Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13161 al 13180 
AsuntoAutor
928/11 - Pasajeros Noticias
Cuando patentar la Geóg. Ho
929/11 - XIII Enc Noticias
930/11 - ¿Una Soci Noticias
931/11 - Del equip Noticias
932/11 - "A classe Noticias
933/11 - Pasajeros Noticias
934/11 - VIAJANDO: Noticias
935/11 - Pasajeros Noticias
936/11 - VIAJANDO: Noticias
=?utf-8?B?R2VvZ3Jh bladimir
937/11 - Pasajeros Noticias
938/11 - VIAJANDO: Noticias
939/11 - Pasajeros Noticias
940/11 - VIAJANDO: Noticias
941/11 - VIAJANDO: Noticias
942/11 - XIII ENCU Noticias
943/11 - VIAJANDO: Noticias
944/11 - VIAJANDO: Noticias
945/11 - México: a Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13458     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 945/11 - México: algo más que una crisis
Fecha:Sabado, 10 de Septiembre, 2011  15:10:20 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 945/11
 

 

México: algo más que una crisis

 

Alfredo César Dachary

 

 

Todos los días hay un nuevo movimiento; empezó en febrero con el norte de África, luego Grecia, España, Italia e Inglaterra, pero esto aún no parece terminar, porque el malestar de las poblaciones parece ir en aumento.

¿Por qué ahora les toca el turno a los países desarrollados?, como si fuera una especie de ciclo que comienza en el sur y de allí va al norte, podría ser pero no es así, ya que no se trata de toda la población sino la mayoría que tiene un presente sin futuro.

No es así, porque se pensaba que los países desarrollados no tenían contradicciones profundas al interior, pero se ve claramente que la asimetría que divide al planeta también está presente en estos países y es más violenta porque se trata de países que están retrocediendo en su calidad y bienestar.

Esto ya no nos sorprende porque el capitalismo global en esta etapa no tiene ni bandera ni compromisos con las diferentes sociedades y trata a sus ciudadanos con la misma violencia económica y política con que trata a los de los países de bajo desarrollo o emergentes.

En México, país que está en la OCDE, ubicado como la economía número 13 con un Producto Interno Bruto (PIB) para el 2010 de 1,012.32 billones de dólares es un ejemplo de lo que significa esta nueva moral del poder financiero, esta nueva ética del crecimiento económico, de desdoblamiento de los resultados según sea el sector que los reciba; para los pobres, crisis; para los sectores del poder del país, pujanza.

El presidente Felipe Calderón celebró el incremento de 5.5% en el PIB durante 2010, ponderó esa cifra como las más alta en 10 años y la tercera o la cuarta, quizás, más alta de crecimiento en México en los últimos 30 años, y expresó su optimismo sobre el desarrollo económico de México.

En el otro extremo, David Lozano, del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM y Yoloxochitl Bustamante, directora del Politécnico Nacional (IPN) sostienen que la pobreza en México está peor que en los años treinta, ya que los pobres son 87 millones de mexicanos, el 83% de la población del país.

Los pobres crecieron de 2008 al 2010 de 48.8 millones a 52 millones, o sea, casi tres millones en los últimos dos años, a lo que hay que sumarle que desde abril del 2010 al mes de abril del 2011, el salario de los trabajadores de las transnacionales cayó en un 23%, esos eran los mejores salarios del país, salvo los de la burocracia nacional que son de dimensiones escandalosas, como es el caso de los ministros de la Corte Suprema de Justicia que ganan, además de otras prebendas, $347,000 mensuales, unos treinta mil dólares y $152,303 los diputados, en un país donde más del 80% gana menos de tres salarios mínimos.

El gobierno ha tenido que reconocer de manera conservadora a través de los estudios que se hacen en el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) que la mitad de los niños y jóvenes mexicanos, el 53.8% que suman un total de 21.400,000 viven en la pobreza, de esta cantidad el 45% viven en pobreza extrema, o sea, hay un elevado número de jóvenes y niños que no tiene un futuro por delante.

Lo más grave es que en el análisis de la medición de las carencias que realiza el organismo oficial CONEVAL, la carencia alimentaria, que es la fundamental para mantener la vida, es la que más creció entre los menores, ya que pasó del 2008 que era del 25.5% al 29.5% en el 2011.

El acceso a la seguridad social, según esta medición, tiene un rezago en la actualidad del 64%, es decir, que en el país hay 25.4 millones de mexicanos sin acceso a ésta. Además, según este organismo del gobierno, la falta de acceso al bienestar pasó de 58.2% al 61% de los niños y adolescentes, es decir, de 23.4 millones a 24.2 millones.

Otro tema muy complejo, porque hipoteca el futuro de los niños de México, es el hecho de que hoy en el 2011, según el CONEVAL, el 36% de la población infantil a nivel nacional trabaja  más de 35 horas en la semana. Catorce por ciento de los niños  entre 14 y 15 años están expuestos a actividades irregulares mientras que el 12% está realizando labores consideradas peligrosas.

Según la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los hogares (ENIGH), se reporta una caída en los ingresos de las familias y ya está comprobado de que el incremento en la pobreza patrimonial en los últimos dos años fue de cinco millones de personas, llegando a 56 millones, según lo señalan investigadores del IPN, siendo los lugares donde se da más incremento en los estados de Veracruz, Chiapas, Tabasco y Guerrero.

La pobreza patrimonial es aquella en la cual la población no puede cubrir  sus requerimientos básicos de vivienda, calzado, salud, transporte público, alimentación y educación, aunque destinara todos sus ingresos para ello.

Según los resultados de esta encuesta aplicada por el INEGI, los ingresos de las familias pobres y medias son los que bajan, pero lo más significativo son las familias rurales cuyos ingresos cayeron en un 40%, según lo reporta el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, José Luis de la Cruz.

  De allí se desprende que las políticas económicas aplicadas en el contexto de la crisis por el actual gobierno, al igual que los programas de atención al bienestar social, no sirvieron de contención para evitar la caída de los ingresos de las familias más pobres, que retrocedieron a niveles de diez años atrás, o sea, para la gran mayoría del país la primer década del siglo XXI, es una verdadera década perdida.

Las mediciones modernas de la pobreza se inician en el 1992 y hace una década (desde el 2001) que no se registraba un 50% de la población del país en pobreza patrimonial, ya que el antecedente fue la crisis de 1994, donde ésta llegó al 69%.

Así la clase media vive al día, apoyada por las tarjetas de crédito, y la diferencia de manejo de este importante instrumento es la que puede terminar bajando a esta clase límite a la pobreza.

Desde el 2006 a junio del 2011 no se había registrado un auge tan elevado  en el número de personas (PEA) que no logra trabajar ni siquiera una hora en la semana, estos aparentes supervivientes llegan hoy en el mes de junio a 2.564,100, según los datos recabados por el INEGI, que permiten sostener que es un 60% más alto que al comienzo de este sexenio.

A ello hay que sumar la economía informal, los que trabajan sin recibir ningún servicio social, apoyos o salud, y éstos fueron para junio de 2011 13.400,000, o sea, han aumentado 2.000,000 desde que ascendió al poder el presidente Calderón, es decir, que el “trabajo en negro” creció en el sexenio en un 17.4%.

La población ocupada del país en junio del 2011 era de 46.355,701 personas, de ellas el 12% trabajan por ingresos de un salario mínimo, o sea, $59,80 diarios; un 8.15% trabajan sin ingreso fijo, sólo a propinas o destajo; un 22.6% trabaja por uno a dos salarios mínimos, máximo serían $118.

Un 22.3% trabaja por un ingreso de dos a tres salarios mínimos; un 16.7% perciben de tres a cinco salarios mínimos y un 8.4% percibe más de cinco, mientras un 9.3% no tiene un ingreso especificado.

Si a ello le sumamos un dato adicional, pero no menor, que da la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados en torno a las casas deshabitadas o abandonadas, las cuales ascienden a 4.997,806, nos encontramos frente a un panorama que no coincide con un país con indicadores macroeconómicos muy equilibrados o en realidad estamos viviendo en país con dos dimensiones diferentes.

En este marco de referencia del empleo, la salud, la alimentación, la vivienda y, en general, del bienestar es más fácil entender la difícil situación que se está viviendo, que en el otro del país equilibrado, porque allí no encontraríamos las causas de esta grave situación que va más allá de la crisis mundial.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx


 

 

 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby