Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13301 al 13320 
AsuntoAutor
1051/11 - EDUCAÇÃO Noticias
1052/11 - IMPACTOS Noticias
1053/11 - VIAJANDO Noticias
1054/11 - Barrios Noticias
1055/11 - Artigo s Noticias
1056/11 - Argentin Noticias
1057/11 - Argentin Noticias
1058/11 - Argentin Noticias
1059/11 - Pasajero Noticias
1060/11 - PLANEJAM Noticias
1061/11 - VIAJANDO Noticias
1062/11 - Os gangs Noticias
1063/11 - COLOMBIA Noticias
1064/11 - COLOMBIA Noticias
1065/11 - As possi Noticias
1066/11 - Brasil - Noticias
1069/11 - NOTABLE Noticias
1071/11 - VIAJANDO Noticias
1070/11 - Reflexõe Noticias
1068/11 - El fin d Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13603     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1068/11 - El fin de las verdades absolutas
Fecha:Domingo, 23 de Octubre, 2011  23:47:07 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 1068/11
 

El fin de las verdades absolutas

 

Alfredo César Dachary

 

Hace más de quince años que México entró en una profunda crisis, en momentos en que un nuevo presidente asumía el poder, luego de la era oscura del Salinismo, que llevó al país a la alianza total con los Estados Unidos, hecho que hoy se está pagando aún con un costo muy elevado.

         Hace diez años que Argentina entró en default, una crisis tan profunda que llevó a cerca de la mitad de la población a la pobreza, hoy rescatada en más de la mitad; la moneda fue remplazada por el trueque y los gobiernos provinciales emitieron monedas locales, todo ello como corolario de la nueva década infame que dirigió Carlos Saúl Menen en su alianza total con Estados Unidos y la aplicación del neoliberalismo más duro.

         Brasil tuvo una crisis profunda conocida como Efecto Samba y Rusia pasó del socialismo de Estado al neoliberalismo total aumentando la pobreza violentamente, el Efecto Vodka; ambos países aplicaron las recetas del FMI y el BM, aumentando la miseria pero rescatando a los bancos y a los grandes capitales, que son el poder real en este sistema.

         Hoy Rusia y Brasil, junto a China e India forman el BRIC, uno de los polos de poder emergentes en el nuevo escenario del capitalismo global, y los “países ricos”, como nos habían hecho creer, tienen cada vez más pobres y desocupados y el mismo poder aplica idénticas fórmulas que se aplicaron antes en los países periféricos.

         El poder financiero no tiene banderas, no tiene países; el dinero no tiene sentimientos, sólo sirve para generar poder o una imagen del mismo. Ayer los cacerolazos en Buenos Aires, hoy los indignados en Madrid, Londres, New York y Tel Aviv, hay pobres de primera y de segunda, los primeros deben vivir mirando la abundancia sin poder compartirla; los segundos sobreviven.

         ¿Qué está pasando?, ¿por qué los ricos tienen como contraparte tantos pobres y los primeros ya no tienen la vergüenza de mostrar algo que no termina de crecer, el lujo insultante ante la miseria creciente?, ¿qué está ocurriendo, el mundo enloqueció o el sistema llegó al fin de una etapa y se enfrenta a un profundo cambio?

En los noventa, el neoliberalismo sembró la pobreza en toda América Latina; la miseria mandó a la basura a gran parte de la clase media, se iniciaron las ollas populares, se perdieron las casas, los autos, los empleos y la miseria reinó mientras las ganancias de los grandes bancos y corporaciones globales crecían geométricamente.

Hoy le toca el turno a los ciudadanos de los países del “primer mundo”, siendo el ejemplo más emblemático el de Estados Unidos, país que puso al descubierto la miseria de una importante parte de la población cuando se dio el huracán Katrina en el sureste, la zona de los negros, la más pobre, la que tuvo menos ayuda del gobierno federal.

En Estados Unidos, los menesterosos, pobres que no les alcanza para pagar la comida, son “ayudados” con estampillas que se cambian en los supermercados por alimentos. En el 2008 estaban registrados 28 millones y esto aumentó en un 10% en el 2010 y ello se reflejó en los gastos del Departamento de Agricultura en la emisión de estas ayudas que pasaron de 33,000 millones en el 2007 a 68,000 millones en el 2010.

La Oficina del Censo, organismo oficial de Estados Unidos en materia demográfica, planteó que 46.2 millones de ciudadanos son los que viven en la pobreza en el 2010, que representa el 15.1% de la población total y que es la cifra más elevada  de las registradas por esta oficina en cincuenta y dos años.

La orgullosa sociedad norteamericana deja a las organizaciones de caridad de la sociedad civil la difícil tarea de ayudar a los pobres, algo que no es bien visto en la concepción del mundo anglosajón y protestante, donde el éxito está asociado al premio que Dios da en la tierra; de allí la cerrazón de ésta y sus ricos para ayudar a los pobres con mayores impuestos.

Hay excepciones, como es el caso del multimillonario Warren Buffett, el tercer hombre más rico del mundo, que ha demostrado su sentido común y solidaridad al plantear la necesidad de aumentar los impuestos a los más ricos para hacer efectivo el verdadero contrato social, apoyando al presidente Barack Obama en su batalla, aparentemente perdida, por lograr estos 20,000 millones de dólares más que implicaría este aumento. Las casi mil bases militares de Estados Unidos son la sangría permanente pero, como Roma al final del imperio, sólo las tropas mantienen la vida del mismo.

Ángel Gurría, ex Secretario de Hacienda de México y actual Secretario General de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), un neoliberal consumado y agente del Salinismo, ha tenido la desvergüenza de reconocer el daño hecho por la crisis, al sostener en una entrevista que: “La crisis ha dejado un legado terrible (no recuerda lo de México). Un legado de alto desempleo, enorme déficit fiscal, que todavía estamos luchando por controlar, una deuda pública que ha alcanzado el 100% del PIB, en promedio de los países de la OCDE. Por cierto esa deuda era parte de la solución y ahora se ha convertido en el problema…”.

 Desde su puesto en la OCDE, Gurría plantea un cambio estructural, ¿mejor distribución o mayor explotación?, eso no lo aclaró, porque la realidad es que ayer eran obreros contra patrones de frente, hoy son los grandes bancos frente a la sociedad, como es el caso de Europa prisionera del crédito de los grandes bancos alemanes y franceses, que exigen la humillación del pueblo, el hambre para recuperar lo que no les pertenece ya que son deudas infladas y degradadas que quieren recuperar a cualquier costo.

Para Lord Meghnad Desai, miembro de la Cámara de los Lores y profesor emérito de London School of Economic, “…el espíritu del capitalismo, correr riesgos, ahorrar, invertir y trabajar duro, emigraron y se acomodaron en China, Corea y Japón”, y agregó “… el capitalismo occidental probablemente vivió medio siglo de autocomplacencia con una continua prosperidad, pleno empleo, crecimiento garantizado. Esto supuso que nuestros costos subieron y la industria emigró al exterior, mientras que las finanzas demostraron ser un amigo veleidoso…”.

José Antonio Ocampo, profesor de la Universidad de Columbia en New York, plantea el fracaso del neoliberalismo, al sostener “…lo que fracasó es la idea de que el capitalismo tenía que ser un sistema no regulado…”, y agrega “…el capitalismo funciona bien cuando hace parte de un sistema social más amplio. Pero cuando se pretende que el mercado esté por encima de las relaciones sociales y políticas este capitalismo falla”.

Ya no es posible tapar la crisis con la vieja costumbre de plantearla como algo coyuntural, porque la crisis de hoy ya pasó hace tiempo los límites de lo económico para ser un problema social, porque el hombre ha perdido gran parte de sus atributos en una sociedad donde es un número, en un modelo donde es una nueva máquina, la de consumir, en un mundo donde el futuro es mañana y más adelante es la gran incógnita.

La fractura de este mundo superficial, donde las luces ocultan los grandes problemas de millones de pobres y marginados, está llegando a un final; ayer el mundo era Mediterráneo, luego fue Atlántico, hoy es del Pacífico. Ayer el mundo tenía como único referente a Europa; hoy al mundo mismo y el eurocentrismo pasará a la historia como una ideología que alentó la conquista, el exterminio y la agresión a los pueblos, para ocupar el lugar que le corresponde frente a otros “ismos”, que mayoritariamente nacieron de éste.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx


 

 

 

 

 

 

 

 

 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby