Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 11227 al 11246 
AsuntoAutor
672/09 - APERTURA Noticias
671/09 - Se realiz Noticias
Re: NoticiasdelCeH VDC
674/09 - HOMENAJE Noticias
673/09 - Geografía Noticias
675/09 - O CONCEIT Noticias
678/09 - Wikipedia Noticias
676/09 - ¿Para qué Noticias
679/09 - A RELEVÂN Noticias
677/09 - Wikipedia Noticias
680/09 - Organizaç Noticias
681/09 - XII ENCUE Noticias
682/09 - A CHEGADA Noticias
683/09 - Bajo el v Noticias
684/09 - A históri Noticias
685/09 - Colòmbia Noticias
686/09 - Homenaje Noticias
687/09 - Análise t Noticias
688/09 - CRISE? Noticias
Charla-debate: tra Jeronimo
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 11481     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 678/09 - Wikipedia: ni libre ni de izquierdas ( Santiago Alba Rico )
Fecha:Viernes, 6 de Noviembre, 2009  22:06:41 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <noticias @..............org>

NCeHu 678/09
Palestina en la enciclopedia
Wikipedia: ni libre ni de izquierdas
 
 
Santiago Alba Rico
Gara

 

Wikipedia, la enciclopedia libre, acumula dos formas de “autoridad” a los ojos de los lectores: la del formato “enciclopedia” y la de su soporte tecnológico abierto y en permanente construcción. La versión castellana la hacen 5.000 personas; la leen millones. Por eso, a contrapelo de sus principios programáticos, se ha convertido, no podía dejar de convertirse, en un “campo de batalla” cuya relación de fuerzas reproduce sin muchas diferencias la del mundo exterior. Y en el que, en consecuencia, las pretensiones de “neutralidad” sirven de excipiente a intereses políticos muy particulares y, a veces, extraordinariamente agresivos.

Este es el caso de Palestina, ocupada sobre el terreno por Israel, y ocupada también en la Wikipedia. Un breve recorrido por las entradas relacionadas con Oriente Próximo basta para poner de manifiesto una innegable parcialidad “neutral” a favor del proyecto sionista. A medida que uno lee –de rama en rama- ve configurarse ante sus ojos una constelación que coincide estrictamente, con más o menos elegancia, con la doctrina propagandística oficial del “Estado judío”: la interpretación capciosa de la resolución 242, la consideración de los territorios ocupados como territorios “en disputa”, la negación del pueblo palestino –y de sus derechos- so pretexto de que nunca constituyó un Estado soberano antes de la partición de la ONU y, del otro lado, la insistencia en la continuidad histórica de la presencia judía en la región, el historicismo fraudulento (con apoyo en la Biblia) mediante el que se legitima la reclamación sionista de Palestina, la aspiración común y secular al “retorno” por parte de los judíos expulsados por el imperio romano, la consideración del “judaísmo” como un “pueblo” y una “raza” más que como una religión, la “inocencia de las armas” sionistas en la guerra del 48 y la huida voluntaria –o inducida por los propios vecinos árabes- de los palestinos durante la Nakba (junto a la ocultación de fuentes israelíes y judías contrarias a todas estas tesis). Hasta los pequeños detalles están manipulados a favor de Israel. La entrada “Barrera israelí de Cisjordania” (denominación muy “neutral”) dice con sobriedad descriptiva, a pesar del Tribunal de la Haya: “La Barrera israelí de Cisjordania es una barrera construida por el Gobierno de Israel con finalidad defensiva” (http://es.wikipedia.org/wiki/Barrera_israel%C3%AD_de_Cisjordania). En la entrada “Israel”, con el mismo aplomo imparcial, se declara en la introducción (lo único que lee la mayor parte de los lectores) que “Israel es una  democracia parlamentaria y el  Estado-Nación de la gente originaria de la  Tierra de Israell” (las cursivas son mías) y que “tiene una superficie de 22.145 km²” (cuando jamás ha fijado sus fronteras y el injusto plan de partición de 1947 le concedía sólo 14.500 km².) (http://es.wikipedia.org/wiki/Israel). Las entradas correspondientes a algunos de los asentamientos y colonias israelíes en Cisjordania (Modi’in Illit, Beitar Illit, Ariel) describen olímpicamente estos puñales de la ocupación como “ciudades israelíes” situadas en el distrito israelí de Judea y Samaria ( http://es.wikipedia.org/wiki/Modi%27in_Illit , http://es.wikipedia.org/wiki/Beitar_Illit , http://es.wikipedia.org/wiki/Ariel_%28Israel%29). Existe una entrada para “Judea y Samaria (Distrito)” (http://es.wikipedia.org/wiki/Judea_y_Samaria_%28distrito%29). No existe una entrada para “Palestina”, a pesar del reconocimiento de sus derechos por parte de la ONU.

Se dirá que la ventaja de Wikipedia es que el contenido de sus artículos puede discutirse en foros abiertos y es fruto de un “consenso” (como si el error y la injusticia se convirtiesen en verdad y legitimidad por “consenso”). El problema es que, como en la polis ateniense, son muy pocos y siempre los mismos los que deciden, y la participación democrática está desde el principio desequilibrada por la ausencia de contrapuntos izquierdistas sólidos y combativos. Invito a los lectores a visitar las páginas de discusión en torno a las entradas “Sionismo” e “Israel” ( http://es.wikipedia.org/wiki/Discusi%C3%B3n:Israel , http://es.wikipedia.org/wiki/Discusi%C3%B3n:Sionismo). En ellas, Kordas, Cansado y Yonderboy (heterónimos de tres activísimos miembros de la Wikipedia) sostienen con belicoso autoritarismo y encomiable preparación técnica… todos los mitos fundacionales del Estado sionista. El resultado final, como todos los lectores pueden comprobar, se aproxima mucho más a la posición de los tres guerreros sionistas que al de sus interlocutores en el foro, que apenas si tratan de introducir algunas tímidas correcciones. Añadiré que la entrada “Israel” está protegida, es decir, no puede modificarse por parte de los usuarios a la espera de que la discusión dirima definitivamente su contenido. El mecanismo parece sensato, pero lo cierto es que la advertencia de provisionalidad es tan estable como el propio texto al que tienen acceso los lectores; la estable provisionalidad de la entrada “Israel” es la decidida por Kordas y Cansado, blindada provisionalmente a todo cambio.

Añadiré también que Cansado, Yonderboy y Kordas, además de “bibliotecarios” (es decir, administradores de la enciclopedia virtual), forman parte del Wikiproyecto Israel. Los Wikiproyectos son también sensatísimos grupos de trabajo especializado que se encargan de tareas asociadas a un tema concreto. La del Wikiproyecto Israel, según declara su propia página, es la de “garantizar en lo posible que Israel sea tratado de forma ecuánime y neutral en la Wikipedia” a partir de la constatación de que “existe un importante sentimiento anti-israelí en el mundo, de carácter político” (http://es.wikipedia.org/wiki/Wikiproyecto:Israel). No se puede ser más claro: la “neutralidad” está representada por el punto de vista de Israel. ¿Puede extrañar a alguien que Kordas haya sido uno de los promotores de la censura al medio de información alternativa Rebelión en la Wikipedia?

Nada de esto resulta sorprendente: este sesgo pro-sionista puede encontrarse también (menos marcado) en la Enciclopedia Británica o en la Larousse. Lo sorprendente es que la izquierda haya creído alguna vez, y siga creyendo, que la Wikipedia es un proyecto “de izquierdas”. No lo es y no tiene por qué serlo. Como escribe Ariel Zúñiga en su defensa, se trataba originalmente de una iniciativa de “elitismo democrático”, lo que sin duda la convertía ya en un instrumento interesante y superior a sus ancestros. Como el saber tiene que “atarse” a ciertos procedimientos internos de rigor y verificabilidad, para que la Wikipedia fuese al mismo tiempo “democrática” y “enciclopedia” (y no “libre”, concesión puramente publicitaria al liberal-libertarismo tecnológico dominante pero incompatible con la producción de conocimiento) tenía que proveerse muy justamente de procedimientos administrativos de control. Pero vivimos en un mundo en el que por todas las aperturas se cuelan las mismas fuerzas, las realmente existentes bajo el capitalismo globalizador. Y lo que ha acabado ocurriendo es que el carácter “democrático” de la Wikipedia ha permitido que los más fuertes en el mundo se hayan hecho fuertes también en la “enciclopedia libre” y esos procedimientos legítimos de control se hayan convertido –como en nuestros Parlamentos y nuestras instituciones- en herramientas de una dictadura “neutral”. El caso Rebelión no es sino el indicio revelador de una deriva burocratizadora y antidemocrática -por usar de nuevo las palabras de Ariel Zúñiga- que amenaza con “ideologizar” definitivamente (contra la izquierda) las entradas no científicas de la Wikipedia.

Lo que la izquierda debe comprender es que se trata de proteger, y no de abrir, nuestros medios; y que la gran ventaja de internet es que podemos “vallarlos” frente al mundo, que es de lo que se trata cuando se opera, como es realista asumir, en clara inferioridad de fuerzas. Y respecto de la Wikipedia, claro que sí: usémosla como todas, y con más facilidad, para consultas rápidas de datos y fechas, para informaciones técnicas y científicas, pero conociendo sus límites y sin pedir más de lo que puede (y debe) dar y denunciando los fraudes y manipulaciones puntuales cada vez que sea necesario. En el ámbito de la política y de la cultura, ninguna enciclopedia puede ahorrarnos la lectura de muchos libros y muchos –y variados- medios de comunicación. No hay conocimiento libre y no hay enciclopedias definitivas (ni siquiera las siempre provisionales). La lucha por el conocimiento es inseparable de la lucha por los territorios.







Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com