Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13361 al 13380 
AsuntoAutor
1105/11 - La OTAN Noticias
1106/11 - EE.UU. - Noticias
1107/11 - Como nas Noticias
1108/11 - La retir Noticias
1109/11 - La Era K Noticias
1110/11 - INMIGRAC Noticias
1111/11 - A DESCON Noticias
1112/11 - Pasajero Noticias
1113/11 - PANORAMA Noticias
1114/11 - VIAJANDO Noticias
1115/11 - "El sist Noticias
1116/11 - Israel - Noticias
1117/11 - Brasil - Noticias
1118/11 - Pasajero Noticias
1119/11 - AS FEIRA Noticias
1120/11 - VIAJANDO Noticias
1121/11 - O poder Noticias
1122/11 - "1914: l Noticias
1123/11 - Ações ex Noticias
1124/11 - VIAJANDO Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13648     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1109/11 - La Era Kirchner (Primera parte)
Fecha:Sabado, 5 de Noviembre, 2011  14:36:55 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 1109/11
 

La Era Kirchner

(Primera parte)

                                                                  Alfredo César Dachary

 

El domingo 23 de octubre de este 2011, en Argentina, se dio un evento político excepcional, la reelección de la actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con lo cual se da un hecho importante, el poder presidencial se mantiene, primero Néstor y luego su esposa Cristina, primera presidente electa por el pueblo y reelecta por cuatro años más.

En la historia política argentina, sólo le antecede a este fenómeno, el gobierno de Juan Domingo Perón (1945 – 1955), que cogobernó la primera gestión con su esposa Eva, líder político e icono de los derechos de la mujer, hasta su muerte ocurrida en 1952. Ambos gobiernos son del mismo movimiento político: el Peronismo.

En el mundo mediático, liderado en América por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que representa al pensamiento conservador y pro-norteamericano de Latinoamérica y algunos de cuyos mayores exponentes están en Argentina con Clarín y La Nación, esta lucha por el poder de la era Kirchner, fue una de sus grandes batallas sólo apagada ante el voto masivo de la población.

Con este triunfo se cierra un capítulo de una larga etapa de enfrentamientos entre este grupo de la derecha conservadora, con sus tentáculos en el exterior desde O Globo en Brasil al Mercurio en Chile o El País en España, tratando de romper la continuidad de los Kirchner bajo el pretexto de la democracia y no de los verdaderos intereses que ellos representan.

El pretexto para enfrentarse a Cristina Kirchner es que no puede suceder una esposa a su marido, lo cual fue resuelto por las urnas, en el 2007 y abrumadoramente este 23 de octubre, en el que se registró la votación más alta en número de votantes y más amplia para un presidente, el 54%, única en la historia moderna.

¿Por qué una mujer llega al poder y logra un consenso y aprobación mayor que el esperado, luego de ocho años de gestión continua, primero Néstor Kirchner y luego ella?

Primera parte: un desconocido al poder

La Argentina de comienzos del año 2001 llegó al extremo del default, el empobrecimiento del país y el incremento de la pobreza hasta llegar a la mitad de la población; la gente se iba del país y, los que no podían, intentaban mantenerse de todas las maneras, desde el trueque al autoconsumo, todo fue posible para sobrevivir.

La clase política argentina llega por peso propio al fondo de la credibilidad y la sociedad sale masivamente a la calle para solicitar, un “todos  afuera”, un grito de desesperación y de rabia, más que un razonamiento, porque no había opciones en ese momento con la fuerza suficiente como para asumir el poder.

Los militares ensangrentados por la masacre de 30,000 argentinos y extranjeros y humillados por haber perdido la guerra de Las Malvinas, no podían como tradicionalmente lo habían hecho antes tomar el poder, no por ideas propias sino como siempre manipulados por los grandes grupos de empresarios y las familias patricias de ese país.

En medio de esa situación emerge un líder cuyas características no son las que tradicionalmente se toman como tal, ya que si bien era joven era un desconocido y, lo que es más, venía de un lugar que a muchos argentinos les cuesta imaginarse, por ser tan alejado y tan poco poblado, de la provincia de Santa Cruz, la segunda en territorio casi 250 mil km2 con una población que es un poco mayor de 270 mil habitantes.

De Río Gallegos, su capital, sale este líder que empieza a ascender y en los momentos de la gran crisis, en 2002, decide enfrentarse al ex presidente Menen, quizás el mayor responsable del saqueo y destrucción de la economía nacional, que se pretendía erigir en el gran salvador de esta situación, tras la huída del anterior presidente constitucional, Fernando De la Rúa, cuya ineptitud superó todos los records posibles.

