Inicio > Mis eListas > ept-venezuela > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 306 al 325 
AsuntoAutor
Una carta del CEAA Lucio Se
"Encuentro Vacaci Catedra
Boletín Apalancand ept-vene
En dos meses decla ept-vene
Aristóbulo Istúriz Lucio Se
Boletín Apalancand ept-vene
UNESCO y UNICEF or Lucio Se
Gobierno promete q ept-vene
Carta del CEAAL N1 Lucio Se
Boletín Apalancand ept-vene
"Nunca se es demas Red de A
Elvira y Robinson ept-vene
Boletín Apalancand ept-vene
Re: Elvira y Robin Lucio Se
DEBATE SOBRE LEY D ASAMBLEA
La Agenda latinoam Lucio Se
EDICION 10 NUESTRA Elena So
Boletín Apalancand ept-vene
Boletín Apalancand ept-vene
Educación para Tod ept-vene
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
EPT-Venezuela
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 324     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ept-venezuela] Elvira y Robinson
Fecha:Sabado, 1 de Octubre, 2005  19:56:55 (-0400)
Autor:ept-venezuela <ept-venezuela @.....net>

Opinión
Elvira y Robinson


Luis Pedro España N.
 

Elvira vive en Barinas.

Tiene 72 años, según recuerda nació en 1934. Es la menor de 5 hermanos, de los 7 que parió su mamá. La última de sus hermanas murió hace 2 años. Sólo le quedan sus 3 hijos. Matilde, la que se ocupa de ella, trabaja en Acarigua y de vez en cuando la visita y le da razón de sus otros 2 hijos que viven en Caracas. Su hija, cuando las cuentas de su propia familia le dan, le pasa alguito de dinero a Rosa, la vecina de su mamá, para que se la atienda, le lleve la comida y le haga compañía.

Elvira no sale de su casa, no está enferma, pero sí muy achacosa.

A ella no le gusta salir, ya casi no conoce a nadie. “Todo esto por aquí ya no es como antes”.

Elvira no sabe leer ni escribir.

Cuando ella era joven no se estudiaba y las mujeres del campo menos. “Aprendíamos a trabajar en la casa. Aprendíamos a trabajar en el campo. Aprendíamos ha hacer oficio, a ganarnos la vida.

Las que estudiaban era porque ya tenían la vida ganada”.

Elvira es una de 900.000 mujeres que, según el censo de 2001, son analfabetas. Elvira y los que tienen su mismo nivel educativo son una mota de 6,7 puntos porcentuales en las estadísticas nacionales. En el censo de 1990 eran algo más de 10% . En esos 10 años, otras viejas y viejos como Elvira se han muerto, llevándose el analfabetismo de Venezuela a la tumba con ellos.

Elvira y sus contemporáneos desaparecen en la realidad que muestran los promedios nacionales, pero ella claro que existe. En el segmento de mayores de 55 años, ya el analfabetismo del país pasa a ser 19% y cuando separamos a las mujeres de los hombres, las primeras suben a 26% .

En el estado Barinas, las mujeres mayores de 55 años llegan a la astronómica cifra de 45% y en Apure 43% . En Caracas, las mujeres mayores y analfabetas son menos de 6% .

Elvira junto a los 1,4 millones de analfabetos que habitan en Venezuela se distribuyen de forma bastante distinta a como se distribuye el resto. Nuestra población se concentra en las zonas urbanas, los analfabetos en las rurales. Nuestra población tiene un promedio de edad que ronda los 30 años, el promedio de los analfabetos son sexagenarios.

Nuestra población se distribuye equitativamente entre hombres y mujeres, los analfabetos son en su gran mayoría mujeres como Elvira, mayores de 55 años y que viven en la zona rural.

Elvira y su hija han escuchado hablar de la Misión Robinson.

Una vez, un muchacho del pueblo habló con Rosa para que Elvira asistiera a las clases que estaban dando en la capital del municipio. Ni pensarlo, dijo Rosa, la beca no le alcanzaría para el transporte, además a ella le cuesta mucho salir, alguien tiene que acompañarla.

Elvira se encogió de hombros, las clases no le interesaban mucho, pero la beca sí. Ella no recibe ninguna pensión, nunca trabajó en el sector formal, su marido tampoco, y como en la Asamblea Nacional tiene más de seis años hablando de la inexistente pensión no contributiva, ella no tiene forma de ser beneficiaria de la seguridad social del Estado ¡Cómo ayudaría a su hija y a ella poder recibir una pensión!
“Rosa, mija, ¿y no habrá una forma de inscribirse sin tener que ir a esas reuniones?” Elvira no lo sabe pero dentro de poco Venezuela va a ser declarada territorio libre de analfabetismo.

La mota estadística que ella era, ahora sí es verdad que va a desaparecer por completo. Pero la realidad será otra. Porque hayan pasado por las reuniones del gobierno 1,4 millones de personas, no es verdad que ya no existen analfabetos en el país. Es una simple coincidencia, un pacto propagandístico, un recurso en forma de subsidio directo para los pobres urbanos. La Misión Robinson es, en el mejor de los casos, clases para mejorar la lecto-escritura, para suplir las deficiencias de la escuela de los pobres y, por qué no, para distribuir el conocimiento de la historia oficial sobre lo que pasó en Venezuela, pasa y pasará.

Elvira no sólo no es beneficiaria de la Misión Robinsón, sino que alguna avispada señora del oeste popular de Caracas debe estar cobrando lo que en justicia debía ser para ella. También la suplantan en muchas de las otras misiones. Sólo a veces, cuando Rosa se apura y habla con los funcionarios del municipio Arismendi, logra que le regalen una bolsa de Mercal para Elvira.

Elvira, para poder dejar de ser analfabeta, necesita ser cuidada y tratada como una persona integral.

Necesita que Rosa le lleve el lápiz para trazar sus viejas primeras letras, tal y como le lleva la comida y le lava la ropa. Ella no es un grito de alabanza presidencial o una foto de tierno abrazo. Pero desde las grandes y confundidas estadísticas del Gobierno central ella puede ser sustituida por cualquier otra ciudadana que se haga pasar por Elvira.

Elvira, si algún día el Gobierno se atreve a declararte libre de analfabetismo, nos ocuparemos de denunciar la mentira y de proponer cómo hacer para que algún día, de verdad, no existan analfabetos en Venezuela.

Fuente: El Nacional - Sábado 01 de Octubre de 2005 A/8 


http://www.ept-venezuela.org.ve