Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10445 al 10464 
AsuntoAutor
49/09 - La invasió Noticias
50/09 - La solució Noticias
51/09 - Lo que no Noticias
52/09 - Algunos si Noticias
53/09 - Declaracio Noticias
54/09 - España - I Noticias
55/09 - Los combat Noticias
Enc: War and Natur Charles
56/09 - México: el Alexande
Africa en Llamas. Cecilia
57/09 - 10 ma. Pro Alexande
58/09 - Crónicas d Alexande
59/09 - "Vendrán e Alexande
61/09 - La guerra Alexande
60/09 - La cuenta Alexande
Enc: CD-ROM ANUÁRI Charles
62/09 - Cumpleaños Alexande
63/09 - REPRIMEN Y Alexande
64/09 - La crisis: Alexande
65/09 - VIII Encon Alexande
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10698     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 58/09 - Crónicas de un futuro cercano
Fecha:Miercoles, 21 de Enero, 2009  18:23:12 (-0800)
Autor:Alexander von Humboldt <cehumboldt @.........ar>

NCeHu 58/09
 

Crónicas de un futuro cercano

                                                                          

Alfredo César Dachary

 

En 2008 ocurrieron muchos hechos, pero ninguno tan fuerte como el estallido de lo que Paul Krugman, actual Nobel de Economía, define como la mayor crisis de la historia moderna, algo que recién está tomando forma pero aún no se puede vislumbrar la magnitud de la misma, salvo afirmar que es de carácter global.

¿Es la crisis de cierre de una era, la era industrial y la apertura de una nueva definida, por mucho, como la post-industrial? ¿Es un ajuste a cambios muy profundos que se han dado en nosotros y nuestras instituciones que hemos vivido y no siempre hemos asumido en la magnitud que tenían? ¿O qué es realmente?

En este año que pasó, y como una coincidencia, se cumplieron cuarenta años del denominado “Mayo Francés”, tiempo de jóvenes que cabalgaban sobre sueños y utopías, que luego el sistema se encargó de aterrizar de manera violenta para acelerar el proceso irreversible del capitalismo global, y reciclar a los rebeldes en honorables “progresistas”.

El final de los 60´ y sus rebeliones juveniles fue la antesala del fin de la era de las utopías, sueños que movieron a grandes grupos sociales pensando que era posible una sociedad más equitativa, hoy en pleno auge del individualismo consumista sólo se puede hablar del fin de la solidaridad, ya que las utopías han quedado en el olvido, por ser cuestiones comunitarias, sociales y de grupos.

Los cambios que vienen son de grandes magnitudes, pero no nos asusta que los anuncien, porque vivirlos y asimilarlos es más simple que pensar en entenderlos, llegan, impactan y se van. Los ejemplos sobran, desde la entrada del Internet al celular, hay un corto camino en que la sociedad ha cambiado radicalmente, porque cambiaron sus dos grandes medidas de referencia, el tiempo y el espacio.

Por eso, el futuro que hoy inquieta al mundo porque está cargado de negros presagios por la gran crisis mundial, no es más que el escenario donde se da la obra de fondo: la transformación de la sociedad y el mismo hombre que son los actores en esta puesta en escena desde hace muchos siglos atrás.

 

¿De qué humano estamos hablando?

El mundo del futuro al igual que el presente y el pasado son realidades muy diferenciadas, los que piensan que tienen futuro es porque tienen un buen presente, de allí que los cambios que vienen son para unos, la gran minoría y no para la gran mayoría. 

         En las próximas dos o tres décadas se vienen situaciones muy complejas e inimaginables, que pondrán a prueba el límite de lo humano, siendo el más discutible de estos cambios el poder prologar la vida al doble de lo que hoy se considera la media en los países altamente desarrollados.

         Con estos nuevos hechos se haría realidad la existencia de dos grupos humanos, una realidad que de muchas maneras ya existía; por un lado, los que pueden financiarse esta nueva tecnología y, por el otro, la gran mayoría que no, de allí derivarían los mortales comunes y los de larga vida.

Lo mismo ocurrirá con las nuevas tecnologías médicas derivadas del uso de la proteómica, que simplificada al máximo, sería saber como funciona nuestro organismo y cómo se modifican e interaccionan entre sí las proteínas y cuando hay una mutación, que es lo que ocurre.

Parece que llegó el momento en que los científicos hacen suya la pregunta que se realizo años atrás Stelarc “…llegó el momento de preguntarnos si un cuerpo bípedo, que respira, con visión binocular y un cerebro de 1,400 cm3 es una forma biológica adecuada…” , y ya hay un largo camino para hacer realidad este gran cambio.

La síntesis de estas transformaciones fue definida por Rodney Brooks “…en el último milenio construimos nuestras máquinas y en éste nos convertiremos en ella. No debemos temer porque así como ocurre con cualquier artefacto tecnológico, la absorberemos en nuestro propio cuerpo…”.

Complejo panorama y “una gran oportunidad” para unos pocos que podrán acceder a un maravilloso futuro, ya que la gran mayoría no sólo no conoce estas posibilidades sino que gasta la mayor parte de su vida sobreviviendo.

¿Quiénes accederán a estos cambios?  Los grandes empresarios, artistas de éxito y otros más, además de los ecologistas profundos, que forman parte de una élite económica y, por ello, tienen los fondos para hacerlo, mientras que el resto de los movimientos de protesta, desde los verdes a los pacifistas, pasando por defensores de animales, de pueblos originarios y otros muchos más deberán unirse a los pobres para defender lo que queda de la naturaleza, al desaparecer una parte de ella en el hombre transformado.

Pronto será posible el reformateo del cuerpo y las subjetividades a partir del genoma humano, guía y también camino para crear una nueva especie y, junto a ello, el hombre podrá recibir la inserción de componentes no orgánicos promoviendo una hibridación de los cuerpos con materiales inertes,  lo que Paul Virilio define como endocolonización.

Stephen Hawking, una de las luminarias del actual mundo científico en la física, declaró que la informática y las biotecnologías van a incrementar la complejidad interna del cuerpo humano, sin que tengamos que esperar la evolución biológica que es inexorablemente lenta.

Hawking, es un ejemplo de ello, ya que sufriendo una enfermedad degenerativa se mueve en una compleja silla de ruedas con una sofisticada computadora mediante la cual el científico se comunica con el mundo.

Los cambios que hoy tiene el hombre y que se profundizan diariamente han transformado al sujeto actual en un actor social alterado con los nervios  tensionados, que se expresan cada vez más en un estrés incontrolable una depresión que amenaza con ser pandemia, y otras actitudes como la anorexia, el pánico y los comportamientos obsesivos y compulsivos.

Es el sujeto dependiente de Internet, controlado por el celular, guiado por el mp4, que sólo anda con máquinas para trasladarse en la ciudad o para hacer ejercicios, siempre está conectado, no puede ser diferente en una sociedad donde el consumo y el riesgo van juntas, miedo y placer aunque insignificante son las dos caras del bagaje del hombre moderno.

El hombre del mañana, pero muy cercano, que algunos definen como el hombre postorgánico, hoy es un mutante debido a que su alimentación está basada en productos transformados genéticamente y sus actividades, ritmos y uso de tecnología cada día lo alejan más de eso, que hoy es una bandera mundial: la naturaleza.

 

El hombre en familia

Al leer la historia de la vida privada del siglo XX, se puede ver como en una película como el ciudadano va cambiando y su núcleo, la familia, al mismo ritmo o a veces a uno diferenciado, pero que al final se alcanzan.

Los grandes cambios de la mitad del siglo XX serían menores si no tuvieran en la base lo que se ha definido como la revolución femenina, el reconocimiento de derecho porque de hecho siempre ha existido aunque muchos lo negaban de una igualdad, que sólo se había ocultado por prácticas sociales, creencias e intereses mezquinos.

La fuerza laboral del mundo se duplicó, la fuerza científica lo mismo, al igual que el arte y todas las actividades donde participa nuestra especie, en medio siglo no sólo creció la población sino que se potencializó la capacidad de consumir de la familia.

Con la igualdad dominando los países más desarrollados y consolidándose en los otros a niveles urbanos, la base de la sociedad tradicional, la familia monolítica y patriarcal empieza a ser una pieza de museo o una verdadera especie en peligro de extinción.

La nueva familia, aquella que está creciendo rápidamente en las ciudades, la misma que hoy en un encuentro mundial, la iglesia católica intenta clausurar, como si fuera un invento del “diablo” es algo muy diferente a la del pasado, ya que no hay un padre puede haber más de dos, con hijos de diferentes parejas, o sin pareja, de diferentes colores y gustos, unos heterosexuales, otros homosexuales , entre muchas más diversidades posibles.

Estas nuevas formas de organización social son más abiertas, libres y menos represivas, al extremo que el casamiento, que durante un largo tiempo fue el sueño de las mujeres jóvenes y el ideal de los hombres casaderos, hoy es como se diría, “un recuerdo de familia”.

La familia amplia, grande, de muchos parientes cercanos y lejanos es algo que ya no existe ni en el mundo rural; hoy las parejas no tienen más de un hijo, excepcionalmente dos, en los países altamente desarrollados y quizás sus hijos reduzcan a cero, siguiendo la lógica de una sociedad sin destino claro, y acosada por los fantasmas del gran colapso o el Apocalipsis ambiental.

Un ejemplo es el caso de Argentina, que en el año 2008 hubo en la ciudad de Buenos Aires menos casamientos que en 1918, cuando en esa época vivía en la ciudad menos de la mitad de la población que hoy tiene.

Hoy la tasa de nupcialidad de esa ciudad es de 4 por mil cuando una década antes era de 8 por mil, pero en los últimos dos años frente a los 13,000 certificados de casamiento anuales hay 10,000 certificados de sociedades de convivencia, falta muy poco para que éstas alcancen a los matrimonios.

Las opiniones son muy coincidentes, se reducen los matrimonios formales y aumentan los divorcios y las separaciones, con lo que se deduce como una conclusión que el ritual del matrimonio está muy desprestigiado.

Pero no sólo es un problema de las personas sino de los tiempos, las crisis, la incertidumbre, la dificultad de encontrar trabajo, tener casa y todo lo que implica el matrimonio juega a favor de las relaciones informales, de jóvenes que se mantienen en la casa de los padres y no asumen otro compromiso que el no compromiso.

 

Primera síntesis

De las megas máquinas se pasó a la nanotecnología, máquinas no visibles a simple vista; del petróleo a nuevas energías menos contaminantes y más baratas; de un mundo divido en países se pasó a un mundo integrado en lo regional; de grandes distancias al tiempo real; de tres dimensiones a cuatro y muchas cosas más. Todo esto en pocos años, a un ritmo que no podemos adecuarnos pero debemos sobrevivir.

En esta nueva realidad, el hombre como epicentro y la familia como base de la sociedad eran el centro de todo el discurso, que rápidamente se fue transformando al extremo que hoy se hallan partes de él muy dispersas, aunque siguen siendo parte de nuestros sueños.

alfredocesar7@yahoo.com.mx


 



Yahoo! Cocina
Recetas prácticas y comida saludable
Visitá http://ar.mujer.yahoo.com/cocina/




Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com