Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1378 al 1397 
AsuntoAutor
376/03 - Urban Pla Humboldt
377/03 - Producció Humboldt
378/03 - Cambio Am Humboldt
379/03 - Bibliotéq Humboldt
380/03 - Sobre las Humboldt
381/03 - Inundacio Humboldt
382/03 - Piquetes Humboldt
383/03 - Maquinazo Humboldt
384/03 - El derech Humboldt
385/03 - La autofa Humboldt
386/03 - Elleccion Humboldt
387/03 - Una victo Humboldt
395/03 - III Jorna Humboldt
394/03 - Necesitan Humboldt
388/03 - Las Múlti Humboldt
389/03 - Simposio Humboldt
390/03 - Carrera d Humboldt
391/03 - Evolución Humboldt
393/03 - Geography Humboldt
392/03 - Charla - Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1573     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 394/03 - Necesitan petróleo, pero el dólar es má s importante
Fecha:Jueves, 8 de Mayo, 2003  18:57:04 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 394/03
 

Necesitan petróleo, pero el dólar es más importante

 

Serguei Glaziev

 

Sovietskaya Rossia, 29 de abril del 2003


 

Una de las explicaciones que más se están oyendo para entender la agresión contra Iraq, es la necesidad de bajar los precios del petróleo. Pero ¿es esto realmente así?  Los EUA tienen muchas palancas para presionar sobre los exportadores de petróleo. Los mismos países miembros de la OPEP, en varias ocasiones han mostrado su disposición ha rebajar los precios hasta las 25$ por barril. Sin embargo los americanos no han recurrido a estos medios.

¿Qué es lo que buscan los EUA con esta agresión? ¿Acaso simplemente el derrocamiento de Saddam?. De todos es sabido que sus servicios secretos, en muchos casos se han dedicado a eliminar sin contemplaciones a los políticos molestos y a organizar golpes militares en otros países. ¿Qué sentido tiene indignar a todo el mundo, pudiendo hacerlo sin mancharse las manos?.

Fue precisamente así como se provocaron dos guerras mundiales que arruinaron al Viejo Mundo y enriquecieron fabulosamente a los EE.UU.

Un rayo de luz sobre los objetivos FUNDAMENTALES de esta aventura americana, lo puede verter el análisis de las leyes que rigen a largo plazo el desarrollo de la economía mundial. La dinámica de los principales indicadores nos demuestra que la economía mundial está entrando en una de sus cíclicas crisis estructurales. La desaceleración en los tiempos de crecimiento económico en los países más industrializados, la caída de los beneficios y el sobrante de recursos financieros dan fe del agotamiento de las posibilidades de ampliación de la producción en sus direcciones tradicionales.

Es aquí donde debemos buscar los motivos reales de la agresión. En esta, al igual que en guerras anteriores, los EE.UU. están resolviendo una tarea de vital importancia estratégica para ellos, consistente en el mantenimiento del monopolio de emisión de divisa mundial.

Comenzando desde el 71, cuando el gobierno americano se negó a la conversión de dólares por oro, obligaron a todo el mundo a utilizar su moneda nacional en calidad de divisa internacional. No solo comenzaron a apropiarse de la ganancia de emisión, sino que pusieron en circulación el 80% de su masa monetaria en dólares como seguro de sus propias obligaciones estatales.

Esto explica que se puedan permitir todo tipo de campañas militares, por costosas que estas sean, y mantener a todo el mundo atemorizado.

La emisión incontrolada de billete verde acabó formando una pirámide financiera mundial. Únicamente 4% de la masa monetaria de los EUA está respaldada por sus reservas de divisa oro.

Bastaría con que alguien comenzase a lanzar de forma masiva dólares para que se pudiera dar la destrucción, a modo de avalancha, del sistema monetario internacional, acabando con el liderazgo económico americano. Saldría a relucir la deuda de más de 30 billones de dólares de los EUA ante el resto del mundo.

Para mantener la estabilidad del dólar, los EE.UU. necesitan generar una demanda constante.

Pero en este proceso de inmersión de la economía mundial en una depresión estructural, se reduce la demanda general de crédito y al mercado financiero le dan escalofríos. En los últimos 4 años las perdidas conjuntas en el mercado americano de fondos, han superado los 7 billones de dólares.

El proceso de formación de la nueva estructura tecnológica asegura la demanda creciente de créditos. Pero hasta que la recomposición estructural coja ritmo, los EUA necesitan por todos los medios estimular la demanda de dólares y bloquear los intentos de emisión.

Organizando la guerra en Yugoslavia, Los EUA desestabilizaron la situación económica y política en la Unión Europea. La estabilidad del euro se vio así temporalmente socavada y los planes de ampliar la esfera de circulación de esta divisa, congelados.

Así se vio frenada la iniciativa de Bruselas de adoptar el euro como moneda par las transacciones comerciales con Rusia. Los países europeos se siguen viendo obligados a mantener una parte importante de sus reservas en dólares.

 

Bajo la excusa de la "cruzada" contra el terrorismo internacional, los EUA han conseguido que se congelen grandes activos en dólares pertenecientes a organizaciones y particulares de los países árabes.

Reforzando su influencia geopolítica, valiéndose de la escalada de la tensión internacional, los EUA han bloqueado las iniciativas de los países asiáticos de crear un nuevo fondo monetario en sus divisas nacionales. El embate de los precios sobre el petróleo provocado por los americanos, unos precios que se fijan en dólares, ha servido para controlar durante un tiempo la masa sobrante de dólares.

Finalmente, la guerra en Iraq le ha dado a los EE.UU. un instrumento más para contrarrestar los intentos de emisión de dólares: la congelación de cuentas bancarias de países enteros.

 

De esta manera, los EUA actúan de un modo completamente lógico. Les es extremadamente vital conservar el derecho de emisión de divisa, con el fin de llevar a cabo la modernización de su economía, a expensas del resto del mundo. Cualquiera que ponga en duda la conveniencia de la utilización del dólar como divisa mundial o le cierre sus mercados, representa una amenaza para sus intereses nacionales. Y que nadie dude que los EUA defenderán sus intereses.

Evidentemente, esta marcha de los acontecimientos es potencialmente peligrosa para Rusia y otros estados. El volumen de la pirámide de dólares no cubiertos es tal, que cada año la posibilidad de su desplome repentino aumenta.

De un día para otro, todo aquel que maneje dólares, perdería una parte importante de sus ahorros, sino todo.

Si la comunidad internacional quiere frenar al agresor y asegurarse frente a la constante tensión, alentada por los EUA, desencadenante de guerras regionales, necesitará abandonar el dólar como divisa mundial. Para esto bastaría con que se pusieran de acuerdo los Bancos Centrales de los países interesados. El precio a pagar serían las perdidas de los detentores de dólares y la desestabilización del actual sistema financiero internacional.

La comunidad internacional necesitaría introducir con urgencia un nuevo sistema de cálculo monetario e introducir una nueva divisa mundial.

En cualquier caso Rusia debe librarse de la dependencia del dólar, disminuir radicalmente la parte de los activos en dólares de sus reservas de divisas. Acordar con la UE, los países de la CEI (países de la ex URSS) y China, la utilización de sus divisas nacionales en sus operaciones comerciales, y conseguir la convertibilidad del rublo.

Si a esto añadimos una política de emisión nacional, devolviendo al estado los ingresos por renta para destinarlos al desarrollo y crear las condiciones necesarias para lograr el crecimiento de los nuevos sectores productivos, con la incorporación de las nuevas tecnologías, Rusia podrá recuperar un lugar honroso entre los líderes mundiales.

Me gustaría creer que la razón se acabará imponiendo, y el elector ruso dará su apoyo a las fuerzas que de verdad defienden nuestros intereses nacionales. Solo así tendremos la posibilidad de sustituir el actual gobierno de incompetentes por auténticos profesionales, capaces de lograr el milagro económico para el país y no para unas pocas familias investidas de poder.

*Economista y diputado de la Duma (parlamento ruso)


 

Gentileza: Ricardo César Andreu