Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 972 al 991 
AsuntoAutor
565/04 - ATLAS SOC Centro H
566/04 - Stand de Centro H
567/04 - NUEVA DIR Centro H
568/04 - INTEGRAÇ Centro H
569/04 -Mapa-circu Centro H
NUEVA DIRECCIÓN Centro H
570/04 - CIRCUITO Centro H
571/04 - LA PLATAF Centro H
572/04 - Mapa-Circ Centro H
573/04 - SÉPTIMO E Centro H
574/04 - TRATAMIEN Centro H
575/04 - Cómo lleg Centro H
576/04 - Microclim Centro H
577/04 - EL BOSQUE Centro H
578/04 - El agua e Centro H
579/04 - LA TRANSF Centro H
580/04 - As matize Centro H
581/04 - Acerca de Centro H
582/04 - LOS RECUR Centro H
583/04 - REESTRUCT Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1022     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 578/04 - El agua en América Latina
Fecha:Martes, 14 de Diciembre, 2004  13:18:14 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...........ar>

El agua en América Latina ¿Un problema geopolítico?

 

 

Prof. Stella Maris SHMITE

Departamento de Geografía

Facultad de Ciencias Humanas

Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam)

 

 

 

ABSTRACT

 

             Esta ponencia tiene como objetivo plantear la problemática del agua a escala global, definida por una creciente escasez de agua potable. Es este un problema que ha provocado serios conflictos, despierta el interés de las empresas multinacionales y además, se ha convertido en el centro de la geopolítica estadounidense. Con el fin de la Guerra Fría, los recursos naturales recobran un papel central en la política exterior de Estados Unidos, esto explica el fuerte interés en la conformación del ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas) y otras acciones, como la instalación de bases militares.

            El agua como recurso vital y escaso se transforma en un bien estratégico. El Acuifero Guaraní, en América del Sur, constituye una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo, de ahí la importancia geopolítica de este territorio transfronterizo, localizado en el centro del MERCOSUR.

La lucha entre quienes sostienen que el agua debe ser considerada como un commodity o bien comerciable y quienes dicen que es un bien social relacionado con el derecho a la vida, domina en las discusiones de los Foros del Agua realizados en el presente siglo. En el Foro Mundial del Agua, realizado La Haya en marzo de 2000, luego del tratamiento y discusión de esta conceptualización, se acordó definir el acceso al agua como una necesidad humana básica y no como un derecho humano y social básico. Una necesidad puede ser resuelta de diferentes maneras. La comercialización en manos de capitales privados es una alternativa. En cambio, un derecho humano y social no se compra ni se vende.

 

 Palabras Claves: Recursos naturales. Territorios estratégicos. Escasez de agua potable.

                              Privatizaciones. Geopolítica Imperial. Acuífero Guaraní.

 


El agua como recurso vital y estratégico

 

            El agua ha sido uno de los factores naturales que favoreció el asentamiento de grupos humanos y el desarrollo de culturas sedentarias, como resultado de la búsqueda de mejores condiciones para la vida. A través de la historia, se puede comprender como diversas civilizaciones llegaron al desarrollo de culturas avanzadas relacionadas con los recursos hídricos. También, desde la antigüedad, el acceso al agua fue una fuente de poder y como tal, fue origen de conflictos.

            Sólo el 2,5 % del total de agua existente en el planeta es dulce, es decir, apta para el uso humano. Se prevé que para el año 2025 más de 3.000.000 de seres humanos sufrirán la falta de este elemento vital, el 80% de esta población estará localizada en los países periféricos. En la actualidad, uno de cada cuatro habitantes del mundo carece de agua. Las tensiones que provoca esta situación van en aumento. 

            También va en aumento el uso del agua. Los 6.000 millones de habitantes del planeta utilizan el 54% del agua disponible en ríos, lagos y acuíferos. El 70% de la extracción de agua se destina a la agricultura, el 22% a la industria, mientras que el consumo doméstico representa, aproximadamente, el 8 %. Estas cifras mundiales varían de una región a otra. Por ejemplo, en África el 88% del agua disponible se destina a la agricultura, el 7% es para consumo humano y el 5% para usos industriales. En Europa la mayor parte del agua se utiliza en la industria (54%), mientras que a la agricultura se destina el 33% y al consumo humano el 13%. A nivel individual, el uso humano presenta serias diferencias. A modo de ejemplo, un habitante de un país del sur consume en promedio, 20 litros de agua por día, un italiano consume 213 y un norteamericano unos 600 litros diarios.

            Entre 1900 y 1995 el consumo mundial de agua aumentó en una proporción mucho mayor que la tasa de crecimiento de la población, a razón de 100 millones de m3 por año. El consumo no deja de aumentar mientras se está alcanzando el límite de extracción de agua dulce de la superficie terrestre.

            En cuanto a la relación población-disponibilidad de agua en el planeta, la situación es la siguiente: Europa con el 13% de la población mundial cuenta con el 8% del agua; Asia tiene el 60% de la población y el 36% del agua ; África tiene el 13 % de la población y el 11% del agua; Australia tiene el 1% de la población y el 5% del agua; América del Norte y del Centro tiene el 8% de la población y el 15% del agua y finalmente, América del Sur tiene el 6% de la población y el 26% del agua.

            Dada la actual demanda creciente de agua, relacionadas con el crecimiento demográfico y otras causas como el aumento de las sequías por erosión y también, el aumento de la temperatura del planeta debido al cambio climático, las regiones más favorecidas por la presencia de reservas importantes de agua, se convertirán en el corto plazo, en áreas de interés geoestratégico a escala global.

            No solo la escasez, sino la desigualdad en cuanto al acceso al agua, es otro de los aspectos relevantes de la problemática. Por ejemplo, mientras Kuwait dispone de 10 m3 anuales de agua por habitante, en Guyana Francesa cada habitante dispone de 812.121 m3 de agua por año. Si bien es cierto que hay una desigual distribución, en el momento actual se pude afirmar que la escasez de agua dulce siegue siendo uno de los problemas fundamentales del presente siglo.      La creciente profundización de la escasez del agua trae aparejado una conflictividad también en aumento, en diversas regiones del mundo.

            Otros factores relacionados con la utilización actual son el aumento constante de la urbanización, la degradación ambiental y la contaminación. Factores que afectan la extracción y distribución del agua. Las prácticas privatizadoras del agua intervienen también en el aprovechamiento  de los recursos hídricos y, especialmente, en su distribución.

En el año 2025 se prevé que la población mundial llegue a los 8000 millones de habitantes, de los cuales el 60% vivirá en ciudades, donde la problemática del agua se agrava por su uso y distribución. Además, la contaminación del agua es otro problema asociado a la escasez. Actualmente tres millones de personas mueren por beber aguas insalubres. Un habitante cada cinco del planeta no tiene agua potable. 

El aumento de la población mundial junto con el desarrollo industrial y agropecuario, sumado a la contaminación del agua, están causando un aumento de la demanda que supera la capacidad natural del ciclo del agua para reponerse. El agua comienza a ser escasa y al mismo tiempo, es imposible prescindir de ella.

            La problemática relacionada con la escasez de agua no sólo se reduce a la aceleración de la desertificación, la reducción de la producción de alimentos o la proliferación de focos de enfermedades infecciosas y la destrucción de ecosistemas. La escasez de agua y su desigual distribución, además de constituir un serio problema social y ambiental, constituye el foco de posibles conflictos geopolíticos en el siglo XXI.

            El agua como recurso vital y escaso se transforma en un bien estratégico. En el Foro Internacional de las Aguas, realizado en Porto Alegre, Brasil, en octubre de 2003, el Secretario General de Naciones Unidas Kofi Annan, expresó: “probablemente que el agua se transforme en una fuente cada vez mayor de tensión y competitividad entre las naciones si continuaran las tendencias actuales, aunque también podrá ser un catalizador para viabilizar la cooperación entre los países”. Es innegable que el agua es considerada como probable fuente de conflicto.

 

El agua como bien común de la humanidad

 

            El agua pertenece a todos los habitantes del planeta y ninguno de ellos, individualmente o en grupo debería tener el derecho de apropiárselo en forma privada. Este es el principio básico del Manifiesto del Agua, elaborado en 1998 por un grupo de especialistas mundiales, encabezados por Mario Soares, ex presidente de Portugal, y Ricardo Petrella, italiano, eurodiputado y presidente del Grupo Lisboa.

            En dicho Manifiesto, se afirma que “el agua es un bien patrimonial común de la humanidad” del cual dependen  la salud colectiva e individual así como la agricultura, la industria y la vida doméstica. Sigue el Informe sosteniendo que “el agua pertenece más a la economía de bienes comunes y de la riqueza compartida que a la economía de acumulación privada e individual...” Siendo “el acceso al agua un derecho fundamental, inalienable y colectivo...”

            Este manifiesto se anticipaba hace seis años, a las discusiones ideológicas que  dominan los Foros Mundiales del Agua realizados en lo que va del siglo XXI. Las teoría y propuestas que se discuten representan esta “conquista del agua” que se desarrolla desde la década del ´70, se focalizan alrededor de tres principios básicos: comercialización, privatización e integración oligopólica mundial entre los distintos sectores (agua potable, agua embotellada, tratamiento del agua, bebidas gaseosas), en un contexto internacional de lucha por el dominio del mercado, donde no están ausentes los conflictos de poder entre Estados.

 

El agua en la lógica del mercado global

 

            La población aumenta y la demanda también, pero la cantidad de agua disponible permanece casi constante. Frente a la escasez, el agua se presenta como un negocio y la privatización del recurso y por consiguiente su comercialización,  se perfila como una de las salidas a la crisis.

La lucha entre quienes sostienen que el agua debe ser considerada como un commodity o bien comerciable y quienes dicen que es un bien social relacionado con el derecho a la vida, se ha puesto de manifiesto. En el Foro Mundial del Agua, realizado La Haya en marzo de 2000, luego del tratamiento y discusión de la problemática, se acordó definir el acceso al agua como una necesidad humana básica y no como un derecho humano y social básico. La diferencia conceptual es sumamente importante, si se hubiese definido el acceso al agua como un derecho, implicaría obligaciones y restricciones que limitarían la acción de los actores privados, “acciones” que constituyen un buen negocio.

Para las multinacionales y las instituciones financieras internacionales el agua es un bien económico-comercial, por lo tanto, puede ser vendido, comprado o intercambiado. El acceso al agua es una necesidad vital pero no un derecho humano esencial, los seres humanos son consumidores de un bien al que es posible acceder a través de los mecanismos del mercado.  Teniendo en cuenta esta postura, se generaliza la necesidad de liberalizar los servicios de provisión de agua, a través de la desregulación y la privatización.  En el Informe Camdessus, elaborado por Michel Camdessus, ex director del Fondo Monetario Internacional, se afirma que “... sólo el sector privado puede asegurar de manera eficaz el financiamiento suplementario... que sería necesario en la próxima década para reducir a la mitad las personas que no tienen acceso al agua y a servicios sanitarios”.

Los escenarios posibles frente a esta situación son dos, aseguran los especialistas: la apropiación del recurso mediante la compra de tierras y/o la ocupación militar, y la privatización del agua.

            La apropiación territorial a través de la compra de tierras con recursos naturales estratégicos, en este caso el agua, es un fenómeno conocido a través de informaciones periodísticas. Tal es el caso de Douglas Tompkis, un rico empresario estadounidense, que compró 205.000 hectáreas en los Esteros de Iberá, en Corrientes.

También por los mismos medios, son difundidas informaciones referidas a episodios vinculados con el terrorismo en la triple frontera (Argentina, Brasil y Paraguay). Estos episodios se relacionan con intereses norteamericanos en la región. El objetivo de Estados Unidos es incidir crecientemente en el acceso, uso y usufructo de los recursos de la región.

Ana E. Ceceña sostiene que las estrategias de dominación se despliegan en escenarios múltiples, simultáneos y alternativos donde se apuesta a diversos objetivos al mismo tiempo. A partir del 11 de septiembre de 2001, aumentan las presiones sobre América del Sur para la instalación de bases militares destinadas a supervisar aquellos territorios supuestamente controlados por narcotraficantes, así como la intensificación de inversiones en la extracción de petróleo y la  insistencia en privatizar todos los sectores estratégicos.

Continua diciendo Ana E. Ceceña “si ya se tenía un despliegue de posiciones militares que en conjunto permitían un control triangulado de todo el territorio de América del Sur, con una ubicación muy cercana a los sitios que albergan las principales riquezas naturales de la región (biodiversidad, petróleo y agua), después del 11 de septiembre las presiones y los movimientos estratégicos se acrecientan”.

“El caso más evidente corresponde a la identificación de la llamada triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay como territorio de asiento de grupos musulmanes que podrían estar vinculados con Bin Laden. Es sabido que esa zona tiene un enorme interés geopolítico y geoeconómico por ser una frontera privilegiada que comunica a los dos países más importantes de América del Sur, por estar en un lugar rico en biodiversidad y con mucho agua, que además puede ser una buena fuente de energía eléctrica”.

En cuanto al segundo escenario, tres son las formas de privatización del agua a nivel mundial. La primera, es la venta total de los sistemas de distribución, tratamiento y/o almacenamiento por parte del Estado a los agentes privados multinacionales. La segunda, consiste en una concesión por parte del Estado a favor  de las multinacionales para que se hagan cargo de servicio. En este caso el cobro por el servicio y las ganancias son gestionadas en su totalidad por la multinacional. La tercera es una forma restringida, donde el Estado contrata a una multinacional para que administre el servicio del agua a cambio de un pago por costos administrativos. La multinacional puede o no hacerse cargo del cobro del servicio, pero de ningún modo tiene acceso a las ganancias generadas.

            Estas tres formas de privatización se han establecido en distintas partes del mundo, pero la más común es la concesión del servicio a empresas multinacionales. Hy muchos ejemplos de concesiones en el mundo, explotados por compañías multinacionales gigantes como Monsanto Wells, Bechtel, Suez, Vivendi, Aguas de Valencia y Thames Water, entro otros. Argentina es uno de los 150 países en los que operan Vivendi y Suez, las dos transnacionales más importantes en el negocio del agua.

            El rol que desempeñarán las multinacionales del agua es determinante en la crisis del agua, ya que el negocio de la venta de agua se perfila como muy lucrativo. La conversión del agua en una mercancía se está desarrollando en el mundo a través de los mecanismos de privatización del recurso. En un futuro cercano, algunos territorios se consolidarán como exportadores de agua y otros como importadores.

            La escasez de agua es el principio rector de este “gran negocio” en cualquiera de sus aspectos: construcción de represas y canales, tecnologías de purificación y desalinización, tratamiento de aguas contaminadas y residuales así como, el embotellamiento y la distribución.

            Definir el agua como un recurso con valor económico y estratégico atenta contra la soberanía de los pueblos, ya que los grupos económicos, amparados por declaraciones de los organismos internacionales, a través de concesiones, realizan el usufructo de un recurso vital, amparados por políticas de liberalización.  Para las grandes empresas multinacionales, el control del territorio donde se encuentra el recurso se presenta como un estrategia de alto valor económico y geopolítico, cuyo objetivo es controlar, explotar y administrar. Se construye así un nuevo mapa estratégico del recurso agua, en este mapa las fronteras del Estado-Nación se desdibujan totalmente.

 

El agua en el MERCOSUR

 

            En América del Sur existen importantes reservas de agua dulce: la Cuenca del Amazonas, los hielos continentales, la Cuenca del Plata, entre otros. Debajo del suelo de los países integrantes del MERCOSUR, se extiende el Acuífero Guaraní, un cuerpo de agua transfronterizo que constituye la mayor reserva de agua dulce subterránea de América del Sur. Este acuífero es de tal magnitud que podría abastecer por siglos a 360 millones de personas, dado que su capacidad de recarga es entre 160 y 250 Km3 por año.

            El Sistema del Acuífero Guaraní ocupa un área de 1.195.700 Km3. De esta superficie corresponde el 70% a Brasil, el 19% a Argentina, 6% a Paraguay y el 5% a Uruguay. Se trata de un sistema interconectado que se conocía, con diferentes nombres, en cada uno de los países.

            El acuífero se aloja en formaciones geológicas antiguas, correspondientes a los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico. De acuerdo a los estudios realizados hasta el momento, en Argentina se encuentra a profundidades mayores a 900 metros, mientras que en los demás países se puede localizar a profundidades variables, entre 50 y 1500 metros. En general posee una presión suficiente como para elevarse naturalmente una vez realizada una perforación. Las temperaturas están en relación con el gradiente geotérmico, de modo que varían entre 35º y 65ºC.

            El volumen de explotación estimado es 40 a 80 km3 por año, volumen que representa cuatro veces la demanda de actual de Argentina para todos los usos. En cuanto a su utilización actual, el país que más lo explota es Brasil, Paraguay y Uruguay lo utilizan muy poco, mientras que Argentina sólo tiene algunas perforaciones, que corresponden a aguas termales, ubicadas en la provincia de Entre Ríos.

           

Proyecto de desarrollo del Acuífero Guaraní    

 

Desde 1994 las Universidades de Buenos  Aires y del Litoral en Argentina, las de Parana  y Sao Paulo en Brasil, la Universidad de la República en Uruguay y la de Asunción en Paraguay, han desarrollado estudios en conjunto para mejorar el conocimiento del Acuífero Guaraní, los avances de investigación resultan limitados por la falta de financiamiento, dados los altos costos de los estudios necesarios. En el año 2000 se logra interesar al GEF (Global Environment Facility) para que subsidie la ejecución del Proyecto “Protección Ambiental y Manejo Sostenible Integrado del Acuífero Guaraní”. Este constituye el primer proyecto de manejo de gestión integrada de agua subterránea a una escala tan grande como el Acuífero Guaraní.

Un proyecto de mayor envergadura comienza a desarrollarse recientemente. En Montevideo, Uruguay, el 22 de mayo de 2003 se reunieron los países integrantes del MERCOSUR y el Banco Mundial (BM) para firmar un Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable del Sistema Acuífero Guaraní.  Para el Banco Mundial el acuífero es ...”un recurso estratégico de agua potable en el Cono Sur”.

Están previstas acciones científico-técnicas en diversos campos de la geología, hidrogeología, geofísica, geoquímica, isotopía, modelación matemática de acuíferos, sistemas de información, medio ambiente, ingeniería geotérmica, sociología, educación, legislación y otras. Se crea un fondo especial para investigaciones en temáticas específicas del Proyecto a realizar por Universidades de la región, y un fondo para la ciudadanía a utilizar por las OGNs como un importante apoyo a los aspectos sociales del proyecto. El costo total fue calculado en 26.700.000 dólares, de los cuales 13.400.000 corresponden a aporte de GEF y el resto a las contrapartes nacionales junto con el aporte de Alemania, Holanda, la Agencia Internacional de Energía Atómica y la Organización de Estados Americanos.

Con cuatro años de duración, el Proyecto está estructurado en siete áreas: 1) conocimiento y usos (expansión del conocimiento científico); 2)Gestión (implementación conjunta de un marco de gestión); 3) Participación (fomento de la participación de la sociedad); 4) Educación y comunicación (campaña educativa sobre la necesidad de protección ambiental); 5) Proyectos piloto (desarrollo de medidas para la gestión del agua subterránea  mitigación de daños); 6) Energía geotérmica (evaluación del potencial geotermal del acuífero); 7) Coordinación (trabajos administrativos y gerenciamiento del proyecto).

En una primera fase, se prevé la articulación del marco regulatorio para el manejo de este recurso, es decir, homogeneizar los lineamientos legales y operativos de acceso y uso, siempre en pos de la conservación y el uso sustentable. Esta primera etapa tendrá una duración de tres años, de los cuatro que constituyen el Proyecto.

La segunda fase consiste en incorporar los actores adecuados para la gestión del recurso. Los “actores adecuados” son capitales privados pues los Estados-Nación, debilitados,  no tiene capacidad de acción ni medios operativos para gestionar el uso del recurso. Al respecto, afirma Gian Franco Delgado Ramos: “ese es el típico modus operandi del Banco que, en este tipo de proyectos, devela su interés, primero, por configurar el manejo de cuencas y, segundo, por la transferencia de servicios hídricos hacia el sector privado”

Una sección del Banco Mundial, la CFI (Corporación Financiera Internacional) se ocupa de fomentar las inversiones sostenibles del sector privado en los países en desarrollo, para ayudar a reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de la gente.

En este escenario, la información de las características productivas del acuífero es fundamental y será la base de información para determinar la potencialidad de los negocios. Los datos científicos que se deriven de la ejecución del Proyecto, estarán a disposición del Banco Mundial y de su distintas secciones, como la Corporación Financiera Internacional. 

 

El Paradigma de Desarrollo Sustentable frente al mercado

 

En las últimas décadas, y especialmente a partir de la Conferencia de Río 92, los países del mundo acordaron abocarse a fortalecer el nuevo paradigma global de desarrollo económico con sustentabilidad ambiental. El capítulo 28 de la Agenda 21, de la Conferencia Río 92, resalta la necesidad de protección del agua dulce y la aplicación de criterios integrados de planificación y gerenciamiento de las aguas superficiales y subterráneas en sus aspectos cualitativos y cuantitativos. Presupone profundas transformaciones de la cultura dominante, y en los aspectos institucionales y legales, debiéndose considerar al agua, y a los otros recursos naturales, como bienes de alto valor económico, social y ambiental de toda la sociedad.

Hay una contradicción entre la política ambiental y el discurso de la sustentabilidad, afirma James O´Connor. Si interviene el mercado, un recurso natural deja de ser ecológicamente sostenible. La ganancia es el medio de expansión de nuevas inversiones y tecnologías y, al mismo tiempo, es el incentivo de la tasa de crecimiento económico del capitalismo. El capitalismo sostenible es posible a expensas del agotamiento de un recurso, entonces se pude pensar en la sostenibilidad del recurso.

Los ecólogos definen sostenibilidad en términos de preservación de sistemas naturales, el capitalismo, utiliza el término para designar ganancias sostenidas. Sin embargo, estas definiciones tienen poco o nada que ver con rentabilidad sostenible, que los capitales privados se proponen como objetivo primordial en sus estrategias comerciales.

El Proyecto a desarrollarse en el Acuífero Guaraní es de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable. Es válido pensar desde que perspectiva se definen estos conceptos. Es deseable que su propósito sea preservar los recursos y gestionar adecuadamente el uso del agua, para que pueda ser utilizado por las actuales y por las futuras generaciones.

 

 

 

Algunas reflexiones finales

 

            La demanda actual de agua seguirá aumentando, ejerciendo cada vez mayor presión sobre los escasos recursos hídricos. La escasez de agua es el problema social y ambiental del siglo XXI. Ante este panorama, los territorios que poseen abundancia de este recurso vital, son territorios geopolíticamente estratégicos.

            El Acuífero Guaraní se presenta como un espacio estratégico donde existen valiosos recursos naturales (agua, biodiversidad, petróleo, tierras fértiles, energía, etc). La Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Mundial intervienen en la implementación del Proyecto del Acuífero Guaraní con el objetivo de diseñar un plan de gestión y uso sostenible del sistema. Esta gestión será coordinada por organismos internacionales y por los Estados.

En este territorio transfronterizo, se abandonarán paulatinamente las concepciones tradicionales de soberanía. El límite como línea divisoria se desdibuja, siendo reemplazado por acciones compartidas y de mutua cooperación, tendientes a la preservación de los recursos que se encuentran a ambos lados de las fronteras internacionales.

            Una vez realizados todos los estudios exploratorios del Sistema Guaraní, el paso siguiente será instalar en la sociedad la necesidad de una adecuada administración y distribución del agua, que resuelva el problema de acceso al agua potable. Es en este momento,  que las multinacionales tendrán libre acceso para gestionar el recurso agua y convertirlo en una mercancía más. Dentro de un marco legal que se construirá mancomunadamente, se potenciarán las mejores opciones de estímulo para la acumulación de capital, a favor de los principales grupos de poder económico que dominan el negocio del agua en el mundo.

            Si el Acuífero Guaraní entra en la lógica del mercado, su uso dejará de ser sustentable. Pero además, si el agua pasa a tener un costo elevado, tampoco se resolverá el problema del acceso al agua potable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes de información

 

-ALIMONDA, Héctor (2002): Ecología política. Naturaleza, sociedad y utopía. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), Buenos Aires.

-CECEÑA, Ana Esther y SADRE, Emir (2002): La guerra infinita. Hegemonía y terror mundial. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), Buenos Aires.

-DELGADO RAMOS, Gian Carlo: Geopolítica Imperial y Recursos Naturales. Revista Memoria, Nº 171, mayo de 2003. http://www.memoria.com.mx/171/delgado.htm

-DELGADO RAMOS, Gian Carlo: Privatización del agua dulce mesoamericana. Revista Nueva Sociedad Nº 183, Venezuela, 2003.

-DELGADO RAMOS, Gian Carlo (2002): La Amenaza Biológica. Mitos y falsas promesas de la biotecnología. Plaza y Yanes, México.

-DELGADO RAMOS, Gian Carlo: El acuífero Guaraní. www.bolpress

-O´CONNOR, JAMES ¿Es posible el capitalismo sostenible?. En ALIMONDA, H. (2002): Ecología política. Naturaleza, sociedad y utopía. Clacso, Buenos Aires.

-PETRAS, James y VELTMEYER, Henry (2003): Un sistema en crisis. La dinámica del capitalismo global. Grupo editorial Lumen, México.

-SAXE-FERNANDEZ, Jhon; PETRAS, James; VELTMEYER, Henry y NÚÑEZ, Omar (2001): Globalización, imperialismo y clase social. Lumen Humanitas, México.

- Artículos de Diarios La Nación y Clarín. Diversas fechas

- Páginas en Internet:

            http://www.ecoportal.net/articulos/aguadulce

            http://www.ifc.org

            http://www.prodiversitas.bioetica.org

            http://www.oas.org/usde/guarani

            http://www.argenpress.info

http://www.sg-guarani.org  (Página oficial del Proyecto de Protección Ambiental y   

                                            Desarrollo Sustentable del Sistema Acuífero Guaraní).


Ponencia presentada en el Sexto Encuentro Internacional Humboldt. Villa Carlos Paz, Argentina. Setiembre de 2004.

 

 

 

 

 

 


Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • Flash Profesional Metz Ct-4 ( 600 EUR) 
     
  • European Board of Urology ( 10 EUR) 
     
  • CD'S DE TANGO ( 35 ARS) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !