Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1206 al 1225 
AsuntoAutor
230/03 - Los alcan Humboldt
236/03 - Quinto En Humboldt
237/03 - Quinto En Humboldt
235/03 - Programa Humboldt
232/03 - ¿Qué pien Humboldt
227/03 - La Estrat Humboldt
233/03 - Desarroll Humboldt
231/03 - La Trampa Humboldt
229/03 - Bush resp Humboldt
228/03 - Ecuador n Humboldt
239/03 - Visitas a Humboldt
238/03 - Guerra do Humboldt
234/03 - Un país p Humboldt
241/03 - Jornadas Humboldt
249/03 - Unión Geo Humboldt
248/03 - Ruidazo c Humboldt
245/03 - Población Humboldt
246/03 - Documento Humboldt
244/03 - Anguilla' Humboldt
243/03 - War Scena Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1388     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 233/03 - Desarrollo Humano en Catamarca
Fecha:Lunes, 31 de Marzo, 2003  20:43:21 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

NCeHu 233/03 

Fundación para el Desarrollo Humano

de Catamarca

Universidad Nacional de Catamarca

 

SEGUNDO INFORME SOBRE

DESARROLLO HUMANO

PROVINCIA DE CATAMARCA

 

En el primer informe elaborado por la Fundación para el Desarrollo Humano de Catamarca (Fun.De.H.Ca.), se determinó el Índice de Desarrollo Humano (I.D.H.) provincial, y nos propusimos la meta de establecer una metodología que nos permitiera obtenerlo por departamento de manera de poder lograr un análisis desagregado de la provincia. Hoy, más allá de los ajustes que se puedan realizar en el futuro sobre la metodología utilizada, se presenta en este informe el I.D.H. de cada departamento de la provincia de Catamarca, invalorable herramienta para orientar políticas gubernamentales.

En el entendimiento de que el concepto de Desarrollo Humano debe ser socializado de manera que se concientice a toda la comunidad sobre el valor de esta nueva forma de medir el desarrollo de los pueblos, y de poder entender a nuestra economía desde el hombre como "fin" de la misma y no como "medio", es que para la elaboración de este segundo informe se tomó contacto con instituciones gubernamentales y otras instituciones no gubernamentales que de alguna manera hubieran demostrado compromiso con el Desarrollo Humano. En este sentido la Universidad Nacional de Catamarca, que más allá de las tareas académicas asumió el importante desafío de desarrollar tareas que implican una fuerte inserción de la Universidad en la sociedad, demostrando un claro compromiso con el Desarrollo Humano de la provincia, participó activamente en la elaboración del presente informe.

También se contó con la importante participación de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, quien permitió disponer de la información básica a partir de la cual Fun.De.H.Ca. pudo determinar el índice de Desarrollo Humano desagregado por departamento.

Pero todo esto no se habría realizado sin el valioso aporte de la Comisión de Ecología y Desarrollo Humano del Senado de la Nación, quien envió técnicos a la provincia que supieron orientar a nuestras organizaciones a efectos de poder cumplir con nuestro objetivo.

Nuestros próximos pasos estarán orientados a lograr un análisis, más allá de las divisiones políticas departamentales de la provincia, en el que se pueda visualizar la problemática de cada región geográfica, entendiendo que la provincia de Catamarca tiene regiones claramente diferenciadas a partir de las barreras naturales que implican los cordones montañosos que la cortan principalmente de norte a sur.

Es así que, en la provincia de Catamarca la importancia de poder contar con el I.D.H. desagregado toma una mayor dimensión por los motivos expresados en el párrafo anterior, pues le permitirá a quienes tienen responsabilidad de orientar las políticas gubernamentales de hacerlo conociendo los desequilibrios internos de la provincia, ya sea considerando la problemática de la salud, reflejado en el "índice de la esperanza de vida" , o de la educación reflejado en el "índice de escolarización" y de la distribución de la riqueza con el "índice del ingreso ajustado".

Con esta breve introducción al informe de Catamarca dejamos sellado nuestro firme compromiso de continuar en esta tarea, con la convicción de que ya no es posible pensar en políticas de gobierno que tiendan a mejorar la calidad de vida de la gente, sin tener un acabado conocimiento de la realidad de cada comunidad desde la óptica del Desarrollo Humano.

Mario Nallib Fadel

Presidente Fun. De.H.Ca.






PROGRAMA

DE DESARROLLO HUMANO

EN LA PROVINCIA DE CATAMARCA

 

Redactores del Informe

 

-CPN Mario Fadel

-Ing. Aldo Creche

-Lic. Alberto Espeche

-Tec. Mónica Leiva

-Ing. Rubén Porcel

-Ing. Marcelo Savio

-Prof. Vilma Liliana Correa

-Biol. Mónica Aciar

-María Juana Silveiro

-Lic. María Cristina Arreguez de Gomez Bello

-Lic. Susana Garaventa

-Arq. Marta Vigo

-Lic. Enrique Giménez

-Lic. María Mónica Catoggio

-Lic. Fernando Morales Morales

 







Capítulo 1

Indice de Desarrollo Humano desagregado de la Provincia de Catamarca


El Indice de Desarrollo Humano en los Departamentos de la Provincia de Catamarca*

El Indice Desarrollo Humano fue diseñado a fin de poderlo determinar en unidades desagregadas como provincias, regiones o municipios, e incluso fragmentos de una determinada comunidad. Sin embargo, el principal inconveniente para tal desagregación es la dificultad que se presenta al momento de estimar los indicadores que conforman el IDH, ya que los organismos oficiales no cuentan con estadísticas actualizadas de los mismos, o en algunos casos carecen completamente de ellas: por ejemplo en los datos relacionados con la esperanza de vida o el producto bruto geográfico para cada departamento provincial.

En consecuencia, y orientados por las mediciones alternativas desarrolladas para el Informe sobre Desarrollo Humano de Buenos Aires, se estableció una modalidad propia para calcular el IDH provincial y departamental.

De esta manera, apelando a la información existente, se debieron incorporar nuevos indicadores a los elementos que conforman el IDH en la metodología empleada por el PNUD, a fin de que los mismos permitieran calcular las condiciones de salud, educación e ingreso de la población catamarqueña.

El objetivo de las modificaciones es obtener un índice que se adecue más a las características particulares de cada departamento, para que al compararlos en términos relativos con el contexto provincial, se puedan detectar los desequilibrios existentes.

Aun así, la estimación lograda del IDH para la provincia de Catamarca, respetó en la medida de lo posible, la metodología empleada por el PNUD, especialmente en cuanto a considerar los tres componentes básicos de su medición, y a la valoración equivalente para cada uno de ellos -es decir, un peso igual a un tercio para cada componente.

Cabe recordar que en 1995 FUN.DE.H.CA. calculó el IDH de Catamarca tomando como referencia los indicadores utilizados por el PNUD y por el Programa Argentino de Desarrollo Humano, (Indice de Esperanza de vida, Indice del logro educacional e Indice del ingreso ajustado) y en base a los datos provenientes de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, como un aporte para la discusión.

Este nuevo cálculo, permitirá circunscribir aun más sobre las condiciones de vida de los catamarqueños, facilitando la puesta en marcha de los planes de Desarrollo Humano efectivos que las distintas realidades requieren.

La puesta en debate de la información absoluta o relativa permitiría que los gobiernos locales, los partidos políticos, los medios masivos de comunicación y las organizaciones libres del pueblo adquieran un mayor nivel de compromiso en la realidad local descripta en torno de categorías más objetivas.

Se trata de estimular el diálogo sobre la formulación e implementación de políticas de asignación diferencial de recursos por parte de los gobiernos, sentándose de esta forma las bases para permitir inclusive la expresión de las leyes de presupuesto en términos de Desarrollo Humano.


El Cálculo de los componentes del IDH

De los indicadores utilizados por las Naciones Unidas para el cálculo del IDH, no todos se encuentran disponibles para cada uno de los departamentos. La síntesis del estado de situación entre los indicadores empleados por el PNUD y los utilizados para el cálculo del índice desagregado en la provincia son los que se indican a continuación:

Longevidad

La esperanza de vida al nacer no ha sido producida por organismos oficiales. Para su sustitución se emplearon indicadores que los estudios de población inducen la correlación de los mismos con la longevidad:

Tasa de Mortalidad Infantil por cada mil nacidos vivos

En el cálculo desagregado de la Provincia se consideró el promedio de la tasa de mortalidad infantil de los últimos 7 años (1990-1996). Esto se debe que al observar la evolución de dicha tasa en departamentos de poca población, el mismo sufre modificaciones sustanciales, por lo que consideramos que el promedio de los últimos 7 años (que es la información disponible) sería más representativa y por ende más confiable de la realidad.

Porcentaje de Población en Alto Riesgo Sanitario

 

Este es un indicador elaborado por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia. Incluye a aquellas personas que habitan en viviendas sin retrete (letrina) con descarga de agua, es decir, que disponen de un sistema de excretas inadecuado. El objetivo de incluir este indicador fue para que quede contemplada la situación sanitaria de la población en general

Porcentaje de Población sin Cobertura Social

Es incorporado este indicador con el objeto de contemplar los riesgos de la desprotección de la salud de este sector de la población.


Educación

Respecto al nivel educacional no existieron mayores dificultades de acceso a la información estadística utilizada por el PNUD:

La Alfabetización de Adultos

Ha sido calculada con la información obtenida del ultimo Censo Nacional de Población y Vivienda del año 1991 del INDEC.

Dicho parámetro se determinó considerando la población de 5 años y más con asistencia escolar más la población que no asiste, pero asistió.

 

La tasa de escolarización

Se obtuvo de la información elaborada por el INDEC (Censo 1991), donde se encuentra disponible para cada uno de los datos relevantes (de 6 a 12, de 13 a 18 y de 19 a 29 años de edad), con el único inconveniente de que hasta el momento no existe información sobre la tasa combinada. De manera tal que para la confección del índice se ponderaron las tres tasas de los grupos de edad relevante de acuerdo a la cantidad de años que abarca cada una de ellas (7/17 para la de 6 a 12 años; 5/17 para la de 13 a 18 años y para la de 19 a 29 años).

Para la elaboración del índice de escolaridad se efectuó una modificación en la ponderación en relación a cada uno de los indicadores en relación al cálculo que realiza el PNUD, quien pondera con 2/3 la tasa de alfabetización de adultos y con 1/3 a la matriculación combinada. Para Catamarca se han invertido las ponderaciones, asignándole un peso de 2/3 a la tasa de escolarización y a la de alfabetización 1/3. La causa principal de dicho cambio se encuentra en la escasa diferencia existente entre los distintos departamentos en la tasa de alfabetización. Este hecho lleva implícito dos efectos que se han intentado corregir al cambiar las ponderaciones. En primer lugar, al emplear los mínimos y máximos efectivos para realizar el cálculo del índice, se produce un sobredimensionamiento de las diferencias observadas entre los departamentos; así, una pequeña variación entre dos municipios aparece sobre-representada en el índice confeccionado. En segundo lugar, dadas las características de las políticas públicas en materia educativa en los últimos 50 años, la pertinencia misma del uso de este indicador pasa a ser cuestionado.

Cabe destacar que más allá de las falencias que caracterizan a este indicador se consideró necesaria su inclusión en el índice de escolaridad, aunque con una menor incidencia, debido a que contempla al conjunto de la población adulta, mientras que el otro indicador sólo considera la asistencia escolar de quienes están en edad de asistir.


Ingreso

Para el cálculo del ingreso, el indicador utilizado por Naciones Unidas (Producto Bruto) no se encuentra disponible para cada uno de los departamentos de la Provincia de Catamarca.

En consecuencia, para desagregar el Producto Bruto Geográfico provincial por departamento se apeló a la siguiente metodología:

a) Se consideró el valor de la producción y la cantidad de empleados de los sectores de la industria, del comercio y de servicios por departamento, calculando la participación relativa en cada uno de los rubros.

b) Para el cálculo de la tasa promedio de participación de cada sector se ponderó en un tercio al valor de la producción y en dos tercios la cantidad de empleados.

c) Para la tasa de participación relativa de cada departamento se promediaron las tasas de participación de cada sector, la que multiplicada por el Producto Bruto Geográfico provincial nos da como resultado el PBG de cada departamento.

d) Para el caso de los departamentos en los cuales no se contó con información del sector industria se promediaron los otros dos sectores.

e) Con el Producto Bruto desagregado por departamento se calculó el ingreso ajustado con la metodología utilizada por Naciones Unidas.

 DEPARTAMENTOS

 INDICE DE ESPERANZA DE VIDA


 INDICE DE LOGRO EDUCACIONAL

 INGRESO AJUSTADO

 INDICE DE DESARROLLO HUMANO

 



 

Capítulo 2

Universidad, Sociedad y Desarrollo

Ing. Julio Luis Salerno

Rector de la Universidad Nacional de Catamarca

 

El próximo fin de siglo es oportuno para valorar los procesos sociales y el sentido de las instituciones. De cara a los desafíos que plantea la entrada en el tercer milenio volvemos a preguntarnos sobre la universidad y su función social.

"La universidad ha nacido en el claustro y se ha transformado en una palestra. Ha sido concebida en sus orígenes como un espacio para los eruditos que no querían distanciarse del mundo, hoy el problema que las universidades deben resolver de modo prioritario es el modo y la forma de su participación en la vida de la sociedad".

 

Esta afirmación, escrita al inicio de los ‘70, es parte de un trabajo publicado por la UNESCO, incluido en el programa de investigación sobre la enseñanza Superior.

Han pasado casi tres décadas pero es necesario mantener esa base de análisis.

Sin duda hoy la problemática universitaria tiene otra configuración. Se expresa de diferentes maneras en distintas partes del mundo y según la especificidad de cada sociedad, cada cultura y cada institución. Pero es posible afirmar que en la mayoría de las situaciones, la problemática de la relación universidad-sociedad está presente como una de las cuestiones fundamentales.

La Universidad por su propia naturaleza como institución científica y educativa, tiene una función social. Esta le es inherente y no añadida desde afuera. Por lo tanto no se trata de plantear la cuestión de si la universidad tiene o no función social.

Toda Universidad la tiene. La realiza en una u otra dirección, según el marco conceptual en que la Universidad definió sus objetivos institucionales.

Las Universidades Nacionales tienen un fuerte compromiso social y decisión de actuar como agentes de desarrollo, con efectos en sus provincias, región y país.

El cambio en el modelo de desarrollo que se está llevando a cabo en el mundo, tiene como característica esencial que no se está ante una crisis coyuntural del modelo neoliberal, sino ante el agotamiento de un ciclo y la aparición de nuevas formas de organización social, política y económica. La conformación de una nueva estructura social donde el conocimiento es la variable más importante, teniendo en cuenta que en el mundo moderno el progreso económico y social depende en gran medida de la formación de recursos humanos altamente capacitados.

Es por eso que Desarrollo Social, Desarrollo Sustentable y más recientemente Desarrollo Humano Sustentable, se presentan como los nuevos paradigmas. Constituyen una apuesta, una nueva fórmula para pensar el futuro del mundo. Son en última instancia el reconocimiento al fracaso de un modelo de desarrollo basado en el culto a las variables económicas, los mercados, el consumo. Es un avance superado de las dicotomías Estado-Mercado-Eficiencia-Equidad bien público-interés privado, poniendo énfasis en objetivos sociales a mediano y largo plazo aun cuando deba demorarse un crecimiento económico explosivo.

El desarrollo económico-social en las sociedades latinoamericanas ha experimentado profundas trans-formaciones en sus rasgos históricos en sus últimas décadas. El análisis de las causas y consecuencias de tales cambios han sido descriptos por CEPAL. Este organismo subraya que el logro de los equilibrios macroeconómicos alcanzados a fines de los ‘80 y principios de los ‘90 ha ido de la mano de la producción de desequilibrios sociales, expresados en nuestro continente en una mayor cuantía de la pobreza y en niveles altos de desempleo y exclusión social. Frente a este marco general la CEPAL propone un enfoque integrado de políticas económicas y sociales cuyas metas serían el logro de la transformación productiva con equidad (TPE).

La vinculación de las universidades nacionales con los procesos de desarrollo regional es un tema relevante en la medida que estas instituciones cumplen múltiples funciones de cara al logro de una transformación productiva con equidad.

Por una parte, los conocimientos científicos-técnicos y socio-culturales son recursos básicos en el marco de los que se ha planteado como una estrategia para la transformación.

En ese sentido, las Universidades Nacionales Argentinas tienen un rol importante en la generación de conocimientos científicos, concentrando aproximadamente el 80% de la investigación científica y desarrollo tecnológico del país. Si el conocimiento y por lo tanto la calidad de recursos humanos pasan a ser el factor estratégico fundamental de la creación de ventajas competitivas, las Universidades son actores claves para el desarrollo local ya que además de su responsabilidad en la formación de recursos humanos, poseen un reconocimiento institucional que puede favorecer la creación concertada en un entorno institucional y social innovador.

Las Universidades pueden tener un rol importante en el desarrollo local en la medida que posean experiencias de concentración y diálogo con el sector privado y empresarial y con la administración pública y local, así como el resto de los actores sociales territoriales, y junto con ellos, promover la creación de un "entorno innovador" socio-institucional.

Una experiencia concreta de implementación de estrategias de concertación y participación conjunta de todos los actores sociales, es el Plan Estratégico Consensuado de la Provincia de Catamarca, de cuyo comité ejecutivo forma parte, a través de su rector, la Universidad Nacional de Catamarca.

También es importante destacar la puesta en marcha a fines de 1996 del "Programa de Desarrollo Humano de Catamarca" en forma conjunta entre FUN.DE.H.CA. y UNCa y dependencias del gobierno provincial, con el objeto de aportar el resultado de las investigaciones ante el Programa Argentino de Desarrollo Humano.

Esta y todas las acciones que realiza la Universidad Nacional de Catamarca en sus funciones de docencia, investigación y extensión, las asume cumpliendo sus objetivos fundacionales y con una firme convicción de defender un modelo de universidad superador de indicadores estrictamente economicistas.

Para quienes estamos consustanciados con concepciones democráticas progresistas, el sistema educativo en todos sus niveles, debe cumplir con un rol de integración social y su rentabilidad tiene directa relación con la elevación cultural y la plena difusión de los bienes del espíritu y el beneficio colectivo que permite la cada vez más elevada y generalizada formación de cada uno de sus miembros. Desde otras concepciones que toman al mercado como centro de regulación de la vida económica y social, se considera a la sociedad compuesta por individuos aislados, que compiten entre sí, siendo válida y necesaria la mercantilización de todas las relaciones sociales, considerando a la educación un bien de mercado.

Opinamos que en Argentina y particularmente en el NOA, es excelente una universidad que proporcione a sus graduados una preparación acorde a estándares internacionales de competencia académica, científica y tecnológica, pero también lo es si forma estudiantes de zonas marginales y les proporciona un cuerpo de ideas que no hubieran podido adquirir en su medio, o si incorpora a jóvenes en condiciones de inferioridad por su entorno económico y social y los convierte en promotores de la mejora de su comunidad, o si transfiere tecnología a su sector productivo más relegado.

 

Entendemos que hay tres vertientes en este modelo de Universidad que sostenemos. La primera de ellas la entendemos como una Universidad que tenga capacidad de generar, preservar y transmitir conocimientos, que tenga capacidad de estar permanentemente en la frontera del conocimiento. La segunda vertiente está relacionada con la necesidad de formar profesionales a nivel de grado y postgrado que respondan a la demanda de la comunidad que a través de planes de estudios flexibles e interdisciplinados logren humanizar la tecnología y viceversa y reducir la distancia entre la educación universitaria y el trabajo profesional, entre otros aspectos. Una comunidad que requiere la formación de profesionales que acepten el desafío del cambio, que estén dispuestos a ser emprendedores, que tengan claros los conceptos de calidad, productividad y competitividad. Pero que también a nivel de Postgrado tengamos la capacidad de generar los recursos humanos necesarios, los faltantes para disponer la masa crítica referida en el área de la ciencia y tecnología para alimentar nuestro sistema científico y tecnológico.

Finalmente, la tercera vertiente es la que permite interactuar con la comunidad, nutrirse de ella y darle respuesta. En esta relación es indiscutible el aporte Universitario para la consolidación del sistema democrático a través de la riquísima experiencia del cogobierno.

Con todo lo mencionado estamos defendiendo un modelo de universidad comprometido con el país, y que garantice niveles óptimos de calidad académica, científica y tecnológica, y que también sea síntesis de valores trascendentales como la libertad, la justicia social, la solidaridad y la democracia.

Se comenzó este artículo mencionando una publicación de UNESCO y de los ‘70.

Hoy UNESCO y desde la Habana ‘96 nos proponemos un modelo de universidad que base su trabajo en tres ejes: pertenencia, calidad, internacionalización.

La pertenencia concebida como el "para qué" de cada institución, con las libertades adecuadas a su contexto, su medio, permitiéndose tomar distancia de algún proyecto uniformador "dibujado" en función de otros intereses.

La calidad como obligación ineludible e intransferible de una institución pública de enseñanza superior.

El compromiso de elevar en Latinoamérica la cantidad de ciudadanos calificadamente educados. Superar la dicotomía calidad-cantidad.

Los crecientes procesos de integración que vienen dándose universalmente y particularmente en el continente americano, no pueden dejar de incluir a las Universidades como vehículo privilegiado de acercamiento y vinculación. Las universidades están llamadas a cumplir un rol decisivo en este proceso de internacionalización, de "globalización con identidad".

La Universidad Nacional de Catamarca ya viene trabajando según esos ejes, con muchas acciones para enumerar. Debemos destinar los mejores esfuerzos para consolidarlos y otros esfuerzos aún mayores para superar los análisis descontextualizados como la única justificación para las asignaciones presupuestarias insuficientes.



Población y Urbanización

de la Provincia de Catamarca

Alberto Espeche

Lic. en Geografía

Susana Garaventa

Lic. en Geografía

Marta Vigo

Arquitecta

Universidad Nacional de Catamarca, 1997.

 

La Provincia de Catamarca ubicada en el noroeste argentino, puede dividirse en cuatro regiones: Puna, Oeste, Centro y Este diferenciadas según elementos distintivos del espacio geográfico y el asentamiento poblacional en cada una de ellas presenta características consecuentes con el ambiente natural y modificado como se observa en el cuadro 1.

 

Cuadro 1. Población por Región de la Provincia de Catamarca

REGIÓN

POBLAC

SUP

DENSIDAD

POB. DISPERSA

POB. CONCENT.

POB. EN CIUDADES

% DE URBANIZAC.

CIU DADES

VI VIENDAS

POB ACTIVA

PUNA

973

28097,0

0,03

251

722

-.-

0,00

-.-

418,0

2,30

OESTE

78191

51623,0

1,50

11856

66335

39410

50,40

6

23146,0

3,40

CENTRO

154817

8570,0

18,10

4215

150.602

135.891

87,80

2

39050,0

3,90

ESTE

30253

14312,0

2,10

10913

19340

9182

30,30

2

8566,0

3,50

TOTAL

264234

102602,0

2,60

27235

236999

184483

69,80

10

71180,0

3,70

Fuente: Censo Nacional de Población y Vivienda 1991. Elaboración Propia.

NOTAS: Ciudad= + de 2.000 habitantes. Población Concentrada: residentes en localidades, cualquiera sea su tamaño. Localidades: toda porción de superficie terrestre caracterizada por la continuidad, tamaño y proximidad, de edificios y vías de comunicación. Población dispersa: la que reside fuera de las localidades, caracterizada por la gran dispersión de viviendas.

 

Acorde con las características geográficas, en la Puna la población se presenta de manera dispersa y la densidad es muy baja. En el Oeste la densidad es baja, la población se ubica principalmente en los valles de altura irrigados y se localiza en ella el mayor número de ciudades: Andalgalá, Belén, Santa María, Tinogasta, San José y Fiambalá, las que no superan los 10.000 habitantes. La región Central presenta el 87,8 % de su población urbanizada - en el Gran Catamarca y Chumbicha- y entre la ciudad Capital y su conurbano concentra más del 50% de la población total de la provincia. El Este tiene baja densidad aunque con un índice algo mayor que el de la región oeste, también es mayor el índice de población dispersa, consecuentemente la tasa de urbanización es significativamente menor; la población urbana se nuclea en las ciudades de Recreo y Los Altos.

 

CUADRO 2. Población, Vivienda y Densidad. Ciudad de Catamarca

SECTOR

POBLACIÓN

HECTáREAS (Ha)

VIVIEN DA

MANZANAS

VIV/MANZA NAS

POB/Ha.

VIV/Ha

POB. AC./VIV.

CENTRO

17181,0

284,50

4881

157,0

31,10

60,40

17,20

3,50

SECTOR I

16076,0

871,02

4484

415,9

10,80

18,50

5,10

3,60

SECTOR II

22156,0

861,80

5456

386,6

15,40

25,70

6,30

4,10

SECTOR III

11714,0

298,00

456

154,5

15,90

39,30

8,20

4,80

SECTOR IV

43142,0

198,90

8852

482,0

18,40

61,70

12,70

4,90

TOTAL

160215,0

5045,04

38525

2553,0

155,10

31,80

7,60

4,20

Fuente: Dirección Provincial de Estadística y Censos. Barrios que Integran San Fernando del Valle de Catamarca 1993. Elaboración propia.

 

 

Para ubicarnos en el contexto espacial del Gran Catamarca, conformado por la Capital y las conurbaciones de los Dptos. F.M. Esquiú y Valle Viejo, es importante el análisis de su marco natural pudiéndose captar rápidamente que está constituido por las estructuras montañosas que morfológicamente rodean al Valle Central y son determinantes en las conexiones, la organización y la articulación del espacio, en relación con un punto de concentración que es la capital.

La posición geográfica y el rol administrativo de la capital, generan en el Valle Central de Catamarca un polo de influencia de gran magnitud que produce un marcado desequilibrio con relación a los otros núcleos poblaciona-les.

La ciudad de San Fernando fundada el 5 de julio de 1683 según trazado de Indias, a una legua al oeste del río del Valle con una dimensión de 9 por 9 cuadras, dos cuadras de ronda y cuarto de legua de ejido, comienza al finalizar el siglo XIX la progresiva ocupación de los predios urbanos hasta alcanzar los boulevares-trazados en 1887- hoy avenidas que delimitan el casco céntrico de la ciudad. La tendencia del crecimiento de la ciudad de Catamarca a fines del siglo XX se verifica hacia el oeste y el norte principalmente por la construcción de barrios estatales -FONAVI- que dejan grandes espacios intersticiales. El ritmo de urbanización es acelerado y alcanza entre 1980 y 1991 el 33,2 %, la media aritmética de la densidad barrial en 1993 es de 67,46 hab/ha.

El cuadro 2 muestra la distribución de la población, viviendas y densidades por sector urbano de la ciudad de Catamarca.

 

 

El Sector Centro corresponde al antiguo trazado, el Sector I se ubica al noroeste y está conformado por 25 barrios, el Sector II al noreste y tiene también 25 barrios, el Sector III se localiza al sudeste de la ciudad y cuenta con 12 barrios, mientras que el Sector IV se sitúa al sudoeste y está constituido por 33 barrios, por lo tanto según datos de 1993 la ciudad se conforma de 96 barrios.

Los gráficos 2 y 3 muestran la distribución de la población y la extensión de la ciudad en hectáreas por sector urbano.

Como puede observarse en el gráfico 2 la urbanización con más población es el sector ubicado al sudoeste donde se destacan los primeros barrios construidos con financiación FONAVI, el Barrio Libertador II -1000 Viviendas- que agru-pa 5.625 habitantes con una de las mayores densidades de la ciudad -250 hab/ha- y otros creados en forma espontánea con alto grado de marginalidad y también alta densidad relativa como el Barrio Isí de Acuña con 155 hab/ha.

Comparativamente la superficie del sector sudoeste como se observa en el gráfico 3 es la menor en relación con los otros sectores.


Conclusiones

El alto grado de urbanización de la región central no deriva de un desarrollo del sector terciario como producto de una administración moderna del estado, sino que en este caso es consecuencia del rol paliativo que asume el estado por el bajo grado de desarrollo de las economías locales. Las migraciones consecuentes de este modelo han generado los asentamientos marginales en la periferia urbana de la Capital, carentes de infraestructura, servicios y planificación así como con un alto grado de hacinamiento, situación esta que nos compromete a incorporar el tratamiento de indicadores relacionados con la marginalidad urbana y el desarrollo humano para realizar aportes efectivos tendientes a generar un equilibrio entre el desarrollo de la ciudad y la calidad de vida de sus habitantes.



Situación Ambiental de la Provincia de Catamarca

Bióloga Mónica Aciar

Lic. en Biología María Juana Silveiro

Escuela de Arqueología y Facultad de Ciencias Exactas y Naturales - Universidad Nacional de Catamarca.


Introducción

La Provincia de Catamarca se ubica en el noroeste de la República Argentina, en una zona subtropical, árida y semiárida.

La superficie del territorio es de 102.602 km. (segunda en la región Noroeste Argentina), ocupando el relieve montañoso más del 70% de la misma.

Catamarca geográficamente puede ser dividida en cuatro zonas: Zona Este, con precipitaciones anuales entre 400 y 500 mm. (hasta más del 600 mm. en el extremo EN), Zona Central, con 300 a 400 mm. de precipitación anual, Zona Centro Oeste con precipitaciones anuales entre los 150 y 250 mm. en Sierras Pampeanas, Valles y Bolsones y Zona Oeste con precipitaciones estimadas en menos de 100 mm. por año en Puna y Cordillera Frontal.

La vegetación predominante es xerofítica, corres-pondiente a las Provincias Fitogeográficas Altoandina y Puneña al oeste, Prepuneña, Monte Espinoso y Monte en el centro oeste y Chaqueña (serrano, árido y semiárido), en el centro y este. Sólo en un pequeño sector ubicado al noreste, posee una vegetación de clima subtropical húmedo, correspondiente a la provincia Fitogeográfica de la Yungas.

La fauna es la típica del distrito Andino en el oeste, mientras que en las sierras y valles, es la correspondiente al distrito Subandino Riojano y Jujeño Tucumano, superponiéndose a ellas numerosas especies del Distrito Subtropical Chaqueño. Existe una buena reserva genética de la mayoría de las especies, incluyendo algunas protegidas como la vicuña.

La provincia cuenta con grandes reservas de minerales al norte y centro de las sierras y valles, los que comienzan a ser explotados en gran escala en la actualidad.

Los problemas ambientales fundamentales en Cata-marca están relacionados con la degradación de los recursos naturales por la explotación irracional y el mal manejo producido a lo largo de muchos años, provocando el desequilibrio de los ecosistemas naturales y artificiales, que en la actualidad se encuentran vulnerados en mayor o menor grado. También se produjo desequilibrio ecológico por la introducción de especies exóticas vegetales y animales, éstas últimas especialmente en los espejos de agua. En el presente trabajo, se mencionan los problemas ambientales de la provincia de Catamarca.


Problemática Ambiental

La explotación irracional de la vegetación, por su extracción con diversos fines (para uso constructivo, alimenticio, medicinal, combustible) ha provocado una pérdida de la diversidad vegetal y reducción de los bosques, que son reemplazados por arbustales de especies invasoras.

La actividad ganadera, con métodos extensivos comuneros y en base a pasturas naturales, se caracteriza por el sobrepastoreo, lo que disminuye considerablemente la capacidad receptiva de los ecosistemas y obliga a los ganaderos a pasar de ganado vacuno a la cría de ganado menor caprino y ovino, incrementándose la degradación.

Con esta actividad está íntimamente asociada la costumbre de provocar incendios durante la etapa de sequías para acelerar el rebrote del pasto, lo que se hace sin control y usualmente causa la destrucción de vastas áreas de pastizales, bosques y la fauna asociada a ellos.

Esta degradación continuada por muchos años, provoca la exposición del suelo que paulatinamente se va perdiendo debido a la erosión hídrica en unas zonas y eólicas en otras, ocasionando la medanización de extensas áreas otrora productivas, en el sur oeste de Catamarca.

Otra consecuencia de la degradación de la vegetación, es la paulatina alteración del régimen pluvial, con lluvias menos frecuentes y más intensas que compactan e impermeabilizan el suelo e incrementan su escurrimiento según las líneas de pendientes severas, aumentando la erosión (laminar, en masas y cárcavas), estos fenómenos también traen aparejados el descenso y empobrecimiento de capas freáticas, y la pérdida de las propiedades físico-químicas del suelo, por la desecación progresiva de los horizontes superiores. Esto agrava el estado de la vegetación, y cíclicamente lleva a un nuevo desbalance hídrico. También se produce un incremento de la evapotranspiración por una mayor insolación del suelo y la acción más directa del viento.

Esta situación recurrente puede llevar a la salinización de suelos y desertificación de zonas extensas del territorio provincial, disponiéndose cada vez de menos volumen de agua para supervivencia de la diversidad biológica, consumo humano y actividades productivas (agropecuarias, mineras e industriales).

La calidad del recurso hídrico se encuentra afectada en gran parte de los sistemas subterráneos del este, por salinización y en algunos embalses por eutroficación, debido al aporte de sedimento por la erosión.

La actividad minera ocasionó un severo impacto, por el tipo de explotación (a cielo abierto) y por el método de traslado del mineral, lo que requiere un control riguroso para el restablecimiento ambiental a medida que se vaya realizando la explotación por zonas, ya que este impacto probablemente sea irreversible a largo plazo.

La situación ambiental urbana resulta menos grave ya que los asentamientos urbanos poseen poblaciones pequeñas, en la capital (San Fernando del Valle de Catamarca) la población es de aproximadamente 100 mil habitantes, considerada "ciudad menor" según la clasificación establecida por el PNUMA y la CEPAL.

En estos ecosistemas urbanos, el problema es la contaminación atmosférica por partículas de polvo y arena en suspensión, producto de los fuertes vientos que temporal y sistemáticamente afectan distintas zonas de la provincia y a los mencionados problemas erosivos.

Aunque no resulta de gravedad, y en algunos casos es presunto, el impacto a los acuíferos por contaminación con residuos sólidos y efluentes cloacales no puede dejar de señalarse, ya que carecen de sistema de tratamiento sanitario y los depósitos se hacen directamente en las cuencas. De igual modo sucede con los residuos industriales.

El crecimiento urbano sin una adecuada planificación y control, ni con las exigencias previas de la capitalización urbanística, inducen impactos de mediana envergadura. A ello se asocia la extracción de materiales de construcción (áridos) en áreas periféricas, sin estudio y control de su factibilidad cualitativa y cuantitativa.

La provincia cuenta con una cobertura legal en relación a la protección de los recursos naturales, pero carece de ente controlador. Por otra parte, a pesar de que no hay una adecuada conciencia social y cultural consecuente con la protección ambiental, no se efectuaron campañas educativas con suficiente cobertura.

En Catamarca existe un centro de excelencia (Universidad Nacional de Catamarca), en el que se realizan proyectos de investigación referidos a la problemática ambiental, sin embargo no están cuantificados todos los problemas existentes, por falta de integración con otras instituciones que realizan trabajos de contenido ambiental.

En muchas ocasiones no se ha exigido profesionalismo para dar solución a problemas ambientales ni se solicita la asesoría adecuada.


Conclusiones

A pesar de ello, la alta diversidad biogeográfica, la reserva genética existente, la disponibilidad de fuentes de energía alternativa no contaminante (solar y eólica), la baja densidad poblacional, los escasos niveles del impacto urbano, cobertura legal referida a los recursos naturales renovables, acompañado con el fortalecimiento del trabajo en las instituciones involucradas con la temática ambiental y una generalizada educación ambiental de la sociedad, haría posible una sostenida recuperación ecológica en función del Desarrollo Humano para todo el territorio de la provincia de Catamarca.

 

Educación Especial

 

Prof. Vilma Liliana Correa

Coordinadora de Educación Especial

Ministerio de Educación y Cultura

 

Podría definirse como conjuntos de conocimientos, servicios, técnicas, estrategias y recursos pedagógicos, destinados a asegurar un proceso educativo integral, fle-xible y dinámico a las personas con necesidades educativas especiales, temporales o permanentes.

Dicho proceso educativo se garantiza mediante un conjunto de organizaciones específicas a través de los Centros y Escuelas Especiales y de respuestas educativas diversificadas en ámbitos comunes.

La Coordinación de Educación Especial dependiente de la Dirección de Educación General Básica cuenta actualmente con catorce (14) Escuelas Especiales, distribuidas en los departamentos: Capital, Capayán, Valle Viejo, Fray Mamerto Esquiú, Tinogasta, Fiambalá, Belén, Londres, Santa María, Recreo -La Paz y Andalgalá, cuyo objetivo es la formación integral de las personas con Necesidades Educativas Especiales, tendiente a posibilitar una evolución favorable dentro de su discapacidad e integrarlo a la sociedad.

En nuestra provincia se carece de un censo de población de estas personas, lo que impide tener un cabal conocimiento de esta realidad.

Dentro de los requisitos para la igualdad de participación es importante tener en cuenta:

-Mayor toma de conciencia: se debe adoptar medidas para concientizar a la sociedad acerca de los problemas de las personas con discapacidad, sus derechos, sus posibilidades, sus necesidades, su contribución.

-Servicio de apoyo: debemos velar por un esta-blecimiento y la prestación de servicios de apoyo a las personas con discapacidad a fin de lograr alcanzar y mantener un nivel óptimo de autonomía y movilidad y ejercer sus derechos como sería el caso de la creación de la anhelada Dirección Provincial de Atención de las Personas con Necesidades Especiales.

Existen en esta sociedad una falta de conocimiento por parte de los padres de las leyes de protección que competen a sus hijos, el Estado debe asumir las responsabilidad de difundir información y fomentar la investigación en todos los aspectos.

Uno de los factores más preocupantes de todas las personas que trabajamos en el Area de Educación Especial es sin lugar a dudas el factor socioeconómico, ya que sabemos que nuestros educandos en su gran mayoría presentan NBI, a esta situación de vulnerabilidad se le suma la menor posibilidad de no disponer de cobertura médica asistencial. Se destaca asimismo en el presente informe la preocupante situación por la que atraviesan los alumnos del interior sobre todo los más alejados de la Capital, donde existe un alto grado de deserción escolar ya que la escolaridad de las personas con necesidad de Educación Especial no es obligatoria, agregándose otro componente que es la distancia de su domicilio, carencias económicas, niños que trabajan en épocas de cosecha, salud, alimentación, etc.

Con respecto a este último punto debemos recalcar la necesidad de un buen estado nutricional para una buena calidad de vida y el mantenimiento de la salud.

Que de las limitaciones más importantes que sufren nuestro alumnos carenciados en la imposibilidad de satisfacer adecuadamente en calidad y cantidad sus necesidades alimenticias, junto con los medicamentos constituye uno de los rubros con más difícil acceso para los discapacitados.

Por último, queremos recalcar la carencia de personal idóneo para cubrir las necesidades del interior ya que no se cuenta con los institutos formadores del área; los únicos existentes son en la Capital y Santa María.

Tampoco se cuenta con la posibilidad de que los recursos humanos existentes, puedan acceder al perfeccionamiento e investigación de los temas competentes al área.

Ejemplo: integración como lo establece la Ley Federal de Educación, ya que para integrar es necesario:

* Conocer las condiciones personales del alumno lo que permite asumir el compromiso por parte de los padres.

* Preparar las comunidades escolares actitudinalmente.

* Equipo técnico preparado.

Este es un ejemplo de los tantos que podemos brindar y que permiten de este modo poner en marcha el principio de normalización y el proceso de integración que tanta falta le hace a nuestra sociedad.



Acceso a la palabra

Ramón Enrique Giménez

Lic. en Comunicación Social

 

Es sabido que la oralidad, las señales, y el conjunto de signos y símbolos que circulan en una sociedad no son solamente un cúmulo de unidades lingüísticas algo articulados. El núcleo de la acción social son unidades significativas, tanto que en el análisis de las prácticas discursivas podemos observar las dimensiones concretas de la sociedad. Los discursos contenidos en estas prácticas circulan y se hacen evidentes en los múltiples y concretos modos de comunicación y sus soportes específicos.

Observar el itinerario de los discursos es indagar lo que pasa en el interior de las sociedades, saber a quienes integra y a quienes excluye, qué prácticas acepta y cuales rechaza, qué orden promueve y qué sujetos construye.

Un análisis de las prácticas asociadas a la comunicación de masas se ajusta a estas nociones. Las producciones que los medios ponen en circulación expresan el orden y las tensiones que sostienen a la sociedad, a quienes ésta considera sus actores legítimos y cómo los caracterizan. En el entramado de los textos y relatos masivos podemos hallar indicadores que nos permitan observar cuánto de humano tienen las nociones de desarrollo que justifican y determinan la evolución de nuestras comunidades. Este desafío es aún una cuestión pendiente.

Se ha avanzado en la investigación con indicadores vinculados al tipo de distribución de los medios de comunicación, su alcance y algunas cualidades de los usuarios que permitirían observar el grado de integración de las comunidades al territorio provincial. Indagando la oferta y el consumo de medios según grados de integración al territorio provincial hay indicios para establecer cuánto sentido de pertenencia a una unidad común definida territorialmente construyen las comunidades a partir de su relación con los medios de comunicación.

Respecto de la distribución de oportunidades para el acceso a este tipo de bienes lo que se observa en algunos estudios es la clara desproporción entre los pueblos y ciudades del interior respecto del Valle Central. A medida que nos alejamos de la Ciudad Capital hacia cualquiera de los puntos cardinales decrece la disponibilidad de medios de comunicación, así como la pluralidad de opciones para el consumo de productos vinculados al tiempo libre. Sin embargo, la mayoría de los departamentos y ciudades cuenta con una estación de radio (FM) y televisión por cable o antena comunitaria que recogen la voz local y ofrecen programación, que siempre, es mucho más limitada que la oferta en la Capital.

La estadística indica que para 1996 había computadas unas 50 radios de Frecuencia Modulada en toda la provincia y una AM, algo así como un promedio de 3,12 radios FM por departamento (16 en total). Sin embargo, la mitad de las 50 radios están concentradas en la Capital y un 60 por ciento en el Valle Central. Algunas ciudades del interior cuentan con dos FM y, en el caso de Antofagasta de la Sie-rra, no tiene ninguna. Las radios tienen un papel importante en la trama local, contribuyen a la construcción de temas comunes, a la circulación de noticias de todos los ámbitos, a la reproducción del gusto musical, la moda y vinculan en proporciones diversas las comunidades a la cultura global.

Pero son los dos diarios que existen en la provincia los que han afianzado un carácter de medio provincial, es decir, con capacidad de llegada a todos los puntos de la provincia y de construir en sus tiradas diarias sucesos y opinión provincial. Tiran unos 12 mil diarios promedio por día. Los diarios nacionales también se distribuyen en la capital y algunos centros del interior, pero son el complemento para algunos lectores acostumbrados a comprar el diario local y algún otro para profundizar noticias nacionales. Los datos con los que se cuenta indican que se distribuyen unos 1.500 diarios nacionales en toda la provincia.

Las estaciones de TV por cable se han consolidado en siete ciudades, instalándose, además, antenas comunitarias en cuatro localidades. Varios departamentos conviven aún con la oferta de la televisión abierta tomando señales como las de ATC o canales privados de Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero o La Rioja.

La integración territorial no es una cuestión de pura contención fronteras adentro. Se trata de cuánta posibilidad tienen los sujetos de estas comunidades de participar a través de herramientas como los medios de comunicación en la política y en los movimientos de la cultura global. En un marco de alta influencia del sistema político en la sociedad local y de creciente expansión de las tendencias culturales dominantes de la cultura contemporánea, los medios de comunicación son claves en tanto trasmiten demandas de la sociedad civil y conectan a los sujetos con la «aldea global».

Basta detenerse a pensar en la influencia de los medios de comunicación en el Caso Morales y sus implicancias para observar cuánto incidieron en la movilización de la sociedad civil catamarqueña y en sus transformaciones históricas.

La legislación que rige el desempaño de los medios de comunicación en la provincia es la que diseña el gobierno nacional. La expansión de los grandes conglomerados multimedias operada a partir de la modificación de la ley 22.285 influyó en el desarrollo de los medios locales. Las radios locales fueron sumando audiencia y abaratando costos de producción recurriendo a las cadenas de FM Y AM nacional. De este modo, «bajan» Rivadavia, Radio Uno, Mitre, La 100 en proporciones que compiten con la producción local. Sin embargo, se trata de un fenómeno restringido para algunos segmentos todavía no precisados de la audiencia local, por cuanto la mayoría de las radios se resiste a esta tendencia privilegiando el «color» local.

La televisión por cable destina un canal para la producción local, aunque la programación en esos canales se agote en un noticiero diario, mientras que el resto de la sintonía está reservada para los canales nacionales o internacionales.

Se difunden de este modo, mensajes destinados a otro tipo de público con características culturales distintas a las nuestras, con abundancia de oferta de bienes y servicios y promoción de valores imposibles de lograr para vastos sectores de nuestra sociedad. Es el costo que paga la cultura local por su participación en el proceso global. De todos modos, esta incidencia se compensa con el carácter local que los medios gráficos y la mayoría de las radios imprimen a sus programaciones reproduciendo la evolución de los modos de ser particulares.

En los últimos años se está dando una paulatina incorporación a los medios de comunicación de profesionales egresados de centros académicos de formación en comunicación. Este recambio en los planteles de personal está siendo facilitado por la Tecnicatura Superior en Comunicación Social que dependen del Ministerio de Educación de la Provincia. Otro instituto superior se abrió en un departamento del oeste provincial, Tinogasta y la UNCa habilitó este año la licenciatura en Comunicación con lo cual se abre un abanico grande de oportunidades de formación para los que aspiran a desempeñarse en las disciplinas de comunicación.

No hay trabajos cuantitativos que crucen los datos vinculados a los medios de comunicación con otros indicadores como ingreso, educación y salud. Esto tal vez se deba a que los medios de comunicación no fueron tenidos en cuenta entre los rubros sociales que se miden clásicamente. También, es cierto, que un análisis de medios es siempre huérfano si contiene solamente datos objetivos observables. Por lo expuesto al principio, una clave indispensable en este tipo de estudios es el reconocimiento de las huellas que la sociedad va dejando en la producción, circulación y consumo de textos masivos sobre quiénes son sus ciudadanos y cómo son calificados de acuerdo al paradigma del Desarrollo Humano.

 

* Los datos corresponden a una investigación muy completa elaborada con el apoyo del Instituto Nacional de Cinematografía por la Licenciada Ana Mohaded.



Patrimonio Cultural de Catamarca

Lic. en Antropología María Mónica Catoggio

Fernando Morales Morales Lic. Ciencias Hist. Arqueol.

Docentes de la Universidad Nacional de Catamarca

"Portadoras de un mensaje espiritual del pasado, las obras monumentales de cada pueblo son actualmente el testimonio vivo de sus tradiciones seculares" (Carta de Venecia de 1964).

El patrimonio cultural está constituido por todos los bienes materiales (muebles e inmuebles) e inmateriales de interés artístico, histórico, arquitectónico, paleontológico, arqueológico, antropológico, científico y técnico.

En Catamarca existen creaciones heredadas del pasado, que deben ser identificadas, defendidas y preservadas, para proteger la herencia viva de técnicas tradicionales, de habilidades artísticas, de sensibilidades estéticas, de creencias y vivencias a través de las cuales, aún hoy, su pueblo se expresa.

Preservar el patrimonio cultural y el natural, las obras de la cultura y de la naturaleza es proteger las raíces mismas del hombre.

Sitios arqueológicos como Ampajango (Dpto. Santa María), Tebenquiche (Dpto. Antofagasta) de ocupación temprana; sitios de la Quebrada del Tala (Dpto. Capital y Ambato), Chañar Yaco (Dpto. Andalgalá), La Rinconada (Dpto. Ambato) ocupados por pueblos agrícolo-ganaderos o Fuerte Quemado (Dpto. Santa María), Shincal (Dpto. Belén), Watungasta (Dpto. Tinogasta), el Pucará de Aconquija (Dpto. Andalgalá) representativos del período tardío, son manifestación viva de todo el acervo cultural acumulado por miles de años.

La valorización e implementación, en zonas desfavorecidas de la Provincia, de tecnologías apropiadas de nuestros antepasados como el racional uso de recursos hídricos y del suelo y las técnicas agrícolas, entre otras, serían factores de contribución al mejoramiento de la calidad de vida.

La presencia de extensas terrazas, canchones de cultivo, "colcas" y de definidas áreas de pastoreo en todas las regiones de la Provincia (Puna, Centro, Este y Oeste), sumado al conocimiento de la numerosa población en tiempos prehispánicos demuestran un manejo adecuado y racional de las técnicas y de los recursos naturales; en definitiva, un armonioso equilibrio ecológico.

La recuperación y/o preservación de las técnicas agrícolas, ganaderas (como la cría de vicuña y otros camélidos), el manejo hidráulico (canales, acequias, bocatomas) permitirían revertir situaciones de desequilibrio ecológico.

Cultivos tradicionales microtérmicos de altura como la oca, la quinoa, la quiwicha de alto poder energético y proteico (que florecen en la región puneña) tienden a desaparecer, al igual que las técnicas de tinturas naturales, los diseños y el uso de la materia prima original de los textiles (actividades propias de los Dptos. de Belén, Santa María, Antofagasta, etc.), significando ello no sólo una pérdida de los valores estéticos y culturales, sino también el agotamiento de un recurso económico, en detrimento de la región, situación que trae aparejada la emigración de la población a centros urbanizados.

El sincretismo cultural, fruto del encuentro del pueblo indígena con el español se manifiesta en la convivencia de expresiones religiosas, el arraigado fervor hacia la Virgen del Valle, con dos festividades anuales, y la pervivencia del culto a la Pacha-mama, celebrado el 1er. día de agosto en la zona de la Puna y los departamentos del interior, son ejemplos de ello. Catamarca posee, en sus numerosas Capillas e Iglesias, bellos ejemplares de imaginería, expo-nentes de la época colonial. Algunos monumentos religio-sos, entre los que se encuentran la Catedral Basílica (Capi-tal), la Capilla de Nuestra Señora del Rosario (Dpto. Piedra Blanca) han sido declaradas Monumento Histórico Nacional.

La vasta e importante producción artística e intelectual catamarqueña se ve reflejada en las obras de Dn. Juan Alfonso Carrizo, quien recopilara las coplas y leyendas de la provincia; en la prosa y poesía de Dn. Luis Franco; en las obras teatrales de Dn. Julio Sánchez Gardel; en la Historia de Catamarca del Padre Ramón Rosa Olmos; en la rica producción de los pioneros en arqueología de principio de siglo como Samuel Lafone Quevedo y Adán Quiroga; en las excelentes pinturas de Dn. Laureano Brizuela; en la música de Dn. Manuel Acosta Villafañe, entre otros.

La Provincia de Catamarca se caracteriza por su excelente y variada producción artesanal, la textilería con sus pullos, mantas, ponchos, con las peculiaridades de cada departamento, destacándose los tejidos de Belén, las mantas de vicuña, los peleros de Antofagasta; la cestería en simbol del Valle Central y del Dpto. Santa María; los trabajos en cuero; los conocidos y exquisitos dulces y pastelería (membrillo, cayote, las nueces confitadas); la cerámica; la no tan conocida orfebrería y las internacionalmente reconocidas alfombras que se elaboran en la fábrica ubicada en la Capital. Toda esta variedad de recursos son parte de nuestro patrimonio que ejemplifica tipos de vida, y el conocimiento de nuestra cultura, de nuestras raíces y nuestro presente.

La puesta en valor de nuestro patrimonio cultural arqueológico, histórico y arquitectónico, no sólo constituye una alternativa para el conocimiento del pasado y el impedimento del constante deterioro y desvastamiento de acervo cultural sino que, con su inclusión en la oferta turística se transforma en un importante recurso de desarrollo económico y socio-cultural, generador de fuentes de trabajo y activador de la economía local y regional. Trabajos de puesta en valor se están realizando en Pueblo Perdido (Dpto. Capital) y Shincal (Dpto. Belén).

Sólo cabe recordar que países como México y Perú tienen un desarrollo económico y social basado en la revalorización de su Patrimonio Histórico, Arqueológico y Cultural, que tiene tanta riqueza casi como la nuestra.

El patrimonio cultural catamarqueño con sus tradiciones, creencias, sitios arqueológicos, artesanías y todas sus manifestaciones evidencian la dinámica socio-cultural que tuvo lugar durante miles de años y tiene vigencia hoy en la Región Andina. El conocer, explicar, defender y preservar los comportamientos del pasado, ahondando en nuestras raíces indianas, es la vía de reconocimiento de nuestra propia identidad facilitando los procesos de integración.

La Provincia cuenta con la Ley No 4218- "Ley de Preservación de los vestigios y/o restos, yacimientos arqueológicos y antropológicos existentes en la Provincia", pero no con un marco legal ni con políticas de preservación en relación a las otras manifestaciones culturales.

El patrimonio se encuentra resguardado en distintos Museos como los arqueológicos: el "Adán Quiroga" y el "Dr. Omar Barrionuevo" (de la Universidad Nacional de Catamarca) en la Capital, los museos en las cabeceras departamentales, la implementación de museos de sitio co-mo en Antofagasta y Laguna Blanca (en vías de ejecu-ción), el Museo de Bellas Artes "Laureano Brizuela", el Museo Folkclórico "Juan A. Carrizo", el Museo y Archivo Histórico Provincial y en las tantísimas co-lecciones privadas así como en el imaginario social del pueblo.

Es lo tuyo, es lo mío, es lo nuestro. Es nuestro patrimonio.



Desarrollo Humano y Salud en

la Provincia de Catamarca

Lic. María Cristina Arreguez de Gómez Bello

Profesora Adjunta

Facultad de Ciencias de la Salud

Universidad Nacional de Catamarca


Consideraciones generales de la Provincia de Catamarca:

Nuestra Provincia se halla ubicada en la Región Noroeste de la República Argentina, tiene una superficie aproximada de 100.986 Km2, de variado territorio geográfico. Su división política está conformada por 16 Departamentos.

Los Valles y Bolsones configuran la morfología más característica de nuestro paisaje provincial.

Allí donde algún exiguo río pretende conservarse en superficie, el hombre lo tomó para dar nacimiento a pueblos o caseríos, o en algunos casos a puestos, donde sacrificados hombres, mujeres y niños marcan la Soberanía del Territorio Provincial.


Consideraciones sanitarias:

Desde el punto de vista sanitario la Provincia de Catamarca se divide en 12 Areas Programáticas. Este proyecto de zonificación fue elaborado por la Dirección de Medicina Asistencial, dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia.

En la determinación de las Areas Programáticas se buscó reflejar la realidad médico asistencial y al Atención Primaria de la Salud como base fundamental para la Regionalización Sanitaria.

En la creación de cada Area Programática se con-templaron las funciones tradicionales de cada estable-cimiento como así también otras acciones complementarias de protección y promoción de la Salud dirigidas a las personas y al medio.


SALUD

Analizar la Salud significa hacer un abordaje sistémico entendiéndose el derecho a la salud como un derecho natural y primario. Natural porque tiene sus orígenes en las leyes universales de la naturaleza, como la de conservación de las especies; Primario porque forma parte de las leyes de convivencia de la sociedad de la que se es miembro.

Según la O.M.S. alcanzar la salud y mantenerla sería más bien una situación de permanente lucha por conservar la vida y satisfacer necesidades relacionadas con la naturaleza física, mental y social del ser humano.

Si analizamos este concepto, en la Provincia de Catamarca esta lucha por conservar la vida y satisfacer las necesidades en Salud dependen en gran parte del Estado Provincial, el que realiza esfuerzos sostenidos para dar respuesta a la problemática de Salud en la Provincia.

Si hacemos una relación entre salud/población, es necesario destacar que nuestra Provincia tiene una densidad poblacional de 2,63 hab/km2, con una marcada concentración en los Departamentos Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú, concentrando una población de 155.000 habitantes con una densidad de 29 hab/km2.

A partir de estos datos las acciones de salud se basan en la determinación y asistencia de grupos de riesgo, considerando prioritarias las poblaciones con N.B.I. altas y sin descuidar la atención al resto de la población de la Provincia.

Se ha dicho que la responsabilidad en la atención de salud en nuestra Provincia corre por cuenta del Estado debido a las características de la población, por lo que éste ha tenido que elaborar programas de Salud y redefinir su política a partir de elementos altamente importantes como lo son la inauguración del Nuevo Hospital San Juan Bautista, de máxima complejidad y con capacidad instalada de 300 camas siendo éste el Centro de Referencia de los Hospitales del Interior de la Provincia; la necesidad de contar con recursos humanos capacitados; la incorporación de los procesos de gestión y gerenciamiento en Salud a partir de la adhesión de la Provincia al Decreto Nacional de Hospitales Públicos de Autogestión y las necesidades manifestadas por la Comunidad y los actores que conforman el sector prestador público y privado, puestos de manifiesto en el Plan Estratégico Consensuado, implementado por el Gobierno Provincial en el año 1995.

Analizando la problemática global desde lo estratégico los distintos sectores manifestaron lo siguiente:

SECTOR SALUD

 

GLOBAL

PROVINCIAL

CARACTERIZACION

PARTICULAR

DEBILIDADES

FORTALEZAS

 

Dependencia económica del nivel nacional. Caracterización del Estado en la atención de la salud.

Patologías relacionadas con la condición socioeconómica baja.

Dispersión geográfica que dificulta las comunicaciones e interrelaciones.

Tasa de Natalidad: 26,7%o

Tasa de Mortal. Gral.: 5,7%o

Tasa de Mortal. Infant.: 27,8%o

N.B.I.: 37,68%

Deficiente distribución, capacitación y remuneración de RR.HH.

No existe una política explícita de Salud.

Incoordinación entre Subsectores.

Negación y ocultamiento social de problemas como: Alcoholismo,Ve-néreas, Abortos, Desnutrición, Fár-macodependencia.

Excesiva burocracia para la ejecución de recursos financieros.

Faltan registros estadísticos en el Subsector privado.

Falta de acciones preventivas en accidentología.

Falta de unificación del sistema de Estadísticas Hospitalarias y Vitales.

Implementación de atención de la salud.

Baja contaminación ambiental.

Amplia cobertura social.

Establecimientos Sanitarios y RR.HH. numéricamente adecuados.

Inauguración nuevo Hospital Interzonal.

Intención de crear el Seguro Provincial de Salud.

Capacidad de la comunidad de reaccionar y unir esfuerzos ante una situación crítica de salud.

Proyectos en ejecución:

Rehabilitación y reequipamiento de efectores públicos de salud.

Ley provincial sobre categorización y acreditación de establecimientos Sanitarios.

Buena intención de la Universidad Nacional de Catamarca como apoyo en la formación de RR.HH.

 

Dentro de este análisis cabe destacar el rol de la Universidad Nacional de Catamarca, Facultad de Ciencias de la Salud, ya que luego de realizar el diagnóstico de salud, comenzó a dar respuesta a los distintos estamentos del sector en lo relacionado a la formación y capacitación del recurso humano mediante la implementación de talleres, cursos, etc., y la implementación de:

·Maestría en Salud Pública

·Maestría en Enfermedades Endémicas

·Maestría en Psicología Preventiva

·Especialidad en Conducción de Servicios de Salud

y la creación de carreras cuyo déficit de profesionales es marcado en nuestra Provincia.


Diagnóstico Sanitario

El análisis de la situación sanitaria de la Provincia de Catamarca está basado en la información provista por el Ministerio de Salud y Acción Social y la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos.

Analizaremos aquí los elementos más significativos para el diagnóstico de salud y su relación con el Desarrollo Humano, los que posteriormente deberán desarrollarse en forma más amplia.

En este abordaje se hará mención a:

1. Problemática materno-infantil.

2. Principales causas de mortalidad infantil.

3. Principales causas de mortalidad general.


1. Problemática materno-infantil:

En la Provincia de Catamarca nacieron en el año 1996: 7.528 niños, siendo 3.830 varones y 3.698 mujeres, lo que representa una Tasa de Natalidad del 25,5%o.

Con relación a la mortalidad infantil en el año 1996 se registraron 186 defunciones infantiles, lo que representa una tasa de mortalidad infantil del 24,7%o, correspondiendo al período neonatal el 13,8%o y posneonatal del 10,9%o.

Cabe destacar que a partir del período 1995/1996 hay una decreciente significativa en la mortalidad infantil, debiéndose quizás este hecho a la implementación a partir del año 1994 de un Programa Materno-Infantil que lleva adelante el Ministerio de Salud, a través del Departamento Maternidad e Infancia.

Con relación a la mortalidad materna para el año 1996 se registraron cinco, lo que implica una Tasa de Mortalidad Materna del cuatro por diez mil (Tasa por cada 10.000 nacimientos).

Las mismas se debieron a: Aborto retenido, embarazo ectópico sin especificación, aborto inducido, hipertensión que complica el embarazo, hemorragia posparto inmediato.

Tasa de Mortalidad Infantil en la Provincia de Catamarca

Año

1990

1991

1992

1993

1994

1995

1996

Tasa

31,3

29,8

26,9

28,9

27,8

24,0

24,7

 

Fuente: Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia

 

Nacimientos por edad de la madre año 1996

Edad

Menos de 15

15 a 19

20 a 24

25 a 29

30 a 34

más de 34

Partos

54

1438

2195

1794

1161

886

Porcentaje

1%

19%

29%

24%

15%

12%

 

De estos datos se infiere que el 48% de los partos en la provincia de Catamarca ocurren entre los 15 y 24 años.


2. Principales causas de la mortalidad infantil

Las principales cinco causas de muertes infantil para el año 1996 son las siguientes:

- Afecciones respiratorias del feto y del recién nacido.

- Trastornos relacionados con la duración corta de gestación.

- Disritmia cardíaca.

- Hipoxia intrauterina y asfixia al nacer.

- Neumonitis debida a sólidos y líquidos.

Estas afecciones configuran el 48% de las muertes infantiles.


3. Principales causas de mortalidad general:

Las principales causas de mortalidad general de la Provincia de Catamarca según la clasificación internacional de enfermedades, para el año 1996 son las siguientes:

 

  • Enfermedades del aparato circulatorio
  • 577 casos

    36%

  • Tumores
  • 258 casos

    16%

  • Enfermedades del aparato respiratorio
  • 183 casos

    11%

  • Accidentes, envenenamientos y violencia
  • 123 casos

    8%

  • Enfermedades infecciosas y parasitarias
  • 102 casos

    6%

  • Ciertas afecciones de la nutrición y del metabolismo
  • 90 casos

    5,5%

  • Enfermedades del aparato digestivo
  • 79 casos

    5%

  • Ciertas afecciones originadas en el período perinatal
  • 79 casos

    5%

  • Enfermedades del aparato genito urinario
  • 65 casos

    4%

  • Signos, síntomas y estados morbosos mal definidos
    1. 53 casos

      3,5%

       


      Programa Provincial de Atención Médica

      La Atención Primaria de la Salud fue la estrategia elegida para alcanzar la meta de salud para todos, claves para el desarrollo de los pueblos conforme al espíritu de justicia social.

      De esta manera la APS puede ser definida como un medio práctico para poner al alcance de todos los individuos y familias de las comunidades la asistencia de la salud indispensable en forma que resulte aceptable y proporcionada a sus recursos y con su plena participación.

      La APS debe poseer siempre una organización básica que descansa en niveles crecientes de complejidad, desde una primera línea de ataque o de contacto con la población, hasta el máximo nivel de complejidad de atención con aporte de tecnologías especializadas.

      Frente a estos conceptos la provincia de Catamarca, a través de la Dirección Provincial de APS, proyectó y puso en marcha un programa con la formación de recursos humanos que se desempeña en esta primera línea de ataque o de contacto con la población que son los Agentes Sanitarios, que se encuentran desarrollando su trabajo en todo el ámbito provincial y que paliaron en gran parte la escasa radicación de profesionales en el interior de la provincia.

      Cabe destacar que los agentes sanitarios pertenecen a cada comunidad, por lo que son ampliamente reconocidos por la misma.

      Este fue el primer gran avance de APS en la provincia, la gran deuda del programa tiene que ver con los otros componentes de APS y en forma especial con la educación a la comunidad.

      Analizando este aspecto se hace necesario propiciar el trabajo coordinado entre los sectores a los efectos de fortificar los programas que están funcionando bien, corregir y planificar programas que hacen falta para mejorar las condiciones de salud de nuestra población y hacer realidad los principios de APS mediante educación a la población, suministro de alimentos, saneamiento básico, asistencia materno-infantil, la erradicación y el control de las enfermedades locales endémicas, las inmunizaciones y el suministro de medicamentos esenciales.


      El nuevo modelo sanitario

      La contracara del desarrollo económico que se aspira alcanzar en Catamarca es la justicia distributiva de sus beneficios.

      Por otro lado la equidad social se constituye en un imperativo urgente si se pretende movilizar todos los recursos disponibles. De forma tal, a medida que crece, la Provincia debe desarrollar una red de servicios públicos eficientes que garanticen las satisfacciones de las necesidades básicas de educación, vivienda, atención sanitaria y empleo.

      Los análisis realizados muestran que a pesar del esfuerzo de los últimos años todavía subsisten carencias importantes en muchas zonas y sobre todo deficiencias en la calidad.

      A partir de los aportes realizados por los distintos sectores públicos y privados de salud y la Universidad Nacional de Catamarca, en el Plan Estratégico Consen-suado, se propone un nuevo modelo de Salud basado en:

      1.- La reorganización del Sistema de Salud de la Provincia de Catamarca para mejorar el nivel de salud y calidad de vida de la población.

      2.- Propender a que cada habitante de la Provincia de Catamarca pueda acceder igualitariamente al Sistema de Salud.

      Esto permitirá el efectivo funcionamiento de un sistema de salud zonificado y regionalizado que incluya la aten-ción médica integral, accesible y oportuna, mediante la eje-cución de acciones de promoción, recuperación y rehabilitación, tendiendo también al desarrollo adecuado de los recursos humanos del equipo de salud teniendo en cuenta las necesidades del sistema de salud y de la comunidad, realizando una distribución y uso racional del recurso humano teniendo en cuenta la calidad y cantidad de los mismos.

      También se hace necesario adecuar la legislación a las necesidades del sistema.

      Es necesario destacar que estos objetivos sólo se podrán lograr si se aborda la problemática social mediante la elaboración de políticas sociales focalizadas en los grupos vulnerables de la sociedad como una forma de disminuir la NBI y el mejoramiento de los niveles de ingreso im-plementando políticas de empleo, fomentando fuentes de trabajo genuinas.

       

      CITAS

      * Fundación para el Desarrollo Humano de Catamarca

       

      ANEXOS

      ESTADISTICOS

       



      INFORME SOBRE

      DESARROLLO HUMANO 1997

      PROVINCIA DE CATAMARCA

      CATAMARCA

      POBLACION TOTAL POR DEPARTAMENTOS ESTIMADA AL 30/6 DE CADA AÑO

      PERIODO 1990-2005

       

       

       

      RELACION ENTRE NATALIDAD Y MORTALIDAD INFANTIL POR DEPARTAMENTOS 1990-1997

       

       

       

      POBLACION TOTAL POR SEXO, INDICE DE MASCULINIDAD Y DENSIDAD

      DE POBLACION SEGUN DIVISION POLITICO ADMINISTRATIVA

       

       

      POBLACION DE 14 AÑOS Y MAS OCUPADAS POR CATEGORIA OCUPACIONAL SEGUN DEPARTAMENTO Y SEXO - AÑO 1991

      PORCENTAJES

       

       

       

       

      POBLACION NO ECONOMICAMENTE ACTIVA POR SITUACION DE INACTIVIDAD SEGUN DEPARTAMENTO - AÑO 1991

      PORCENTAJES

       

       

       

       

      OBREROS O EMPLEADOS DEL SECTOR PUBLICO O PRIVADO Y DEL SECTOR DOMESTICO POR TIPO DE COBERTURA EN SALUD

       

       

      TASA NETA DE ESCOLARIZACION POR NIVEL DE ENSEÑANZA Y AREA URBANA/RURAL, SEGUN

      DIVISION POLITICO-ADMINISTRATIVA

       

       

      ASISTENCIA ESCOLAR - 1991

       

      NIVEL EDUCATIVO


      Fuente: INFORME SOBRE DESARROLLO HUMANO 1997 DE LA PROVINCIA DE CATAMARCA