Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 861 al 880 
AsuntoAutor
460/04 - Estimados Centro H
461/04 - SEGUNDA J Centro H
462/04 - TERCERA J Centro H
463/04 - Las etapa Centro H
464/04 - TRÁMITE P Centro H
465/04 - CUARTA JO Centro H
466/04 - Globaliza Centro H
467/04 - QUINTA JO Centro H
468/04 - Planifica Centro H
469/04 - Saludos Centro H
470/04 - Post-encu Centro H
471/04 - Coordinad Centro H
472/04 - LOS ESPAC Centro H
473/04 - ESCRUTINI Centro H
474/04 - A estraté Centro H
475/04 - FE DE ERR Centro H
476/04 - Comodoro Centro H
478/04 - Agenda Si Centro H
477/04 - SOCIOS CE Centro H
479/04 - Desarroll Centro H
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 905     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 472/04 - LOS ESPACIOS INDUSTRIALES Y SUS EFECTOS INDIREC TOS: LAS REDES DE SERVICIOS EN TORNO A PROFERTIL BAHÍA BLANCA
Fecha:Domingo, 3 de Octubre, 2004  02:39:03 (-0300)
Autor:Centro Humboldt <humboldt @...............ar>

LOS ESPACIOS INDUSTRIALES Y SUS EFECTOS INDIRECTOS:

LAS REDES DE SERVICIOS EN TORNO A PROFERTIL BAHÍA BLANCA.

 

Fittipaldi, Rosa Angela – Mira, Silvia Graciela

Departamento de Geografía

Universidad Nacional del Sur

 

 

Resumen

 

 

 

Un tema que preocupa desde hace algunos años, es el circunscripto a la Geografía de las Transformaciones Industriales, vale decir, las modificaciones tecnológicas productivas y organizativas de las Empresas Industriales que originan una nueva lógica espacial. En la actualidad, el factor localización pasó a ser uno más de los componentes de este proceso, perdiendo su posición central. Desde esta perspectiva, los cambios repercuten tanto en la sociedad, como en la economía.

 

En el presente trabajo, más allá de considerar la importancia de las inversiones extranjeras en el sector industrial de la ciudad de Bahía Blanca, centraremos nuestro análisis en los efectos indirectos que las mismas producen como resultado de las relaciones espaciales que la empresa Profértil, genera y organiza.  Es sabido que dentro del contexto actual de globalización las industrias adquieren un importante protagonismo en la organización del espacio geográfico, al producir una serie de impactos territoriales directos sobre aspectos tan diversos como su potencial económico, su crecimiento y movilidad de la población, niveles de renta, modos de vida, mercado laboral, infraestructura y equipamiento, así como una serie de efectos indirectos, de los que destacamos la generación de empleos por la vinculación de la empresa al sector de los servicios, hecho que otorga dinamismo a la región y facilita la externalización de la economía local.

 

            El trabajo iniciado, que es sólo una etapa de otras a realizarse, está pensado en las generaciones futuras, tomando como punto de partida el impacto de esta actividad empresarial en la comunidad cercana a ella.

            El resultado parcial del tratamiento de una empresa industrial, resaltó la presencia de la misma, brindando un mercado de posibilidades laborales que supera ampliamente a las ofrecidas por su propia planta de producción.

            En consecuencia, se genera una nueva división espacial del trabajo, en función de la capacidad de oferta de las empresas de servicios contratadas, y su localización fuera de dicha empresa industrial.

 


 

 

Dentro del contexto actual de globalización, las industrias adquieren gran importancia como factores de primer orden en la organización del espacio geográfico al generar una serie de impactos territoriales directos sobre aspectos tan diversos como su potencial económico, su crecimiento y movilidad de la población, niveles de renta, modos de vida, mercado laboral, infraestructura, equipamiento, así como las transformaciones  ambientales, trátese de ruidos, vertidos o riesgos, relacionados al tipo de industria.   Según R. Méndez e I. Caravaca, “pueden identificarse un conjunto de estrategias espaciales, que incluyen aspectos como las relaciones con proveedores y clientes, y con determinados servicios a las empresas, la transferencia tecnológica, la difusión de informaciones, etc., reflejados mediante redes de flujos con densidad y formas variables” (Méndez; Caravaca; 1996).

