Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14221 al 14240 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH MARTA AL
435/12 - El mito d Noticias
436/12 - LAS ISLAS Noticias
437/12 - Privilegi Noticias
438/12 - A JUDICIA Noticias
439/12 - Movilidad Noticias
440/12 - TRANSFORM Noticias
441/12 - El Agua, Noticias
442/12 - A rede ur Noticias
443/12 - AQÜÍFEROS Noticias
444/12 - El diálog Noticias
445/12 - Pasajeros Noticias
446/12 - Entrevist Noticias
447/12 - Argentina Noticias
448/12 - Giovanni Noticias
449/12 - El "nuevo Noticias
450/12 - "El desar Noticias
451/12 - Guerra y Noticias
452/12 - Aportes p Noticias
453/12 - El neolib Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14540     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 452/12 - Aportes para el problema teórico metodológi co en los estudios regionales
Fecha:Viernes, 10 de Agosto, 2012  13:43:50 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 452/12
 
 

Aportes para el problema teórico metodológico en los estudios regionales

 

por Gerardo Mario de Jong

 

Debido a la fuerte tendencia a loa producción de trabajos descriptivos que se da en la producción de conocimiento por parte de los geógrafos, me parece atinado realizar algunas reflexiones a título de aporte para su discusión.

Es necesario, creo, atender al encuadramiento contradictorio de la forma en que opera el sistema social. El sentido histórico de la resolución de las contradicciones del modo de producción capitalista debe ser tenido metodológicamente en cuenta para la comprensión de los mecanismos de producción del espacio, con tanta fuerza como en el pasado se centró la atención académica en las contradicciones entre sistemas sociales: uno capitalista siempre en expansión y otros subordinados. Esos modos de producción subordinados pasaron a esa condición debido a la progresiva mundialización del capitalismo mercantil, primero como resultado de la enorme expansión las rutas comerciales de los imperios del oriente cercano[1] y, luego, en el siglo XVI, por la incorporación de América al comercio. Como se verá en este aporte conceptual, el camino es necesariamente histórico y dialéctico.

El paisaje, concepto holístico y descriptivo, refleja las actuales contradicciones del sistema globalizado. El mismo permite apreciar dos elementos imbricados el uno con el otro: la naturaleza con su propia dinámica y el capital fijo acumulado con su expresión tecnológica, a los que algún autor calificó como "rugosidades". Los sistemas de ingeniería[2] son la manifestación tecnológica de estas rugosidades. La tecnología depende a su vez, como componente instrumental propio de la ocupación del espacio, de la modalidad que adopta la reproducción ampliada del capital en una situación histórica dada. Prescindiendo de la condición general de desarrollo de las fuerzas productivas en el espacio observado, que serán más o menos avanzadas según la situación bajo análisis, la técnica incide fuertemente en la definición de la forma del espacio, aún cuando no lo explique. En distintas regiones pueden coexistir tecnologías preindustriales, aquellas propias de los comienzos de la revolución industrial y también las más avanzadas, según corresponda a distintas actividades con sus consecuentes capacidades de reproducción del capital indiferenciado y diferenciado (industrial -simple, tecnológicamente potenciado, tecnológico propiamente dicho-, comercial y financiero[3]). Las más avanzadas estarán vinculadas a circuitos de acumulación de mayor extensión e importancia a escala mundial (aunque no exclusivamente, ya que algunos de estos circuitos están basados en tecnologías rudimentarias de separación de materias primas de la naturaleza o en las primeras etapas de transformación de materias primas, tales como la minería artesanal del oro o, sobre todo, la producción primaria basada en el pequeño productor agrícola o ganadero), mientras que las tecnologías más atrasadas están vinculadas principalmente a circuitos de acumulación de alcance local. Cualquier tentativa de seccionar ese continuo de relaciones tendrá como consecuencia una apropiación parcializada del objeto regional de estudio. Cualquier tentativa de clasificar circuitos seccionando para ello las relaciones propias de generación del producto y su circulación, de aquellas que tienen tasas de ganancia diferenciales más altas, como sucede en las etapas de transformación de las materias originales y primeras materias primas, que es dónde se registra el mayor nivel tecnológico, así como la velocidad de innovación más alta, constituye otra parcialización del fenómeno regional: sociedad, naturaleza y territorio.

A los efectos de precisar lo expresado hasta aquí, puede afirmarse que el sistema social y sus contradicciones supone un espacio socialmente construido que involucra al medio natural, en el que los instrumentos de la tecnología hacen posible la relación dialéctica entre la sociedad y su espacio e incide en la morfología del capital fijo adherido (incorporado) a un determinado territorio. El espacio involucra a un medio natural  modificado o alterado por un continuo de sucesivas transformaciones del medio natural, del medio tecnológicamente construido preexistente a la situación bajo análisis y del tipo de tecnología que es atinente al grado de desarrollo de las fuerzas productivas.

En ese contexto, el desarrollo tecnológico, y en especial la forma en que opera el capital tecnológico en cuanto a la innovación en todas sus facetas, adquiere un carácter más comprensivo cuando se analiza su papel en la reproducción ampliada (dentro de cada actividad productiva) y en la acumulación a escala mundial. Por tal motivo y en función de las consideraciones anteriores, es posible confrontar esa unidad que caracteriza al fenómeno regional con ciertas reflexiones acerca de la forma de abordar el estudio de la región como objeto dado (mediante una identificación intuitiva), el que todavía está subyaciendo en la mayoría de los analistas regionales, incluidos aquellos que con desesperación metodológica niegan entidad al fenómeno y prefieren refugiarse en el escepticismo.[4] Se trata de la visión y perspectiva general con que se puede apreciar el espacio regional en un primer momento descriptivo, al que pocos pueden superar. En esta primera aproximación al fenómeno regional se distinguen solamente los componentes materiales del espacio producido: el medio natural, alterado en mayor o menor medida, y el espacio tecnológicamente construido. Este nivel descriptivo se transforma en una valla insalvable si no se apela al conocimiento de las relaciones sociales de producción, esto es, aquellas que dan lugar a una modalidad de uso de los recursos naturales, a una tecnología aplicada a la generación y acumulación de riqueza y, a una determinada forma de organización del espacio, todo ello propio del modo de producción dominante.

Nótese que se habla de conflicto o fenómeno regional (palabras que alejan al concepto “región” de la referencia habitual a su contingencia material empíricamente apropiada), hecho que está planteando una concepción metodológica del mismo donde la preocupación está dirigida a la comprensión del conflicto social y su expresión territorial, en el marco de los referidos procesos de producción del espacio. En términos generales, es necesario afirmar y reiterar que no existen espacios en el mundo que no lleven adherida la impronta de la sociedad. Esto no debe interpretarse como un simple reduccionismo sino que, planteada la acción de la sociedad sobre el medio natural, se producirá o continuará produciendo una particular secuencia dialéctica donde medio natural y sociedad se influyen mutuamente.

 



[1] VASILIEV, A. A.: Historia del imperio Bizantino, Tomo Primero, Capítulos II, III, IV, V y VI, www.holytrinitymission.org/books/spanish/historia_bizancio_vasiliev_1.htm.

[2] “El conjunto de fijos (capital fijo), naturales (hechos de la naturaleza) y sociales (fuerzas productivas y hechos superestructurales), forma sistemas de ingeniería, sea cual sea el tipo de sociedad.” en SANTOS, Milton: Metamorfosis del espacio habitado, Capítulo 6, p.76, Oikos - Tau, Barcelona, 1996. Las precisiones consignadas entre paréntesis son del autor de este trabajo.

[3] Cfr. LEVIN, Pablo: El capital tecnológico, Parte tercera ps. 313 a 403, Editorial Catálogos, Buenos Aires 1997.

[4] Cfr. De JONG, G. M.: Geografía, método regional y planificación, Editorial Catálogos, Buenos Aires, 2009, Capítulo 2, “Planificación regional, concepto de región y práctica planificadora en Argentina“, pp. 163 a 166.Verifíquese la crítica a uno de los enfoques teóricos que niegan el objeto regional de estudio y, en consecuencia, se elude el desafío de conocer.