Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10191 al 10210 
AsuntoAutor
496/08 - Nuevas pu Noticias
497/08 - OS DESLIZ Noticias
Ley Glaciares: env Marcelo
498/08 - Reestruct Noticias
499/08 - Curso de Noticias
500/08 - Inscripci Noticias
501/08 - Políticas Noticias
502/08 - Trelew en Noticias
503/08 - DIA DEL G Alexande
=?utf-8?Q?22_de_No Stella M
504/08 - DIA DEL G Alexande
505/08 - GEOGRAFOS Alexande
=?utf-8?Q?RE:_D=C3 Beatriz
Feliz dia del Geóg Miguel C
Re: NoticiasdelCeH =?utf-8?
506/08 - GEÓGRAFOS Noticias
507/08 - UNA MIRAD Noticias
508/08 - GEOGRAFÍA Noticias
509/08 - El fin de Noticias
510/08 - A EXPANSÃ Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10409     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu 474/08 - Trabajo Sobre el Proyecto Minero en las Crucitas de San Carlos
Fecha:Domingo, 9 de Noviembre, 2008  18:06:21 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <ncehu @..................ar>

NCeHu 474/08

Universidad de Costa Rica

Escuela de Sociología Ambiente y Sociedad

Trabajo Sobre el Proyecto Minero en las Crucitas de San Carlos

 

 

Profesor:

Mario Ramírez

Alumnos:

Esteban Badilla

Milagro Chaves

Gabriela Mora

Anthony Pernudi

Sandra Toledo

Bernardo Trejos

Grupo: 001

 

 

1 Introducción

El proyecto de minería de oro a cielo abierto Las Crucitas, en Cutris de San Carlos, ha generado un conflicto entre la empresa, la comunidad, y diferentes instancias estatales. El proyecto se puede estudiar desde diferentes perspectivas, ya sea económica, biológica, geográfica, legal o sociológica. Lo que puede aportar la sociología a la solución de problemáticas ambientales es visibilizar los actores involucrados en los conflictos, evidenciar sus intereses y esbozar el repertorio de soluciones o resoluciones. Desde esta perspectiva, nos proponemos analizar el conflicto alrededor del proyecto minero Las Crucitas, con el fin de perfilar los actores que lo llevan a cabo. La información que hemos encontrado es extensa, por lo que este trabajo es un primer acercamiento a la problemática, el cual consideramos se debe profundizar en futuras investigaciones.

 

 

2 Objetivos

2.1 General

 

 Evidenciar los intereses y las estrategias de los diferentes actores involucrados en el conflicto alrededor del proyecto minero Las Crucitas.

 

2.2 Específicos

 

 Indicar los factores ambientales, sociales y económicos relacionados el Proyecto.

 

 Señalar la cronología de los hechos alrededor del caso

 

 Enlistar los actores, sus intereses y estrategias en el conflicto.

 

3 Antecedentes investigativos

3.1 La minería en Costa Rica

 

Aunque en el pasado reciente ha habido períodos de resurgencia de la actividad minera, ninguno es comparable con el interés actual. Durante los últimos años han llegado al país grandes empresas a nivel mundiales interesadas en la exploración de recursos minerales, en especial el oro. Dado que ya hay identificados sitios en donde podrían estar ubicadas dichas minas, es fundamental definir con mucha transparencia las reglas del juego que regirán la actividad, de manera que el país pueda obtener dividendos de una eventual explotación minera de mediana a gran escala. Para esto es fundamental la definición de zonas de explotación minera, a partir de criterios ambientales y económicos. Y más importante aún, dado que este tipo de explotaciones causan impactos ambientales muy significativos, es imprescindible definir un marco regulador que asegure la protección del ambiente. Es importante destacar, que el Código de minería (ley n° 6797) define como obligatoria la evaluación de impacto ambiental, en todas las etapas del ciclo minero, desde la exploración hasta la explotación. Los retos en esta área incluyen avanzar en la definición de las zonas de explotación minera y crear la capacidad reguladora necesaria para controlar y dar seguimiento eficaz a procesos modernos de explotación minera.

 

 

3.2 Proyecto minero "Las Crucitas"

 

Las Crucitas de San Carlos, poblado ubicado a más de 100 kilómetros de Ciudad Quesada y muy próximo a la frontera con Nicaragua, enfrenta una polémica que gira en torno a la extracción de oro y otros minerales en este territorio fronterizo. Dicho proyecto minero tiene previsto sacar 4,000 toneladas diarias de mineral en un período de 350 días de operación. La minería a cielo abierto utiliza de manera intensiva grandes cantidades de cianuro, una sustancia tóxica que permite recuperar el oro del resto del material removido. Se cavan cráteres gigantescos que pueden llegar a tener mas de 150 hectáreas de extensión y más de 500 metros de profundidad.

 

 

3.3 Amenaza ambiental del Proyecto

 

Este proyecto minero representa una amenaza severa al ecosistema porque muy pronto podrían verse trastornos provocados por los desechos generados en la minería, tanto en la calidad del suelo, aire y agua. Esta región fronteriza forma parte del Sistema Internacional de áreas Protegidas para la Paz (SIAPAZ), entidad que tiene como escenario la gran cuenca del Río San Juan. La cuenca constituye la red hidrológica más extensa en Centroamérica, con un área de 40 mil kilómetros cuadrados. Los territorios fronterizos que se verían afectados son aquellos situados al sureste de Nicaragua y parte norte de Costa Rica, los que abarcan un área superior a los 20.000 kilómetros cuadrados.

 

 

3.4 Reseña histórica

 

Entre las riquezas naturales que posee la Región Huetar Norte figuran minerales como el oro y la plata, que ofrecen un potencial para su explotación. El proyecto minero Crucitas comprende varias concesiones de exploración en San Carlos, a escasos kilómetros del Río San Juan. Allí se han encontrado dos concentraciones de oro: una en las cercanías de la comunidad de Crucitas y otra en Conchudita. Este proyecto Crucitas ha pasado de manos en varias ocasiones. En 1994 fue adquirido por la transnacional Placer Dome al geólogo Maurice Eugene Coates, propietario de una firma costarricense de consultores en geología. Para julio de 1995 se había hecho una exposición ante algunos diputados integrantes de la Comisión Especial del Ambiente, la realción con la Asamblea Legislativa condujo a que dicha comisión visitara al proyecto de Placer Dome en Crucitas, también se reunieron con el Obispo de la región y las personas de la comunidad de Santa Rosa y la participación en el foro sobre “El futuro de la Minería en Costa Rica”. En agosto del mismo año, el MINAE suspendió el otorgamiento de nuevos permisos de exploración mientras se “ordenaban” los archivos (Cartagena, Rafael. 2000: 171).

Entre agosto y noviembre de 1995, la empresa “Instituto Centroamericano de Asesorías para el Desarrollo” (ICAPD) realizó para Placer Dome un “Estudio Diagnóstico del Impacto Social” que tendría el Proyecto Crucitas. Placer Dome se consideraba un agente del desarrollo y buscaba la forma de ganar apoyo a su proyecto. Sin embargo, la compañía no efectuó esfuerzos de comunicación durante este año, mientras que el Comité-Frente realizaba una intensa campaña de visitas en toda la zona (Cartagena, Rafael. 2000: 212). Hasta 1996 la Placer Dome había sometido a trámite de aprobación unas 70 solicitudes de exploración, de las cuales al menos 15 le habían sido aprobadas; incluyendo las que afectan 5 áreas protegidas (SETENA: 1997). En 1997, sin embargo, no se había realizado en la zona ningún tipo de inversión en actividades mineras. Esta situación se modificó cuando la Compañía Placer Dome Inc., anunció que obtuvo resultados positivos en la búsqueda de oro en los Cerros Las Crucitas de Cutris, en San Carlos. La presencia de esta empresa forma parte de lo que se ha denomina “el cuarto ciclo minero del país” que se inicia durante la década de 1990, como resultado del interés que muestran grandes compañías extranjeras por invertir en áreas no tradicionales. Para ese mismo año, Placer Dome había adquirido un total de 495 hectáreas en la región, con una inversión cercana a los 7 millones de dólares, generando gran controversia entre diversos actores sociales entre los cuales figuran el Estado, las consultoras nacionales (quienes participan en los estudios de impacto ambiental), las organizaciones no gubernamentales y las agrupaciones locales. El punto central de la discusión fue el de los efectos ambientales y sociales que podrían causar la exploración y el aprovechamiento de oro a cielo abierto por lixiviación con cianuro en lugares cercanos o que forman parte de zonas ecológicas de importancia nacional e internacional; tal es el caso del Sistema Internacional de Áreas Protegidas para la Paz (SIAPAZ), ubicada en el noreste de Costa Rica y el Sureste de Nicaragua. Grupos ecologistas como AECO y organizaciones de la sociedad civil de la región, aglutinados en el Comité de Oposición de la Minería de la Zona Norte, en el que participan representantes comunales, de la Iglesia, de municipios y de grupos campesinos, externaron como principales preocupaciones las siguientes: • Amenazas contra zonas protegidas •Efectos negativos sobre suelos y mantos acuíferos. • Utilización de sustancias altamente tóxicas. • Conflictos por derechos de utilización de la tierra. • Desplazamiento de asentamiento campesinos. • Pérdida de identidad y de costumbres de pobladores locales (AECO, Comité de Oposición a la Minería.1997: 17). El balance realizado sobre el uso de los recursos naturales deja claro que el modelo de desarrollo regional tiende a generar impactos ambientales importantes, que requieren ser atendidos por los habitantes de la región con un enfoque bajo el cual se logre la mayor armonía entre desarrollo productivo, protección de los recursos y calidad ambiental. En marzo de 1997 la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) paralizó las actividades de exploración de Placer Dome Inc. en su proyecto Las Crucitas, argumentando problemas en cuanto a impacto adverso ocasionado al bosque, pérdida de suelos por erosión, contaminación del agua de ríos y quebradas, e impacto negativo en la fauna silvestre (ruido, pérdida de hábitat, contaminación de fuentes de alimento). Esta Resolución fue posteriormente avalada por la Sala Cuarta en Setiembre de 1997, mediante voto No. 5858/97 hecho público en enero de 1998. También en setiembre de 1997, la Diócesis de Ciudad Quesada hizo público un pronunciamiento de rechazo a los proyectos de minería en la región.

En 1998, después de una campaña de oposición protagonizada por grupos y comunidades de la zona norte, y en medio de una baja internacional en los precios del oro, Placer Dome anunció la venta del Proyecto Crucitas, la empresa hace pública su decisión de marcharse del país, tras argumentar que los yacimientos explorados en las Crucitas no cumplieron con las expectativas, en cuanto a sus potencialidades y rentabilidad. Queda planteada, sin embargo, la posibilidad de que esta empresa transfiera sus derechos de explotación a otras empresas. Según indagaciones de Frente Nacional de Oposición a la Minería, el día 4 de febrero de 1999, Placer Dome traspasó el proyecto a la empresa, Lyon Lake Mines Ltd., también canadiense, a través de la venta de acciones de Placer Dome de Costa Rica. Esta última modificó su razón social el 3 de marzo de 1999, fecha a partir de la cual se llama Industrias Infinito S.A. La Dirección de Geología y Minas, mediante resolución No. 698 del 7 de mayo de 1999, aceptó a la nueva empresa como titular de los permisos que estuvieron en manos de Placer Dome. En ese texto, el Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE), condiciona el inicio de la explotación, a que la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) apruebe un estudio de impacto ambiental, que la empresa debe presentar en seis meses. El 17 de mayo de 1999, Vanessa Ventures, también canadiense, le compró a Lyon Lake Mines el proyecto Crucitas y otras propiedades en la zona norte. Los titulares de los derechos de la concesión de exploración de minería de oro conocida como Proyecto Crucitas, ubicado en Cutris de San Carlos, presentaron la solicitud para iniciar la fase de exploración, o extracción del mineral, el 13 de diciembre de 1999. De este modo, la concesión fue otorgada al proyecto minero Las Crucitas, Infinito S.A. (IISA), para iniciar los trabajos de excavaciones para extraer oro, plata, cobre y otros minerales en la comunidad. Esta concesión fue dictada por el gobierno costarricense de turno, el 17 de diciembre del año 2001 y la resolución fue publicada el 16 de enero del 2002. Es una concesión por 10 años.

 

 

4 Análisis de los actores involucrados en el conflicto

4.1 Actores estatales y políticos

 

Con base en una revisión del Periódico La Nación, los actores estatales y políticos son los siguientes:

 

Actor individual o colectivo

Intereses

Estrategias

Argumentos

Gobierno de Miguel Ángel Rodríguez

El otorgamiento de la concesión fue publicado el 30 de enero en el diario oficial La Gaceta. (9/6/2002:4)

Abel Pacheco, cuando era diputado de la administración Rodríguez Echeverría

 

 

 El 13 de febrero del 2002, presentó un recurso ante el Ministerio del Ambiente en el cual solicita que se revoque la concesión a la empresa. (14/2/2002:7)

 

La concesión "pone en riesgo el derecho (de los costarricenses) a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado”. (14/2/2002:7)

Candidatos a presidencia Abel Pacheco y Rolando Araya

Pese a que no asistieron, los dos candidatos a la Presidencia, enviaron mensajes de respaldo.(23/3/2002:9)

Consideraron que riñe con los intereses ambientales y turísticos de la zona norte. (14/2/2002:7)

Gobierno del presidente Abel Pacheco

 

 

 En varias ocasiones reiteró su oposición a la minería. (17/10/2002:3)

 

 El 5 de junio del 2002, en el día internacional del ambiente, firma decreto de moratoria contra la minería de oro a cielo abierto, tras meses de pugna entre ecologistas costarricenses y empresarios. (24/6/2002:4)

 

 

 

 No permitirá nuevos proyectos de extracción de oro “porque este sistema elimina el bosque y el material rocoso se

trata con cianuro para separar las partículas auríferas”. (6/6/2002:1)

 

 

 

 Después de la firma de la moratoria, dio declaraciones a la prensa sobre la posibilidad de indemnizar a las empresas mineras para que abandonaran sus proyectos en Costa Rica. (12/10/2002:10)

 

 El Gobierno se opone a los proyectos de minería de oro a cielo abierto en el país. Sin embargo, no cuenta con el dinero para anular los contratos de concesión que están vigentes hoy con empresas privadas. (9/6/2002:4)

 

 

 

 

Ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez.

Seguir el debido proceso

 

 

 Durante una visita por la zona sancarleña, Rodríguez aseguró que “este Gobierno no apoyará nuevas iniciativas que pretendan obtener minerales como el oro, poniendo en riesgo la salud de los costarricenses” (11/5/2002:8)

 

 Le explicó a Rauguth (de la empresa minera) que la actividad minera quedaría paralizada mientras se analizan los "pro y contra" en el campo socioeconómico de la actividad y la capacidad del ministerio para fiscalizarla. (24/6/2002:4)

 

 Consideró que Industrias Infinito –subsidiaria de la firma canadiense Vannesa Ventures–, "aún no tiene la concesión minera consolidada legalmente". (30/10/2002:2)

 

 Después de la firma de la moratoria, junto con Abel Pacheco dio declaraciones a la prensa sobre la posibilidad de indemnizar a las empresas mineras para que abandonaran sus proyectos en Costa Rica. (12/10/2002:10)

 

 

 

 El país no tiene recursos tecnológicos, humanos y económicos para garantizar que los proyectos vayan acordes con el desarrollo sostenible (11/5/2002:8).

 

SETENA

 

 

 El 12 de mayo del 2003 rechazó Estudio de Impacto Ambiental que estaba pendiente desde 12 de marzo del 2002. (30/9/2002:2)

 

 A pesar del voto de los magistrados, La Nación informó el 17 de octubre del 2002 que “el aval de la Secretaría Técnica Ambiental al estudio de impacto ambiental de Infinito, que será anunciado en dos semanas”. (17/10/2002)

 

 

 

 “el documento está incompleto y no incluyó algunas evaluaciones como el impacto en el turismo que provocaría la actividad (13/3/2003:11)

 

 el jerarca de la SETENA, Eduardo Madrigal, “aseguró que la oposición del Gobierno a la minería no ha interferido en la decisión técnica de la Secretaría; que podría resolver si el proyecto es „ambientalmente viable o no a finales de este mes”

 

 

4.2 Empresa y actores relacionados.

 

Actor

Interés

Estrategia

Industrias Infinito S.A. propiedad de la transnacional Vanessa Ventures Ltd.

La empresa Vanessa Ventures Ltd. compró a la empresa Lyon Lake Mines 17,600 hectáreas en la región Huetar Norte del país

 

 

 El proyecto inicialmente, según la empresa, requerirá una inversión de treinta millones de dólares. Esta inversión incluye la construcción de la planta, y la infraestructura necesarias

 

 

 

4.2.1 Empresa Consultora que elaboró Estudio de Impacto Ambiental

ACTORES

Intereses

Estrategias

Argumentos

DEPPAT S.A

Elaborar un estudio de impacto ambiental para la empresa Infinito.

Elaborar una descripción de las obras y actividades del proyecto. Desarrollar un diagnóstico del área, y la influencia del proyecto en esta. Así como valorar los impactos ambientales que traería como consecuencia el desarrollo del proyecto. Proponer y definir medidas de mitigación para los efectos negativos, producidos por el proceso de extracción minera.

Elaborar una herramienta útil efectiva de control para las instituciones, y las comunidades vinculadas directamente al proyecto.

Jacques Whitford Environment Limited.

Asesoría adicional a la empresa DEPPAT S. A.

Evaluación, diseño, y coordinación internacional del estudio del impacto ambiental.

Contar con la experiencia de profesionales internacionales expertos en ciencias ambientales y geotécnicas, para la elaboración del estudio de impacto ambiental.

 

 

El estudio de impacto ambiental valoró la posible relación existente entre el medio ambiente natural y social y el Proyecto Minero crucitas, realizado por la empresa Industria Infinito S.A., poseedora de la concesión de explotación minera n° 2594. Su propósito es captar el posible resultado global de la implementación del proyecto, con los aspectos positivos y negativos que conlleva su desarrollo, ya sean estos en el ámbito físico, biótico y antrópico, con el objetivo que este constituya una herramienta para la toma de decisiones acerca de la conveniencia del desarrollo del proyecto. El principal reto de este estudio, así como del proyecto, es equilibrar las necesidades de conservación de los recursos naturales, al tiempo que se le generan oportunidades de desarrollo social y económico para las comunidades que residen en el entorno circundante al área del proyecto.

“El estudio de impacto ambiental permite no solamente valorar la condición actual de los recursos del medio y prever los posibles impactos, positivos y/o negativos de la ejecución del proyecto, sino también ubicar la actividad en un contexto amplio, donde se logre captar la dinámica que explica su desarrollo, las reacciones y expectativas que genera y otros elementos importantes que, por su naturaleza intangible, resulta difíciles de valorar, pero no por ello deben ser pasados por alto” 1 Dicho estudio de impacto ambiental, analiza los impactos ambientales posteriores que podría generar este tipo de minería , ya sean esto en el suelo, aire, agua (sea esta superficial o subterránea), flora, y fauna, poblaciones y el paisaje, mientras diseña medidas adecuadas para el manejo de tales consecuencias, para minimizarlas.

 

1 Estudio de Impacto Ambiental proyecto Minero Crucitas. Pág. 29

 

 

4.2.2 Equipo profesional que elaboró el Estudio de Impacto Ambiental

 

El estudio de impacto ambiental presentado por Industrias Infinito S.A., para el Proyecto Minero Crucitas, fue un trabajo interdisciplinario realizado con la asesoría internacional de tres profesionales de la empresa canadiense Jacques Whitford Environment Limited , en conjunto con un equipo de profesionales costarricenses de distintas ramas, entre los cuales se encuentran arquitectos geólogos , biólogos, sociólogos, químicos, arqueólogos, y otros. Dicho equipo se conformo se la siguiente manera:

 

Director del proyecto:

Arquitecto Alfredo Bermúdez

Coordinador técnico:

Geólogo Giorgio Murillo

Coordinador Administrativo:

Eugenio Bermúdez

Geología y geotecnia:

Geólogo Guido Sibaja

Hidrogeología:

Hidrogeólogo Hugo Rodríguez

Estudio Biológico:

Biólogos Esteban Bermúdez, y Raúl Rojas

Estudio medio físico:

Lic. Rec. Nat. Rodolfo Corrales

Estudio socioeconómico:

Sociólogas Melania Núnez y Yetty Saldaña

Evaluación arqueológica:

Arqueólogo Javier Artavia.

Manejo de desechos peligrosos:

Ing. Químico Emil De la Rocha

Manejo de desechos:

Ing. Sanitario Luis Salas.

Ruido y emisiones atmosféricas:

Msc. Rosario Alfaro

 

 

1 Estudio de Impacto Ambiental proyecto Minero Crucitas. Pág. 29

 

Los tres profesionales pertenecientes a la empresa Jacques Whitford Environment Limited, los cuales brindaron servicios de asesoría al estudio de impacto ambiental fueron:

Evaluación Impacto ambiental:

Jeffrey L. Barnes

Diseño y evaluación :

Peter Pheeney.

Coordinador Internacional:

Richard Donald.

 

 

4.2.3 Descripción del Proyecto

 

El proyecto minero consiste en el minado y procesamiento de minerales en el área de la concesión de explotación minera # 2594. Dicho proyecto será construido y operado por la empresa Industrias Infinito S.A., empresa costarricense que tiene los derechos mineros y los de superficie del sitio de operaciones. El proyecto pretende desarrollar la extracción de saprolita en un área de 305,9 Ha, en la cual se encontrarán el área de extracción, la planta de proceso, el deposito de relaves, los edificios auxiliares, y los caminos. Dicho proyecto ostenta una producción de unas 4,000 toneladas de mineral diario, con un promedio de 2.15 gramos de oro por tonelada, y operará durante 350 días por año, estimando una producción anual de unas 90 000 onzas o 3 000 Kg. Esta planta operará durante nueve años, dentro de los cuales está incluida la fase de construcción, la cual se proyecta durará 18 meses, la fase de operación que será de 6 años, y la de cierre de operaciones, pronosticada en 18 meses. El proyecto minero Las Crucitas cuenta con una inversión primaria de US $ 30, 000, 000.00. necesaria para la iniciación.

 

 

4.2.4 Diagnóstico Ambiental

 

El proyecto se realizará en la vertiente norte de Costa Rica, a una altitud de 80 m.s.n.m, área que presenta una topografía plana a ondulada, con cerros de poca altitud, como el cerro Crucitas de 190 m.s.n.m, y los cerros Coyote, Botija y Fortuna. Respecto a los suelos, se encuentra una delgada capa de suelo orgánico de unos 30 centímetros de espesor bajo el cual se encuentra una capa de limo arcillosa de un espesor aproximado entre 8.0 y 19.0 m, denominada saprolita, mientras que en algunos sectores esta saprolita presenta enriquecimiento secundario natural del oro y plata. Hidrogeológicamente hablando, se ha encontrado dos acuíferos, los cuales no presentan comunicación hidráulica entre ellos. El acuífero superior es de tipo freático, y es bastante irregular y lenticular, encontrándose el nivel freático a unos 4 o más metros por debajo de la superficie del suelo. El acuífero inferior se encuentra confinado dentro de rocas volcánicas fracturadas, a profundidades superiores a los 80 metros. Se determina que no existen limitaciones para el desarrollo del proyecto, siempre y cuando no exista contacto con el nivel freático del acuífero. Climatológicamente dicho sector presenta una precipitación anual promedio por encima de los 3,000 mm, la cual está repartida entre siete meses de lluvia y cinco secos, además de contar con una humedad relativa de más de 85%, con una temperatura promediada anualmente en unos 24.85 °C. Con respecto al viento, estos son de suaves a moderados durante todo el año, provenientes del noreste y del sureste. Conforme con las condiciones climáticas, fisiográficas, y con la clasificación biológica, el área del proyecto se encuentra dentro de la zona de vida “Bosque Muy Húmedo Tropical”, zona caracterizada por precipitación alta durante la mayor parte del año, y por la presencia de bosque natural alto con muchos estratos y generalmente perennifolio. En el área del proyecto se encuentran diversos tipos de vegetación, desde zonas alteradas por el hombre, hasta sectores poco alterados que presentan cobertura nativa desarrollada. Para propósitos del estudio se han dividido en: Pastos con árboles dispersos, charral, crecimiento secundario, bosque intermedio, y plantación forestal. Se determinó que no existen especies endémicas para la región, ni especies de flora amenazadas o en peligro de extinción dentro del área de estudio, de acuerdo con la ley de Conservación de Vida Silvestre y de su reglamento. En lo concerniente a la fauna, en el área del proyecto se han identificado 65 especies de aves, 21 de herpetofauna (anfibios y reptiles), y 2 de mamíferos. Anteriores inventarios reportaron 126 especies de aves, 72 de herpetofauna, y 62 de mamíferos, de las cuales 39 están incluidas en alguna categoría de conservación, 32 de estas se encuentran en poblaciones amenazadas, y 10 en peligro de extinción. Además, se reportan 21 especies de peces, que representan el 32% de las especies de la cuenca de Río San Juan.

 

 

4.2.5 Diagnóstico Socioeconómico

 

El proyecto se encuentra en un área compuesta por las comunidades de Crucitas, Chamorro, Moravia, El Roble, Coopevega del distrito de Cutris, como las comunidades de Jocote y Llano Verde, las cuales pertenecen al distrito Pocosol, ambos distritos del cantón del San Carlos. En dicha área residen cerca de 1,800 personas, con un total aproximado de 340 viviendas, presentando un poblamiento tardío y una dinámica migratoria fuerte, debido a las condiciones de acceso a oportunidades de empleo. La zona presenta un perfil medio rural, disperso, con uso de los suelos de acuerdo a dicho perfil, con limitadas redes de servicios sociales para atender las demandas de la población. Dicha área presenta elevados niveles de pobreza y de aislamiento. Aproximadamente el 80% de las familias se encuentran bajo la línea de pobreza, y uno de las barreras para el desarrollo de las poblaciones la constituye las pésimas condiciones en que se encuentra la red vial. Las poblaciones ubicadas dentro del área del proyecto, presentan una dinámica social y económica dependiente del sistema productivo de la zona, caracterizada por las limitadas opciones productivas y laborales, así como una débil presencia institucional. Estas condiciones hacen que estas comunidades tengan un alto nivel de vulnerabilidad social, ya que no cuentan con opciones que garanticen a sus habitantes condiciones de una vida digna.

 

 

4.2.6 Evaluación de Impactos Ambientales

 

La metodología utilizada para la evaluación de impactos ambientales se basa en la construcción de matrices donde se sinteticen los resultados de las fases previas abarcadas en el estudio de impacto ambiental, de manera que se facilite la lectura y comprensión del análisis.2 En términos generales, se indica que los efectos producidos por el Proyecto minero al medio físico sobre el que se llevará a cabo el mismo, son de tipo temporal y de magnitud baja. Se determina que los principales efectos potenciales sobre el medio físico, serán la modificación en las condiciones de calidad del aire, por las emisiones atmosféricas de la maquinaria que se utilice en cada una de las etapas de desarrollo del Proyecto.

 

2 Estudio de Impacto Ambiental proyecto Minero Crucitas. Pág. 25

 

La cantidad de agua disminuirá, debido a pérdidas por evaporación en las piscinas de clarificación que implicarán captación de la misma. Con respecto a la calidad del agua, se hace una estimación de que el principal efecto será un aumento en la carga de sedimentos en los cuerpos receptores de agua, debido al aporte de sedimentos desde los terrenos expuestos por la extracción, y se indica que la quebrada La Mina será afectada de forma permanente por una disminución en el régimen Hidrológico.

El Proyecto de extracción tendrá un impacto sobre el ecosistema terrestre del medio biológico, ya que se verificará la muerte especies forestales, principalmente debido a la preparación del área de extracción. Así mismo, se producirá un efecto colateral en la fauna de las zonas aledañas al área de extracción, debido a la modificación del hábitat. Los ecosistemas acuáticos del medio biológico, también sufrirán una afectación de su hábitat, por los aumentos de carga sedimentaria y la modificación del régimen hidrológico.

 

 

4.3 Grupos opuestos a la explotación minera

 

Para analizar el conflicto desde el punto de vista de los actores comunales, partimos de la distinción entre los habitantes de Las Crucitas, y actores organizados de la zona norte, en adelante denominados actores regionales.

 

4.3.1 Habitantes de Las Crucitas

 

Actor

Intereses

Estrategias

Habitantes de Las Crucitas

Empleo, caminos y servicios básicos

No existe evidencia de que haya una estrategia organizativa ni a favor ni en contra del proyecto. Sin embargo, cuando se les pregunta, apoyan el proyecto

 

Según informa La Nación (16/2/2002:7), la vida en Crucitas está caracterizada por la ausencia de servicios básicos como agua potable, electricidad y hasta una pulpería para comprar comestibles. El puesto de control de la policía de frontera lo cerraron en diciembre pese al frecuente paso de nicaragüenses y otros extranjeros indocumentados. A ello se agrega que las dos vías de acceso al pueblo son simples trochas rodeadas de bosques, imposibles de transitar la mayor parte del año. Los habitantes de este caserío parecen ajenos a la polémica que se desata en Ciudad Quesada. La mayoría de los consultados no están enterados de la resolución publicada en La Gaceta del 30 de enero del 2002. Las escasas 12 familias que viven en esta comunidad, situada 100 kilómetros al norte de Ciudad Quesada y a solo dos kilómetros de la margen del río San Juan, dicen apoyar el proyecto minero, pero también confiesan que lo hacen por necesidad. Además, la falta de fuentes de trabajo provocó que en los últimos meses varias familias emigraran a otras regiones del país. En la escuela unidocente local, mientras el año pasado se inscribieron 17 alumnos, este año apenas llegaron nueve. (Idem) En el estudio socioeconómico, realizado por la empresa DEPPAT y tomando en cuenta los términos de referencia solicitados por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA), se definen siete comunidades como los centros de población que serán directamente afectados por el desarrollo del proyecto: Coopevega, Moravia, Chamorro, El Roble y Crucitas del distrito Cutris. Jocote y Llano Verde del distrito Pocosol, ambos distritos del cantón de San Carlos, provincia de Alajuela (Industrias Infinito; S.F., documento en línea).

Estas comunidades se encuentran en un perímetro de 17 kilómetros alrededor del área del proyecto. Según Industrias Infinito S.A. (Op Cit) la ruta de acceso hacia estos poblados y hacia el Proyecto Crucitas, produciría “una interrelación funcional entre ambos (generación de empleo, flujo de visitantes, redes de provisión de servicios, etc.). Los principales problemas que tienen los pobladores, según la empresa, son las pocas posibilidades de trabajo, los caminos en pésimas condiciones y la falta de electricidad: “Las comunidades en conjunto presentan características muy homogéneas en cuanto a su estructura social, económica y productiva aunque se encuentren relativamente separadas una de las otras.

Hay comunidades medianamente pobladas como Coopevega y de muy baja población como Crucitas y Jocote. De hecho Coopevega es la comunidad que cuenta con más servicios”. (Idem). Los pobladores llegaron a la zona a inicios de la década de los 70, muchos de ellos provenientes de Nicaragua, Guanacaste y del mismo San Carlos. Una de las principales características es la gran inmigración que existe, pero también la acelerada emigración o despoblamiento que hay. La mayoría de sus habitantes se han ido, principalmente como producto de las escasas fuentes de empleo. La mayoría de las viviendas está construida en madera (75 por ciento), un 18.6 por ciento combinan madera y block y el resto son de otros materiales (frecuentemente block). Muchas familias viven en una inconveniente situación de hacinamiento. La pésima condición de los caminos, los limitados medios de transporte, y que la mayoría de los trabajos sean en agricultura o servicios de carácter estacional (sólo en verano o sólo en invierno), inciden directamente en el alto índice de desempleo que existe. Los que tienen un empleo se dedican a actividades como agricultura, servicios de comercio, ganadería y producción forestal. En el Estudio de Impacto Ambiental se define que estas familias se encuentran, en promedio, muy por debajo de la línea de pobreza, puesto que el ingreso mensual por persona en un núcleo familiar es de ¢9.411,80. Tómese en cuenta que la línea de pobreza, según los datos de los especialistas, es de ¢19.328,oo como promedio mensual: “Los datos provenientes de los estudios de campo realizados para el Estudio de Impacto Ambiental, indican que tomando en cuenta el ingreso per cápita de las familias, se tiene que un 38.6 por ciento no cuentan con los recursos que les permita satisfacer sus necesidades básicas alimentarias, que se encuentran en extrema pobreza. Del total de hogares un 40 por ciento se encuentran por debajo de la línea de pobreza, es decir aunque satisfacen sus necesidades alimentarias, no pueden hacerlo con otras necesidades no alimentarias. Sólo un 18.4 por ciento de las familias pueden considerarse no pobres, es decir que satisfacen sus necesidades alimentarias y no alimentarias”. (Idem). Las distancias aproximadas entre las comunidades aledañas al Proyecto Crucitas son las siguientes: - Coopevega - Moravia: 8.5 km. - Moravia - Chamorro: 7 km. - Chamorro - Crucitas: 10 km. - Moravia - Llano Verde: 12.5 km. - Llano Verde - Jocote. 5.5 km. En esta zona la mayoría de los caminos son de tierra. El camino lastreado llega hasta Coopevega. De allí en adelante y dependiendo de la estación, el acceso sólo es posible con vehículos de doble tracción, además que no tienen el ancho adecuado en algunos tramos, ni señalización vial. En la actualidad, esta red no tiene capacidad para el transporte pesado. Sin embargo, es utilizada por camiones madereros, lo que representa una carga excesiva para la vía, contribuye a su deterioro, y provoca que a pesar de esfuerzos aislados por darle mantenimiento, las deficiencias se conviertan en problemas crónicos”. (Idem). Servicio eléctrico. De las siete comunidades, solamente Coopevega cuenta con servicio de electricidad, sin embargo no abarca a todas las viviendas. En las otras seis, se recurre a la utilización de plantas eléctricas, artefactos de baterías o gas.

Servicio de agua potable. Solamente en Coopevega, Chamorro y El Roble se cuenta con cañería, la cual es administrada por un comité local. En las comunidades restantes se obtiene el agua mediante ríos y pozos, con el consecuente riesgo para la salud pues no recibe ningún tipo de tratamiento previo al consumo. Sistemas de disposición de aguas negras. El sistema predominante para la disposición de excretas, es el pozo negro o letrina. Muy pocas viviendas cuentan con tanque séptico. Servicio de recolección de basura. En ninguna de las comunidades hay servicio de recolección de basura. Los residentes optan por sistemas de tratamiento mixtos, como la quema, enterramiento o traslado a botaderos. En algunos casos los desechos son arrojados directamente a las fuentes de agua. Servicio telefónico y telecomunicaciones. Las comunidades de Crucitas, Llano Verde, Jocote, Chamorro y El Roble no disponen de teléfono, ni público ni administrado. En Moravia tienen, desde hace pocos meses, con un teléfono administrado, y en Coopevega existen varios teléfonos públicos. Infraestructura educativa. La mayoría de los centros de educación básica son unidocentes y el único colegio existente, se encuentra ubicado en Coopevega. La mayor parte de la población estudiantil no cuenta con opciones reales para finalizar la educación formal. Estas comunidades cuentan con centros de educación primaria, sin embargo, tienen limitaciones para continuar el ciclo de segunda enseñanza y los estudiantes que logran salir de la secundaria tienen muy pocas posibilidades para optar por la educación universitaria. Servicios de salud. Existen Centros de Salud en Coopevega y Puestos de Salud en Moravia, Chamorro y Llano Verde. Estos últimos funcionan mediante visita periódica. En el resto de comunidades no existe infraestructura de salud, sin embargo tienen acceso al que se ofrece en Moravia y Coopevega o bien en Santa Rosa de Pocosol. Servicio de seguridad pública. Es limitada, pues únicamente en tres de las comunidades (Coopevega, Jocote y Moravia) hay un puesto de guardia, que por lo demás no cuentan con el equipamiento humano y material adecuado para garantizar un servicio óptimo. Servicios de transporte público. Sólo Coopevega cuenta con servicio regular de transporte tres veces al día. Esta sigue la ruta Coopevega - Ciudad Quesada. Por su parte, en Llano Verde y Jocote aprovechan el servicio que cubre diariamente la ruta Tiricias - Ciudad Quesada, mientras que en el resto de comunidades dependen de la disponibilidad de transporte privado, o bien deben desplazarse a pie o a caballo.

 

 

4.3.2 Su posición frente al proyecto minero.

 

Vecinos como Antonio Muñoz, agricultor de 70 años de edad, y María Elena González, de 14 años de edad, manifiestan que el proyecto minero, en vez de preocuparlos, les permitiría mejorar las difíciles condiciones económicas en las que viven: "Porque aquí lo que estamos necesitando con urgencia es inversión, trabajo, caminos que se puedan transitar todo el año. En los últimos ocho años solo la compañía (Industrias Infinito) ha llegado a ofrecernos ayuda", aseveró Muñoz. "El Estado siempre nos ha tenido abandonados. Algunos políticos y dirigentes ambientalistas hablan contra la minería pero desconocen nuestra dura realidad", dijo Bernarda Ramírez, otra vecina. "En ocho años ni la Municipalidad de San Carlos ni el Ministerio de Obras Públicas han hecho algo por arreglar los caminos", reclama Gerardo Porras. "El trabajo es muy escaso, y mal pagado y entonces la gente más joven no encuentra más remedio que marcharse", dijo Josefa Romero, madre de tres niños. (La Nación, 16/2/2002:7) La empresa Industrias Infinito S.A. (S.F.) presenta las siguientes entrevistas en su página de Internet:

 

 Juan Luis Jiménez, Pte. Asociación de Desarrollo de Moravia: “Ignoro si la compañía va a dañar el ambiente, eso se lo dejo a los expertos. Lo que si sabemos es que somos pobres y los gobiernos no se han preocupado por el desarrollo de nuestros pueblos” San Carlos Al Día #303. pág. 6 (citado por Industrias Infinito, Op Cit).

 

 Juana Emilia Flores, 35 años de vivir en Chamorro:“El proyecto lo deben de dejar trabajar porque es una ayuda para los jóvenes de la zona y a la vez que esto ayuda a que no se metan en vicios y también trae desarrollo a la zona como luz, caminos y servicios de salud”

 

 Heriberto Arrieta, 30 años de vivir en Coopevega: “Aún sin estar produciendo ha beneficiado mucho a las comunidades, a la iglesia, al EBAIS y al comedor del colegio; imagínese ahora produciendo, ayudarían el doble, como la mejora en los caminos"

 

 Idaly Vargas, 30 años de vivir en Coopevega: “Abriendo el proyecto se benefician muchas familias y los alrededores de los pueblos ya que da trabajo a mucha gente y estoy convencida de que la mina no va a traer impactos negativos. Lo que hay que hacer es fiscalizarla para que se trabaje bien”

 

 Miguel Hernández, Presidente de Asociación Coopevega: “Considero que la mina es una iniciativa bastante buena, pues una empresa que viene a ayudar, yo sé que muchas personas están en contra, no aquí dentro de la zona sinó fuera, personas totalmente ajenas a Las Crucitas, Coopevega o comunidades vecinas”. Diario Extra, 25/6/2002:18 (citado por Industrias Infinito, Op Cit).

 

 Johana Azofeifa U., Presidenta Gob. Estudiantil, Col. Coopevega: “La mina es un buen proyecto, porque trae fuentes de trabajo, ya que es un lugar muy pobre, muy largo de la ciudad. Con la llegada de las minas se ha logrado mantener un poquito el nivel económico de las familias. Si se siembra un producto no se puede vender por falta de caminos y mercados. Si llegan las minas los jóvenes podrán tener trabajo y progresar” Diario Extra 25/6/2002:19 (citado por Industrias Infinito, Op Cit).

 

 Francisco Alfaro, Presidente Asoc. Desarrollo de Coopevega: “Para mí la mina es algo que Dios nos a reparado en la zona y que debemos explotar, como se han explotado los bosques y los recursos que hay en esta zona. La mina sería una empresa más, con impuestos para el Estado, mano de obra, ayuda para esta zona, que muchos estamos necesitando”. ” Diario Extra 25/6/2002:19 (citado por Industrias Infinito, Op Cit).

 

 Ronald Alfaro, Empresario de Coopevega: “Yo pienso que para nosotros la mina en lugar de perjudicar traería buenas cosas, para el pueblo, mano de obra y ayudas de desarrollo. Aquí faltan muchas cosas, en las que la mina ya nos están ayudando. En la zona existen muchas personas que se han opuesto sin tener el conocimiento adecuado”. ” Diario Extra 25/6/2002:19 (citado por Industrias Infinito, Op Cit).

 

 Arturo Barrantes, Miembro de Asociación Desarrollo de Coopevega: “La gente de San Carlos no se da cuenta que en los pueblos de la zona, el nivel económico es muy bajo. Aquí la gente subsiste de pequeñas lecherías que tiene cada uno, ordeñan unas vaquitas, cortan un queso y con eso tienen que vivir. Las familias son muy numerosas y el ingreso es muy bajo”. ” Diario Extra 25/6/2002:18 (citado por Industrias Infinito, Op Cit).

 

 

4.3.3 Organizaciones de la Zona Norte

 

Actor

Intereses

Estrategias

Organizaciones de la Zona Norte

Protección de los recursos naturales.

Hay una organización clara en contra del proyecto minero. Tácticas: recursos legales y manifestaciones.

 

 

Algunos habitantes organizados de la Zona Norte han realizado una serie de acciones en contra del proyecto minero:

 

 Dos vecinos de San Carlos presentaron una acción de inconstitucionalidad ante la Sala IV: la explotación de oro a cielo abierto en la zona contradice el derecho a un ambiente sano, establecido en el artículo 50 de la Carta Magna (La Nación, 30/9/2002:2).

 

 Jóvenes de zona norte, agricultores, educadores y empleados del sector salud, entre otros, protestaron el 22 de marzo del 2002, en forma pacífica, contra la eventual explotación de oro en esta región. Los muchachos llegaron con mantas y pancartas, procedentes de comunidades alejadas como CoopeVega de Cutris y Santa Rosa de Pocosol. "Aspiramos a que cuando seamos viejos los bosques de Crucitas sigan en pie", aseveró la niña Nayudel Herrera (La Nación, 23/3/2002:9).

 

 Monseñor Ángel Sancasimiro, obispo de la diócesis local, desfiló el 22 de marzo del 2002. Ratificó lo que considera una postura inquebrantable contra toda aquella acción del hombre que dañe la naturaleza. Pidió al viceministro de Ambiente, Iván Vincenti, que promueva las consultas en las comunidades. (14/2/2002:7) "Ahora y siempre estaré permanentemente opuesto al proyecto (en Crucitas), pues estoy convencido de que su costo social y moral sería mucho más perjudicial que los beneficios que podría generar", afirmó (La Nación, 23/3/2002:9).

 

 Carlos Murillo, del Frente Ecologista Contra la Minería en la Zona Norte, manifestó que “si el Gobierno no apoya el petróleo, tampoco debería aprobar planes mineros” (La Nación 27/11/2002:9).

 

 Sara Obando, del Frente contra la Minería de San Carlos, calificó como "sabia" la decisión del Gobierno, pues atiende al "clamor del pueblo"."Hace mucho tiempo estábamos esperando una posición así, con lo cual se protege, no solo a la naturaleza de Costa Rica, sino al mundo en general" (La Nación, 6/6/2002:1).

 

 El Frente Regional contra la minería de oro a cielo abierto promovió el 22 de marzo del 2002 una manifestación contra el proyecto Crucitas en las calles de Ciudad Quesada. La manifestación arrancó frente al Liceo San Carlos y remató en el atrio de la Catedral, donde hubo un acto protocolario (La Nación, 22/3/2002:16).

 

 Elí Roque, del Frente de Oposición a la Minería a Cielo Abierto, dijo que la resolución del MINAE lo dejó perplejo "porque explotar oro a cielo abierto implicaría convertir en un desierto un área rica en recursos naturales" (La Nación, 14/2/2002:7).

 

 

Actores

Intereses

Estrategias

Argumentos

Frente Nacional de Oposición a la Minería de Oro

Evitar los daños la tierra de los campesinos y del medio ambiente.

Participación en la campaña de oposición a la minería, generación de información como folletos, boletines, foros, reuniones, actividades especiales y otras para pronunciarse ante la minería, y llamar la atención de una mayor cantidad de personas para una unión con ellos.

nacional, de la cultura campesina, evitar más daños al ambiente, por el futuro de los hijos, en defensa de la finca o propiedad, protección de la comunidad, del medio ambiente, etc. Hacen referencia a los posibles efectos ambientales y sociales negativos para la zona.

 

 

 

AECO acompañó al Comité en la planificación de la campaña para lo cual se encargaron de: difundir la problemática de la minería en la zona, y además mencionar los efectos negativos de la minería, y ofrecer información de las etapas de exploración y explotación

AECO (Asociación Ecologista Costarricense)

Impedir el desarrollo de la minería de metales a cielo abierto en la zona norte.

Realizó tareas necesarias para el movimiento que el Comité / Frente regional no asumió, ante la limitación de los recursos humanos, de infraestructura y también geográficas. Actividades junto con el Frente Nacional en la esfera pública.

Se temía por posibles “graves daños ambientales”, además de manifestar que varios de los terrenos concesionados por el MINAE a la empresa ya tenían dueños, y que esa exploración y explotación generarían graves consecuencias a nivel ambiental y socioeconómico.

Guillermo Herrera, integrante de la Pastoral Social de Santa Rosa de Pocosol y del Comité de Lucha contra la Minería

Propietario de varios centenares de hectáreas de tierra en Chamorro de Cutris, preocupación por una posible expropiación ante posibles exploraciones.

Visita a la Municipalidad de San Carlos, diputados de la Asamblea Legislativa y otras figuras políticas. Puso una queja ante la Defensoría de los Habitantes el 7 de abril de 1994 y una segunda el 29 de octubre de 1995 junto con Francisco Vargas (vecino de la zona) y los sacerdotes José Porras, Enrique Vásquez y Álvaro Blanco.

 

COCRIC (Comunidades Cristianas de Costa Rica)

Algunos de los integrantes son también de la Pastoral Social de Santa Rosa por lo que sus intereses están relacionados con su vida cotidiana.

quebrada y la contaminaba, además de las tierras, los caminos y que podían excavar donde quisieran. El informe indicaba que las actividades de la minera eran un factor reconfigurador de la vida en Crucitas.

Señalan que Placer Dome realizaba exploraciones con un par de excavadoras en terrenos comprados o alquilados. Se decía que la compañía se adueñaba de una

Gustavo Cabrera como abogado y miembro del COCRIC. El informe de esta visita fue enviado a la Comisión Costarricense de Derechos Humanos (CODEHU) y al Servicio de Paz y Justicia de Costa Rica (SERPAJ- CR)

 

Diócesis de Ciudad Quesada

Impedir el desarrollo de la minería a cielo abierto en la zona norte.

Declaraciones públicas de la oposición por parte del obispo Sancasimiro en foros, reuniones, etc.

Asume el cargo de presidente de la Comisión de Justicia y Paz de Costa Rica, de la Orden Franciscana, donde se manifiestan en contra de la minería como una actividad perjudicial para la zona.

FECON (Federación Costarricense de la Naturaleza)

Impedir el desarrollo de la minería a cielo abierto en la zona norte.

Participación activa en la campaña de oposición a la minería de oro a cielo abierto.

Divulgan los daños ambientales en documentos al sector público, evidenciando lo perjudicial de dicha actividad.

 

 

Para los grupos ecologistas en la zona, el proyecto es muy riesgoso para el ambiente, porque promueve la búsqueda de minerales a cielo abierto. En este sistema, se elimina la cobertura boscosa y el material rocoso se trata con cianuro para separar las partículas de oro. Según la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna, este químico es tan tóxico que una partícula del tamaño de un grano de arroz le causaría la muerte a un adulto. Por otra parte, el Frente de Oposición a la Minería a Cielo Abierto manifiesta que una resolución del MINAE les ha dejado perplejos, porque explotar oro a cielo abierto implicaría convertir en un desierto un área rica en recursos naturales. Otros organismos ambientalistas radicados en río San Juan, se oponen a la explotación de oro a cielo abierto en la comunidad de las Crucitas, fronteriza con este departamento. La Unidad Técnica Ambiental del MINAE, el Comité Transfronterizo ADOC, la Fundación para la Conservación y Desarrollo del sureste de Nicaragua, la Fundación del Río, entre otros, han manifestado en numerosas ocasiones su rotunda oposición al proyecto, pues consideran que esta explotación de minería a cielo abierto en la región de las Crucitas afecta directamente la zona verde del departamento de Río San Juan.

 

 

4.4 Estudios independientes

 

Entre los estudios “independientes”, es decir, los estudios que no fueron realizados ni por la empresa Infinito S.A. ni por entidades estatales se encuentran los que a pesar de haberse realizado a petición de la organización estatal SETENA (Secretaria Técnica Nacional Ambiental) reflejan una neutralidad u objetividad muy necesaria en cuanto al conflicto que se da entre la comunidad que va a ser afectada por la instalación de la empresa, (la cual se encuentra en el cantón de San Carlos en el distrito de Cutris) y la empresa misma, así como los problemas entre el medio ambiente natural y las consecuencias que este proyecto podría traerle a este. Entre estos estudios se encuentra las “Valoraciones sociológicas y antropológicas al Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Minero Las Crucitas” elaborado por la Prof. MSc. Carmen Araya J. y el Prof.MSc. Mario Ramírez B., el cual hace un análisis desde el punto de vista social y cultural acerca de las afectaciones que podría producir la instalación de un proyecto minero en ese sector, y dan una valoración acerca del EIA (Estudio de Impacto Ambiental) realizado por la empresa Infinito S.A. Un breve resumen de los puntos más importantes a destacar de este estudio y en especial sobre el EIA son:

 

 Es necesario tomar en cuenta que el área a la que estaría expuesta el proyecto es de suma importancia por ser una región fronteriza con Nicaragua, por medio del Río San Juan, el cual ha constituido un elemento principal en los problemas entre estos dos países a lo largo de la historia, además de ser esta región de carácter turístico, lo que significa que una degradación de sus atractivos turísticos como es la naturaleza, produciría un gran impacto.

 

 El EIA da poco peso a los aspectos humanos, socioculturales, económicos y jurídicos. Uno de estos aspectos es el de las relaciones de los habitantes con el entorno natural, como parte de su identidad, además de ser este lugar una parte del sitio arqueológico Kwajipal. El EIA describe a las comunidades como dispersas pero no toma en cuenta que la dispersión es un factor propio de las comunidades.

 

 Se pone en cuestión la validez de la información que se da en el EIA y es preciso su actualización. Existe aspectos sociales ausentes, entre los que se encuentran “variables cualitativas y cuantitativas que permitan valorar o evaluar el impacto social, cultural y humano del proyecto sobre el tejido sociocultural, las redes sociales, los grupos humanos, su relación con la estructura productiva, las mentalidades colectivas, los procesos identitarios, los proyectos locales de desarrollo, y las aspiraciones de dichas comunidades y de la región fronteriza circundante como contexto”.

 

 En sus estudios, la empresa hizo una encuesta, la cual no recogía las variables representativas, lo que denota una desinformación sobre la comunidad. Los impactos positivos hacia la comunidad no provienen de la inversión directa, lo que puede producir un choque entre las expectativas y su satisfacción, y puede ser un detonante de inestabilidad social.

 

 Otros puntos a tomar en cuenta son: que la empresa debe apegarse a la Ley de planificación urbana para cualquier proyecto que quiera hacer, la campaña de publicidad de la empresa ha obstaculizado una posición objetiva, y en el EIA se habla de capacitar a las personas pero no se expone un plan, al igual que no se expone un plan en caso de emergencia.

 

 En el EIA se afirma que se dará prioridad laboral a las mujeres, pero los trabajos que se requieren demandan poca mano de obra femenina lo que traería serias consecuencias negativas, ya que la mayoría de las mujeres son jefas de hogar. Además, debido al tipo de trabajo especializado que requeriría esta empresa, es probable que contrate a una población foránea que impactará las formas de vida y cultura en las relaciones afectivas intrafamiliares (nuevas relaciones de pareja), integración e identidad de las comunidades amenazadas, así como la alteración de los valores locales, nuevas formas de recreación y diversión opuestas a las propias comunidades (cantinas, bares), y se afectará la privacidad de los pobladores, ya que en ellos, por la posición de las personas foráneas en los puestos especializados, se afecta el autoestima de la comunidad.

 

 En el EIA se habla de aumento de consumo, inversión y ahorro, pero por la condición de obreros que tendrá la mayoría de los empleados no hay muchas posibilidades de que puedan invertir en algo y menos ahorrar. Las familias campesinas tendrían que reorganizar la lógica doméstica y la situación de cambio puede producir tensión, agresión en las familias, depresión individual y aumento de conflictos. Se podría dar el problema del desempleo posterior al cierre de la industria que podría producir conjuntamente un abandono de la zona y múltiples problemas de este tipo, por lo que al respecto la empresa no toma en cuenta la opinión de la comunidad.

 

Actores

Intereses

Estrategias

Argumentos

Mario Ramírez (sociólogo) y Carmen Araya (antropóloga). Sergio Rivera (geólogo y auditor ambiental). Allan Astorga (geólogo)

Realizar un estudio acerca de la afectación social que tendría un proyecto minero en Cutris de San Carlos y hacer una valoración desde el punto de vista social al Estudio de Impacto Ambiental realizado por la empresa Infinito S. A. Hacer una valoración de l Estudio de Impacto Ambiental hecho por la empresa Infinito S.A. desde el punto de vista geológico. Contribuir al análisis del EIA mediante sus observaciones como geólogo.

Hacer una gira de reconocimiento, observación y entrevistas a informantes claves. Examinar los principales planes de manejo contenidos en el estudio, en cuanto a planificación y aspectos físicos de riesgo se refiere. El estudio y análisis del Estudio de Impacto Ambiental realizado por la empresa Infinito S. A..

Existen muchos factores sociales ausentes en el EIA como por ejemplo las alteraciones ó consecuencias negativas, que podría traer el proyecto a la comunidad, y que el sitio forma parte de una área arqueológica importante entre otros. El EIA es muy superficial, se limita a un análisis descriptivo y habla acerca de lo que se hará en el futuro, pero no lo mencionan como un Plan de Protección Ambiental. Entre otras deficiencias del estudio, el formulario de elaboración de términos de referencia está ausente y la zona de impacto del proyecto es delimitada como cualquier otro proyecto, lo cual no es adecuado ya que este es un gran proyecto que debe considerarse como extraordinario.

Con respecto al trabajo de campo realizado por estos dos investigadores se demuestra que existe una división en la comunidad, lo que indica un problema causado hasta el momento por La empresa, sin ni siquiera haberse instalado, que es el enfrentamiento entre los habitantes de la comunidad entre los que están a favor del proyecto y los que están en contra. Los que impulsan el proyecto esperan recibir algo a cambio, o sacar beneficios de la actividad de la empresa, y los opositores temen por consecuencias negativas como la contaminación, los pocos empleos para personas de la zona, patologías socioculturales, aparición de otros proyectos después de este, la supervisión de la Placer Dome, división entre Cutris y Pocosol, que la mayoría de los beneficios sean de la empresa y los de la comunidad sean mínimos, falta de participación de los habitantes, obstrucciones de las organizaciones que adversan el proyecto, operación sin permisos municipales, cambio en el precio de las tierras, no incorporación de mujeres y jóvenes, etc. Argumentan que los vecinos en su mayoría, prefieren una naturaleza mas limpia a mejores ingresos, que se aprovechan de la pobreza de la zona y que la ganancia privada es mayor que los beneficios de las localidades. En una reunión, la empresa asegura que hará „pactos sociales con las organizaciones locales, y que regularán las relaciones empresa-comunidad. Debido a la división que se dio en la comunidad en dos bandos, se dan diferentes argumentos con respecto a las consecuencias de la instalación de la empresa. Los que aceptan el proyecto dicen que la empresa es la solución a problemas como la pobreza, acceso a bienes como electricidad, agua potable, caminos en buen estado y empleo, a diferencia de los que se oponen que aseguran que eso es responsabilidad del Estado y el gobierno local, que no ha atendido a sus necesidades hasta ahora. Todo lo anterior ha creado inseguridad y sentimiento de amenaza por parte del bando contrario, y ha afectado la economía de varias familias. Los grupos en contra no obtiene información fidedigna, y esto produce desinformación y desconocimiento. Las comunidades no pueden ver los impactos positivos y negativos debido a un contexto sesgado. En un último apartado de este documento, se hace una serie de recomendaciones, como que el proyecto minero Las crucitas sea tratado por SETENA, con la importancia y trascendencia que ésta merece, que fuera SETENA quien definiera el AIP (área de influencia del proyecto) que ésta fuera replanteada, que la empresa y las organizaciones locales mantengan relaciones profesionales, cordiales pero distantes, no se permitan campañas de publicidad, se dé información sobre el proceso de minería, que el impacto negativo en la identidad y la integración de la comunidad sea tomado en cuenta, que se dé una asesoría de especialistas en comunicación, negociación y política que sean ajenos a la empresa y los grupos de interés, no tomar ninguna decisión hasta haber hecho lo anterior, guiar el proceso de negociación por los gobiernos locales de Costa Rica, e incluir la opinión nacional e internacional y solicitar a la Comisión Arqueológica Nacional una evaluación del apartado arqueológico del EIA. Junto con estas recomendaciones se dan otras concernientes a la información deficitaria en el EIA como son: revisión documental de las actividades de Placer Dome en esa misma zona desde 1995 hasta la actualidad, revisión de periódicos que traten el tema de la minería a cielo abierto en el centro-norte del país, entrevistas con informantes claves de Pocosol y Cutris, e información sobre actividades participativas entre las partes involucradas e interesadas en el proyecto. La Descripción del Aspecto Social y el Desarrollo del Proyecto Minero debe incluir un balance de los puntos de vista que adversan o impulsan el proyecto, de la mayoría de fuentes que sea posible incluir, información sobre los puntos de vista de los gobiernos locales, funcionarios de entes descentralizados como de salud, educación y autoridades religiosas, funcionarios del gobierno central que se puedan expresar técnicamente, hacer un plan de gestión que incluya los impactos negativos y positivos, elaborado de una manera comprensible para la comunidad, difundido y discutido, formación de un comité independiente de la industria que siga este plan, etc.

En conclusión, este estudio aporta una visión integral acerca del conflicto, ya que pone de relieve los diversos puntos de vista que existen en la zona acerca de lo que sucede con el proyecto minero y su instalación, se toman en cuenta no solo una versión del conflicto sino que se ven muy claramente sus pros, los cuales son muy pocos, y los contras son muchos y diversos.

 

 

4.4.1 Estudios geológicos

 

Otros de los estudios independientes realizados a petición de SETENA son los estudios de tipo geológico o valoraciones que desde esta perspectiva se le dieron al EIA (Estudio de Impacto Ambiental) realizado por la empresa Infinito S.A. Estas valoraciones fueron hechas por separado por dos geólogos: el primer estudio fue realizado por Sergio Rivera, geólogo auditor ambiental el 31 de mayo del 2002 y el otro por Allan Astorga Gättgens, profesor de geología ambiental y consultor de SETENA desde 1982 hasta 1998. En las observaciones realizadas por el geólogo Sergio Rivera se critica principalmente el hecho de que se habla de lo que SETENA pide pero no se explicita el documento en sí. Por ejemplo, sucede con los temas del Plan de Protección Ambiental, Plan de Manejo de Aguas, Plan de Manejo de Relaves y Plan de Cierre y Recuperación. El documento es bastante general, no tiene pretensiones de brindar más que una información básica del proyecto y de su entorno físico, ecológico y social. Este estudio se extiende de una manera desmedida en asuntos descriptivos y ni siquiera rasguña la superficie cuando se trata de propuestas operativas para controlar y minimizar los impactos ambientales identificados, potenciales o reales. Más parece un diagnóstico que un EIA. En lo referente a contingencias, después de hacer una breve lista de solo siete posibles tipos de contingencias, el estudio describe en dos o tres párrafos las medidas y lineamientos generales para su atención, se establece un procedimiento tan vago y superficial que ni siquiera toman en cuenta la notificación a las autoridades respectivas en caso de un accidente. En este estudio, todos los potenciales impactos ambientales se tratan con igual o mayor superficialidad que el caso de la ruptura de la presa de relaves, se omiten consideraciones como el uso de equipos de protección personal, ni siquiera recomendado en casos de derrames de cianuro. El cianuro de sodio aparece junto con el ácido clorhídrico y en ningún momento se hace referencia a las medidas especiales a considerar en el diseño de los sistemas de almacenamiento de estas sustancias, ya que estas dos son incompatibles y una mezcla de ellas puede causar una emergencia de consecuencias catastróficas. Este estudio tiene dos principales deficiencias: primero, su carácter descriptivo y superficial, que no presenta respuestas ni planes de acción, y la confusión entre un plan de mitigación y/o compensación y un plan de gestión ambiental. Concluye dando observaciones acerca de los faltantes en el plan de gestión ambiental y del plan de mitigación y/o compensación. En el documento de Allan Astorga se hacen ciertas criticas acerca de las deficiencias al estudio de impacto ambiental hecho por la empresa el cual se resume de la siguiente manera:

 

 El Formulario para la elaboración de términos de referencia está ausente en el EIA, debido a que SETENA no exigió un estudio en este sentido, pero aún así, este punto es muy importante por el tamaño del proyecto y por lo tanto el EIA debe verse como incompleto.

 

 El EIA no deja claro cuál sería la inversión ambiental real y concreta del proyecto y cuál sería el beneficio real que obtendría el distrito, el cantón y el país con el proyecto minero metálico “a cielo abierto”

 

 Utilizar las definiciones fundamentales de áreas de influencia que utiliza SETENA para los proyectos convencionales es erróneo porque restringe el estudio al área concesionada desde el punto de vista minero; es decir, debe ser analizado como mínimo el ámbito de la cuenca hidrográfica donde se localiza, que no se trata de la microcuenca sino de la subcuenca tributaria del Río San Juan.

 

 En el EIA se dice que habrá 150 empleos directos, pero son empleos especializados y con conocimiento especializado, como ya se mencionaba en el estudio sociológico y antropológico, lo que quiere decir que es probable que no se consigan en la zona, y los beneficios directos de los empleos serán poco significativos. Además, el proyecto generará efectos “no predecibles” en la demografía de la región. Esa zona es muy sensible debido a la inmigración (de nicaragüenses a Costa Rica), con un índice de pobreza alto, en la que se dará un desarrollo de la comunidad “artificial” periférica al proyecto minero, que significará un problema social cuya valoración del costo-beneficio habría que comparar con el del proyecto minero. Con el cierre del proyecto, le tocar al estado costarricense asumir los costos sociales que deje.

 

 El EIA no indica medidas ambientales concretas para prevenir este daño, por lo que representa un riesgo ambiental y social. El costo social puede ser más alto que el beneficio económico de corto plazo.

 

 Ausencia de datos sobre el plan de cierre: el plan de cierre debe considerar mucho más que el programa de desmantelamiento y recuperación de áreas previamente degradadas por la actividad. Fenómenos como el drenaje ácido, y la condición de riesgo ambiental por contaminación deben ser considerados. Debe incluir también una valoración del costo-beneficio ambiental. Se hace un análisis muy simple y práctico, sin profundizar en el análisis de los impactos significativos.

 

 La identificación del riesgo ambiental se hace de manera somera y requiere una mayor profundidad. Para las obras de represamiento se considera un valor de precipitación máxima de 400mm mas no se analiza el período de retorno para esta condición, la probabilidad de ocurrencia, y el riesgo que existe. Se menciona la existencia de fallas geológicas en el área de estudio, pero no queda claro si son fallas geológicas activas y el riesgo que significa esto. El proyecto tiene un gran requerimiento de energía, que será dada por una planta térmica que consumirá grandes cantidades de diesel diariamente (27 mil litros). El EIA no realiza una evaluación del tema de las emisiones y generación de desechos. El análisis de riesgo se limita a aspectos de seguridad, dejando de lado el tema de la contaminación de las aguas superficiales, el suelo y las aguas subterráneas. Los volúmenes considerables de sustancias peligrosas y altamente tóxicas -como el cianuro- tendrán una movilización desde el sitio de proveeduría hacia el proyecto. No se analizan las rutas de transporte, la seguridad, los equipos a utilizar, el estado de los caminos y la vulnerabilidad ambiental de los trayectos. Por debajo del área del proyecto minero, se presentan dos acuíferos, uno superficial de menor calidad y otro más profundo que es un acuífero regional, y una zona de gradiante hidráulico. Existe una cuenca hidrogeológica importante que significa que la contaminación del acuífero, por debajo del proyecto, no se limitará a esa área, sino que abarcará una mancha de contaminación más extensa, sumado a los factores de riesgo como la eliminación de la cubierta rocosa de protección y el manejo de sustancias peligrosas y contaminantes. Además, no se ha realizado ninguna valoración de riesgo ambiental o de costo-beneficio. La riqueza más valiosa de Costa Rica son sus recursos hídricos subterráneos.

 

 Sobre el suelo donde se instalará el proyecto, se presenta un bosque natural en el que se identificaron 4 especies de flora en peligro de extinción, 16 especies categorizadas como raras, fauna diversa, una especie endémica, 39 especies en listas de conservación, 10 en peligro de

extinción y 5 de felinos, además de lapas verdes y rojas. El marco jurídico de nuestro país no parece favorecer un cambio de uso del suelo de forma tan radical y más bien el suelo debería ser preservado de forma definitiva como una reserva biológica o un parque nacional. Existe una serie de ecosistemas dulceacuícolas de condición de fragilidad muy alta, puede tener dimensiones, incluso políticas y diplomáticas con el gobierno de Nicaragua, y en el EIA se admite la imposibilidad de eliminar por completo el riesgo asociado con una posible ruptura de los relaves, que podrían contaminar hasta el Río San Juan.

 

 El resultado de la encuesta de opinión es sesgada.

 

 La identificación de los impactos ambientales tiene un enfoque erróneo, porque en el EIA no se segmentó correctamente el proyecto en sus componentes espaciales y temporales, sino que se analizó todo de manera integral, con lo cual se opacaron o diluyeron muchos impactos individuales significativos. La valoración que se realiza de los impactos tampoco es satisfactoria.

 

 Las medidas ambientales enfocadas de forma tan genérica deben ser establecidas impacto por impacto, incluyendo tareas concretas, tiempo de aplicación, costo aproximado de la medida y valorar la inversión ambiental del proyecto.

 

 No hay una valoración de las alternativas del proyecto ni un análisis del impacto acumulativo. El EIA resulta incompleto e insatisfactorio para su valoración real y efectiva.

 

El EIA respecto a su forma, metodología, contenido y enfoque, no es satisfactorio. El problema es la viabilidad ambiental del proyecto. El riesgo de desarrollar el proyecto es mayor que el grupo de beneficios sociales, económicos y ambientales para el país.

 

 

5 Conclusiones

 

Entre las partes involucradas en el conflicto, hay intereses contrapuestos, los cuales resumimos en las siguiente tabla a continuación. 30

En cuanto a los actores estatales y políticos, se puede concluir que ha habido un cambio en la política ambiental en lo referente a la minería de oro a cielo abierto, que se debe al cambio de la Administración Rodríguez Echeverría a la Pacheco de la Espriella. El nuevo gobierno no está dispuesto a atraer inversiones de minería de oro y así lo ha expresado públicamente. Sin embargo, aún subsisten los contratos que se aprobaron durante la administración anterior.

 

 

Actores

Intereses

Estrategias

Argumentos

Empresa Infinito S.A. A Favor En contra

Explotación de oro en Cutris de San Carlos mediante la minería a cielo abierto. Sacar beneficios directos o indirectos de la actividad económica de la empresa y su instalación en la zona. Proteger a la naturaleza y a la comunidad del deterioro que personas foráneas puedan traer a la zona.

Campañas de publicidad y promesas sobre los beneficios de la empresa a los habitantes de la comunidad. Ejercer presión sobre la comunidad, a favor de la aceptación. Mantener buenas relaciones con los ejecutivos de la empresa. Formación de grupos u organizaciones que representan la oposición y ejercen presión sobre la empresa y la parte de la población que está a favor de la empresa.

La empresa va a dar empleo, mejoras en los servicios básicos de agua, electricidad y carreteras entre otros beneficios. La empresa va a solucionar el problema de la pobreza y el desempleo, y ayudará al progreso de la comunidad. Los beneficios que la empresa promete traer son realmente responsabilidad del Estado. Después de esta empresa, vendrán otras que terminarán de destruir la belleza escénica del lugar y su naturaleza.

 

 

Los actores locales se pueden dividir en dos: las organizaciones de la zona norte de Costa Rica, las cuales se manifiestan en contra del proyecto minero, y los habitantes de Las Crucitas, los cuales al menos en parte se han expresado a favor del proyecto debido a su necesidad de supervivencia. Sin embargo, esta última afirmación debe ser corroborada mediante trabajo de campo, ya que se basa en información secundaria que puede no corresponder con la realidad. El proyecto minero Crucitas no buscaba el bien de la comunidad Cutris de San Carlos sino que lo que persiguen es el propio interés en la ganancia que puedan obtener de la explotación minera. La instalación de un proyecto de tal magnitud como lo es este traería un gran perjuicio a las comunidades que habitan en él y consigo, consecuencias negativas tanto en el ámbito social, económico, cultural y ambiental. Las actividades de la exploración generaron gran desconfianza, ya que los trabajadores de la empresa daban distintas explicaciones de sus labores en la zona, lo que originó que los vecinos de las comunidades cercanas al proyecto, se movilizaran en busca de mayor información acerca de la compañía y de sus actividades, con lo cual se fue formando el movimiento de oposición a la minería, éste suministrado por vínculos interpersonales, básicamente lazos de amistad, vecindad ó parentesco. Además estaban otras organizaciones que ya conocían de los efectos nocivos de las actividades de la minería, como la AECO, COCRIC (Comunidades Cristianas de Costa Rica), APAZONO, u otras campesinas como UPANACIONAL.

Se desarrollaron organizaciones importantes en el proceso de la oposición, como lo es el Comité de Oposición a la Minería de la Zona Norte (el cual pasó a ser Frente Regional de Oposición a la Minería a Cielo Abierto de la Zona Norte), y luego de diferentes reacciones de diversos actores en la campaña realizada por la oposición, se conforma el Frente Nacional de Oposición a la Minería de Oro a Cielo Abierto en 1996. Las actividades producidas en ese mismo año por parte de la oposición atrayeron la atención de las autoridades del gobierno y por ende de cambios en sus acciones, en cuanto al proyecto. Por lo que en 1997, SETENA en una inspección realizada en el campamento del proyecto, determinó que Placer Dome no había cumplido con lo requerido por el EIA, para lo cual, la empresa presentó un recurso de amparo, aún así el MINAE, a su vez efectuó acciones que definieron la política del Estado con respecto al proyecto. Son muy importantes en el proceso de la oposición la participación de los actores institucionales y comunales, como la Diócesis de Ciudad Quesada, el Comité – Frente Regional, la Pastoral Social Diocesana, Comités Parroquiales, la Defensoría de los Habitantes, y otros. A la vez la intensa participación de la empresa en la campaña a nivel local y nacional demostró que ésta sabía que a quienes tenía que persuadir era a los de las comunidades cercanas al proyecto. Una de las etapas del proceso de la minería es la evaluación económica, la cual para la compañía Placer Dome es la más importante de todo el proceso, y no la evaluación social y ambiental de la actividad, tal y como se supone, debería ser para el beneficio y los intereses de las comunidades locales y del país. La lucha contra la minería fue el resultado de los conocimientos más adecuados de la minería, especialmente del proceso de explotación utilizado por parte de la empresa en distintos lugares del mundo. Esta lucha fue esencialmente a nivel regional ó local, en donde se acordaron niveles de acción, cada uno con sus respectivas comisiones, organizaciones e instituciones para lograr sus fines: evitar un proyecto de minería en la zona. La insuficiencia del Estudio de Impacto Ambiental demuestra, no solo la poca preocupación de la Empresa Infinito S.A. por el medio ambiente y los daños que la empresa pueda producir a éste, sino que también la insostenibilidad del proyecto, ecológicamente hablando. La actividad de la minería no es muy duradera, por lo que por su corta vida no asegura ningún futuro para las comunidades ni para el país como lo prometen las grandes compañías internacionales, así como Placer Dome a las comunidades de las Crucitas, por ejemplo con el “Programa de Relaciones Comunitarias”. Al respecto se puede dar el ejemplo de que para nada sirven unos cuantos empleos por unos pocos años, si cuando se van, dejan los recursos y las tierras agotadas y destruidas. La minería es sinónimo de destrucción en todas partes del mundo, porque las compañías simple y sencillamente llegan y sacan los minerales, destruyen, contaminan, retirándose después. La minería a cielo abierto, es de carácter extractivo y no sostenible por lo que constituye una de las actividades de mayor impacto mundialmente. Entre los problemas sociales que produce la minería se pueden mencionar el crecimiento de la prostitución, el alcoholismo y el desempleo, así como la pérdida de tierras y empobrecimiento de los campesinos y pobladores de la zona. También se da el desplazamiento o desaparición de otras actividades productivas presentes y futuras sobre las cuales se basa la estructura productiva y social de la región. Muchos de los vecinos de la zona aseguraban que las actividades de exploración del proyecto cambiaban su forma de vida cotidianamente, al tener que considerar los aspectos del proyecto para realizar cualquier actividad propia de la zona. La Placer Dome se ha visto involucrada en varios casos de accidentes laborales en los distintos países donde ha estado: ocasiona problemas de salud humana el uso de los químicos y la emisión de gases tóxicos que conlleva problemas por inhalación en el aparato respiratorio, así como intoxicación por ingestión de aguas contaminadas.

Por los fuertes impactos de la minería, es importante seguir enfatizando en que esta provoca una gran destrucción ambiental, así como una enorme desarticulación social, viéndose amenazados la salud y el bienestar de las comunidades por la contaminación y sus impactos sobre la vida silvestre, las fincas y el medio. Con respecto al impacto ambiental, se pueden señalar distintos aspectos tales como: -Afectación de la superficie, del entorno en general, de aguas superficiales y subterráneas y de los suelos. -Contaminación del aire. -Impacto sobre la flora y la fauna. -Sedimentación de los cauces de los ríos. La minería a cielo abierto remueve las capas de la tierra para hacer accesibles los yacimientos de los minerales. Para Costa Rica, el supuesto anterior se evidencia dentro del marco institucional, donde en algunas ocasiones, se privilegia al sector minero frente a otros sectores (turismo, agricultura, ganadería, forestal), y frente a otras formas de ocupación territorial (protección de biodiversidad, protección de aguas, silvicultura, etc.) Las autoridades aceptan esta situación considerándola favorable para equilibrar nuestra balanza de pagos y creen poder enfrentarla basándose en el segundo supuesto que propone soluciones técnicas para mitigar los daños ambientales y sociales. Este enfoque deja por fuera aspectos morales y económicos que surgen de una percepción integral del ser humano y el medio.

Es fundamental distinguir que en este proceso, la compañía Placer Dome estuvo en una situación difícil al no dar explicaciones sobre el impacto y los riesgos de la minería y por lo tanto fue renuente de participar en foros y debates, además de la gran presión que tenía por parte del movimiento de oposición con campaña, sus actores civiles, comunales, regionales e institucionales, que en última instancia, se podría decir que fueron los que determinaron el final del proceso y que serán los encargados de guiar nuevamente esta controversia frente a una eventual actividad de minería en la región.

 

 

6 Bibliografía

 

 La Nación. Base de datos en línea. Disponible en: www.nacion.co.cr. Incluye los siguientes artículos:

 

Título del artículo

Autor

Disponible en:

“Rechaza estudio”

La Nación

http://nacion.co.cr/ln_ee/2003/marzo/13/pais11.html

“Minae rechaza plan petrolero en el norte”

Vanessa Loaiza N.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/noviembre/27/pais9.html

“Sala Constitucional respalda derechos de empresa minera”

Agencia AP. Edición periodística: Gerardo González y Juan Fernando Lara. Fuente: agencias.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/octubre/17/ultima3.html

“Sala IV rechazó amparo de mineros”

Vanessa Loaiza N.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/octubre/12/pais10.html

“Plan minero bajo presión”

Vanessa Loaiza N.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/septiembre/30/pais2.html

“Estudio ambiental”

La Nación

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/julio/26/pais5.html

“Empresa canadiense denunció prohibición de minería en Costa Rica”

Agencia ACAN-EFE. Edición periodística: Gerardo González y Juan Fernando Lara. Fuente: agencias.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/junio/24/ultima4.html

“Minae no compensaría a mineros”

Vanessa Loaiza N.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/junio/09/pais4.html

“Gobierno pone freno a minería”

Mauricio Herrera U.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/junio/06/pais1.html

“MINAE dice no a proyectos de minería a cielo abierto”

Carlos Hernández y Vanessa Loaiza

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/mayo/11/pais8.html

“Pagamos los ¢2 millones”

Marco Tulio Araya Barboza

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/abril/15/opinion7.html

“Sancarleños repudiaron la minería”

Carlos Hernández P.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/marzo/23/pais9.html

“Minera presentó estudio ambiental”

Carlos Hernández P.

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/marzo/22/pais16.html

“Guerra contra plan de minería”

Vanessa Loaiza y Carlos Hernández

http://nacion.co.cr/ln_ee/2002/febrero/14/pais7.html

 

 

 

 Araya, Carmen y Ramírez, Mario. Valoraciones sociológicas y antropológicas al Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Minero Las Crucitas”. Documentos fotocopiados de SETENA. San José. Mayo del 2003.  Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica. “El Futuro de la Minería en Costa Rica”. Serie Actos y Debates Legislativos N° 9. San José, Costa Rica . 1997.  Astorga, Allan. Documento fotocopiado de SETENA. San José. Mayo del 2003.  Carballo, Priscilla y Conejo, Silvia. “Desarrollo Sostenible”. Sistematización N° 587 de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica. San José. 1997.  Cartagena Cruz, Rafael E. Tesis “El público vs Placer Dome, comunicación y conflicto ambiental en el espacio público”. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Costa Rica. San José, Costa Rica. 2000.  Chacón, María Isabel; García, Jaime y Guier, Estrella. “Introducción a la Problemática Ambiental Costarricense. Principios Básicos y Posibles Soluciones”. EUNED. San José. 1995.  DEPPAT. “Estudio de Impacto Ambiental”. San José, Costa Rica. 2000.

http://semueve.netfirms.com/mineria.htm Proyecto Crucitas cambia de manos”. (Se Mueve: 26-06-00).

 http://wrm.org.uy/inicio.html Costa Rica: el pueblo dice Sí a la Vida, No a la Minería”. Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales.

 http://www.ecoportal.net “Alerta : Para los Ecologistas las Minas son Nefastas” Sonia Torres Arguedas.

 http://www.infinito.co.cr “Dónde Estamos?”, “Fases del Desarrollo”, “Características Geológicas”, “Comunidades”, “Variables Económicas”, “Beneficios Ambientales”, “Beneficios Socioeconómicos”, “Uso del Cianuro”, “Destrucción del Cianuro”.

 http://www.infinito.co.cr/menu.htm Proyecto Crucitas”. Industrias Infinito S.A. S.F. En línea. Consultado 6 julio 2003.

 http://www.nacion.com/ln_ee/2002/junio/09/pais4.html “MINAE no Compensaría a Mineros”. Vanessa Loaiza N. Domingo 9 de Junio de 2002.

 http://www.portalminero.com/noti/noticias_ver.php?codigo=243&fecha=6 Gobierno de Costa Rica Prohíbe Minería a Cielo Abierto”. Portal Minero.  Revista Mensual sobre Ambiente y Ambientalismo en Costa Rica (AMBIEN-TICO) Editor: Eduardo Mora.  Rivera, Sergio. Factibilidad Ambiental EIA Planes de Monitoreo.”.Documentos fotocopiados de SETENA. San José. Mayo del 2003.

 www.ensancarlos.com/sancarlosaldía “Bueno...Malo...Feo”. Periódico San Carlos Al Día.

 

 

 

7 Apéndice: Cronología de la problemática ambiental en San Carlos, según Boletín Ambien-Tico

 

ACTOR

INTERESES

ESTRATEGIAS

Setiembre 1996: Asociación Ecologista Costarricense "Amigos de la Tierra" (AECO-AT)

Evitar la construcción de una mina de 400 hectáreas a cargo de la compañía Placer Dome

Exponer sus puntos de vista a los diputados de la Comisión Nacional del Ambiente, mediante visita realizada por estos a la zona de San Carlos, sosteniendo ellos que la construcción de la misma no se efectuaría pues esto implicaría la devastación de bosque primario y secundario.

Octubre 1997: Iglesia Católica mediante su máxima autoridad regional, Monseñor Ángel San Casimiro. Obispo de la Diócesis de Ciudad Quesada.

Rechazo rotundo a los proyectos de minería a cielo abierto

Pronunciamiento público en donde el entonces Presidente de la República, Ing. José María Figueres Olsen, y el Ministro de Ambiente y Energía, son señalados como principales culpables de la presencia de las compañías mineras en la zona.

Febrero 1998: Frente Nacional de Acción contra la Minería de Oro a Cielo Abierto

Frenar el trabajo que ya había iniciado la transnacional Placer Dome en las Crucitas de San Carlos.

Concientizar a la comunidad de la zona, y ejercer presión a través de organizaciones ecologistas y campesinas.

Febrero 1998: Empresa Transnacional Placer Dome

Contrarrestar las acciones legales que le impiden continuar sus acciones en la zona.

Interpuso un Recurso de Amparo contra la resolución de la SETENA, en donde se les ordena cesar temporalmente sus actividades.

Febrero 1999 Transnacional Canadiense Lyon Lake Mines

Adquirir el proyecto Las Crucitas.

La minera Placer Dome vende el proyecto, de manera que Lyon Lake Mines adquiere el 100% de las acciones.

Febrero 2002 Vecinos Crucitas de San Carlos

Cerca de 50 habitantes de este caserío manifiestan necesitar empleo, dadas las condiciones económicas en las que viven.

Apoyar la ejecución del proyecto. Apoyar la minería, pues esta es considerada como una oportunidad de progreso ofrecida por Industrias Infinito S.A.

Marzo 2002 Candidato presidencial del Partido Unidad Social Cristiana, Dr. Abel Pacheco de la Espriella

Objetar la concesión minera al considerar que la minería a cielo abierto afecta los intereses ambientales y turísticos de la zona norte del país.

Presentó a la corriente legislativa un Proyecto de ley que pretende derogar la Ley de Hidrocarburos, vigente desde el 3 de mayo de 1994.

Marzo 2002 Minera Industrias Infinito S.A.

Explotar yacimientos de oro en San Carlos. Buscar la pronta aprobación, por parte de la SETENA, para iniciar labores lo antes posible.

Industrias Infinito S.A. entregó a la SETENA el estudio de impacto ambiental relacionado con el proyecto.

Marzo 2002

Frente Regional contra la minería

Mantienen su postura de oposición a la minería en San Carlos.

Promover una manifestación por las calles de Ciudad Quesada contra el proyecto Crucitas.

 

 

 

de oro a Cielo Abierto

Buscar apoyo con los conservacionistas nicaragüenses que integran la Fundación para la Conservación y el Desarrollo de la Gran Cuenca del Río San Juan

Junio 2002 Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE)

El gobierno se opone a los proyectos de minería de oro a cielo abierto en el país, pero no cuenta con el dinero para anular los contratos de concesión vigentes.

Intentar una negociación con las empresas mineras involucradas, para anular los contratos de concesión vigentes, pero si ello representa el pago de sumas millonarias por indemnización, los contratos tendrán que mantenerse.

Junio 2002 Empresa Canadiense Vanessa Ventures

Defender sus intereses económicos y la imagen de la empresa en el extranjero.

Eich Rauguth, vicepresidente de la Compañía, se reúne con el Ministro del MINAE con el fin de continuar con el proceso de explotación.

Octubre 2002 Sala IV

Rechaza recurso de amparo interpuesto por la Cámara de Mineros de Costa Rica.

 

 

8 ANEXO

 

 

Resumen de la Tesis: “El Público vs. Placer Dome, Comunicación y conflicto ambiental en el espacio público”, de Rafael E. Cartagena Cruz, Abril, 2000.

 

Capítulo 1: La Investigación

 

El tema de la investigación es la relación entre los procesos comunicativos que forman corrientes de la opinión pública y la participación en formas organizadas de oposición a la minería de oro a cielo abierto. Se abarca el período de 1994-julio a 1998, desde el surgimiento de la oposición a las actividades mineras de Placer Dome hasta las reacciones dadas cuando se da el anuncio del retiro de la empresa del país, en mayo de 1998. Justificación: La minería de oro a cielo abierto ha posibilitado el acercamiento de diferentes sectores de la sociedad civil alrededor de objetivos comunes como un ambiente sano, el desarrollo local y la participación ciudadana en la administración de recursos naturales. Problema y objetivos: para relacionar la participación en el movimiento de oposición a la minería de oro a cielo con los procesos formadores de opinión pública, se hace necesario establecer un puente entre el mundo “social” y el mundo “individual”, para lo que se le dará suma importancia a factores subjetivos y objetivos en un enfoque psicosocial. Los elementos subjetivos de las personas que participan en el movimiento (tales como valores, representaciones del mundo social y natural, el significado que dan a sus acciones, etc), y los elementos objetivos (las circunstancias sociales inmediatas de los participantes, acciones concretas de personas y organizaciones, formas de lucha, formas de producción y distribución de mensajes, clima de opinión, agenda de los medios, procesos económicos y políticos que influyen en la experiencia). Objetivo general: identificar y analizar las relaciones entre los procesos comunicativos formadores de opinión y la participación en distintas formas organizadas de oposición a la minería a cielo abierto. Herramientas teóricas: -Antecedentes de la investigación Estudios sobre la minería de oro en Costa Rica : Se conocía de un documento base relacionado con el conflicto generado por la minería de oro en Costa Rica: el “Documento base del Frente Nacional” donde se recoge buena parte de los argumentos del movimiento. Además estaba el Estudio de la actividad minera de oro a cielo abierto en la cuenca binacional del Río San Juan, realizado en 1996, entre el Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales (CEDARENA) de Costa Rica y el Movimiento Ambientalista Nicaragüense (MAN). Se ofrecen datos ambientales, sociales y económicos de la zona norte para nuestro país, además de valiosas entrevistas acerca de la opinión de diferentes actores políticos y sociales involucrados. La campaña en contra de la minería motivó a realizar al menos tres encuestas sobre la distribución de opiniones acerca de este asunto. Dos de estos estudios se elaboraron a solicitud de Placer Dome, uno como parte del Estudio Diagnóstico del Impacto Social que produciría el Proyecto Crucitas, realizado por el Instituto Centroamericano de Asesorías para el Desarrollo (ICAPD) en 1995, en los distritos de Pocosol, Cutris y Los Chiles.

En el libro Managing Public Relations (Grunig y Hunt, 1984), se definen variables para medir y describir niveles de interés y acción de las personas ante los asuntos que les afectan y también se muestra cómo puede operacionalizarse el concepto sociológico de público en diferentes tipologías. Este es un antecedente en el área de la comunicación colectiva.

Varias investigaciones de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva se han preocupado por la participación en los movimientos sociales desde estudios de casos de organizaciones, echando mano de conceptos elaborados por la tradición de la comunicación alternativa y popular, pero no se han encontrado investigaciones sobre el papel de la comunicación en movimientos ecologistas o de defensa del medio ambiente.1 En el texto de La opinión pública se resume la sociología norteamericana del público y los procesos de debate públicos, de Vincent Price. En el caso de antecedentes sobre movimientos sociales, las fuentes son variadas: Reflexiones sobre el análisis de los movimientos sociales (Jiménez, 1995), y la investigación uruguaya y costarricense Elementos teóricos-metodológicos para el análisis de la participación política del campesino en Costa Rica (Román,1992). Elementos de la opinión pública En esta investigación se abordará un proceso de comunicación sobre temas públicos, de donde se entiende por opinión pública los “juicios colectivos fuera de la esfera del gobierno que afecten la toma de decisiones políticas” con respecto al asunto en cuestión (Price, 1994, 22). Esta opinión debe contener dos condiciones necesarias: a) tener un origen racional, conciente, y b) surgir de discusiones sobre los pros y contras del objeto de la opinión (Habermas, 1986: 247). Es necesario despojar a la “opinión pública” de su connotación de “voluntad general”. Habermas considera que la opinión pública no es simplemente opinión colectiva, sino opinión surgida de un debate. En 1946 se propuso que el término se usara para referirse a un grupo de gente que a) están enfrentados por un asunto, b) se encuentran divididos en su idea de cómo enfocar el asunto y c) abordan la discusión del asunto (Herbert Blumer, citado en Price; 1994:44) La minería de oro a cielo abierto genera un público y simultáneamente se constituye en asunto de debate público. Los movimientos sociales son formas de acción colectiva que se orientan “intencionalmente a la defensa de intereses específicos, su acción de dirige a cuestionar de forma fragmentaria o absoluta las estructuras de dominación prevalecientes” (Camacho; 1987: 8). Los medios de comunicación de masas influyen en las representaciones de la realidad por medio de la “función de agenda”, según la cual la prensa no tiene mucho poder para decirle a la gente lo que debe pensar, pero tiene un enorme poder al decirle en torno a qué temas pensar ó discutir.

 

1 Sí hay manuales de comunicación para organizaciones preocupadas por el medio ambiente.

 

 

Capítulo 2: Origen y asunto de la controversia

 

Lo que genera la controversia son las exploraciones para encontrar oro realizadas en la zona norte del país. El asunto es la minería de oro a cielo abierto en la zona norte de Costa Rica, sea las exploraciones como las consecuencias de una posible explotación. A finales de 1994 y principios de 1995 las empresas que habían solicitado permisos para la exploración de la zona y obtuvieron las concesiones de ella en las cercanías del río San Juan, se fusionaron con Placer Dome de Costa Rica, y ello permitió a la última acumular 33 concesiones o permisos que abarcaban un total de 607 kilómetros cuadrados (MIRENEM; 1994). El tema de la minería en al zona norte fue inseparable del nombre de Placer Dome y esta transnacional, por medio de su filial Placer Dome de Costa Rica, se propuso concretar el llamado “Proyecto Crucitas”, cerca de las márgenes del río San Juan. Algunos vecinos de los distritos de Cutris y Pocosol del cantón de San Carlos, se interesaron en indagar acerca de esta actividad en 1993. A finales de 1995 ya era más conocido en algunos puntos. Entre 1996 y 1998, aunque seguía siendo regional, ya más y más personas de todo el país se enteraban de las exploraciones auríferas de esa zona, y se fue adoptando una opinión. O sea, que aunque surgió a principios de los años 90, se convirtió en controversia pública a partir de 1994. Sin embargo luego de que Placer Dome anunció que vendería el proyecto Crucitas en mayo de 1998, el tema fue apareciendo cada vez menos en los medios de comunicación y el grupo opositor bajó su nivel de actividad. La controversia comenzó cuando algunos vecinos argumentaban que diversas personas llegaban a tomar muestras de ríos y se les daban explicaciones diferentes, lo que provocaron desconfianza. Luego se comenzaron a contratar peones y ofrecer compras de tierras a nombre de Placer Dome, y así se conoció la noticia de que se buscaba oro. Algunas personas visitaron la Municipalidad de San Carlos, a diputados de la Asamblea Legislativa y a figuras políticas. También tomaron la iniciativa para poner una queja ante la Defensoría de los Habitantes en 1994, el argumento y preocupación de ellos es que el MIRENEM había otorgado permisos de exploración en áreas que ya tenían “legítimos propietarios”, además de que se temían daños ambientales. Se comentaba que a un señor de la zona de Crucitas se le había muerto un ganado “aparentemente por una quebrada contaminada”. También había disgusto en algunas personas porque “una semana antes de la Semana Santa, los peones de la Cía. Placer Dome, echaron un líquido o polvo en la Quebrada envenenándola para sacar camarones”. Se decía que “la Cía. se quedará con la tierra, las aguas, los caminos, e incluso que pueden sin permiso de los actuales dueños deambular y excavar donde quieran”. La minera configuraba la vida en Crucitas: las decisiones cotidianas que la gente hacía en torno a la propiedad, el empleo, la actividad agrícola y el acceso a los recursos básicos, tenían ahora que tomar en cuenta la presencia de Placer Dome. La reacción de la gente estaba relacionada con una manera de medir los riesgos, costos y beneficios. El origen de la oposición a la minería fue facilitado por una red de vínculos interpersonales, fundamentalmente lazos de vecindad, amistad o parentesco, por medio de los cuales se pusieron en común informaciones que llegaban por diferentes fuentes. Así sucedió en las comunidades de Cutris, especialmente Coopevega, Chamorro y Moravia. Además, en Santa Rosa habían personas con cierto liderazgo que conocían de los efectos perniciosos de operaciones mineras en otros países. Entre ellos habían miembros de COCRIC (Comunidades Cristianas de Costa Rica) y organizaciones campesinas como UPANACIONAL.

 

 

Capítulo 3: Contexto y antecedentes

 

El proyecto Crucitas fue presentado como “una alternativa de desarrollo responsable para la zona y una oportunidad para las comunidades de mejorar su calidad de vida”. Placer Dome llegó a argumentar que la minería era necesaria y que era la única solución para las necesidades de la zona. En este trabajo, al hablar de la zona norte se hace referencia a la Región Huetar Norte, compuesta por los cantones de San Carlos, Los Chiles, Guatuso y Upala, de la provincia Alajuela, así como Sarapiquí, cantón de la provincia Heredia y los distritos de San Isidro de Peñas Blancas, Río Cuarto de Grecia y Sarapiquí de la provincia de Alajuela. La participación de la población de esta zona en la producción agrícola y el turismo es considerable para el país (en 1997, un tercio de los turistas que llegaron al país, visitó esta zona). Si bien la participación en el trabajo agrícola está ligado a la mayoría de las personas, ya para 1997 la cantidad de esas personas descendió en ese campo, mientras aumentaba en la industria y en el sector de servicios, además de los incentivos forestales de finales de los años 80, que produjeron cambios en el uso de la tierra. Muchos agricultores sentían que las transnacionales estaban desplazando al pequeño agricultor. Para todo visitante es evidente que la riqueza de la zona se concentra en el cantón San Carlos, en cuyo sector sur se concentra la mitad de la población de toda la región. El nivel de urbanización de Ciudad Quesada con su carácter de “centro” (por la concentración de servicios y comercio), hace que sus habitantes tengan más ventajas. Si necesitan hacer una diligencia en San José, pueden hacerla en un día, mientras que otros como los vecinos de Coopevega (población cercana a Crucitas) necesita al menos dos días. El porcentaje de la población que no finalizó la educación primaria es el más alto del país, así como el más bajo en educación secundaria y uno de los más bajos en universitaria. El “Proyecto Crucitas” de Placer Dome, correspondiente a la Concesión No. 7339, está situado en los distritos Cutris y Pocosol, prácticamente en la frontera con Nicaragua. Ahí el punto más explorado fue el cerro Fortuna. Las áreas de exploración se extendieron hasta llegar a 200 metros del Río San Juan. La empresa también realizó un muestreo geológico en Conchudita, cerca de la boca del río San Carlos, al este de Crucitas. Placer Dome identificó entre sus públicos primarios un grupo de poco más de 20 comunidades, donde más de la mitad de la población son niños y jóvenes. La comunidad más cercana al sitio de exploración es Crucitas. En 1998, en un censo realizado por el EBAIS local, se contó una población de 52 personas distribuidas en 11 casas de habitación. Los pobladores de las comunidades de Cutris son los que manifestaron las opiniones más intensas en contra o a favor de Placer Dome, donde ésta encontró las condiciones socioeconómicas propicias para justificar su presencia en el nombre del desarrollo. Las preocupaciones principales de estas comunidades tienen que ver con las limitaciones para ponerse en contacto entre sí y el acceso a los servicios. Para resolver las necesidades de desarrollo, las comunidades Coopevega y San Joaquín cuentan con Asociación de Desarrollo Comunal y Comité de Salud, pero una limitación para ello es que la ley de Asociaciones de Desarrollo Comunal exige un mínimo de 200 vecinos para organizarse bajo esta modalidad y en muchos casos las comunidades no llegan ni a un centenar de habitantes.

La iniciativa de luchar contra la minera no surgió de ninguno de los proyectos u organizaciones ambientales, con la excepción de APAZONO que se incorporó al Comité / Frente desde su fundación. Este ha sido un movimiento de “vecinos” más que un frente de organizaciones.

 

 

Capítulo 4: Evolución de la controversia (1994-1998)

 

Para finales de 1994, las actividades que buscaban detener los trabajos en el proyecto Crucitas estaban desarticuladas, pero ya para 1995 se comenzó a motivar un movimiento con capacidad de incidir en la esfera pública nacional. Los factores que comienzan a desarrollarse y que darían otro ímpetu a la oposición son: -La conformación del Comité de Oposición a la Minería de la Zona Norte, integrado por personas vinculadas al universo organizativo de la zona. -La participación de la Asociación Ecologista Costarricense (AECO). -La definición de un objetivo estratégico y de ejes de acción. La oposición se concentró en la minería de oro a cielo abierto, manteniéndose el rechazo total a la posibilidad de aceptar el establecimiento de cualquier mina de ese tipo, por lo que no se buscó acuerdos con la empresa, sino que la presión se dirigió a instancias de poder político y jurídico: el Presidente, el Ministerio (primero el MIRENEM y luego el MINAE), además de otras instituciones políticas para buscar aliados que presionar: la Municipalidad de San Carlos y la Asamblea Legislativa. El Comité logró desplegar una actividad constante que tuvo como resultados más destacados el apoyo del Obispo Ángel Sancasimiro y una declaración de la Defensoría de los Habitantes sobre el asunto, con lo cual el movimiento obtuvo publicidad suficiente como para motivar a otros actores a manifestarse. Se dio una conferencia de prensa, el 12 de julio de 1995, donde se dio a conocer una campaña, organizada por el Comité de la zona norte y la AECO para incidir en el tema de la minería. Estuvieron presentes los principales medios nacionales, se inició una difusión “intensa” de la oposición a nivel regional, nacional e internacional. Las actividades que se realizaron se dirigieron a exponer las razones de la oposición ante los gobiernos municipales, se contactaron medios de comunicación y se organizaron actividades para llamar la atención de los periodistas. El Comité se dio cuenta de que la lucha no era solamente contra la empresa, sino también que se enfrentaban a una política gubernamental. Alrededor de abril y septiembre de 1996 el tema entró en la agenda política, cuando diferentes actores de la esfera pública nacional reaccionan ante la campaña realizada por el movimiento opositor a la minería, dándose dos hechos muy importantes: la formación del Frente Nacional de Oposición a la Minería de Oro a Cielo Abierto en abril de 1996, y la marcha de oposición realizada en septiembre del mismo año. Toda la actividad generada en este período demandó una mayor atención por parte de las autoridades de gobierno y un cambio en su discurso. La marcha de septiembre indicó la existencia de la fuerte opinión contraria al desarrollo de la minería, la disposición de movilizarse, y la capacidad de las organizaciones involucradas. Ante esto Placer Dome, el gobierno y los sectores favorables a la minería tuvieron que reaccionar, por lo que la empresa y sus aliados intensificaron su participación en el debate público en la zona.

El 7 de febrero de 1997, la SETENA (Secretaría Técnica Nacional Ambiental) realizó una inspección al campamento del proyecto Las Crucitas y el cerro Fortuna en donde se estimó que “...la empresa Placer Dome de Costa Rica S.A. no había cumplido a cabalidad con los términos de los compromisos adquiridos en el marco del Estudio de Impacto Ambiental y su anexo, en lo referente a el desarrollo de normas ambientales adecuadas que aseguren una minimización y prevención de potenciales daños ambientales...”(SETENA; 1997: 6) La reacción de Placer Dome fue una conferencia de prensa y la presentación de un recurso de amparo ante la Sala Constitucional (Sala Cuarta), el día 20 de marzo de 1997. Ambos bandos multiplicaron sus esfuerzos de comunicación para movilizar aliados y hacer sentir su posición en diferentes espacios. El MINAE emprendió acciones que definieron una política con respecto al sector minero. El Comité de Oposición a la Minería de la Zona Norte pasó a ser Frente Regional de Oposición a la Minería a Cielo Abierto de la Zona Norte. Hubo un cambio en la posición del Ministro del Ambiente y Energía, pues tomó medidas decisivas para impulsar la “minería sostenible”: -Crear una “Comisión de Monitoreo y Supervisión Ambiental del Proyecto Placer Dome de C.R.” -Impulsar el Consejo Nacional de Minería a Gran Escala. -Cancelar casi 700 permisos y concesiones mineras, metálicas y no metálicas. -Defensa pública por parte del Ministerio del desarrollo del sector minero y de la minería a gran escala en particular. La posición del Frente Nacional y del Comité con respecto al primero fue rechazarla. El Ministerio nombró como representante de la sociedad civil a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El 5 de mayo de 1998, Placer Dome anunció en una conferencia de prensa en Ciudad Quesada la decisión de no proseguir sus actividades en la zona norte y vender el proyecto a otra empresa. La explicación de la empresa fue que la cantidad de oro encontrada no cumplía con sus expectativas, lo cual tiene que ver más con su estrategia financiera que con la rentabilidad del proyecto. El anuncio de la empresa fue acogido con desconfianza por las organizaciones opositoras, opiniones que fueron reiteradas en una conferencia de prensa. Mientras el asunto de la minería casi desaparece del debate público, el proceso de desarrollo de la mina continúa en una etapa pos-exploración y pre-explotación cuyos detalles son inaccesibles para la población.

 

 

Capítulo 5: Identidad y Participación

 

El movimiento opositor logró un caudal de apoyo popular, lo que demuestra que su posición era representativa de los intereses de una buena parte de la población involucrada en el conflicto, y este logro se dio a pesar de que las diferencias señaladas fueron aprovechadas por la empresa para negar la existencia de intereses comunes entre los “ecologistas” y las comunidades.

Al hablar del “movimiento campesino” se refiere al accionar de organizaciones que incorporan sujetos que se suelen llamar a sí mismos “campesinos”, “agricultores” o “productores”. Estas agrupaciones tienen en común el estar formadas por pequeños y medianos agricultores, donde lo pequeño o mediano tiene que ver con el tamaño de la propiedad y el producto cultivado. Para algunos, la minería se muestra como algo que pone en peligro la agricultura, además de poner en peligro la cultura agrícola o campesina de la región. Lo anterior genera una incertidumbre en conjunto con rasgos de la identidad del campesinado: la conciencia de su desvalorización social, y el valor de la familia y la tierra como garantía de continuidad de la existencia. La tierra y demás elementos que garantizan la producción-existencia, tales como el agua, serían al última concesión que una persona con una fuerte identidad campesina estaría dispuesta a hacer, pues emigrar a la ciudad o abandonar la producción agrícola implican negar el propio proyecto de vida. Un sociólogo nacional, Eduardo Mora Castellanos, identifica tres orientaciones entre los grupos ambientalistas: -“la que enfatiza en conciliar el actual modelo de desarrollo, levemente modificado, con la preservación y la recuperación de equilibrios naturales”. -“la que enfatiza en conservar o recuperar ecosistemas –naturales y artificializados- sin tener muy en consideración la problemática política ni socioeconómica”. -“... y la que aspira a un tipo de desarrollo socioeconómico (alternativo al actual), en el que naturaleza y sociedad se relacionen de manera radicalmente distinta”. (Mora Castellanos; 1998: 130) Expresión de esta última tendencia fue AECO, que llegó a ser la agrupación ecologista, en sentido estricto, más conocida en el país durante los años 90. Un primer aporte de la identidad religiosa es su llamado a la participación, también un llamado a la solidaridad. La lucha contra la minería de oro a cielo abierto ha servido de oportunidad para una reflexión sobre temas de la doctrina cristiana que sólo en las últimas décadas han venido a pensarse de manera conjunta: la creación, el bien común, la relación entre ser humano y la naturaleza.

 

 

Capítulo 6: Desarrollo organizativo

 

Para entender la participación hay que tener en cuenta que una opinión en contra de la minería no significa todavía formar parte de un movimiento de oposición. El reto para las organizaciones es generar un público atento alrededor de un tema y motivarlo a que se interese y pase a niveles superiores de organización y actividad. La evolución de las organizaciones se da con el esclarecimiento de objetivos y métodos. El Comité de Oposición a la Minería de la Zona Norte se organizó a partir de dos factores: -la acumulación de información sobre los riesgos de la minería de oro a cielo abierto. -un interés común de formar una organización en una parte importante de los asistentes. El grupo contaba con personas de Radio Santa Clara, Abriendo el Surco, UPANACIONAL, Pastoral Juvenil, APAZONO y otros.

El enfoque de la lucha hacia la “minería de oro a cielo abierto” fue el resultado de un conocimiento más preciso de la minería en general y en particular del proceso de explotación de oro utilizado por empresas como Placer Dome. Incluso hay quienes eran más precisos al definir el objeto de oposición como la “minería de oro a cielo abierto con lixiviación por cianuro”. Se distinguen tres niveles de participación en el movimiento: -el nivel de presencia: en el cual las personas tienen un comportamiento receptivo a la búsqueda de información. -el nivel de activación: cuando el sujeto desarrolla actividades de proselitismo, de manera permanente o esporádica. -el nivel de participación: cuando la persona contribuye directa o indirectamente a una situación política. El Comité estaba integrado por vecinos, algunos involucrados en otras organizaciones o simplemente personas interesadas por problemas ambientales y sociales de su región. A partir de ello se pretendió crear un frente o alianza de organizaciones, pero este Frente Regional continuó siendo una iniciativa de personas individuales convocadas por el tema, más que un espacio efectivo de coordinación entre organizaciones. En el interior del Frente Regional y el Frente Nacional se resintió la inconstancia de varias organizaciones. Se tienen los siguientes niveles de participación de las organizaciones: -de atención: informarse sobre el desarrollo del movimiento de oposición. Enviar ocasionalmente observadores a las actividades del movimiento. -de adhesión: manifestarse públicamente a favor de la causa. Informarse e informar a los miembros y públicos propios de la organización. -de activación: colaborar financieramente o con materiales en asuntos concretos. Movilizar a los miembros de la organización para que asistan a las acciones del movimiento. -de participación: enviar a las reuniones del movimiento un representante facultado a tomar decisiones. Utilizar su propio poder de negociación frente a otros actores para presionar por demandas del movimiento.

 

 

Capítulo 7: Métodos de la campaña de oposición

 

Aunque se realizaron visitas a medios de comunicación de alcance nacional e instituciones del Estado, el trabajo de la oposición “fue básicamente a nivel local y regional”. Durante la planificación se acordó estructurar tres niveles de acción que deberían ser atendidos simultáneamente: el local o regional, el nacional y el binacional-internacional, para lo cual se nombraron comisiones para cada nivel.

En la reunión del 1 de julio de 1995, al definirse los últimos detalles del Plan de la campaña, se identificaron cuatro ejes de acción: “gestiones de apoyo”, otra “solicitud de apoyo y pronunciamiento”, “divulgación-información”, “cabildeo”. Además, se identificaron ciertas actividades de investigación sobre el proyecto de Placer Dome, las relaciones entre Canadá y Costa Rica y las iniciativas de producción y conservación en el área. Para cada eje de trabajo se identificaron organizaciones e instituciones que podían ser involucradas: -Gestiones de apoyo y solicitudes de pronunciamiento: Consejo para el Desarrollo Sostenible de la Región Huetar Norte, la Comisión Nacional de Organizaciones Sociales y no Gubernamentales (CONAO), la Federación Costarricense de la Naturaleza (FECON), el Foro Emaús, UPANACIONAL, Consejos Municipales, Organización de Estudios Tropicales (OET) y directores de Áreas Protegidas de la Región. -Divulgación-información: Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo, la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), órganos multisectoriales como la Comisión Nacional del SIAPAZ, el clero de la Diócesis de Alajuela, la Comisión de Desarrollo Forestal de San Carlos (CODEFORSA), APAIFO, Cámara de Turismo de la Zona Norte. -Cabildeo: Dirección de Geologías y Minas, la empresa y los diputados de la Asamblea Legislativa. Debe entenderse que estos ejes de trabajo se cruzan constantemente pues acciones dirigidas hacia un objetivo refuerzan el logro de los demás.

 

 

Capítulo 8: Incidencia en los Actores Institucionales

 

La participación de la Diócesis de Ciudad Quesada, resultado de la insistencia del Comité / Frente regional y otras organizaciones del movimiento, se manifiestan en las siguientes formas: -Declaraciones públicas del Obispo en varios espacios: ante la prensa, en foros y actividades especiales. La actitud del religioso fue de apertura y sensibilidad hacia las preocupaciones que se le presentaron. El sacerdote fue adoptando una posición gradualmente -Prédica y otras actividades emprendidas por la parroquia de Santa Rosa de Pocosol. Desde 1994 el párroco de entonces, Joaquín Porras, compartió las preocupaciones de los miembros de la comunidad que no querían minería. En noviembre de 1995, el Provincial de la Orden Franciscana (superior de la Provincia Franciscana de México y Centroamérica) se reunió con el obispo Sancasimiro, quien solicitó a los franciscanos hacerse cargo de la parroquia de Guatuso o bien de la de Santa Rosa. Los miembros de la Orden Franciscana de Costa Rica aceptaron establecerse en Santa Rosa. El religioso asumió el cargo de presidente de la Comisión de Justicia y Paz de Costa Rica, de la Orden Franciscana. -Las acciones sobre el tema emprendidas por la Pastoral Social Diocesana y los Comités Parroquiales de Pastoral Social. Su aporte se manifiestó en la participación de un representante de la Pastoral Social Diocesana en reuniones del Comité / Frente regional, la comunicación regular con el Frente Nacional, la elaboración de productos de comunicación como volantes y un folleto ilustrado, co-organización de actividades tales como la marcha de septiembre de 1996, el foro de septiembre de 1997 y las vigilias en Santa Rosa y Ciudad Quesada.

La Defensoría de los Habitantes intervino en el conflicto a partir de dos denuncias hechas por un grupo de vecinos de Cutris que se había organizado en oposición a la minería. Ambas quejas fueron tratadas como un mismo caso, la primera de ellas se hizo el 7 de abril de 1994 en San José y la segunda el 29 de octubre de 1995. Estas denuncias se basaron más en un sentido común de lo justo e injusto que en el conocimiento de la normativa que afecta a la minería. Los quejosos no sabían que al otorgar concesiones para exploración minera en terrenos privados el MINAE actuaba apegado al Código de Minería. En el informe final se menciona que el otorgamiento de las concesiones se hizo sin la consulta a la comunidad, que la Dirección de Energía y Minas no ejerció una adecuada supervisión, que no existen reglas claras para las concesiones respecto a los requisitos, que los funcionarios encargados de controlar y monitorear la actividad de exploración aducen carencia de recursos para realizar las giras e inspecciones, y que en el caso de Cutris no existen registros de las condiciones de los terrenos de exploración antes de que esta comenzara, por lo que no se puede realizar una adecuada valoración del impacto generado. La defensa pública de la actividad minera la hizo, principalmente, el jerarca del MINAE, pero también otros funcionarios de ese ministerio así como el Presidente de la República, José María Figueres Olsen, cuyas intervenciones no fueron tantas pero por supuesto son particularmente relevantes. En una visita realizada a Ciudad Quesada en febrero de 1996, Figueres hizo una afirmación: “aquí no estamos hablando de violentar el medio ambiente”, que “hay otros países industrializados en el mundo que tienen minas de oro (y de otras clases) y que lo hacen de una manera responsable”. A principios de agosto de 1995 el MINAE decidió suspender el otorgamiento de nuevos permisos de exploración mientras se daba un “ordenamiento” de los archivos. A partir de junio de 1997 el MINAE tomó varias medidas que demostraban su voluntad: -Creación de una “Comisión de Monitoreo y Supervisión Ambiental del Proyecto Placer Dome de Costa Rica”. -Creación del Consejo Nacional de Minería a Gran Escala. -Cancelan alrededor de 700 permisos y concesiones mineras, metálicas y no metálicas. Los primeros contactos con legisladores que hizo el movimiento de oposición fueron establecidos por el grupo de Cutris en 1994. Hacia julio de 1995 ya se había hecho una exposición ante algunos diputados integrantes de la Comisión Especial del Ambiente. También se buscaba el apoyo de Carmen Valverde, Víctor Hugo Núñez, Rodrigo Gutiérrez, Elsie Corrales y Luis Martínez. La relación con la Asamblea Legislativa condujo a dos logros: la visita de la Comisión Especial del Ambiente al proyecto de Placer Dome en Crucitas, la reunión en esa ocasión con el Obispo y las personas de la región de la comunidad de Santa Rosa, y el foro sobre “El futuro de la Minería en Costa Rica”. En las elecciones de 1998, el tema tuvo mucha resonancia: tanto el candidato José Miguel Corrales, del PLN, así como Miguel Ángel Rodríguez manifestaron estar en contra de la minería. Dentro de las universidades públicas se dio también una corriente de opinión contraria a la instalación de minas de oro en la zona norte. El poder del movimiento de oposición estaba relacionado con la cantidad de redes de comunicación previamente existentes que logró activar en torno a sus objetivos, y también con la capacidad que tuvo de poner a su favor a las instituciones formadoras de opinión.

 

 

Capítulo 9: El papel de los medios

 

La zona norte es una región con un desarrollo de medios de comunicación poco común por cantidad y tipo: prensa, radio, televisión. Se publican dos periódicos impresos: San Carlos Al Día y El Flechazo. Se menciona a la radio como el medio de más audiencia y el que brinda las informaciones más actuales. Varias personas coincidieron en que radio Santa Clara se escucha mucho en las comunidades rurales, incluidas las cercanas al proyecto Crucitas, ya que brinda un servicio de avisos muy valioso para las comunidades; donde no se cuenta con teléfono, la radioemisora se convierte en un factor de poder para enfrentar la transnacional. La inserción de la minería en el espacio del programa Abriendo el Surco, de la misma emisora, tuvo una importante inserción del tema de la minería cuando se comenzó a advertir a los oyentes de la presencia de personas haciendo exploraciones en Crucitas. Placer Dome no dejó de resentir los efectos de este programa. Las personas entrevistadas afirman que el papel de la radio facilitó el trabajo del grupo organizado ya que otorgó notoriedad y credibilidad al Comité, formaron un público conciente del tema, y llamaron la atención hacia el mismo. La zona norte cuenta con dos canales regionales: canal 14 y canal 51, que se pueden ver en toda la zona si se tiene antena UHF. En la marcha de septiembre de 1996, el noticiero del canal 14 facilitó que la oposición se expresara en el mismo por medio de periodistas. Además, algunos de ellos facilitaron la proyección pública del Comité de Oposición a la Minería de la zona norte, con la limitación de que no es un buen porcentaje de la población la que ve el canal. Un documental del programa “Planeta Azul”, de canal 7, aportó información sobre la minería en Sudamérica que se encuentra en el origen de la oposición en Coopevega y otras comunidades de Cutris de San Carlos. Los acercamientos de las televisoras nacionales al tema se da cuando éste ya era un tema de controversia pública en la zona norte. En la prensa escrita aparecieron aproximadamente 300 noticias sobre el asunto de la minería. Sin embargo, el papel de la difusión de la oposición le pareció poco importante a las personas entrevistadas. La Nación y Diario Extra son los periódicos a los cuales tiene más acceso la población, pero La Nación no llega a comunidades muy pequeñas, pero lo que si los de las comunidades más alejadas compra es Diario Extra. La minería de oro es noticia, objeto de opinión, pero en el contenido noticioso no se refleja lo suficiente la existencia de un movimiento opositor. La categoría de mayor frecuencia en el tipo de información de periódicos eran precisamente los espacios pagados por Placer Dome. Si bien el tema y el público atento nacen en las comunidades de Cutris sin la intervención de ningún medio de masas, la expansión numérica de ese público, fue fundamentalmente el resultado de la acción complementaria de Radio Santa Clara y el Comité / Frente de Oposición. Los medios fueron responsables del reforzamiento o mantenimiento de una corriente de opinión opuesta a la minería de oro a cielo abierto. Sin embargo esto es sólo una parte. La comunicación grupal e interpersonal están presentes en toda controversia. Los públicos activos y organizados y por lo tanto la participación, existen en la medida que se da esa comunicación grupal e impersonal.

 

 

Capítulo 10: Las relaciones públicas de Placer Dome

 

Los esfuerzos de comunicación que la compañía realizó hizo énfasis en construir una imagen positiva de la empresa entre sus públicos y obtener manifestaciones de apoyo en las comunidades cercanas al proyecto Crucitas. Entre los meses de agosto y noviembre de 1995, la empresa “Instituto Centroamericano de Asesorías para el Desarrollo” (ICAPD) realizó para Placer Dome un “Estudio Diagnóstico del Impacto Social” que tendría el Proyecto Crucitas. Placer Dome se consideraba un agente de desarrollo para la zona y estaba buscando de qué manera ganar apoyo a su proyecto mediante la explotación de ese hecho. A lo largo del documento realizado para Placer Dome hay una serie de recomendaciones para mejorar las relaciones entre la empresa y su entorno.

Casi todas las acciones que emprendió Placer Dome para ganarse el apoyo de la población de la zona norte se pueden encontrar en el documento de ICAPD (pp. 146-152). Por otra parte ya era política internacional de la empresa minera presentarse ante los países y comunidades huéspedes como gestores del desarrollo. El grupo de comunidades que más llamaron la atención de Placer Dome eran consideradas el “sector primario”, para lo cual, para justificar su inserción en él, la compañía inició un Programa de Relaciones Comunitarias. Entre las cosas que la empresa anunció haber aportado a las comunidades hacia junio de 1996, están: -Infraestructura: “mejoras” en el camino de Coopevega, donación de las alcantarillas del puente de San Joaquín y para la construcción de cañerías de agua en Chamorro, El Roble y Santa Rosa. -Educación: las escuelas de Coopevega y Crucitas habían recibido materiales didácticos. Placer Dome contrató un profesor de inglés que daba clases en Coopevega y Crucitas. -Salud: el técnico de salud del campamento de Crucitas colaboraba con el control de la malaria entre los pobladores de las comunidades fronterizas de Crucitas, Infiernillo, Llano Verde, El Roble, Jocote, Curire, San Isidro y Tiricias. -Deporte: donación de los premios para el campeonato de fútbol “de San Joaquín”. Otra de las acciones realizadas por la empresa en la dimensión social fue la realización de diagnósticos socioeconómicos participativos en 18 comunidades vecinas del Proyecto Crucitas. En el mes de marzo de 1996, Placer Dome organizó un encuentro público con la prensa local, indicador de que se proponía que sus versiones sobre el conflicto recibieran más atención de parte de los periodistas. También se pagaron espacios en la radio y la televisión local. Los recursos más utilizados por Placer Dome fueron el cabildeo ( ya descrito en el capítulo 7) y el establecimiento de relaciones comerciales. Pero también se realizaron acciones más tradicionales como patrocinar el deporte: el equipo de San Carlos llevaba en su camiseta el logotipo de la empresa y además ésta aportó estudios topográficos para la preparación de las instalaciones de los Juegos Nacionales de 1999. Placer Dome hizo un trabajo que incluyó llevar regidores a conocer operaciones de la compañía en los Estados Unidos, con el fin de convencerlos de su capacidad técnica para cumplir con las medidas de “recuperación” ambiental. Otro de los actores donde la empresa invirtió tiempo y dinero fueron las asociaciones de desarrollo y la Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo de San Carlos, los diagnósticos comunitarios, donaciones y ofrecimientos fueron acciones con las cuales ganaron el favor de las mismas. Los aliados de Placer Dome se encuentran en asociaciones de desarrollo comunal, cooperativas importantes como Coocique y Coopelesca y empresarios dedicados a actividades extractivas. Se observa que en dichas alianzas han mediado expectativas por el impacto económico que la empresa podría generar y también relaciones comerciales muy concretas. En el marco de la discusión de la reforma al Código de Minería entre 1996 y 1997, la empresa tenía un ejecutivo encargado de visitar “con mucha frecuencia” a los diputados.

Placer Dome no realizó mayores esfuerzos de comunicación durante 1995, mientras que el Comité realizaba una intensa campaña de visitas en toda la zona norte. Pero la situación era difícil para la empresa, ya que decidió evitar dar explicaciones sobre el impacto y los riesgos de una mina en operación y en consecuencia fue renuente a participar en foros o debates. Pero el hecho que motivó la reacción más intensa fue la sanción de SETENA. Es extraño que la empresa se abstuviera de hacer campaña en los medios de comunicación de alcance nacional, lo cual no era compartido por la empresa en Costa Rica, sino que tenía el origen en Placer Dome Latin American. El carácter asistencialista del “Programa de Relaciones Comunitarias”, garantizó el apoyo de un sector de la población, pero en ningún momento la minera dio muestras de interesarse por “empoderar” a sujetos colectivos gestores del desarrollo local.

 

 

Capítulo 11: La Confrontación de Argumentos

 

En el conjunto de comunicados, cartas, testimonios, folletos, volantes e intervenciones en foros, el movimiento de oposición hizo énfasis en: -describir el proceso técnico de la extracción del mineral. Debieron aclarar que la minería se da en dos etapas, la exploración y la explotación -presentar efectos de la minería como proceso técnico y económico. Quienes iniciaron la lucha en contra de la minería tenían conocimiento de los impactos de la minería a cielo abierto. Los principales efectos se clasifican en ambientales donde se da un deterioro de los suelos, destrucción de la flora y fauna, contaminación del aire, deterioro del agua, efectos sociales y culturales, donde se da un desplazamiento o desaparición de actividades productivas presentes y futuras, y la presencia de actividades productivas y nuevas costumbres, las cuales causan cambios en la forma de las relaciones entre la familia, el barrio, la finca, la iglesia y la comunidad, además de los efectos morales y económicos. -presentar ejemplos probatorios de los efectos. Se citan una serie de ejemplos de problemas que de manera “permanente” se observan en las minas de oro a cielo abierto que utilizan cianuro y otros químicos. -destacar el área de las concesiones para exploración solicitadas por Placer Dome. El hecho de que tanta tierra estuviera en concesión para exploración produjo mucha incertidumbre. -referencias a valores e identidad de la población de la zona norte. -presentación de alternativas de desarrollo diferentes de la minería: apoyar al campesino, desarrollar la agricultura, la forestería o el ecoturismo. La empresa hacía declaraciones constantes de compromiso con el ambiente, el desarrollo, el respeto a la ley, la voluntad de diálogo y la convivencia con las comunidades, así como referencias a las manifestaciones de apoyo recibidas. El discurso de la empresa en Costa Rica, trataba de transmitir cuatro mensajes: -la presencia de Placer Dome trae desarrollo al país, principalmente a las comunidades de Crucitas. -se puede confiar en Placer Dome. -los vecinos de las comunidades de Crucitas confían en Placer Dome.

-la minería es una actividad necesaria. Buena parte de las diferencias entre el movimiento de oposición y los defensores de la minería de oro a cielo abierto se da en torno a la manera de asumir los riesgos de esta actividad. Frente a estos riesgos las personas involucradas asumieron diferentes posturas que dependieron de tres actitudes: -asumir una actitud de confianza o desconfianza hacia la empresa y el gobierno. -asumir los riesgos, como si se tratara de situaciones que la tecnología puede evitar o por el contrario, como situaciones que pueden llegar a ocurrir. -considerar que no hay certeza científica de que el proyecto Crucitas tendrá efectos negativos o por el contrario, considerar que la prueba de la experiencia de otros países es suficiente para actuar con precaución. Hay por lo menos cuatro temas de la controversia que sirvieron para que la minería de oro pasara a ser parte del debate entre concepciones de desarrollo diferentes: -la utilidad de la minería y el oro. -beneficios económicos resultantes de una futura mina en Crucitas. -las expectativas y carencias de la población local. -la existencia o no de alternativas productivas diferentes a la minería. El movimiento reaccionó llevando la discusión hacia una ponderación de los efectos y riesgos de la técnica de extracción frente a la utilidad de la minería de oro. No se negó la utilidad del oro, pero se rechazó que los efectos y riesgos de la minería pudieran justificarse por esa utilidad. Al hablar de los posibles beneficios económicos de la minería se habló de empleo, infraestructura e ingresos monetarios para el Estado y las municipalidades. Acerca de las alternativas productivas había quienes opinaban que no existían para las comunidades de la zona norte, además se insistió en que la tierra de la zona no era apropiada para la agricultura. Placer Dome no negó el potencial de la agricultura, pero era parte de su discurso la frase de que la riqueza de Cutris estaba en el subsuelo.

 

 

Capítulo 12: Conclusiones

 

Las organizaciones del movimiento de oposición surgen para incidir en una controversia específica, con sus características: -Si bien se organiza un Comité / Frente regional integrado por sujetos relacionados con organizaciones populares, al movimiento también se suman, en un nivel elevado de participación, sujetos de otros sectores y clases sociales. 52

-El conjunto de demandas es sumamente complejo y superan las reivindicaciones tradicionales de clase o gremio, incorporando la defensa o transformación de grandes orientaciones culturales: en este caso la reivindicación de la cultura campesina, la redefinición del valor de la naturaleza, la redefinición de la noción de desarrollo. -Las organizaciones del movimiento tienen un objetivo muy concreto y si en algún momento lo llega a obtener, tendrían que redefinir sus objetivos o desaparecer. Recuérdese que los públicos surgen y mueren simultáneamente con sus respectivos asuntos. Las categorías de público atento y público activo pueden dar cuenta de un proceso de opinión pública. Se puede decir que la función de “organización”, en el marco de una controversia pública concreta, se traduce en la construcción premeditada y planificada de públicos atentos y activos. Más que garantizarse una cantidad de “miembros” para incidir en el desarrollo y desenlace de una controversia pública, las organizaciones necesitan un “poder de convocatoria”. La participación de ONGs, principalmente de AECO, puede considerarse imprescindible para una serie de logros de la campaña de oposición. La intensa campaña desplegada por la empresa en el ámbito local y su timidez en los medios de comunicación nacionales, demuestra que ésta comprendía con mayor o menor certeza que sus esfuerzos persuasivos los tenía que hacer en las comunidades cercanas a su proyecto. El poder de unos y otros actores es diferente en ámbitos diferentes y relativo al tipo de recursos que puedan acceder. Recuérdese que carecer de o poseer ciertos recursos han sido rasgos de la identidad de los actores, de allí la relación entre poder e identidad. Es conveniente denotar la diferencia entre identidad de la organización e identidad del movimiento: las organizaciones son una mediación entre los individuos que se incorporan al movimiento, de ambas realidades, se puede decir que tienen una composición multisectorial, sin embargo los criterios de permanencia son diferentes. El Comité o Frente de Oposición a la Minería de la Zona Norte y el Frente Nacional, en tanto grupos con cierto nivel de formalización, son las instancias que han permitido transformar una corriente de opinión pública en movimiento social, el cual cohesiona a dichas organizaciones. Por lo tanto, públicos y movimientos sociales son conceptos que se complementan, la comunicación no podría dar cuenta de fenómenos como el movimiento de oposición a la minería de oro sin tomar en cuenta ambas tradiciones de investigación, una posición ecléctica en este caso enriquece la práctica y teoría de la comunicación popular y alternativa. Se comprobó que prácticamente todas las personas que formaron parte en Comité de Oposición de la Minería de Oro a Cielo Abierto, no se formaron una opinión por influencia de los medios, sino como resultado de procesos de comunicación interpersonales y grupales. En la controversia lo que está en discusión son las orientaciones sobre el desarrollo regional y nacional. Esta investigación demuestra que la ciudadanía tiene interés y necesidad de tener voz en el espacio público, además de que la Comunicación Alternativa y Popular pueden albergar unas Relaciones Públicas con un cuerpo de conocimientos adaptado a los intereses de grupos comunitarios o ciudadanos.