Inicio > Mis eListas > extraterrestres > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 81 al 100 
AsuntoAutor
Una sencilla oraci José Gar
A los gobernantes José Gar
A los habitantes d José Gar
Tiempo de Navidad. José Gar
Tiempos finales. José Gar
MI PRIMER OVNI DEL Guillerm
SE ROMPIO SU MONIT GAMETRON
Tiempo de Apocalip José Gar
La verdad adultera José Gar
Re: Tiempo de Apoc José Gar
RE: Tiempo de Apoc Jose Par
Re: Tiempo de Apoc José Gar
Quiere poner en re Next-Byt
Asunto: Congreso M Jose Par
LA CRUZ EN EL CIEL José Gar
RE: Su pagina web javier g
Re: RE: Su pagina José Gar
CIELO NUEVO Y TIER F.G.
COMUNICADO DE LA J F.G.
hi Julio
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Extraterrestres.com
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 82     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[extraterrestres] A los gobernantes de la Tierra.
Fecha:Domingo, 1 de Diciembre, 2002  04:17:54 (+0100)
Autor:José García Álvarez <JOGALVAREZ @.....es>

En su día, a los dirigentes de la Tierra, de parte de los Mentores Siderales, les fue enviado este mensaje de advertencia.
Un fraterno saludo.
José García Álvarez
 
 
A LOS GOBERNANTES DE ESTE PLANETA
 

¡Vuestra responsabilidad es grave, muy grave! Si gran parte de los hombres de la Tierra se ven reducidos a vivir en el sufrimiento y renunciar a la vida por miseria y hambre, la culpa es vuestra, de vuestra costumbre egoísta de gobernar, de vuestro hipertrofiado orgullo de dominar con espíritu de odio, de venganza, de destrucción y de muerte.

¡Pedid, pedid consejo a vuestros consejeros! ¡Pedid consejo sobre cómo luchar contra la santa ira de Dios! ¡Pedid, pedid, insensatos e inconscientes!

Nosotros os decimos: no tendréis paz, no tendréis salvación, no tendréis descanso, ni en vida ni después de muertos.

Nosotros os decimos todavía: todos los ejércitos del mundo nada podrán contra  un solo Ángel de Dios, radiante de celeste potencia y de Justicia Divina. ¡La derrota de vuestro miserable orgullo será dura y sin piedad! Podéis reiros de este comunicado, pero os aseguramos que lloraréis, lloraréis eternamente y eternamente os revolcaréis en la desesperación y el dolor ¡sin poder alcanzar la salvación de Dios!

Ciertamente os daréis cuenta cuando sentiréis el gravoso peso del juicio divino, pero entonces, os decimos, será demasiado tarde, un arrepentimiento que nunca os podrá salvar de las penas que habéis merecido. El tiempo aprieta, aprieta cada vez más, y el milagro que debería salvaros aparece siempre más pálido y lejano. No queréis todavía entender que sólo la paz y la justicia entre todos los hombres de la tierra, y el Amor entre los unos y los otros, son los únicos resortes que pueden edificar el gran milagro.

No queréis absolutamente comprender que vuestra autoridad proviene primero de Dios y luego de los hombres, y en función de aquellas leyes que deben unir las almas, para la evolución de toda la humanidad en los derechos y deberes con justicia, amor fraterno y en santa paz con la suprema voluntad de Dios. Debéis deponer las armas, debéis para siempre abrazaros todos en paz y en fraternal concordia, con alegría en las almas y corazones. ¡Debéis todos trabajar por el bien y sólo por el bien, producir para la paz y sólo para la paz! Este es vuestro primer deber ante Dios y ante los hombres presentes y pasados.

¿Quiénes somos nosotros que os enseñamos este camino? ¿Qué os importa a vosotros el saber quiénes somos y de dónde venimos? ¡Es necesario que comprendáis lo que os decimos, el porqué os lo decimos y la ansiedad con que os lo comunicamos! ¡La justicia divina es lenta e inexorable, detened su castigo! Parad la fuerza del derecho divino con el cumplimiento de vuestros justos deberes y el milagro podrá verificarse.

Del Cielo a la Tierra, de la Tierra a vosotros, gobernantes de los pueblos de este mundo.

                                                          Asthar, Argum, Ithacar