Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14541 al 14560 
AsuntoAutor
688/12 - Comunismo Noticias
689/12 - O ano em Noticias
690/12 - Pasajeros Noticias
RE: Notici asdelCe Vicente
691/12 - Pasajeros Noticias
692/12 - Relatos d Noticias
693/12 - Pasajeros Noticias
694/12 - Argentina Noticias
FW: Rv: La cacerol Vicente
695/12 - Primera C Noticias
696/12 - El XIV En Noticias
697/12 - "El neoli Noticias
698/12 - Pasajeros Noticias
=?utf-8?B?TE9TIEdF Eliana G
699/12 - España - Noticias
700/12 - Colombia: Noticias
701/12 - Brasil - Noticias
702/12 - El ocaso Noticias
703/12 - ¿Qué ocur Noticias
704/12 - Pasajeros Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14859     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 700/12 - Colombia: temor tras una matanza
Fecha:Sabado, 10 de Noviembre, 2012  13:44:47 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 700/12
 
Geografía y lucha de clases (2)
Dialéctica campo/ciudad e intervención estatal
 

Violencia

Colombia: temor tras una matanza

En el Norte, diez campesinos fueron asesinados por bandas criminales

BOGOTÁ.- La masacre de diez campesinos, que fueron enterrados ayer en el norte de Colombia, revivió el terror en una región donde las bandas criminales que nacieron tras la desmovilización de las temidas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) mantienen aún el control y el poder territorial.

Intimidadas por la matanza, centenares de personas escapaban ayer desde las zonas rurales hacia los cascos urbanos ante el temor de que los delincuentes al servicio del narcotráfico volvieran al ataque.

El miércoles pasado en la noche un grupo de tres criminales llegó a la zona de Santa Rosa de Osos, departamento de Antioquia, 275 kilómetros al noroeste de Bogotá, e ingresó a la finca La España, dedicada a la producción de tomate de árbol.

Los bandoleros agruparon a los campesinos, nueve hombres y una mujer, que estaban terminando sus labores, les arrojaron una granada y luego los remataron con ráfagas de fusil.

Desde Twitter, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo: "Los tenemos en la mira".

"Esto es el infierno", fueron las palabras que le dirigió el secretario de Gobierno de Antioquia, Santiago Londoño, al gobernador del departamento, Sergio Fajardo, cuando llegó al lugar de la masacre y se encontró con el dantesco escenario.

Desde Bogotá, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, recordó que, recientemente, fue capturado en la zona de Antioquia el jefe de la banda criminal de Los Rastrojos, "por lo que no descarto que esa captura tenga que ver con este acto criminal".

Disputa por el territorio

En efecto, las bandas criminales se encuentran en una disputa por el control del territorio, que es utilizado por el narcotráfico como un corredor para la salida de las drogas hacia el Caribe.

Dos de los grupos que están en conflicto en la zona, Los Rastrojos y Los Urabeños, surgieron precisamente como desmembramiento del grupo de extrema derecha conocido como las AUC.

Esta agrupación decidió no sumarse a la desmovilización llevada a cabo entre 2003 y 2006 durante el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), y luego se dividió en varios grupos.

A finales de diciembre del año pasado, estas bandas criminales paralizaron todo el norte de Colombia mediante una desafiante huelga armada que duró varios días ante los ojos atónitos del Gobierno, las fuerzas de seguridad y los ciudadanos.

Una de las versiones que circulaban ayer en Antioquia indicaba que Los Rastrojos habían perpetrado la masacre en venganza por el impago de una extorsión exigida al propietario. Y debido a que el dueño posee otras haciendas en la zona, cundió entre los campesinos el temor de que podrían ocurrir hechos similares.

"Asesinar campesinos para enviar un mensaje a otras personas reviste un grave peligro para los derechos humanos y el futuro del país", indicó el representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Colombia, Todd Howland.

Ayer, cientos de personas se congregaron en la catedral del municipio de Santa Rosa de Osos para asistir a las honras fúnebres en recuerdo de las víctimas. "Es terrible, es dolorosísimo. No tiene uno palabras para rechazar eso, sólo pedirles a los asesinos que cambien", dijo el obispo de la población, Jorge Ossa.

Este tipo de masacres acentúa además un problema grave que padece el país y es el desplazamiento de millones de civiles aterrorizados.

De acuerdo con cifras oficiales, más de 3,7 millones de personas han sido desplazadas en Colombia en los últimos años como consecuencia del conflicto armado interno, en el que han participado guerrillas izquierdistas, paramilitares de extrema derecha y narcotraficantes.

Agencias AP y EFE.