Inicio > Mis eListas > ept-venezuela > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 306 al 325 
AsuntoAutor
Una carta del CEAA Lucio Se
"Encuentro Vacaci Catedra
Boletín Apalancand ept-vene
En dos meses decla ept-vene
Aristóbulo Istúriz Lucio Se
Boletín Apalancand ept-vene
UNESCO y UNICEF or Lucio Se
Gobierno promete q ept-vene
Carta del CEAAL N1 Lucio Se
Boletín Apalancand ept-vene
"Nunca se es demas Red de A
Elvira y Robinson ept-vene
Boletín Apalancand ept-vene
Re: Elvira y Robin Lucio Se
DEBATE SOBRE LEY D ASAMBLEA
La Agenda latinoam Lucio Se
EDICION 10 NUESTRA Elena So
Boletín Apalancand ept-vene
Boletín Apalancand ept-vene
Educación para Tod ept-vene
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
EPT-Venezuela
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 326     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ept-venezuela] Re: [unicom99] Elvira y Robinson
Fecha:Martes, 4 de Octubre, 2005  18:09:42 (-0400)
Autor:Lucio Segovia <luciosegovia @.....net>

Comentario-respuesta de Luis Pedro España a un conjunto de preguntas formuladas por Arelys Yanez a partir de un artículo de prensa del primero, publicado en El Nacional el pasado  1º de octubre,

 

Lucio Segovia

 

----- Original Message -----
From: Luis España
To: 'arelysyanez' ; 'Lucio Segovia'
Sent: Tuesday, October 04, 2005 3:27 PM
Subject: RE: [unicom99] Elvira y Robinson


Lucio y Arelys, les anexo a la presente mis comentarios al correo recibido. Saludos a ambos.

Cordialmente y a sus ordenes, Luis Pedro España N.

 

 

Apreciada Arelys,

En primer lugar muchísimas gracias por tus comentarios a mi artículo aparecido en El Nacional el pasado sábado 1ero de octubre. Ojalá la posibilidad de dialogar con los lectores fuera más frecuente y en los términos inteligentes y respetuosos en los que has hecho tus aportes  críticos.

Ciertamente el tema del analfabetismo en Venezuela aún cuando pequeño en términos cuantitativos es enorme desde el punto de vista cualitativo, dada la tragedia que significa para quienes están impedidos de leer y escribir.

El tema, tal como se menciona en el artículo, es que el gobierno ha convertido un problema social, que por sus características afecta la dignidad de grupos sociales muy débiles, en un estandarte político casi bochornoso.

Por supuesto celebraríamos que algún programa gubernamental efectivamente lograra la loable meta de reducir el analfabetismo a menos del 2%; pero me temo que por la fuerte impronta política que tienen los programas sociales del gobierno (las misiones) convierte a los objetivos latentes y secundarios en manifiestos y prioritarios.

El gobierno lleva meses amenazando con declarar a “Venezuela libre de analfabetismo” lo cual, desde nuestra comprensión del problema, no es cierto. Desde el punto de vista de diseño pedagógico y de localización de las poblaciones, la Misión Robinson no dispone de la estrategia para reducir el analfabetismo en Venezuela más de lo que la tasa de mortalidad, de los grupos etareos donde se concentra el analfabetismo, año a año lo va haciendo.

Las pruebas estadísticas las estamos levantando por medio de un pequeño muestreo. Sin duda te garantizo que si efectivamente el analfabetismo se redujo a lo que el gobierno dice, pues lo secundaremos y aplaudiremos su éxito. En eso nos jugamos el prestigio propio y el de las instituciones a las que pertenecemos. Pero si, como nos tememos, ello no es cierto y, en consecuencia, lo que viene es una “parodia de victoria en la lucha contra el analfabetismo”, ejerceremos seriamente el papel de contraloría social que es legítimo utilizar en una democracia.

El reclamo al gobierno por la distorsión político electoral que tienen los programas sociales fue comentado en otro articulo mío en el cual advertía que “…hace unos años atrás, casi convencimos a un ministro que la política social debía ser un campo liberado de la politiquería, que con la dignidad de los pobres no se juega y menos se les manipula, que la política social no es sólo proveer servicios sociales sino también cómo se entregan, que el clientelismo y la dependencia son unas cadenas muy pesadas que cargan los pobres como grilletes colocados por cualquier dictadura, etc., etc. “ (El Nacional, 3 de septiembre de 2005)

La referencia a este otro artículo es sólo para señalar que la inquietud por la politización excesiva de la política social es una de nuestras preocupaciones, dado que le resta grados de libertad a lo que podrían haber sido unas buenas iniciativas gubernamentales. Esa preocupación se ha traducido en propuestas la más de las veces.

De hecho, tu principal observación es precisamente ésa, “que no dejemos para mañana la propuesta que se puede hacer hoy”.

Fíjate Arelys, perdón por el tuteo, pero a lo largo del artículo hacemos varias propuestas, claro, con las limitaciones que un artículo de opinión tiene, que se dibujan como pistas tras la historia que hacemos de la señora Elvira.

En primer lugar, señalamos que el problema del analfabetismo, dado el perfil sociodemográfico de los analfabetos en Venezuela, requiere ser enfrentado por medio de una política integral a la tercera edad, la cual pasa necesariamente por la aprobación de una vez por todas de un sistema de seguridad social que dé respuesta al problema de las pensiones no contributivas. Esto ha sido un verdadero problema para el gobierno y nosotros por medio del Proyecto Estudio de la Pobreza, le hicimos llegar a la Asamblea Nacional un conjunto de propuestas, las cuales se estrellaron contra el muro de la insensible ideología.

Por otra parte hay un problema pedagógico y motivacional que desde los instrumentos que tiene la Misión Robinson difícilmente pueden ser abordados. Me refiero a las particularidades locales de nuestros analfabetos y las disímiles situaciones concretas que le han impedido tener acceso a sus primeras letras. Tal heterogeneidad local requiere estrategias abiertas y descentralizadas de ejecución que están bastante alejadas de las orientaciones de la actual administración. Es por ello que el centralismo excesivo y la remonopolización de la ejecución social por parte del Estado central es uno de los dramas de la actual política social y que le hace incapaz de lograr los objetivos que pregona.

Por último, es indispensable frenar la pequeña fábrica de analfabetos que la desescolarización de niños menores de 12 años puede estar alimentando. Si bien la cifra es muy pequeña, hay que cuidarla. Aquí también nos estamos refiriendo a una microrealidad que el centralismo presidencial no puede advertir, ni siquiera con la mayor de las buenas intensiones.

A la reiterativa excusa gubernamental de seguir justificando en el pasado las ausencias del presente, te diría que en el pasado algo se hizo por la alfabetización en Venezuela. La reducción del analfabetismo, hasta el 10% de los años 90, fue obra de la expansión de la escuela básica en los años 60 y 70 y las políticas de la dirección de educación de adultos en alianzas con varias organizaciones de la sociedad civil parea desterrar este mal. Evidentemente, una vez que el analfabetismo se arrinconó al 12% o 10% el dinamismo e interés se redujo, lo cual ha hecho que en la actualidad la tasa sólo se reduzca por razones demográficas más que por acciones positivas de los gobiernos, lo cual, comparto contigo, ha sido una falla enorme.

Erradicar el analfabetismo es Venezuela es una meta blanda de política social. Así se le hizo saber al gobierno e su oportunidad. No sabemos si fue por ello que emprendió la iniciativa, lo que sí te digo es que con la forma como la está implementando, es difícil reducir el analfabetismo hasta convertir Venezuela en territorio libre. Efectivamente Arelys, todas nuestras modestas propuestas se las hacemos llegar al gobierno, si no escuchan, ya no es nuestra responsabilidad, aunque seguiremos intentando.

Agradecido nuevamente por tu interés por estos temas se despide, atentamente,

Luis Pedro España N.

 

  ----- Original Message -----
From: arelysyanez
To: Lucio Segovia
Cc: Luis Pedro España
Sent: Monday, October 03, 2005 2:24 AM
Subject: Re: [unicom99] Elvira y Robinson


Gracias Lucio.  La verdad es que no pensé en abrir un debate sino que compartí algo que me viene atormentando desde hace un tiempo.  Me alegrará escuchar los comentarios de Luis Pedro.
Abrazos y saludos,

Arelys
----- Original Message -----
From: Lucio Segovia
To: Arelys Yanez
Cc: Luis Pedro España
Sent: Monday, October 03, 2005 1:32 AM
Subject: Fw: [unicom99] Elvira y Robinson


Arelys:
Le estoy haciendo llegar a Luis Pedro España, el autor del artículo al cual haces referencia, copia de tu respuesta y las preguntas allí contenidas.
Si hay réplica, la haremos circular en la lista Universidad Comunitaria (Unicom).

Saludos muy cordiales a Leonardo y a la familia,

Lucio Segovia


----- Original Message -----
From: arelysyanez
To: unicom99@yahoogrupos.com.mx
Sent: Sunday, October 02, 2005 10:50 AM
Subject: Re: [unicom99] Elvira y Robinson


Interesante que en esta carta de denuncia contra el analfabetismo y en pro de la educación para todos encontremos algunos errores ortográficos...
Sería bueno buscar las estadísticas de los años anteriores al chavismo y explorar cuáles han sido los beneficios y aportes destinados a la población analfabeta en Venezuela y cómo se movían los porcentajes en ese momento.  Sólo por curiosidad. 
Creo que, ciertamente, es muy difícil declarar a un país 100 % libre de analfabetismo y no dudo que haya corrupción dondequiera que se le permita florecer, pero no les parece que ya está bueno de seguir criticando y empezar a pensar de dónde venimos y cuál ha sido el nivel de corrupción, de olvido, de falta de amor por nuestro país que nos ha precedido?  Por qué en lugar de esperar a que "se declare la mentira del libre analfabetismo" no se hacen las propuestas concretas de una vez?  Si no son escuchadas ahora, no pasaría lo mismo más adelante?

Arelys
----- Original Message -----
From: fepap-unicom@cantv.net
To: unicom99@yahoogrupos.com.mx
Sent: Sunday, October 02, 2005 2:34 AM
Subject: [unicom99] Elvira y Robinson

 

Elvira y Robinson

Luis Pedro España N.
 

Elvira vive en Barinas.

Tiene 72 años, según recuerda nació en 1934. Es la menor de 5 hermanos, de los 7 que parió su mamá. La última de sus hermanas murió hace 2 años. Sólo le quedan sus 3 hijos. Matilde, la que se ocupa de ella, trabaja en Acarigua y de vez en cuando la visita y le da razón de sus otros 2 hijos que viven en Caracas. Su hija, cuando las cuentas de su propia familia le dan, le pasa alguito de dinero a Rosa, la vecina de su mamá, para que se la atienda, le lleve la comida y le haga compañía.

Elvira no sale de su casa, no está enferma, pero sí muy achacosa.

A ella no le gusta salir, ya casi no conoce a nadie. “Todo esto por aquí ya no es como antes”.

Elvira no sabe leer ni escribir.

Cuando ella era joven no se estudiaba y las mujeres del campo menos. “Aprendíamos a trabajar en la casa. Aprendíamos a trabajar en el campo. Aprendíamos ha hacer oficio, a ganarnos la vida.

Las que estudiaban era porque ya tenían la vida ganada”.

Elvira es una de 900.000 mujeres que, según el censo de 2001, son analfabetas. Elvira y los que tienen su mismo nivel educativo son una mota de 6,7 puntos porcentuales en las estadísticas nacionales. En el censo de 1990 eran algo más de 10% . En esos 10 años, otras viejas y viejos como Elvira se han muerto, llevándose el analfabetismo de Venezuela a la tumba con ellos.

Elvira y sus contemporáneos desaparecen en la realidad que muestran los promedios nacionales, pero ella claro que existe. En el segmento de mayores de 55 años, ya el analfabetismo del país pasa a ser 19% y cuando separamos a las mujeres de los hombres, las primeras suben a 26% .

En el estado Barinas, las mujeres mayores de 55 años llegan a la astronómica cifra de 45% y en Apure 43% . En Caracas, las mujeres mayores y analfabetas son menos de 6% .

Elvira junto a los 1,4 millones de analfabetos que habitan en Venezuela se distribuyen de forma bastante distinta a como se distribuye el resto. Nuestra población se concentra en las zonas urbanas, los analfabetos en las rurales. Nuestra población tiene un promedio de edad que ronda los 30 años, el promedio de los analfabetos son sexagenarios.

Nuestra población se distribuye equitativamente entre hombres y mujeres, los analfabetos son en su gran mayoría mujeres como Elvira, mayores de 55 años y que viven en la zona rural.

Elvira y su hija han escuchado hablar de la Misión Robinson.

Una vez, un muchacho del pueblo habló con Rosa para que Elvira asistiera a las clases que estaban dando en la capital del municipio. Ni pensarlo, dijo Rosa, la beca no le alcanzaría para el transporte, además a ella le cuesta mucho salir, alguien tiene que acompañarla.

Elvira se encogió de hombros, las clases no le interesaban mucho, pero la beca sí. Ella no recibe ninguna pensión, nunca trabajó en el sector formal, su marido tampoco, y como en la Asamblea Nacional tiene más de seis años hablando de la inexistente pensión no contributiva, ella no tiene forma de ser beneficiaria de la seguridad social del Estado ¡Cómo ayudaría a su hija y a ella poder recibir una pensión!
“Rosa, mija, ¿y no habrá una forma de inscribirse sin tener que ir a esas reuniones?” Elvira no lo sabe pero dentro de poco Venezuela va a ser declarada territorio libre de analfabetismo.

La mota estadística que ella era, ahora sí es verdad que va a desaparecer por completo. Pero la realidad será otra. Porque hayan pasado por las reuniones del gobierno 1,4 millones de personas, no es verdad que ya no existen analfabetos en el país. Es una simple coincidencia, un pacto propagandístico, un recurso en forma de subsidio directo para los pobres urbanos. La Misión Robinson es, en el mejor de los casos, clases para mejorar la lecto-escritura, para suplir las deficiencias de la escuela de los pobres y, por qué no, para distribuir el conocimiento de la historia oficial sobre lo que pasó en Venezuela, pasa y pasará.

Elvira no sólo no es beneficiaria de la Misión Robinsón, sino que alguna avispada señora del oeste popular de Caracas debe estar cobrando lo que en justicia debía ser para ella. También la suplantan en muchas de las otras misiones. Sólo a veces, cuando Rosa se apura y habla con los funcionarios del municipio Arismendi, logra que le regalen una bolsa de Mercal para Elvira.

Elvira, para poder dejar de ser analfabeta, necesita ser cuidada y tratada como una persona integral.

Necesita que Rosa le lleve el lápiz para trazar sus viejas primeras letras, tal y como le lleva la comida y le lava la ropa. Ella no es un grito de alabanza presidencial o una foto de tierno abrazo. Pero desde las grandes y confundidas estadísticas del Gobierno central ella puede ser sustituida por cualquier otra ciudadana que se haga pasar por Elvira.

Elvira, si algún día el Gobierno se atreve a declararte libre de analfabetismo, nos ocuparemos de denunciar la mentira y de proponer cómo hacer para que algún día, de verdad, no existan analfabetos en Venezuela.

Fuente: El Nacional - Sábado 01 de Octubre de 2005 A/8


http://www.ept-venezuela.org.ve