Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 904 al 923 
AsuntoAutor
498/04 - EL FUTURO Centro H
499/04 - Turismo c Centro H
500/04 - SE TOMARO Centro H
501/04 - Paisajes Centro H
502/04 - O Reciclo Centro H
503/04 - PANEL GEO Centro H
504/04 - LOS CAMIN Centro H
505/04 - bailando Centro H
506/04 - EL CENTRO Centro H
507/04 - HUMBOLDT Centro H
508/04 - ÁREAS Y L Centro H
509/04 - CON NUEST Centro H
510/04 - PRIMERA C Centro H
511/04 - LA PERCEP Centro H
512/04 - EMILCE Centro H
513/04 - PARTICIPA Centro H
514/04 - Merlo - S Centro H
515/04 - METODOLOG Centro H
516/04 - INUNDACIO Centro H
517/04 - Hosteria Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 956     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 515/04 - METODOLOGÍA Y TÉCNICAS EN EVALUACIÓN AMBI ENTAL DE PROYECTOS: APORTES DESDE LA PERSPECTIVA TERRITO RIAL
Fecha:Sabado, 30 de Octubre, 2004  00:19:57 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

METODOLOGÍA Y TÉCNICAS EN EVALUACIÓN AMBIENTAL DE PROYECTOS:

APORTES DESDE LA PERSPECTIVA TERRITORIAL

 

Autoras:

C. Carballo,

A. Pereyra,

L. Soria

y C. Chiasso

Colaborador: J. Santoro [1]

 

Resumen

El presente trabajo tiene como propósito debatir el papel del territorio en el análisis y aplicación de métodos y técnicas en la Evaluación Ambiental de Proyectos. En esta oportunidad se propone una aproximación teórica de la Evaluación de Impacto Ambiental y un análisis empírico de dos estudios de caso.

Esta ponencia se compone de tres partes: a) caracterización de la EIA en el contexto de la globalización; b) descripción de las metodologías y técnicas utilizadas frecuentemente; y c) definición y aplicación empírica en las técnicas y metodologías de EIA del análisis territorial.

 

1. Introducción

El deterioro de los recursos naturales, evidenciados a fines de la década de los sesenta, actuó como un disparador que motivó a numerosos grupos sociales al cuestionamiento y revisión de las funciones gubernamentales y de sus instituciones carentes de compromiso y respuestas ante la compleja problemática ambiental de ese momento. Las primeras sociedades en reaccionar fueron las  de los países desarrollados, iniciando una insistente y fuerte presión social ante el Estado y los organismos internacionales. Las protestas y manifestaciones públicas, exigieron,  y aún exigen, una respuesta ambiental, y una revisión sobre los efectos no deseados ambientales del modelo económico vigente que repercuten en la población, en su ambiente y territorio.

La importancia de incluir la dimensión ambiental en etapas de proyectos u obras con el fin de garantizar la viabilidad económica y social se inició por la década del ´70. De esta manera su incorporación como elemento explicativo y decisorio se instrumentó en los organismos estatales articulados con organismos de financiamiento.

A partir de los prestamos internaciones y los requerimiento de estos organismos, y siguiendo las pautas metodológicas aplicadas en las sociedades desarrolladas, se insertará la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) en los países latinoamericanos. En investigaciones anteriores, se caracterizó el proceso de inserción de la EIA en Argentina, de las que se pueden sintetizar dos rasgos: por un lado, la “repetición” de las técnicas y procedimientos sin contemplar las singularidades del territorio analizado; y por otro lado, la escasa dimensión y alcance de las variables sociales en el análisis de los proyectos (prácticas que se extiende en toda la región).

Siguiendo con la investigación, en etapa, avanzamos sobre en particular sobre el alcance de las técnicas, y es por ello, que se propone compartir, en esta oportunidad, dos estudios de caso en que observaremos a partir de ciertas metodologías aplicadas sus ventajas y desventajas. Casos que se trabajaron, en el marco del Seminario de Evaluación de Impacto Ambiental de la Licenciatura en Información Ambiental de la Universidad Nacional de Luján.

 

2. La Evaluación de impacto ambiental en el contexto de la globalización

Se observa, a partir de los ´70, en la región latinoamericana una transformación ambiental inédita a partir de la aplicación de nuevas tecnologías importadas a sistemas ecológicos inapropiados desde los diferentes sectores productivos,  y en la apropiación desigual de los recursos naturales. Estos cambios son bien descriptos por varios trabajos de investigación, entre las obras publicadas podemos señalar: “Las transformaciones del espacio geohistórico latinoamericano, 1930-1990” de Pedro Cunill Grau (1995); “El futuro ecológico de un continente” de G. C. Gallopín (1995); “Utopías del Medio Ambiente” de Ma. Di Pace (1992); “Informe sobre el Desarrollo Mundial” del B.M. (1992); Desarrollo y Medio Ambiente en América Latina y el Caribe, Una visión evolutiva” MOPU (1990); “El deterioro del Ambiente en la Argentina” del FECIC (1988); y más recientemente, “El ajuste estructural argentino y los cuatro jinetes del Apocalipsis ambiental” de Morello y otros (1997),  entre otros trabajos.

La introducción de la EIA en los países en desarrollo llegó en un modelo signado por las necesidades impuestas por el sistema de relaciones internacionales y el desarrollo interno de estos países. Desde el mercado internacional, surgió la necesidad económica de eliminar ventajas que podían encontrar posibles competidores si se ubicaban fuera de los países desarrollados. Esto lleva a crear condiciones de relativa o superficial igualdad  para sumar a los países del sur en los procesos "ambientales". Fueron, los organismos financieros y organizaciones económicas internacionales los que embanderaron a diversos países con la EIA. "Esta globalización de la gestión ambiental ha modificado de alguna manera las funciones que tradicionalmente venían desempeñando los organismos sectoriales de la Administración Pública, pero no ha implicado su desaparición. En consecuencia, de alguna manera se ha mantenido la tradicional división de las funciones ambientales de carácter sectorial"  (Brañes, 1991) 

Por su parte Cabrera (1986) describe y analiza las diferentes problemáticas de la inserción de la EIA clasificándolos en: los de naturaleza socio-política, los problemas de naturaleza científica y los problemas administrativos. En ese sentido Brañes (1991) menciona entre los conflictos la similitud de las leyes y decretos ambientales en la región. En el caso de Argentina fueron entre los aspectos más destacados: la carencia de un marco legal integral de EIA[2] que armonice los procedimientos y su implementación, la escasa o nula participación pública, las debilidades en la formación profesional y la falta de una visión sistémica e interdisciplinaria.

La carencia de una política ambiental nacional y la débil estructura del Estado en los diferentes niveles jurisdiccionales caracterizan la gestión de los recursos como compleja, ambigua, parcial o fragmentada en el accionar. La política de desarrollo regional, por un lado, y la apertura del mercado externo por el otro, generaron presiones sobre las comunidades y os recursos naturales.

La transformación institucional de la década de los noventa, tuvo como sustento internacional la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo realizada en Río de Janeiro en 1992, en la que varios países latinoamericanos asumieron el compromiso gubernamental, representadas en las más altas jerarquías institucionales del Estado, de generar y/o fortalecer sus organismos específicos del ambiente. En el ámbito nacional, surge la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable (entonces, Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano), la que dependía de la Presidencia de la Nación hasta fines de 1999. Importantes acciones a la hora iniciar y/o fortalecer la participación pública  y los controles ambientales.

Por otro lado, el aspecto positivo de la instrumentación e introducción de la EIA, es que se ha instalado en las sociedades un marco explicativo más complejo del ambiente, donde se reconocen tanto a los sectores productivos como a los sociales como partes de un mismo sistema. De allí, que los problemas ambientales son percibidos, cada vez más,  no como una consecuencia "natural" sino social.

El principal objetivo de la aplicación de la EIA, es, revertir el deterioro y prevenir las futuras alteraciones ambientales negativas que provocan las acciones, programas, proyectos y políticas que aún no han introducido la dimensión ambiental;  o  se encuentren en una etapa inicial o heterogénea en la gestión ambiental de su territorio y recursos. Esta caracterización se expresa actualmente -en todas las escalas jurisdiccionales- tanto en las diferentes condiciones y evolución en la gestión del ambiente como en la resignificación que cada comunidad hace sobre el desarrollo sustentable y la  “calidad de vida” de sus habitantes.

La aplicación de la EIA, exige conocer y discutir algunos de los factores implicados en actuaciones generadoras de impacto y control ambiental, tales como: la manifestación de los efectos sobre el ambiente, las causas del impacto, las repercusiones en el espacio, los actores sociales involucrados, la percepción del conflicto, las posibilidades de intervención, los niveles adecuados de responsabilidad para su resolución como los objetivos a lograr.

La dimensión territorial ha sido otro uno los aspectos más débiles y más frecuentes en la aplicación de la EIA, por lo que consideramos necesario resignificar el papel del territorio[3] en relación con su sociedad para evitar la “repetición” de técnicas que no contemplen la singularidad del caso ambiental. En esta construcción conceptual, se ha introducido además, el concepto de incertidumbre, caracterizado por la complejidad, la diversidad, la interdependencia, el dinamismo y el riesgo. La incorporación de la incertidumbre en la estrategia de la EIA genera una nueva perspectiva en el manejo de problemas ambientales que requieren cambios en los modos de pensar y en el análisis.

 

3. Las metodologías y técnicas en EIA

Desde el ámbito técnico se advirtió una importante producción de manuales de procedimientos, técnicas y metodologías[4]. Estas obras tienen en común, la formulación de numerosos instrumentos para la valoración ambiental del medio físico del ambiente, pero una escasa articulación con la sociedad y su territorio. Como resultado se observó una debilidad en el tratamiento de los aspectos sociales y culturales caracterizados por un abordaje superficial, con escasos indicadores y/o extrapolación “neutra” de saberes técnicos reconocidos, sin adecuación local en la aplicación de la metodología y en el proceso del análisis ambiental. Sin embargo, cabe aclarar que tanto Gómez Orea (1999) como Canter (1998) consideran en sus propuestas a los factores socioeconómicos y territoriales, equilibrando, de esta manera, el análisis biológico y del medio natural.

 

Diagnosticar un impacto ambiental significa conocerlo e interpretarlo, en primer lugar, dentro del contexto social. Y recién luego, se podrá plantear la posibilidad y oportunidad de una intervención adecuada. De la misma manera, podemos inferir que de acuerdo con el tipo de proyecto, área geográfica, marco jurídico-legal deberá realizarse una selección de las técnicas y metodologías más eficientes para el desarrollo de los Estudios de Impacto Ambiental.

 

Entre las técnicas y / o métodos más utilizados podemos encontrar:

 

  • Listas de chequeo: constituyen una secuencia ordenada de factores ambientales que son afectados por el programa, proyecto, o también de los parámetros del proyecto que pueden ser incididos ambientalmente. Pueden ser simples, descriptivas o escalares. Son útiles en la identificación de impactos en la faz preliminar.

 

  • Matrices causa-efecto: esta técnica cruza información de una lista de actividades del proyecto con una lista de características ambientales generando una matriz. Aquí se establecen las relaciones causa-efecto entre acciones o actividades / factores efectos. Son útiles en la identificación sistemática y directa. Pero a veces los impactos pueden ser doblemente valorados.

 

·        Una de las más conocidas matrices es la denominada de Leopold, formulada por Leopold en 1971 consiste en 100 columnas que representan acciones o actividades de un proyecto enfrentadas a columnas a 88 filas que contienen los factores ambientales. Sus celdas se completan con valores de 1 a 10 y signos positivos y negativos. Cada celda está dividida para considerar la magnitud e importancia de los impactos.

·        Diagramas de redes, diagramas de flujo y/o redes de interacción: orientados para resaltar  la interacción entre factores ambientales y detectar efectos secundarios y terciarios. El método introduce en la relación causa-condición, efecto permitiendo identificar la acumulación de efectos directos o indirectos. Se representa en cadena de relaciones sucesivas, forma de diagrama de flujos o árbol de impacto, pudiendo visualizar gráficamente las interrelaciones que surgen de la instrumentación de un proyecto en un ambiente determinado.

Uno de los sistemas de redes y gráficos utilizados en EIA es el método de Sorensen basado en tablas cruzadas y gráficos que son útiles par analizar a partir de las condiciones iniciales del territorio las condiciones finales del mismo una vez estudiados los efectos. Es un método dinámico.

 

  • Métodos visuales. Técnicas cartográficas,  sistemas de información geográfica: existe elaboración de  mapas de impacto entre ellos la superposición de mapas que se basan en la superposición cartográfica resultante del inventario ambiental y socioeconómico, valorándose el grado de impacto de cada acción, en función del valor afectado. Son útiles en etapas preliminares para seleccionar alternativas y descartar áreas que tuvieran restricciones.

 

  • Métodos basados en indicadores. Método de Holmes, se considera un método estático. Está basado en juicios subjetivos de los evaluadores. Es ventajoso para la selección de alternativas.

Método de la Universidad de Georgia, aquí se considera 56 componentes ambientales y su importancia relativa. Se pondera situación presente y futura y es útil para considerar alternativas.

 

  • Métodos cuantitativos de valoración del impacto (Batelle-Columbus): fue desarrollada por los laboratorios de Batelle-Columbus en la década del 70 y está principalmente orientado a la planificación del recurso agua, aunque se puede utilizar en la evaluación de otros recursos. Se establece un listado de 78 parámetros ambientales que se ordenan en 18 componentes ambientales agrupados en cuatro categorías ambientales grandes grupos: Ecología, Contaminación ambiental, aspectos estéticos y aspectos de interés humano. “Cada parámetro, expresado en unidades de calidad ambiental, gracias al uso de las funciones de transformación, se le asigna un valor resultado de la distribución de mil unidades, el cual se estima según su mayor o menor contribución a la  situación del medio ambiente. Quedan ponderados los distintos parámetros. Efectuando la suma ponderada de los factores, se obtiene el valor de cada componente, categoría y el valor ambiental total”[5].

                                                                                                                     

·         Criterios relevantes integrados: consiste en la reunión de especialistas en diferentes factores ambientales de manera de caracterizar correctamente los efectos sobre los componentes ambientales. Se le otorga un peso específico a cada impacto jerarquizándolos.

 

·        Cuestionario y encuestas a la población afectada: consiste en un conjunto de preguntas sistemáticas sobre características genéricas de los factores ambientales con el objetivo de estimar a priori el nivel de impacto y detectar posibles conflictos.

 

·        Consultas a expertos: o paneles de especialistas esta dada por la reunión de un grupo multidisciplinario de expertos en temas diversos para analizar el proyecto identificando entonces los elementos del medio que pudieran sufrir alteraciones.

 

4. Territorio y  EIA: estudios de caso

Sucintamente hemos mencionado, en el punto anterior, algunas de las técnicas y métodos más utilizados en EIA, sin embargo, cabría preguntarse, si como resultado de la aplicación de estas técnicas y métodos, las problemáticas ambientales pueden resolverse. Resultados de nuestra investigación, y en particular, sobre el análisis empírico de la aplicación de la EIA, se concluyó en otras etapas, que la confiabilidad de estos instrumentos está sujeta a la incorporación o no del territorio en la articulación entre la población y su ambiente, el que actúa además, como organizador de las técnicas y metodologías. También, el procedimiento adoptado de EIA requiere de la conformación de equipos interdisciplinarios, contar con un alto grado de confiabilidad de los datos y fuentes de información disponible, explicitar el alcance y limitaciones de las técnicas y procedimientos utilizados (que en la mayoría de las veces se minimizan o no se ponderan en la etapa del análisis). En otra escala, encontramos necesario evidenciar el tipo de decisiones que pueden influir o no en el tipo evaluación ambiental de proyectos (normas, controles, auditorias, entre otros).

Por todo lo expuesto se evidencia una necesidad de indagar sobre:

a)      Alcance y limitaciones de las técnicas y su grado de vinculación con el territorio, llevando a la revisión tanto el plano teórico-metodológico como su aplicación empírica.

b)      Evaluación crítica de la incorporación del territorio como estrategia para la selección de técnicas y construcción metodológica de la EIA.

A continuación, se presentan algunos resultados obtenidos en dos casos experimentales, en el marco de la asignatura Técnicas de Evaluación Ambiental de Proyectos de la Carrera de Licenciatura en Información Ambiental, de la Universidad Nacional de Luján.

En la asignatura, se aplicó como modalidad de trabajo: el estudio de caso. Los alumnos debían resolver un proyecto a realizarse, en el área de influencia de la universidad. Para ello, se solicitó a los alumnos cumplir con algunos de los requerimientos que exige el Banco Mundial, y se les formuló los siguientes términos de referencia:

  • Resumen Ejecutivo
  • Marco Jurídico
  • Descripción y ubicación del Proyecto
  • Inventario ambiental o estado pre-operacional del ambiente
  • Propuesta metodológica
  • Identificación de acciones del Proyecto
  • Identificación de factores ambientales susceptibles de ser afectados
  • Identificación de efectos
  • Valoración o ponderación de impactos ambientales
  • Evaluación de impactos ambientales
  • Medidas de mitigación
  • Plan de monitoreo y control ambiental
  • Viabilidad ambiental del Proyecto.

 

Con el continuo asesoramiento docente, en cada caso de EIA, se identificaron y se diagnosticaron los principales impactos ambientales, tanto en la fase de construcción, como en la de funcionamiento del Proyecto. A continuación, le presentamos una síntesis de los principales resultados:

 

Caso A: Proyecto Complejo Opium Night Club. Zárate – Provincia de Buenos Aires[6]

Descripción del Proyecto:

El Proyecto de referencia consiste en un complejo denominado Opium Nigth Club- Restaurante -Pub-Shows, el cual se levantará en un predio ubicado sobre la margen derecha del Río Paraná de las Palmas, en el sector central de la Avenida Costanera Norte, Eduardo Buscaglia  de la Ciudad de Zárate, Provincia de Buenos Aires.

El Proyecto pertenece a un particular, quien obtuvo el predio a través de la cesión -mediante un contrato privado- del contrato de concesión de uso derivado de la Licitación Pública Nº 2/93 llevada a cabo por la Municipalidad de Zárate. Asimismo, el predio de referencia fue concedido, originalmente, para uso destinado a la construcción, explotación y arrendamiento de muelle para pesca, kiosco, bar, proveeduría deportiva, alquiler de embarcaciones y sus obras complementarias.

Este complejo contará con una superficie de 1000 m2, que será delimitada por la construcción de una empalizada perimetral con troncos naturales y, cuyo frente abarcará unos 200 m. sobre la ribera del Río Paraná de las Palmas.  El casco principal y techado del emprendimiento ya se encuentra previamente construido y al que solo se le realizarán algunas modificaciones mínimas, principalmente de decorado, y a su alrededor se levantarán dos quinchos abiertos, a modo de pistas de baile, con vista al Río.

Opium Night Club funcionará durante todos los días de la semana como un restaurante- pub a excepción de los días sábados desde las 24 hs. cuando su principal función será la de boliche bailable, actividad no estipulada en el contrato de concesión de uso cedido.

Cabe destacarse, que sin perjuicio de los impactos ambientales que provocaría este Proyecto, el Código de Planeamiento Urbano y la zonificación de la ciudad de Zárate, no permite la instalación de boliches bailables en la zona de referencia y, desde el marco jurídico, el área ribereña de instalación del Proyecto es de uso público y libre según la legislación vigente.

 

Metodología  y técnicas aplicadas:

Para llevar a cabo la identificación, valoración y evaluación de los impactos ambientales del Proyecto de referencia se ha aplicado la siguiente metodología:

§         Lista de chequeo o control

§         Matriz de causa-efecto preliminar

§         Cuadro de identificación de efectos

§         Matriz de valoración cualitativa de los efectos 

§         Matriz escalonada de Sorensen

§         Mapa de impactos

§         Diagrama de flujos

 

Resultados:

§         En el estudio de EIA, se destacan acciones claves causales del Proyecto como * levantamiento de la empalizada, *cierre de calles, *interrupción del libre acceso del público al área ribereña (en la fase de construcción y de operación) y *el cambio de uso del suelo con la apertura del complejo (en la fase de funcionamiento), entre otros.

§         De acuerdo con la evaluación llevada a cabo, estas acciones sustentan la mayor cantidad de impactos significativos en cuanto a la magnitud y a la persistencia. En este sentido, se deberá prestar una especial atención en mitigar la alteración que estas acciones.

§         Respecto de la fragilidad del ambiente, cabe destacarse, que el medio físico será alterado de manera significativa, con impactos de relevante importancia y magnitud.

§         Ciertos factores como el clima, el agua y el suelo condicionarán la instalación y el normal funcionamiento del complejo, debiéndose tener en cuenta, además, las alteraciones que el proyecto ocasionaría sobre estos,  y viceversa.

§         El medio socio-cultural y territorial se vería altamente afectado, dado que sería modificado en forma notable el patrimonio histórico-cultural y la dinámica de los habitantes del lugar, especialmente, por la pérdida de un espacio público libre y gratuito para el disfrute de la población local y de los visitantes, como lo estipula la legislación en materia ribereña vigente.

§         Acerca de la actividad socio-económica, el turismo local y el comercio de menudeo contingente y vinculante tendrían un impacto ambiental positivo pero de baja relevancia y magnitud, en particular, a la hora de compararlo con los efectos negativos del proyecto, éste sería poco significativo, en especial para la población local.

§         Respecto del medio perceptual, la alteración de la dinámica y de la relación entre la población y el área ribereña abierta y pública, en vinculación con la falta de aplicación de la legislación vigente, representaría el impacto de mayor magnitud, persistencia e importancia de este proyecto.  Sin embargo, se podría mitigar con un cambio parcial de la localización del complejo a fin de dejar el denominado camino de sirga en concordancia con el artículo 2639 del Código Civil.

§         Si bien, se puede considerar que los impactos ambientales que generaría el proyecto serían de una relevante importancia y magnitud, la mayoría de los mismos son mitigables, y las alteraciones o pérdidas son pasibles de reparación, a partir de ciertas modificaciones y adaptaciones que se deberían implementar, delineándose y llevándose a cabo las medidas correctoras del proyecto, así como también la elaboración y aplicación del plan de monitoreo y control ambiental.

§         No obstante, se concluye que el proyecto no sería viable si se persiste en localizar al complejo en el Paseo Costanera de la ciudad de Zárate, en especial, por que los impactos en el medio socio-cultural no serían mitigados en forma sencilla, dado que el proyecto pretende ubicarse en un área pública, de ocio y de recreación, con un sentido histórico-cultural y con un paisaje ribereño de un alto valor social y ambiental para la comunidad. Con el agravante de que la concesión de uso dada originalmente por la autoridad municipal competente no contempló la actividad principal del proyecto.

§         En ese sentido, la legislación y las normas vinculantes condicionan y prohíben la instalación del complejo en la zona ribereña. En este contexto, se deja expuesto que no existe viabilidad ambiental posible del proyecto.

§         Por lo tanto, se considera la posibilidad de sugerir como alternativa viable, desde el punto de vista ambiental-territorial, la ejecución del proyecto fuera de la zona ribereña, es decir se explicita la condición imprescindible de cambio de la ubicación del proyecto de referencia.

§         A través del análisis crítico y reflexivo, de la experiencia, se observó que las debilidades/ventajas inherentes  a cada método y técnica se pudieron integrar y  articular a partir del territorio.

§         Finalmente, se considera indispensable la re-localización del denominado Complejo Opium Night Club, a la luz de políticas de ordenación y gestión ambiental del territorio.

 

Caso B: Proyecto El evento Tiempo de Gauchos en el Parque Los Robles. Moreno – Provincia de Buenos Aires[7]

Descripción del Proyecto:

El proyecto de referencia se trata de la realización del evento denominado “Tiempo de Gauchos” en el Parque “Los Robles”,  Partido de Moreno, provincia de Buenos Aires.

Este parque está ubicado a 9 km. al sudoeste del centro de la ciudad de Moreno y se encuentra a 45 km. de la Capital Federal, constituyendo una reserva natural de 268 hectáreas, adquiridas por la Municipalidad de Moreno en el año 1989 y dividida en tres áreas de acuerdo a la zonificación y uso del suelo: el sector de recreación con unas 35 ha., el de interpretación con otras 33 ha. y la zona de reserva específica y con acceso controlado con las 200 hectáreas restantes. Cabe aclararse que originalmente el bosque del parque fue implantado, pero que ha evolucionado naturalmente, en especial a partir de la gran cantidad de especies renovales que crecen en toda su extensión.

Este Parque y el Lago San Francisco han sido incorporados al banco de datos de áreas protegidas de la Administración de Parques Nacionales con Categoría B y, a su vez, declarado por la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza como paisaje protegido.

La realización del evento ocupará de manera directa unas 30 ha. pertenecientes al área de recreación, pero indirectamente al resto del Parque y su zona de acceso e influencia.

Este es un evento propuesto por la Cámara de Turismo de Moreno y organizado por la Federación de Centros Tradicionalistas de la Provincia de Buenos Aires. El mismo se realizará por varios días a mediados del mes de Noviembre de cada año y se estima la concurrencia de alrededor de 10.000 a 15.000 visitantes en su primer año, considerándose que aumentaría la asistencia en los eventos posteriores a medida que se extienda la promoción y el conocimiento del  mismo.

Cabe destacarse, que sin perjuicio de los impactos ambientales que provocaría este Proyecto, el Código de zonificación del Partido y del Parque no contemplan la realización de un evento de esta envergadura dentro de una zona de reserva. No obstante, se considera que los efectos e impactos dependerían de la modalidad, recaudos y medidas de mitigación que se implementen.

 

Metodología  y técnicas aplicadas:

§        Lista de chequeo o control

§        Matriz de causa-efecto preliminar 

§         Matriz de Leopold

Resultados:

§         Se destaca como una de las acciones claves causales del Proyecto: *la provisión de energía eléctrica (en la fase de preparación y de funcionamiento), dado que varios factores del medio físico y biológico se verán afectados por el tendido de las líneas y la instalación de los postes, impactando en particular sobre la flora, la fauna y el suelo. A su vez, sobre *el paisaje que se verá afectado por la presencia de elementos artificiales y ajenos al lugar.

En la fase de funcionamiento las acciones causales claves se derivan de las *diferentes actividades inherentes al evento que impactarán de manera significativa tanto sobre el medio físico-biológico como sobre el medio socio-cultural, en especial sobre la población estable y sobre los habitantes de las zonas aledañas y los visitantes habituales del Parque.

§         Respecto de la fragilidad del ambiente cabe destacarse que el medio físico y biológico serían alterados de manera significativa, con impactos de relevante importancia y magnitud.

§        A su vez, ciertos factores como el clima, el agua y el suelo condicionarían la preparación y el normal funcionamiento del evento, debiéndose tener en cuenta las alteraciones que los mismos ocasionarán sobre el proyecto y su entorno; y viceversa.

§        Acerca de la actividad socio-económica, el turismo local y el comercio de menudeo contingente y vinculante, derivan en un impacto ambiental positivo pero de baja relevancia y magnitud, en particular, a la hora de compararlo con los efectos negativos del proyecto.

§        A pesar de que en el medio socio-cultural se produciría un impacto positivo ya que el evento representa las tradiciones y costumbres de la identidad local y nacional, en el uso del territorio se produciría un impacto negativo por la modificación y alteración del uso del suelo a causa de las actividades vinculadas al proyecto.

§        Se destaca la alteración de la dinámica y de la relación entre la población estable, los visitantes y la funcionalidad del lugar, a causa de  las actividades propias del evento, del acceso y permanencia de los asistentes, del ingreso de las tropillas, de la realización de la doma y la corrida de sortija, entre otras; la que representarían el impacto de mayor magnitud e importancia de este proyecto. 

§        Cabe destacarse que el polo turístico de Moreno está conformado por el Parque Los Robles, el Lago San Francisco y el Dique Roggero, ofreciendo múltiples posibilidades de aprovechamiento de recreación y esparcimiento de la población. El deterioro de los recursos o el cambio del paisaje y cambio de uso de la zona, como ocurriría con la realización del evento, provocarían la pérdida temporal y hasta permanente del interés de los tradicionales visitantes, y traería un efecto económico negativo.

§        En conclusión,  se considera que a pesar de que el evento “Tiempo de Gauchos” tiene un importante significado cultural, su realización en el Parque Los Robles no sería el lugar apropiado, dado que es una reserva de la naturaleza y no está preparada para eventos de tal magnitud, en especial porque los impactos tanto en el medio físico-biológico como en el medio socio-cultural no serán mitigados en forma sencilla. En este contexto, se interpreta que no existe viabilidad ambiental posible del proyecto, considerándose la posibilidad de sugerir como alternativa la ejecución del proyecto fuera de la zona del Parque.

 

Conclusiones

Finalmente, a través del análisis crítico y reflexivo del marco conceptual que sostiene a la EIA como estrategia para la ordenación ambiental del territorio; y del trabajo empírico de los casos expuestos, se proponen las siguientes ideas finales:

En las fortalezas de los métodos y técnicas seleccionadas y aplicadas se pudieron observar diferentes potenciales en su uso, según se evidenció en los casos analizados.

Bajo este esquema conceptual, en la realización de la EIA, el territorio permitió integrar, por un lado, las miradas e intereses de los diferentes grupos de decisión pública y/o privada involucrados; y por otro lado, se hizo especial hincapié en el alcance de las técnicas para identificar los factores, las acciones e impactos sin dejar de lado la dimensión socio-cultural y socio-económica.

Con diferencias sustantivas, se pudieron identificar, al incorporar al territorio en la EIA como variable central, el cambio significativo en el uso del suelo, y con ello, re-significar los impactos de mayor magnitud.

En ambos casos las características de los proyectos y de los lugares seleccionados, permitieron concluir, que para lograr la viabilidad ambiental de las propuestas (a partir del análisis en otras escalas y de la ponderación temporal que superara el corto plazo), era necesaria la re-localización de las mismas.

Por último, en ambos casos se evidenció que los cambios sustantivos en el uso del suelo impactarían negativamente, no solo en el medio ambiente, sino a la población y a su la economía local.

 

5. Bibliografía 

Banco Mundial (1989) Libro de consulta para la EIA. Volumen II. Lineamientos sectoriales. Depto. De Medio Ambiente. Washington D.C.

