Inicio > Mis eListas > humboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10118 al 10137 
AsuntoAutor
437/08 - Argentina Noticias
438/08 - NUEVO MOD Noticias
Charlas Cartografí Damián F
439/08 - Desarroll Noticias
=?UTF-8?Q?440/08_- Noticias
443/08 - TURISMO Y Noticias
441/08 - Los geógr Noticias
442/08 - Charla, A Noticias
444/08 - TEORIZAMO Noticias
447/08 - Geografía Noticias
446/08 - Planifica Noticias
445/08 - XI ENCUEN Noticias
448/08 - SEMINÁRIO Noticias
449/08 - LOS SUELO Noticias
Sobre la 1 Jornada Vicente
450/08 -. XII CONF Noticias
452/08 - Reflexion Noticias
451/08 - La vigenc Noticias
453/08 - La cuesti Noticias
454/08 - De la dis Noticias
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Noticias del Cehu
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10364     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:NoticiasdelCeHu =?UTF-8?Q?440/08_-_LA_MATRIZ_DE_CORRELACI=C3=93?= =?UTF-8?Q?N_EN_EL_TRATAMIENTO_DE_CUESTIONE?= =?UTF-8?Q?S_TERRITORIALES_Y_AMBIENTALES:_=C2=BF?= =?UTF-8?Q?SOPORTE_ESTAD=C3=8DSTICO_O_RIZOMA_INT?= =?UTF-8?Q?ERPRETATIVO_PARA_CODIFICACIONES_?= =?UTF-8?Q?DE_CONJUNTO=3F_?=
Fecha:Miercoles, 29 de Octubre, 2008  08:19:14 (-0300)
Autor:Noticias del CeHu <ncehu @..................ar>



NCeHu 440/08
 

   

LA MATRIZ DE CORRELACIÓN EN EL TRATAMIENTO

DE CUESTIONES TERRITORIALES Y AMBIENTALES:

¿SOPORTE ESTADÍSTICO O RIZOMA INTERPRETATIVO

PARA CODIFICACIONES DE CONJUNTO?

 

Nélida da Costa Pereira

Jorge Alejandro Martínez

Cecilia Poggi

Rosana Zanca

División Geografía - Departamento de Ciencias Sociales - Universidad Nacional de Luján

 

 

1.-INTRODUCCIÓN

Estos escritos dan cuenta de una serie de conceptualizaciones que son el resultado de discusiones generadas en la trastienda de trabajo de un equipo docente y de investigación de la Universidad Nacional de Luján1. En este caso particular la cuestión expositiva transita por una puesta en valor de la matriz de correlación y su relación con la matriz de datos. Se trata de avanzar en la fundamentación conceptual de un proceso de construcción técnica de triangulación cualicuantitativa, que tiene como base la incorporación de inferencias analógicas y abductivas

La matriz de correlación surgió en el ámbito de la investigación científica, como una herramienta de soporte estadístico. Ha sido de vital importancia a la hora de determinar desde el valor asumido por sus coeficientes, las reglas de causalidad. Desde esa función e inmersa en el camino explicativo, se la ha utilizado para otorgar validez a toda la información que pudiera obtenerse a partir del cálculo. Su uso ha servido para sostener y corroborar innumerables suposiciones con el establecimiento de la reciprocidad entre variables.

Pero, cuando las territorialidades expresan conflictos de elevada complejidad “nunca cerrados”, nunca totalmente “en-causados”, en donde el cálculo simple no alcanza, surge la necesidad de construir la matriz interpretativa. Ante esta necesidad el proceso para elaborar la herramienta es otro. Ya no es solamente la regla la que guía. La hermenéutica, la espacialidad que otorga significado, el territorio como texto y los juegos de lenguaje, se incorporan como insumo en el momento de fijar las dimensionalidades operativas. La validez de los indicadores que se relacionan adquiere así mayor creencia porque la herramienta derivada sea matriz cuantitativa o cualitativa deviene de codificaciones2 de conjunto. Las codificaciones de conjunto fortalecen con el trabajo interpretativo la construcción de una matriz de carácter rizomático que permite la acumulación de conocimientos de reserva.

 

 

2.- EL CONTEXTO CONCEPTUAL: la complementariedad interpretativa y explicativa vía modelo ternario

El proceso de investigación científica ha recorrido tradicionalmente un camino que comenzando con el diseño exploratorio concluye con la sistematización teórica pasando por el diseño descriptivo, la verificación de hipótesis causales y la construcción de sistemas formales.

En los momentos de definición del perfil del objeto de estudio juegan, desde la dialéctica territorial, una serie de claves importantes para resolver la cuestión ser/pensamiento. Las relaciones entre observables construidos y estructura latente están en la base de las vinculaciones entre lo particular existente y lo singular abstracto por un lado, y lo singular real y universal concreto por otro. Estas claves están articuladas en el proceso evolutivo de la realidad en donde las formas más complejas se van constituyendo a partir de las más simples y las formas anteriores reconfiguran a las posteriores.

El objeto concreto que se presenta ante el investigador como punto de partida, parece ser originario e incondicional y generador de sus propias partes pero, esa inmediatez registrada deviene como resultado de haber borrado rastros de su génesis. La recaída en la inmediatez significa pensar el ser a partir del presente y no desde el pasado. Este mecanismo transforma, por un movimiento de contragolpe, al objeto como algo que no ha sido generado. Se transforma en una estructura.

La crítica hegeliana3, a la manera abstracta de concebir la identidad del objeto, aporta una noción de construcción de esa identidad que hace posible el análisis y la comprensión de la dinámica que la ha constituido, con el ingreso de la idea de contexto y de sentido de relevancia. En el mismo sentido, el sujeto cognoscente no configura en forma exclusiva al objeto, sino que este está delimitado por la materialidades preexistentes constituidas por la axiomática científica a la cual debe responder. La experimentación constituye en muchos casos un enfrentamiento con los axiomas y permite el desarrollo de un conocimiento nuevo, constituyendo líneas que escapan de los códigos establecidos por el paradigma vigente4

La geografía, a través de su historia, ha tratado el estudio simultáneo de un conjunto de variables que se consideraron en cada circunstancia, representativas del espacio geográfico. La medición de esas variables, y por lo tanto del espacio, fue constituyéndose así desde un principio como una de las actividades centrales de la disciplina. Pero, como se configuraba la realidad desde una instrumentación mayoritariamente cuantitativo/analítica, se homogeneizaban los resultados y no se registraba la multiplicidad de sentidos.

En geografía, a mediados de la década de 1960, comienza una fuerte crisis contra el modelo neopositivista vigente. A pesar de lo declamado, esta escuela no había podido responder a requerimientos tales como el hambre, la miseria, la discriminación, el subdesarrollo y la contaminación. Las nuevas posturas, fuertemente críticas, incorporan métodos cualitativos como resultado de una mayor relación con el resto de las ciencias sociales. Puede notarse así el desencanto con la física social por parte de los principales exponentes de la geografía de los años 1960 y la incursión en líneas alternativas. La crítica gira sobre la base de teorías que plantean un fuerte disenso con la relación sociedad/naturaleza y sujeto/objeto hasta aquí alcanzada. Desde la teoría de sistemas se defiende al medio ambiente, la teoría del bienestar pretende rescatar la calidad de vida en términos humanos y el materialismo dialéctico radicaliza aún más la crítica a través del eje de las clases sociales.

Posteriormente, las posturas posmodernas 5avanzan a través de un fuerte proceso de doble espacialización. Por un lado una globalización de gran intensidad, que abarca, en sus intenciones, casi todo el planeta. Por otro lado, un proceso de fragmentación, tanto espacial, como étnica, religiosa, social o económica, producen la novedad de los espacios de mayor o menor desarrollo relativo. Para la geografía, como para el resto de la ciencia, esto ha significado la caída de los metarrelatos que pretendieron responder a las causas de los procesos socio-espaciales.

El espacio deja de ser un a priori trascendental y se convierte en epocal deviniendo en lugar y territorio, se desarrolla el pensar global y el actuar local se transforma en el centro de la actividad de los geógrafos que plantean la renovación de la disciplina. Este accionar local implica concretamente un compromiso con los problemas del lugar. De estos se parte y los métodos adecuados son aquellos que proponen su solución, independientemente de su filiación teórica. El espacio se visualiza entonces como una complejidad que requiere ser interpretada aún a escala cotidiana. El análisis espacial es utilizado ahora junto con la deconstrucción derrideana6 de los signos del espacio, que son subjetivamente interpretados. El planteo sujeto/objeto pasa a ser central, con lo que la ética en geografía es un punto no menor en esta época.

Esta concepción conlleva un nuevo punto de vista procedimental que intenta contener a todos los espacios simultáneamente, interpretando la realidad desde “un giro” espacial que contiene enfoques transdiciplinarios. Este giro “es una reafirmación de la importancia del espacio o también de un re-equilibrio de los tres aspectos fundamentales del ser que son: la espacialidad, la socialidad y la historicidad”.7

Estos tres aspectos fundamentales del ser (territorio), operan en el nivel de la ontología, de los estudios teóricos, empíricos y prácticos. Todos los hechos deben ser estudiados como simultáneamente históricos, sociales y espaciales. Esta tarea requiere una deconstrucción creativa y demanda un re-pensar el territorio dejando de lado el análisis basado solamente en el dualismo: espacio percibido- espacio concebido, para avanzar en una terceridad que incluya insoslayablemente al espacio vivido. Este avance por el espacio vivido significa, por otro lado, reconocer que lo que se cree verdadero es solo un acontecimiento de finitud imprecisa, incierta, que requiere de la tenacidad intuitiva, de la capacidad de razonamiento, de la experiencia y de la reflexión para hacer inteligible el mundo que rodea. La lógica territorial, en este contexto de pensamiento, se sostiene desde argumentos modales (que admiten desde lo estrictamente metodológico los diferentes mundos posibles) y divergentes (que habilitan para la incorporación de saberes paralelos).

 

 

3. LA MATRIZ BINARIA: la idea de soporte estadístico y la omisión del valor

Desde la dimensión estructural se utiliza la matriz de datos para organizar el tratamiento y análisis de los componentes de la estructura misma del dato. A partir de esta consideración Galtung sostiene que la matriz, por tratarse de un esquema o tabla de doble entrada, conduce por ende a un doble tipo de análisis8 .

Un tipo de análisis está centrado en la variable y permite realizar comparaciones del comportamiento de cada una con relación a las distintas unidades de análisis. Dicho de otra manera, permite informar sobre el comportamiento de la población estudiada con relación a una de sus características relevantes. Es un análisis vertical que en términos de estadística descriptiva permite representar dicho comportamiento mediante proporciones, porcentajes, razones -a escala nominal- y distribuciones de frecuencias, medidas de tendencia central, de dispersión, así como también representaciones gráficas –a escala de intervalo-.

El otro tipo de análisis que surge desde el tratamiento de la matriz de datos, es el centrado en las unidades de análisis o análisis horizontal. En este tratamiento se observan los valores diversos de las variables para cada unidad de análisis. Como los valores entre las distintas variables no pueden compararse, porque no existe un principio de comparabilidad entre distintos elementos, las filas sólo pueden ser calificadas por perfiles o pautas. Para expresar concentradamente la característica esencial de una pauta se construyen índices.

En “Epistemología y Metodología” Juan Samaja sostiene que al análisis de Galtung (análisis centrado en la unidad de análisis) debe agregarse en análisis centrado en el valor. Este aporte resuelve la necesidad de desdoblar dos tipos de análisis que por tener la misma estructura lógica se suelen realizar en forma resumida a pesar de operar en distintos niveles. El valor en el nivel subunitario desde una primera función metodológica que es la de medición y diagnóstico; y la unidad de análisis en el nivel de anclaje que deriva el tratamiento hacia nuevos niveles clasificatorios de integración.

El análisis centrado en el valor, sostiene Samaja, sintetiza dimensiones o subvariables que derivarían en la medición de la variable, y el análisis centrado en la unidad de análisis opera sobre variables genuinas que ya tienen valor. Propone entonces una tercera dirección de análisis: el tratamiento centrado en el valor. Las tareas a realizar en la dirección del valor exigen, más allá del trabajo mecánico, revisiones de criterios previos de clasificación y ajustes para establecer el diagnóstico y están destinadas a responder tres problemas básicos de la investigación científica: confiabilidad, validez y reagrupamiento de valores como efecto de resultados obtenidos, que se vinculan con el examen de las hipótesis de generalización y de las instrumentales.

El análisis centrado en el valor corresponde a una primera función metodológica de medición y diagnóstico que opera en niveles subunitarios y avanza hacia la determinación de la variable genuina. Las tareas en la dirección del valor exigen, entonces, una revisión de criterios para medir las unidades, reagrupar valores sobre la base de primeros resultados obtenidos y derivarlos en una única variable. Este análisis centrado en el valor puede relacionarse con las tesis desarrolladas por Hempel9 En su obra y a través de lo que denomina medición fundamental puede advertirse una medición de nivel subunitario que no presupone ninguna escala métrica anterior (ni siquiera teóricamente presupone la frecuencia), que desemboca en lo que él denomina medición derivada.

La medición derivada puede ser entendida como la determinación de una escala de valores que supone una escala de medición previa (medición fundamental, centración en el valor).

Esta medición puede asemejarse a la determinación de variables genuinas que se sitúan en el nivel de anclaje. La medición derivada no introduce una característica nueva de una unidad de análisis, sino una nueva alternativa de medir una característica que ha sido previamente introducida. Las reglas de medición fundamental determinan el valor para objetos de rango intermedio. Establecen la ubicación de un cierto caso en una clase (diagnóstico) y la medición derivada, centrada en un nivel más elevado de integración conlleva a idear un sistema de ordenamiento de objetos (clasificación). Es claro entonces que es necesario y fundamental descender al nivel subunitario para “abrir la caja de los hechos” y descubrir nuevas relaciones de presencias, ausencias y copresencias.

Frecuentemente se ha sostenido que la transición en ciencia de los conceptos clasificatorios a los conceptos más elásticos comparativos y cuantitativos ha sido necesaria porque los objetos y eventos en el mundo en que vivimos simplemente no exhiben las líneas fronterizas rígidas precisadas por el esquema clasificatorio, sino en su lugar presentan transiciones continuas de una variedad a otra a través de una serie intermedia de formas10.

Tratando de evitar estas fronteras rígidas que nos remiten a operar sobre lo codificado, es que debemos presentar un contexto de correlación acorde a las necesidades del problema que debemos resolver y utilizar procedimientos que permitan plantearlos en toda su complejidad. Esto no implica deshacerse de los instrumentos tradicionales, sino enmarcarlos en una interpretación que incluya no solo a las unidades de análisis y variables sino también a los valores. Este planteo se inicia entonces con una matriz derivada directamente de una hipótesis que trata de integrar todos los elementos pre-interpretados y asigna una serie de coeficientes de correlación establecidos como supuestos a priori, que establecen un orden primario de tratamiento y búsqueda de información.

 

 

4.-LA MATRIZ DE DATOS: una estructura jerárquica de insumo para la correlación.

4.1.-Sistema de matrices de datos y niveles de integración.

“Cualquiera sea la investigación de que se trate, su objeto puede ser descompuesto en varios tipos de unidades de análisis de diferentes niveles de integración; cada cual con sus variables, valores e indicadores es decir, en un conjunto de matrices de datos que guardan entre sí relaciones definidas. En verdad, en toda investigación hay por lo menos tres matrices de datos.” 11

Como se desprende del punto anterior a la tesis de diacronismo y sincronismo matricial de Galtung se agrega la tesis que sostiene que la descripción de todo objeto de investigación, que por ser real conlleva complejidad, identifica diverso tipo de elementos con configuraciones de distinto nivel de integración que van conformando una estructura jerárquica en función de componentes focalización y contextos. Estas ideas que vienen siendo aplicadas en distintos proyectos de investigación y tesis de grado y postgrado en la Universidad nacional de Luján, derivan en la tesis que sostiene que cualquier tipo de investigación determina como mínimo tres matrices de datos:

 

• Matriz central de nivel unitario, es la que se considera como la matriz de datos de la investigación. Se la denomina matriz de nivel de anclaje o matriz focal, porque señala el nivel en el que se ha fijado la investigación (por ejemplo la matriz de: configuración territorial del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján)12.

 

• Matriz de nivel subunitario, es la que está constituida por los componentes de las unidades de análisis del nivel de anclaje (por ejemplo la matriz de condiciones de espacialidad del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján.)

 

• Matriz de nivel supraunitario, es la que está constituida por los contextos de la unidad de análisis ( por ejemplo la matriz de “ Investigación y desarrollo territorial en el área de influencia de la UNLu”)

 

La construcción de este sistema de matrices de estructuración jerárquica que presupone una vinculación entre partes de las unidades y entre unidades en función de contextos, establece una dinámica de relaciones que permite interpretar, por ejemplo en la ciencia geográfica, al espacio de manera integrada estableciendo una correspondencia entre las concepciones de espacio absoluto, de espacio relacional y de espacio contextual al visualizar el vínculo territorio local- territorio provincial y nacional.

 

 

4.2.- Relaciones constituyentes y regulantes en la perfilación de variables

En toda investigación científica su objeto es analizado en partes siendo las variaciones de sus partes y su pertenencia contextual relevantes para la determinación de sus atributos. Las variables del nivel inferior (condiciones de espacialidad del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján.) pueden funcionar como dimensiones para construir indicadores que permitan conocer el valor de las variables del nivel superior (configuración territorial del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján).

Las unidades de análisis del nivel inferior pueden ser elementos componentes cuyos comportamientos se expresen como variables del nivel superior y las unidades de análisis del nivel superior (Desarrollo territorial) pueden revestir el carácter de contextos relevantes de los niveles inferiores. En este movimiento de ascenso y descenso cabe mencionar que aunque las variables provengan de diferentes niveles para el desarrollo de la investigación son todas de un mismo nivel: el nivel de anclaje.

Este tránsito que perfila el objeto de estudio permite superar el concepto construcción deductiva sin caer por contrapartida en el inductivismo. No todo se explica desde el nivel inferior por la atribución de las partes ni tampoco todo se explica desde los niveles superiores. El proceso se concibe como:

…La construcción de una cadena que se constituye de manera ascendente pero que se regula de una manera descendente13

 

 

4.3.-Relaciones constituyentes y regulantes en la perfilación de variables y el movimiento de recaída en la inmediatez

“La terminología hegeliana se expresaría acá diciendo que el proceso de formación de estas variables pareciera “haberse esfumado”, “sin dejar huellas”, “recayendo así en la inmediatez de la estructura” 14

En los momentos de definición del perfil del objeto de estudio juegan, desde la dialéctica hegeliana, una serie de claves importantes para resolver la cuestión ser/pensamiento. Las relaciones entre observables y estructura latente están en la base de las vinculaciones entre lo particular existente y lo singular abstracto por un lado, y lo singular real y universal concreto por otro. Estas claves están articuladas en el proceso evolutivo de la realidad en donde, como se dijo, las formas más complejas se van constituyendo a partir de las más simples y las formas anteriores reconfiguran a las posteriores.

El objeto concreto que se presenta ante el investigador como punto de partida, parece ser originario e incondicional y generador de sus propias partes pero, esa inmediatez registrada deviene como resultado de haber borrado rastros de su génesis. La recaída en la inmediatez significa pensar el ser a partir del presente y no desde el pasado. Este mecanismo transforma, por un movimiento de contragolpe, al objeto como algo que no ha sido generado. Se transforma en una estructura.

La crítica hegeliana, e la manera abstracta de concebir la identidad del objeto, aporta una noción de construcción de esa identidad que hace posible el análisis y la comprensión de la dinámica que la ha constituido, con el ingreso de la idea de contexto y de sentido de relevancia.

 

 

4.4.- El indicador como elemento más destacado de la configuración matricial.

A los elementos mencionados por Galtung como componentes de una matriz de datos: unidad de análisis, variable, resultado; se le debe agregar un cuarto elemento: los indicadores. Estos son considerados como procedimientos que se aplican a dimensiones de una variable para poder realizar su medición.

La presuposición de estructura tripartita de matriz de datos única, en donde no tiene lugar el indicador, tiene la dificultad de dejar de lado las transiciones, mediaciones y transformaciones en el proceso de investigación científica. Galtung no considera la particularidad bifronte entre procedimiento y dimensión del indicador y al reducirlo a la dimensión concibiendo a las formas de ser como directamente observables, deja de lado el rico juego de relaciones que vincula el plano de lo teórico con lo fáctico mediante la praxis humana.

De la definición de indicador se desprende que sus componentes son el procedimiento y la dimensión. La dimensión puede considerarse como un aspecto parcial de la variable independiente de otros aspectos que constituyen en conjunto un sentido total. El procedimiento tiene en cuenta las tareas que se ejecutan para llevar adelante la observación. Los procedimientos incluyen una amplia gama de técnicas de medición que desde la observación de indicios, desde lo manifiesto a lo latente lleva a la construcción de escalas, test multiitems e índices. Operando en ambos casos desde las analogías se construye el dato a partir del indicio observado, y se identifica el papel de sus atributos definitorios: la validez y la confiabilidad. La validez depende de la selección de las dimensiones en cuanto a relevancia, especificidad y sensibilidad; y la confiabilidad de la determinación del procedimiento en función de las variaciones contextuales.

Los componentes del indicador han configurado a través del tiempo distintos modelos metodológicos y comienzan a consolidarse en el esquema kantiano concebido como una solución a la problemática de sintetizar pensamiento y realidad. A través de un esquema definido como representación de procedimientos, se establecen acciones para observar la realidad con un concepto interno al observador. El concepto de procedimiento contiene, desde el punto de vista de Kant, las virtudes necesarias para vincular sensaciones y conceptos permitiendo la realización de un cartografiado matricial de distintos niveles de integración. Este cartografiado contiene un esquema indicador que fija procedimientos y establece dimensiones a partir de inferencias de orden analítico, estructural y global; y contiene a la praxis como vía media

Los indicadores son los elementos más destacados de la configuración matricial porque son mediadores entre matrices de distintos niveles de integración. Son operaciones de nivel subunitario aplicadas a las variables del nivel de anclaje. Son constituyentes básicos de las matrices de correlación ligados a la medición fundamental15. Determinar la dimensionalidad del valor de los indicadores (tanto cualitativos como cuantitativos) implica introducirse de lleno en el campo de la interpretación de lo atribuido. Esto, tanto para establecer mediante la correlación: hipótesis causales, como para determinar líneas de acción en el campo de la investigación o en el de la intervención territorial.

5.- LA MATRIZ AGENCIA: el juego rizomático de reserva de conocimientos.

Hasta aquí la referencia a lo que puede ser considerado como herramental técnico: la matriz de correlación cualicuantitativa. En el devenir de estos escritos ha sido tratada como soporte de datos de estructura binaria y se ha avanzado hacia la consideración de una terceridad que considera la importancia del valor en la interpretación de una matriz de correlación. Al hacer referencia a la importancia del indicador y de su bifrontalidad se remarcó la trascendencia de la dimensionalidad y procedimentalidad como rumbos de validez y confiabilidad. Ahora bien, cuando las condiciones de territorialidad son consideradas como derivadas de multiplicidad de perspectivas, la construcción de conocimientos debe provenir de instrumentaciones que contengan multiplicidad de sentidos. Esto es, la dimensión del indicador no debe provenir solamente de la visión científica sino y también, de la visión política y de la visión de la sociedad civil. Esto no significa abandonar la rigurosidad científica implica ponerla en un contexto

En este sentido oriento mi propio análisis desde una mirada filosófica. Es decir, desde el análisis y la elaboración de conceptos propios de una filosofía de la ciencia y la cultura que, como tal se preocupa del núcleo duro de la ciencia, pero sin aislarlo del entretejido de fuerzas en el que se produce y desarrolla16

Para intentar proceder en este sentido, es necesario encontrar instrumentaciones que validen los argumentos que enuncian la contención del saber cotidiano. La dinámica que otorga el acople de estas sabidurías “no eruditas” determina la imposibilidad de atenerse solamente a teorías y a los comportamientos normales, para construir el conocimiento desde un mundo “no normal” o conjuntos de mundos posibles. El carácter necesario y la causalidad no están en el centro de la cuestión. La sucesión de hechos, las contingencias y las emergencias demandan la utilización de lógicas no clásicas (extendidas o divergentes) para analizar el territorio e interpretar sus configuraciones.

El pensamiento y razonamiento que sustentan el conocimiento ya no son exclusivamente axiomáticos o de deducción natural, no alude a representaciones precisas y rigurosas. Los métodos aplicados para reflexionar sobre el territorio incorporan lo temporal, epistémico y deóntico de la lógica modal como lógica extendida17; y, lo intuido, lo polivalente, trivalente o borroso de la lógica divergente.

La aplicación de estas lógicas amplía el camino procedimental y le otorga validez desde un aval al concepto de razonamiento revocable. Las afirmaciones o enunciados construidos a partir de trialécticas espaciales (espacios vividos, percibidos, concebidos) o las jurídicas (doctrina, norma, usuario) alcanzan consistencia porque se admiten y reconocen creencias basadas en pensamientos contextuales y en la praxis. La terceridad, entonces, desde estas lógicas no queda excluida.

La ampliación del camino procedimental incluye de manera positiva a los prejuicios en el marco de una preconcepción que permite la superación de círculos viciosos (modelos binarios tradicionales) otorgándole a la tarea de conocer el carácter de secuencia infinita y múltiple que habilita para reconocer las estructuras objetivadas del espacio y los procesos que configuran el territorio.

Este reconocimiento se consolida con mayor fuerza cuando se trata de la utilización y transferencia de procedimientos en proyectos reales que afectan directamente y a corto plazo a las personas. Construir conocimientos para elaborar planificaciones en el territorio, por ejemplo, demanda con más exigencia una ampliación en la concepción epistemológica, ya que se trata de aplicaciones a procesos y actores verdaderos, a situaciones únicas e irrepetibles, llenas de aprendizaje sociopolíticos y metodológicos que enriquecen y transforman de continuo, las prácticas científicas. Estas se pueblan de diferentes sentidos, se agencian.

Un agenciamiento al decir de Deleuze y Guattari es un complejo de líneas en donde lo más importante es saber sobre cuáles se está parado. Siempre en primer lugar es territorial. La unidad real mínima no es la palabra, ni la idea o el concepto, ni tampoco el significante. La unidad real mínima es el agenciamiento. El enunciado siempre es producto de un agenciamiento, no de un sujeto de enunciación. Todo agenciamiento es colectivo y pone en juego poblaciones, multiplicidades, afectos, intensidades. No son solo las ideas, los elementos, los cuerpos, sino fundamentalmente la relación que se da entre ellos.18

Agenciamiento es una conexión que hace co-funcionar a los elementos, en este caso los componentes de la matriz de correlación, de múltiples maneras. No hay sujeto, siempre hay un colectivo que pone en el proceso de relación de variables poblaciones, afectos, territorios. Siempre se habla, se acciona y se piensa desde un agenciamiento que es la línea imperceptible que atraviesa las ideas, los cuerpos, los elementos en juego, es el entremedio. 19

La práctica científica surgida desde estos supuestos de epistemología ampliada, refleja una tarea de investigación-acción que combina los conocimientos científicos con los saberes de la gente. Si bien el transcurso de dicha tarea puede desenvolverse en un marco hipotético deductivo lo que marca la diferencia con el modo tradicional de construir conocimientos, es la forma de establecer dimensiones y definir procedimientos para atribuir las variables. Las dimensiones no se fijan desde la impronta exclusiva del investigador sino que se acopla el saber de todos los usuarios del territorio para establecer los niveles de cualicuantificación. La validez de la información que construye el conocimiento se extiende, se hace rizomática20

La noción de rizoma está adoptada de la estructura de algunas plantas, cuyos brotes pueden ramificarse en cualquier punto, sirve según expresiones de Deleuze y Guattari para ejemplificar un sistema cognoscitivo en el que no hay puntos centrales —es decir, proposiciones o afirmaciones más fundamentales que otras— que se ramifican según categorías o procesos lógicos estrictos.

El libro múltiple no lineal hace mapas de la realidad. El rizoma no evita el caos sin dejar por ello de establecer aquí y allá distintos órdenes casi siempre imprevisibles, nunca reversibles. Es múltiple. Lo múltiple hay que hacerlo. Y se hace quitando siempre uno, no agregando (N-1). El rizoma le sustrae la unidad a la realidad.

Lo múltiple hay que hacerlo, pero no añadiendo constantemente una dimensión superior, sino, por el contrario, de la forma más simple, a fuerza de sobriedad, al nivel de las dimensiones de que se dispone, siempre n-1 (solo así sustrayéndolo lo Uno forma parte de lo múltiple. Sustraer lo único de la multiplicidad a constituir: escribir n-1. Este tipo de sistema podría denominarse rizoma21

Para poder operar rizomáticamente hay que considerar las características del rizoma deleuziano: conexión, heterogeneidad, multiplicidad, ruptura del significante, cartografía.

Según los principios de conexión y heterogeneidad cualquier punto del rizoma puede ser vinculado con cualquier otro punto. Remite a la multiplicidad y se concatena mediante eslabones (variables) que ponen en juego codificaciones y estado de cosas. Se alimenta de la heterogeneidad y se conecta con el afuera con el contexto, con lo diferente, con lo disidente.

Considerar la multiplicidad es no subsumir lo heterogéneo en la unicidad. Es sustraer la unidad. Es incrementar la validez de las dimensiones indicadoras cuando se determinan valores a partir de multiplicidad de conexiones. Es considerar, también, que en el rizoma se presentan continuamente “líneas de fuga”.22 La unidad así existe cuando la multiplicidad es capturada por el poder del significante. La unidad es sobrecodificada.

La ruptura del significante implica decodificaciones. Los significantes codifican con la representación de lo dado. La dimensionalidad de las variables es pura representación aún las que está estandarizadas desde las normas jurídicas. Interpretar entonces el valor de la variable implica considerar las diferentes representaciones generando un proceso de desentrañamiento de códigos para construir la unidad.

.

6.- LA MATRIZ DE CORRELACIÓN CUALICUANTITATIVA. Su inclusión en proyectos de investigación.

En el marco del proyecto INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TERRITORIAL: dimensiones de la relación entre intereses científicos y demandas locales en el área de influencia de la UNLu. (1ra etapa23) se perfila la utilización de un sistema de matrices de correlación cualicuantitativa

La matriz cuantitativa se obtiene a partir de valores muestrales de correlación bivariada de todos los indicadores seleccionados. En este caso estamos ante una matriz de correlación muestral, la cual se puede obtener a partir de la matriz de varianzas y covarianzas y sus características son:

1. Es una matriz simétrica r i j = r j i, para todo i j, o también: R’=R

2. Los elementos de la diagonal toman el valor de 1, ya que r i i = 1 para todo i: 1, 2, 3, …, p.

3. R es una matriz semidefinida positiva, es decir para un vector cualquiera de números reales, x= (xl, x2, x3,…, p) se cumple que x’ R x ≥ 0.

El planteo previo de la definición de los indicadores, presentará una previa asignación cualitativa de posibles niveles (alto – medio – bajo) esperado de correlación. Esto permitirá restringir desde la interpretación de los actores un a serie de indicadores con los cuales se puede alcanzar un primer intento de explicación con los recursos disponibles.

Las matrices de correlación permitirán así, una forma de cartografiado, de mapa de múltiples entradas en donde la interpretación nunca es una copia indefinida de dimensiones y procedimientos sino, una renovada herramienta para el descubrimiento de nuevos conocimientos. Será en concreto una reserva permanente de conocimientos.

 

 

6.1.- El proyecto: diseño y propósitos

El proyecto de investigación señalado, se diseña desde una concepción que asume la producción del conocimiento como derivada de políticas científicas que se estructuran de acuerdo a dimensiones políticas y burocráticas que marcan tendencias y formas en investigación. “Estas tendencias suponen, no individualmente, sino en su interacción y combinación, una transformación en el modo de producir el conocimiento”24. Conllevan en si mismas contextos temporales y territoriales que marcan caminos a seguir, articulados en función de significaciones que generan ideas e intereses que se materializan en innovaciones. Las innovaciones se producen tanto en el campo de los resultados y aplicaciones del conocimiento, como en el de las instituciones en cuyo seno se lo gestiona y administra.

El modo de producir el conocimiento hoy por hoy, se vincula fuertemente con lo transdisciplinar, lo heterárquico y lo transitorio. Este modo que debe ser socialmente responsable y reflexivo, incluye a un conjunto de practicantes cada vez más amplio, temporal y heterogéneo que actúa sobre la base de un problema inmerso en un contexto específico y localizado. No se aplica solamente a la investigación o al desarrollo, sino que incluye además al ambiente de intereses, instituciones y prácticas que afectan al problema a resolver. Las consecuencias del problema afectan no solo a los lugares en donde se producen los conocimientos sino también a los actores que participan y a las relaciones que se establecen desde el origen hasta el análisis del rendimiento de una solución.

Los gobiernos necesitan aprender a funcionar en el contexto de aplicación y esto afecta cada vez más a las universidades. Si las universidades permanecen cerradas o ajenas a estas necesidades los actores, ya afectados por la dinámica emergente, buscarán otros canales que les permitan encontrar respuestas rápidas y concretas a sus intereses. Las Universidades deberían dejar de tener el protagonismo de antaño –ser solo agente de formación e investigación- y pasar a ser un actor más del grupo cada vez más expandido en la producción del conocimiento. La responsabilidad ya no se vincula solamente con orientar sino con adquirir la capacidad de orientarse a partir de los deseos y necesidades de la gente. Se debe comprender y establecer la permanente discusión sin caer en la inmoralidad de hablar en nombre de otro, ni proceder en la generación de estrategias para el desarrollo territorial interpretando desde el poder político o epistemológico los valores del otro.

En este sentido este proyecto inicia un proceso de investigación que en su primera etapa tendrá un carácter eminentemente descriptivo. Se tratará de caracterizar y dimensionar la relación entre avance de la construcción del conocimiento en los distintos departamentos de la UNLu y la resolución de problemáticas locales. Para ello la secuencia de procedimientos de indagación se vinculará con:

 

• El desarrollo territorial como ámbito de investigación y producción de conocimiento.

 

• la configuración territorial del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján (ver cuadro y mapa 1).

 

• los intereses y demandas de los distintos sectores de la sociedad involucrada.

 

• los proyectos de investigación desarrollados en la UNLu. desde 1995.

 

• las ideas que actuaron como mapas de rutas para la definición de las políticas de investigación de la UNLu.

 

• la relación entre intereses de la comunidad e ideas que perfilaron los proyectos de investigación de la UNLu en la última década.

 

Se aprovechará el acopio de información vinculada con los proyectos de investigación desarrollados en la UNLu para revisar también el nivel de correspondencia con lo establecido en el plan estratégico nacional de mediano plazo en ciencia, tecnología e innovación y con los Indicadores de ciencia y tecnología interamericana / iberoamericana.

Cuadro 1: Partidos del Área de Influencia de la Universidad Nacional de Luján25

Sede Central

Partidos al Oeste

Partidos al Este

Partidos al Norte

Partidos al sur

Luján

Mercedes

Gral. Sarmiento

E. de la Cruz

Marcos Paz

San A. de Giles

Merlo

Campana

Gral. Las Heras

San A. de Areco

Moreno

Zárate

Navarro

Suipacha

Morón

Escobar

Carmen de Areco

Gral Rodríguez

Pilar

Chivilcoy

San Martín

Pergamino

Chacabuco

San Fernando

Salto

Vicente López

9 de Julio

 

 

 

Mapa 1: Partidos del Área de Influencia de la Universidad Nacional de Luján

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Partido de Luján (Sede Central UNLu. Punto nodal)

Partidos del área de influencia

 

6.2.- El proyecto: metodología y marco de las matrices de correlación

Sobre la base de los objetivos propuestos y de los sentidos abordados en el punto anterior, lo que se plantea en torno de la investigación y el desarrollo territorial tiene como inicio del proceso de indagación la necesidad de redefinición del rol de las universidades en su responsabilidad con su entorno socio territorial.

Los interrogantes

Se manifiestan aquí como interrogantes/ problemas de conocimiento las siguientes cuestiones:

 

• ¿es la universidad generadora de conocimientos susceptibles de mejoras en función de su aplicabilidad para la resolución de problemas?

 

 

• ¿debe la universidad, estar en permanente interrelación con su entorno, evitando disociaciones y nutriéndose del saber empírico existente?

 

• ¿debe atender la universidad las necesidades del contexto social o solo de las personas que acceden a ella?26

 

• ¿pueden contribuir los conocimientos producidos en la universidad con el desarrollo territorial?

 

Las variables

Para resolver estos problemas de conocimiento se estructura el procedimiento metodológico desde las variables generales:

 

• la configuración territorial del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján.

 

• los intereses y demandas de los distintos sectores de la sociedad involucrada por el área de influencia.

 

• las ideas que actuaron como mapas de rutas para la definición de las políticas de investigación de la UNLu.

 

A partir de un diseño descriptivo se tratará de definir en primer lugar el comportamiento de las variables señaladas. A posteriori y en un avance de diseño correlacional se tratará medir el grado de relación que existe entre ellas. Del grado de la correlación y de su signo positivo o negativo se desprenderán luego los problemas reales (de vinculación entre investigación y desarrollo territorial) y las posibles hipótesis sustantivas. Ese será el punto final de la indagación en la primera etapa y un posible inicio de indagación explicativa.

Para iniciar esta primera etapa del proceso de indagación, se determinarán dimensiones de observación y planos concretos de medición en cuanto a:

 

• la configuración territorial del área de influencia de la Universidad Nacional de Luján.

 

1. delimitaciones jurídico-territoriales

 

2. condiciones de espacialidad

 

3. composición y dinámica de la población

 

4. sectores de la producción

 

5. sistemas de transporte

 

6. Identificación de problemas.

 

• los intereses y demandas de los distintos sectores de la sociedad involucrada por el área de influencia

 

1. de las organizaciones no gubernamentales

 

 

2. de las sociedades intermedias

 

3. de las cámaras de comercio e industria

 

4. de las instituciones de gobierno

 

• las ideas que actuaron como mapas de rutas para la definición de las políticas de investigación de la UNLu. generadas en

 

1. reparticiones del rectorado

 

2. dependencias de los departamentos

 

3. iniciativas individuales y de conjunto de los investigadores

 

y vinculadas con:

 

4. planes de gobierno nacional

 

5. modelos internacionales

 

6.3.-Las técnicas de recolección de datos

Las técnicas para la recolección de datos que atribuirán las variables se vincularán con:

 

􀂙 Manipulación de información preferentemente secundaria (datos estadísticos provinciales y nacionales, informes y registros municipales) con análisis e interpretación de imágenes satelitales y construcción de mapas temáticos/partido, para la configuración del territorio y detección de problemas.

 

􀂙 Entrevistas profundas intencionales a personajes claves, y realización de cuestionarios por muestreo probabilístico en los distintos ámbitos de la sociedad organizacionada y de gobiernos para perfilar intereses y demandas.

 

􀂙 Entrevistas profundas intencionales a responsables de áreas de investigación y directores de programas de la UNlu, y realización de cuestionarios por muestreo probabilístico a investigadores de los distintos departamentos de la Universidad para detectar ideas que perfilaron las políticas de investigación.

 

 

􀂙 Recopilación de información e inventariado de proyectos realizados en la UNLu. desde 1995.27 por departamentos.

 

􀂙 Cotejo de vinculación entre los proyectos de investigación de la UNLu. y las áreas prioritarias establecidas por la Secretaria de Ciencia Tecnología e Innovación

 

􀂙 Elaboración de tabla de registros de indicadores de ciencia y tecnología.

 

􀂙 Elaboración de matrices de correlación cualicuantitativa entre conocimiento construido e indagación planificada, configuración del territorio y demanda e intereses de la comunidad involucrada por el área de influencia de la UNLU.

 

􀂙 Elaboración de matrices de correlación cualicuantitativa entre propuestas de investigación de la UNLu y lo establecido en el plan estratégico nacional de mediano plazo en ciencia, tecnología e innovación, y con los Indicadores de ciencia y tecnología interamericana / iberoamericana

 

La iconografía resultante (gráficos- diagramas- esquemas-matrices-mapas) estará directamente relacionada con la significación de cada dato obtenido.

La elaboración de las matrices de correlación implicará, en el marco del proyecto de investigación, el paso de un proceso interpretativo a un estudio de tipo explicativo. El proceso hermenéutico28 deviene transitoriamente deductivo. La definición cualitativa a priori de la intensidad de las correlaciones permitirá volver a la interpretación de las ideas puestas en juego por el equipo de investigación y optimizar las tareas de la investigación en su conjunto. Permitirá desechar variables hacia el estudio contextual y precisar la necesidad de una correlación bivariable o, como resultado de la primera etapa de la matriz puede derivarse la necesidad de una correlación multivariada. Se trabaja de esta manera una técnica considerada de descripción para transformarla en una herramienta de toma de decisiones tanto en el campo profesional como en el académico.


7.- BIBLIOGRAFÍA.

-BARNES T. J. Probable writing, Derrida, deconstruction and the quantitative revolution in human geography. En Environment and Planning, London, Pion, 1994. Vol 26.

-BARNES, T. J. Logics of dislocation. Models, metaphors, and meanings of economic space. London, GUILFORD, 1996.

-BARRIGA, O La geometría del espacio social: una forma de superar la brecha entre el número y la palabra, I Foro de Metodología de las Ciencias sociales, Centro Interdisciplinario de Metodología de las Ciencias Sociales, Facultad de Humanidades – UNLP, 2006

-CANALES, A. La evolución del trabajo académico y el reto de su implementación. En H. Muñoz (comp.), Universidad: política y cambio institucional, México, Centro de Estudios sobre Universidad. 2002.

-COMESAÑA. J.M, Lógica informal, Buenos Aires, EUDEBA, 2001.

-CHANGEUX, J. y RICOEUR, P., La naturaleza y la norma. Lo que nos hace pensar, México, FCE, 2001.

-DA COSTA PEREIRA, N., Propuesta metodológica para un trabajo de indagación con los “otros”: Apuntes para una reflexión en el aula, Apuntes para el desarrollo de las asignaturas, División Geografía, Dpto. de Ciencias Sociales, UNLU, 2007

-DA COSTA PEREIRA N. PROCEDIMIENTOS DE ORDENACIÓN AMBIENTAL DEL TERRITORIO Replanteos y propuesta metodológica para la construcción de normativas de ordenamiento desde la gestión asociada. Tesis de Maestría UNLa, 2005.

-DA COSTA PEREIRA, N; CAJIGA LLERA, M. Y LYNCH, G.-Metodología de la investigación y producción científica: apuntes de trabajo. Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Secretaría de Políticas Universitarias. Universidad Nacional de Luján, 2003

-DA COSTA PEREIRA, N. TANCREDI, E. y TUIS, C: "Apuntes para una reflexión sobre el proceder científico" Anuario de Geografía 2002-2003" Departamento de Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Luján. Secretaría de Bienestar y Extensión Universitaria. Luján ,2004

-DA COSTA PEREIRA, N. y MARTINEZ J. A.. La Geografía y el proceso de construcción del conocimiento: el devenir experiencia-teoría y el rescate de la analogía y la abducción. En IX Jornadas Cuyanas de Geografía. Mendoza, IX JCG, 2002.

-DA COSTA PEREIRA, N. y MARTINEZ J. A.. Leyes y números, lógica y ética. Aspectos clave del pensamiento geográfico actual. En VIII Encuentro de Geógrafos de A.Latina. Santiago, VIII EGAL, 2001.

-DELEUZE, G. y GUATTARI F. El Antiedipo. Capitalismo y Esquizofrenia. Barcelona, Paidos, 1985. -DELEUZE, G. y GUATTARI F. Mil Mesetas. Capitalismo y esquizofrenia II. Valencia, Pretextos, 1988.

-DERRIDA, J.,Carta a un amigo japonés, Traducción de Cristina de Peretti, en “El tiempo de una tesis: Deconstrucción e implicaciones conceptuales”, Proyecto A Ediciones, Barcelona, 1997

-DIAZ E, Entre la tecnociencia y el deseo. La construcción de una epistemología ampliada, Buenos Aires, Biblos, 2007.

-DOEL M. A hundred thousand lines of flight, a machinic introduction to the nomad thought and the scrumpled geography of Gilles Deleuze y Felix Guattari. En Environment and planning D, London, Pion, 1996, Vol. 14.

-DOEL, M. : Qualified quantitative geography. En Environment and Planning D. London, Pion, 2001. Vol 19.

-FOUCAULT, M. Arqueología del saber. Mexico, Siglo XXI, 1980.

-FOUCAULT, M., Defender la sociedad, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica. 2001

-FOUCAULT, M., La hermenéutica del sujeto, Buenos Aires, FCE, 2002.

-FOUCAULT, M. Seguridad, territorio, población, Buenos Aires, FCE, 2006.

-GALTUNG, J. Teoría y método de la investigación social, EUDEBA, 1978,

-GIBBONS, M. Y otros (1997) La nueva producción del conocimiento Ed. Pomares- Corredor. Barcelona.

-HAMMOND R. y McCULLAGH P. Técnicas Cuantitativas en Geografía. Madrid, SALTES,1976.

-HARVEY, D. La condición de la postmodernidad. Investigación sobre los orígenes del cambio cultural. Buenos Aires, Amorrourtu, 1998.

-HARVEY, D. Teorías, leyes y modelos. Madrid, ALIANZA, 1983.

-HEMPEL C., Fundamentos de la formación de conceptos en ciencia empírica, Madrid, alianza, 2000.

-HERNANDEZ SAMPIERI, R., Metodología de la Investigación, Mc Graw Hill, México.2006

-KORNBLIT, A. Metodologías cualitativas en ciencias sociales, modelos y procedimientos de análisis, Biblos, Buenos Aires, 2004

-MARTÍNEZ J.A. La medición territorial. El concepto de línea de fuga aplicado al transporte urbano. Una lectura desde la geografía económica. Tesis de Maestría. Lanús, UNLA, 2005.

-MOLINA DE BUONO,G. Y FURLANI DE CIVIT,M., Teoría, método, práctica.Proceso metodológico para la toma de decisiones en un territorio local, Zeta-editores, Mendoza.2005

-PALAU, G, Introducción filosófica a las lógicas no clásicas, Buenos aires, EUDEBA.2002

-Rofman A, (comp.), Universidad y desarrollo local. Aprendizajes y desafíos, Universidad Nacional de General Sarmiento-Prometero- libros, 2006

-SAMAJA, J., (1999) Epistemología y Metodología, Buenos Aires, Eudeba,

-SAMAJA, J., Para una mirada panorámica del proceso de investigación, Lanús, Apuntes de cátedra, Maestría en metodología de la Investigación Científica, 2000.

-SAMAJA, J. Semiótica y dialéctica. Seguido de la Lógica Breve de Hegel, Buenos Aires. Episteme. 2000

-SANTARELLI DE SERER, S Y CAMPOS M. Corrientes epistemológicas, metodología y prácticas en Geografía: propuestas de estudio en el espacio local. Departamento de Economía. Universidad Nacional del Sur. Bahía Blanca. 2002.

-SAUTU, R., Práctica de investigación cuantitativa y cualitativa. Articulación entre la teoría, los métodos, las técnicas, Lumiere, Buenos Aires, 2007

-SIERRA BRAVO R. Técnicas de Investigación social. Madrid, PARANINFO, 1991. -SMITH, D., Geography and ethics: a moral turn? en Progress in Human Geography 21.1, Londres, Arnold, 1999.

-SOJA, E. Thirdspace. Blackwell Publishers. Oxford, 1996.

-SOJA, E. Geografías Pós-Modernas, Río de Janeiro,J.Zahar Ed.,1989.

-YEATES, M. An introduction to quantitative analyse in Human Geography. Collin Blackwell, London, 1974.

-VASILACHIS, I . Estrategias de investigación cualitativa, Gedisa, Buenos Aires, 2007

 

 

1Proyecto: Investigación y desarrollo territorial: dimensiones de la relación entre intereses científicos y demandas locales en el área de influencia de la Universidad Nacional de Luján.

El equipo además es responsable del área de Teoría y Metodología de la Geografía y tiene a cargo las asignaturas: Introducción a la Investigación Ambiental, Teoría y Método de la Geografía. Técnicas Cuantitativas en Geografía, Técnicas Cualitativas de Investigación y Análisis Espacial de las carreras Prof. en Geografía, Lic. en Geografía y Lic en Información Ambiental del Departamento de Ciencias Sociales de la UNLu.

2 Codificación es un concepto tomado de Deleuze (1998) y aplicado a la geografía en: MARTÍNEZ J. A. La medición territorial. El concepto de línea de fuga aplicado al transporte urbano. Una lectura desde la geografía económica. Tesis de Maestría. Lanús, UNLA, 2005.

3 Samaja, J. Semiótica y dialéctica. Seguido de la Lógica Breve de Hegel, Buenos Aires. Episteme. 2000

4 Deleuze, G.

5 En tal sentido puede consultarse a Harvey D. HARVEY, D. La condición de la postmodernidad. Investigación sobre los orígenes del cambio cultural. Buenos Aires, Amorrourtu, 1998., también SOJA, E. Geografias Pós-Modernas ,Río de Janeiro,J.Zahar Ed.,1989.

6 El concepto de deconstrucción es tomado de Barnes , T. J. Logics of dislocation. Models, metaphors, and meanings of economic space. London, GUILFORD, 1996. Puede revisarse para ampliación de concepto en Derrida, J.,Carta a un amigo japonés, Traducción de Cristina de Peretti, en “El tiempo de una tesis: Deconstrucción e implicaciones conceptuales”, Proyecto A Ediciones, Barcelona, 1997, pp. 23-27. Edición digital de Derrida en castellano

7 Soja, E., El tercerespacio. Ampliando el horizonte de la geografía, en “Geográficos”, N° 8, 2° semestre. 1997.

Guattari, F. El Anti-Edipo. Capitalismo y esquizofrenia . Barcelona. Paidos. 1998

8 Galtung, J. Teoría y método de la investigación social ,EUDEBA, 1978, tomo II, capítulo 1.

9 En Hempel C., Fundamentos de la formación de conceptos en ciencia empírica, Madrid, alianza, 2000.

10 Hempel op.cit: 2000:56

11 Samaja, J., Para una mirada panorámica del proceso de investigación, Lanús, Apuntes de cátedra, Maestría en metodología de la Investigación Científica, 2000:29.

12 Se toma, para ejemplificar, variables utilizadas en el proyecto de investigación de referencia en esta ponencia

13Samaja, J., Epistemología y Metodología, Buenos Aires, Eudeba, 1999, Parte II :117.

14 Samaja , J. Epistemología y Metodología ,t. Parte III :179

15 En el sentido establecido por Hempel, citado en puntos anteriores

16 Díaz E, Entre la tecnociencia y el deseo. La construcción de una epistemología ampliada, Buenos Aires Biblos, (2007: 24)

17 A través de estas estructuras podemos representar además, no sólo el conocimiento particular de cada actor, sino también el conocimiento de grupo, común o distribuido de un determinado grupo de actores que pertenecen al conjunto de actores que han sido asociados al modelo territorial sobre el que se trabaja. Los primeros trabajos sobre razonamiento acerca del conocimiento fueron escritos por von Wright (1951), pero fue J.Hintikka (1962) quien puso de manifiesto por primera vez la relevancia de lógicas diferenciadas. Sin duda estas dos aportaciones, junto con las de Kripke han constituido una fuente de referencia para los trabajos posteriores sobre lógica modal epistémica. Pero debemos recordar también a Lewis (1969), un autor en el que otros como Halpern y Moses (1990) vieron un precedente de su desarrollo formal sobre la noción de conocimiento común y conocimiento distribuido. Todas estas cuestiones han sido recogidas en trabajos más recientes como R.Fagin, J.Y.Halpern, Y.Moses, M.Y.Vardi (1995) y Huth, M., Ryan, M. (2000). Esto se puede revisar en Da Costa Pereira N. GEOGRAFÍAS DE LO COTIDIANO. Visibilidades y contención de territorios vividos desde el resguardo de una epistemología ampliada, UNla, Departamento de Humanidades, 2007.

18 La relación entre agenciamiento, territorio y variables está desarrollada en-DELEUZE, G. y GUATTARI F. Mil Mesetas. Capitalismo y esquizofrenia II, Valencia, Pretextos, 1988.: 89/103 y 322/353

19 La noción de agenciamiento puede vincularse con la noción de “dispositivo” enunciada por Michel Foucault ( Arqueología del Saber) que opera sobre lo real. Dispositivo (imaginario colectivo) que guía las prácticas sociales y se materializan en territorios.

20 Un ejemplo de instrumentación concreta de este proceder se ha ensayado en un trabajo de tesis de postgrado: Da Costa Pereira N. PROCEDIMIENTOS DE ORDENACIÓN AMBIENTAL DEL TERRITORIO Replanteos y propuesta metodológica para la construcción de normativas de ordenamiento desde la gestión asociada. UNLa, 2005.

21 El conocimiento rizomático esta desarrollado en Deleuze G. y F.Guattari (1988),op.cit: 9/29 y 515/16.

22 Si bien la noción de línea de fuga atraviesa todo DELEUZE, G. y GUATTARI F., El Antiedipo. Capitalismo y Esquizofrenia, Barcelona, Paidos, 1985.puede encontrarse una síntesis del mismo en Deleuze y F.Guattari (1988), op. Cit:.513/519.

23 Para el entendimiento y utilización práctica, se entiende que Área de influencia universitaria refiere a los atributos de funcionamiento que caracterizan a una institución pública de educación superior por: su estructura física y orgánica, su ordenamiento legal y su impacto en el territorio. El territorio entendido como el entorno social y espacial que utiliza la institución para el ejercicio y desarrollo de sus funciones universitarias (para este trabajo de delimitación la referencia es al territorio real y no al territorio virtual).

24 Gibbons, M. y otros La nueva producción del conocimiento Ed. Pomares- Corredor. Barcelona. 1997:11.

26 Se replica aquí en forma de interrogantes visiones expuestas en: Tauber, F. Y Delucchi, D. (2005) El rol de la universidad en la asistencia para el desarrollo local, en Rofman A, (comp.), Universidad y desarrollo local. Aprendizajes y desafíos, Universidad Nacional de General Sarmiento-Prometeo- libros.

27 Se toma como punto de partida el año 1995 debido a que en un recorrido previo se observó que la mayor información obrante en los distintos departamentos es a partir de esa fecha.

28 El texto en este caso estará constituido por las matrices de correlación

 

Ponencia presentada en las X Jornadas Cuyanas La geografía frente a la necesidad de integrar territorios y voluntades, realizadas en Mendoza, Argentina entre el 28 y el 31 de mayo de 2008.