Inicio > Mis eListas > ept-venezuela > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3901 al 3920 
AsuntoAutor
Primera Infancia =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?Ayudar_a =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?Educaci= EPT-Vene
Soraya El Achkar: EPT-Vene
Recuperar la confi =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?La_escue =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?La_infor =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?Las_preg EPT-Vene
=?UTF-8?Q?Re=3A_=5 Mariano
Proponen aprobar b EPT-Vene
Retroceder: Propon =?utf-8?
RE: Retroceder: Pr =?utf-8?
=?utf-8?Q?RE:__?= =?utf-8?
=?UTF-8?Q?Tenemos_ =?UTF-8?
matizando lo que d Alex Fer
Re: matizando lo q Mariano
Re: matizando lo q Olga Ram
Re: matizando lo q Lucio Se
Los cuatro pilares =?UTF-8?
=?UTF-8?Q?10_Busca EPT-Vene
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
EPT-Venezuela
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3973     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ept-venezuela] Los cuatro pilares Delorsianos, las cinco mentes de Gardner y los siete saberes de Morin
Fecha:Lunes, 27 de Octubre, 2014  17:29:20 (-0430)
Autor:=?UTF-8?Q?Jorge_Emilio_Ca=C3=B1izalez_Gonzalez?= <jorgeemiliocg @.....com>

Los cuatro pilares Delorsianos, las cinco mentes de Gardner y los siete saberes de Morin

 
Compartir en facebook

Viejos y nuevos paradigmas para humanizar la Educación del futuro
Gr√©gory Alfonso Garc√≠a Mor√¡n. Colombia. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Cient√≠fica.¬†
Gr√©gory Alfonso Garc√≠a Mor√¡n.¬†M√©dico, educador, intelectual, investigador y autor literario.¬†Profesor Experto Gen√©tica, Bioqu√≠mica, y Biolog√≠a Celular y Molecular.¬†Profesor Experto Farmacolog√≠a-Terap√©utica.¬†Coordinador y Profesor C√¡tedra Historia de la Medicina y Cultura M√©dica.¬†Facultad de Medicina, Fundaci√≥n Universitaria S√¡nitas. Miembro Instituto de Investigaci√≥n, Grupo Medicina Translacional, Fundaci√≥n Universitaria S√¡nitas-Cols√¡nitas (Bogot√¡, DC. Colombia).

Prolegómenos

¬¡La Educaci√≥n siempre ser√¡ el tema en cuesti√≥n!¬†Cunde la duda si en este momento vamos por buen camino o si hay una concreta y evidente necesidad de hacer cambios hacia futuro.¬†

Aparentemente hoy en los albores de la Globalizaci√≥n, de la Sociedad de la Informaci√≥n y del Conocimiento, de la era digital -lo binario, lo digital, la web, la inform√¡tica, la telem√¡tica-, y el nadir del Siglo XXI, la gran mayor√≠a de los que somos contempor√¡neos y coterr√¡neos de y en la Gaia (‚ÄúUn punto azul p√¡lido‚ÄĚ, tema y t√≠tulo de un libro del f√≠sico Carl Sagan), aquellos que nacimos en lo que se acepta arbitrariamente como la transici√≥n entre un segundo y un tercer milenio, nos es perceptible e intelectivo el haber llegado plausiblemente a una cierta c√ļspide de desmedro cient√≠fico, incluso con cierto atrevimiento hablamos que como especie(Homo sapiens sapiens), tenemos el potencial de trabajar y modificar la materia y la energ√≠a, en √≥rdenes de potencias de 10 mucho m√¡s por debajo de lo que es la escala de lo que es aparentemente el rango de lo humano, y es entonces que envalentonadamente vociferamos sobre lo nuclear, lo at√≥mico, lo molecular, lo celular, lo nanosc√≥pico, lo mesosc√≥pico‚Ķetc.¬†No obstante, la discusi√≥n en s√≠ misma sobre la naturaleza de lo trascendental, de lo referente al¬†nos, de lo relacionado a los habitantes de la¬†antroposfera, sigue siendo punto de pugna e ignorancia, de la que solemos con cierta sinverg√ľencer√≠a no escamotear en elogios acad√©micos e intelectuales, para ocultar nuestra perplejidad ante ello o dejamos tales discusiones a dioses m√≠ticos y musas, pero lo cierto es que como especie nos aproximamos hoy mucho m√¡s a la raz√≥n misma de la f√≠sico-qu√≠mica de nuestro universo, pero en igual forma pareciera que nos alej√¡ramos de la realidad humana, de la realidad de estos entes no s√≥lo biol√≥gicos(biosfera) que somos, sino con una esfera virtual, de lo ps√≠quico, de lo social, es decir la¬†Noosfera¬†de la cual teoriz√≥ inicialmente el fil√≥sofo cosmista ruso Vladimir Ivanovich Vernadsky y posteriormente el fil√≥sofo y te√≥logo franc√©s Pierre Teilhard de Chardin).

Lo cierto, es que los que estamos involucrados en la gesti√≥n del conocimiento -educadores, investigadores, l√≠deres educativos y los estados-, debemos concertar en correlato a c√≥mo queremos el futuro.¬†Se debe debatir la din√¡mica de la Informaci√≥n, la Comunicaci√≥n, la Educaci√≥n y el Conocimiento, desde propuestas que encierren las perspectivas aunadas del pensamiento¬†sist√©mico y desde el pensamiento complejo.¬†Hoy resulta ser una verdad que la Educaci√≥n deber√¡ afianzarse y a la vez perseguir el amor, la √©tica, la creatividad y la espiritualidad, pero si se es holista y debemos serlo, pues contextualizemos esta din√¡mica en la Fenomenolog√≠a de la Educaci√≥n, donde confluyen precisamente estos 4 gigantes inermes que nos ganan todas las batallas cuando ‚Äúintentamos objetivarlos‚ÄĚ, y en objetivarlos, monoconceptuarlos y pragmatizarlos, ha estado quiz√¡s el error fatal.¬†La Educaci√≥n sigue siendo ese anatema, para el cual a√ļn no tenemos f√≥rmulas v√¡lidas, quiz√¡s es de las tem√¡ticas de lo humano, sobre la cual se han propuesto m√¡s alternativas te√≥ricas y/o pr√¡cticas -t√©cnicas, tecnolog√≠as, metodolog√≠as y modelos-, han surgido corrientes y m√¡s corrientes filos√≥ficas, estrategias pedag√≥gicas, epistemol√≥gicas, psicol√≥gicas, teol√≥gicas, sociol√≥gicas o antropol√≥gicas‚Ķ yo auguro que seguir√¡ siendo as√≠ por mucho tiempo.¬†S√≠, es probable que la Educaci√≥n en s√≠ misma es muy probl√©mica y din√¡mica(‚Ķhoy se le suma a la ecuaci√≥n lo digital, lo virtual..), pero tambi√©n es muy probable que simplemente no la entendemos, intentamos fragmentarla, nos hemos enceguecido tratando de mirarla y no verla, como la unidad que es, y estamos mir√¡ndola desde cada disciplina y desde cada propuesta y corriente, y s√≥lo encontramos no m√¡s que dioramas desarticulados, a ojos ne√≥fitos quiz√¡s novedades y avances llamativos, pero siempre descontextualizados, y los enfoques reduccionistas, singularistas, no relacionales, monodisciplinares y antropoc√©ntricos que explican el todo en raz√≥n de sus partes, se quedan cortos y deficientes.¬†

Re-pensando lo pensado para re-formar y re-dimensionar el futuro


El gran bi√≥logo franc√©s Jacques-Lucien Monod(premio Nobel en 1965 por sus descubrimientos en el √¡rea de la gen√©tica), elabora una serie de ensayos fuertes, pronunciados entre 1969-1970 en el¬†Pomona College¬†de California, donde se manifiesta su talento visionario desde las ciencias biol√≥gicas, al recalcar que el deber de los hombres es enfrentar desde cualquiera que sea su disciplina, a la cultura contempor√¡nea, para as√≠ desarraigar una falsa separaci√≥n y ant√≠tesis entre lo biol√≥gico, lo filos√≥fico, lo pol√≠tico‚Ķetc.¬†El informe Delors, y los intelectuales Howard Gardner(Psic√≥logo, pedagogo e investigador norteamericano), y √Čdgar Morin(fil√≥sofo y pol√≠tico franc√©s-judeo-espa√Īol) abanderan esta perspectiva renovadora, explicando el por qu√© hay que hacerlo as√≠, las bondades de tal directriz, y el redimensionamiento de todo aquello que directa o indirectamente est√¡ inmerso en la Educaci√≥n, la Pedagog√≠a y la Docencia, no s√≥lo desde el √¡mbito escolar, sino desde criterios que involucre un cambio en creencias, valores, y actitudes, desde lo ciudadano y lo social, proponiendo entonces estrategias y maneras de pensar y repensar el arte y la ciencia de lo divino y lo humano que fundamenta y escencializa a la Educaci√≥n, su sustancia y sustrato, en el menester y en la cotidianidad.¬†

