Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 14047 al 14066 
AsuntoAutor
RE: Notici asdelCe Felipe R
RE: Notici asdelCe Vicente
RE: Notici asdelCe Vicente
330/12 - NO VOY EN Noticias
331/12 - LAS FORMA Noticias
332/12 - La nueva Noticias
Re: NoticiasdelCeH Esteban
333/12 - La Hora d Noticias
RE: Notici asdelCe Vicente
Re: NoticiasdelCeH Alejandr
Re: NoticiasdelCeH Esteban
334/12 - Argentina Noticias
335/12 - La delica Noticias
336/12 - Rumbo al Noticias
RE: Notici asdelCe Vicente
Más sobre el 27 Esteban
Re: NoticiasdelCeH Alejandr
Re: NoticiasdelCeH Alejandr
RE: Notici asdelCe Vicente
337/12 - Pasajeros Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14351     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 332/12 - La nueva realidad
Fecha:Sabado, 30 de Junio, 2012  23:00:36 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 332/12
 
 

La nueva realidad

 

 Alfredo César Dachary

 

 

Estas líneas fueron redactadas antes de saber los resultados electorales, por lo que no se trata de festejo ni quejas sobre los mismos, sino un paso más allá: la nueva realidad, luego de la orgía de dinero y buenas intenciones que cada seis años se debe realizar en un ejercicio que le denominan democracia.

El día de hoy, sábado 30 de junio, un destacado jurista mexicano, el Dr. Diego Valadés, ex Procurador de Justicia en el país, hablaba que más que las formas de la democracia en los votos hacia falta un seguimiento permanente y un control continuo de las acciones de las personas que son elegidas para los puestos de elección popular.

Hablaba de la necesidad de la reelección de los diputados - yo agregaría presidentes municipales y regidores - para que cumplan con lo que prometieron y su actuación sea considerada como aceptable por los que los eligieron y que los reelegirían; a ello se le podía sumar el referéndum, la revocación de mandato y otras medidas que son factibles dentro de la democracia.

El Director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Dr. Fernando Castañeda, sostenía lo contrario, sin desautorizar estos métodos, por una razón de fondo, la manipulación mediática, como hoy lo vemos en las elecciones que estamos enfrentando.

Agregaba como alternativa, el redefinir la estrategia mexicana en un mundo global al cual se ha sumado el país de forma pero no de fondo, y los resultados son evidentes, ha perdido el liderazgo en Latinoamérica porque Brasil en una década y bajo la presidencia del socialista Lula, ha generado el “milagro” de sacar de la pobreza a 40 millones de brasileños, dándoles la oportunidad de una vida mejor.

La contraparte de esto es que los empresarios, muy reacios a los cambios, (Lula luchó cuatro veces por la presidencia) se dieron cuenta que sus economías eran mejores cuando la pobreza se reducía porque aumentaba el mercado interior y desataba nuevas dinámicas que son las que están llevando a Brasil a ser uno de los nuevos cinco líderes del mundo emergente a través del BRIC+S.

Esta reflexión del Dr. Castañera y la anterior, nos llevan a las campañas políticas donde todos hablaron del tema pero nunca explicaron cómo, ni cuándo y sabemos que las promesas de campaña son siempre sueños que se diluyen en la presión de los factores de poder interno y los del mercado mundial.

El México que hoy enfrenta estos retos eleccionarios tiene dos características marcadas: la primera, es un país de jóvenes ya que en él residen 20.2 millones de jóvenes entre 15 y 24 años de edad, de los cuales 10.4 millones son adolescentes entre 15 y 19 años y 9.8 son adultos jóvenes, o sea, de 20 a 24 años, es decir, son la quinta parte de la población total del país, la cual ascendía en el 2010 a 108.4 millones de habitantes.

La segunda es la pobreza, la cual ha aumentado a 52 millones de personas según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en un informe emitido en abril del 2012, lo que significa que ésta tuvo un aumento de 3.2% en el período de 2008 a 2010, cuando la población pobre era de 46.2%.

Según el CONEVAL, la pobreza por los cuatro niveles de análisis que realiza esta institución del Estado estaba en una media total del 80%, aunque la pobreza acuciante llegaba al 52%, según vemos la medición de 2012.

Si tomamos las dos entidades ricas del país, el Distrito Federal y Estado de México, nos encontraremos con resultados asimétricos. El DF tiene un 30.6% de la población no vulnerable, un 28.7% de pobres y además hay que sumar un 35.5% de vulnerables por carencia social y un 5.2% vulnerables por ingreso, lo que hace un total de 69.4% de personas en diferentes niveles de pobreza y vulnerabilidad.

El Estado de México tiene un 18.6% de personas no vulnerables y un 42.9% de pobres a los que hay que sumar un 33% de vulnerables por carencias y un 5.5% vulnerables por ingreso, lo que hace un total de pobres en diferentes grados de 81.4%.

Esto se agrava cuando entramos en los Estados ricos pero llenos de pobres, como es el caso de Chiapas, que tiene sólo un 6% de la población fuera de la pobreza, la pobreza real es de un 78.4%, la de carencias sociales de 13.3% y un 2.3% vulnerables por ingreso lo que lleva al 94% de gente con carencias.

Un Estado intermedio, capital del turismo mexicano como Quintana Roo, tiene un nivel de pobreza de 34.5%  pero sumados a las poblaciones carenciadas se llega al 76.2% de gente en diferentes niveles de pobreza.

Con este panorama, cualquier representante político de un partido progresista, ganaría en forma inmediata y por un gran margen, pero ocurre que México no entraría en esa fórmula, como tampoco lo hacen países muy pobres en otros continentes. ¿Por qué?

Para Roger Bartra, un intelectual progresista, funcionario de la ONU e investigador emérito de la UNAM,  ganará esta contienda el PRI, lo cual lo afirman la mayoría de las encuestas, en lo que él define el regreso del “Conservadurismo revolucionario”.

La revolución mexicana se ha convertido en un mito reaccionario que invita a mirar hacia atrás, por ello como en la mayoría de las actuales democracias, la “democracia” llegó por la oposición en este caso a la derecha histórica, el Partido Acción Nacional.

Esto se ratifica en una encuesta que se realizó a instancias del diario El País de España en el año 2010, donde un 54% de la población encuestaba se declaraba conservadora y una quinta parte se declaraba progresista, ya que la vieja dicotomía izquierda y derecha están muy rebasadas por una nueva realidad.

Un encuesta reciente, apunta Bartra, también realizada por este periódico del grupo Prisa, la nueva derecha “civilizada”, sostenía que el 46% de la población se considera a sí misma de derecha, un 22% de centro y un 14% de izquierda, pero lo raro era que la mitad de los que se consideraban de derecha apoyaban al PRI y un 20% a López Obrador.

¿Por qué esa reacción de una sociedad de un país rico dominado por los pobres y gobernado por un sector de los más ricos del mundo y América Latina?

Ya no es lineal: pobreza, rebelión, revolución, ya no hay proletariado; ahora es más claro: hay pobres, pero como una enfermedad, éstos tratan en la nueva sociedad de “pasar disimulados”, de ser diferentes, de vivir de otra manera para no caer en la ignominia de ser considerados de “los de abajo”.

Por ello se justifica la mayor campaña de gastos de la historia del país, en momentos en que las dos grandes cadenas de televisión no sólo se han consolidado como el verdadero poder sino que han logrado doblarle la mano al gobierno e integrar su sistema de telefonía móvil para enfrentar al poderoso grupo Carso que dirige el hombre más rico del mundo, que es mexicano.

La nueva sociedad regida por el mercado, como nueva creencia religiosa y operada ideológicamente desde los medios, hace que a mayor pobreza, la sociedad se vuelva más conservadora, porque vive la magia de una realidad falsa donde las tarjetas de crédito y el crédito mismo, le renuevan el contrato en un asiento falso, pero que parece no serlo, del bus de la clase media.

Porque la única meta hoy es consumir y, si eso es posible, el resto sale sobrando. El ahorro es una palabra que ya ingresó al museo de historia, el futuro es una película que cada vez es más violenta y, a su vez, menos deseada, la crisis mundial asociada a la crisis de referentes, de valores y de principios, nos han dejado entrar en una nueva Belle Epoque, la cual cerró su último ritmo y glamour con una guerra mundial.

Si no hay un futuro claro, volvemos al pasado; en Europa, el 25% de la sociedad apoya al racismo y fascismo en diferentes fórmulas; es una sociedad más instruida, más calmada, menos golpeada aunque hoy ha despertado del sueño y la realidad se torna muy gris.

Por eso, el lunes 2 despertamos de nuestra fiesta cívica, con una nueva realidad, que es una nueva promesa, una nueva esperanza, que nos dará oxígeno para un tiempo más en este conflictivo mundo que hoy vivimos: en difícil 2012.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx