Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14108 al 14127 
AsuntoAutor
RE: NoticiasdelCeH Vicente
Re: NoticiasdelCeH Esteban
366/12 - 2° CONGRE Alexande
367/12 - Ecologism Alexande
Re: NoticiasdelCeH Laborato
RE: NoticiasdelCeH Vicente
Re: NoticiasdelCeH Esteban
Re: NoticiasdelCeH Pedro Cu
Re: NoticiasdelCeH antoniol
Re: NoticiasdelCeH Pablo Bi
RE: NoticiasdelCeH Vicente
RE: NoticiasdelCeH Vicente
Re: NoticiasdelCeH Esteban
Re: NoticiasdelCeH Eliana G
Re: NoticiasdelCeH Pedro Cu
=?utf-8?B?MzY4LzEy Alexande
=?utf-8?B?MzcwLzEy Alexande
Re: NoticiasdelCeH Pablo Bi
=?utf-8?B?MzY5LzEy Alexande
=?utf-8?B?MzcxLzEy Alexande
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14415     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Re: NoticiasdelCeHu 334/12 - Argentina: CK, un discurso reaccionario (Rolando Astarita)
Fecha:Martes, 17 de Julio, 2012  18:27:28 (-0700)
Autor:Pedro Cuello <cuellopedro1900 @.........ar>
En respuesta a:Mensaje 14408 (escrito por Vicente Di Cione)

Esta es la hora de los seudoprogresistaas como VCD que considera al Kichnerismo un equipo progresista. Cada dia hay mas "transfugas " y  el mejor ejemplo es Vervisky y su "Boletin Oficial" (pag 12). NUNCA fui peronista pero NUNCA fui gorila, por eso viendo el panorama de gente joven, madura y de mucha edad que MIENTEN y ROBAN no puedo aceptar lo que dice VCD.
                                                   PEDRO


De: Vicente Di Cione <vdicione@hotmail.com>
Para: Esteban Merca <estebanm1870@gmail.com>; HUMBOLDT <humboldt@elistas.net>
Enviado: domingo, 15 de julio de 2012 14:39
Asunto: RE: NoticiasdelCeHu 334/12 - Argentina: CK, un discurso reaccionario (Rolando Astarita)

Esteban, es un ejercicio ....vano pretender intercambios de este tipo, que además están afectados por un estilo de moderación notoriamente sesgada. Soy senil desde 1969, es decir, un año después del mayo francés de 1968. En aquel entonces tenía 25 años. Ahora tengo 68. Convengamos que desde ese año a la fecha, la senectud o senilidad de muchos (más de 4.000 seguro) posibilitó profundizar y extender la democratización política y social de muchos ámbitos, incluyendo el sindical. Hoy esos muchos estamos o dentro o acompañando criticamente al FPV. No estamos diciendo: "hasta aquí llegamos". Vamos por mucho más....pero con la gente y dónde está la gente, la que no se limita a la mítica "clase obrera" y evitando saltar de la nada a la nada. El socialismo no es un estado de la sociedad, es un movimiento que tiene muchos rostros. Son las coyunturas las que definen a las posiciones liberales y socialistas o de izquierda y de derecha. Esta perspectiva es muy diferente a las de aquellos que se manejan con absolutismos conceptuales formales y que confunden "asalariados" con "clase obrera". Sugiero que mires atentamente a los videos y, por supuesto, las marchas. Las posiciones autodenominadas (destaco la autodenominación) clasistas están llenas de pequeños burgueses travestidos en obreros y en muchas coyunturas su movimientismo revolucionario abstracto los lleva a sumarse activamente a las posiciones de derecha. Sabemos que la historia avanza por el lado "negativo". Pero cuando la negatividad se sostiene solo por ser "negativo", no hay muchas diferencias con la negatividad de la derecha gorila.  Es evidente que ambos estamos en universos conceptuales y prácticos muy diferentes y relativamente inconmensurables. Para tu universo Cristina es reaccionaria. Para mi universo el tuyo es infantilismo con prácticas objetivas que, dentro de mi universo, son tipicamente gorilas. De todos modos hay muchas posiciones intermedias, muchas claramente socialistas, que están acompañando criticamente al FPV.
Saludos. Vicente (Di Cione)
www.vdc.geoamerica.org

Date: Sun, 15 Jul 2012 13:24:11 -0300
Subject: Re: NoticiasdelCeHu 334/12 - Argentina: CK, un discurso reaccionario (Rolando Astarita)
From: estebanm1870@gmail.com
To: vdicione@hotmail.com
CC: humboldt@elistas.net

Vicente, te prevengo de otra "enfermedad", senil, que es la del conformismo, en tu caso pretender convencer de que lo mejor que puede esperarse es este gobierno que apenas ha "derramado" con algunas políticas muy moderadas una partecita de todos los recursos que amasó gracias al ajuste de 2002, mientras pagó generosamente la deuda y fue socio (sí, socio) del boom sojero que le dio amplios recursos, así como se benefició ampliamente de un crecimiento que más que a cualquier "modelo", se debe al formidable incremento de la ganancia capitalista que permitió la caída del salario de 2002. Desde el PTS -ni desde el FIT- hay ningunas ilusiones con  el Moyanismo, pero mucho menos con un gobierno que se peleó con este burócrata porque no le garantiza un acompañamiento ciego de las políticas de ajuste contra el salario, las cuales vergonzosamente se hacen aduciendo "privilegios" de los asalariados en un país donde la renta financiera, o la de las mineras amigas del gobierno que destruyen los glaciares, no están gravadas. Pensalo, fijate cuál es la "enfermedad" que hoy muestra los peores achaques.

Les comparto a todos el último editorial de La verdad obrera.

INTERNA PERONISTA, RUPTURA DE LA CGT Y LUCHA DE CLASES

Los frentes de tormenta del kirchnerismo

Fecha: Jueves 12 de julio de 2012

Mirá todos los videos de la Conferencia Nacional de Trabajadores del 8 de Julio enTvPTS

La crisis política entre el gobernador bonaerense y la Casa Rosada viene escalando. Y lo seguirá haciendo mientras Scioli no baje sus pretensiones presidenciales. Largada la carrera por su sucesión, Cristina pelea contra el peronismo y por el peronismo. “Contra el peronismo”, ya que dispara a los que se le oponen, como Scioli y Moyano; “por el peronismo”, porque no se trata de romper el PJ sino de doblegar a gobernadores o intendentes, que puedan querer pasarse a la oposición.
Desde la provincia más importante del país, Scioli busca aglutinar las quejas de varios dirigentes pejotistas contra la dependencia del Ejecutivo y la injerencia de “La Cámpora”. La coalición gobernante corre el peligro de estrecharse al calor de esta guerra y reafirma a la vez el riesgo, para la gobernabilidad de la república burguesa, de que una interna peronista siempre puede decantar en crisis nacional. Con la oposición patronal desdibujada, el kirchnerismo cumple el papel de ser gobierno mientras otro sector peronista se prepara como recambio gubernamental.
En esta guerra uno y otro bando se disputan base social. La tensión se traslada a los intendentes que dependen de los recursos nacionales y provinciales. La inquietud alcanza a los gobernadores, apretados ante la amenaza de los retiros de fondos que provee el Estado. En esta salsa de la “realpolitik” las lealtades se cocinan según las conveniencias dinerarias. Por estos días, Darío Díaz Pérez, intendente de Lanús, hizo su “numerito” defenestrando al gobernador y haciendo público que CFK quiere que Scioli se vaya de la provincia. En respuesta crecen los rumores de que el gobernador busca incorporar a Lavagna como mega asesor económico. Moyano se alistó incondicionalmente con Scioli denunciando como “destituyente” a la conspiración cristinista contra el gobernador, argumento que Scioli utiliza para victimizarse.
Mientras ellos se pelean, están en juego las condiciones de vida de 550.000 trabajadores estatales y docentes que, al cierre de esta edición, cumplían un paro de 48 horas contra el pago en cuotas del aguinaldo. La medida de lucha se endureció con cortes totales en puntos emblemáticos de la provincia. Pero la respuesta a sus demandas no llega.
La interna peronista se juega con el salario de trabajadores que cobran en promedio $3.000 por mes. Una demostración más del carácter patronal de las distintas alas del peronismo y de los intereses que defienden los dirigentes de la CGT, tanto el opositor Moyano como los “Gordos” e “independientes”, hoy bajo el ala de Cristina Fernández. En la provincia de Buenos Aires se juega una pulseada decisiva para los trabajadores de todo el país. Para que triunfen hay que apoyarlos y exigir un plan de lucha unificado (ver página 5).
Dos CGT, subordinadas al Estado y a los políticos patronales
El martes 10 se reunió el sector antimoyanista que designó al metalúrgico Antonio Caló como candidato a Secretario General a ser votado en un Congreso en octubre. Por su parte, Moyano se proclamará este jueves como líder de la CGT. La ruptura es un hecho y ambas centrales reclamarán para sí el estatus de Central única reconocida.
Detrás de la pelea, en la que la política “sindical” de CFK diezmó de aliados al moyanismo, se vislumbra el objetivo presidencial de imponer una nueva relación con los sindicatos.
El “modelo” sindical peronista se basa en la estatización de las organizaciones obreras, mediante prebendas y corrupción de los dirigentes, que deben garantizar la disciplina y promover la ideología de “armonía” entre las clases. La subordinación al Estado de los sindicatos es además una característica común en el desarrollo, o más correctamente en la degeneración de las modernas organizaciones gremiales. Los grandes grupos capitalistas digitan la vida económica y para hacerlo requieren del auxilio del Estado. De aquí surge la estatización de las organizaciones obreras para convertirlas en dóciles colaboradoras del capital. Las burocracias hacen lo imposible, en palabras y hechos, para demostrar a los patrones, sus políticos y sus gobiernos, que son indispensables y dignas de confianza.
A la subordinación habitual de los sindicatos argentinos al Estado -que incluye el cobro compulsivo de la cuota sindical, el manejo de los burócratas de las obras sociales, la potestad del Ministerio de Trabajo de digitar a las organizaciones obreras y una ley de Asociaciones Profesionales que es un catálogo para perpetuar a los dirigentes-, en los ‘90 se agregó que una parte de la burocracia se hizo partícipe de los negocios capitalistas. Mientras, los trabajadores eran flexibilizados, crecía el trabajo en negro y la desocupación.
Desde 2003, Néstor Kirchner sumó más beneficios para los dirigentes: un aporte “solidario” por convenio firmado y más poder en el manejo de las obras sociales. Moyano fue su hijo privilegiado. El ex presidente lo encumbró para garantizarse gobernabilidad. Así el camionero engordó su gremio de nuevos afiliados, fue reelecto al frente de la CGT en 2007, extendió su poder a hipermercados, transporte de caudales, peajes, granos y amplió su presencia en la rama de combustibles. En cada disputa por encuadramiento de afiliados Carlos Tomada falló a su favor. Hoy para CFK se trata de desandar lo andado y restarle poder. El moyanismo ya perdió el aval de varios gremios gracias a la amenaza de restar fondos a las obras sociales. Pero además, como Cristina incluso desconfía de sus aliados en la nueva CGT oficialista, la política podría apuntar más allá. Se habla del retaceo de $ 12.000 millones de las obras sociales hasta para los sindicatos cristinistas, una caja que ahora maneja la ultra K, Beatriz Liliana Korenfeld, desde la Superintendencia de Servicios de Salud. Seguramente, la Presidenta utilizará estos fondos para amenazar a quien se atreva a sacar los pies del plato. El kirchnerismo utilizará la estatización de las organizaciones obreras, para actuar como un árbitro bonapartista, seguir gobernando y bajarle el pulgar o premiar a quien le jure lealtad y le garantice una baja conflictividad.
Lucha de clases y lucha política
Para los luchadores obreros y populares, para la juventud combativa, está planteado poner en el norte de su militancia, cuatro tareas fundamentales. La primera tiene efectos concretos inmediatos y apunta al triunfo de los trabajadores estatales y docentes que están peleando en la provincia de Buenos Aires. Hay que exigir un plan de lucha unificado en primer lugar a todos los gremios estatales y docentes bonaerenses, a la CGT de Moyano, a la CTA Micheli y a la CTA de Yasky, para acabar con el ajuste de Scioli y CFK, contra el pago en cuotas del aguinaldo, contra la ley de emergencia económica, para que la crisis la paguen los capitalistas. Las otras tres responden a problemas claves de todo el período: por sindicatos sin burócratas, por una asamblea nacional clasista y por un partido de trabajadores sin patrones.
Las perspectivas anuncian a mediano plazo más crisis políticas y un agudizamiento de la crisis económica producto del desgaste del modelo K” y el impacto de la crisis mundial. El hecho relevante es que un sector de los trabajadores ha pasado a la oposición, como se vio en la marcha a Plaza de Mayo convocada por Moyano. Estamos ante un inicio de ruptura política con el peronismo kirchnerista. La pelea por una asamblea nacional clasista, para constituir un polo nacional de lucha consecuente y de organización de todos los sectores antiburocráticos (que podría reunirse en un gran estadio) plantea en el camino la lucha por echar a la burocracia de los sindicatos. Se trata de pelear para que las organizaciones obreras se conviertan en herramientas para la lucha de clases, contra el gobierno, las patronales y su Estado. Para hacerle frente a la crisis capitalista y que paguen los empresarios y no los trabajadores (ver pág 3).
Los burócratas de todas las centrales sindicales juegan para los políticos patronales: Cristina Kirchner, Scioli o el sojero Binner. Para que los trabajadores no sean utilizados a favor de los intereses de sus verdugos, es necesario construir un partido propio, de los explotados, para que sus aspiraciones y objetivos, pesen en la vida política nacional. Estos son los principales desafíos que nos propusimos miles de trabajadores y trabajadoras el 8 de julio en la Conferencia obrera nacional del PTS.

POR SINDICATOS SIN BURÓCRATAS, POR UN PARTIDO DE TRABAJADORES SIN PATRONES

Más de 4.000 participantes colmaron Ferro

Fecha: Jueves 12 de julio de 2012

Mirá todos los videos de la Conferencia en TvPTS

Ver videos
  • VIDEO: RESUMEN ESPECIAL DE LA CONFERENCIA
El domingo 8 de julio se reunieron en el micro-estadio de Ferro más 4.000 mil compañeros. Convocados por las consignas “sindicatos sin burócratas y un Partido de Trabajadores sin patrones”, participaron trabajadoras y trabajadores - muchos de ellos delegados clasistas – junto a jóvenes y militantes de todo el país, que actúan en 143 sindicatos de 14 provincias.
Ferro ya estaba lleno desde hace un rato. Entonces la conferencia comenzó con la presentación de la Mesa qué la presidiría. Para ello, subieron en primer lugar José Montes, referente de la histórica lucha contra la privatización del Astillero Río Santiago; Raúl Godoy, obrero de Zanon bajo control de sus trabajadores, y diputado electo del Frente de Izquierda y de los Trabajadores en Neuquén; Claudio Dellecarbonara, referente del ala clasista del Cuerpo de Delegados del Subte, y Javier “Poke” Hermosilla, el dirigente de la Comisión Interna de Kraft que encabeza la oposición contra la burocracia de Daer.
Cada una de las presentaciones fue acompañada por los cantos de los miles de trabajadores y trabajadoras presentes, junto a la Juventud del PTS: “Se va a acabar / se va a acabar / la burocracia sindical”. Lo mismo sucedió cuando se presentó a los cerca de 30 dirigentes que se sumaron al escenario.
Un escenario representativo del avance de la izquierda clasista
En representación de obreras y obreros de la alimentación de Kraft, PepsiCo, Stani, Felfort y otras de fábricas de la alimentación, subieron dos delegadas y luchadoras por los derechos de las mujeres trabajadoras, Lorena Gentile y Catalina Balaguer.
Hernán “Bocha” Puddu, expulsado por el SMATA Córdoba por defender a los contratados, representó a los obreros automotrices de distintas fábricas que estaban presentes. Eduardo Ayala, dirigente de la agrupación Bordó de gráficos y la comisión interna de Donnelley (ex Atlántida), lo hizo en nombre de gráficos de Cedinsa, Printpack, World Color y otras empresas.
Lo siguieron Guillermo Betancourt y Oscar “Chiche” Hernández, dos destacados luchadores metalúrgicos de Siderca-Campana y Siderar-San Nicolás, que representaban a compañeros de distintas empresas del gremio.
Se invitó a subir a la mesa a Flavio Bustillo y Andrés Padellaro, referentes de la lucha contra la tercerización en el Ferrocarril Roca. Fue el momento en que la Juventud del PTS saludó a los compañeros cantando en homenaje a Mariano Ferreyra: “A Mariano Ferreyra lo vamos a vengar / con la lucha y la huelga general”.
Se sumaron Franco Villalba, delegado de Alicorp (ex Jabón Federal) que encabezó la Lista Bordó en las elecciones del Sindicato de Obreros Jaboneros, obteniendo el 37% en las fábricas del Gran Buenos Aires; Carlos Artacho, delegado de base del FOETRA Buenos Aires, acompañado por trabajadores de Telefónica, Telecom, empresas contratistas y call centers.
Carlos “Charly” Platkowski, delegado de LAN Argentina, subió en representación de los aeronáuticos de LAN, HAS, Aerolíneas Argentinas, Pertenecer e Intercargo.
Como parte de la importantísima participación de delegados y activistas estatales, subieron al escenario las delegadas de la Junta Interna del INDEC, Ana Laura Lastra y del IOMA de La Plata, Luana Simioni.
Llegó el turno de presentar a las delegaciones que llegaron de otros puntos más lejanos del país. Acompañados por el canto de “aquí están, estos son / los obreros sin patrón”, la delegación de Neuquén, que incluía a obreros ceramistas de Zanon, Stefani, Del Valle, obreros industriales de Aqualic, Papelera Molarsa, textiles, de la fruta, de los Hospitales más importantes de la provincia, y estatales de distintas dependencias, estuvo representada por el compañero Secretario Adjunto del Sindicato Ceramista de Neuquén, Andrés “Chaplin” Blanco, Jorge Medina, dirigente de la lucha de Aqualiq, junto a Yazmín Muñoz y Graciela Frañol, delegadas de ATEN y dirigentes de la Agrupación Negra.
