Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14497 al 14516 
AsuntoAutor
658/12 - "Interven Noticias
659/12 - La UE pre Noticias
660/12 - XV Encuen Noticias
661/12 - MONAREFA Noticias
662/12 - Pasajeros Noticias
=?utf-8?B?UmU6IE5v Jeronimo
663/12 - Relatos d Noticias
=?utf-8?Q?RE:_Noti Vicente
664/12 - España - Noticias
665/12 - Pasajeros Noticias
Re: NoticiasdelCeH Gerardo
666/12 - Debate - Noticias
667/12 - Exigen mi Noticias
Fallecimiento de l Norma Me
Re: NoticiasdelCeH amain
668/12 - Nuestra d Noticias
669/12 - XV Encuen Noticias
670/12 - La libert Noticias
671/12 - Pasajeros Noticias
672/12 - Pasajeros Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14817     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 670/12 - La libertad secuestrada y la democracia simulada
Fecha:Lunes, 29 de Octubre, 2012  00:03:57 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 670/12
 
 

 

La libertad secuestrada y la democracia simulada

 

         “El presidente debe emplear el poder de América para poder moldear la historia”. Mitt Romney.

                                                                 

 

Alfredo César Dachary

 

La frase del candidato a Presidente de Estados Unidos, en la próxima elección de noviembre del 2012, es una síntesis de la nueva derecha norteamericana acorralada por la realidad del mundo.

Hablar de América como Estados Unidos o como este país y sus colonias del sur, ya es un acto de soberbia que no encaja en esta época donde el mundo presencia la gran crisis del sistema y la emergencia de nuevos países con un gran potencial de crecimiento económico y reducción de la pobreza, algo que ha crecido en el país del norte.

La libertad y la democracia han sido el eslogan y no los principios en la larga y tortuosa carrera de Estados Unidos desde el siglo XIX, en que anexó la mitad de México y luego integró el archipiélago de Hawái, dominó Cuba y ocupó Filipinas para luego realizar una larga historia de atropellos a países mayormente pequeños, hasta que llegó al atrasado y agrario Vietnam, donde tuvo su primera gran derrota, impulsada desde dentro del país por los jóvenes y desde fuera por el mundo y el valor de resistencia del pueblo de Vietnam.

Hoy vemos la primera gran guerra global a un país que casi vive en el medioevo, Afganistán, y que sus guerrilleros los están obligando a abandonar el país en 2014, una nueva derrota sufrida por gente que vive en un desierto y manejan armas atrasadas frente a potencia mundial del mayor ejército del planeta.

En Irak, la victoria fue a lo pírrico, ya que debieron salir rápido porque el antinorteamericanismo crecía día a día, y así sigue Somalia y hoy las nuevas revoluciones encabezadas por los hermanos musulmanes.

Estados Unidos, al igual que Inglaterra, pretende trazar las fronteras del mundo y transformar la soberanía en un decorado para que los países se alineen a través de sus intereses y, con ello, reciban la bendición de ser democráticos y libres, como lo fueron las dictaduras genocidas del sur, primero promovidas y luego condenadas, cuando dejaron de ser un factor necesario para controlar a estos países.

Hoy Estados Unidos ha decidido, siguiendo la idea de Romney, aunque en el gobierno de Barack Obama, de rearmarse y expandir sus bases que ya son más de mil en todo el mundo y generar una estrategia que el Departamento de Defensa de ese país denomina “la política de defensa para el hemisferio occidental”, la cual fue discutida en Punta del Este, Uruguay en el mes de agosto y pocos días después en la OTAN.

El presidente Obama afirmaba: “…creo que hoy en día, en el continente americano, no hay socios principales ni socios secundarios; hay socios con igualdad de condiciones. Pero las sociedades equitativas a su vez exigen un sentido de responsabilidad compartida. Tenemos obligaciones recíprocas, y hoy en día Estados Unidos trabaja con países de este hemisferio para cumplir con nuestras responsabilidades en varias esferas importantes” (Obama, marzo 2011, Chile).

Lo equitativo suena a sorna, las obligaciones reciprocas a mandato, ¿por qué debemos seguir un camino trazado por otros y no buscar el de la conveniencia para el país y la región de entorno? Es un tema de decisión política, ya sea la imposición desde fuera o la elección desde dentro.

Leon Panetta, Secretario de Defensa de Estados Unidos, planteó “Mantener el liderazgo mundial de Estados Unidos: prioridades para la defensa del siglo XXI”, una guía estratégica en materia de defensa para la próxima década, donde el enemigo es Al Qaeda, algo fuera de las realidades de Latinoamérica, y un problema importante para Estados Unidos.

El documento afirma: “…Estados Unidos está en un punto de inflexión estratégico” y a medida que se va retirando de Irak y Afganistán, las fuerzas armadas de Estados Unidos miran hacia Asia y el Pacífico, donde se desarrolla una verdadera guerra contra China, el país emergente junto a India, Rusia, Brasil y Sudáfrica entre los pioneros, todos países que pretenden defender sus intereses y no ser comparsa de los que plantea Estados Unidos, como lo han sido muchos a la guerra perdida en Afganistán, para algunos la primera guerra global en la que aparecen ejércitos de muchos países, incluido el alemán, pero que todos hoy se quieren regresar ante un derrota evidente y un desgaste cuyo precio puede ser muy alto para cualquier país y sus autoridades.

Alfredo Jalife enuncia dos opiniones más sobre esta compleja situación, una es la opinión del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, que confiesa que la situación financiera global se encuentra fuera de control y la otra es del Almirante James Stavridis, de la Armada de Estados Unidos que comenta que el mundo tiene una situación parecida a 1914 en los Balcanes. Hechos que sumados a otros hacen entender la actitud defensiva y a la vez ofensiva del imperio en caída.

La respuesta a esto por parte del Presidente y el Departamento de Estado, es que, “enfrentamos responsablemente los desafíos actuales y que salgamos aún más fuertes de manera de que se preserve el liderazgo mundial de Estados Unidos”; ésta es la meta, el objetivo, mantener la hegemonía, la subordinación y la neocolización a la que hemos estado atados en el siglo XX.

¿Quién le dio a Estados Unidos el derecho a ser el líder de la defensa de occidente? Europa puede estar agradecida de la ayuda de Estados Unidos en la segunda guerra mundial y del Plan Marshall, que al final fue una autodefensa para evitar que los países del este crecieran, por ello hoy sin éstos, Europa es importante pero el estado del bienestar, fruto de ello, ya no.

Para el Departamento de Defensa de Estados Unidos hay un compromiso unánime de los países de la región de fortalecer sus fuerzas armadas, lo cual se transforma en un gran negocio para los fabricantes de armas, la mayoría bajo licencias del país del norte. Pero no todos piensan así, los que sufrieron dictaduras militares están reasignando funciones a los militares desprestigiados y ensangrentados.

El único enemigo real fue Inglaterra en la guerra de las Malvinas y Estados Unidos dejó a un costado las alianzas y apoyó al Reino Unido junto con Chile, en donde sigue dominando en el ejército, la doctrina Pinochet. Por ello es difícil creer que hay alianzas efectivas, para los sudamericanos que vivieron esto a comienzos de los ochenta, ya que la única alianza real es la OTAN, que preside Estados Unidos.

El diagnóstico del Departamento de Estado sobre la situación económica de América Latina y el Caribe, no sólo es superficial sino colonial, ya que habla de corrupción, pobreza y demás hechos que son evidentes pero que dominan también a la sociedad norteamericana. En Sudamérica, varios países han reducido la pobreza la cual ha aumentado en Estados Unidos, incluso según los datos del último censo.

Querer mostrar una serie de países en ingobernabilidad que requieren de un tutor, no sólo suena fuera de tiempo sino que es una ofensa para América, cuyo principal centro de consumo de drogas es el país del norte, que a su vez es el principal abastecedor de armas, por lo que se transforma en el principal desestabilizador de la región.

Se habla de utilizar al ejército en políticas sociales de zonas marginales, y ello llevó a que Argentina rechace que se instalara una base en el Chaco, porque bajo ese lema aparecían otras cuestiones no aclaradas con el estacionamiento de soldados, como hoy se puede ver en Costa Rica, donde hubo un gran desembarco del efectivos del ejército norteamericano.

Un documento oficial enviada al Ministerio de Seguridad explicó las condiciones de impunidad plena que disfrutarán los soldados estadounidenses: “…El personal de los Estados Unidos en Costa Rica podrá disfrutar de libertad de movimiento y el derecho de realizar las actividades que considere necesarias en el desempeño de su misión”. Impunidad, abuso y falta de respeto a la legislación local, lo cual es típico de los territorios ocupados.

El año pasado, Estados Unidos y Colombia firmaron un acuerdo militar para permitir el uso de siete bases militares en el territorio colombiano, además de cualquier otra instalación civil o militar que sea necesaria para el cumplimiento de las operaciones y misiones estadounidenses en Sudamérica.

Un documento oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos reveló que su presencia en Colombia era necesaria para poder ejecutar operaciones militares de “amplio espectro” por el continente y desde Colombia, las fuerzas estadounidenses combatirían “la constante amenaza de los gobiernos anti-estadounidenses en la región”, haciendo referencia a los vecinos de Colombia, como Venezuela, Ecuador y Bolivia, considerados por Washington como “adversarios”.

El gobierno de Estados Unidos anunció que tramita con Brasil, la instalación de bases militares en esos países, luego del rechazo de Argentina y Bolivia, esta última derivada de su constitución.

 Washington ya posee bases militares en El Salvador (1), Honduras (3), Costa Rica (2), Perú (3), Paraguay (2), Colombia (8), Aruba (1), Belice (1), Curazao (1), Cuba (1-Guantánamo-), Guadalupe (2), Guyana Francesa (3), Haití (1), Martinica (2), México (2), Panamá (12) y República Dominicana (1). Además de éstas hay dos francesas.

La Sudamérica que hoy visita el Secretario de Defensa de Estados Unidos es diferente a la de la Reunión de Punta del Este de los sesenta, los países se han aliado e integrado en defensa de sus grandes recursos y la necesidad histórica de garantizar que éstos estén al servicio de su población.

En base a esto, la política de Estados Unidos quiere lograr una “redención” de los militares al adjudicarles el liderazgo en los problemas humanitarios que generan las grandes catástrofes, que normalmente el Estado asume el control y coordina todos los servicios. Esta estrategia fue aplicada en Chile donde el ejército aún evade sus responsabilidades de los delitos de lesa humanidad y se usa para reprimir a los jóvenes estudiantes que pretenden lograr una educación a cargo del Estado.

Como detalle, el Ministro Defensa del Uruguay, uno de los jefes históricos de Tupamaros, Huidobro ha sido el anfitrión de los otros Ministros y del propio Panetta, ex jefe de la CIA y hoy a cargo del Pentágono.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx