Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 861 al 880 
AsuntoAutor
460/04 - Estimados Centro H
461/04 - SEGUNDA J Centro H
462/04 - TERCERA J Centro H
463/04 - Las etapa Centro H
464/04 - TRÁMITE P Centro H
465/04 - CUARTA JO Centro H
466/04 - Globaliza Centro H
467/04 - QUINTA JO Centro H
468/04 - Planifica Centro H
469/04 - Saludos Centro H
470/04 - Post-encu Centro H
471/04 - Coordinad Centro H
472/04 - LOS ESPAC Centro H
473/04 - ESCRUTINI Centro H
474/04 - A estraté Centro H
475/04 - FE DE ERR Centro H
476/04 - Comodoro Centro H
478/04 - Agenda Si Centro H
477/04 - SOCIOS CE Centro H
479/04 - Desarroll Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 912     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 479/04 - Desarrollo local y gestión municipal en un cent ro petrolero en expansión: Rincón de los Sauces -Provi ncia del Neuquén-
Fecha:Sabado, 9 de Octubre, 2004  00:25:47 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

Desarrollo local y gestión municipal en un centro petrolero en expansión:

Rincón de los Sauces -Provincia del Neuquén-

 

Graciela Vives *

 

 

 La franja oriental de la provincia, estrechamente vinculada a la energía, es el asiento de varias localidades que nacen y se desarrollan en función de los vaivenes del sector. Rincón de los Sauces se distingue entre ellas por estar acompañando la expansión de la explotación hidrocarburífera que ocurre en la actualidad en el norte provincial.

La ciudad está situada a 250 kilómetros de Neuquén Capital, sobre el tramo superior del Colorado -noreste de la provincia del Neuquén, departamento Pehuenches-. Con 111.638 hectáreas, es uno de los mayores municipios del país. Se trata de un asentamiento joven, que comienza a figurar en los censos de población a partir de la década de 1970, organizado en torno a la explotación de un recurso no renovable: de ese sector de la Cuenca Neuquina se extrae un porcentaje significativo de los hidrocarburos -petróleo y gas- producidos en el país.[1]

La localidad refleja la evolución de las ciudades petroleras y su población -unos 15.000 habitantes- estructura su dinámica en función del recurso. Rincón de los Sauces presenta características propias de los centros de crecimiento explosivo. En lo social, las problemáticas están asociadas a una población que se triplicó en la última década[2], con flujos migratorios sostenidos y elevadas tasas de masculinidad, propias del trabajo petrolero. Desde el punto de vista urbano, el crecimiento poblacional acelerado y la consiguiente expansión del área urbana dificultan la satisfactoria provisión de infraestructura social y servicios básicos, con deficiencias en la red de agua potable, gas, cloacas y pavimento. La insuficiencia de las comunicaciones aéreas y terrestres contribuyen al aislamiento del centro.

 

 

Gestión Local en un nuevo contexto

 

Los cambios ocurridos en la década del noventa han afectado las formas socioorganizativas, dando un nuevo giro en la articulación entre las expresiones “locales” y “globales” de la sociedad. La corrosión de la concepción centralista ha conducido al cuestionamiento del Estado-nación uniformizador, defensor del interés público frente al privado, recaudador, guardián de mecanismos de redistribución de ingreso e impulsor de una mayor justicia social, motor principal del proceso de desarrollo, responsable de políticas de promoción regional y sectorial. Un Estado centralista que se contraponía a instituciones locales débiles, y volcadas al cumplimiento de funciones de carácter administrativo, cuyo escaso poder de gestión abortaba toda pretensión de autonomía local. En tal panorama el municipio encontraba limitada su capacidad de incidir en la vida de la comunidad.

La ruptura comentada plantea, por el contrario, el resurgimiento de la institución organizativa local, con un municipio que reformula sus roles tradicionales y expande sus funciones a campos ligados a la gestión de procesos productivos y el trabajo. Así:

“Las reformas descentralizadoras del sistema político-administrativo tienden a conceder a los distintos niveles territoriales grados de autonomía suficientes como para que puedan transformarse en administradores eficientes de sus propios recursos. Esas propuestas descentralizadoras buscan crear sistemas alternativos a las burocracias centralizadas, partiendo del principio de la necesidad de liberar la capacidad creadora de los individuos  y de los grupos en las sociedades locales (...) ¿Pueden existir iniciativas locales capaces de tener impacto sobre los procesos de desarrollo, superando lo que sería una simple reproducción de los condicionantes macroestructurales a los que está sometida la sociedad local? En la hipótesis de la viabilidad de estas iniciativas, los procesos de desarrollo local estarían mostrando una dimensión específica, que no puede reducirse a un simple efecto de reproducción de los determinantes globales. En este caso, habría realmente un aporte al desarrollo, que sería de naturaleza local o regional; o, dicho de otra manera, habría acciones locales con un impacto real sobre los procesos de desarrollo (Arocena 1995:69, destacado propio).

 

Se abre entonces una etapa de expectativas, iniciativas y aspiraciones. Ello es comprensible considerando que este nivel de gobierno “constituye el referente político administrativo más territorializado y vinculado horizontalmente a las necesidades, demandas e intereses de la población” (Massolo 1998:18). Asimismo, las ideas de cambio estarán acompañadas de un crítico reconocimiento de los puntos débiles de la gestión municipal; esencialmente, se verá cuestionado el perfil organizativo institucional burocrático “sectorial-vertical”[3] donde predominan funciones vinculadas a: la dotación y mantenimiento de los servicios urbanos; la recaudación municipal; la administración de fondos propios y coparticipados; la asistencia social.

 

 

Paralelamente ¿un nuevo contexto regional?

 

- Obras públicas para la reconversión de la matriz productiva local

Un grupo de obras que se llevan a cabo en la actualidad en el área de Rincón de los Sauces se distingue tanto por haber recibido el respaldo de la comunidad como por la potencialidad de su impacto territorial. Se trata de emprendimientos de envergadura, cuya realización obedece a la ejecución de políticas provinciales -transporte, diversificación económica- vinculadas finalmente al impulso de infraestructura básica para el desarrollo.

 

Las primeras corresponden a la remodelación de la red vial. Son obras llevadas a cabo por la Dirección Provincial de Vialidad, que encaró el tendido asfáltico sobre un tramo de 56 kilómetros de extensión de la Ruta Provincial 6 -Rincón de los Sauces a Crucero Catriel, hacia el este de la ciudad, lugar de su intercepción con la Ruta Provincial 8-. Esta sección vial se plantea como parte de un futuro “Corredor Bioceánico”, de traza paralela al río Colorado y con conexión con la Ruta Nacional 151, con una continuación hacia Catriel por medio de un tramo de 70 kilómetros de asfalto. La región dispondría de esta manera de una fluida comunicación terrestre, recibida con entusiasmo por la comunidad, entre el norte neuquino y las áreas de influencia de Catriel (Provincia de Río Negro) y 25 de Mayo (Provincia de La Pampa) de la que carece en la actualidad.

Como proyecto complementario, la administración provincial ha decidido poner en marcha la pavimentación de 75 kilómetros de la Ruta Provincial 5 -identificada como la “ruta del petróleo”- uniendo los trazados de las Rutas Provinciales 6 y 7. De este modo se canalizará el flujo de tránsito proveniente del norte hacia el centro del territorio provincial, y Rincón de los Sauces logra de tal modo quedar definitivamente conectada, por vías pavimentadas, con el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, dejando atrás décadas de un persistente aislamiento.

 

Otro emprendimiento de importancia es la concreción de las obras de un nuevo canal de riego. El diseño de un proyecto integral para el desarrollo de las actividades agrícolas en Rincón de los Sauces comenzó a ser considerado en el instante mismo de la fundación oficial de la ciudad -1971-. De tal modo, se contó tempranamente -1973- con la resolución de los estudios básicos y la especificación de las obras de arte requeridas para la irrigación de las tierras con aptitud agrícola del valle que alberga al asentamiento, con una extensión calculada en 3.500 hectáreas. Se desprende de ello una concepción inicial de la nueva localidad que trascendía el horizonte monoproductor minero para integrar actividades extensivas de la base económica local. En otras palabras, no se concebía a la ciudad en un proceso de desarrollo sustentado de manera excluyente en los hidrocarburos, precisamente en un momento de su historia signado por la puesta en producción de uno de los yacimientos más ricos del país -Puesto Hernández-, de extraordinario rendimiento.

El transcurrir del tiempo, que marcó la incorporación de yacimientos aún más productivos, fue testigo de la constante postergación del proyecto. Hasta que la crisis atravesada por la comarca petrolera más antigua de la provincia (Cutral Có-Plaza Huincul) enfrentó a la comunidad rinconense a la certeza del agotamiento del recurso. Ante tal antecedente, y 26 años después de su concepción, se iniciaron las obras del canal de riego de Rincón de los Sauces.

