Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13261 al 13280 
AsuntoAutor
1016/11 - Fronteir Noticias
Re: NoticiasdelCeH Dante Se
1017/11 - VIAJANDO Noticias
1018/11 - Che Guev Noticias
1019/11 - Chile - Noticias
1020/11 - Um olhar Noticias
1021/11 - Territór Noticias
1022/11 - Argentin Noticias
1023/11 - Las prot Noticias
1024/11 - México - Noticias
1025/11 - Zizek: o Noticias
1026/1 - Problemas Noticias
1027/11 - Modernid Noticias
1028/11 - Fronteir Noticias
RE: Notici asdelCe silvana
Derechos indígenas Jeronimo
1029/11 - VIAJANDO Noticias
1030/11 - O TRANSP Noticias
1031/11 - VIAJANDO Noticias
1032/11 - 15 de oc Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13546     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 1017/11 - VIAJANDO: En Santiago de Guayaquil
Fecha:Lunes, 10 de Octubre, 2011  14:42:28 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 1017/11
 

 

 

En Santiago de Guayaquil

 

Habiéndonos higienizado y desayunado en la terminal-shopping de ómnibus de Guayaquil, salimos en dos taxis en busca de un hotel. Y nos encontramos con la sorpresa de que los que estaban a nuestro alcance, no contaban con agua caliente. Y después de mucho dar vueltas, comprendimos que realmente no era necesario encender ningún termotanque debido a las altas temperaturas del lugar. Y de hecho fue así. No solo que hubiéramos podido ducharnos con gusto con agua fría, sino que el agua salía a una temperatura agradable debido a su calentamiento natural en los tanques metálicos. Nunca yo había encendido al mismo tiempo el aparato de aire acondicionado y el ventilador, pero allí lo hice. Los 39ªC con una humedad cercana al 100% lo ameritaban.

El hotel estaba en la avenida principal, así que salimos a conocer el Centro de la ciudad. Muchas edificios y comercios, pero con poco movimiento por ser fin de semana.

 

Avenida céntrica de Guayaquil

 

 

Santiago de Guayaquil fue fundada en 1534, y el nombre se debe a su patrono, Santiago Apóstol y a la unión de los nombres de un cacique llamado Guayas y de su esposa Quil. Según cuenta la leyenda estos nativos fueron símbolos de la resistencia autóctona, que de acuerdo con la tradición popular, eligieron morir antes que someterse al vasallaje impuesto por los conquistadores españoles. Si bien esta versión es discutida por los historiadores, es la más aceptada por los pobladores.

 

 

Centro financiero de Guayaquil

 

 

Santiago de Guayaquil es la ciudad más poblada del Ecuador con más de dos millones y medio de habitantes, además de ser el centro comercial, financiero y cultural más importante. Sin duda, el puerto, uno de los más activos de América del Sur, es el que le ha dado esta primacía respecto de Quito, la capital del país.

 

 

Guayaquil, centro comercial y financiero del país

 

 

Y caminando hacia la costanera, nos encontramos con un enorme monumento que representa el famoso abrazo de Guayaquil entre los generales José de San Martín y Simón Bolívar, durante el proceso de independencia de América. Este encuentro, ocurrido el 26 de julio de 1822, fue realizado a solas, sin testigo alguno y en circunstancias en que aun hoy los historiadores discrepan, y que los ecuatorianos inmortalizaron en el bronce en pleno Centro de Guayaquil.

 

 

El abrazo de Guayaquil entre José de San Martín y Simón Bolívar

 

 

La ciudad de Guayaquil se encuentra sobre el río Guayas, a solo veinte kilómetros de su desembocadura en el océano Pacífico.

 

 

Perfil de Guayaquil sobre el río Guayas

 

 

Pocos años atrás, con el fin de embellecer la ciudad, se hicieron una serie de obras entre las que se encuentra el Malecón 2000. Además de modernizar la antigua costanera, la han convertido en un complejo comercial y cultural.

 

 

Malecón 2000

 

 

Recorrimos otras áreas de la ciudad observando su arquitectura que se manifiesta diversa con edificios de antiguos estilos y torres modernas.

 

 

Diferentes estilos en el Centro de Guayaquil desde el Malecón 2000

 

 

Varias naves que parten de los muelles del Malecón 2000 permiten realizar paseos navegando el río Guayas para así tener una visión panorámica de la ciudad.

 

 

Una de las naves amarradas en el Malecón 2000

 

 

El Malecón 2000 es el orgullo de los habitantes de la ciudad porque ha recuperado espacios que aparecían como abandonados a la vera del río, y porque además es uno de los pocos lugares donde se puede concurrir después de las seis de la tarde. Sin embargo, no nos ha atraído demasiado, porque tal cual Puerto Madero en Buenos Aires y los shoppings, los sentimos insulsos y semejantes en cualquier parte del mundo donde se encuentren, sin identidad y ajenos a nuestros gustos.

 

 

Malecón 2000, inaugurado en octubre de 1999

 

 

Caminamos por la Avenida Malecón Simón Bolívar y pudimos ver el Palacio Municipal o también conocido como Cabildo de Guayaquil, que es la sede del Alcalde y de la Municipalidad. Está edificado sobre lo que fuera la antigua Casa Consistorial que funcionaba como cabildo colonial y que fuera demolida a principios del siglo XX.

 

 

Cabildo de Guayaquil

 

 

Y justo al lado del Palacio Municipal se encuentra la Torre del Reloj, que es de estilo morisco, y por lo tanto de singular belleza.

 

 

Torre del reloj

 

 

Recorriendo el interior de la ciudad pasamos por una academia de baile totalmente abierta, y al advertir nuestra presencia, con la mejor buena onda, nos invitaron a sumarnos. Pero no aceptamos tanto porque queríamos continuar conociendo la ciudad, como por la elevada temperatura que nos hubiese impedido hacer cualquier movimiento brusco.

 

 

Academia de baile en un barrio de Guayaquil

 

 

Nos dirigimos hacia el Parque del Centenario donde se encuentra un imponente monumento, la Columna de los Próceres, que rinde homenaje a los héroes de la emancipación local y regional. En la parte superior de la columna hay una estatua con un brazo extendido sosteniendo una antorcha, en cada ángulo del pedestal otras que representan el heroísmo y la justicia, y al lado de la base están las figuras de los hombres que se distinguieron en la lucha por la independencia de Guayaquil.

 

 

Parque del Centenario

 

 

Como toda ciudad latinoamericana, Guayaquil se destaca por la gran diferencia entre los sectores socioeconómicos. Y es por eso que hay un circuito de bajos precios, que lo conforman varios mercados.

 

 

Los mercados ofrecen productos a precios más acomodados

 

 

La gente compra allí ropa, comida, productos electrónicos y lo que sea. Allí el regateo está a la orden del día, y si se insiste, se puede llegar a una rebaja del treinta por ciento o más.

 

 

Venta de comida al paso

 

 

 

Si bien no pudimos saber cuáles eran realmente los controles bromatológicos, por lo menos en apariencia, el estado de los alimentos parecía confiable.

 

 

Venta de cocos en el mercado

 

 

Algunos de los locales están bajo techo, tal cual como algunos de los locales de venta informal en Buenos Aires. Predominan las segundas marcas o las falsas imitaciones.

 

 

Ropa y juguetes de segundas marcas e imitaciones

 

 

Y como en todo lugar y por todas partes, se venden bananas al natural, secas, asadas, fritas, dulce, saladas…, como uno quiera.

 

 

Puesto de venta de bananas asadas

 

 

Muchos de los locales se encuentran debajo de las autopistas. Guayaquil es una ciudad bastante peligrosa, por lo que las ferias cierran temprano y muchos vendedores se llevan la mercadería a sus casas.

 

 

Locales de venta debajo de una autopista

 

 

Guayaquil, luego de varias fundaciones, se afianzó en 1547 en el “Cerrito Verde” o “Cerrito de la Culata”, que actualmente se denomina Cerro Santa Ana por la invocación a esa imagen por parte de un buscador de oro que estaba en peligro.

 

Cerro San Ana, donde se originó la ciudad

 

 

Actualmente en el Cerro Santa Ana se encuentra el barrio Las Peñas, que alberga casas que pertenecieron a personajes ilustres. Este sector es uno de los “recuperados” tras un periodo de abandono, y se ha convertido en residencia de artistas y de área turística con bares, restoranes y otras atracciones.

 

 

Barrio Las Peñas, con casas centenarias

 

 

Volviendo al malecón, disfrutamos del fresco aire del río después de muchas horas de calor agobiante. Estábamos en la peor estación del año para visitar Guayaquil, pero es la única en que podemos tomar unas largas vacaciones como para hacer extensos recorridos.

 

 

Ventolina en el río Guayas

 

 

A pesar de que las condiciones meteorológicas no eran las mejores, tomamos un taxi y nos dispusimos a cruzar el Puente de la Unidad Nacional que atraviesa el río Daule, pasa por Samborondón, y cruza el río Babahoyo, para llegar a Durán. Justo al sur de Samborondón, en la ciudadela La Puntilla, por la confluencia de los ríos Daule y Babahoyo, tiene su origen el río Guayas.

 

 

 

Pasando el puente se llega a la ciudad de Eloy Alfaro, en el cantón Durán. Esta ciudad, que forma parte del conurbano guayaquileño, tuvo su mayor desarrollo durante el auge de los ferrocarriles ya que allí estaban instalados los principales talleres.

 

 

Ciudad de Eloy Alfaro, frente a Guayaquil

 

 

En la década del ’90, tal cual ocurrió en el resto de América Latina, el gobierno ecuatoriano levantó la mayor parte de los ramales ferroviarios, por lo cual en Durán, gran parte de los trabajadores quedaron desempleados, pauperizándose drásticamente la mayor parte de la población.

 

 

Cantón Durán, al este del río Babahoyo

 

 

Las márgenes del río Babahoyo dejan en claro la situación de desigualdad socioeconómica de la ciudad. Hacia el este, sobre la margen izquierda, puede verse un cordón de viviendas precarias, como consecuente continuación del centro del cantón Durán.

 

 

Viviendas precarias de Durán, sobre la margen izquierda del río Babahoyo

 

 

Mientras que en la margen derecha, las casas de Samborondón, en la parroquia La Puntilla, según palabras del presidente Rafael Correa, viven los pelucones, refiriéndose al sector adinerado que se opuso desde un principio a su política. Originariamente el término “pelucón” aludía a las pelucas que utilizaba la aristocracia.

 

 

Residencias de los pelucones de Samborondón, en la margen derecha del río Babahoyo

 

 

Retornando al Centro de Guayaquil fuimos el domingo a la tarde a la Plaza Seminario o de las Iguanas. Multitud de familias con niños rodeaban las fuentes donde nadaban cantidad de tortugas y peces de diferentes tamaños.

 

 

 

 

Tortuga en la Plaza Seminario o de las Iguanas

 

 

Pero lo más exótico, es la cantidad de iguanas que se desplazan libremente entre los visitantes, tanto en los caminos como en el césped, de ahí que los guayaquileños la llamen Plaza de las Iguanas.

 

 

Una de las tantas iguanas de la Plaza Seminario

 

 

Frente a la Plaza Seminario se encuentra la Catedral Metropolitana de Guayaquil o Catedral de San Pedro, que cuenta con torres semi-góticas muy ornamentadas.

 

 

Catedral de San Pedro

 

 

Si bien el interior no presenta las riquezas de otras iglesias latinoamericanas, sus tres naves son imponentes. Los pilares se cruzan en lo más alto de las bóvedas formando ojivas y por las grandes ventanas ingresa la luz exterior a través de los vitrales.

 

 

 

Interior de la Catedral

 

 

Este es otro país donde necesitamos un diccionario gastronómico para poder entender lo que se nos ofrece, aunque no tan complicado como en otros.

Un plato típico guayaquileño es el arroz con menestra y alguna carne. Se prepara con fréjol maduro del tipo conocido localmente como canario, o puede reemplazarse por lentejas o garbanzos; y como complemento se le agregan patacones, trozos de plátanos fritos. Y por ser ciudad-puerto, hay un evidente predominio de los recursos del mar, por lo que abundan los ceviches de pescado crudo, o de camarón o concha, cocidos.

Pero lo más interesante, es que todo resultaba muy barato para los argentinos. Estábamos en enero de 2009, y los precios de los menúes económicos en dólares, moneda oficial de Ecuador, eran de aproximadamente la quinta parte de lo que costaban en Buenos Aires.

 

 

 

El precio de la carta está en dólares

 

 

Martín, quien no le hace asco a nada, probó absolutamente todos los platos típicos. Y el que más le gustó fue uno en base a pescado, con camarones, maíz, papas fritas, brócoli, zanahorias, pimientos, cebollas y salsa de tomate, todo eso acompañado de frutillas; pero las comió a lo último, a modo de postre.

 

 

Martín saboreando un plato típico guayaquileño

 

 

Nos había llamado la atención que los locales de Mc Donald’s eran visitados solo por gente de muy buen pasar económico y que se vestían muy bien para ingresar. Esto es lo contrario de lo que ocurre en EEUU donde prácticamente predominan negros, latinos y jóvenes con poco dinero. Lo que ocurría era que en términos relativos los precios eran mucho más altos que los de otros lugares y que no es tan frecuente que quienes no pertenezcan a la clase alta tengan posibilidades de salir a comer afuera. En Argentina la concurrencia a esos locales de comida rápida no responden a un sector socioeconómico determinado sino más que nada a una determinada  filosofía gastronómica, razón por la cual muy difícilmente me encuentre entre sus clientes.

 

 

Ana María Liberali