Por la provincia de Tucumán, ocuparon su lugar en la mesa Carlos Melián, delegado de la industria del citrus que vino acompañado de trabajadores de UATRE y la Alimentación, y Verónica Jerez, referente de la memorable lucha provincial de los autoconvocados de la salud.
Desde Jujuy llegó una importante delegación de trabajadores de los ingenios azucareros, de la siderúrgica Altos Hornos Zapla, juntos a estatales, municipales, docentes y trabajadores de limpieza, que fueron representados en la mesa por el delegado de los trabajadores municipales, del histórico SEOM, Alejandro Vilca.
Humberto, joven boliviano, subió como representante de los trabajadores inmigrantes presentes en la Conferencia, ocupados en la construcción, el trabajo doméstico y los talleres textiles. Desde las tribunas comenzó entonces el grito de “la clase obrera es una y sin fronteras”, que contagió todo el estadio. El mismo canto recibió también al dirigente de la fábrica Brukman, obrero textil e integrante de la asamblea Coro Mayta de la comunidad boliviana, Yuri Fernández.
Alicia Navarro Palacios, miembro de la Comisión Directiva de Ademys, se sumó en representación de las docentes de Ademys y UTE de la Ciudad de Buenos Aires, de numerosas seccionales del SUTEBA bonaerense, de la UEPC de Córdoba y de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén.
De la provincia de Mendoza, que participó de la conferencia con una delegación de trabajadores de prensa, obreros vitivinícolas, estatales y docentes, se sumó a la Mesa la delegada docente Nora Brucoleri, quien encabezó la Lista Marrón en su gremio, que obtuvo más del 20% de los votos en las últimas elecciones.
En representación de los participantes de la provincia de La Pampa, se sumó la compañera docente Claudia Lupardo; de la provincia de Entre Ríos, y la delegada también docente Mariana Saint-Paul. Desde Rosario y Villa Constitución, su sumó un trabajador metalúrgico que vino acompañado por docentes y estatales.
Como parte de una delegación de la provincia de Santa Cruz, de trabajadores municipales y docentes, subieron al escenario el minero de Río Turbio Ramón Páez y Estela, empleada municipal.
Hernán Perriere, delegado del SUTEBA, hizo lo mismo como parte de la delegación llegada desde las ciudades de Bahía Blanca, Ingeniero White, Puerto Madryn y Tres Arroyos, en representación de la delegación de trabajadores de la UOCRA, Comercio y el Polo Petroquímico. Finalmente, el docente Gustavo Piscini subió al escenario como parte de la delegación de Mar del Plata, que incluyó trabajadores metalúrgicos, telefónicos y de la educación.
Militantes de 14 provincias
Por último, desde la mesa, se saludó a los compañeros y compañeras de distintos lugares del país que estaban presentes que, además de los gremios antes nombrados, también incluían a choferes de colectivo de la UTA, trabajadores portuarios, de aguas gaseosas, bancarios, de correos; obreros de la carne, fosforeros, de la industria del vidrio, del plástico, camioneros, de las principales fábricas de la industria del neumático como FATE y Firestone, del emblemático gremio de Luz y Fuerza de Córdoba; jóvenes trabajadores cerveceros, empleados de Comercio, trabajadores del gremio químico, lecheros de ATILRA, trabajadores del casinos, obreros papeleros y compañeras del sindicato de trabajadoras domésticas. Además, se saludó la presencia de referentes de las organizaciones invitadas, entre ellas María del Carmen Verdú y otros compañeros miembros de la Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional), compañeros de la AEDD (Asociación Ex Detenidos Desaparecidos), y de la Asamblea Popular Carlos Coro Mayta.
Al finalizar la lectura de la lista de participantes, el estadio se unió en un solo canto, “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode”. Con la participación de militantes de 14 provincias que actúan en 143 sindicatos, se daba inicio a la Conferencia Nacional de Trabajadores convocada por el PTS.
En estas páginas reflejamos los principales discursos e intervenciones, los testimonios de los compañeros y compañeras que llegaron desde distintos puntos del país, y las resoluciones de la conferencia.

DESPUÉS DE LA CONFERENCIA NACIONAL DE TRABAJADORES

Una nueva etapa con grandes desafíos

Fecha: Jueves 12 de julio de 2012
Por: Laura Lif y Fernando Rosso

Mirá todos los videos de la Conferencia Nacional de Trabajadores del 8 de Julio enTvPTS

La masiva Conferencia Nacional de Trabajadores se realizó en un momento de inflexión en la escena política y de la lucha de clases internacional y nacional.
El combate de los mineros en el Estado Español evidencia dos cuestiones. Por un lado, la profundidad de la crisis, con un nuevo y brutal ajustazo; y por el otro, la no menos profunda respuesta obrera que retoma las mejores tradiciones de su historia de lucha, pese a los límites que imponen las burocracias sindicales. Nuestros compañeros de Clase Contra Clase del Estado Español están interviniendo activamente en los apasionantes acontecimientos y en la primera fila del combate junto a los heroicos mineros (ver contratapa).
En nuestro país, la combinación de la crisis económica, que golpea con ritmos aún no catastróficos, pero que se hace sentir bajo la forma de una fuerte desaceleración; y las peleas internas de la coalición gobernante, comienzan a tener como resultado los inicios de una escisión y ruptura de sectores de la clase obrera con el gobierno (ver pág. 2).
En este momento particular, la Conferencia reunió a referentes y activistas de lo más destacado de la vanguardia clasista, con fuerza en las principales concentraciones obreras del país. Desde los luchadores del Ingenio La Esperanza en Jujuy, pasando por los trabajadores del citrus de Tucumán, los automotrices de Córdoba, representantes de las distintas fábricas de esa gran concentración del proletariado argentino que es la zona norte del Gran Buenos Aires, de los servicios estratégicos como el subte o el ferrocarril, hasta dirigentes de los mineros de Río Turbio, obreros inmigrantes y una amplia delegación de la vanguardia neuquina, encabezada por los legendarios ceramistas (ver pág. de 7 a 13)
En un marco en el que ni el mismo gobierno, que cuenta con todo el aparato del Estado, sus de funcionarios y militantes rentados, ni las burocracias sindicales y sus aparatos con inmensos recursos, logran ampliar su capacidad de movilización; que los clasistas y militantes revolucionarios del PTS hayan realizado una Conferencia obrera con más de 4 mil compañeros y compañeras, un domingo de fin de semana largo, es más que significativo. Pero además, el éxito de la Conferencia se vio en la cantidad y calidad de las y los dirigentes obreros que mostraron en sus discursos (que expresaban su propia práctica política), estar en las antípodas de una perspectiva meramente corporativa o sindicalista. Se pudo constatar su desarrollo hacia verdaderos “tribunos populares”, que levantan en su lucha cotidiana las demandas de toda la clase trabajadora y sobre todo de los sectores más oprimidos (la mujer obrera, los inmigrantes, la juventud, los compañeros y compañeras LGTBI), que también tuvieron su representación en Ferro.
Una batalla política fundamental
El mismo éxito de la Conferencia en la situación que se abre en el movimiento obrero deja planteado los nuevos desafíos. La campaña de agitación votada por â€œsindicatos sin burócratas y un Partido de Trabajadores sin patrones”, resumió las ideas fuerza para ir a batallar en el seno de la clase trabajadora y la juventud contra las propuestas de los que enfrentan al gobierno pero desde alternativas políticas patronales. 
La oposición al gobierno no se reduce hoy sólo a la vanguardia del “sindicalismo de base”, sino que comienza a incluir a sectores más amplios (como los camioneros o los 550 mil estatales en lucha de la provincia de Buenos Aires), y mientras los burócratas sindicales quieren arrastrar esa fuerza detrás de alguna variante patronal, el desafío es sembrar la idea de construir un Partido de Trabajadores, que para nosotros debe adoptar un programa revolucionario y socialista como salida estratégica de respuesta a la crisis. Un primer desafío actual es convencer a amplios sectores de trabajadores, que se multiplican al calor de su experiencia con un gobierno cada vez más antiobrero, de una idea elemental: no hay que subordinarse a nuevos fraudes políticos patronales, de los que son serviles las burocracias sindicales. Como Moyano que afirmó en Plaza de Mayo que â€œel peronismo no morirá nunca” y “que los obreros y los patrones somos todos trabajadores” para ir detrás de un nuevo proyecto peronista encolumnado con Scioli;  como Micheli que apoya al “socialista” sojero Binner. La posibilidad o no de concreción de ese partido dependerá de la lucha viva y la relación de fuerzas. Esta batalla es una obligación hoy y facilitará el camino para fortalecer las filas de los revolucionarios con aquellos que avancen en  la ruptura consciente con las variantes patronales y abracen las ideas y el programa revolucionario y socialista. El Frente de Izquierda es un punto de apoyo importante, necesario pero no suficiente, si no se plantea esta perspectiva mayor. La unidad de las principales fuerzas que se reivindican revolucionarias plantea igualmente la labor ineludible de convencer a las decenas de miles que comienzan su experiencia con el peronismo kirchnerista de la perspectiva de independencia política de clase, que vaya más allá del terreno electoral.
Nuestra tarea inmediata combina en una misma jerarquía, la participación activa en las luchas, como lo hacemos ahora en la pulseada de la provincia de Buenos Aires contra el ajuste sciolista (del cual es cómplice cínico el gobierno nacional); con la pelea por convencer a los trabajadores de la necesidad de un Partido de Trabajadores.
Nuevas tareas y nuevas fuerzas
La Conferencia con más de 4 mil compañeros y compañeras fue la actividad más importante dentro de un intenso despliegue e intervención política del PTS en las últimas semanas. Las Juventudes realizaron un acto con más de 1200 compañeros en Capital y más de 250 en Córdoba y Rosario, en todos contaron con la presencia de militantes revolucionarios y dirigentes estudiantiles de Chile. Además fuimos parte sustancial de la columna clasista que fue con sus propias banderas a la plaza en el paro convocado por la CGT de Moyano.
Esta amplia intervención y la misma Conferencia muestran las fuerzas de las que partimos. Con dirigentes, cuadros y nuevos militantes para responder a los desafíos  que el momento presente y los tiempos por venir le plantean a la izquierda revolucionaria.
La participación de un cualitativo sector de jóvenes trabajadores, en su gran mayoría precarios, mostró su potencialidad y disposición a organizarse. Y dejó planteado un desafío al conjunto de la Juventud del PTS: construir una fuerte juventud obrera y estudiantil. La unidad de la juventud precarizada, la juventud estudiantil combativa, con los sectores obreros organizados en las principales concentraciones de la industria y los servicios, muestran una potencialidad y una dinámica imparable para avanzar en la construcción de un poderoso partido revolucionario (ver Suplemento “Revolución”).
Pero lejos estamos de conformarnos con lo conquistado. A través de las principales consignas que votó la Conferencia: â€œsindicatos sin burócratas y un Partido de Trabajadores sin patrones”, pretendemos que los miles que organizamos hoy se abran paso hacia decenas de miles, para prepararnos para llegar a millones cuando la realidad plantee esa posibilidad. Intervenir en la lucha de clases y acompañar activamente la experiencia de sectores de las masas con las distintas variantes del peronismo. 
No se trata sólo de comprender y analizar periodísticamente el momento histórico, hay que traducirlo en programa de acción, en tareas y en fuerza militante con capacidad de incidir decisivamente en la realidad para transformarla.
La izquierda