Con financiamiento, diseño y ejecución provincial, la obra consta de un canal principal de 12 kilómetros de longitud, capaz de transportar 2,7 metros cúbicos por segundo de agua derivada del río Colorado. Un sistema de canales secundarios permitirá poner bajo riego una superficie inicial de 1.000 hectáreas localizadas al este y al oeste de la ciudad.

Se hace mención a estas obras y emprendimientos, que no son producto de la gestión municipal sino que se encuentran mayormente bajo órbita de la administración provincial, porque es necesario comprender cómo reacciona la administración local ante ellos y cuáles son los proyectos que la comunidad genera a partir de los mismos, tal como se verá más adelante.

- Acciones a nivel microrregional

La concreción del canal de riego coloca a Rincón de los Sauces en la antesala de un nuevo paisaje productivo. La realización de la obra era parte de las acciones enmarcadas en la iniciativa integral que la administración provincial -durante la segunda mitad de la década del noventa- denominó “Neuquén 2020”, donde se planteó un nuevo modelo de desarrollo sostenible, que trascendía la actual dependencia hacia la explotación de recursos no renovables para: “Transformar la provincia hidrocarburífera, en una provincia agroforestal, productora de alimentos de baja contaminación para el mundo que se avecina, con sus tres coordenadas complementarias: turismo, energía y minería.” (Provincia del Neuquén, Secretaría de Estado del COPADE, 1998:9).

El planteo promocionó como nuevo escenario territorial a la microrregión, definida como “escenario estratégico sistemático” y “modelo de planificación”, donde ganan protagonismo los actores locales y particularmente el municipio. En el contexto del plan “Neuquén 2020”, las microrregiones eran “el escenario propicio para el planeamiento y la gestión estratégica” y, el microplaneamiento, la “herramienta necesaria para articular la escala microrregional, las cuencas productivas, los procesos tecnológicos, los recursos humanos (...) en definitiva las identidades microrregionales como células vivas capaces de entender y actuar con los códigos de las macrorregiones.” (Martínez Guarino, 1997:28).

Se concibió a Rincón de los Sauces como líder del proyecto de reconversión productiva de la microrregión del Colorado -Microrregión 16- que se vertebraba en torno a la infraestructura de irrigación próxima a entrar en actividad:

. El plan tendría por beneficiarios a dos centros urbanos ya existentes: Rincón de los Sauces y Octavio Pico.

. Suma la colonización del paraje Rincón Colorado, mediante la radicación inicial de 20 familias en el lugar, con la construcción de las viviendas y el equipamiento necesario.

. Contempla la puesta en producción de 2.500 a 3.500 hectáreas -primera etapa, 1.500 hectáreas; segunda etapa, 2.000 hectáreas más-.

. Requiere de la incorporación de infraestructura de bombeo en la cabecera del canal en construcción.

En la realidad, los frenos para la efectivización de este proyecto integral fueron impuestos por: limitaciones de financiamiento, que han retrasado las obras del propio canal; la demora en el inicio del estudio de suelos de las áreas de riego potenciales; y la insuficiencia del marco legal. Esta última problemática es compleja y afecta el manejo del presupuesto municipal, dado que no se dispone de reglamentación normativa de la inversión de partidas asignadas a una localidad fuera del área de jurisdicción de la misma –la microrregión-.

Así mismo, surgieron impedimentos vinculados a conflictos de propiedad de las tierras, ya que las potenciales áreas agrícolas deben ser transferidas de la propiedad fiscal provincial a la local. Además, existe yuxtaposición con áreas hidrocarburíferas ya concesionadas, por lo que será necesario encarar negociaciones con las respectivas empresas operadoras.[4]

Fue en este contexto donde la administración rinconense comenzó a definir objetivos propios.

 

 

Un giro en la gestión local: el municipio busca posicionarse como agente del desarrollo

 

La administración de Rincón de los Sauces ha reaccionado ante el alerta que para el resto de las ciudades petroleras de la región ha sido la reciente declinación de Cutral Có-Plaza Huincul. Ante un horizonte de reservas que dista de estar alcanzado, pretende encarar con suficiente antelación el momento ineludible del agotamiento del recurso hidrocarburífero, que quebrará la continuidad del modelo de desarrollo que ha identificado a la ciudad únicamente con la extracción de petróleo.

 

Como es dable observar, algunos de los conflictos registrados (tales como los indicados en los párrafos precedentes) tienen su origen en la superposición de competencias provinciales y municipales. En vista de ello la administración rinconense no sólo ha asimilado nuevas funciones de gestión sino también ha desarrollado nuevos aparatos de gestión (Pírez y Gamallo 1994:38).

Por una parte, se produce la incorporación de delegados en actividades de la Unidad Ejecutora Provincial, que diseña, ejecuta y articula proyectos y acciones que atienden la problemática del desarrollo local. Regularmente se producen espacios de trabajo en común, que convocan periódicamente a agentes del COPADE -principal herramienta institucional para el desarrollo en la provincia-, Ministerio de la Producción, Subsecretaría de Tierras, y del  municipio de Rincón de los Sauces.

En esta nueva función el gobierno local responde a la convocatoria provincial de manera activa y robustece -aunque de manera vertical- sus vínculos con la estructura de gestión provincial, abriendo un espacio de gestión antes inexistente.

 

Por otra parte, el municipio rinconense ha creado, dentro de su aparato de gestión, la Unidad Ejecutora Municipal de Rincón de los Sauces -UEM, reflejo de la Unidad Ejecutora Provincial- en un intento de jerarquizar la gestión local del desarrollo. Entre las iniciativas de la UEM se destaca la contratación de una consultora nacional, bajo financiación del Concejo Federal de Inversiones -CFI- que determinó las potencialidades productivas de la Microrregión del Colorado. La UEM estimula iniciativas privadas que tienden al despliegue de campos económicos alternativos al petrolífero. Brinda apoyo técnico y capacitación. Estimula la radicación de nuevos emprendimientos y la reconversión de la pequeña empresa expulsada del circuito petrolero durante su última fase contractiva.

 

 

          El fortalecimiento del sistema productivo local obliga a “incorporar en todo este proceso de readaptación económica e institucional la consideración de las circunstancias específicas territoriales, a fin de incluir la diferenciación y potencialidades existentes en cada contexto y, de ese modo, poder definir las políticas apropiadas según los distintos escenarios del desarrollo económico.” (Alburquerque 2001:181). De la confrontación que el gobierno local hizo de las limitaciones y potencialidades del área resultó la definición de cuatro ejes de desarrollo alternativo:

1) Fortalecimiento del sector industrial local y regional. Apoyo a las industrias ya localizadas -sector metal-mecánica-. Promoción de nuevas radicaciones. Apertura del segundo sector del Parque Industrial municipal.

2) Promoción de las actividades recreativas regionales: turismo agroecológico y de aventura y desarrollo de la Reserva Natural Provincial Auca Mahuida.[5]

3) Explotación del atractivo mundial de los recursos paleontológicos en constante descubrimiento en la región. Establecimiento de circuitos de visita a yacimientos fosilíferos y concreción de infraestructura museológica de sitio.

4) Impulso de las actividades agrícolas..

 

Así, la nueva infraestructura de riego coloca rápidamente a la administración rinconense frente a esta última alternativa productiva., dado que se encara de manera  inminente la primer etapa de la obra de irrigación, con riego por gravedad en tierras vecinas a la localidad. Su estrategia de promoción agrícola incluye la sistematización inmediata de 1.000 hectáreas -las iniciales del proyecto-; privilegia la producción de cultivos valiosos bajo regímenes intensivos y de contratemporada -invernaderos-; y capitaliza el interés por la agricultura de las personas retiradas o expulsadas de las actividades petroleras, como medio de vida que permita su radicación definitiva en la localidad.

 

Nuevamente se extiende el aparato de gestión mediante la creación, dentro de la estructura de gobierno del municipio, de la Secretaría Pymes, receptora de anteproyectos e inquietudes de las personas deseosas de incorporarse a tales actividades productivas. Sólo existen dos antecedentes previos en la provincia -Neuquén capital y San Martín de los Andes- de una estructura  de estas características. A nivel nacional fue enlazada con el Programa MICRO, que cuenta con líneas específicas de crédito para pequeños emprendimientos, y constituye su fuente de financiamiento.

La Secretaría Pymes rinconense puede asesorar en la formulación de anteproyectos; habilitar los créditos, brindar entrenamiento técnico a través de capacitadores y organizar una evaluación posterior a la finalización de los proyectos. Cuenta además con el respaldo de la UEM en aspectos científico-técnicos. Con tal multiplicidad de funciones, se busca facilitar la adaptación y buen desempeño de los emprendedores en las nuevas actividades productivas que encaran.

 

 

Con estas medidas, el municipio rinconense parece estar dando algunos de los pasos que José Arocena considera conducentes al desarrollo local cuando indica que éste “se produce cuando existe capacidad de negociación y de juego entre actores, buscando una articulación de intereses que desemboque en beneficios para la sociedad local. El municipio tiene un rol capital en la constitución de instancias que permitan esa articulación. Puede crear ámbitos de coordinación con las oficinas y agencias locales de los organismos nacionales, y puede también negociar con las empresas privadas, regulando su actuación en función del interés de la comunidad.” (Arocena 1995:79).

 

Ante la oportunidad, es posible observar que el gobierno local trata de extender sus responsabilidades tradicionales -ligadas a los servicios urbanos clásicos, su distribución y facturación- para orientarse “hacia una ampliación de sus funciones en el área de las políticas sociales y de desarrollo económico-productivo.” (Arocena 1995:78, destacado propio), compartiendo un rol que hasta el momento era desempeñado de forma exclusiva y excluyente por el Estado Provincial: el de “agente del desarrollo”. De tal manera, estas iniciativas abren las puertas a un nuevo tipo de gestión municipal, regido por la lógica “territorial-horizontal”.

 

La reseña de las principales acciones encaradas por la administración rinconense permite sostener que el municipio parece encaminarse hacia la asunción de un rol de mayor protagonismo en los procesos que definen el desarrollo en la localidad: participación en los proyectos de diversificación económica, mayor articulación con las estructuras nacionales y provinciales de gobierno, ampliación de su propio aparato de gestión, son pautas que marcan el cambio. Pero es necesario reconocer algunas de las debilidades que dificultan la transición; entre ellas están:

- Escasa experiencia en la nueva modalidad de acción: en la práctica, la incorporación de nuevas funciones es una experiencia muy reciente. Algunas de las iniciativas corresponden al ejercicio 1999 -creación de la Secretaría Pymes, por caso- lo que impide considerarlas prácticas rutinarias o tradicionales.

- Ausencia de una “red global compleja y localizada”: entendiendo a la “red global” como el “conjunto de los grupos de individuos -o colectivos- que se constituyen para el tratamiento de un problema determinado” (Arocena 1995:76). La noción de localización de la red refiere específicamente a la participación de colectivos en una red social densa y compleja, más que a su situación espacial. En Rincón de los Sauces no se ha constituido una diversidad de grupos sociales que aporten puntos de vista y formas de acción propios para resolver problemáticas comunes (educativas, sociales, laborales, entre otras). La pobreza de colectivos conforma una red social simplificada y deslocalizada y parece promover la pervivencia, en el ámbito del municipio, de una lógica sectorial-vertical que lo identificaría con los sistemas administrativos centralizados.

 

Se puede concluir, en síntesis, que todavía son incipientes los pasos que ha realizado la administración de la ciudad de Rincón de los Sauces para establecer un proceso de desarrollo donde: desplace a niveles nacionales y provinciales de conducción para constituirse en principal “agente del desarrollo”; establezca canales sólidos para el control ciudadano de la actividad estatal; agentes sociales emergentes se consoliden como nuevas formas de acción u opinión. Tales pautas no hacen más que indicar que la transición desde una lógica de gestión “sectorial-vertical” hacia otra “territorial-horizontal” no está exenta de dificultades

Finalmente, cabe recordar que los procesos de desarrollo local “no son  simplemente procesos de crecimiento económico, plantean siempre la articulación de la eficiencia productiva con la equidad social” (Arocena 1995:111).[6]

 


Bibliografía

 Alburquerque, Francisco, 2001. “La importancia del enfoque del desarrollo económico local”, en Transformaciones globales, instituciones y políticas del desarrollo local. Antonio Vázquez Barquero y Oscar Madoery (comp.). Rosario, Homo Sapiens Ediciones.

 Arocena, José, 1995. El desarrollo local, un desafío contemporáneo. Caracas, Editorial Nueva Sociedad.

 Colantuono, María Rosa (coordinadora), 1995. Neuquén una geografía abierta. Buenos Aires, Editorial Grupo Hache.

 de Jong, Gerardo (director), 1982. Atlas de la Provincia del Neuquen. General Roca, Departamento de Geografía, Universidad Nacional del Comahue. Vallegraf Offset.

 LATINOCONSULT S. A. y Provincia del Neuquén, Subsecretaría de Estado de Obras y Servicios Públicos, Dirección Provincial de Agua y Energía Eléctrica, 1973. Red de riego y desagües en Rincón de los Sauces. Estudios básicos, Neuquen

Martínez Guarino, Ramón, 1998. El Neuquén 2020 y la Planificación Microrregional de cara al Siglo XXI. Neuquén, COPADE.

 Massolo, Alejandra, 1998. “Introducción, en Municipio y desarrollo local en la región del Comahue, Alejandra Massolo (comp.), Neuquén, Ed. EDUCO.

 Pírez, Pedro y Gamallo, Gustavo, 1994. Basura privada, servicio público. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina.

 Presidencia de la Nación. Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, y Gobierno de la Provincia del Neuquén, Secretaría de Estado de Producción y Turismo, Dirección General de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, 1997. Diagnóstico expeditivo para la gestión ambiental en la provincia del Neuquen. Buenos Aires.

 Provincia del Neuquén. Ministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos, Subsecretaría de Energía, Dirección Provincial de Hidrocarburos y Combustibles, 1998. Petróleo. Resumen de Producción y regalías por área. Neuquén, Dirección General de Regalías y Combustibles.

 Provincia del Neuquén, Secretaría de Estado de COPADE, 1998. Neuquén, Crisis y oportunidad. Neuquén.

 Revista Cuencas Argentinas Nº 2, 1998. Neuquen, MG Editora.

 Silber, Víctor, 1992. Aprovechamiento industrial de energía eléctrica, gas y petróleo en la provincia del Neuquen. Buenos Aires, Concejo Federal de Inversiones.

 


* Universidad Nacional del Comahue, Neuquén.

[1] Los yacimientos del área aportan diariamente el 80 por ciento de la producción provincial de petróleo y el 26 por ciento de la nacional.

[2] Rincón de los Sauces triplicó su población entre 1970 y 1980, situación que vuelve a reiterarse durante el período 1980-1991.

[3] José Arocena (1995) sostiene que se está frente a un perfil de gestión “sectorial-vertical” cuando el sistema político-administrativo se estructura sobre la base de sectores especializados en distintas áreas, y existe una fuerte tendencia a generar redes deslocalizadas o simplificadoras de la realidad.

[4] La renovación de autoridades a nivel provincial significó cierto retraso en las obras. La siguente administración, venciendo una inicial reticencia al Plan Neuquén 2020, continuó adelante con la realización de las principales obras de riego definidas para la provincia, como son el canal de Rincón de los Sauces y los canales de La Picacita y Añelo en otros puntos de la provincia, todos proyectos de envergadura mayor. Pero no es clara la reinscripción de estos proyectos de irrigación en un modelo de desarrollo que reemplace al modelo tradicional basado en la explotación de hidrocarburos, tal como planteaba el Plan Neuquén 2020.

[5] En ejercicio de su jurisdicción, la provincia del Neuquén crea, mediante la sanción del Decreto Nº 1446 de 1996, la Reserva Natural Auca Mahuida, de 77.020 hectáreas de superficie, en tierras que comparten los departamentos de Pehuenches y Añelo. Salvo la definición de su categoría de manejo como área natural protegida, no posee Plan de Manejo o recursos asignados para su administración.

Su situación actual es precaria, ya que por constituir la elevación local de mayor altura el Auca Mahuida es utilizado por diversas empresas para el despliegue no autorizado de sus sistemas de telemetría y comunicación, provocando deterioros por tránsito excesivo y abandono de elementos de desecho.

[6] Un análisis extendido de la situación de la localidad presentada en este artículo se puede encontrar en: Graciela Vives, 2001. “Rincón de los Sauces: Prefigurar un desarrollo alternativo antes del agotamiento del petróleo”, en Petróleo y desarrollo local: centros norpatagónicos en busca de alternativas. María Rosa Colantuono (coordinadora). Universidad Nacional del Comahue, Facultad de Humanidades, Departamento de Geografía. Neuquén,  Impresos La Comercial.

 Ponencia presentada en el Quinto Encuentro Internacional Humboldt. Neuquén, Argentina. Octubre de 2003.