En las elecciones presidenciales, gana Carlos Menen pero con un sabor amargo de no superar el 24% y mucho menos llegar a la elección automática que es por el 50% o más. Eso lleva a una segunda vuelta, donde el propio Menen asume lo que vendrá, su gran derrota y renuncia a ésta dejando en el poder a un desconocido con no más del 22% de los votos, una apuesta de la situación de desesperación del país.

Néstor Kirchner nació en Río Gallegos, una de las ciudades más australes de Argentina en 1950, hijo de un descendiente de alemanes y una madre chilena, estudia leyes en La Plata donde milita junto con la que sería su esposa Cristina en la Juventud Peronista y en 1975 se casan y emigran al sur, ya que en La Plata se da una masacre de estudiantes por los tristemente célebres militares Miguel Etchecolatz y Ramón Camps.

Los años obscuros de la dictadura la pasaron en el sur y en 1987 llega a ser elegido intendente de Río Gallegos; en 1991 es elegido gobernador de Santa Cruz con el 61% de los votos y luego fue reelecto y en 2003 logra la presidencia, por un acto de audacia y una actitud de los grandes líderes del peronismo de subestimar a este “pingüino”, nombre que le dan a los sureños, lo cual fue el mayor de sus errores.

Néstor Kirchner recibe el país en default, con una deuda de 178,000 millones de dólares, un paro altísimo y la pobreza cubría la mitad de la población, todo en medio de una profunda crisis de la sociedad, que desesperada buscaba una salida al empobrecimiento y falta de recursos a los que se estaba enfrentando.

La recuperación económica comenzó un largo camino y en paralelo se dio un proceso de politización del país, especialmente de la juventud frente a nuevos políticos, jóvenes que enfrentaban todos los días al sistema. El recuperar las banderas de los derechos humanos en un país con 30,000 desaparecidos, más de un millón de inmigrantes forzados y la mitad de la población en la pobreza, no fue una lucha fácil, ya que se enfrentó a todo el poder de la derecha argentina y trasnacional que tenían como vocero al diario Clarín.

La renovación de la Corte Suprema, cómplice del sistema dictatorial, el rechazo de integrar el país al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), desairando a Estados Unidos, la reestructuración de la deuda y el pago de los pasivos al FMI, fueron marcando una política diferenciada de la tradicional de servilismo al BM y FMI o al propio Estados Unidos.

La política de derechos humanos se lleva a la práctica cuando en junio del 2005, la nueva Corte Suprema declara inconstitucional las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, que se había logrado con los gobiernos post dictadura por presión del ejército y sus tradicionales operadores: la iglesia católica y la gran burguesía nacional. Este hecho es inédito y es el primer país que juzga por las leyes nacionales a los genocidas de una dictadura, superando a juicios como Núremberg, que fue de vencedores por tribunales militares.

En el 2006, se dicta la primera sentencia de veinticinco años de cárcel a Julio Simón, por los delitos de lesa humanidad, y junto a ello se cedió el edificio y predio del mayor centro de tortura y exterminio de personas de la historia argentina, la Escuela Mecánica de la Armada, que se ha transformado en el Museo de la Memoria, o sea, éste es el Auswitch de América, pero no es el único había muchos más en el país, y otros muchos en Chile, Paraguay y Uruguay, entre los más destacados.

De allí un paso más adelante, en el proceso de generar justicia y dejar al descubierto la institución militar que dominó durante dos siglos como un organismo ensangrentado, fue cuando el presidente Kirchner visitó el centro de este poder militar en el emblemático Campo de Mayo y allí mandó sacar el retrato del general Videla, acto que fue hecho por un militar, inédito; eran las formas que avalaban un cambio de fondo.

Recuperar la economía, la confianza en las inversiones, castigar el genocidio y reintroducir la política entre la población especialmente los jóvenes, fueron los grandes hitos de este desconocido político, informal, que no había salido del país, que usaba ropa sport, algo impensable en la clase política, que decía las cosas de frente, algo inusual en el discurso hueco de los políticos tradicionales.

Los hechos son claros, una recuperación que hoy logra que Argentina enfrente la crisis mundial con buenas perspectivas, pero también Kirchner es fruto de una nueva era; Lula en Brasil, Evo Morales en Bolivia, Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador y en esa época en Chile estaba la presidenta Bachelet; nuevos aires para esta Sudamérica experimento de las grandes dictaduras de los setenta a los ochenta, un cambio que se logró por las urnas.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 


 

 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby