Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 12181 al 12200 
AsuntoAutor
40/11 - VIAJANDO: Noticias
41/11 - Pasajeros Noticias
42/11 - HOMENAJE A Noticias
43/11 - VIAJANDO: Noticias
44/11 - Egito: nov Noticias
45/11 - Pasajeros Noticias
46/10 - VIAJANDO: Noticias
Re: NoticiasdelCeH Susy Leó
RE: NoticiasdelCeH FLIA GAR
47/11 - Chomsky: E Noticias
48/11 - Egipto - U Noticias
49/11 - Egipto - " Noticias
50/11 - ¿Adónde va Noticias
RES: NoticiasdelCe Antonio
51/11 - SOBRE LA Noticias
RE: Notici asdelCe Carlos A
52/10 - Pasajeros Noticias
Re: NoticiasdelCeH Noticias
RE: Notici asdelCe Carlos A
RE: NoticiasdelCeH Marina R
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12443     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 40/11 - VIAJANDO: Viviendo en Posadas
Fecha:Domingo, 6 de Febrero, 2011  19:57:26 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 40/11

Viviendo en Posadas

 

Va corriendo el año 75 y por diversas cuestiones voy a vivir a Posadas, capital de la provincia de Misiones, ciudad fronteriza con Encarnación del Paraguay.

Posadas es una ciudad considerada mediana en Argentina, lo que en otros países, como ser Brasil, sería pequeña, ya que para el Censo Nacional del ’70 contaba con alrededor de 100000 habitantes.

Es bonita, con una plaza de gran diversidad florística en razón de su clima subtropical sin estación seca ubicada en un sector alto, alejada por más de quince cuadras del río. La traza céntrica se encuentra circunscripta por cuatro avenidas que distan de trece cuadras por trece cuadras. La gente es muy amable pero muy lenta, sobretodo vista por una porteña como yo, que todo lo piensa y lo hace a grandes velocidades.

Misiones es una provincia con gran heterogeneidad inmigratoria, pero sin duda, la influencia paraguaya es la más notoria, no solo por su historia guaraní en común sino por el flujo permanente de personas y mercaderías. Pueden verse por las calles hombres, mujeres y también niños cargando bultos en sus cabezas, así como vendiendo o comiendo chipa. Muchas madres llevan a sus críos en sus espaldas o bien atados junto a su pecho para que puedan amamantarse mientras caminan con un paraguas bajo el sol o bien intercambian productos en el mercado.

En poco tiempo aprendí un montón de cosas. Una de ellas, a dormir largas siestas y a tener paciencia cuando en el banco, en el correo o en todas partes, la gente se conoce y se pone a hablar de sus cosas con el empleado que atiende, formándose largas filas sin que a nadie tenga porqué molestarle. Que se debe saludar a todos aunque no se los conozca. A que la carne de cebú es dura pero que se la puede ablandar con leche de coco y que la sopa paraguaya no es líquida, sino un pastel sólido hecho con harina de mandioca, queso, leche y huevos. Y a tomar tereré (mate frío) durante todo el día, única bebida que logra quitar la sed cuando las temperaturas superan los 40ºC a la sombra. Que si alguien pide un “champion”, se está refiriendo a un par de zapatillas, y que muchas otras cosas en plural, se las menciona también en singular. Pero lo que más me cuesta es aprender a regatear en el mercado por lo que termino pagando todo más caro o tengo que ir a los supermercados. La costumbre de la discusión de los precios es característica de gran parte de América Latina, pero no exclusiva. 

Es muy frecuente el paso permanente hacia el Paraguay ya que muchos productos se encuentran a mejor precio variando las condiciones, desde ya, de los tipos de cambio de cada uno de los países. Por eso me acostumbré a pasar para buscar una y otra cosa. En especial para comprar telas de calidad para hacer el ajuar de la bebé que está en camino. Además de las telas que en Paraguay se importan desde todas partes sin impuestos, ellos elaboran dos tejidos de una singular belleza como son el ñanduti (que significa tela de araña) y el ao´poi (que se trata de bordados hechos con los mismos hilos que se quitaron previamente de la prenda).

Y es así que en una de las tantas idas y venidas, ante mi sorpresa, me revisaron la panza ya que muchas mujeres cargan en ella sachets de leche simulando un embarazo. Las necesidades nutricionales en el Paraguay son muy elevadas, y el contrabando de alimentos es muy frecuente.

 

 

Ana María Liberali