 

A partir del análisis de estas estrategias justificamos la relación empresa – territorio, y los cambios operados en el espacio y la sociedad a partir de la instalación de las mismas.

            Es evidente que las relaciones entre industria y territorio están sometidas a cambios en el tiempo. La confluencia de factores estructurales afecta la lógica productiva y espacial local en función de la lógica global del capitalismo, generando territorios más dinámicos, en la medida que los mismos ofrezcan ventajas comparativas para poder competir a nivel externo y mantener altos niveles productivos.

 

            En Argentina, el desarrollo del nuevo modelo de industrialización influyó en la organización del territorio, concentrando la actividad económica, y no dejando de provocar, en algunos casos, desequilibrios regionales. El Área Pampeana constituyó un foco de atracción para la localización de industrias, ya que reunía varios de los factores necesarios para su funcionamiento: infraestructura vial, férrea, fluvial, puertos, importantes concentraciones urbanas y agrícolas. Todo ello, se acompañó de una relocalización industrial y de servicios, que dio origen a los parques industriales.

 

            En el caso de estudio que nos ocupa, la presencia de un área industrial de estas características en la periferia de la ciudad de Bahía Blanca, constituye una localización favorecida por la cercanía del Puerto de Ingeniero White, de aguas profundas y con acceso de barcos de gran calado, además de contar con una buena conexión vial y férrea con el resto de la región y el país.

 

            Por otra parte, la proximidad del centro urbano Bahiense, le provee un mercado amplio de consumo, le proporciona mano de obra operaria y calificada – egresada esta última, de centros universitarios locales, así como la oferta de servicios que complementan la actividad industrial. 

 

 Todos estos cambios experimentados en los territorios son el resultado de la reconversión tecnológica, la desintegración vertical, la externalización de las actividades y el fuerte crecimiento del sector terciario, en el marco de la economía global, lo cual provoca en los territorios cambios vinculados a las modalidades del comportamiento del capital, alto crecimiento de algunos sectores del territorio en detrimento de otros, desequilibrios urbanos en las condiciones laborales y cambios en las tendencias de la movilidad laboral interregional. Según Vazquez Barquero ( 1990: 52 ) “La reestructuración productiva y territorial puede entenderse como un proceso de ajuste de la economía espacial e industrial, que se inicia en la fase de crisis del ciclo largo de la economía y se extiende durante  la etapa de recuperación.”

 

            A partir de la instalación de las empresas extranjeras multinacionales se configuran nuevos mapas económicos – productivos, que dependen, en cada espacio, del tipo de industria, de su estructura  y de sus formas de organización y comportamiento.

Teniendo en cuenta estas apreciaciones, podemos decir que son dos las posibilidades de impacto territorial frente  a la instalación de empresas multinacionales.  Una es la relacionada a la capacidad de la empresas de capital externo de dinamizar las economías regionales y locales, generar empleo - directo o indirecto -, aportar tecnología e inducir la modernización de los proveedores situados en su entorno próximo. La otra posibilidad es que el impacto se genere en la creciente dependencia de las decisiones externas, provocando una desarticulación de las economías locales y el cierre de las empresas,  o la escasa transferencia tecnológica al territorio.  Al margen de éstas posiciones,  la instalación de cualquier empresa transnacional en un territorio concreto no resulta positiva o negativa por su propia naturaleza, sino que el proceso de implantación seguido del tipo de actividad a desarrollar y otra serie de características internas a la empresa y al establecimiento pueden inducir efectos muy diversos según los casos” (Méndez; Caravaca, 1996).

           

            Según Dicken  P., los efectos generados por las empresas transnacionales en las economías receptoras dependen de los siguientes factores:

1.      Método de implantación. En este se consideran 3 posibilidades: que la empresa sea nueva, que se desarrolle a partir de la compra de empresas preexistentes, o que surja de la cooperación con firmas locales, lo que suele anular los esperados efectos favorables sobre la creación de nuevos empleos y el aumento de la demanda de bienes y servicios en el área.

2.      Las funciones, considerando en este caso, la orientación hacia el mercado externo/interno, la extracción de recursos naturales o el abastecimiento al mercado local.

3.      Los atributos, relacionados estos a la estabilidad empresarial, al tipo de actividad, al nivel tecnológico, a la escala de producción, al grado de dependencia respecto a las decisiones de la empresa matriz.

 

Cabe destacar que estos factores mencionados cobran significados diferentes según sea la naturaleza de la economía receptora, a su estructura económica, socio – política y cultural. Por una parte pueden originar una mayor vinculación al entorno, y por otra, facilitar la formación de enclaves económicos aislados sin impacto local y regional cuya consecuencia, en ésta última situación, es el escaso contacto con el espacio circundante, dado que su único objetivo se orienta a la exportación.

        Para este modelo de relación industria – territorio, Dicken identifica algunas áreas principales de impacto del accionar de las empresas, las relacionadas a los movimientos financieros, a la tecnología, a la estructura industrial y a la estructura laboral.

·        En cuanto a los impactos provocados sobre los movimientos financieros se consideran las entradas y salidas de capitales, la propensión importadora/exportadora de la empresa y la utilización de los proveedores locales.

·        En relación a los efectos vinculados con la tecnología, se tienen en cuenta tanto los flujos de transferencia de tecnología, como la apropiación de tecnología local.   

·        En tanto que dentro de la estructura industrial, se valoriza la capacidad de la empresa para producir concentración de empresas, presión competitiva en empresas locales o surgimiento de nuevas firmas, como efecto indirecto favorable a la creación de empresas locales por ejemplo de servicios directos. En este último caso vemos el efecto multiplicador que puede tener la firma multinacional, según la naturaleza de la economía receptora y específicamente por las características de la estructura industrial.

·        Finalmente otra de las áreas de impacto es la estructura laboral, la cual está relacionada a las otras tres áreas y sus comportamientos, generando empleos en forma directa –empleos de planta-, o en forma indirecta a través de la generación de redes de servicios.

 

En el caso de estudio se puede entender la relación industria territorio teniendo en cuenta el proceso de terciarización que se produce en Bahía Blanca, a partir de la instalación de las empresas industriales extranjeras, como es nuestro objeto de estudio la Empresa  Profertil.  Este proceso se vincula a las características propias de implantación, estructura y función  de dicha empresa, pudiendo resaltar la alta automatización de las tareas, hecho que produce la reducción de empleos directos, pero que a la vez genera una red de empleos indirectos creados en torno a la gran cantidad de servicio que demanda del entorno local y regional, dentro de diferentes rubros, sean industriales (PYMES) o aquellos relacionados a la comercialización, control de calidad o servicios de posventa. (Cuadro Nº 1, Fig.1).

 

 Este proceso trae aparejado un cambio en la estructura ocupacional y profesional de los trabajadores industriales, a la vez que, la gran red de servicios internos supone igualmente modificaciones en la demanda  de suelos e inmuebles por parte de las empresas. Si bien diversos establecimientos tienden a especializarse en tareas diferentes, las mismas están interrelacionadas.

 

El proceso de terciarización de la ciudad se va conformando a partir de esa interrelación que incluye, desde actividades tradicionales poco competitivas, muy ligadas al mercado local (artes gráficas, carpintería metálica, alimentación), a producciones artesanales decorativas y suntuarias , asi como movimiento inmobiliario y financiero de alta gestión organizativa.

CUADRO 1:Relación Industria-Territorio en Bahía Blanca: Caso PROFERTIL

Naturaleza de la Empresa

Método de Implantación

Funciones

Instalación de Planta Nueva

Producción Industrial

Orientación al Mercado

Atributos

Planta Productora de Urea Granulada y Amoníaco líquido

Alta Tecnología

Integración de Empresas

Naturaleza de la Economía Receptora

Impacta sobre el  territorio

Efectos sobre

Movimientos Financieros

Tecnología

Estructura Industrial

Mercado Laboral

provocando

-Producción

-Almacenamiento

-Comercialización

Abastecimiento:

-mercado local

-mercado externo

 

En producción:

-más de 1.100.000 tn urea granulada/año

-750.000 tn amoníaco

 

En almacenamiento:

-2 silos de 75000tn c/u

fertilizantes sólidos

-1 tanque 20.000 tn fertilizantes líquidos

 

En carga:

-Embarque 1250 tn/hora

-Combinada tren-camiones

500 tn/hora

-Muelle propio

 

 

 

 

Agrium Inc

Repsol-YPF

-Entrada de capital exportador

-Capital obtenido localmente

-Beneficios reinvertidos y transferidos

-Utilización de proveedores locales

 

-Transferencia de tecnología- Sector agropec.

