Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1061 al 1080 
AsuntoAutor
116/03 - De lo Soc Humboldt
117/03 - La Recolo Humboldt
115/03 - Contra la Humboldt
106/03 - Publicaci Humboldt
105/03 - Master on Humboldt
109/03 - Semana Na Humboldt
Fw: ¿A qué precio? Any Pago
108/03 - Simpósio Humboldt
II Seminario Inter Cifot
110/03 - XI SIMPÓS Humboldt
111/03 - Repudio a Humboldt
112/03 - LIBRO DON Humboldt
113/03 - OTROS LIB Humboldt
114/03 - Ecuador: Humboldt
118/03 - La ambici Humboldt
119/03 - Guerras p Humboldt
120/03 - Las Áreas Humboldt
121/03 _ Presentac Humboldt
REVISTA EST Monica P
Re: NoticiasdelCeH Eliseu S
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1249     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 118/03 - La ambiciosa motivación de un influyente sector del gobierno norteamericano
Fecha:Miercoles, 26 de Febrero, 2003  16:30:42 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Bebida de limón

NCeHu 118/03

 

Objetivo: norteamericanizar el islam

 

Por Mario del Carril


WASHINGTON

Se esgrimen tres objetivos para explicar la empresa que Estados Unidos está por acometer en Irak: eliminar las armas de destrucción masiva, crear un régimen democrático que no les haga la guerra a sus vecinos, y modernizar el país reconstruyendo su economía.
.
A juzgar por los hechos del pasado, la motivación política y humanitaria es la menos importante. En la década del 80, en otras circunstancias estratégicas pero en similares circunstancias políticas y humanitarias, Estados Unidos apoyó a Saddam Hussein cuando éste libró una guerra contra el régimen fundamentalista de Irán y usó armas de destrucción masiva contra los soldados iraníes.
.
Entonces, para aproximarnos a la realidad de lo que Estados Unidos quiere hacer en Irak, es mejor dejar de lado la motivación política, porque opera principalmente en el campo de las relaciones públicas. Sobre la motivación de seguridad ya tenemos suficientes noticias: Estados Unidos, en su lucha contra el terrorismo internacional, no quiere que los terroristas -potenciales misiles humanos- porten armas de destrucción masiva provistas por el régimen de Saddam Hussein.
.
Sin embargo, existen otros regímenes con armas de destrucción masiva que presentan conductas más incontroladas e imprevisibles que las de Saddam Hussein, por ejemplo el gobierno de Corea del Norte. Así, el objetivo de la seguridad no explica del todo por qué Estados Unidos prefiere derrotar y ocupar a Irak, y no antes derrotar y ocupar a Corea del Norte, un peligro mucho más inmediato.
.
En momentos en que la economía norteamericana enfrenta serios desequilibrios, una balanza comercial negativa récord, un creciente déficit fiscal y un enorme endeudamiento del consumidor, una costosa ocupación militar que no se financia a sí misma es una receta que enferma y no cura. Desde esta perspectiva, la invasión, ocupación y reconstrucción de Corea del Norte es riesgo sin ninguna ganancia.
.
Recordemos que en la Primera Guerra del Golfo Estados Unidos financió alrededor del 80 por ciento del costo de las operaciones con aportes de sus aliados. Hoy Washington tiene que pagar para mantener la alianza, como quedó demostrado en la pequeña disputa con Turquía. Por lo tanto, que la invasión y la ocupación sean productivas las hace más realizables.
.
En estos días se publican en la prensa los planes que tiene el gobierno de George W. Bush para la ocupación de Irak. Estados Unidos gobernaría ese país por unos años en forma directa, como un protectorado. Las funciones de seguridad estarán en manos de las Fuerzas Armadas y las funciones de reconstrucción y humanitarias estarán a cargo de un administrador civil norteamericano de mucho prestigio, como (el ejemplo es mío) el embajador de origen demócrata Bill Richardson.
.
Estados Unidos administraría los recursos de Irak protegiendo los intereses de ese país, no permitiría ninguna injerencia a las potencias regionales con intereses en Irak (Turquía, Irán y Arabia Saudita) y protegería la integridad territorial del país.
.
En los primeros años no habría gobierno de Irak, pero los distintos grupos opositores podrían integrar una especie de junta consultiva. Se purgaría de la administración de Irak a figuras importantes del partido de Saddam Hussein, pero se conservaría en la administración a la mayoría de los afiliados a ese partido. Estados Unidos distribuiría directamente bienes y servicios a la población para mejorar su nivel de vida y para ser identificado como una potencia libertadora y benefactora de la región.
.
 
¿Cómo se financia?
.
De acuerdo con estadísticas del Fondo Monetario Internacional, en 2001 Irak exportó 11 mil millones de dólares de petróleo, la mitad del cual fue a Estados Unidos. Según el especialista Daniel Yergin, la capacidad de producción de Irak es de 2,5 millones de barriles por día y en uno o dos años puede llegar a producir 3,5 millones por día, como producía en 1990, antes de la Guerra del golfo. El excedente será absorbido por Estados Unidos, que busca proveedores seguros.
.
Yergin cree que Irak tiene reservas no descubiertas de petróleo que le permitirían reemplazar a las regiones del Mar Caspio como la meca de las inversiones de petróleo en el mundo. Las reservas conocidas de Irak son dos tercios de las reservas de Arabia Saudita, pero en los últimos doce años no se han hecho contratos de exploración y las reservas se pueden triplicar como resultado de nuevos contratos de exploración. Además de las exportaciones de petróleo y de las inversiones en la industria del petróleo, ya se habla de un contrato por mil millones de dólares en la industria de telecomunicaciones para modernizar el sistema telefónico, y oportunidades para la venta de alimentos, todo administrado por el protectorado norteamericano y pagado por lo menos en parte por las ventas de petróleo.
.
Una de las razones que Estados Unidos revela en sus planes de ocupación en esta coyuntura es advertir a todos los gobiernos que se oponen a su política en Irak (Francia, Alemania, Rusia, etcétera) lo mucho que tienen que perder en el futuro con esa oposición. El voto en el Consejo de Seguridad sobre una segunda resolución acerca de Irak está por darse esta semana y ésta es una manera que tiene Estados Unidos de conseguir votos.
.
Hace meses, The Washington Post publicó una caricatura con Estados Unidos representado por un recio legionario romano con casco emplumado diciendo lacónicamente: "Voy a Bagdad a liquidar a los malos", y representando a Europa con la figura de un joven bucólico recostado sobre el césped que le critica al legionario sus modales.
.
El dibujo exhibe la tensión entre una Europa feminizada, criticona y en última instancia helénica, y un Estados Unidos romano, cumpliendo sus deberes marciales, y es una excelente representación de la composición de lugar que se hace el gobierno de Bush en la actual crisis internacional sobre Irak. Pero hace falta profundizar la caricatura del roma, darle su dimensión histórica, para captar la ambiciosa motivación de un influyente sector del gobierno norteamericano que sueña con rehacer el mundo en el siglo XXI a imagen y semejanza de Estados Unidos.
.
Julio César fue el valiente noble romano que con ingenio e improvisación -militar y administrativa- resolvió un problema de fronteras para Roma cuyo origen estaba en la Galia (hoy Francia, Bélgica y la parte de Alemania situada al oeste del Rin) y que por siglos había plagado a esa república. (La ciudad de Roma había sido saqueada por los galos en 390 a.C.)
.
César destruyó de una vez, y para los siglos venideros, la amenaza de los galos a la paz de Roma atacándolos en su nido trasalpino. Esa campaña de César (58 a 50 a.C.) incluyó algunos reveses pero fue un triunfo completo, tanto de las armas como del genio administrativo romano. César fue un buen administrador, se mostró magnánimo y sabio con sus enemigos. No sólo aniquiló la principal amenaza terrorista de su tiempo para su sociedad: romanizó a las sociedades enemigas de donde provenía la amenaza y las incorporó al sistema económico del Mediterráneo.
.
Casi dos mil años después de esa campaña de Julio César, el historiador alemán Theodore Mommsen elogió la obra del romano con estas palabras: "Que haya un puente que conecta la pasada gloria helénica y romana con el tejido aún más orgulloso de la historia moderna [...] es la obra de César. [...] La estructura que creó en la Galia ha perdurado estos miles de años en que han cambiado religiones y Estados".
.
Es aquí donde encontramos por fin la grande, y temeraria, ambición del gobierno de Bush en el Medio Oriente, que es especialmente la ambición de sus asesores más atrevidos: norteamericanizar el Islam, como Roma romanizó la Galia, empezando con la ocupación y reconstrucción de Irak.
.
Mario del Carril es doctor en filosofía, coautor de los libros Clinton. Claves para su gobierno y Por qué se fueron (Emecé).

Fuente: Diario La Nación, Buenos Aires, del 26 de febrero de 2003.
.