Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 952 al 971 
AsuntoAutor
546/04 - CAMBIOS E Centro H
547/04 - Camino de Centro H
548/04 - Coordinad Centro H
549/04 - HUMBOLDT Centro H
550/04 - ATRACTIVO Centro H
551/04 - ESTUDO PR Centro H
552/04 - Restauran Centro H
553/04 - GAS, EL R Centro H
554/04 - Aeropuert Centro H
555/04 - DA NATURE Centro H
556/04 - ACTIVIDAD Centro H
557/04 - ALTO COS Centro H
558/04 - Patrimon Centro H
559/04 - PERSPECTI Centro H
560/04 - MAPA VILL Centro H
561/04 - ORGANIZAN Centro H
Re: 561/04 - ORGAN Centro H
562/04 - Cambios e Centro H
563/04 - Los lugar Centro H
564/04 - MAPA DE S Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 995     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 553/04 - GAS, EL RECURSO ESTRATÉGICO OLVIDADO
Fecha:Martes, 23 de Noviembre, 2004  18:36:14 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

GAS, EL RECURSO ESTRATÉGICO OLVIDADO

 

Lic. Ana Lía del Valle Guerrero[1]

Dpto. de Geografía

Universidad Nacional del Sur

 

 

RESUMEN

 

            El objetivo del presente trabajo es analizar la relación entre el recurso natural gas, con sus múltiples usos, y su influencia como variable crítica del  sistema energético argentino que está basado en la utilización de  energía eléctrica que se obtiene de recursos naturales no renovables como son el gas y el petróleo, en una proporción superior al 40% y la escasa importancia que se le ha dado al recurso durante la última década, al punto tal de desconocer las reservas reales del mismo.

            El gas es considerado la variable crítica de este sistema entonces, no sólo por los múltiples usos que presenta, sino también, por el problema que las estimaciones de reservas probadas, de acuerdo a informes técnicos y sin ratificación actual de las empresas encargadas de la exploración de nuevas reservas, no van más allá de fuentes de  abastecimiento para los próximos 16 años.

La crisis energética que enfrenta actualmente el país, es sólo una pequeña muestra, de las consecuencias  que provocaría  su ausencia si  no pensamos en el largo plazo y no comenzamos a tomar medidas correctivas, desde este momento histórico.

 Las decisiones implican  tanto a decisiones de Política Económica, como de Política de Defensa, e incluyen a actores sociales tan diversos como, empresas multinacionales, consumidores de servicios públicos, organismos de defensa de los derechos de los consumidores , así como también, diferentes organismos del Estado, entre ellos, los Ministerios de Economía, Planificación, Relaciones Exteriores y Defensa y nos enfrenta con problemas de política interna, como aumentos de las tarifas o del precio de la nafta, y de política exterior como son las relaciones con todos los países de la región, actualmente bastante conflictivas, merced a la crisis energética que ha pasado, del plano nacional al regional.

La metodología utilizada para elaborar el trabajo ha sido el seguimiento de la información en diarios nacionales y económicos y su contrastación con estudios sectoriales específicos del área energética y de defensa.

 


 “El planeamiento exitoso no se hace pensando en el futuro, sino pensando en las consecuencias futuras de las decisiones presentes. Si no tomamos las decisiones ahora nunca cambiaremos el futuro.”  PETER DRUCKER

 

El presente trabajo se realiza dentro del marco de la tesis de Maestría en Política y Estrategia cuya denominación es “El rol estratégico del gas, como variable crítica del sistema energético nacional y regional”, actualmente en elaboración.

El objetivo principal es redefinir conceptos desde el enfoque actual de los recursos naturales y en base a ello establecer también relaciones con los nuevos conceptos en Defensa en cuanto a la Seguridad y unirlos en base a la búsqueda del bienestar de la población y el mantenimiento de su calidad de vida, relacionando de este modo los conceptos de recurso, ambiente y geopolítica desde el punto de vista de la defensa y la estrategia.

 

Introducción a la energía

 

La palabra energía posee varios significados pues es usada como un concepto importante por varias ciencias, así por ejemplo en biología se hace referencia a la energía biótica, que es la forma de energía característica de la materia viviente. En términos generales puede manifestarse que la energía es la capacidad para producir trabajo o para inducir cambios físicos.

La energía puede ser considerada desde diferentes puntos de vista, como ser el económico ya sea como factor de producción, como bien de consumo o como materia prima; como fuente o como forma de energía o como recurso estratégico vital para el desarrollo de un país.

La energía desde el punto de vista de la geografía económica se puede considerar en tres aspectos: como instrumento económico, es decir como factor de producción ya que un buen desarrollo energético lleva a un buen desarrollo económico y por el contrario  recursos energéticos insuficientes impedirán el desarrollo, ya en 1952 Pierre George en su libro Geografía de la Energía decía “De su importancia depende la aptitud de los diversos grupos humanos para producir lo que necesitan para vivir y asegurar su independencia económica y política”. Como parte del instrumental económico ya que se la requiere para activar todo tipo de maquinaria o herramienta, aunque no se incorpore materialmente a los bienes o servicios producidos (su presencia aparece en los costos).

 La otra forma es considerarla como bien de consumo, donde el comportamiento está afectado por los tipos de modalidades de consumo como ser comercial, industrial, residencial, se la considera como un bien de consumo final, pues se la utiliza para el confort humano(iluminación, enfriamiento, calefacción, etc.).

También se la pude considerar como materia prima en actividades  industriales que requieren mucha energía como por ejemplo en las llamadas electroindustrias, como la del aluminio  y del cobre o también como es el caso de la industria petroquímica que utiliza el gas como una materia prima básica para su desarrollo.

Otra diferenciación que debe realizarse es entre fuentes y formas de energía. Las primeras están dadas por los recursos originarios que van a permitir al hombre  mediante los procedimientos técnicos adecuados, transformarlos  en los tipos de aprovechamientos que satisfagan las respectivas necesidades humanas. Así por ejemplo son fuentes de energía: los combustibles fósiles, el agua, el viento, el sol y sus formas de energía son la energía termoeléctrica, la energía hidroeléctrica, la energía eólica y la energía solar respectivamente.

Dentro de las formas de energía cabe incorporar otro concepto que es el de Recurso Natural, este tiene a su vez dos formas distintas de clasificarlo, una tradicional en función de su renovabilidad y otra actual en función del uso.

La percepción de la población y la gran mayoría de los documentos públicos adopta el primer criterio, y plantear en el siglo XXI , la importancia de un recurso natural suena a una verdad conocida e innecesaria, pero , siempre hay un pero que justifica la insistencia en el tema.

 ¿Cómo se define hoy un recurso natural?, un recurso natural es todo aquel que sirve para satisfacer necesidades humanas y fue clasificado tradicionalmente en dos tipos de recursos, de acuerdo con su renovabilidad , en recursos renovables o de flujo que se renuevan constantemente ,como por ejemplo el agua a través del ciclo del agua y en recursos no renovables o de stock, que son aquellos que no se renuevan o que por lo menos no lo hacen en una escala del tiempo humana, dentro de los cuales se encontraría por ejemplo el gas.

Esta clasificación, que es la que se utiliza en el Libro Blanco de la Defensa, cuando se habla de los principales intereses estratégicos para la Defensa Nacional, ha caído en desuso , ya que  el ejemplo clásico del agua como recurso natural renovable es hoy en día muy cuestionable, puesto que hay que diferenciar entre cantidad y calidad del agua y la contaminación de las misma hace que se hable en el futuro de las guerras por el agua, lo que parecería un contrasentido si se dice que es un recurso autorenovable.

Teniendo en cuenta esta situación, existe una nueva forma de clasificar los recursos naturales utilizada por el español Jorge Morello, es clasificarlos en función del uso que se hace de los mismos, remarcando el concepto de recursos de uso múltiple, es decir cuando mayor es la variedad de funciones que se pueden aprovechar de un recurso mayor es su importancia.

Siguiendo estos conceptos pensemos al gas desde el punto de vista tradicional y como es percibido por la mayoría de la población, como recurso natural no renovable utilizado para producir energía calórica domiciliaria, que se venteaba por falta de gasoductos o falta de interés para su exportación, y al que se le daba una importancia mucho menor frente al petróleo o, a la energía eléctrica.

Si pasamos a la nueva concepción de recurso natural, en función de la variedad de usos que se puedan obtener de él , podemos agregar al concepto clásico utilización para energía calórica domiciliaria, que es también, por ejemplo, la base de la industria petroquímica, el polo petroquímico de Bahía Blanca expandido a nivel sudamericano y mundial en cuanto a su escala de producción, encuentra la base de la cual depende en la provisión del gas de la cuenca neuquina, que utiliza en sus plantas como:  PBB- POLISUR, para producir plásticos y derivados, MEGA y PROFERTIL, para la producción de urea granulada. También el sistema eléctrico nacional depende en gran medida de las centrales termoeléctricas cuyas turbinas son abastecidas por gas, por lo cual un problema en su abastecimiento generaría consecuencias a nivel domiciliario para la población en general a través de los cortes de luz e indirectamente a la industria que es una gran consumidora de electricidad, dependiente del gas.  A estos grandes consumidores se han sumado también más de 1 millón de vehículos que utilizan el GNC como combustible, y los consumidores de GNL, en garrafas que son un alto porcentaje en el país.

Planteada la importancia de actualizar el concepto de recurso natural cabe agregar como esto implica la necesidad de modificar la percepción y la valoración que debe hacerse del mismo desde el punto de vista tanto político como estratégico, ya que a través de los medios y de la legislación vigente en parte se desprende , que también existe en ellos una percepción desvalorizada del recurso.

Desde el punto de vista político, porque dentro de las políticas públicas está la Política de Defensa, que debe tener muy clara la importancia estratégica de este recurso para poder aplicar apropiadamente las leyes que protejan a nuestro país de monopolios extranjeros que manejen estos recursos, a través de las empresas multinacionales, como Repsol-YPF o Petrobras que manejan desde la producción en boca de pozo hasta el transporte y distribución, a pesar de las regulaciones que impiden estas integraciones verticales.

Desde el punto de vista estratégico si tenemos en cuenta lo expuesto hasta el momento es innegable la importancia que deben tener estos recursos para nuestro país, no sólo los recursos, sino la propiedad y el uso que se hace de los mismos.

En el marco del proceso de reforma del Estado, las empresas estatales fueron progresivamente desestatizadas, la decisión de transferir al capital privado tanto las áreas de explotación de recursos energéticos, en una primera etapa, como el capital accionario mayoritario, en la segunda fase, aparece como fuertemente contradictorio con la estrategia seguida en otros países de América Latina, con referencia a la participación del Estado en el manejo de sus recursos naturales estratégicos, tal es el caso de la principal empresa petrolera argentina YPF, que paso a manos de capitales españoles, y la participación de empresas privadas argentinas como Perez Companc, cuyas acciones pasaron a manos de la empresa estatal brasilera Petrobras.

En la gran mayoría de los países que cuentan con una productora de hidrocarburos que ofrece al mercado interno el producto para su comercialización y además lo exporta, los respectivos gobiernos han decidido no resignar el control fundamental del ente respectivo por diferentes motivos. En primer lugar se considera que la explotación de un recurso natural no renovable y a la vez, estratégico para el desarrollo nacional debe estar administrado por quien representa los intereses generales de la Nación, esta es la razón básica por la cual PETROBRAS sigue en poder del estado brasileño más allá de que este autorizada a celebrar contratos de producción bajo concesiones específicas con empresas privadas. En otros países además de este motivo se considera que estas empresas aportan divisas muy  importantes para el presupuesto de la Nación, como es el caso de los países exportadores de petróleo como México, Venezuela o Colombia.

La única experiencia latinoamericana que resignó la conducción de sus recursos naturales estratégicos y que por lo tanto resignó la defensa de su patrimonio nacional y de una fuente importante de ingresos de divisas fue Argentina.

Las leyes de Privatización de Empresas del Estado y la  de Defensa de la Competencia, no deben ser incompatibles con la protección del patrimonio nacional, no debe perderse de vista que la energía es fundamental para la realización de actividades económicas y que cada país aprovecha los recursos disponibles de diferentes formas a través de Políticas Energéticas, que deben estar acordes con las Políticas de Defensa, en cuanto la importancia estratégica de los recursos energéticos que muchas veces se basan en recursos agotables y que deben ser utilizados, por lo tanto a conciencia. La importancia de una decisión tanto política como estratégica puede verse en la recientemente llamada “Guerra del Gas” en Bolivia que terminó derrocando a su presidente.

La reciente propuesta de crear una petrolera estatal como empresa testigo en el sector, Enarsa (Energía Argentina Sociedad Anónima), es una muestra de una toma de conciencia de las autoridades de la Nación en cuanto al grado de “descontrol” en que se halla el sector energético aunque la propuesta parece bastante apresurada y con poca intervención en los sitios donde existe el conflicto, puesto que las áreas en las que intervendría serían zonas no licitadas en la plataforma continental, estas áreas off- shore implican mayores costos de inversión y mayores riesgos, sin seguridad de encontrar las nuevas reservas que necesita el país, por otro lado grandes inversiones en infraestructura necesitan tener la seguridad que tendrán el recurso gas para transportar, hecho este, sobre el cual existe bastante incertidumbre sobre cuales son las reservas reales con las que cuentan las empresas petroleras.

  

 

¿Quién es quién en la provisión de Energía?

 La producción y disponibilidad de energía en Argentina , como en el resto del mundo ha ido cambiando en cuánto a las fuentes que se utilizaron , primero fue el carbón, luego sustituido por el petróleo, los combustible fósiles actuales no pueden ser sustituidos de inmediato y se piensa que dentro del futuro energético es previsible que entremos en una fase de transición cuyo protagonista será el gas natural, que posee varias ventajas, es más abundante que el petróleo y el carbón, está mejor distribuido por todo el mundo y su incidencia de contaminación es mínima.

El sector energético argentino se basa en una variable crítica, el gas, lo cual genera una vulnerabilidad del sector eléctrico por la fuerte dependencia de la disponibilidad de gas, ya que este alimenta el 55% de las centrales termoeléctricas del país.

Las 11 gasíferas que operan en el país, accedieron al negocio en Diciembre de 1992 y se dividen en 2 grandes distribuidoras, TGS (Transportadora de Gas del Sur) y TGN (Transportadora de Gas del Norte) que transportan el gas de las boca de pozo al precio mayorista que le cobran las petroleras,  que luego se distribuye a través de 9 distribuidoras en todo el país que trasladan el precio de los distribuidores a los operadores.  Este gas abastece tanto al consumo domiciliario como al industrial, tal es el caso de los polos petroquímicos y a estos consumidores se ha sumado un gran aumento del consumo de GNC en los vehículos a raíz de la situación económica actual, la estimación es que actualmente rondan el millón de usuarios .

El gas puede obtenerse principalmente de los yacimientos petrolíferos, de los yacimientos gasíferos y  de las destilerías de petróleo

Las petroleras que venden este gas en boca de pozo son REPSOL-YPF, PETROBRAS, PAN AMERICAN ENERGY, TECPETROL, que lo entregan a las refinadoras ESSO. SHELL, REPSOL- YPF y PETROBRAS, todas empresas multinacionales, que aprovecharon la oportunidad de inserción en un mercado desregulado .

La experiencia argentina ha demostrado la existencia del peligro del “oportunismo empresario” derivado de utilizar la debilidad del Estado en determinado momento para imponerles condiciones más beneficiosas para los privados. La amenaza de hacer caer una concesión, de no replantearse un esquema de concesiones incumplidos, o tratar de renegociar otras ventajas como por ejemplo, una extensión en los plazos de contratos ofreciendo a cambio inversiones política o económicamente necesarias en el corto plazo son ejemplos de oportunismo empresario.

Un ejemplo concreto: a comienzos  de 2000, recién asumido el gobierno de la Alianza, Repsol-YPF ofertó aumentar en unos 2000 mil millones de dólares, en los siguientes 5 años, las inversiones comprometidas para el riquísimo yacimiento petrolero neuquino de Loma de la Lata. Pero a cambio, quería que se le prorrogara por 10 años más el contrato de explotación que vencía en el 2017. La empresa sacaba provecho de la difícil situación económica del país, y de un gobierno ávido por promover inversiones que reactivaran una economía en recesión desde 1998. El oportunismo es claro, en la medida que las prestaciones a intercambiar no eran razonablemente equiparables. (Thwaites Rey y López, 2003, pg. 68)

Con un crecimiento del PBI superior al 8% en el 2003, luego una caída de más del 10% del PBI en el 2002, uno se pregunta si es posible, sin nuevas inversiones estructurales, contar con la capacidad energética necesaria para sostener el repunte económico. La respuesta es NO y por eso ya se está hablando de cortes de energía motivados principalmente en la falta de gas, que abastece a las centrales termoeléctricas que luego generan energía para la industria. Esta falta se debería no a la ausencia del recurso sino a la falta de inversión en tareas de exploración y explotación de nuevas cuencas gasíferas, y en obras de infraestructura como nuevos gasoductos.

Se debe desglosar el problema en varios aspectos, por una parte la utilización del recurso natural, teniendo en cuenta que su uso sostenible está determinado por 3 variables, la demanda social, la oferta ambiental  y el tiempo en que es requerido. Cuando la oferta ambiental es igual a la demanda social, no existen problemas de abastecimiento, pero cuando la demanda social es mayor de la oferta ambiental, surge el conflicto. Superado entonces este umbral de equilibrio aparece la necesidad de establecer mecanismos para superar el conflicto y no afectar, ni a la población actual, ni a las futuras generaciones.

Surgen entonces una variedad de actores en conflictos, cuyos intereses contrapuestos suman mayores dificultades a la resolución del conflicto. Estos son: las petroleras, con diferentes argumentos, no hay gas, no se puede explorar porque las inversiones no son rentables, los precios internacionales son favorables a la exportación y no al abastecimiento del mercado interno con tarifas retrasadas y pesificadas, argumento este último no expresado abiertamente, aunque base del conflicto.

Por otro lado las  distribuidoras de gas y electricidad que se ven obligadas a realizar cortes para distribuir un recurso energético escaso, y que son obligadas por el Estado a perjudicar a unos, las industrias, en beneficio de otros, los usuarios domiciliarios.

El tercer actor en conflicto es el Estado que debe enfrentar un triple frente, los usuarios de los servicios públicos, que quieren un suministro continuo y sin  aumento de tarifas

( a pesar de ser algo inevitable y que se trata de encubrir bajo un sistema de premios y castigos), las empresas con las cuales está renegociando los contratos y las cuales presionan indirectamente a través del FMI en un momento crítico de negociación de la deuda externa argentina, amparadas por regulaciones ampliamente favorables negociadas durante la década del ’90 y las petroleras que presionan por aumentos en los combustibles cuyo precios están fijados en base a un valor de 28 dólares el barril cuando actualmente se llegó a un máximo histórico de 42 dólares el barril, lo cual torna inevitable el aumento de precio de los combustibles y con ello su correlato de aumento en todos los productos que lo tiene  como componentes en sus costos.

Y por último, un problema grave desde el punto de vista del fortalecimiento de los procesos de integración regional, como son los problemas generados por el incumplimiento de contratos y el corte de suministro de gas y electricidad a Chile, principalmente, así como también a Uruguay y Brasil. La búsqueda de alternativas para solucionarlo con Venezuela y Bolivia, que han generado un nuevo frente de conflicto internacional con Chile a raíz de las condiciones impuestas por Bolivia (…no exportar ni una molécula de gas a Chile…).

 

 Legislación y Organismos de Control

  A partir de la década del `90, Argentina realizó una profunda y drástica reestructuración de sus industrias energéticas, en el marco de un proceso de Reforma del Estado y de la economía en su conjunto. Se realizó en el breve lapso comprendido entre 1990 y 1993, e implicó la transferencia de activos públicos  del sector y de las funciones empresarias a los actores privados, al mismo tiempo, que un mayor protagonismo del mercado como mecanismo asignador de los recursos energéticos. A partir de la reforma, el ámbito de acción del Estado se limitó específicamente a las funciones  regulatorias. La asignación de los recursos naturales energéticos fue atribuida de modo casi exclusivo a las decisiones de los inversores privados; el Estado eliminó de manera casi total toda potestad de planificación en el uso de los recursos y en la implementación de políticas energéticas activas.

A comienzos de 1992, se modificaron las organizaciones de los sectores eléctricos y gasíferos argentinos tanto en los aspectos regulatorios como institucionales.

Las leyes que enmarcaron estos cambios fueron la Ley Nº 24.065  para el sector eléctrico y la Ley Nº 24. 076 para el  gas, cada una con  sus decretos y resoluciones reglamentarias, que se sancionaron a principios de 1992 y se promulgaron parcialmente en junio. Ambas en su artículo 1º establecen que regulan el transporte y distribución de gas y electricidad, que por sus características se consideran servicios públicos, y también dan origen la los organismos de regulación y control, el ENRE y ENARGAS.

El ENRE es el Ente Nacional Regulador de la Electricidad, y su principal tarea es la de tratar los problemas que resultan de la aplicación de la regulación.

El ENARGAS es el Ente Nacional Regulador del Gas

Desde el punto de vista de la política de defensa, teniendo en cuenta que dentro de las políticas públicas, está la Política de Defensa, se debe tener muy en claro la importancia estratégica de este recurso para poder aplicar apropiadamente las leyes que protejan a nuestro país de monopolios extranjeros que manejen este recurso, como es el caso de la compra de Petrobras de capitales brasileros, de los bienes que vendió la empresa Pérez Companc, entre ellos TGS, principal fuente de abastecimiento del polo petroquímico de Bahía Blanca , que le permite aquello que las regulaciones prohiben, ser a la vez productor y transportador,  tener una penetración en el mercado energético argentino cada vez más importante, y ampliar sus posibilidades de obtención de un recurso escaso para su país, el gas , como posibilidad para cubrir los importantes  problemas en cuanto a abastecimiento de energía,  ya que es un país fuertemente dependiente de la energía hidroeléctrica que presenta problemas cíclicos en relación con ciclos húmedos y secos, que ya le han generado una fuerte crisis energética en el pasado.

 

  El gas como recurso estratégico  y su relación con la Política de Defensa

 Dentro de la multidimensionalidad del criterio de Seguridad Nacional esta depende de factores que operan en 5 campos: militar, político, económico, social y ambiental.

Dentro de la problemática abordada, el gas como recurso estratégico, considero que son importantes en este caso el campo Político, en cuanto impone el orden Jurídico –Social  en el cual se desarrolla el conflicto, a través de la Ley de regulación de la Competencia, y de los entes reguladores como el ENRE y el ENARGAS y los organismos defensores de los derechos de los consumidores desde lo social como ADECUA, en el campo Económico, tiene que ver con el acceso a los recursos físicos y financieros, y la propiedad de los mismos , y a quienes les otorga beneficios y poder, estas son las empresas productoras, transportadoras  y distribuidoras de energía, en su mayoría de capitales extranjeros y el campo Ambiental ,en cuanto al mantenimiento de la biosfera local y global, incorporado a la Constitución mediante el artículo 41 ,con el derecho a un medioambiente sano, bastante cuestionado en cuanto al uso que hacen las empresas de estos recursos y a las consecuencias que generan, como por ejemplo el caso del gasoducto en el N.O. que afecta al yaguareté y a la selva tucumano – oranense, o a los tendidos  de redes de alta tensión sobre zonas pobladas o el uso de combustibles que puedan elevar el nivel de contaminación como es el carbón o gas , como el venezolano con una composición química más contaminante que el utilizado actualmente, o el aumento en la cota de Yaciretá que podría afectar a los humedales de los Esteros del Iberá. Todos estos campos son entonces afectados por las medidas que se tomen en el sector energético.

El concepto de Seguridad, se define entonces como la situación  en la que un estado  se considera resguardado contra agresiones militares, presiones políticas o coerciones económicas significativas, obteniendo con ello libertad de acción para proseguir con su propio desarrollo y progreso. Las presiones originadas por organismos internacionales como el F.M.I.,cuyos integrantes tienen fuertes relaciones económicas con los propietarios de las empresas privatizadas y su intromisión en decisiones de política interna, como el aumento de tarifas, muestran un marco de inseguridad que presiona al estado en su decisiones motivado por una deuda externa que lo condiciona en la toma de decisiones.

Por otro lado, también la seguridad jurídica, en la que enmarcan las tomas de decisiones de inversión por parte de empresas o países, se encuentra seriamente afectada ya que a través de decretos se modifican las reglas de juego establecidas. Esto afecta tanto al trato del Estado con las empresas privatizadas, como a las relaciones establecidas entre los estados regionalmente, ya que existe una integración regional del sistema energético cuyos convenios no se están cumpliendo y están generando roces diplomáticos y resentimientos que generan retrocesos en los procesos de integración en la región.

 

La actual situación en cuanto al manejo de este recurso es de Inseguridad  ya que se refleja una combinación de amenazas y vulnerabilidades, en cuánto al aprovechamiento sustentable del mismo,  y en cuanto a la falta de cumplimiento en el seguimiento de las regulaciones aplicables, precisamente por una percepción desvalorizada del recurso.

Amenazas como son las presiones de los organismos internacionales, el resquebrajamiento de  las relaciones con  países vecinos y la redefinición del sistema energético regional. Vulnerabilidades, como la imposibilidad de mantener el abastecimiento industrial y domiciliario, simultáneamente, con las consecuencias que genera de inestabilidad política y social por los aumentos de tarifas y la distribución inequitativa del recurso, y lo que es más grave el hecho de descubrir que esto no es sólo una situación coyuntural, sino una situación estructural si pensamos en el largo plazo, ya que las reservas estimadas del recurso gas en Argentina son para 16 años.

Por lo tanto para aumentar la seguridad es necesario reducir la vulnerabilidad a través de una revisión de las regulaciones y leyes aplicables en el plano interno, haciendo una evaluación completa de los recursos energéticos existentes en el país, una racionalización en el uso de los mismos teniendo en cuenta que son recursos no renovables, pero que se pueden utilizar de un modo sustentable, sostenido y solidario, si somos conscientes de sus limitaciones y alternativas de cambios en los hábitos de consumo, a la vez que impedir o disminuir las amenazas, a través de una participación activa del Estado en los casos de las Alianzas Estratégicas que se están realizando entre firmas extranjeras productoras  de estos recursos estratégicos que contrarían lo dispuesto en cuanto a la integración vertical de las empresas, que implican la intromisión de países extranjeros en las decisiones de política interna como es el caso de Petrobras, que como empresa transportadora (T.G.S.) puede incidir en las negociaciones tarifarias, y ser conscientes de la necesidad de la presencia del Estado en la propiedad y manejo del recurso ,como sucede en el resto de los países con políticas energéticas con fuerte presencia estatal como es el caso de Brasil, siempre teniendo en cuenta que en este recurso en particular se está hablando de un Bien Público Puro que se define como aquel “Bien o servicio de cuyo disfrute no puede excluirse a la población, independientemente de quién pague por él, y cuyo consumo por un individuo no reduce la cantidad disponible para otro individuo” (Mochón y Beker, Economía, p.674).

De acuerdo con esta definición decir que en este invierno del 2004 nos veremos privados de luz y de gas, porque los propietarios de las distribuidoras de gas tienen mejores precios internacionales y prefieren exportarlo antes que entregarlo a las centrales termoeléctricas que luego proveerán la luz domiciliaria e industrial, es atentar contra una de las obligaciones del Estado que están incluidas dentro de la llamada Economía de la Defensa, que define este concepto de bien público puro, dentro de una idea de Seguridad Redefinida, que abarca no sólo cuestiones militares sino también cuestiones de economía internacional o problemas de utilización de los recursos naturales, como es este caso.

La ley 24.059 de Seguridad Interior en su artículo 2º dice que la misma es,“La situación de hecho basada en el derecho, en la cual se encuentran resguardadas la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes , sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional”.

Cualquier amenaza a este estado de seguridad debe ser evitado por el Estado, pero ¿qué se considera amenaza desde el punto de vista estratégico?, De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, amenaza es dar indicio de estar inminente alguna cosa mala o desagradable, anunciarla, presagiarla. En sentido general son las condiciones externas que son obstáculos para alcanzar objetivos.

