH Eliana G
757/12 - La huelga Noticias
758/12 - Argentina Noticias
759/12 - alto el Noticias
760/12 - Francia : Noticias
761/12 - Obama II: Noticias
762/12 - La filoso Noticias
Re: NoticiasdelCeH Esteban
763/12 - Relatos d Noticias
IMPERIALISMO COLOM Geóg. Ho
764/12 - Pasajeros Noticias
765/12 - Presentac Noticias
766/12 - Evolucao Alexande
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14963     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 756/12 - El ocaso del sueño americano (4ta. Parte)
Fecha:Domingo, 25 de Noviembre, 2012  18:46:04 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 756/12
 

 

El ocaso del sueño americano

(4ta. Parte)

 

 

Alfredo César Dachary

 

 

         Según comenta Arianna Huffington, en el 2008 cuando empieza a sentirse el terremoto financiero en Wall Street, David Brooks, columnista de The New York Times, predijo el surgimiento de una nueva clase social, “la antigua clase media”, integrada por todos los que se habían arruinado al producirse la recesión y se quedó corto porque se les sumaron los que se quedaron sin empleo.

Esta situación fue un verdadero descubrimiento para el ciudadano medio, el que había comprado la idea según la cual el trabajo duro y el juego limpio le garantizaban prosperidad y estabilidad, aunque en realidad esto era una pantalla, ya que en Wall Street se ocupaban de la transferencia masiva de riqueza de la clase media a los más ricos del país, que nunca fueron afectados personalmente por esta crisis, ni siquiera en lo moral, porque no estaba en el menú del poder.

Como una burla en el 2010, el Proyecto Hamilton realizado en el centro de investigaciones que fundara Robert Rubin, ex Secretario del Tesoro y beneficiario del sistema sostenía “… la tradición estadounidense de expandir las oportunidades de una generación a otra está en peligro porque hemos fracasado en hacer las inversiones necesarias en capital humano, físico y ambiental…”

En cuarenta y cinco Estados hay una serie de recortes en educación, salud y otros servicios que daba el Estado y ello se refleja hoy que la situación se ha vuelto más difícil para la clase media agraviada, reducida y acotada.

·         California ha eliminado el CalWORKs, que era un Programa de California de Oportunidades de Trabajo y afecta a 1.500,000 personas, y por reducción de ayuda a guarderías afecta a 142,000 menores.

·         Minnesota terminó programas de asistencia sanitaria para 21,500 adultos, empleados con bajos ingresos y sin hijos.

·         Rhode Island ha eliminado la cobertura sanitaria de 1,000 familias de bajos ingresos.

·         Maine ha recortado las becas escolares y ayuda para hogar de indigentes.

·         Utah ha eliminado la ayuda para el programa de Medicaid para terapia física, ocupacional y lenguaje.

·         Alabama ha cancelado los servicios a 1,100 ciudadanos mayores, para permanecer en su casa y no ser enviados  a residencias de ancianos.

·         Georgia recortó 112 millones de dólares de un programa para cerrar la brecha entre distritos escolares ricos y pobres.

·         Arizona ha reducido las ayudas en dinero para 38,500 familias de bajos ingresos.

·         Virginia ha disminuido los pagos a personas con retraso mental, enfermedad mental o adicción a las drogas.

·         Illinois ha reducido los fondos de bienestar infantil y juvenil.

·         Connecticut recortó los programas de prevención al maltrato infantil y asistencia legal a niños desamparados.

·         Massachusetts hizo recortes en programas de protección infantil, atención preescolar y servicio para niños con necesidades especiales.

 

Estos recortes van orientados a reducir el apoyo del Estado a los grupos más vulnerables, los más pobres, los que necesitan ineludiblemente del apoyo del Estado y sin éste están condenados al desamparo.

Esto coincide con el estudio del Centro de Estudios del Mercado Laboral de la Universidad de Northeastern, cuyos resultados son:

-      En el grupo de ciudadanos con ingresos de 150,000 dólares al año, la tasa de desempleo fue del 3% en el 2009.

-      Para los que reciben el ingreso familiar medio, la tasa fue del 9%.

-      Para el 10% con menor ingreso la tasa fue del 31%.

Esto se refleja en la pobreza, ya que en entre el 2007 y 2008 más de 800,000 familias intentaban terminar el mes con un ingreso anual de 25,000 dólares, y en este mismo período la tasa de pobreza en los suburbios de las grandes áreas metropolitanas creció en un 25%.

La tendencia siguió avanzando y en el 2011, el salario promedio de todo el país siguió cayendo un 1.5% promedio, mientras 46.2 millones de personas siguen por debajo de la línea de la pobreza, que unidos a los que han bajado en la clase media ya forman un grupo muy significativo en el país. Los ciudadanos que no tienen seguro médico son 50 millones.

Nuevo México es el Estado con mayor nivel de pobreza, el 22.2%, según la Oficina del  Censo, le siguen Louisiana, el Distrito de Columbia, Carolina del Sur, Arkansas y Georgia. Washington, la capital del país, tiene el 19% de pobreza, uno de cada cinco ciudadanos está debajo del nivel de pobreza y la ciudad está en el tercer lugar como las que tiene mayor distancia entre ricos y pobres, la primera es Atlanta, capital del Estado de Georgia.

La pobreza, la caída de la clase media y el alto endeudamiento del Estado son todos síntomas que algo está pasando, y es que no sólo esto afecta a las personas o grupos sociales diversos, sino también a las instituciones, que son las que les sirven a las personas y mucho más a los pobres y demás ciudadanos de bajos ingresos.

De allí que es grave que muchos municipios de este país estén casi en quiebra ante la imposibilidad por falta de fondos de poder pagar los servicios y a sus empleados. Por ejemplo, San Bernardino, en el Condado de Los Ángeles con más de 200,000 habitantes y una de las veinte ciudades más grandes de California, es la tercera ciudad del Estado que solicita bancarrota, al tener un déficit de 45,8 millones de dólares. Se le adelantaron en la solicitud de quiebra las ciudades de Stockton y Mammoth que tenían deudas por 26 millones y 43 millones, respectivamente.

Stockton, a menos de 100 km. de San Francisco, tiene el segundo más alto índice de embargos y remates hipotecarios de Estados Unidos, la tasa de desempleo se duplicó en la última década en 16% y un quinto de sus ciudadanos, 20% viven por debajo de la línea de pobreza.

Pequeños pueblos o grandes ciudades, municipios y estados están acorralados por sus deudas y la incapacidad de obtener fondos federales para poder saldarlas.

Para Michael Hudson, ante este dilema las autoridades municipales  comienzan a recortar los servicios como la recolección de basura y la vigilancia. En Detroit, el Ejecutivo se negó a mantener los servicios funerales, que eran financiados por el municipio, ante la falta de fondos de los parientes del muerto. En Camden, Nueva Jersey, pese a ser una ciudad muy peligrosa, los concejales tomaron la decisión de reducir el número de policías a casi la mitad.

La deuda de los Estados, condados y municipios en Norteamérica es una especie de burbuja inmobiliaria que los economistas que han realizado una evaluación de la misma la estiman en más de 2,000 millones de dólares, una cifra elevada  dada la actual situación de crisis de deuda del país.

En Arizona, la gobernadora Janice K. Brewer debido a la crisis de su Estado ha tendido que hacer recortes, entre ellos, en el sector salud lo cual derivó en un retraso en las operaciones, que llevó a la muerte a un enfermo en espera de la misma.

Las calles de New York cada día se asemejan más a un basurero por la enorme deuda contraída con las compañías de limpieza, lo cual hace recordar que cuando cayó el imperio romano, Roma era una ciudad abandonada y sucia, que su gente quería abandonar para irse a vivir al campo.

El ocaso del imperio tiene su diferentes facetas que se pueden ver por partes, pero lo que da una idea final, es que la deuda pública de Estados Unidos en el 2011 llegó al 99% del PIB y en junio del 2012 al 103% del PIB.

¿Cómo se llegó a esta situación?, ¿es una estrategia o forma parte de una situación que se ha ido de las manos y que los grandes grupos financieros internacionales intentan salvarse solos a costa de esta nación?

La desesperación por la deuda, por la crisis, por una sociedad que ha perdido la fe es el mejor combustible para estallar una guerra cuyo costo no podrá calcularse de antemano.

Los imperios caen desde adentro; ayer las legiones dispersas en el mundo conocido se enteraron de la caída del imperio por los correos ecuestres, hoy el imperio con mil bases en todo el globo, verá por Internet, el largo y complejo proceso del ocaso de una hegemonía, que como todas tiene un tiempo de vida y que pese a los fanatismos empieza a cambiar.

 

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx