Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13121 al 13140 
AsuntoAutor
901/11 - Tottenham Noticias
902/11 - El nuevo Noticias
903/11 - Chile: re Noticias
904/11 - Turismo y Noticias
Re: NoticiasdelCeH Roberto
905/11 - VIAJANDO: Noticias
906/11 - CONTRIBUI Noticias
907/11 - Tala y qu Noticias
908/11 - Israel - Noticias
909/11 - Test: ¡Ad Noticias
910/ 11 - ORDENAMI Noticias
Re: NoticiasdelCeH Geóg. Ho
Dupla de geografos Jeronimo
911/11 - CICLO DE Noticias
912/11 - Camila Va Noticias
913/11 - La hetero Noticias
914/11 - 920 artíc Noticias
Los recursos ambie Geóg. Ho
915/11 - Cidades S Noticias
916/11 - LLAMADO A Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13402     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:Re: NoticiasdelCeHu 900/11 - VIAJANDO: Desde La Habana
Fecha:Domingo, 14 de Agosto, 2011  07:39:31 (-0430)
Autor:Roberto Gonzalez <rgsousa @......cu>

Estimados colegas que siguen los escritos y mensajes de la Red Humboldt.
Me veo en la necesidad imperiosa de dar respuesta pública a los escritos de folletín de la Señora Ana María Liberali sobre Cuba, pues desacreditan la profesión y labor del geógrafo y de todos los cientistas sociales latinoamericanos. Igualmente restan prestigio a un sitio que debe contribuir al desarrollo de la ciencia en la región.  
 
Señora Ana María
Creo que una de las características que debe distinguir a un profesional de las ciencias sociales que se estime como tal es su capacidad para ver y analizar los hechos, ser objetivo y no dar espacio para conjeturas sin fundamento alguno, que se obtiene a vuelo de pájaro y que pueden tergiversar la realidad. En este escrito y en el anterior que publicó en este sitio hace unos días bajo su firma, se mezclan aspectos donde se reconocen los logros alcanzados en Cuba y paralelamente se introducen, sin fundamento alguno, valoraciones sobre la realidad cubana y los problemas que afronta el país, que existen y no se ocultan al mundo. Las conclusiones o afirmaciones, si se les puede llamar como tales a las cuales Usted arriba,  son producto de una rápida visita a la Isla que Usted realiza y de la conversación con un número de personas que no superan en ambos casos la cifra de 4 o 5. Me permito reproducir uno de los párrafos de sus escritos:
Y en un determinado momento, en que supuestamente estábamos distraídos escuchando un relato de la hija, el hombre le dijo en voz baja a su mujer, que mi colega “se había portado bien”, que no me había dicho nada “negativo.” En ese momento sentí un terrible frío. Me di cuenta de que había sido un espía disfrazado de chofer, y que a pesar de la bonanza de la que hablaba, había recurrido a ese oficio para ganarse algunos dólares.
Este tipo de comentarios no es científico y es propio de las plumas que se alquilan para desacreditar los procesos sociales revolucionarios que vive nuestra región. Espero que este sitio, en cuya organización Usted ha desempeñado un importante papel, no se preste a esas acciones, a publicaciones muy alejadas de cualquier análisis científico de la realidad cubana, y que entre otras cosas desacreditan la profesión del geógrafo latinoamericano.
 
Dr. Roberto González Sousa
Facultad de Geografía
Universidad de La Habana
14/08/2011
----- Original Message -----
Sent: Saturday, August 13, 2011 4:41 PM
Subject: NoticiasdelCeHu 900/11 - VIAJANDO: Desde La Habana

NCeHu 900/11
 

 

 

Desde La Habana

 

Imposible ir a Cuba y no conocer las playas de Varadero. Es el destino más vendido y una de las cartas de presentación del turismo en la Isla.

Así que, con la compañía de un colega cubano, alquilé un auto con chofer y partimos desde La Habana hacia el este.

A solo ciento treinta kilómetros se encuentra Varadero, en la península de Hicacos, provincia de Matanzas. La península es muy estrecha, teniendo poco más de mil metros en su parte más ancha, y es toda playa de arena finita, suave y blanca por más de veinte kilómetros de largo. Además del disfrute de la playa, turistas de todo el mundo practicaban buceo, pesca, yatching y otras actividades náuticas.

Los hoteles, la mayor parte de varias estrellas, pertenecían a cadenas internacionales, en especial españolas. Todo era lujo y alegría, pero debido a estas inversiones, que comenzaron en 1990, luego de la desintegración de la Unión Soviética, muchos cubanos se quedaron sin sus vacaciones, ya que sus hospedajes de veraneo habían sido re-funcionalizados. Como las playas no me atraen demasiado, tomé varias fotografías del mar y de la infraestructura, y decidí regresar.  

Tanto en el viaje de ida como en el de vuelta, mi colega me explicó varias cuestiones sobre el régimen imperante, en general con tono muy positivo. Hizo referencia al sistema de salud, consistente en médicos barriales que realizan un control periódico de la población a su cargo, tomando especiales recaudos con embarazadas, niños, ancianos, cardíacos, diabéticos, hipertensos... Ellos eran los que derivaban en caso de necesidad a centros de distinta complejidad, y de esa manera se había logrado tener índices muy bajos de mortalidad infantil y había aumentado considerablemente la esperanza de vida. Tanto la atención como los medicamentos o los métodos de anticoncepción eran accesibles para todos. También me comentó que la concesión de viviendas, por parte del estado, consistía en evaluar al grupo familiar y re-distribuir en función de las necesidades los inmuebles disponibles. Lo único que cuestionó fue la libertad de prensa, afirmando que por esa razón no había estudiado periodismo, dado que no hubiera podido ejercer debidamente. Me dijo que estaba a favor de la Revolución, pero que no era miembro del Partido Comunista.

Mientras tanto, el chofer se mantenía en silencio, habiendo hecho solo mención hacia Gardel y cantando algunos tangos para demostrarme su conocimiento y admiración por la música argentina. Habiendo concluido el viaje, nos invitó a su casa, donde nos presentó a su mujer y a varios hijos. Se trataba de un complejo habitacional donde, nos dijo, se repartían las tareas de mantenimiento y limpieza de los lugares comunes. Todo estaba muy limpio y los jardines bien cuidados. Yo le pedí que me comentara algo de su vida para poder grabárselo. Con mucho gusto accedió y hablaron tanto él como su mujer y su hija mayor. Para ellos todo era una maravilla. Contaron que él siempre se había dedicado al comercio exterior y que el gobierno lo había enviado a diferentes países de la órbita socialista europea. Que sus hijos habían estado pupilos y muy bien cuidados en los colegios, y los que necesitaban tratamientos los habían recibido siempre. Que tanto Fidel como Raúl los protegían y para qué cambiar de gobierno, si a este lo habían probado y funcionaba. También hablaron sobre el reparto de alimentos y de otras cuestiones cotidianas, y todo, para ellos era de lo mejor.

Nos sirvieron refrescos para calmar un poco la sed y el terrible calor que estaba haciendo. Tenían un pequeño ventilador en el piso, que me tenía preocupada, porque tenía sus aspas sin ninguna protección. Nos contaron el episodio pre-revolucionario en que habían secuestrado a Fangio, para mostrar que las cosas en Cuba no andaban bien en los tiempos de Batista. Que Fangio los apoyó y que pronto iba a salir la película sobre ese tema. También, tal como muchas otras personas en Cuba, alabaron al Che Guevara, afirmando que quieren a los argentinos, como reconocimiento a su figura.

 Y en un determinado momento, en que supuestamente estábamos distraídos escuchando un relato de la hija, el hombre le dijo en voz baja a su mujer, que mi colega “se había portado bien”, que no me había dicho nada “negativo.” En ese momento sentí un terrible frío. Me di cuenta de que había sido un espía disfrazado de chofer, y que a pesar de la bonanza de la que hablaba, había recurrido a ese oficio para ganarse algunos dólares.

Al día siguiente, en una salida de campo coordinada por otro geógrafo cubano, fuimos a Pinar del Río, en el extremo occidental de la Isla. La ciudad es la capital de la provincia del mismo nombre y se llama así por la existencia de un pinar a la vera del río donde se fundó.

Pinar del Río es la principal región de producción de tabaco. Es por eso que visitamos una planta de elaboración de habanos. El trabajo era realmente artesanal. Los obreros nos pedían en voz baja jabones. Gran parte del contingente ya estaba al tanto, y les dejaron unos cuantos.

En el camino de vuelta ingresamos a un bosque exuberante con gran diversidad de vegetación y avifauna. Allí un grupo local interpretó varias canciones populares y nos llevamos de recuerdo un cassette grabado por ellos.

Y después de una semana, en que lo pasé realmente muy bien, partí rumbo a México. El avión era de Cubana de Aviación, pero no moderno como el que me había llevado desde Buenos Aires, sino un viejo modelo ruso. Antes de despegar todos se persignaron, lo que no me causó mucha gracia, pero me dijeron que era la costumbre de la región, en especial, la de los pasajeros mexicanos. Y a pesar de la turbulencia casi permanente, llegué sin inconvenientes al Distrito Federal mexicano.

 

 

Ana María Liberali

 

 

 

 

 

 

 

 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby

--------------------------------------------------------------------- 
Tu dirección de suscripción a este boletín es humboldt-alta@eListas.net. 
Para darte de baja, envía un mensaje a  
humboldt-baja@eListas.net 
Para obtener ayuda, visita http://www.eListas.net/lista/humboldt 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby