Inicio > Mis eListas > gibralfaro > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 811 al 817 
AsuntoAutor
03/80 Narrativa Br GIBRALFA
04/80 Narrativa Br GIBRALFA
05/80 Paisajes Int GIBRALFA
06/80 Paisajes Int GIBRALFA
07/80 Paisajes Int GIBRALFA
08/80 Paisajes Int GIBRALFA
09/80 Personajes GIBRALFA
 << 10 ant. | -- ---- >>
 
GIBRALFARO
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1247     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: 17/79 Desde mi Atalaya «El poder, sus noticias y alg unas de sus razones» por Kepa Uriberri
Fecha:Viernes, 27 de Septiembre, 2013  12:54:22 (+0200)
Autor:GIBRALFARO.uma.es <edijambia @.....com>

«El poder, sus noticias y algunas de sus razones» por Kepa Uriberri- Gibralfaro - Universidad de Málaga

 

  

  

N.º 79

ENERO-MARZO 2013

17

   

  

  

  

  

  

  

EL PODER, SUS NOTICIAS

Y ALGUNAS DE SUS RAZONES

  

Por Kepa Uriberri

  

  

  

D

icen que las noticias nunca se dan de a una en una. Siempre se presentan en oleadas. Ahora parece que le tocó el turno a la ola del poder, a los caudillos, a los guías, los que quieren, o no tanto, mover y dirigir la opinión y actos de las gentes.

Dicen que Hugo Chávez habría pedido ayuda, porque no quería morir. Quizás no tenía suficiente fe en haber consolidado una doctrina. A poco andar, Joseph Ratzinger abdica de la conducción de la iglesia que dirigía bajo el nombre de Benedicto XVI por razones completamente opuestas. La doctrina de la Iglesia está consolidada desde casi dos milenios, pero Benedicto no fue capaz —o no se sentía capaz— de hacerla prevalecer sobre el poder terrenal que acompaña al dinero o por encima del hedonismo desviado que ha provocado el precepto rígido del celibato.

A estas dos se añade ahora la elección del primer pontífice jesuita, latinoamericano, de nombre Francisco, argentino e hincha de San Lorenzo de Almagro. Y llego hasta la preferencia deportiva no por festinar y frivolizar al nuevo pontífice, sino para dejar una puerta abierta a ese aspecto de las reflexiones a que me ha llevado este nudo de noticias, sobre las que el grueso de la gente opinante argumenta con exquisita frivolidad.

No quisiera meterme a analizar la revolución bolivariana de Chávez, de la que soy escéptico. Sí he analizado la doctrina y los dogmas de la Iglesia Católica, porque nací y fui criado en esa cultura; más aún, fui creyente hasta que la sola fe no fue suficiente. Entonces, al incorporar la razón para creer y el análisis para explicar la fe y los conceptos que debía aceptar como axiomas, no me fue suficiente y sólo quedó la institución. Aquella que Francisco Papa teme que se transforme en una Oenegé de caridad. Al llegar a ese punto, decidí dejar la institución porque me resultaba tan inútil como pertenecer al Club de la Unión de la Aristocracia.

  
              

              
 

El verdadero caudillo debe saber traicionarse a sí mismo, y entregar su traición al pueblo como una nueva verdad estabilizadora. Quizás esa es la sabiduría que este caudillo fue a buscar a Cuba.

 
  

El fervor del pueblo venezolano por la muerte de Chávez puedo compararlo con el que produjo la elección del papa Francisco y, quizás, con el estupor por la renuncia de Benedicto. No obstante que unas y otras provienen de sentimientos básicos de las gentes, estos son de naturaleza aparente muy diversa. Unos nacen de la congoja fanática ante la desaparición del prócer conductor que ha producido un cambio social percibido por muchos como un progreso y una distribución más justa de los bienes sociales. Otra gran cantidad de gente, ahora más silenciosa, opina lo contrario.

Comoquiera que sea, la mirada de Chávez pretendía ser hacia el cambio y el progreso, a pesar de que algunos de los signos que eligió podrían ser vistos como contrapuestos. Así, por ejemplo, la idea de una gran nación unitaria y bolivariana, asaz de vaga en el ideario de Chávez, sólo apelaba a la idea antigua, caduca y fracasada de la gran unidad americana. Esta sería una mirada regresiva y en ningún caso progresista. Sólo elige un signo proyectivo en la utopía bolivariana, útil sólo para proponer un sentido a su revolución.

Sin embargo, cualquier proyecto político de largo alcance requiere de una doctrina que institucionalice la revolución que lo pone en marcha. Esta es, siempre, la gran paradoja de toda revolución: el cambio que instaura debe ser institucionalizado y, por tanto, la fuerza progresiva debe ser detenida para conservar los logros del movimiento.

El verdadero caudillo debe saber traicionarse a sí mismo, y entregar su traición al pueblo como una nueva verdad estabilizadora. Quizás esa es la sabiduría que este caudillo fue a buscar a Cuba. Fidel, cuando el Che Guevara le propuso profundizar y mantener el estado de revolución, que él debía ya consolidar, mandó al idealista argentino a continuar la revolución al continente, donde se inmoló por su proyecto.

[...]

  

  
             
             
  

  

  

    

KEPA URIBERRI nace en un invierno austral, en Santiago de Chile, a mediados del siglo pasado, con un nombre diferente. A comienzos del actual, empieza a escribir, así como se llega a una fiesta a la que no se ha sido invitado. Para no ser notado, oculta su nombre real con uno ficticio, que el destino, quizás por broma, lo ha ido convirtiendo en verdadero. Hoy, cuando escribe, y quizás para siempre, ha llegado a ser Kepa Uriberri.

No ha cultivado honores, ni títulos, ni reconocimientos excepto el agrado de ser leído por algunos pocos en su literatura abierta y gratuita, depositada en la gran red universal.

Hoy en día se le puede leer en «PeregrinosysusLetras.com», «Adamar.org», «Pluma y Tintero» y otros eventuales. «NaranjaPlatano.com» y «Kepa.tcmsoft.com» son sus sitios propios de libre expresión.

   

   

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral de Cultura. Año XII. II Época. Número 79. Enero-Marzo 2013. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2013 Kepa Uriberri. © Las imágenes, extraídas a través del buscador Google de diferentes sitios o digitalizadas expresamente por el autor, se usan exclusivamente como ilustraciones del texto, y los derechos pertenecen a su(s) creador(es). Edición en CD: Diseño Gráfico y Maquetación: Antonio M. Flores Niebla. Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2013 Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga.