Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13921 al 13940 
AsuntoAutor
Re: NoticiasdelCeH elianbab
233/12 - Pasajeros Noticias
Re: NoticiasdelCeH Silvia R
234/12 - Argentina Noticias
235/12 - Pasajeros Noticias
236/12 - Crisis es Noticias
237/12 - VIAJANDO: Noticias
238/12 - Tres acto Noticias
239/12 - Pasajeros Noticias
240/12 - NUEVO LIB Noticias
241/12 - Pasajeros Noticias
242/12 - Ganadería Noticias
243/12 - VIAJANDO: Noticias
244/12 - Pasajeros Noticias
245/12 - Minería A Noticias
246/12 - Pasajeros Noticias
247/12 - Evolución Noticias
La Plata: Conferen Jeronimo
248/12 - Pasajeros Noticias
249/12 - 17 años d Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14216     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 239/12 - Pasajeros de Proa: Los movimientos migratorios y las condiciones sociodemográficas de la población de los asentamientos espontáneos surgidos durante el d ecenio 1990, en la ciudad de Resistencia
Fecha:Domingo, 20 de Mayo, 2012  12:21:36 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 239/12
 

Los movimientos migratorios y las condiciones sociodemográficas de la población de los asentamientos espontáneos surgidos durante el decenio 1990,

en la ciudad de Resistencia

 

 

Mignone, Aníbal M.

Departamento de Geografía- Facultad de Humanidades - UNNE

Instituto de Investigaciones Neohistóricas - CONICET

 

 

 

ORIGEN Y FUNDAMENTOS

El proceso de urbanización, con las características que reviste actualmente, se inició a mediados del siglo XIX y alcanzó su máximo desarrollo en el siglo XX. A partir de la segunda revolución industrial, el porcentaje de población urbana en el mundo se duplicó cada 50 años. Si para 1850, la población residente en ciudades de más de 5000 habitantes era de 6,4 %, pasó a 13,6% para 1900, alcanzó el 29,8% en 1950 y en la actualidad, cuando el fenómeno ha comenzado a desacelerar, se encuentra alrededor del 50% (ONU 1978, Banco Mundial 1999).

El crecimiento experimentado por las ciudades constituye uno de los hechos más notables de la sociedad actual. En el ámbito mundial, cada vez más población se concentra en las ciudades, aumentando no solamente el número de habitantes residiendo en centros urbanos, sino que también ha crecido el número de localidades y el de grandes aglomeraciones.

Los altos niveles de urbanización son una característica de América Latina y Argentina ha sido uno de los países pioneros, superando el 50% de población urbana ya en ocasión del censo de 1914; alcanzando el 72% para 1960 y estando en la actualidad en el orden del 88% (INDEC, 1998).

Por su parte, la provincia del Chaco de acuerdo con datos provisionales del censo de 2001, posee un 79% de población urbana, destacándose el ritmo de crecimiento de su ciudad cabecera que concentra el 37% de sus habitantes.

En la provincia del Chaco, el proceso comenzó a partir de la década del 50 cuando se produjeron una serie de cambios en las actividades rurales, que provocaron modificaciones en la estructura productiva y en la población del campo. El principal cultivo de la provincia, el algodón, entró en crisis por la caída de los precios en el mercado internacional y por la competencia provocada por las fibras sintéticas. La necesidad de reconvertir la economía agropecuaria se tradujo en una “pampeanización” del sistema agrario, que produjo el incremento de la producción cerealera y de oleaginosas, y posteriormente significó el aumento de la mecanización y del uso de agroquímicos, la introducción de mejoras genéticas, modernización de las prácticas culturales, etc. (González, Elvio, 1999).

En la última década, y bajo los preceptos de las políticas neoliberales, de las reglas de producción y mercado del nuevo modelo de acumulación flexible, generado globalmente desde la década de los años 70, se privilegió, casi exclusivamente, a la productividad. Para lograr el aumento de la misma se necesita incrementar el capital e introducir tecnología, con la contraparte de requerir escasa mano de obra capacitada y barata. Es así como la modernización capitalista actúa como expulsora, debido a que la actual explotación agroindustrial genera menor número de puestos de trabajo y reduce a los productores pequeños que no responden a la nueva dinámica y al asalariado rural, a condiciones de trabajadores estacionales o los obliga a desplazarse hacia el mercado laboral urbano. Por otra parte, las adversidades climáticas e hídricas asociada con el fenómeno “El Niño”, han afectado en los episodios más duros, profundamente a la actividad agropecuaria de la provincia.

El habitante rural encuentra como solución posible el desplazamiento hacia las principales ciudades de nuestra provincia. El gran volumen de población que se desplazó generó un marcado déficit estructural ante la ausencia de recursos y medios de los conglomerados para atender las crecientes necesidades.

Dentro de las ciudades se establece una trama de relaciones complejas, entre los distintos sectores que la integran y que poseen caracteres propios en cuanto a composición, movimiento y distribución de la población. Esta última, dependiente de patrones socioeconómicos propios responde a leyes generales que rigen la ocupación del suelo urbano (Cf. Bolsi y Bruniard, 1975).

Durante la década de 1990 la generación de espacio urbano en la ciudad de Resistencia estuvo en relación, mayoritariamente, con la construcción de barrios de vivienda planificados y con la formación de asentamientos periféricos espontáneos, usualmente por el mecanismo de la ocupación ilegal de terrenos.

Estos asentamientos, instalados en el norte y hacia el sur-suroeste de la ciudad, responden a dos modalidades de movilidad territorial relacionadas con las condiciones de crecimiento y expansión espacial de las ciudades: la relocalización urbana y la migración rural o desde el interior provincial.

Ambos tipos de movimientos son difíciles de caracterizar, tanto en su cuantía y en las características de las poblaciones que los ejecutan, como en cuanto a las condiciones de los propios desplazamientos. Existe una opinión generalizada, tanto en el manejo periodístico como en estudios de mayor profundidad, que asocia directamente a este tipo de asentamientos con la migración desde el interior y particularmente de tipo rural. En nuestra opinión, también influyen sustancialmente los procesos de reubicación poblacional, ayudados por el crecimiento espacial anárquico de la ciudad y la facilidad de apropiación de terrenos desocupados.

En el marco de lo reseñado anteriormente, el objetivo general del trabajo, es estudiar la migración rural hacia Resistencia en la década de 1990 y su relación con el modelo de crecimiento agrario y los efectos del fenómeno de “El Niño”. Asimismo, pretende alcanzar una caracterización sociodemográfica de la población migrante radicada en barrios periféricos espontáneos durante el decenio mencionado, dado que los habitantes de estos barrios tienen características sociodemográficas propias necesariamente diferentes a las de la restante población.

 

ANTECEDENTES

La evolución y características de la ciudad de Resistencia fueron objeto de estudio a partir de la década de 1970, cuando el Instituto de Geografía publicó la revista Geográfica 1, 2 y 3, que se ocuparon de estudiar el crecimiento del Gran Resistencia y su transformación hasta la fecha mencionada y que conformaron el marco de conocimiento sobre el que se asentaron estudios posteriores.

Posteriormente se efectuaron estudios parciales sobre el Gran Resistencia, los que se encuentran en la revista Demográfica 4 (Foschiatti de Dell’ Orto 1991), 6 y 11, (Manoiloff 1993, 1995). Valenzuela de Mari (1991) estudia la expansión urbana y demográfica a partir de 1960 y hasta 1986.

No fue sólo el Departamento de Geografía quién se ocupó del estudio de Resistencia. También, la Facultad de Arquitectura y Urbanismo produjo una serie de trabajos relacionados con la problemática de los asentamientos.

Ninguno de ellos ha tomado el problema desde el análisis migratorio exclusivamente y de las características sociodemográficas de la población involucrada. Esto se comprende si se considera que para llevar adelante el estudio es necesario generar la información a utilizar.

Al respecto queremos señalar, que nos sirvieron como antecedentes más cercanos las experiencias llevadas a cabo en los estudios sobre migración en comunidades de Santiago del Estero en relación con el trabajo estacional y la enfermedad de Chagas (Benencia y Mercer 1991, Benencia y Forni 1986). Y también los proyectos sobre medición y características de la migración boliviana en los estudios particulares sobre la ciudad de Córdoba (ya terminado) y el proyecto actual referido a Neuquén-Plottier, desarrollados por el CEA, Córdoba (Domenach 1998 y Celton, Meichtry et al).

Estos dos últimos trabajos, fueron un apoyo fundamental al brindarnos el formulario de encuesta que fue adaptado al caso que se propuso estudiar.

 

MATERIALES Y METODOS

Para cumplir lo anterior, la fuente fundamental de información fue el relevamiento de tipo “censal” realizado en seis asentamientos periféricos espontáneos seleccionados en función de su fecha de formación a lo largo de la década de 1990 y de su localización espacial, y se trabajo con técnicas de estadística descriptivas.

La densidad de viviendas y el volumen de población superó en forma importante a los datos registrados por el municipio y que obraban en nuestro poder como marco de referencia. Por tal motivo, sobre los asentamientos mayores se ejerció una técnica de muestreo al "azar" dictada por la necesidad y consistente en encuestar una vivienda de cada dos existentes. Consideramos que la muestra obtenida, a pesar de las debilidades señaladas, puede ser considerada como representativa de las características sociodemográficas de sus habitantes.

El formulario fue elaborado sobre la base del cuestionario de movilidad espacial del proyecto boliviano en Córdoba y en Neuquén-Plottier, y estructurado en diferentes módulos.

El cuestionario comprendía cuatro áreas de análisis: la residencia actual, los movimientos migratorios, las condiciones sociodemográficas y la residencia anterior. Las preguntas correspondientes a los módulos de movimientos migratorios y residencia anterior, se aplicaron exclusivamente a los jefes de familias y cónyuges de cada residencia; en tanto que para la información sobre las condiciones sociodemográficas se encuestó a toda la población residente en la vivienda.

Se visitaron 177 viviendas y se obtuvieron 183 encuestas, existiendo casos con más de un hogar por vivienda. Para el estudio de la movilidad territorial de la población en los asentamientos espontáneos se trabajó únicamente con los jefes de familia y los cónyuges de cada hogar, que totalizaron 311 individuos.

Una vez realizada la normalización de los datos, se procedió a la descripción estadística de la información analizada.

 

DISCUSION DE RESULTADOS

Los asentamientos espontáneos en la ciudad de Resistencia acompañaron el proceso de expansión urbana, constituyendo una de las principales formas de ocupación de las áreas periféricas. En la última década, el avance de los asentamientos se produjo fundamentalmente hacia los sectores norte y sur-suroeste de la ciudad, creciendo su número, especialmente durante el segundo quinquenio de la década. Se instalaron en asociación con los barrios planificados, incluso en los intersticios dejados por los complejo habitacionales; y en terrenos bajos y anegadizos del noreste, o altos y con buen drenaje hacia el norte. También se ubicaron próximos a las arterias más importantes de circulación. Los más antiguos se localizan mayoritariamente en el sector norte y los más nuevos en el suroeste de la ciudad, conformando una especie de anillo o cinturón periférico. A pesar de su cuantía, este avance poblacional no fue acompañado con la provisión de los servicios básicos.

Los asentamientos espontáneos se caracterizan por estar conformados fundamentalmente por individuos procedentes de otros sectores del área metropolitana de la ciudad de Resistencia. Asimismo es importante considerar que el discurso periodístico y algunas investigaciones mencionan cifras elevadas al hacer referencia respecto al número de individuos que se desplazan desde el interior provincial hacia la capital chaqueña; esos datos no coinciden con la realidad, porque la encuesta realizada permitió reconocer que el número de individuos relocalizados en los asentamientos durante la década del 90 superaba a los procedentes del interior provincial durante el mismo decenio.

La población originaria del interior provincial, procede fundamentalmente de áreas rurales, de los departamentos más pobres de la provincia como Güemes o Maipú, que presentan NBI elevadas; en menor medida provienen de aquellos con desarrollo en la actividad algodonera. No existe un patrón temporal definido en cuanto al ingreso sino que el mismo fue constante a lo largo de la década. No se pudo por lo tanto, detectar la existencia de una asociación estrecha con los episodios de El Niño 1992/93 y 1997/98, tal como había sido supuesto inicialmente. Aún así, un cuarto de los migrantes rurales destacaron la influencia de ambas catástrofes sobre su decisión de migrar.

Parece haber sido menor el efecto de la incorporación de nuevas tecnologías, pero esto debe ser encuadrado en el marco de la escasa participación que estos migrantes rurales tienen en explotaciones con uso frecuente de nuevas tecnologías y maquinaria sofisticada.

Las encuestas mostraron que la población conformada por los jefes de familias y cónyuges migrantes es preferentemente joven y adulta-joven y en su mayoría tuvo al menos una residencia anterior en la ciudad, previa a su localización en el asentamiento en que fueran encuestados. Los sitios para habitar son elegidos en relación con motivaciones laborales y con la posibilidad de acceder a un terreno y casa propia.

La duración de la permanencia en la o las residencias previas se prolonga usualmente por más de un año y sus actividades laborales son generalmente transitorias, relacionadas con la construcción, en ladrillerías o en servicios de seguridad para los hombres y quehaceres domésticos para las mujeres.

El relevamiento realizado permitió acceder a la evaluación de la condición sociodemográfica de la población móvil y del total de los habitantes de los asentamientos espontáneos, aunque es necesario considerar que en el aspecto referido a la movilidad de las personas y preferentemente los relacionados con la migración rural, los casos detectados posiblemente son escasos y permiten considerar los resultados obtenidos solo como exploratorios y no como definitivos.

 

 

BIBLIOGRAFIA

Banco Mundial. 1999. Informe sobre el Desarrollo Mundial 1998/99. Banco Mundial, Washington DC, 1999.

Barbeito, A y Lo Vuolo, R. 1995. La modernización excluyente. Transformación económica y estado de bienestar en la Argentina. Buenos Aires, Losada.

Barrios, Fernando. 1999. “Expansión urbana del área metropolitana del Gran Resistencia en la última década”. Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 1999. Universidad Nacional del Nordeste. http://www.unne.edu.ar/cyt/2000/cyt.

Benencia, R. y F. Forni. 1986. “Los procesos de transformación de las migraciones temporales en el contexto de una provincia productora de mano de obra: Santiago del Estero, Argentina”. Se fue a volver... PISPAL/CIUDAD/CENEP, México.

Benencia, Roberto y Hugo Mercer. 1991. Migración estacional, trabajo precario y enfermedad de Chagas. Desarrollo Económico. Instituto de Desarrollo Económico y Social, Buenos Aires. 31:121.

Benítez, María Andrea. 1999. Procesos de Ocupación de Suelo Urbano en el Gran Resistencia. 1983 - 1998. Estudio de Casos. Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 1999. Universidad Nacional del Nordeste.  http://www.unne.edu.ar/cyt/1999/cyt.

Bolsi, Alfredo y Enrique Bruniard. 1972. Geográfica N°1. Resistencia y su región. Resistencia, Instituto de Geografía, U.N.N.E

Bolsi, Alfredo y Enrique Bruniard. 1973. Geográfica N°2. Resistencia y su región, continuación. Resistencia, Instituto de Geografía, U.N.N.E

Bolsi, Alfredo y Enrique Bruniard. 1974. Geográfica N° 3. Resistencia y su población. Resistencia, Instituto de Geografía, U.N.N.E.

Bolsi, Alfredo y Enrique Bruniard. 1975. El proceso histórico y los caracteres demográficos y socioeconómicos de la ciudad de Resistencia. Folia Histórica del Nordeste Nº 1. Instituto de Historia, U.N.N.E.

Bolsi, Alfredo y Norma Meichtry. 1982. Realidad y política migratoria en el Nordeste Argentino. Cuadernos de Geohistoria Regional Nº7. Corrientes, Instituto de Investigaciones Geohistóricas.

Celton, Dora (coord.). 1996. Migración, integración regional y transformación productiva. Centro de Estudios Avanzados, U.N. Córdoba, Córdoba.

Cozzi, Carlos. 1997. Organización popular y asentamientos urbanos. Informe de Maestría (inédito). Universidad Nacional de Entre Ríos.

Domenach, Hervé, Dora Celton, et al. 1998. La comunidad boliviana en Córdoba: caracterización y proceso migratorio. ORSTOM- U.N. Córdoba, Córdoba.

Domenach, Hervé, Dora Celton, et al. 1998. La comunidad boliviana en Córdoba: caracterización y proceso migratorio. ORSTOM- U.N. Córdoba, Córdoba.

Foschiatti de Dell' Orto, Ana María. 1991. El desarrollo urbano y las particularidades demográficas del Chaco y su capital entre 1960 y 1990. Demográfica 4. Resistencia, Chaco.

González, Elvio. 1999. Cambios tecnológicos en la actividad agropecuaria chaqueña. Informe de beca. Facultad de Humanidades, U.N.N.E.

Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. 1992. Censo Nacional de Población y Vivienda 1991. Resultados definitivos. Características seleccionadas. Capital Federal. Serie B Nº1, Parte 1. Buenos Aires

Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. 1998. Anuario estadístico de la República Argentina. Buenos Aires.

Manoiloff, Raúl. 1992. Caracteres del movimiento natural de la población del Gran Resistencia. Resistencia, Barranqueras, Puerto Vilelas y Fontana en 1980. Demográfica N°6. Resistencia, Chaco.

Manoiloff, Raúl. 1995. Caracteres del movimiento natural de la población de Resistencia, Barranqueras, Puerto Vilelas y Fontana (Gran Resistencia) en 1990. Demográfica Nº11. Resistencia, Chaco.

Meichtry, Norma. 1998. Urbanización, alta primacía y desarrollo. Consideraciones conceptuales. Cuadernos docentes Nº 7. Instituto de Investigaciones Geohistóricas, Resistencia.

Mignone, Aníbal. 2000. Década de 1990: Los asentamientos espontáneos en el crecimiento de Resistencia. XXº Encuentro de Geohistoria Regional. Instituto de Investigaciones Geohistóricas, CONICET, Resistencia.

ONU. 1978. Factores determinantes y consecuencias de las tendencias demográficas. Nueva York, Volumen 1.

Pelli, Víctor. 1995. "El mejoramiento habitacional de los asentamientos espontáneos". Aportes para nuevas teorías de la Arquitectura. Cuaderno de la Cátedra de Sociología urbana Nº 2. Facultad de Arquitectura y Urbanismo, U.N.N.E..

Valenzuela de Mari, Cristina. 1991. Los Problemas de la Expansión Urbana y Demográfica de la ciudad de Resistencia, desde la Perspectiva Geográfica a partir de 1960. Cuadernos de Geohistoria Regional Nº 23. Instituto de Investigaciones Geohistóricas, CONICET, Resistencia.

Valenzuela de Mari. 1999. Modalidades de expansión en ciudades intermedias argentinas. “Urbanización planificada y espontánea en el Gran Resistencia. 1970-1998”. Revista de Geografía Norte Grande, Nº 26 Instituto de Geografía de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

 

 

www.unne.edu.ar