Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13361 al 13380 
AsuntoAutor
1105/11 - La OTAN Noticias
1106/11 - EE.UU. - Noticias
1107/11 - Como nas Noticias
1108/11 - La retir Noticias
1109/11 - La Era K Noticias
1110/11 - INMIGRAC Noticias
1111/11 - A DESCON Noticias
1112/11 - Pasajero Noticias
1113/11 - PANORAMA Noticias
1114/11 - VIAJANDO Noticias
1115/11 - "El sist Noticias
1116/11 - Israel - Noticias
1117/11 - Brasil - Noticias
1118/11 - Pasajero Noticias
1119/11 - AS FEIRA Noticias
1120/11 - VIAJANDO Noticias
1121/11 - O poder Noticias
1122/11 - "1914: l Noticias
1123/11 - Ações ex Noticias
1124/11 - VIAJANDO Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13657     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1118/11 - Pasajeros de Proa: La comunidad judía en San tiago del Estero
Fecha:Lunes, 7 de Noviembre, 2011  09:37:26 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 1118/11
 
 

La comunidad judía en Santiago del Estero.

Colonia Dora en la experiencia agrícola nacional a principios del siglo XX

 

 

Mónica Martínez de Alegre 


Introducción

La gran inmigración ruso-judía producida en la Argentina tuvo su origen en la obra del Barón Mauricio de Hirsch, nacido en Alemania en 1831. Preocupado por la suerte de sus connacionales, los judíos de la Europa del este (especialmente de Rusia), que eran sometidos a vejámenes de toda índole, decidió la creación de numerosas instituciones en varios países y creó finalmente la Jewish Colonization Association (en adelante JCA) el 24 de agosto de 1891, con el fin de facilitar la emigración de judíos hacia otras regiones del mundo donde no padecieran las permanentes persecuciones de las que eran objeto en los estados europeos. Estaba convencido, además, de que el establecimiento de colonias agrícolas en distintas partes de América permitiría a los judíos mejorar sus condiciones de vida y ser parte del desarrollo de los Estados, permitiéndoles vivir en paz y al amparo de las leyes. (Avni, 1983: 129)
Contrariamente a casi todas las comunidades que llegaron a Argentina, la judía no ingresó de manera espontánea, motivados por la colaboración de parientes radicados con anterioridad sino a través de organizaciones comunitarias o filantrópicas de esa nacionalidad como la JCA, que contó con grandes recursos financieros a disposición del proceso de colonización agrícola. (Avni, 1983: 207)

La Jewish Colonization Association obtuvo la personería jurídica en el año 1892 y fue reconocida como Asociación Civil sin fines de lucro, por decreto presidencial del Gral. Julio A. Roca del 13 de abril de 1900. Fue reconocida como una institución filantrópica que tenía su sede social en Londres y su administración central en París. En la Argentina estableció una filial con Dirección General en Buenos Aires, de quien dependieron los administradores que estaban al frente de las colonias. (JCA, 1942: 8)
La empresa colonizadora judía habría jugado un papel fundamental en el proceso de crecimiento de la población judía en la Argentina. Las colonias fueron fundadas y administradas por la Asociación Colonizadora JCA, distinta a la mayoría de las que operaban en ese momento en el país, ya que -a diferencia de estas últimas- su propósito no era extraer ganancias de sus enormes inversiones sino, por el contrario, favorecer la instalación de una masa de campesinos judíos que trabajaran cada uno su propia tierra y extrajeran de ella los recursos para satisfacer sus necesidades. En otras palabras, su propósito principal fue asentar a los inmigrantes en el campo para crear una clase campesina y de chacareros judíos en la Argentina, convirtiéndolos en productores agrícolas modernos, disciplinados y comprometidos con la tierra que les tocara para vivir. La compañía veía en este plan, la forma de regeneración humana y moral de la comunidad. (Senkman, 1984: 13-14)

Así, para dar cumplimiento al plan colonizador, en el período que va entre los años 1892 y 1920 la JCA concretó la adquisición de 154.351 hectáreas en la provincia de Buenos Aires; 81.600 has en la provincia de La Pampa; 202.966 has en la de Entre Ríos; 147.337 has en Santa Fe y 2.980 en Santiago del Estero, dando lugar en esta última provincia al asentamiento de los colonos en Colonia Dora. (Senkman, 1984: 45-46)

Dora, radicada en el departamento Avellaneda, ya existía cuando la JCA adquirió las diferentes parcelas para la instalación de los inmigrantes judíos. Había ido adquiriendo su fisonomía desde el año 1869 cuando se creó en la provincia el departamento topográfico y a partir de ello se iniciaron las delimitaciones geográficas de cada departamento. La concreción posterior de obras de irrigación y la llegada del ferrocarril, hicieron lo suyo para posibilitar el surgimiento de esta localidad.
El gobierno de la provincia, en concordancia con la Ley de Inmigración y Colonización aprobada por el gobierno nacional en 1876, sancionó la ley referida a las Colonias Agrícolas en el año 1889, cuyo artículo 1º eximía de impuestos a  las colonias agrícolas fundadas en zonas de riego, con una extensión no menor de 200 hectáreas y una población mínima de 50 habitantes.