-Apropiación de tecnología local-UNS-INTA

-Concentración de empresas

-Presión competitiva en empresas locales

 

-Volumen  de empleo directo:      215 personas

-Volumen  de empleo indirecto: 1500 personas

 

 

 

Figura1: adaptado de Dicken y Ferrâo (en Mendez, Caravaca, 1996). Elaboración propia.

 


           

 

Características geográficas de la funcionalidad de servicios en las empresas industriales.

 

 

Un tema que preocupa desde hace algunos años, es el circunscripto a la Geografía de las Transformaciones Industriales, vale decir, las modificaciones tecnológicas productivas y organizativas de las Empresas Industriales que originan una nueva lógica espacial. En la actualidad, el factor localización pasó a ser uno más de los componentes de este proceso, perdiendo su posición central. Desde esta perspectiva, los cambios repercuten tanto en la sociedad, como en la economía.

 

Es en relación a esta temática, que apunta nuestro interés de estudio. Se trata de indagar la existencia o no, de efectos indirectos - según la Clasificación de Jean-Eugenie Sánchez- causados por las actividades terciarizadas relacionadas con las empresas industriales. Dichas actividades conexas, ajenas al proceso de producción propiamente dicho, no son por ello menos importantes y requieren una buena organización y presencia, para no obstaculizar el óptimo funcionamiento empresarial. Y, en esta valoración de la industria como efecto multiplicador, surge una gran gama de servicios a sus expensas. Presentamos el  Cuadro Nº 2 (Fig.2 ) adaptado de Moreno Jiménez y Escolano Utrilla          (1992: 74,75) con la nómina de servicios que en la actualidad abastecen a la Empresa Profértil ( Ing. White- Partido de Bahía Blanca ). Este emprendimiento está integrado en partes iguales por AGRIUM INC., quien se ocupa de fabricar y distribuir productos y servicios agrícolas en todo el mundo, ( fertilizantes fosfatados, potásicos y azufrados ) y REPSOL YPF, que explora derivados de gas y petróleo.

 

            El Cuadro de referencia, nos muestra no sólo la nómina de trece actividades terciarizadas de servicios, sino también la funcionalidad que cada uno de ellos desempeña en una variada gama de especialidades socio-económicas.

 

            En relación a la distribución de las mismas, se observa en el gráfico de la  Fig. 3 que su oferta repercute en una amplia escala  espacial, que va desde lo local a lo internacional, cubriendo también las instancias regionales e internacionales, pero prevaleciendo como vemos en su mayor porcentaje, la primera – escala local.  Cabe aclarar en este punto, que por la falta de información – que fue requerida pero no disponible -sobre la exacta localización de cada una de las Empresas de Servicios en el área local o fuera de ella,  no fue factible cartografiar ese fenómeno, que desde el punto de vista geográfico hubiese sido relevante para nuestro trabajo.

 

Respecto a los destinatarios que se le atribuyen a dichos servicios, aparece en primer lugar (Fig. 4 ) el personal de la Empresa, como es obvio. Pero no parece serlo tanto, el hecho de que los que están registrados en el segundo lugar, son aquellas personas consideradas en calidad de visitantes – familiares del personal, escolares, grupos de diferentes instituciones, público en general- que asiduamente recorren y conocen las instalaciones de la Empresa.

             Luego le siguen en menor porcentaje, la Empresa en sí misma, considerando en forma conjunta además de su personal, las intalaciones edilicias, equipos, etc.  Restando, en cuarto lugar compartido por los compradores nacionales del producto final -urea granulada- y los destinos del mismo en el mercado extranjero: países del  Mercosur, Estados Unidos de Norteamérica  y Australia.

 

CUADRO 2 : DISTRIBUCION Y FUNCIONALIDAD DE SERVICIOS

 

 

 

SERVICIO

 

FUNCION

 

 

DESTINATARIO

NUMERO DE EMPRESAS

ESCALA ESPACIAL DE  OFERTA

 

PROPIEDAD

 

Transporte

Circulación de personas y mercancías

Personal

Visitantes(público, escolares, etc).

 

3

Local

Regional Nacional

 

Privada

Catering

Servicio de co-medor,viandas

Personal

Visitantes

1

Local

Privada

Manteni- miento

Reparación, reposición de equipos, etc.

Equipos, máquinas  e instalaciones de la Empresa

 

13

Local    Regional

 

Privada

 

Logística

Despacho de  materia prima

Mercado Nac. y  Extranjero

1

Local, Nac. Regional      Extranjera

 

Privada

Seguridad

Protección

Prevención

Empresa  Visitantes

2

Local

Privada

 

Proyectos

Asistencia

Capacitación

Investigación

Clientes

Personal

Distribuidores

 

12

Local  Regional  Nacional

Privada    Pública (INTA)

Control de calidad

Eval.impacto ambiental calidad agua

 

Empresa

 

2

Local (Progr. Emergencia Tecnológica)

Privada Pública(UNS, Munic B.Bca)

 

Sistemas

Procesar datos de Informática.

Control

 

Empresa

 

2

 

Local

 

Privada

Comunica-ciones

De extensión   y didáctica

Público, Clientes, Escolares, Instituc.

1

Local      Regional

Privada

Publicidad

Campañas de  divulgación

Público, Clientes, Escolares, Instituc.

1

Local      Regional

     Privada

Sanidad   Seguros de vida

Prevención, cobertura sanitaria

Personal Empresa

Y sus familiares

1

 

Local

     Privada  (Obra Social)

Financieros

Respaldo económico

Personal Empresa

1

Local

Privada  (Bancos)

Servicios  alternativos

Necesidades esporádicas

Empresa

1

Local

Privada 

 

Fig. 2: Adaptado de Moreno Jimenez y Escolano Utrilla. Elaboración propia.

 

 

 

 

 

 

ESCALA ESPACIAL DE LA OFERTA

Fig.3

 

 

 

 

                                                                    Fig.4

Fig.5

 

Finalmente, y teniendo en cuenta la propiedad de las empresas (Fig. 5) contratadas por Profértil para los distintos servicios, que en total suman cuarenta y una, son casi en su totalidad privadas. Estas provienen, en algunos casos, de ofertas independientes, de profesionales o Sociedades Anónimas, también de Bancos, Empresas de Seguros, etc. Y tan sólo como entidades públicas que prestan su servicio, figuran la Universidad Nacional del Sur, la Municipalidad de Bahía Blanca, y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, cumpliendo funciones de asesoramiento, control y extensión, respectivamente.

 

Tomada a modo de ejemplo, esta Clasificación puede ser transferida al resto de las empresas industriales, de igual modo. La presente muestra, es un avance de la próxima etapa de nuestro Proyecto de Investigación, que abarcará todo el espectro industrial - diez Empresas - con inversión extranjera, del Partido de Bahía Blanca. Así se podrá detectar la disponibilidad de mano de obra: empresas de servicios – privadas o públicas, o de particulares-  que desarrollan actividades para las industrias en cuestión, y en qué medida se constituirán éstas, en generadoras de puestos de  empleo y  trabajo para la población Bahiense y de la zona.

 

            Además, la presencia de una industria, es decisiva en la organización del espacio, porque determina la radicación en sus proximidades de otras industrias menores que la abastecen, y toda la infraestructura ligada a esa actividad: parquización, caminos, electicidad, telefonía, provisión de agua, gas, etc.

 

            También hay que diferenciar dos etapas en las que la instalación de una industria requiere de la prestación de servicios:  en una primera, para la construcción y puesta a punto de los edificios, instalación de equipos y maquinarias, evaluación de impacto ambiental, etc. Retomando el caso de estudio, debemos mencionar que durante la etapa de construcción de la Empresa Profértil, se radicó en la ciudad de Bahía Blanca durante esa instancia, el personal de la Empresa Techint. S.A. La misma representó un aporte para el sector inmobiliario, proporcionando alquiler de viviendas para dicho personal. Este ítem no fue contemplado en el Cuadro detallado previamente, porque en la actualidad Profértil contrata en su totalidad, a habitantes del Partido de Bahía Blanca.

 

            En cuanto a la segunda etapa, que será continua, porque las actividades de servicio necesarias y de distinta índole, cubren un amplio abanico de especialidades  y proveen un importante número de empleos, generalmente superando en un amplio margen al plantel de empleados directos. Por ejemplo,  la Empresa Profértil genera 1500 puestos indirectos en los servicios relacionados con la operatividad de la planta, mientras sólo 215 son empleados directos. Esto representa un monto de $23.000.000 anuales que Profértil gasta y deja en el partido de Bahía Blanca.

 

            Indudablemente este es un enfoque sistémico, donde cada uno de los elementos están relacionados entre sí, y si se produce un crecimiento importante de la industria, existirá una mayor demanda de servicios.

 

            En relación a las nuevas líneas interpretativas de la Geografía de los flujos o redes, éstas interconectan los territorios, ya sean tangibles – infraestructura de carreteras, vías de ferrocarril, puertos, líneas de comunicación, tendidos eléctricos, gasoductos, etc.- o intangibles – relaciones entre empresas, individuos, grupos sociales, etc. El equilibrio en cada uno de ellos, y la continuidad de las relaciones, privilegiará el buen funcionamiento del sistema, que por otra parte, motivará acciones conjuntas de gestión privada, pública y comunitaria.

 

            Al decir de Veltz, Pierre ( 1999: 172 ) ...” el auge de los servicios a las empresas está fuertemente ligado a la externalización creciente, a la organización en red de actividades anteriormente integradas, así como a la aparición de nuevas actividades de interfaces y de relaciones destinadas a garantizar la coherencia de esas redes desintegradas...” Completa su pensamiento con la siguiente aseveración: ...” Mientras  que la  empresa tradicional se caracterizaba por estructuras que tenían el monopolio del desarrollo y de la ejecución de las tareas o de las funciones estables, las nuevas morfologías privilegian los “procesos” que enlazan las actividades creadoras de valor. Estos procesos ponen en relación actores diversos y variables, y definen perímetros de coherencia económica y técnica muy diferentes de los perímetros jurídicos de la empresa. Así, se han organizado grandes sistemas en torno a algunos procesos principales...”

 

            Más allá de las consideraciones “a priori” que surgieron de los procesos de privatización de las empresas, asociándolas a la reducción o pérdida de los puestos de trabajo, aparecen  nuevos roles a partir de la subcontratación laboral para prestar servicios a las mismas.

 

            Todo esto lleva a un nuevo modelo de organización: no se puede impedir que disminuya la mano de obra directamente implicada en la producción industrial, -fundamentalmente por los avances tecnológicos y de las comunicaciones- pero sí que aumente la terciarización de esas actividades, que anteriormente en las empresas tradicionales, conformaban áreas de funcionamiento propias, como hemos visto.

      Los impactos de las empresas transnacionales sobre el desarrollo regional y local respecto de las estrategias que las mismas desarrollan sobre el espacio local, se pueden abordar, según el planteamiento de J. Ferráo, a partir de la intensidad de las influencias ejercidas en el territorio, tratando de comprender los efectos locales de los procesos globales, sin ignorar ese contexto general de referencia. A partir de la decisión de una empresa de invertir en el extranjero, según su naturaleza (tipo de operación, de filial, de empleo, de mercado a servir, de localización) la empresa genera una serie de impactos directos, indirectos y derivados. 

 

Este autor señala que “el criterio esencial para valorar el éxito o fracaso de tales inversiones, radica en su capacidad efectiva para estimular las economías que las acogen, permitiendo la endogeneización del potencial impacto positivo que pueden generar, aspecto que puede evaluarse a partir de seis criterios fundamentales: relaciones (mercantiles y no mercantiles) establecidas con las restantes empresas del territorio, grado de colaboración con instituciones y centros de formación/investigación, efectos de demostración inducidos sobre la aparición de nuevas iniciativas empresariales asociadas a antiguos trabajadores de las transnacionales y el estímulo a la innovación, aportación de capital a la región, e influencias ejercidas sobre el medio ambiente y los precios del suelo industrial” (Méndez; Caravaca; 1996).

 

      Según estos criterios aparecen áreas diferenciadas por los impactos que generan las empresas transnacionales:

·        aquellas que se instalan con el objetivo de reducir costos de producción al mínimo para actividades de escaso valor añadido, intenso trabajo mal remunerado y poco cualificado, que termina en la formación de enclaves sin capacidad dinamizadora y en constante riesgo de desinversión.  

·        las empresas cuyas áreas de instalación generalmente son las ciudades medianas o grandes o en áreas metropolitanas, cuyas actividades suelen ser más exigentes en cuanto a cualificación de empleo y servicios, y están interesadas en generar economías externas de esos lugares, lo cual favorece una mayor relación con otras industrias y servicios a la producción del área, tomando como ejemplo de esta situación a la Empresa Profertil Bahía Blanca (ver cuadro Nº 1. Fig.1).

·        entre estos dos casos, se desarrolla una tercera área, en ciudades pequeñas, con entorno rural difuso, donde las industrias pequeñas, se integran en redes más o menos densas y las multinacionales, suelen corresponder a las ramas industriales existentes, buscando la subcontratación de empresas locales, por lo cual suelen inducir efectos positivos ( en tecnología y empleo), como en el caso anterior, pero a  cambio de favorecer relaciones de dependencia muy marcadas.

 

 

 

 

 

 

REFLEXIONES FINALES

 

            Teniendo en cuenta la apreciación de Moreno, A. en Méndez, R. ( 1977: 6 )...” los geógrafos también se interesan por analizar y valorar la influencia ejercida por los diversos tipos de políticas económicas sobre los países y regiones que se aplican, pero aún en mayor medida por aquellas políticas territoriales que intentan de forma explícita promover el desarrollo local y regional, o lograr un ordenamiento más eficaz de las actividades que evite efectos negativos en materia urbanística o medioambiental...”  es ineludible nuestra responsabilidad de tener que encarar estudios para determinar causas y consecuencias de fenómenos como el analizado.

 

            El trabajo iniciado, que es sólo una etapa de otras a realizarse, está pensado en las generaciones futuras, tomando como punto de partida el impacto de esta actividad empresarial en la comunidad cercana a ella.

 

            El resultado parcial del tratamiento de una empresa industrial, resaltó la presencia de la misma, brindando un mercado de posibilidades laborales que supera ampliamente a las ofrecidas por su propia planta de producción.

 

            En consecuencia, se genera una nueva división espacial del trabajo, en función de la capacidad de oferta de las empresas de servicios contratadas, y su localización fuera de dicha empresa industrial.

 

            Hemos tenido en cuenta, la funcionalidad de los servicios, valorada la escala espacial de la oferta, así como a los destinatarios del servicio, y la participación pública o privada de los mismos.

 

            Finalmente, y para corroborar nuestra hipótesis de trabajo, comprobamos una cuantía numérica relevante en puestos de trabajo para la comunidad y la zona. Por lo tanto, las variables que llevaron al desarrollo de un sistema productivo local, son el resultado tanto de factores exógenos representados en los capitales de inversión extranjera, tecnología de primera generación, entre otras, como de aquellos recursos humanos, económicos e institucionales provenientes del interior del área, que conforman el desarrollo endógeno, ambos integrados a una comunidad territorial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

GARCÍA de MARTÍN, G y MOLINA de BUONO, G. (1992) “Geografía Industrial. Dinamismo de una actividad compleja”. Dirigida por el Dr. R.Capitanelli. Colecc. Geográfica. Ed. Ceyne. Buenos Aires.

MÉNDEZ, R. (1997) “Geografía económica. La lógica espacial del Capitalismo Global”. Ed. Ariel, S.A. Barcelona.

MENDEZ, R; CARAVACA, I, (1996): “Organización industrial y territorio”. Síntesis. Madrid.

MORENO JIMÉNEZ, A. y ESCOLANO UTRILLA (1992) “Los servicios y el territorio”. Edt. Síntesis. Colección Espacios y Sociedades. Nº 19. Madrid.

PROFÉRTIL (2003) “Conociéndonos”. Folleto de difusión. Zona Cangrejales. Ing. White. Partido de Bahía Blanca.

SÁNCHEZ, J.E. (1991) “Espacio, Economía y Sociedad”. Siglo XXI. Madrid.

VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1990) “Las regiones periféricas de la comunidad ante el desafío del mercado único”. Estudios Territoriales. Nº 32.

VELTZ, P. (1990) “Mundialización, ciudades y territorios”. Ed. Ariel, S.A. Barcelona.


  Ponencia presentada en el Quinto Encuentro Internacional Humboldt. Neuquén, Argentina. Octubre de 2003.