Cabrera, P. (1986) La introducción de la EIA en los países del tercer mundo Ponencia presentada en las III Jornadas Semana del Geógrafo. Impacto Ambiental y Desarrollo. Caracas. Venezuela.

Canter, L. (1998) Manual de Evaluación de Impacto Ambiental. Técnicas para la elaboración de estudios de impacto. Mc.Graw Hill. Madrid.

Carballo, C. (1999) Participación comunitaria y EIA. En Informe de Avance del proyecto SO79 "La introducción de la EIA en la Argentina, 1970-1998. El papel de las Ciencias Sociales y sus aportes metodológicos en la evaluación ambiental de proyectos. División Geografía. Depto Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Luján. Cap. 3.

Carballo, Pereyra y Soria. (2000) Las Ciencias Sociales en la Evaluación Ambiental de Proyectos. Una propuesta de análisis desde el territorio y la sociedad. En: Tercer Encuentro Nacional de Unidades Ambientales del Sector Vial. San Martín de los Andes. Neuquén.

Carballo, Pereyra y Soria, (2001) La inserción de la EIA en la Argentina ¿Una propuesta integral para la gestión ambiental del territorio o una simple ilusión? Anuario de Geografía 2000-2001. UNLu

Carballo, Pereyra y Soria (2002) La Evaluación de Impacto Ambiental: De la teoría al territorio. En: II Jornadas Interdepartamentales de Geografía de Universidades Nacionales. Tandil, mayo 2002. UNICEN.

Conesa Fernández Vítora, V., et al. (1995) Guía metodológica para la EIA. Mundi prensa. Madrid. 

Echechuri, Héctor A. (1999) La Evaluación de Impacto Ambiental. Un camino articulador entre el saber y la gestión. Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño. Universidad Nacional de Mar del Plata.

Gómez Orea, D. (1999) Evaluación de Impacto Ambiental. un instrumento preventivo para la gestión ambiental. Mundi Prensa y Editorial Agrícola Española. Madrid.

Iribarren, F. (1997) Evaluación de Impacto Ambiental. Su enfoque jurídico. Ediciones Universo. Buenos Aires.

Soriano Moyano, M. (1992) Evaluación de Impacto Ambiental. Legislación y metodología. Cuadernos de ciencia y técnicas ambientales. Serie medio ambiente. Instituto de Estudios Baleáricos. Segunda parte.

 



[1] Docentes y ayudante de la División Geografía del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Luján.

[2] Esto fue profundamente analizado en el capítulo II del primer informe de avance (2001) del proyecto: “La Introducción de la EIA en la Argentina 1970-1998. El papel de las Ciencias Sociales y sus aportes metodológicos en la evaluación ambiental de proyectos”. Integrantes: C. Carballo; L. Soria y A. Pereyra. División Geografía, Depto. Ciencias Sociales. UNLU.

 

[3] Desde la dimensión territorial de la EIA Gómez Orea (1999) desarrolla ampliamente el proceso de integración ambiental articulando territorio y ambiente e incorporando los conceptos de capacidad de acogida y fragilidad ambiental, entre otros. A su vez establece lineamientos para el abordaje de la relación territorio ambiente en los procesos de evaluación y diagnóstico ambiental, como también selección de indicadores y elementos para el monitoreo ambiental. 

 

[4] Entre los expertos y organismos internacionales más destacados que iniciaron propuestas metodológicas que sentaron precedentes en el área, encontramos a  Canter (1998); Conesa Fernández Vitora (1995); Soriano Moyano (1991); Gómez Orea (1999); Beorlegui Zolaya (2000); Espinoza (2001); y otros documentes publicados por diversos organismos y agencias como el Ministerio de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente de España (1994); Organización Mundial para la Agricultura y la Alimentación (1983); Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros.

 

[5] Conesa Fernández Vítora (1997, 69)

[6] Alumnos: Altamirano–Bulo (2002)

[7] Bernasconi, Fasano, Muñoz, Piovano, Roberts ( 2001)


Ponencia presentada en el Quinto Encuentro Internacional Humboldt. Neuquén, Argentina. Octubre de 2003.


Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • FIFA 2005.- XBOX NUEVO!!!! ( 700 MXN) 
     
  • Camara Digital Olympus D-390. Excelente estado!!! ( 450 ARS) 
     
  • Foco Subaru Legacy 92 - 94 Delantero lado Derecho ¡nuevo¡ ( 120000 CLP) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !

     





    ------=_NextPart_000_005A_01C4BE16.2FB89380--