La Organizaci√≥n de las Naciones Unidas para la Educaci√≥n, la Ciencia y la Cultura(UNESCO) en 1999, comisiona a Morin para plasmar en s√≠ntesis, √©l como y los cu√¡les son los siete saberes para la Educaci√≥n del futuro, y el propositivamente encara as√≠ el problema: las cegueras del conocimiento: el error y la ilusi√≥n; los principios de un conocimiento pertinente; ense√Īar la condici√≥n humana; ense√Īar la identidad terrenal; enfrentar las incertidumbres; ense√Īar la comprensi√≥n; y la √©tica del g√©nero humano.¬†

Gardner por su parte, diserta propositivamente sobre las cinco mentes del futuro, y por su parte encara as√≠ el problema: la mente disciplinada; la mente sint√©tica; la mente creativa, la mente respetuosa y la mente √©tica.¬†El texto reflexivo seminal¬†Informe de la Comisi√≥n Internacional sobre la Educaci√≥n de la UNESCO para el Siglo XXI, que se titul√≥ ‚ÄúLa Educaci√≥n¬†encierra un tesoro‚ÄĚ, informe llamado tambi√©n Delors (encabezado por el pol√≠tico franc√©s Jacques Delors, presidente de la Comisi√≥n Europea entre 1985 y 1995), habla de la Educaci√≥n integral como la ‚Äúutop√≠a necesaria‚ÄĚ, y se estriba la problem√¡tica en 4 pilares: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser.

-Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión (Morin) y enfrentar las incertidumbres (Morin)

¬¡La mayor ilusi√≥n y el mayor error, es el creernos tanto individualmente al igual que como especie, que todo cuanto sabemos y teorizamos es verdad!¬†Olvidamos que todo es producto de nuestra maquinaria gen√©tica-cognoscitivo-sensoperceptual, de nuestro contexto eco-social.¬†Lo m√¡s com√ļn son nuestros errores mentales, intelectuales, de la raz√≥n y sin contar nuestras cegueras paradigm√¡ticas.¬†De estas cegueras paradigm√¡ticas la m√¡s descollante y lesiva, ha sido la occidental cartesiana (quiz√¡s concebida desde los principios u oposiciones pitag√≥ricas) con su dualidad cuerpo-mente, sujeto-objeto, forma-funci√≥n, molar-molecular, teleonom√≠a-teleolog√≠a, calidad-cantidad, etc.¬†Hemos sacrificado nuestra racionalidad, idealidad, realidad y juicio, en veras de la b√ļsqueda objetiva de la raz√≥n, hemos hecho racionalismos, idealismos, realismos y prejuicio, y sumergidos en el √¡mbito de los cuerpos doctrinales, las creencias, las teor√≠as y las ideolog√≠as, hemos hecho racionalismos que ignoran todo lo que es lo humano, y que son incapaces de una cr√≠tica end√≥gena.¬†Estos cuerpos de informaci√≥n paradigm√¡ticos como las creencias y las teor√≠as, son entes enajenantes, que son infecto-contagiosos, y parasitan epid√©micamente las mentes.¬†La invitaci√≥n es a suspender nuestro h√¡bito de caer en la tentaci√≥n de la certidumbre.¬†¬†


-Los principios de un Conocimiento pertinente(Morin), la Mente Disciplinada(Gardner), la Mente Sintética(Gardner), y la Mente Creativa(Gardner)


Se han desgastado mentes brillantes discursando en fen√≥menos del idealismo y el racionalismo puros, y se ha invertido tiempo y conciencia valiosa en problemas falsamente¬†in-complejos.¬†El futuro necesita que todo cuanto sea un quehacer cognitivo sea contextual, global/sist√©mico, multidimensional y complejo.¬†Todo tiene lugar y sitio, es entramado, es¬†complexus, en todo hay aparentes ‚Äúconexiones ocultas(tema y t√≠tulo de un libro del f√≠sico Fritjof Capra)‚ÄĚ.¬†Gardner invita a que los temas deben ser abordados de varias maneras, de una manera disciplinar en comienzo, desde cuatro disciplinas generalizadoras e irreductibles ‚Äúpropede√ļticas‚ÄĚ entre s√≠ y no en ninguna forma ‚Äúhermene√ļticas‚ÄĚ: cient√≠fica, matem√¡tica, hist√≥rica y art√≠stica.¬†Dice Gardner que una disciplina es una manera someramente caracter√≠stica de concebir el mundo.¬†Pero Gardner tambi√©n somete la palabra disciplina a la acepci√≥n necesaria de que necesitamos a futuro gente disciplinada, gente con capacidad de habituarse a indagar a curiosear el mundo desde el contexto, multi- y trans-disciplinario.¬†Sintetizar es comprender, y comprender es tanto comprimir como entender, por tanto comprender es aprender y re-aprender.¬†No obstante, se debe cautivar la capacidad sintetizadora de la mente humana, peormente hoy en el mar tormentoso de informaci√≥n, de datos y datos, s√≥lo si como humanos jugamos la dicotom√≠a¬†monodisciplinar-polidisciplinar, precisaremos un reduccionismo no reduccionista informacional, un pensamiento cr√≠tico, que redundar√¡ en¬†utilidad con impacto en la borrasca informativa babeliana(teor√≠a del fil√≥sofo postmodernista Gianni Vattimo).¬†

-Ense√Īar la condici√≥n humana (Morin)¬†
La multidimensionalidad humana es c√≥smica universal, f√≠sica, terrestre y ante todo ‚Äúhumana‚ÄĚ.¬†Es triste que nos desconozcamos, que a la vez en nuestra humanidad somos uniduales(cuerpo-mente) o mucho mejor ‚Äúuni-triales‚ÄĚ -cerebro-mente-cultura-.¬†Como seres emocionales, donde el -dolor, la ansiedad, la alegr√≠a, el amor- son ejes y motores(e-motion, motif/motive) de nuestra humanidad, casi siempre nos olvidamos que desde el m√¡s peque√Īo al m√¡s grande de los autores, de los cient√≠ficos y de los artistas, crean desde el afecto, desde la emoci√≥n, desde el deseo.¬†No s√© en que momento los movimientos del modernismo desvirtuaron en su mayor√≠a tanto lo trascendental que es el humano en veras de objetivar lo que nace desde la subjetividad plena.¬†Una retaliativa esperanzadora a esto surge desde el modelo biopsicosocial de la unidad trinitaria del hombre, desde la teor√≠a de sistemas, este modelo surge como alternativa a la nosolog√≠a, y quiz√¡s la primera aproximaci√≥n es del m√©dico psiqui√¡trica George Engel.¬†Morin denota que la situaci√≥n humana de los humanos en raz√≥n a todo lo expuesto es ‚Äúunitas multiplex‚ÄĚ y ‚Äúhomo complexus‚ÄĚ, y la condici√≥n ante todo social es expuesta por el cient√≠fico germano Carsten Bresh en el plural como ‚Äúhominites sapientes‚ÄĚ.

-Ense√Īar la identidad terrenal(Morin)¬†
¬¡Nos hemos concentrado mucho m√¡s en el¬†ser, y no en el¬†estar‚Ķ en el estar‚Ķ en el estar en el planeta‚Ķen el cosmos!¬†El pacto natural hombre-naturaleza se ha roto, y este quebranto ha sido cada vez m√¡s cr√≠tico, en la medida en que ha avanzado la ‚Äúera planetaria‚ÄĚ.¬†¬†Para no ir m√¡s lejos, hoy es subverticio a√ļn t√©rminos como ‚ÄúNaturbanizaci√≥n‚ÄĚ, ‚ÄúEcovivienda‚ÄĚ, ‚ÄúEcosof√≠a‚ÄĚ, ‚ÄúEc√≥polis‚Ä̂Ķ¬†pero bueno‚Ķ ya se oye, esperemos que se escuche resonantemente!¬†En qu√© momentos nos cre√≠mos el profetismo facticio de que somos el Ad√¡n due√Īo del Ed√©n que plantea la mitolog√≠a judeo-cristiana?... La crisis natural es evidente, hemos roto este pacto, y lo cierto es que falsamente pensamos que el planeta est√¡ muriendo, pero en verdad lo que sucede es que la biosfera del planeta se adapta y seguramente como lo ha demostrado tantas y tantas veces, la interacci√≥n¬†gea-bio¬†es un patr√≥n emergente, habr√¡ con seguridad muchas m√¡s especies ecum√©nicas el d√≠a que no estemos.¬†La¬†hip√≥tesis de la Gaia¬†del ingl√©s James Lovelock nos recuerda que s√≠, que la vida‚Ķ que la biosfera‚Ķes la que se autorregula y se autogenera, que ella es quien mantiene unas condiciones adecuadas para s√≠ misma, que si bien en la Tierra hubo unas condiciones iniciales (deterministas¬†no lineales, ca√≥ticas) a las cuales la vida se adapt√≥, ahora la vida¬†per sees quien afecta el entorno, lo modifica, lo cambia a favor de ella.¬†
Hablamos de ciencias agron√≥micas, ciencias de la tierra (geolog√≠a, geodesia‚Ķ) pero el contexto para estas ciencias reci√©n lo estamos comprobando, se ha cientifizado tanto de la Tierra, pero sin el protagonismo de la Tierra.¬†Esperemos que lo que se ha dado ha denominar como ‚Äúdesarrollo sostenible, perdurable o sustentable‚ÄĚ formalizado por primera vez en el 1987 en el Informe Brundtland (-llamado as√≠ porque la comisi√≥n fue encabezada por la pol√≠tica noruega Gro Harlem Brundtland- de la Comisi√≥n Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas, de las Naciones Unidas) sea meta y reto ha futuro, buscando y formulando alternativas soportables, viables y equitativas, desde lo econ√≥mico, lo social y lo ecol√≥gico.

-La √©tica del g√©nero humano (Morin), Ense√Īar la compresi√≥n (Morin), la mente respetuosa(Gardner) y la Mente √©tica(Gardner)¬†
Nos olvidamos que este¬†Ethos¬†debe ser universal, con todo y con todos, respetando ‚Äúlos deberes y derechos‚ÄĚ desde una verdadera¬†demo-cracia, que vire su actual formulaci√≥n hacia un polidimensionamiento, hacia la tolerancia comprensiva de lo divergente, de la polisemia (polisignificantes-polisignificados), que reitere nuestro papel como ciudadanos y conciudadanos entre¬†nos¬†y el mundo.¬†Es idiota y falaz que se hable de las ciencias del terrorismo, y que no estemos tozudamente luchando por comprender el instinto agresivo animal y la conflictiva humana, que va mucho m√¡s all√¡ de las consideraciones socio-econ√≥micas y geo-pol√≠ticas.¬†Bella la disertaci√≥n de Gardner, cuando preconiza que ese¬†Ethos¬†se logra al inspirar el sentimiento humano hacia la integridad, la transparencia, la imparcialidad y el desinter√©s, y Morin tambi√©n plantea que la comprensi√≥n nos pide comprender la incomprensi√≥n.¬†La verdadera ‚Äúdemo-cracia‚ÄĚ como presupuesto ideal del hombre pol√≠tico, debiera fundamentarse sobre lo que preconiza Gardner.¬†Ha futuro deberemos focalizar como combatir los anti s√≠mbolos gregarios, es decir los ‚Äúdia-bolos‚ÄĚ tales como el egocentrismo, el etnocentrismo y el sociocentrismo.¬†Deberemos tambi√©n promover el¬†ethos¬†con nuestro contexto terr√≠cola, un¬†bio-ethos, un¬†eco-ethos, un¬†geo-ethos¬†coexistentes armoniosamente con unanthropos-ethos.¬†La palabra y el significado que conllevan ‚ÄúEco-nom√≠a‚ÄĚ y ‚ÄúEco-log√≠a‚ÄĚ deben ser religadas, la administraci√≥n y el conocimiento de la Gea, es lo mismo y en el mismo sentido, no podemos seguir vulnerando el planeta.

-La S√≠ntesis Delorsiana: ‚ÄúConocer‚ÄĚ
La palabra ‚Äúconocer‚ÄĚ es a√ļn en estos albores milenarios -despu√©s de miles de a√Īos de civilizaci√≥n y un falsamente hiperbolizado avance cient√≠fico(ante todo en la matriz hist√≥rica del Siglo XX, y el incipiente Siglo XXI)- bastante amplia, dis√≠mil, harta y enigm√¡tica‚Ķ ni siquiera nuestro supuesto mayor avance en la filosof√≠a de la mente, en la epistemolog√≠a, nos han dado un suelo lo suficientemente fuerte y s√≥lido para pronunciar oraciones definitorias en relaci√≥n a qu√© son la mente, la psique, la conciencia, el yo.¬†La ‚ÄúGnosis‚ÄĚ (el mismo ‚ÄúVeda‚ÄĚ del s√¡nscrito indoeuropeo hist√≥rico) es ser, es hacer, es teorizar, es aplicar, es comprender‚Ķ‚ÄĚes‚Ä̂Ķ¬†El informe Delors al manifestar y concretar que hay que promover el aprender a conocer(un saber), el aprender a hacer(el saber hacer ‚Äďhabilidad-) y el aprender a ser(saber ser -actitud, auxolog√≠a, √©tica, moral-), encara la disyuntiva de Morin y Gardner que ellos postulan bajo los cambios de paradigma en torno al error y la ilusi√≥n, el enfrentamiento de las incertidumbres, la b√ļsqueda de la pertinencia, lo disciplinar y la disciplina en la mente, la s√≠ntesis y la creaci√≥n.¬†El aprender a vivir juntos forma parte de esta identidad y condici√≥n humana en el planeta, es parte de esa ‚ÄúGnosis‚ÄĚ.

Conclusión(es), incertidumbres, interrogantes, esperanzas, confianzas(-de con fé-), ucronías y utopías
Los humanos de hoy tenemos un compromiso inequ√≠voco, intransferible, ineludible y definitivo con la especie, y si los que estamos involucrados en el proyecto educativo y en la b√ļsqueda de la felicidad del individuo como fin √ļltimo de la especie, ya sea en cualquiera de los 4 grandes dioramas(arte, academia, negocios, deporte), si no jugamos a ello, estamos destinando a la barbarie de la humanidad, a la barbarie del¬†ethos, a la barbarie pol√≠tica, a la barbarie mental, a la barbarie inform√¡tica‚Ķ., tal vez los comportamientos humanos que desde√Īamos dolorosamente sean simplemente el instinto representado en la barbarie.¬†Identicidad(de id√©ntico) es distinto a identidad, la identidad se construye sobre la autonom√≠a y la integridad, y no sobre la incapacidad y la insensibilidad!¬†Debemos decidir si nos damos hacia el cambio, o si la posici√≥n ortodoxa conservadurista soberbia y r√≠gida sigue rigiendo la matriz existencial humana, o si como Gardner, nos concientizamos que algunas pr√¡cticas, t√©cnicas y tecnolog√≠as de la pedagog√≠a no est√¡n funcionando debidamente, o si tambi√©n somos reaccionarios a que estamos en otros tiempos en otros contextos, y hay una necesidad de promover la adaptaci√≥n.¬†

Bibliografía/Referencias sugeridas para profundizar


-Delors J. Los cuatro pilares de la Educación. En: La Educación encierra un tesoro. Informe UNESCO, 1996; Base de datos de UNESCO(Organización de las Naciones Unidas, para la Educación, la Ciencia y la Cultura): París(Francia): http://www.unesco.org/education/pdf/DELORS_S.PDF
-Gardner H.¬†Las cinco mentes del futuro: un ensayo educativo.¬†Barcelona(Espa√Īa), Editorial Paid√≥s Asterisco, 2005.
-Garc√≠a GA. Ocio: creatividad y aprendizaje de lo divino y lo humano -un dilema mal entendido en el paradigma educativo contempor√¡neo.¬†Rev M√©dica Sanitas 2009; 12: 54-65.
-Maturana H, Varela, F. El √¡rbol del conocimiento. Madrid (Espa√Īa), Editorial Debate, 1996.¬†
-Maturana H, de Razepka SN. El sentido de lo humano. Santiago de Chile (Chile), Editorial Dolmen, 1997.

-¬†Morin E. Los siete saberes necesarios para la Educaci√≥n del futuro. Bogot√¡(Colombia), Editorial Unesco-MEN, 2000.


--
Profesor Jorge Ca√Īizalez




DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!

http://www.ept-venezuela.org.ve