Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 12340 al 12359 
AsuntoAutor
=?utf-8?B?MTg1LzEx Alexande
186/11 - Pasajeros Noticias
GeoRed: Homenaje a abarsky
187/11 - La utopía Noticias
188/11 - 8 DE MARZ Noticias
189/11 - Estamos d Noticias
190/11 - Gadafi co Noticias
191/11 - The perfe Noticias
=?utf-8?B?Tm90aWNp silvia h
192/11 - VIAJANDO Noticias
Gender and geogra Monica G
193/11 - La GEORED Noticias
Re: NoticiasdelCeH Gerusa D
194/11 - Pasajeros Noticias
195/11 - Libia y e Noticias
196/11 - Insurrecc Noticias
197/11 - VIAJANDO: Noticias
198/11 - Contra Ga Noticias
199/11 - La compli Noticias
200/11 - El mundo Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12610     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 189/11 - Estamos donde no debemos, no estamos donde se nos necesita (Lluis Bassets)
Fecha:Martes, 8 de Marzo, 2011  16:00:43 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 189/11

www.centrohumboldt.org

Afganistán: "la suerte ya está echada"

Estamos donde no debemos, no estamos donde se nos necesita

 
Lluis Bassets
www.elpais.com
8/3/11

La Otan, nuestra Alianza Atlántica, acaba de lucirse. Apenas hemos prestado la atención que merecía el acontecimiento, al menos en Europa, atentos como estamos todos a la dramática evolución de la que es ya una guerra civil en Libia. Y el lucimiento no viene en este caso de pecados de omisión o de sus ausencias: si se refirieran a su lenta reacción respecto a los hechos del norte de África los compartiría con la Unión Europea, con Estados Unidos y con Naciones Unidas. No, su pecado, enorme, mortal, imperdonable, en el que es reincidente, es una horrible matanza de civiles perpetrada en Afganistán hace una semana desde helicópteros de combate que confundieron, según las posteriores explicaciones, a nueve niños con un grupo insurgente.

Una matanza absurda, inexplicable, por más que el propio comandante en jefe estadounidense, David Petraeus, se haya deshecho en excusas, que viene a ilustrar el problema de fondo que tiene ahora la Alianza Atlántica: está donde no debería, en Afganistán, y no está comprometida en cambio allí donde se la reclama, que es al lado de los combatientes por la libertad en Libia. Y en el país afgano se halla enfangada en una guerra cada vez más agresiva con la población civil, que carece de objetivos precisos y sirve, en último caso, para consolidar el poder del caudillo corrupto que es Karzai. El presidente afgano ha rechazado las excusas de Petraeus y ha tenido que recibir explicaciones, primero del propio Obama en una larga conferencia telefónica, y luego del secretario de Defensa, Robert Gates, que se ha desplazado a Kabul para pedir excusas por el ataque.

El testimonio del único niño superviviente ha proporcionado detalles profundamente inquietantes acerca de la actitud de los militares estadounidenses de la OTAN, que primero realizaron con sus helicópteros un sobrevuelo de proximidad sobre el grupo de niños y enseguida se elevaron para lanzar sus misiles y disparar a cada uno de ellos, hasta terminar con sus vidas, excepto el superviviente que quedó cubierto y oculto por la ramas caídas de un árbol por causa del ataque. Los nueve niños, de seis a nueve años, eran todos de familias muy humildes, y habían salido juntos a recoger leña al bosque para calentar sus hogares. Ninguna versión de los dramáticos hechos aporta dato alguno para fundamentar las sospechas expresadas por los atacantes de que pudiera haberse tratado de un grupo talibán, responsable de varios ataques a la base de la OTAN.

La guerra de Afganistán era ya absurda antes de las revoluciones árabes. Ahora lo es mucho más y funciona como un revelador más de la enormidad de los errores cometidos por Estados Unidos y los socios europeos en su política árabe y medio-oriental. Mucho se puede hacer para favorecer las transiciones democráticas en los países sometidos a dictadura, pero hay una que no lleva a ningún lado: imponerla militarmente como se hizo en Irak y en Afganistán.  Y menos si se intenta construir sobre montones de cadáveres de inocentes, como fruto de la incuria militar o, lo que sería peor, de represalias incontroladas contra los civiles, originadas en la aversión racista de los ocupantes hacia una población percibida como hostil.

Si la OTAN se jugaba su destino en Afganistán como se ha insinuado desde su cuartel general, su suerte ya está echada. Mucho más probable es que le quede al menos el margen de una jugada en el tablero libio, pero si atendemos a cómo ha hecho las cosas hasta ahora poco cabe esperar más que palabras balbucientes. No olvidemos que Turquía, país destinado a desempeñar un papel crucial en el nuevo mapa mediterráneo, forma parte de la alianza. Vamos a ver pues qué queda de todo esto cuanto termine la convulsión geoestratégica en curso.






BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby