Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 12181 al 12200 
AsuntoAutor
40/11 - VIAJANDO: Noticias
41/11 - Pasajeros Noticias
42/11 - HOMENAJE A Noticias
43/11 - VIAJANDO: Noticias
44/11 - Egito: nov Noticias
45/11 - Pasajeros Noticias
46/10 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH Susy Leó
RE: NoticiasdelCeH FLIA GAR
47/11 - Chomsky: E Noticias
48/11 - Egipto - U Noticias
49/11 - Egipto - " Noticias
50/11 - ¿Adónde va Noticias
RES: NoticiasdelCe Antonio
51/11 - SOBRE LA Noticias
RE: Notici asdelCe Carlos A
52/10 - Pasajeros Noticias
Re: NoticiasdelCeH Noticias
RE: Notici asdelCe Carlos A
RE: NoticiasdelCeH Marina R
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12449     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 46/10 - VIAJANDO: Desde Clorinda
Fecha:Martes, 8 de Febrero, 2011  04:06:37 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 46/10
 

Desde Clorinda

 

De Formosa Capital nos dirigimos en un micro no muy confortable hacia el norte, a la ciudad de Clorinda. Estamos en el mes de julio y la temperatura asciende a 30ºC que se suma a la elevada humedad ambiente. En el camino nos para varias veces la Gendarmería porque nos encontramos en ruta de contrabando. Nos hacen bajar a pleno sol y nos revisan los equipajes, por lo que llegamos a Clorinda exhaustos. Buscamos en la oficina de Turismo un hotel con pileta y rápidamente nos vamos a alojar. Pero nos encontramos con la sorpresa de que la piscina no está habilitada “…porque estamos en invierno!!!” Es lógico pensar que para quienes están acostumbrados a temperaturas superiores a 40ºC, las del día de hoy les parezcan bajas, o bien que el almanaque es más importante que el termómetro, pero lo cierto que esto agrava nuestra sensación térmica.

 Al día siguiente comenzamos a recorrer la zona y visitamos una plantación de bananas. No son de gran calidad las producciones de Argentina, de hecho que las que consumimos suelen venir de Brasil, Colombia o Ecuador. Pero a pesar de su pequeño tamaño, las encontramos bastante más dulces que las importadas. Por otra parte, lo que aquí se paga por un cajón es lo que en Buenos Aires nos cuesta solamente un kilo. Uno de los hechos más escalofriantes es la cantidad de arañas, muchas veces pollito, que se encuentran en los cachos de bananas, y que son manipulados por los trabajadores sin ningún tipo de protección. Al volver de la plantación entramos a un almacén de campo para tomar algunas bebidas. Son las primeras horas de la tarde y el calor es agobiante por lo que al ingresar a ese rancho oscuro, sentimos un agradable frescor. Sin embargo, al levantar la vista y observar la cantidad de vinchucas que parecen sostener el techo, rápidamente optamos por el único arbolito que ofrece algo de sombra en la ruta.

Otro día vamos al Parque Nacional Río Pilcomayo, que se caracteriza por conservar la flora y fauna de los esteros y bañados. En él se incluye a la laguna Blanca, donde podemos ver de cerca tanto la vegetación acuática como las palmeras de caranday que abundan en toda la provincia. También es posible fotografiar cigüeñas, yacarés, zorros, coatíes y una enorme variedad de aves.

Cerca del Parque visitamos a un grupo de Tobas que se encuentran muy integrados al resto de la sociedad y que viven de tareas agrícolas. Allí nos cuentan cómo sus antepasados cazaban peces con arco y flecha o con arpón a lo largo de todo el río Pilcomayo. Y luego se sacan fotos con nosotros.

Una visita obligada desde Clorinda es a la ciudad de Asunción, capital del Paraguay. Cruzamos el río Paraguay y recorremos una zona muy marginal seguida de otra residencial de lujo, para luego ingresar en el casco histórico. Fue de gran importancia en la época colonial ya que se encuentra en la ruta fluvial hacia las minas de plata de Potosí. Asunción fue fundada en 1537, apenas un año después de la primera fundación de Buenos Aires.

El tráfico legal e ilegal de mercancías es realmente impactante, y esa es la razón por la cual estas ciudades se mantienen tan activas. Piénsese que existen charters desde Buenos Aires para hacer compras en este lugar.

En las calles pueden verse un sinnúmero de vendedores ambulantes, ofreciendo su mercadería en español y en guaraní. Mucha gente descalza, incluso algunos uniformados. Si bien es lógico comprender que por razones de temperatura no se utilicen borceguíes, es sorprendente que no se reemplacen por otro tipo de calzado tal como ocurre en otros países tropicales. Algunos dicen que se trata de una pauta cultural y otros, a que es una falta de presupuesto.

Visitamos los edificios históricos, entre ellos la Catedral y el Cabildo, dirigiéndonos luego al Palacio de los López o Palacio de Gobierno. Sus jardines están muy bien cuidados y hay en ellos algunos arbustos cortados muy prolijamente. Y justo en el momento en que llega con su séquito el presidente Stroessner, mi hijito Enrique corre hacia las plantas y hace pis. ¡No quieran pensar la desesperación de los guardias! ¿Pero qué le pueden decir a un niño de solo cinco años? Por las dudas, en pocos minutos regresamos a la ribera argentina.

 

 

Ana María Liberali