Hacia el año 1891, Antonio López Agrello adquirió a la Sociedad Territorial y Agrícola del Brasil la totalidad de las tierras de una propiedad denominada “El Bracho” de 37.497 hectáreas, 80 áreas (Sánchez de Oliva, 1994: 3-4). La historia ubica así a este hacendado como el fundador de la localidad para dedicarla a la agricultura, previa subdivisión y colonización, y una vez que fuera dotada de una red de canales apropiadamente distribuidos para proveer de riego a los terrenos por entonces cubiertos de malezas.

La colonia agrícola, bajo la administración del Sr. Juan María Lastra por encargo del Sr. Agrello, que se convertirá en una de las colonias más prósperas del territorio provincial, recibió de su fundador una inversión aproximada de 1.500.000 pesos moneda nacional, para las innumerables obras que se realizaron: el fraccionamiento de la propiedad en pequeños lotes vendidos a precios accesibles a todos aquellos agricultores que desearan establecerse en la colonia; una red de canales que partían del río Salado y se ramificaban surcando todas las tierras, a través de acequias e hijuelas que proveían el agua necesaria para cualquier tipo de cultivo y, como corolario, los cimientos del pueblo que fuera levantado en el centro de la propiedad.
El centro agrícola, a fines de la primera década de 1900, había incorporado grandes extensiones de tierras para el desarrollo agrícola y promovido la plantación de cultivos alternativos al maíz, la alfalfa y el algodón, para poder competir en los mercados compradores y sobrellevar los periodos negativos del agro debido a las etapas de sequía y otros padecimientos propios de los agricultores, como la presencia de langosta. (Tenti, 2006)

Dentro del perímetro total de las tierras de Agrello se estableció la Jewish Colonization Association cuando adquirió los terrenos para el asentamiento de los colonos judíos, sujetos a las normativas provinciales, nacionales, a las reglas de la organización y los contratos de arrendamiento establecidos entre la empresa y los pioneros agrícolas que llegaron a la provincia y que con su trabajo contribuirán en el desarrollo de la colonia.

En el presente proyecto de investigación se abordara el estudio de esta experiencia colonizadora judía en la localidad de Colonia Dora del departamento Avellaneda, en el período que media entre la llegada de estos inmigrantes y su alejamiento definitivo de la colonia. Más concretamente, reconstruiremos el proceso por el cual arribaron los inmigrantes judíos a Santiago del Estero y se radicaron en la colonia bajo las normativas impuestas por la J.C.A, profundizando en la organización económica de la colonia y, particularmente, en los aspectos regulados por los contratos establecidos entre los representantes de la J.C.A y los colonos como la tenencia de la tierra.

Para la concreción de este proyecto se utilizarán fuentes escritas y orales. Las escritas inéditas y editas son de gran importancia por cuanto se procederá al análisis de documentación procedente de la propia JCA y de archivos provinciales, los censos nacionales y provinciales y las publicaciones del diario El Liberal. Se recurrirá también a las fuentes orales mediante la realización de entrevistas a ex colonos judíos que permitirán complementar el trabajo documental desde otro tipo de acercamiento.
Por las características del problema y los objetivos planteados en este proyecto, se procederá al empleo de métodos cualitativos y cuantitativos en un trabajo flexible que nos brindará una visión amplia de la problemática abordada, donde se interrelacionan variables económicas, políticas, ambientales y demográficas.

 

Planteo y Fundamentación del Problema

Esta investigación abordara el estudio de una experiencia de inmigración y colonización dirigida: la instalación de inmigrantes judíos en Colonia Dora, promovida y vehiculizada por la compañía filantrópica Jewish Colonization Association, entre 1910 (fecha en que dicha compañía adquiere los terrenos para la colonización en Santiago del Estero) y principios de la década de 1920, cuando la colonia es abandonada por la mayoría de los inmigrantes judíos.

El tratamiento de esta problemática se centrara en cuatro ejes: la procedencia de los colonos judíos y las formas de atracción y traslado desplegados por la empresa filantrópica Jewish Colonization Association; las características de los contratos establecidos entre los colonos y la compañía, particularmente en lo referido a las formas de tenencia de la tierra; la organización económica interna de la colonia, poniendo énfasis en la producción agrícola, en tanto era la principal o única actividad que permitía el sustento económico de las familias; el rol del estado provincial en el desarrollo de la colonia.

El estudio de caso sobre la Colonia Dora, como única colonia agrícola radicada en la provincia de Santiago del Estero en el período de la gran expansión agrícola nacional y del surgimiento de colonias judías en distintas provincias del interior del país, reviste interés por varias razones. En primer lugar, porque remite a una problemática más amplia relativamente poco estudiada tanto en Santiago del Estero como en Argentina: la inmigración judía en el país se desarrollo en un periodo aproximado de cuarenta años, desde la sanción de la Ley Nacional Nº 817 de Inmigración y Colonización en 1876 hasta la década de 1920.

Se trató de una experiencia particular en un doble sentido. Por un lado, fue resultado de un convenio especial concertado por el gobierno argentino para estimular la inmigración dirigida de agricultores, en un periodo donde predomino la inmigración espontánea. Por otro lado, en ningún lugar del mundo, la inmigración judía fue el resultado de un proyecto tan ambicioso. (Senkman, 1984: 10-11)

Si bien la radicación de judíos en la Argentina y el surgimiento de las colonias agrícolas tuvieron una destacada actuación a finales del siglo XIX y principios del XX, son relativamente pocos los investigadores que se han detenido a analizar este proceso dentro de la gran corriente inmigratoria radicada después de la ley de Avellaneda.

En segundo lugar, el tratamiento del caso de Colonia Dora reviste interés por tratarse de la única colonia agrícola judía instalada en Santiago del Estero. Su análisis, por lo tanto, permitirá iluminar tanto los aspectos comunes como las especificidades de esta provincia, en relación a la experiencia de las colonias judías instaladas en otras provincias del país en la misma época1. No se trata, por otro lado, de una corriente inmigratoria menor dentro de la provincia de Santiago del Estero: la comunidad judía ocupó el cuarto lugar en número de integrantes radicados en el territorio provincial después de los de origen español, italiano y sirio-libanés.

Finalmente, el examen de la relación contractual que unía a los colonos con la empresa, la organización de la colonia y las actividades económicas de los colonos nos permitirá analizar las características concretas que asumió este proceso de inmigración dirigida en la provincia.

 

Antecedentes de Investigación

Al abordar el problema de la colonia agrícola judía en Santiago del Estero entre la segunda y tercera década del siglo XX, a través del trabajo realizado por la JCA, se hace necesario señalar, por un lado, los aportes realizados por investigaciones previas sobre la colonización judía en la Argentina y sobre la Colonia Dora en particular. Por otro lado, los trabajos más generales sobre aspectos políticos, económicos y/o sociales del período que nos permitirán reconstruir el marco histórico de referencia de esta investigación.

 

Argentina en las primeras décadas del siglo XX

Los procesos por los que atravesó la Argentina en el período delimitado para esta investigación, han sido abordados por autores como Panettieri, Halperín Dongui, Devoto y Cibotti, entre otros. Estos investigadores dirigen su mirada hacia aspectos de sumo interés para clarificar cuándo, cómo y por qué se produjo la apertura de la Argentina a diferentes corrientes inmigratorias procedentes del viejo continente.
Panettieri (1970) realiza un análisis general de las políticas migratorias y de colonización implementadas por el Estado argentino casi desde los albores de la Revolución de Mayo, para detenerse en los períodos de la inmigración masiva producida a principios del siglo XX. Si bien su trabajo no es pormenorizado, describe con claridad las políticas públicas adoptadas por la clase dirigente y su repercusión en las transformaciones de la sociedad a partir del análisis censal.

En Halperín Dongui rescatamos un trabajo orientado hacia la búsqueda de respuestas de carácter ideológico. En ¿Para qué la inmigración? el autor analiza el período que va entre 1810 y 1914 centrándose en las ideas sustentadas por la clase dirigente para aplicar políticas inmigratorias tendientes a poblar vastas zonas del país que por entonces se encontraban semi desiertas. Presenta de manera general la situación de los inmigrantes en zonas urbanas y rurales, para culminar con las diferentes problemáticas que debieron sortear desde su radicación.

Por su parte, Devoto (1989) centra su objeto de estudio al período de auge del proceso inmigratorio iniciado desde la sanción de la ley Avellaneda en 1876 hasta 1925, fecha que marcaría el cese de la gran inmigración. Realiza un análisis minucioso del contenido de la ley que estableció el marco normativo del proceso de inmigración y colonización originado en décadas anteriores y hace hincapié en el predominio de políticas públicas tendientes a encauzar el desarrollo socioeconómico a través de mecanismos que dieran cumplimiento a lo establecido en dicha ley. Por otro lado, resalta la diferencia establecida en materia de políticas migratorias implementadas por la Argentina respecto de otros países americanos, aportando datos estadísticos de gran interés.

Siguiendo con publicaciones referidas al proceso inmigratorio, Cibotti (2000) reconstruye este período de transformación social registrado desde la década de 1880 con el reconocimiento estatal del sentido que inspiró la ley Avellaneda. La autora sigue un desarrollo cronológico de los cambios operados desde el gobierno para dar cumplimiento a sus postulados, pero con condicionamientos  impuestos por la realidad política y económica de cada período. Además, plantea un análisis social de una posible integración efectuada por los inmigrantes en el seno de la sociedad Argentina y la conformación de las distintas colectividades que en definitiva dilataron la unidad nacional deseada. Por último, siempre desde un abordaje social, la autora profundiza el estudio de la creciente vida política de los inmigrantes a través de la mayor actividad cultural desarrollada en medios de comunicación masiva.

En conjunto, estos estudios sobre el proceso de inmigración masiva en la Argentina, junto a las obras generales de historia argentina como las de Floria y Belsunce (1992) y Romero (1996), que desarrollan aspectos políticos del período desde una perspectiva crítica, nos permitirán situarnos en el contexto nacional e internacional al abordar el estudio de caso planteado como objeto de este proyecto.

 

La colonización judía

Existen estudios generales sobre la inmigración y colonización judía en la Argentina, como los de Lewin (1971), Avni (1983) y Senkman (1984). El primer autor mencionado (Lewin, 1971) ha publicado un trabajo sumamente interesante donde describe aspectos sobresalientes de la corriente inmigratoria judía. La obra cubre un período muy extenso, desde el siglo XVI hasta la actualidad. La época colonial encuentra aquí una exposición original debido esencialmente a la carencia de bibliografía sobre esta temática y a la solvencia del autor para abordar el tema. Realiza también un estudio minucioso sobre los lazos de parentesco entre los cristianos nuevos y criptojudíos radicados en el territorio a partir de la Revolución de Mayo, las características de la inmigración judía a fines del siglo XIX y la participación de esa comunidad en movimientos sociales y culturales.

Respecto del período acotado para esta investigación, Lewin analiza en forma general el fenómeno inmigratorio argentino y -en particular- el proceso de ingreso de la colectividad judía al país, citando como punto de partida el año 1852 y destacando los períodos posteriores a la sanción de la Ley Nacional de Inmigración y Colonización. Cita personajes desatacados de la colectividad y menciona el surgimiento de las primeras instituciones judías.

En cuanto a la colonización agrícola judía en particular, su trabajo consistió en presentar sintéticamente los sucesos a partir del Gobierno del Gral. Roca, concebido por él como el artífice de la inmigración judía establecida en el país, como corolario de su gestión gubernativa. Narra, además, las distintas dificultades experimentadas por los primeros colonos de Moisesville (primera colonia agrícola judía establecida en Argentina, en la provincia de Santa Fe) y analiza la obra realizada por la empresa colonizadora del Barón Hirsch, informando sobre las fechas de creación de cada una de las colonias judías creadas por la JCA.

Por su parte, Avni (1983) ejecuta un estudio general muy completo basado en los principales archivos del país y de la comunidad judía, sobre la inmigración de sus connacionales en Argentina desde el período colonial hasta 1950, poniendo énfasis en la etapa posterior a 1880. Sobre la temática abordada en este proyecto, su investigación aporta un estudio de las “posibilidades de inmigración judía en la Argentina”, creadas por las autoridades y la sociedad receptora, y la “actividad judía para el aprovechamiento al máximo de esas posibilidades” (Avni, 1983: 11-12). En este marco, el autor realiza un análisis pormenorizado de la obra del Barón de Hirsch que permitió, mediante la creación de la JCA, la inmigración judía planificada. Detalla la organización interna de la JCA, su estructura internacional y el trabajo realizado a través de una burocrática administración empresarial.

Por otra parte, Avni analiza el accionar del gobierno argentino para la promoción y entrada de los inmigrantes judíos provenientes de Europa y especialmente de Rusia. De manera general, hace referencia al reclutamiento de los colonos en Europa del este y sus posibilidades para la radicación en las colonias agrícolas, las actividades en ellas realizadas y las vicisitudes experimentadas por los colonos en las principales colonias creadas por la compañía, pero no aporta ningún dato relativo a la Colonia Dora.

Por su lado, el breve pero ilustrativo trabajo de Senkman (1984) aporta datos significativos sobre el proceso colonizador agrícola judío, a través de la transcripción  de documentos emitidos por el gobierno para la promoción de la inmigración judía, aportes periodísticos del diario La Nación donde se registran datos sobre el ingreso de los colonos a partir del accionar de la JCA y secciones del informe periódico emitido por la JCA, destacando la singularidad de esta inmigración dentro del proceso inmigratorio general del país.

El trabajo, si bien se presenta sin un orden cronológico y temático, posee también textos de diversos contenidos que incluyen testimonios directos de sus protagonistas, registrados en crónicas, memorias e informes. En él, el autor brinda una visión de la radicación de los inmigrantes en las primeras colonias judías a través de la reconstrucción de la memoria oral de un descendiente de los fundadores de la primera colonia agrícola judía de Moisesville y un pionero de la colonización agrícola.

En otro orden, Senkman acerca datos sobre las tierras adquiridas por la JCA, las condiciones de la colonización, las características que adquirió la instalación de los colonos y las sociedades cooperativas creadas. Transcribe además un informe sobre la producción agrícola de las colonias realizado por el Director de la JCA en Argentina, David Gazes. Menciona conflictos producidos entre los colonos y la JCA y, de manera sintética, describe los resultados de la colonización hasta el año 1920. Por último, es de fundamental importancia para la investigación propuesta, lo expuesto por este autor sobre la evolución económica de los colonos y su relación con la empresa colonizadora a través de contratos, descritos como abusivos, burocráticos e injustos.

Siguiendo con las obras que aportan datos sobre esta temática, se encuentra la compilación sobre los inmigrantes judíos en la Argentina dirigida por Manrique Zago (1982). En ella se documentan datos de gran valor investigativo por cuanto se adjunta  una “Crónica de la vida judía en la Argentina” realizada por el Ing. Alberto Klein, que abarca desde el año 1862 y hasta 1939, en la que informa de manera precisa los acontecimientos más relevantes del proceso inmigratorio en base a información extraída del libro “Cinco Siglos de Historia” del mismo autor.

El ingreso de los inmigrantes y su posterior radicación en las diferentes colonias agrícolas está también documentado en esta obra a través de breves textos informativos de temáticas diversas, acompañados por innumerables fotografías que registran la labor realizada por el pueblo judío tanto en las zonas urbanas como en el campo argentino. A esta información se agregan los datos generales sobre la producción agrícola de algunas colonias, la diversificación de cultivos implementada por estos colonos y la formación de las primeras cooperativas agrarias para mejorar las condiciones de venta de sus productos. La obra aborda -como dijimos- datos generales y sin un orden específico, sin mencionar tampoco la colonia agrícola de Santiago del Estero.

Otro antecedente específico lo constituye el paper publicado por Zablotsky (2005), cuyo objetivo consiste en buscar las causas que provocaron la inmigración de los colonos judíos hacia centros urbanos, produciendo la declinación de las colonias agrícolas y con ello el fracaso de la idea colonizadora del Barón Hirsch. Este trabajo confiere un valor fundamental a la empresa realizada por la JCA, cuyo accionar permitió el ingreso de miles de judíos al país, hecho que para el autor no se hubiera efectivizado de no contar la comunidad hebrea con una asociación filantrópica que posibilitara la inmigración asistida.

Zablotsky, con una visión diferente a la sostenida por otros autores, concluye su análisis otorgando al proyecto del Barón Hirsch el calificativo de “exitoso”, por cuanto a través de él cientos de familias judías encontraron en la Argentina un lugar donde vivir al amparo de las leyes - oponiéndose en cierta forma a todos aquellos que descalifican la obra colonizadora-.

En síntesis, las obras generales sobre la inmigración y colonización judía en Argentina nos permiten identificar los rasgos sobresalientes del panorama nacional e internacional en el cual se desarrolló el ingreso de los judíos. Este contexto histórico nos brindará la posibilidad de esclarecer algunos aspectos políticos, económicos, sociales y culturales que motivaron la radicación de los colonos.

En cuanto al proceso migratorio, es un tema tratado con mayor profundidad y riqueza por estos autores, que aportan datos significativos sobre el ingreso y posterior radicación de los inmigrantes en las diferentes colonias del litoral e interior, las actividades realizadas en ellas, su crecimiento, características, desarrollo cultural y problemas suscitados entre los colonos y la JCA Todo esto nos proporciona información posible de ser comparada con nuestro caso de estudio.

No es menos importante el aporte que realizan sobre los marcos legales (tanto estatales como privados) que posibilitaron la migración de los judíos desde Europa y la colonización interna posterior, donde se destacan los contratos entre el Estado y la Empresa y los rubricados entre la JCA y los colonos. Sobre Dora en particular, contribuyen con datos precisos sobre la creación de la colonia, la extensión de los terrenos y las actividades agrícolas desarrolladas, que serán incorporadas en esta investigación.

 

Colonia Dora: La experiencia agrícola judía en tierras santiagueñas

Los conocimientos existentes sobre la Colonia Dora son muy escasos y provienen, en general, de las publicaciones realizadas por el diario El Liberal, más precisamente de los artículos que el matutino publicó en los diferentes números aniversarios sobre las distintas localidades del interior de la provincia. Estos artículos serán utilizados como fuentes para el análisis posterior de la problemática a tratar.
No obstante, se cuenta con un artículo específico publicado recientemente por Tenti (2006), quien realiza un análisis de los primeros diez años de vida de la colonia, en el marco del proceso de colonización agrícola de la provincia. En dicho artículo, la autora aborda -en base a las fuentes periodísticas antes mencionadas, utilizando los artículos de El Liberal de principios del siglo XX- los aspectos generales del período de conformación de la colonia. En este sentido, aporta una aproximación a la biografía de Antonio López Agrello (empresario que impulsó la creación de la colonia), la composición de la población asentada en la primera década de vida de Dora, los tipos de cultivo y extensiones sembradas, las obras de riego y las características ecológicas de la zona. Destaca principalmente la conformación de Dora como polo de desarrollo agrícola provincial surgida a la vera del ferrocarril y con una creciente actividad social y cultural. Si bien la inmigración ruso-judía es mencionada, no hay un tratamiento en profundidad del tema, en tanto escapa a los objetivos y período
focalizado en el artículo. Por último, y como un factor de gran importancia que se recuperará en el presente trabajo de investigación, destaca la gran falta de recursos hídricos hacia la colonia, ocasionada por largos periodos de sequía y el incremento de regantes en zonas aledañas, problemática esta que no contó con el apoyo gubernamental para una posible solución.

Por otro lado, el Gobierno de la Provincia auspició la publicación de cuadernillos con contenidos históricos sobre las localidades de los departamentos provinciales. En uno de ellos, los autores Sánchez de Oliva y Farías realizan una breve síntesis del proceso de fundación de la colonia, utilizando sólo fuentes orales y datos del Archivo de la Comisión Municipal. (Sánchez de Oliva y Farías, 1970)

En concordancia con la publicación antes mencionada, Sánchez de Oliva publica en 1994, por intermedio de la municipalidad de Colonia Dora, un fascículo en homenaje a López Agrello donde relata de manera cronológica el origen de Colonia Dora y brinda datos relevantes para el trabajo de investigación, al referirse a la legislación provincial dictada en 1889 sobre colonización agrícola, su ubicación y la extensión de las tierras que dieron vida a la colonia. (Sánchez de Oliva, 1994)
Por último, se encuentran datos de interés en la compilación realizada por Curi Paz (2003) que aborda las dos primeras décadas del siglo XX en Santiago del Estero, donde analiza datos de población, educación, situación económica, problemas del agua y progresos alcanzados en el período tratado. En este trabajo, la autora menciona la llegada de inmigrantes judíos y el crecimiento de Colonia Dora como única colonia agrícola provincial con una fuerte expansión de diversos cultivos de zona de riego. Si bien los datos aportados son escuetos, sirven para completar la visión general de la colonia en el período en cuestión.

 

            Diseño Metodológico

El proyecto propuesto se realizará desde una perspectiva de análisis que combina elementos de la historia social, económica y política, por cuanto se trata de explicar un proceso donde confluyen políticas de Estado, intereses económicos privados y estatales y  necesidades concretas de una comunidad de inmigrantes.
Dadas las características del trabajo en cuestión las estrategias metodológicas a utilizar serán en primer término las cualitativas, pero tal como sugieren las nuevas corrientes historiográficas se efectuará la triangulación de este análisis con lo cuantitativo. Por medio del examen de fuentes escritas y su contrastación con fuentes orales.
Asimismo, en este proyecto se plantea la realización de un “estudio de caso”, es decir, el análisis en profundidad del proceso histórico específico de asentamiento de inmigrantes judíos en una colonia agrícola en particular y en un período acotado, que cubre no obstante todo el proceso de instalación, colonización y abandono de la colonia por parte de una comunidad judía particular. El valor de este tipo de estudios reside en el hecho de que permite profundizar, ampliar o poner en cuestión los conocimientos generales con que ya se cuenta sobre un tema -en este caso la inmigración judía en Argentina a principios del siglo XX y la radicación de colonias agrícolas con inmigrantes de este origen- los cuales han sido reseñados en el apartado sobre Antecedentes de investigación.

El   conjunto  de  fuentes   seleccionadas   para  el   desarrollo    de este  proyecto    incluye documentación escrita de diverso tipo (edita e inédita) y fuentes orales.

 

 

Notas

 1   Cabe aclarar, en ese sentido, que si bien colonos de otras nacionalidades radicados en el interior del país abandonaron las tierras para dirigirse hacia otros centros rurales o urbanos, este fenómeno fue generalizado en el caso de la comunidad judía y Colonia Dora no fue una excepción. Sin embargo, los factores por los cuales los inmigrantes judíos que eligieron un rumbo diferente al preestablecido mediante acuerdos con la empresa privada que los radicó en el país, no fueron los mismos en el caso de Dora que en otras colonias judías del país tal como se desprende del estudio de Tenti (2006). En este proyecto nos proponemos avanzar en el análisis de las similitudes y diferencias entre el caso santiagueño y la experiencia de otras provincias del país.

 

 

Bibliografía citada y consultada

 

 a) Publicaciones académicas

           

 ACHÁVAL, Néstor, 1993, Historia de Santiago del Estero. Siglos XVI-XIX, Universidad Católica de Santiago del Estero, Santiago del Estero.

 ALEN LASCANO, Luis, 1996, Historia de Santiago del Estero, Plus Ultra, Buenos Aires.

 ÁLVAREZ, Luis, 1993, El éxodo santiagueño según los censos nacionales de 1869, 1895 y 1914, Imprenta Lucrecia, Santiago del Estero.

 AVNI, Haim, 1983, Argentina y la Historia de la Inmigración Judía, Editorial Universitaria Magnes - Universidad Hebrea de Jerusalén - AMIA, Comunidad de Buenos Aires.

BASUALDO, Mario, 1982, Rasgos Fundamentales de los departamentos de Santiago del Estero, Tomo I, Municipalidad de Santiago del Estero.

BUNGE, Alejandro, 1984, Una nueva Argentina,  Hyspamérica, España.

CASTIGLIONE, Antonio, 2006, La inmigración italiana en Santiago del Estero (Argentina). El Inmigrante Giovanni Castiglione (1858-1903), Editorial El Liberal, Santiago del Estero.

CIBOTTI, Ema, 2000, “Del habitante al ciudadano: La condición del inmigrante”, en Lobato, Mirta Zaida: Nueva Historia Argentina. El Progreso, la Modernización y sus límites (1880-1916), Tomo V, Sudamericana, Barcelona.

CURI PAZ, Adela (comp.), 2003, Santiago del Estero. Mi Provincia, Editorial El Liberal, Santiago del Estero.

DEVOTO, Fernando, 1989, “Políticas migratorias argentinas y flujo de población europea (1876-1925)”, en Estudios migratorios latinoamericanos Nº 11, CEMLA, Buenos Aires.

FAZIO Rojas, Lorenzo, 1889, Memoria descriptiva de la provincia de Santiago del Estero, Compañía Sudamericana de Billetes de Banco, Buenos Aires.

FLORIA, Carlos Alberto y GARCIA BELSUNCE Cesar A., 1992, Historia de los argentinos, Ediciones Larousse, Buenos Aires.

GANCEDO, Alejandro, 1885, Memoria Descriptiva de la provincia de Santiago del Estero, Stiller & Laass, Buenos Aires.

 KLICH, Ignacio (Comp.), 2006, Arabes y Judíos en América Latina. Historia, Representaciones y Desafíos. Siglo XXI. Buenos Aires.

 TENTI, María Mercedes , 1993, La Industria en Santiago del Estero, lo que fue, lo que pudo ser, lo que queda. Sigma, Santiago del Estero.

 LEWIN, Boleslao, 1971, Cómo fue la inmigración judía en la Argentina, Plus Ultra, Buenos Aires.

 OTERO, Hernán, 1997-1998, “Estadística censal y construcción de la Nación. El casoargentino, 1869-1914”, en Boletín del Instituto de Historia Argentina y Americana Dr. Emilio Ravignani Nº 16-17, Instituto Ravignani, Buenos Aires.

                1999, “Demografía política e ideología estadística en la estadística censal argentina, 1869-1914”, en: Anuario del IHS Nº 14, UNCPBA, Tandil.

                2000, “La estructura ausente. Los tabulados en los censos nacionales de población de la Argentina moderna”, en: Cuadernos de Historia. Serie Población Nº 2,  CIFFyH-UNC, Córdoba.

PANETTIERI, José., 1970, Inmigración en la Argentina, Ediciones Macchi, Buenos Aires.

RAVIGNANI, Emilio., 1997-1998. Del Instituto de Historia Argentina y Americana. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, 1914, Diccionario de la lengua castellana por la Real Academia Española. Decimocuarta edición. Imprenta de los sucesores de Hernando. Madrid. http://www.rae.es
1992 Diccionario de la lengua española. Vigésimo  primera edición. Espasa Calpe. Madrid. http://www.rae.es

RESNICK, Salomón, 1944, Manual de la Historia Judía. Desde los orígenes hasta nuestros días, Editorial Judaica, Buenos Aires.

ROFMAN, Alejandro y ROMERO, Luis Alberto, 1996     Sistema socio-económico y estructura regional argentina, Amorrortu Editores, Buenos Aires.

ROMERO, José Luis, 1996, Breve historia de los argentinos, Fondo de Cultura Económico, Buenos Aires.

ROSSI, María Cecilia, 1994, Los españoles en Santiago del Estero, Talleres Gráficos de Imprenta Méndez. Santiago del  Estero.

SABAN, Mario, 1990, Judíos conversos. Los antepasados judíos de las familias tradicionales argentinas, Distal, Buenos Aires.

SENKMAN, Leonardo, 1984, La colonización judía, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires.

TASSO, Alberto, 1988, Aventura, Trabajo y Poder. Sirios y libaneses en Santiago del Estero (1880-1980), Ediciones Índice, Santiago del Estero.

TENTI, María Mercedes, 2006, “Los orígenes de la colonización agrícola en Santiago del Estero. El caso de Colonia Dora”, en Revista Digital de Población, Estado y Sociedad Nº 2 Santiago del Estero. http//fhu.unse.edu.ar/cyt/revista/articulo_tenti_origenes.htm

 THOMPSON, Paul, 1978, La voz del pasado. La historia oral, Edicions Alfons El Magnanim. Instituciò Valencina D'estudios Investigación, Valencia.

VELARDE, Marta, 1984, Derecho agrario, Editorial Âbaco, Buenos Aires.

VILANOVA, Mercedes, 1978, “Presentación”, en Thompsom, Paul: La voz del pasado. La historia oral, Edicions Alfons El Magnanim. Instituciò Valencina D'estudios Investigación, Valencia.

ZABLOTSKY, Edgardo, 2005, “El proyecto del Barón Hirsch ¿éxito o fracaso?”, Documento de Trabajo Nº 289, Universidad de CEMA, Buenos Aires http://WWW.charitiesdirect.com

ZAGO, Manrique, 1982, Pioneros de la Argentina. Los inmigrantes judíos, Manrique Zago Ediciones, Buenos Aires.

 

 

            b) Artículos de revistas no académicas

 

ITURREZ, Ayde, 1992, “Presencia del Inmigrante Español en Santiago del Estero”, en Revista de la Sociedad Argentina de Historiadores Nº 1, Filial Santiago del Estero.

KNOLL, Emilce, 1969, “Colonias de la Mesopotamia”, en Revista Mi país, tu país  Nº 49, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires.

SALAS, Norma, 1993, “Sociedad e Inmigración en América Latina”, en Revista de la Sociedad Argentina de Historiadores Nº 2, Filial Santiago del Estero.

SCHALLMAN, Lázaro, 1964, “Orígenes de la Colonización Agrícola Judía en la Argentina”, en Comentario Nº 40, Instituto Judío Argentino de Cultura e Información, Buenos Aires.

STREIGER, Manuel, 1990, “Colonización Judía en la Argentina. Cien años después”, en Revista Cabal Nº 53, A. Morvillo, Buenos Aires.

TORRES, Haydée, 1969, “El Inmigrante - Imagen del pasado”, en Revista Mi país, tu país Nº 49, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires.

 

 

FUENTES DOCUMENTALES

 

a) Inéditas

-  Escrituras de compras de tierras en la zona de Colonia Dora.

-  Ley Nacional Nº 817 de Inmigración y Colonización, 1876.

-  Ley Provincial de Colonias Agrícolas, 1889.

-  Ley Nacional Nº 11.627 de Arrendamiento Rurales, 1932.

 

b) Editas

-  Boletín de Estadística de la provincia de Santiago del Estero, Imprenta y Encuadernación Española de Celestino Alen, 1902.

-  Tercer censo nacional de población, 1914.

-  Cuarto censo nacional de población, 1947.

 

DIRECCIÓN GENERAL DE ESTADÍSTICA

1908, Boletín de la Dirección General de Estadística de la provincia de Santiago del Estero, Año VII Nº 71, Talleres Gráficos de R. Ribas y Cía, Santiago del Estero.

1944, Producción agrícola santiagueña, Santiago del Estero.

Fernández, Jorge, 1917, Centros más importantes de la población de Santiago del Estero en 1916,  Compañía Sudamericana de Billetes de Banco, Buenos Aires.

 

JEWISH COLONIZATION ASSOCIATION

 1914, Atlas des colonies et domaines de la Jewish Colonization Association en Rèpublique Argentine et au Brèsil, París.

 1942, Su Obra en la República Argentina (1891-1941), Buenos Aires.

 

DIARIO EL LIBERAL

-  Número del 25 Aniversario (1899-1924).

-  Número del 30 Aniversario (1899-1929).

-  Número del Cincuentenario (1899-1948).

-  Número del 70 Aniversario (1899-1896).

-  Retrato de un Siglo. Una Visión Integral de Santiago del Estero desde 1898, pp. 13-30.

-  Santiago del Estero. Fotografías (1872-1955).

 

 

www.fundacioncultural.org

 






BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby