Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 13121 al 13140 
AsuntoAutor
901/11 - Tottenham Noticias
902/11 - El nuevo Noticias
903/11 - Chile: re Noticias
904/11 - Turismo y Noticias
Re: NoticiasdelCeH Roberto
905/11 - VIAJANDO: Noticias
906/11 - CONTRIBUI Noticias
907/11 - Tala y qu Noticias
908/11 - Israel - Noticias
909/11 - Test: ¡Ad Noticias
910/ 11 - ORDENAMI Noticias
Re: NoticiasdelCeH Geóg. Ho
Dupla de geografos Jeronimo
911/11 - CICLO DE Noticias
912/11 - Camila Va Noticias
913/11 - La hetero Noticias
914/11 - 920 artíc Noticias
Los recursos ambie Geóg. Ho
915/11 - Cidades S Noticias
916/11 - LLAMADO A Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 13399     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 902/11 - El nuevo manifiesto: París 2010 (Segunda pa rte)
Fecha:Domingo, 14 de Agosto, 2011  00:12:40 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 902/11
 

El nuevo manifiesto: París 2010

(Segunda parte)

 

                                                                           Alfredo César Dachary

 

El 21 de febrero de 1848 en Londres, capital económica del mundo industrial y centro del inicial Imperio Británico, sale una publicación de la Liga de los comunistas, encargada a Karl Marx y a Friedrich Engels, titulada “El Manifiesto Comunista”, que ha sido uno de los documento de mayor trascendencia a nivel mundial.

Un siglo y medio después y ante una compleja situación mundial, un grupo de académicos franceses emiten un nuevo manifiesto crítico del actual sistema, que sin llegar a ser un llamado a la revolución, es lo suficientemente fuerte para llamar la atención de la sociedad sobre lo que viene ante las grandes transformaciones y retos que implican un cambio de hegemonía a nivel mundial, la crisis del capitalismo global.

En la primera nota presentamos los cinco primeros temas que los autores les han denominado falsas evidencias y en esta segunda parte les llevaremos el planteamiento de los cinco restantes y las ideas que este grupo presenta como alternativas.

El Global Europe Anticipation Bulletin había estimado en 2009 que el planeta contaba con aproximadamente 30,000 millardos de USD de activos-fantasmas, de los cuales la mitad se evaporó en seis meses, entre septiembre de 2008 y marzo de 2009, ahora es el turno de la mitad restante, los 15,000 millardos de activos-fantasmas que quedan, ¿se evaporarán por completo entre julio de 2011 y enero de 2012?

Esta es una de las tantas organizaciones que están planteando la permanencia y mayor gravedad de la crisis mundial, por lo que el Manifiesto viene a coronar todos los esfuerzos, sintetizando muchos de los enfoques críticos que han intentado reducir la magnitud de la crisis en la que está la economía, la cultura y la sociedad del planeta.

A fin de seguir los planteamientos del Manifiesto llegamos a la sexta falsa evidencia y es que la deuda pública traslada el precio de nuestros excesos a nuestros nietos, algo que me recuerda a los ecologistas, todos somos responsables del deterioro del planeta aunque sólo un 18% sea el que lo disfrute, ¿verdad, cinismo o racismo?

Según el Manifiesto, Europa ha seguido los pasos de Estados Unidos, desde la década de los ochenta, en el proceso de reducir las cargas fiscales y contribuciones de los grandes grupos económicos, sin que esto haya significado un verdadero impacto económico; en tres décadas se ha probado que estas políticas anti-retributivas han agravado a la vez y de manera acumulativa las desigualdades sociales y los déficits públicos.

Allí está lo perverso: “el efecto jackpot”, con el dinero “ahorrado” de los impuestos los grandes empresarios y corporaciones adquieren títulos de la deuda pública emitidos para financiar los déficits  públicos financiados por las reducciones de impuestos. Para el caso de Francia, país donde se dio el Manifiesto, el servicio de la deuda pública representa 40,000 millones de euros, algo similar a la recaudación de todo el país en el impuesto sobre la tierra.

De allí que esta sexta evidencia sea una propuesta leída inversamente, si pasa el problema de una generación a otra, cada vez más empobrecida y el otro sector cada vez más poderoso, logra profundizar la asimetría a partir de un verdadero desarrollo desigual y combinado.

La séptima evidencia falsa es que hay que asegurar a los mercados financieros para poder financiar la deuda pública. A nivel mundial, en las últimas tres décadas, la liberación total de la circulación de capitales ha hecho de éstos un poder cada vez más evidente en las economías, ya que las grandes corporaciones cada vez recurren menos al crédito y más a los mercados financieros.

En el Manifiesto hay una afirmación muy fuerte, que deja al descubierto este juego perverso, ya que en la Unión Europea, desde el Tratado de Maastricht,  los bancos centrales tienen prohibido financiar directamente a los Estados, lo cual los lleva “naturalmente” a los mercados financieros y si a ello le agregamos la “liberalización de los mercados” se logra una política opuesta a la aplicada en la crisis del treinta.

La octava falsa evidencia es la que sostiene que la Unión Europea defiende el modelo social europeo. Los economistas que redactan el Manifiesto sostienen que en Europa hay dos visiones encontradas, la de la socialdemocracia europea que intentaba mantener el Estado del Bienestar y lograr un modelo más autónomo frente a la avalancha de la globalización planetaria, y así sostener sus políticas económicas y sociales más autónomas.

Frente a esta visión, que en realidad se ha ido diluyendo en la última década desde Blair a Zapatero, aunque a los socialdemócratas europeos no lo quieran reconocer, está la Europa liberal, que hoy está presente en la mayoría de los partidos gobernantes desde los conservadores a los neofascistas, estos últimos aún en minoría pero creciendo, ver caso sueco y de otras “democracias”, que se suman a la globalización sin ninguna limitación para hacer de Europa una economía liberal más.

La novena falsa evidencia es la que sostiene que el euro es un escudo contra la crisis, para lo cual fue pensado aunque hoy la realidad es muy distinta. La introducción del euro no generó la esperada aceleración del crecimiento, y lo que hubo fue a costa de desequilibrios muy difíciles de sostener, según lo plantean los autores del Manifiesto.

Así la gran rigidez monetaria y presupuestaria que ha sido reforzada por el euro trajo como consecuencia que los que paguen el costo del crecimiento y de los ajustes sean los trabajadores, a partir de la flexibilidad y las reducciones salariales que ha impuesto la visión global del capitalismo mundial, lo cual también trajo aparejado el aumento de la asimetría social al interior de la Unión Europea.

De todos los países de la Unión Europea, Alemania es la que ha recibido menos impacto, ya que ha logrado aplicar políticas que afectan fuertemente al sector del trabajo y, con ello, ganar en competitividad frente a sus socios que les es más difícil aplicar estas políticas neoliberales, pero que hoy la crisis las llevará a su aplicación.

La décima y última evidencia falsa es la que sostiene que “la crisis griega ha permitido finalmente avanzar hacia un gobierno económico”, a la que hay que sumar la de las economías más frágiles: Irlanda, Portugal y España. La creación de un Fondo de Estabilización en el 2010 para dar el mensaje de apoyo sin límites a los miembros de la Unión Europea amenazados con la quiebra, pero con un elevado costo de la aplicación inmediata de los ajustes neoliberales que durante las décadas pasadas se aplicó y empobreció a los países de América Latina.

Esta crisis, según los economistas que hicieron el Manifiesto, les da una oportunidad excepcional a las élites financieras y la tecnocracia europea para la disminución del gasto público en la Unión Europea, reducir los gastos sociales, reducir la demanda efectiva y llevar a que en los hogares se genere el ahorro para la jubilación y la salud; las instituciones financieras serán una vez más las ganadoras de esta política inmoral e inhumana del neoliberalismo.

Por último, “El Manifiesto de los economistas franceses aterrados” plantea ideas generales para el caso concreto de la Unión Europea, pero extrapolables a los demás países, ya que va sobre las carencias y desviaciones que se han dado en esta nueva política extrema. La primera es abrir un debate a nivel de la población y no de las tecnocracias a fin de poder abandonar la política neoliberal basada en la hipótesis indefendible de la eficiencia de los mercados financieros.

Volver a las políticas posibles, alternativas y coherentes que limiten el poder de las finanzas y organicen la armonización en el progreso de los sistemas económicos y sociales europeos. Hay que liberar al mercado del cerco de los mercados financieros. La construcción europea debe recuperar una legitimidad popular y democrática que hoy carece a fin de poder refundar el gran proyecto de la Unión Europea.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

 

 


 

 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby