Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13874 al 13893 
AsuntoAutor
200/12 - Pasajeros Noticias
Malvinas: Brasil a Eduardo
La Argentina como Maria Ed
=?utf-8?B?SW5zdHJ1 Jeronimo
Re: NoticiasdelCeH Noticias
Fwd: Malvinas: com Eduardo
201/12 - Ignoranci Noticias
202/12 - LA ARGENT Noticias
203/12 - TEORIA DE Noticias
204/12 - Vietnam - Noticias
205/12 - Rumbo al Noticias
206/12 - TRENES AG Noticias
207/12 - Nuevo Reg Noticias
208/12 - Rusia se Noticias
209/12 - Argentina Noticias
210/12 - VIAJANDO: Noticias
211/12 - VIII Jor Noticias
212/12 - SEGUNDA C Noticias
213/12 - 2DA. CIRC Noticias
214/12 - Nuevos ti Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14163     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu =?utf-8?B?SW5zdHJ1Y3Rpdm8gcGFyYSBlc2NyaWJpciBlbiBFbCBQYcOtcw==?=
Fecha:Lunes, 23 de Abril, 2012  12:46:42 (-0700)
Autor:Jeronimo Montero Bressan <jeronimo_montero @.........ar>

Reenvío. Saludos,
Jerónimo
 
---------------------------------------------------------------
 
Si usted es miembro de esa clase incomprendida de los intelectuales latinoamericanos y desea exponer sus ideas en ese baluarte del progresismo peninsular que es El País, siga estas instrucciones para que su articulo resulte todo un éxito.

1. Todo su an√¡lisis debe basarse en los conceptos de caudillismo y populismo. En √ļltima instancia, esos conceptos explican la historia de Latinoam√©rica desde el siglo XIX, sin tener que entrar en complejidades hist√≥ricas, que aburren a su lector. La historia de nuestros pa√≠ses no ha cambiado desde la √©poca de la independencia.

2. Mencione la pobreza y el hambre, producto del caudillismo y el populismo. Es bueno mostrar un poco de la sensibilidad del pensador comprometido con la realidad social. Pero aclare que la pobreza y el hambre son culpa exclusiva de nuestros pueblos, evitando usar palabras tan desagradables como ‚Äúcolonialismo‚ÄĚ, ‚Äúimperialismo‚ÄĚ o ‚Äúsaqueo de recursos naturales‚ÄĚ. Menos a√ļn tenga el mal gusto de referirse a la esclavitud o la explotaci√≥n de comunidades ind√≠genas.

3. No se olvide de hablar de corrupci√≥n. Y de aclarar que la corrupci√≥n en nuestros pa√≠ses es producto del hambre y la pobreza, que son producto del caudillismo y el populismo. Tenga la delicadeza de no mencionar que son las compa√Ī√≠as multinacionales (incluyendo las espa√Īolas) las que pagan suculentos sobornos para obtener beneficios impensables en sus pa√≠ses de origen. Expl√≠queles a sus lectores que la corrupci√≥n es siempre culpa de la clase pol√≠tica latinoamericana.

4. Insista con que las instituciones no funcionan, producto de la corrupci√≥n que es producto del hambre y la pobreza, que son producto del caudillismo y el populismo. Las instituciones latinoamericanas est√¡n en constante crisis y nuestros pa√≠ses tienen democracias limitadas. Use an√©cdotas insignificantes desde el punto de vista estad√≠stico pero que resuenen en la mente de su lector. Por ejemplo, cu√©nteles lo dif√≠cil que es obtener alg√ļn certificado en un ministerio cualquiera. O qu√© f√¡cil es sobornar a un agente de aduana. Aunque usted no haya hecho jam√¡s ninguna de las dos cosas.

5. Recu√©rdele a sus lectores que los gobernantes latinoamericanos s√≥lo buscan perpetuarse en el poder ‚Äď lo que demuestra el caudillismo y el populismo que genera corrupci√≥n e instituciones fallidas. No importa si en Espa√Īa el jefe de estado es un monarca hereditario que gobierna desde hace treinta y siete a√Īos y fue nombrado por un dictador que gobern√≥ el pa√≠s por casi cuarenta a√Īos. Ni siquiera mencione que Felipe Gonz√¡lez gobern√≥ por catorce a√Īos con cinco mandatos sucesivos. Eso es muy distinto a un presidente latinoamericano que pretende tener tres mandatos por doce a√Īos. En este √ļltimo caso, estamos frente a un claro intento de perpetuarse en el poder. En Espa√Īa no, porque las instituciones funcionan.

6. No se olvide de condimentar todo esto con alguna referencia a una ponencia suya en alg√ļn foro internacional, fuera de los pa√≠ses latinoamericanos llenos de caudillismo y populismo. La presentaci√≥n de un paper en una universidad norteamericana basta para demostrar que usted es diferente al resto de los pensadores latinoamericanos que s√≥lo escriben en medios locales. Alternativamente, puede mencionar alguna charla de caf√© que tuvo hace cinco a√Īos con un escritor espa√Īol de moda. Si alg√ļn libro suyo fue publicado por Alfaguara o Cr√≠tica, acl√¡relo como al pasar en el primer p√¡rrafo. Su √©xito estar√¡ garantizado.

7. Use alguna cita de un latinoamericano de lustre, como Borges, Cort√¡zar o Garc√≠a M√¡rquez. Roberto Bola√Īo tambi√©n sirve.

8. Recuerde que Brasil no existe. Salvo para elogiar las pol√≠ticas ‚Äúde izquierda inteligente‚ÄĚ de Lula.

9. Fidel Castro es malo, malísimo. Aunque, claro, diga que la Revolución Cubana tuvo algunos éxitos menores en el campo de la salud y la educación.

10. Ch√¡vez tambi√©n es malo, mal√≠simo. Y sin √©xitos menores.

11. Los gobiernos progresistas latinoamericanos quieren destruir a la prensa independiente, como consecuencia de su gen√©tica caudillista y populista. No como la izquierda inteligente de Alan Garc√≠a o el centro moderado de Pi√Īera o Santos.

12. La prensa privada latinoamericana siempre es independiente. Los monopolios u oligopolios medi√¡ticos no existen.

13. Am√©rica Latina todav√≠a est√¡ en transici√≥n democr√¡tica, a consecuencia del caudillismo y el populismo que todav√≠a imperan. Espa√Īa ya la ha superado, por la madurez de la sociedad espa√Īola y la inteligencia de su clase dirigente.

14. Para finalizar, aclare que esta situaci√≥n le genera angustia y desaz√≥n, y que su refugio est√¡ en el pensamiento cr√≠tico de algunos intelectuales como usted que no han sido comprados por el poder corrupto o las ideolog√≠as acabadas imperantes en nuestros pa√≠ses.

Siguiendo estos consejos, su art√≠culo ser√¡ le√≠do con inter√©s por los lectores de El Pa√≠s. Usted lograr√¡ confirmarles lo que ya piensan pero no pueden decir abiertamente porque ir√≠a en contra de que creen son sus convicciones de izquierda. Tambi√©n obtendr√¡ una suculenta remuneraci√≥n en euros que no depositarla en su pa√≠s, ya que en cualquier momento se la podr√¡n robar los gobiernos corruptos, producto del hambre y la pobreza, producto del caudillismo y el populismo.

Por Daniel Plotkyn


--


----
PhD. Cand. Natalia Berti
Lehrstuhl f√ľr Arbeits-, Industrie- und Wirtschaftssoziologie,
Friedrich-Schiller-Universität Jena