Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 12360 al 12379 
AsuntoAutor
201/11 - Brasil - Noticias
202/11 - Pasajeros Noticias
203/11 - VIAJANDO: Noticias
204/11 - La OTAN, Noticias
205/11 - Pasajeros Noticias
206/11 - VIAJANDO: Noticias
207/11 - SISMOS DE Noticias
208/11- Largest an Noticias
209/11 - Magnitude Noticias
210/11 - Historic Noticias
211/11 - Terremoto Noticias
212/11 - Pasajeros Noticias
213/11 - RÉPLICAS Noticias
214/11 - Dicen que Noticias
215/11 - VIAJANDO: Noticias
216/11 - Los terre Noticias
217/11 - Un mundo Noticias
218/11 - Pasajeros Noticias
219/11 - Los estad Noticias
220/11 - VIAJANDO: Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12638     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 212/11 - Pasajeros de Proa: Más de 3.000 bolivianos el igen Santa Fe como destino para vivir y trabajar
Fecha:Sabado, 12 de Marzo, 2011  01:28:13 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 212/11
 
 

Más de 3.000 bolivianos eligen Santa Fe

como destino para vivir y trabajar

 

 

Más de 3.000 bolivianos eligen Santa Fe como destino para vivir y trabajar

Se dedican, en su mayoría, a la construcción y a la horticultura.

 

La mayoría cuenta con el permiso de residencia y la documentación al día. Muchos abandonaron las quintas y se dedicaron al rubro de la construcción. Son pocos los que piensan en volver a su país.

 

 

En las últimas semanas se conocieron casos de trata de personas y explotación de menores -todos procedentes de Bolivia- en ciudades de la provincia de Santa Fe y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la capital provincial habitan en la actualidad más de tres mil inmigrantes bolivianos que se dedican, en su mayoría, a la construcción y a la horticultura.

Diario UNO consultó con el presidente de la Colectividad Boliviana en Santa Fe, Hermelindo Ramos, en qué condiciones sociales, legales y laborales se encuentran hoy estos trabajadores que viven en la ciudad y sus alrededores, y que eligieron quedarse para no volver.


"La mayoría ahora se dedica a la construcción y cuentan que están muy bien con su trabajo. Están trabajando y ganando bien; aunque no sé las condiciones de las viviendas de todos, por ejemplo", expresó Ramos al matutino local.


El movimiento migratorio en la ciudad de Santa Fe puede ser un buen termómetro de lo que ocurre en cuanto a oferta laboral existente. "Hoy en la región viven poco más de tres mil bolivianos, pero llegaron a ser más de cinco mil; que fueron registrados en un censo. Muchos se fueron a buscar trabajo a otros lugares. La mayoría trabajaba en las quintas y ya no convenía, no se vendía la producción y la gente comenzó a irse. Ahora con la última crisis se fueron muchos también a otras ciudades", explicó el presidente de la Colectividad Boliviana.

-De todas maneras, muchos continúan realizando labores en el cordón frutihortícola...


-Hay varios, porque algunos se han independizado y alquilan sus terrenitos y siembran por su cuenta. Medieros, como era antes, ya quedan muy poquitos.


-En el caso de los que habitan en Santa Fe, ¿pudieron hacer los trámites de radicación?


-Sí, vino gente del Consulado y yo traté también de ayudar. Si hay gente todavía sin documentos son muy poquitos, y tal vez sean los que han llegado hace poco; porque todos los años llegan nuevos, ya que muchos traen a sus familiares o amigos. Los demás, la mayoría, están todos documentados.


-¿Qué tipo de residencia tienen?


-La residencia permanente, la radicación en el país. Es lo que más se tramita.

-¿Se les piden muchos requisitos?


-No es muy difícil, si todo está bien en la documentación boliviana el Consulado hace el trámite. Por ahí puede ser más complicado si hay un nombre mal escrito, con errores en los apellidos por ejemplo, o una fecha que no corresponde.


-¿Es mejor la situación en la que viven en Santa Fe que la que tendrían en Bolivia?

-Yo tengo un amigo que se fue desde acá a Bolivia. Ayer le pregunté cómo estaba la situación allá y me dijo que «está todo prácticamente igual, porque suben los precios»; sí dice que están haciendo muchas fábricas y hay más trabajo. Pero falta un montón todavía.


Historia personal


Años de sacrificio y fuerza de voluntad hicieron de Hermelindo Ramos un hombre paciente, sencillo, tranquilo al hablar. Con pocas palabras, pero siempre dichas en un tono amigable, contó su historia a Diario UNO.


-¿Cuántos años hace que está usted en Santa Fe?


-Hace alrededor de 42 años; yo tenía 16 años cuando vine. Llegué, después me casé, formé mi familia y ya tengo nieto también. Cuando vine todos comentaban que Santa Fe era lindo; llegué con un tío y me gustó. No fui a ninguna otra provincia, me instalé en Monte Vera y acá quedé.


-¿Cuántos años debió esperar hasta independizarse y trabajar por su cuenta?


-Estuve cerca de 12 años trabajando de mediero y después empecé a independizarme y tuve mi tranquilidad para trabajar y vivir. Cuando yo llegué el trabajo era muy sacrificado. Éramos prácticamente esclavos. Era muy doloroso. Muchos me preguntan y yo les digo que antes era muy jodido trabajar acá. Era cuestión de aguantar. Todo el tiempo los patrones te preguntaban dónde ibas, qué hacías, casi no salía a ningún lado.


-¿Mantiene costumbres de su país?


-Sí, y no las quiero perder. Sostengo las fiestas, la forma de trabajo, todas las tradiciones.

-¿Piensa en volver?


-No, ya no, es imposible. Hace muchos años que estoy acá y acá quiero quedarme.


La explotación infantil y la trata de personas


El cónsul de Bolivia en Rosario, Williams Eloy Medrano, denunció que existe una red de trata de personas, en ambos lados de la frontera, que ingresa menores con documentos y certificaciones falsos.

Medrano reconoció que en su jurisdicción, que comprende las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, fueron repatriados varios adolescentes, uno de los cuales fue llevado desde Paraná, el año pasado. El diplomático confirmó que pidió la actuación de la Embajada.

Muchos son esclavizados y viven en condiciones infrahumanas. Llegan al país con documentos falsos y sus captores logran sortear los puestos de Migraciones, sin problemas. Ante esta situación, el consulado boliviano, con sede en Rosario, denunció falta de control, no sólo en los pasos fronterizos (Argentina-Bolivia) sino también entre las provincias.

Uno de los casos sucedió el año pasado en la capital entrerriana, en una quinta ubicada en el Parque Costero, donde se encontró trabajando a un adolescente de 13 años y a otro de 17. El más chico -según señaló el cónsul-, estaba encargado de cocinar para el resto de los obreros, quienes a su vez vivían en condiciones de hacinamiento, en carpas armadas con bolsas de nylon, sin agua potable ni baños. Según reveló el diplomático, "el joven, de 13 años, fue rescatado y repatriado a Bolivia".


Ante la gravedad de la situación, Medrano ratificó que elevó un memorial a la Embajada de Bolivia en Buenos Aires, para que tome conocimiento de los casos de servidumbre a la que son sometidos no sólo los menores sino también los mayores.


Medrano recordó que si los organismos de control detectan menores de edad, ilegalmente ingresados y explotados en este país, deben darlo a conocer al Consulado en Rosario, ya que no pueden tenerlo más de seis días alojado en un hogar de tránsito.


"Estamos trabajando en la localidad de Pérez, donde también se detectó a dos menores", aseguró. El tema de los menores bolivianos explotados en esta región ganó su espacio en los titulares noticiosos a raíz del operativo que se llevó a cabo hace pocos días en la ciudad de Pérez, en cercanías de Rosario.


En el lugar, un vivero, había dos adolescentes de 14 años, ambos tenían documentación falsa y autorizaciones fraudulentas, "selladas desde las oficinas de Migraciones tanto de Argentina como de Bolivia". (Diario Uno)


Fuente: sinmordaza.com, 14 de abril de 2010

 





BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby