Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13981 al 14000 
AsuntoAutor
284/12 - POLÍTICAS Noticias
285/12 - DIFUSÃO T Noticias
286/12 - Pasajeros Noticias
287/12 - ¿Amansado Noticias
288/12 - PRÓRROGA Noticias
289/12 - Até dia 3 Noticias
290/12 - Pasajeros Noticias
291/12 - VIAJANDO: Noticias
292/12 - Pasajeros Noticias
294/12 - ABORDAGEN Noticias
293/12 - XX Congre Noticias
295/12 - QUESTÕES Noticias
296/12 - VIAJANDO: Noticias
297/12 - Pasajeros Noticias
298/12 - VIII JORN Noticias
299/12 - O USO DA Noticias
El mito del desier Gerardo
300/12 - Os comple Noticias
301/12 - Pasajeros Noticias
RE: Notici asdelCe Vicente
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14276     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 292/12 - Pasajeros de Proa: Con el oficio desde España
Fecha:Lunes, 18 de Junio, 2012  00:38:35 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 292/12
 

 

Con el oficio desde España

 

Enviado por Jorge G. Robert
Desde Camarones, Chubut


Mi abuelo era un español procedente de Extremadura que venía con su familia recién iniciada (entre ellos mi tío Jacinto de un añito) y con la idea fija de aplicar sus conocimientos en la docencia, a favor de los aborígenes que, en esa época y en plena Precordillera de los Andes, carecían de los más elementales conocimientos como para sumarse al progreso que, aunque incipiente, se notaba a la sombra impía de las montañas nevadas. Así, mi abuelo, don Vicente Herrero, inauguró una escuela en 1903.

 

escuelaa.jpg

Sumó su esfuerzo este valiente inmigrante español, al empeño de un grande de otra raza, como el cacique Nahuelquir ñancuche que a pesar de su impronta retrazada en el tiempo, acogió con entusiasmo y respeto al que luego sería su amigo, el maestro Herrero.

Ni bien llegó a la Argentina, Don Vicente Herrero se pudo entrevistar con autoridades competentes en Buenos Aires. Pidió ayuda para radicarse en lugares donde pudiera ejercer su profesión de maestro y predicar lo que había aprendido en colegios religiosos de España. Fue así que trabajó primero de albañil, compartiendo en la construcción de escuelas, que en aquellos tiempos contaban sólo con barro y coirón para fabricar los adobes. Muchas veces el techo era de paja del lugar y muy propensa a derrumbarse con el peso de la nieve, abundante en aquellos inviernos de principios de siglo.

escuelab.jpg

Su tenacidad por multiplicar sus oficios, necesarios y escasos en ese lugar, le llevó a construir un carro que, tirado por mulas, le servía de aula ambulante e itinerante su misión de enseñar. Dura habría sido su tarea por cuanto sus improvisados alumnos, de todas las edades, eran aborígenes renuentes a incorporarse a lo que nosotros llamamos civilización.

Cumplida su misión en zona de cordillera, con su familia ya numerosa, don Vicente Herrero se trasladó, siempre en Chubut, hacia la costa atlántica, procurando continuar su labor docente. Pero una enfermedad muy cruel se interpuso en sus generosas ambiciones y torció ese destino dándole un anticipado descanso en la paz de esta tierra que conserva sus restos junto a los de su esposa, quien no pudo soportar la vida sin su compañero de luchas y lejos de su España tan querida. He aquí sintetizada la historia de inmigrantes que en esta tierra argentina vinieron a traer todo sin llevarse nada.

 

Publicado por editor el Jueves 24 de Abril de 2008 en http://weblogs.clarin.com