Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10191 al 10210 
AsuntoAutor
496/08 - Nuevas pu Noticias
497/08 - OS DESLIZ Noticias
Ley Glaciares: env Marcelo
498/08 - Reestruct Noticias
499/08 - Curso de Noticias
500/08 - Inscripci Noticias
501/08 - Políticas Noticias
502/08 - Trelew en Noticias
503/08 - DIA DEL G Alexande
=?utf-8?Q?22_de_No Stella M
504/08 - DIA DEL G Alexande
505/08 - GEOGRAFOS Alexande
=?utf-8?Q?RE:_D=C3 Beatriz
Feliz dia del Geóg Miguel C
Re: NoticiasdelCeH =?utf-8?
506/08 - GEÓGRAFOS Noticias
507/08 - UNA MIRAD Noticias
508/08 - GEOGRAFÍA Noticias
509/08 - El fin de Noticias
510/08 - A EXPANSÃ Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10451     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 509/08 - El fin de una era y sus repercusiones mundiales
Fecha:Domingo, 23 de Noviembre, 2008  18:42:00 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <ncehu @..................ar>

NCeHu 509/08
 

El fin de una era y sus repercusiones mundiales

                                                Alfredo César Dachary

 

         La semana que acaba de pasar, tiempo de reuniones de Presidentes o despedida de George Bush junto a la continuación de la caída de las bolsas, fue el escenario para nuevos conflictos, entre ellos y muy en letra minúscula, aparece uno en Melilla, una ciudad española en Marruecos, último bastión colonial, donde la desesperación de los jovenes magrebíes por “entrar a Europa” terminó en una batalla campal con la muerte nuevamente como invitada.

         El hecho fue discutido al día siguiente en un programa de economistas y políticos en la televisión oficial española y de este interesante y polémico encuentro dos afirmaciones me dejaron pensando más allá del día.

La primera era que con menos del 5% de lo que se ha gastado en recuperar bancos, ahora se pide que se amplíe a los grandes consorcios automovilísticos, se habría solucionado el problema del hambre en el mundo, principal motivo de las fuertes avalanchas de africanos que se juegan la vida para llegar a Europa y mexicanos junto a centroamericanos para entrar a Estados Unidos.

 La segunda es que la crisis aumenta la expulsión de africanos hacia Europa pero, a su vez, se da una mano dura para evitarlo y con ello se acelera un proceso de rechazo y expulsión, en algunos casos pactados, como lo ha sido con los ecuatorianos, que estando legales, se les pagó los meses de paro con tal que regresen a su país de origen y no vuelvan a España como mínimo en tres años.

La crisis pone al descubierto muchas cosas, pero la primera que emerge es la falta de responsabilidad social de los Estados en relación con los inmigrantes, a quienes acusan de reducir la oferta de empleo, pero en realidad las crisis sacan de lo profundo el racismo, lo más oscuro y bajo de la condición humana.

Este mundo intercomunicado e integrado a través de las grandes cadenas de comunicación en tiempo real genera un sistema de responsabilidades muy difusas y difíciles de controlar, que ante cualquier situación crítica genera efectos en cascada, como la situación actual.

Ésta es la que Anthony Giddens ha definido como “un mundo desbocado”, situación que este influyente pensador social, autor de la denominada Tercera Vía, ha clasificado como los efectos más negativos de la globalización.

Así es como la falta de claridad de los mercados impedían el control y se iban tolerando y acumulando riesgos excesivos, a partir de títulos inviables cuyos riesgo nadie evaluaba, pero las empresas seguían a partir de estos movimientos presionando para tener mayores beneficios, lo cual trae aparejada esta situación que pone a la globalización financiera como algo mucho más frágil que la que lo antecedía, la globalización comercial.

Uno de los países con mejor calidad de vida y sustentabilidad, con mayor nivel de educación y prácticamente sin paro es Islandia, un gran territorio dominado por volcanes activos y nieve y rodeado por mar, aislado de los dos continentes pero a la vez puente entre éstos.

Este país, que fue seleccionado como uno de los lugares ideales para inversiones en turismo según un estudio encargado por el Foro de Davos en el 2007, ha pasado de la opulencia al endeudamiento, debiendo el Estado nacionalizar los tres grandes bancos para enfrentar la crisis.

Todo esto fue debido a la irresponsabilidad y falta de políticas de control de los bancos locales que aceptaron grandes cantidades de depósitos y que con la caída del sistema mundial en septiembre, se formó el segundo “corralito del mundo”, imposibilidad de devolver los depósitos en el momento, el primero fue en Argentina en el 2000.

Islandia debió, como lo han hecho antes los países del mal denominado Tercer Mundo, pedir préstamos leoninos al Fondo Monetario Internacional, esta vez por 1,600 millones de dólares, fondos a los que sumará Noruega, Suecia y Finlandia para poder evitar la gran crisis de este país.

La crisis es global y con ella se inicia una nueva era, un largo tiempo de recesión y reacomodo del capitalismo global, hasta ahora liderado en forma hegemónica por Estados Unidos, y con ello también cae la teoría del desacople, que afirmaba que a ciertas economías no afectaría esta crisis, que ya es global.

 Las economías emergentes se contagian de la crisis por su alta dependencia de estos países centrales y, en medio de esta grave situación, ensayan diferentes estrategias, desde pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional, de muy mala experiencia a acciones del propio banco central de sus países para poder amortiguar la caída de la moneda.

Argentina ha ido más allá y está nacionalizando los fondos de pensiones, algo que horroriza a Wall Street y a sus apologistas pero cuyos resultados había que ver el próximo año, aunque siempre queda la duda del destino de estos fondos, una tradición que ya ha sido repetida en Estados Unidos desde el famoso caso ENRON a las caídas actuales.

El juego de los capitales buitres que se desplazan en las economías emergentes y los propios de los fondos internacionales operados por grandes bancos empiezan a emigrar debilitando a las monedas locales, sólo respaldadas por un dólar débil, que en vez de depreciarse se revalora por esa coyuntura.

Los principales respaldos de las economías emergentes de Latinoamérica empiezan a ceder ante la crisis. El cobre, principal exportación de Chile, tiene una caída de un 57%, al igual que el petróleo que en pocos días baja del tope de los 150 dólares el barril a la mitad.

La soja, el oro verde de Brasil y Argentina, cae de los 900 dólares la tonelada a 300 dólares, al igual que otros granos, lo cual repercute directamente en estos países y otros grandes productores como Ucrania y Bielorusia.

Rusia también es alcanzada por la onda expansiva de la crisis, lo que la ha obligado a desembolsar 200,000 millones de euros, para sostener el rublo, situación que también se dio de diferentes maneras en China, pero más fuerte en Japón que ya entró antes del final del 2008 en recesión.

Así, los tres países con mayores reservas de divisas acumuladas: China, Japón y Rusia también han sido afectados y ello ha originado importantes sangrías de divisas en sus reservas y, en algunos casos, la misma no pudo frenar la recesión.

Esta grave situación ha afectado a las economías emergentes pero no en la magnitud que se esperaba, lo cual ha llevado a algunas economías emergentes a militar en un nuevo nivel, un ejemplo de ello es el acuerdo entre la Reserva Federal de Estados Unidos y los bancos centrales de Brasil, Corea, México y Singapur.

En la misma línea de cambios de actitudes expresados en nuevas politicas, el Fondo Monetario Internacional, de negra fama en los países emergentes, ha creado una nueva línea de crédito para dar liquidez en el corto plazo, sin las condiciones que tradicionalmente tenía, y estos créditos se han aplicado a Islandia, Hungría, Georgia y Ucrania, inicialmente.

Pero el problema no se limita exclusivamente al campo de la economía sino que va mucho más allá, ya que se reavivan ante la situación de conflicto mundial los denominados “conflictos congelados”, como los existentes en la guerra del Congo o el conflicto interétnico en Darfur.

El otro campo que se ve afectado en forma directa por esta situación global es el problema ambiental, y las diferentes políticas que se desarrollarían a partir de los acuerdos internacionales vigentes, situación que se retrasará ante el impacto de la crisis y la imposibilidad de aplicar estas políticas ante un empresariado en un proceso de defensiva.

El mundo globalizado, que opera en toda su geografía, pero sólo beneficia a no más de un 20% de la población mundial, deberá empezar a redefinir la globalización ante la gran crisis que recién empieza a darse y cuyo auge estará en la gran recesión del proximo año.

La búsqueda de nuevas respuestas, nuevos acuerdos y de ello nuevos modelos de gestión es un reto de grandes dimensiones que ya ha sido definido desde diferentes ángulos por actores y analistas mundiales.

Butros-Ghali, quién fue Secretario General de las Naciones Unidas en la década pasada, hace un análisis de la situación y sostiene que hoy la sociedad mundial debe prepararse para lo que él define como la tercera generación de organizaciones internacionales.

La primera de ellas fue la que se da cuando se forma la Sociedad de las Naciones, la segunda viene en la segunda gran postguerra y es el orden que plantean los vencedores y la tercera se esperaba en la década pasada al finalizar la guerra fría.

El ex Secretario General plantea que no es necesario una gran catástrofe mundial para iniciar la construcción de esta tercera generación, como lo fueron en los casos anteriores y esta crisis profunda del sistema y el fin de la hegemonía de Estados Unidos se ha transformado en la coyuntura ideal para iniciar este nuevo orden mundial.

En la primera década del siglo XXI, se dio el S-11, un primer ataque masivo externo a la superpotencia mundial; siete años después la gran crisis, pero estos acontecimientos no son más que grandes indicadores de un hecho que se venía gestando mucho tiempo atrás, el fin de una era y el nacimiento de una nueva hegemonía compartida.

 

alfredocesar7@yahoo.com.mx