Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 12161 al 12180 
AsuntoAutor
21/11 - Argentina Alexande
=?utf-8?B?MjIvMTEg Alexande
RE: NoticiasdelCeH BRANDENB
=?utf-8?B?MjMvMTEg Alexande
24/11 - Lumumba, e Alexande
25/11 - Egipto: un Noticias
26/11 - Egipto, la Noticias
27/11 - Brasil - R Noticias
28/11 - "Al lado d Noticias
29/11 - Crisis en Noticias
30/11 - Egipto - P Noticias
31/11 - Egipto y l Noticias
32/11 - PRIMERA C Noticias
33/11 - Pasajeros Noticias
34/11 - VIAJANDO: Noticias
35/11 - Movimiento Noticias
36/11 - La revoluc Noticias
37/11 - Tengo un s Noticias
38/11 - Ganadores Noticias
39/11 - PASAJEROS Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12438     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 35/11 - Movimientos sociales y nueva realidad mundial
Fecha:Sabado, 5 de Febrero, 2011  19:23:02 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 35/11
 

        Movimientos sociales y nueva realidad mundial

                                                                       Alfredo César Dachary

 

Hablar de los movimientos sociales que han estallado en la zona del Magreb, Túnez y Egipto y que llegan hasta Yemen, como algo nuevo, es una forma de querer ver desde un solo ángulo la nueva realidad mundial, que tiene una complejidad mayor. Hablamos del uso de las redes sociales para consolidar estos procesos de insurrección popular, pero ello es una parte de la nueva comunicación que emerge de la globalización planetaria, complementada con otras tecnologías desde el móvil al iPad.

El estallido de Túnez, a partir de un hombre que se inmoló frente a los edificios de gobierno, fue la chispa para un terreno fértil de masas con hambre y clase media sin derechos ni libertad, ello se ha extendido además de Egipto a Jordania, donde a mediados de enero hubo manifestaciones públicas.

En Arabia Saudita se han dado una serie de manifestaciones; en Yeda protestas por la pobreza en un reino que se caracteriza por el gasto suntuario y la magnificencia, mientras se empieza a mover la sociedad en Marruecos donde el gobierno se adelantó tomando medidas para controlar y evitar las alzas de alimentos e hidrocarburos; y en Siria, se convocó a una manifestación para los primeros días de febrero.

Antes, unas pocas agencias internacionales alimentaban a las grandes cadenas de diarios, daban su versión de todo lo que ocurría, la cual respondía a la lógica del poder hegemónico; hoy, hay varias agencias alternativas y no aliados de los grandes centros de poder y un ejemplo para el caso de los países árabes destaca la agencia y los medios que controlan el grupo de Aljazeera.

Pero los nuevos movimientos sociales que hoy emergen en la periferia y en los países centrales, no son un hecho aislado, sino que forman parte de una nueva correlación de poder que hace que muchos países y movimientos logren una autonomía y se transformen en alternativa a la hegemonía absoluta y violenta que ha ejercido Estados Unidos y sus monaguillos europeos desde el fin de la segunda guerra mundial.

La emergencia del BRIC, hoy algunos hablan del BRIC+1, integrando al cuarteto emergente de Brasil, Rusia, India y China a Sudáfrica, con lo cual se suma un representante de África a este poder emergente y alternativo, que rompe el equilibrio estratégico mundial y alienta a movimientos y pueblos a perder el miedo a la represión que realiza Estados Unidos de forma directa, por invasión o indirecta por apoyo en “ayudas de cooperación”.

El caso más evidente de estos profundos cambios se da en el cono sur, cuyos países miembros del Mercosur y otros asociados, han tenido un menor impacto en la crisis que los países centrales y en el 2010, el crecimiento de estas economías ha sido muy elevado, como la media del BRIC.

En África, el neocolonialismo debe estar centrado en apagar los alzamientos populares contra las dictaduras impuestas, como en Asia, donde destaca la lucha de Myanmar, la ex Birmania, los conflictos en Tailandia, en Nepal e incluso en la misma India, donde guerrilleros de movimientos de izquierda plantean separaciones del gobierno central, luego de finalizar la rebelión Tamil con una masacre, a la que occidente ignoró y no condenó. 

En el siglo XX, el auge de la descolonización comenzó con la caída de Gran Bretaña primero, Holanda, Francia, España y Portugal y los movimientos duraron casi medio siglo desde los Mau Mau en Kenia a la última resistencia de  de Timor Oriental, que cuando se fueron los colonizadores portugueses entraron los indonesios.

En América y parte de Asia y África, la neo-colonización se realizó a través de dictaduras sangrientas las cuales cayeron cuando Estados Unidos por sus propios intereses dejaron de apoyarlas, desde Marcos en Filipinas a Duvalier en Haití, pasando por las dictaduras argentinas, Pinochet en Chile, y en África, de Jean Bédel Bokassa a Idi Amin, todos impuestos por el neocolonialismo y aliados de Estados Unidos en su lucha contra las emergentes democracias socialistas africanas como Angola y Mozambique.

Las coyunturas mundiales generan el terreno para las insurgencias sociales y más en la actualidad que hay una nueva revalorización de los recursos que quedan en el planeta, lo que obliga a buscar gobiernos sumisos para tener un fácil acceso, algo que defienden los poderosos frente a los movimientos sociales.

Pero los movimientos sociales actuales del primer mundo son un tema de interés porque significa que esta coyuntura también los afecta y grandes grupos están buscando salida a la pobreza y marginación que deben sobrevivir en Europa. Un caso interesante es el del grupo anarquista que se autotitula el Comité Invisible.

Para Pérez Andújar, el paisaje es un estado de alarma y la crisis un estado de sitio, y ello se comprueba en Barcelona cuando a la madrugada ya hay colas en la puerta de los servicios sociales; gente con una computadora portátil durmiendo en la calle porque no hay lugar en los albergues públicos; cada vez más mujeres en paro deben dejar sus hijos en acogida en instituciones del estado. No hablamos de América Central o África sino de Europa.

En ese marco aparece el Comité Invisible y su libro “La insurrección que viene”.  Se trata del manifiesto comunista pero del siglo XXI y coincidentemente describe la situación en Europa, la sociedad moderna y desarrollada, llena de pobres cuyo único problema es que al final “afean el paisaje de los nuevos grandes edificios de cristal y acero”.

Para Pérez Andújar, este pequeño libro de un gran impacto en la actualidad, refleja una frase clásica de nuestra sociedad: “basta de decir lo que se tiene ante los ojos y eludir las conclusiones”.

La sociedad actual dominada por el individualismo egoísta busca su propia satisfacción por encima de todo y al costo que sea. Ello llevó a que se rompieran los lazos de solidaridad de los antiguos sindicatos, logias y gremios por la lucha individual, que nos aísla de los que les va bien o les falta para sobrevivir.

El trabajo, que perdió el atributo de la estabilidad, hoy nos tiene en el filo del abismo; la precariedad nos controla más que los gerentes, y ello permite salarios bajos que nos tienen asustados y anonadados, frente al grave proceso de desmantelamiento del estado del bienestar.

El marco de referencia es la antigua ciudad, hoy la metrópoli, transformada en un gran parque temático cuya función final es que consumamos, mientras la contaminación de todo tipo reduce la calidad de vida aunque el consumo nos haga creer lo contrario.

Todo en medio de una nueva religión, la que adora al dios mercado, un distribuidor de riqueza acorde al sacrificio, a la habilidad o a la falta de escrúpulos, que hace que pocos estén bien mientras millones pasan hambre.

En este marco, el Comité Invisible plantea aprovechar la crisis del sistema para atacar a éste, y ello nos llevará a decir que “lo que se tiene ante los ojos nos obliga a no eludir las conclusiones y ello nos lleva a abrir las puertas a la insurrección que viene”.

Una parte importante o el valor de este libro es que por primera vez en muchos años, luego de la caída del socialismo real a fines de los ochenta, se le pide al capitalismo como sistema una explicación a la actual situación en que nos encontramos, mucho más los jóvenes europeos que consideraban que ya tenían solucionado su futuro y hoy se encuentran frente al abismo.

“La insurrección que viene” es un texto al cual Eric Hazan, su editor, lo describe de una manera diferente a la que esperaríamos. Son anónimos porque reniegan del ego, como un producto del mercado, ya que no pretenden hacer un negocio con el texto sino todo lo contrario difundirlo a un bajo costo para que sea accesible.

Muchos piensan que es un manual revolucionario o un breviario de los anarquistas pero es todo lo contrario, es una lúcida reflexión sobre lo que está pasando, que pese a la gran propaganda en su contra, hoy se empieza a descubrir el valor de esta reflexión.

Entre los grupos de urbanos que salieron a la calle en Túnez, de los empleados y campesinos en Egipto, que ya tienen un líder, justamente un Premio Nobel de la Paz por la lucha por el control de las armas atómicas, están los países más occidentales y desarrollados de Europa, cuya juventud y grupos medios han empezado a hacer evidente el malestar.

En el Magreb la dictadura es total; en Europa ésta es del mercado, porque las grandes transformaciones que se dan en el capitalismo se aplican en los países centrales que cada día se asemejan más a los emergentes por aguda diferenciación social, que es el combustible que históricamente ha alimentado a las grandes revoluciones.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx

  


 

 

 

 





Crea tu propia Red de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com