Para considerar que existe una Amenaza a la Seguridad Nacional desde el punto de vista estratégico se la debe analizar desde 3 puntos de vista : el tipo de amenaza (militar, política, social, económica, ecológica),la percepción  de la amenaza ( es decir, a quien afecta, a qué hechos son tenidos en cuenta y al significado que se les atribuye en el análisis . Depende de la ubicación del receptor, la perspectiva espacial y temporal, y los factores constitutivos del receptor como capacidad sensorial, memoria histórica, psicología) y por último la  intensidad de la amenaza, en cuánto a  especificidad, cercanía, probabilidad, peso, consecuencias, amplificación histórica.

Los hechos que se plantean en los medios con respecto a cortes de energía producidos por el desabastecimiento de gas por ser dedicado este a otros fines, como la exportación, serían, en cuanto al tipo una amenaza económica y social, en cuánto a la percepción, desde mi perspectiva espacial y temporal y formación académica considero que se menosprecian los efectos , ya que se acotan a problemas de gas, de tarifas o de cortes de suministros eléctricos indirectos(falta reabastecimiento de gas a las termoeléctricas) y se olvida por ejemplo el abastecimiento a industrias que son grandes consumidoras de este recurso como por ejemplo la industria petroquímica, los usos en la cadena de frío y en gran variedad de empresas que ya, ante estos cortes han aplicado suspensiones temporarios a sus empleados( caso de La colina, que suspendió a 300 empleados) generando un marco de conflictividad social, tanto a nivel empresarial como obrero.

 En cuánto a la intensidad  considero que son problemas de peso, probables y posibles, con consecuencias inmediatas para la población y economía del país y que no tienen antecedentes en la historia del país por la velocidad con que se dan las alianzas estratégicas y fusiones de empresas en la actualidad y falta de regulación adecuada y  seguimiento de los componentes accionarios de las diferentes empresas todo englobado en un proceso de Integración Regional que desatiende la Seguridad Nacional por falta de definición precisa de cuales son los intereses Estratégicos y de la Política de Defensa, ya que estos no han sido actualizados frente a la realidad de los procesos de integración, globalización, estrategias preventivas de algunos países y los flujos de capitales e intereses que no reconocen territorios, pero que limitan la soberanía de los países a través de la economía (deuda externa).

La Política de Defensa es la parte de las Políticas Públicas que establece cursos de acción tendientes al logro de la Seguridad Nacional, es decir que provee el marco para tomar decisiones y ejecutar acciones que puedan evitar amenazas a la Seguridad Interior y a la Seguridad Nacional, estas deben actuar en común acuerdo con las decisiones políticas y económicas que impidan que empresas, como es el caso de las transportadoras y distribuidoras de gas tomen decisiones, en cuanto al destino que darán a este recurso esencial para la calidad de vida de la población argentina, teniendo en cuenta que uno de los valores básicos a sustentar por la Defensa Nacional de acuerdo al capítulo 5 Intereses Nacionales, del Libro  Blanco de la Defensa , es el “Bienestar de la Población” valor fundamental también de nuestra Constitución.

Entre los intereses estratégicos que inciden en el logro de los intereses nacionales y que están afectados por la problemática expuesta se pueden considerar, la integración y seguridad regional (vía alianzas estratégicas de empresas del MERCOSUR en áreas energéticas),el crecimiento económico y social (Vía cortes eléctricos que afectan a la población y a la industria), los recursos no renovables (vía explotación excesiva en beneficio de otros países), la preservación del medio ambiente (caso del gasoducto en el N.O. que extingue parte de la flora y fauna de esa región). Problemas todos ellos prácticamente dejados de lado por los medios de comunicación masivas y lo que es más grave, por el Estado mismo.

Lamentablemente, todos estos aspectos de fondo, están ocultos por una situación económica precaria de buena parte de la población, preocupada por la posible suba de tarifas y sus efectos en su economía doméstica, más allá de las consecuencias en el logro de los intereses nacionales que darían bases  sólidas a un país que las necesita con urgencia para recuperar su credibilidad a nivel mundial para lograr su inserción en .el mundo en un plano de igualdad con otras naciones.

Pierre Célérier en su libro “Geopolítica y Geoestrategia” dice que “… el valor intrínseco de un país depende de la abundancia y de la calidad de sus recursos. Su riqueza es función de su productividad y del valor comercial de su producción. En fin, su potencia política y su fuerza dependen del empleo que puede y sabe hacer de sus recursos y de los productos que él saca de ellos, es decir su valor intrínseco y  de su riqueza.

Un país puede ser de gran valor, hasta ser rico, sin por ello alcanzar la potencia.”(Célérier,1955,p.53). … ¿Describe a la Argentina?.

Si agregamos a este pensamiento de 1955, uno mucho más actual, el de Peter Drucker, quien dice que: “El planeamiento exitoso no se hace pensando en el futuro, sino pensando en las consecuencias futuras de las decisiones presentes. Si no tomamos las decisiones ahora nunca cambiaremos el futuro.”.

Tal vez, sea este el momento de tomar las decisiones que nos permitan  lograr tener el país que queremos, aquel que aproveche de manera planificada los abundantes y variados recursos que la naturaleza le proveyó,  y con conciencia, que los tiempos de las tomas de decisiones no se pueden posponer hasta el comienzo de las crisis, como en medicina, la prevención es el mejor remedio para evitar las enfermedades.

Es indispensable que el gobierno nacional decida aplicar una política energética estratégica, dejando de lado la búsqueda de réditos políticos en el corto plazo, y  que, pensando en el largo plazo y en el marco de un  sistema energético regional tome las decisiones que aseguren, un abastecimiento de energía sostenible para nuestro país y la región.

 

 BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

-CÉLÉRIER,P. GEOPOLÏTICA Y GEOESTRATEGIA. Ediciones Círculo Militar. Vol. Nº 508 a. Buenos Aires . 1961.

-CICCOLELLA,P.GRANDES INVERSIONES Y DINÁMICAS METROPOLITANAS . BUENOS AIRES: CIUDAD GLOBAL O CIUDAD DUAL DEL SIGLO  XXI. Instituto de Geografía, FFYL, UBA. Buenos Aires. 1999.           

-de MATTOS, R. REESTRUCTURACIÓN, CRECIMIENTO Y EXPANSIÓN METROPOLITANA EN LAS ECONOMÍAS EMERGENTES LATINOAMERICANAS,EDIUNS. Bahía Blanca. 1998.

-ALBURQUERQUE,F. COMPETITIVIDAD INTERNACIONAL,ESTRATEGIA EMPRESARIAL Y PAPEL DE LAS REGIONES.Revista EURE (Vol. XXI, nº 63) Chile. 1995.

-BENKO, G y LIPIETZ,A.: LAS REGIONES QUE GANAN. DISTRITOS Y REDES. LOS NUEVOS PARADIGMAS DE LA GEOGRAFIA ECONÓMICA. Edicions Alfons el Magnanim. Valencia,1994.

-BENKO, G. LA CIENCIA REGIONAL. Ediuns. Col. SOCIEDAD Y TERRITORIO. Bahía Blanca. 1999

-GORENSTEIN ,S. et. al .CIUDADES Y REGIONES FRENTE AL AVANCE  DE LA GLOBALIZACIÓN. Red Iberoamericana de Investigadores en Globalización y Territorio. EDIUNS. Bahía Blanca.1998.

-KOUTOUDJIAN,A y otros. GEOPOLÏTICA TRIDIMENSIONAL DE ARGENTINA Ediciones Eudeba. Buenos Aires. 1999.

 

-MARINI,J.EL CONOCIMIENTO GEOPOLÏTICO. Ediciones Círculo Militar. Vol nº 720. Buenos Aires 1985.

-MENDEZ,R. GEOGRAFIA ECONÓMICA. LA LÓGICA ESPACIAL DEL CAPITALISMO GLOBAL Ed. Ariel. Barcelona. 1997.

-MORELLO,J.MANEJO INTEGRADO DE LOS RECURSOS NATURALES. España . 1983.

 

-PUYOL, R. ESTEBANEZ, J. Y MENDEZ, R. GEOGRAFÍA HUMANA. Ed. Cátedra. Madrid. 1988.

 

-REPÚBLICA ARGENTINA, MINISTERIO DE DEFENSA, LIBRO BLANCO DE LA DEFENSA  NACIONAL, Ministerio de Defensa. Buenos Aires. 1999.

 

-ROFMAN,A. LAS ECONOMÍAS REGIONALES A FINES DEL SIGLO XX. Los circuitos del petróleo, del carbón y del azúcar. Editorial Ariel. Buenos Aires. 1999.

 

-THWAITES REY M, y LÓPEZ ,A. FUERA DE CONTROL, La regulación residual de los servicios privatizados. Temas grupo editorial. 2003.

 

LEGISLACION VIGENTE

 

LEY Nº 24065- del SECTOR ELÉCTRICO

LE Y Nº 24076- del GAS NATURAL

LEY Nº 25156  DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA  .

 


[1] El presente trabajo fue total mente financiado por la U.N.S., Bahía Blanca,Argentina.

[2] El presente trabajo fue total mente financiado por la U.N.S., Bahía Blanca,Argentina.


Ponencia presentada en el Sexto Encuentro Internacional Humboldt. Villa Carlos Paz, Argentina. Setiembre de 2004.


Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • Regalo original PERVIDEL ( 7.7 EUR) 
     
  • regalo de empresa artesano ( 12.5 EUR) 
     
  • Artesanía para la oficina ( 12.5 EUR) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !