Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 661 al 680 
AsuntoAutor
263/04 - HOTELERÍA Humboldt
264/04 - LAS YUNGA Humboldt
265/04 - LOS INCAS Humboldt
266/04 - Latinoamé Humboldt
267/04 - Toda la i Humboldt
268/04 - ENCUENTRO Humboldt
269/04 - DOS NUEVA Humboldt
270/04 - VILLA CAR Humboldt
271/04 - La Cuesti Humboldt
272/04 - A VILLA C Humboldt
273/04 - DESARROLL Humboldt
274/04 - UBICACIÓN Humboldt
275/04 - PUERTO VA Humboldt
276/04 - PERFIL TO Humboldt
277/04 - Archipiél Humboldt
278/04 - El Papel Humboldt
279/04 - El Proces Humboldt
280/04 - El Agua e Humboldt
281/04 - El Bosque Humboldt
282/04 - Gas, el r Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 695     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 269/04 - DOS NUEVAS TABLETAS DE RAPÉ PARA LA REGIÓN HUMAHUACA
Fecha:Viernes, 16 de Julio, 2004  11:07:44 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

DOS NUEVAS TABLETAS DE RAPÉ PARA LA REGIÓN HUMAHUACA

  

Alicia A. Fernández Distel[1] 

Resumen

En la Provincia de Jujuy, NO de Argentina, se han contabilizado 31 ejemplares de "tabletas para el rapé" mayoritariamente provenientes de búsquedas asistemáticas.

Los yacimientos arqueológicos más importantes han sido Cusi Cusi, Casabindo, Doncellas, Rinconada, Santa Catalina, Pucará de Tilcara, Juella, Ciénaga Grande.

Aquí se dan a conocer dos tabletas inéditas depositadas en la colección privada Torres Aparicio en el Museo homónimo de Humahuaca. Fueron obtenidas, aparentemente, en el Antigal de Peñas Blancas junto con un importante conjunto de elementos en madera. Una de las tabletas tiene en el mango la talla de hombrecitos, otra de las tabletas tiene en el mango una figura central calada asociable a un ave.

 

Abstract

In the Province of Jujuy, NW Argentina, drug trays are about 31, in general obtained through an unsystematic search.

The most important deposits in that respect have been: Cusi Cusi, Casabindo, Doncellas, Rinconada,Santa Catalina, Pucara de Tilcara, Juella, Ciénaga Grande.

Here we describe two snuff trays deposited in the Torres Aparicio private collection, obtained, apparently in the Pucara de Peñas Blancas, toghether with a lot of elements also made of wood.

One of them has ,carved on the handle, figures of little men. In the other , the central figure is hollow and can be associated to a bird.

           

"UNA CURIOSA COSTUMBRE" 

Así le llamó Uhle ( 1915: 116-117) a esto de inhalar polvillos estimulantes por medio de una complicada parafernalia que incluía tres artefactos ineludibles y básicos:

a) un recipiente para contener el polvo

b) una tableta para expandirlo

c) un tubo recto para insuflarlo en la nariz

Otros aditamentos también pueden aparecer ( y son confirmados por fuentes etnográficas) : bolsas, espátulas, cucharas, espinas de cactus.

Que el registro más antiguo sea de Huaca Prieta ,Perú ( Wassen 1967: 256-257), específicamente del periodo Guañape con una edad estimada de 1200 años AC quita toda duda que la práctica comenzó en el Formativo .Pero su máxima expansión se dio durante el horizonte Tiawanaco.

 La sustancia vegetal pulverizada que se empleaba podía ser tabaco o piptadenia. Las semillas de los árboles de este género ( cuya denominación más actualizada es anadenanthera) comprenden especies reconocidas con los nombres vulgares de paricá, yopo, niopo , vilca, cebil (Schultes y Hofmann 1979). Según Latcham ( 1938:107-108) el polvillo de tabaco es más suave que el de las piptadenias. El autor establece una separación entre lo que podría ser el administrarse tabaco inhalado como medicina ( de lo que hay evidencias documentales en el Antiguo Perú incaico) y el niopo administrado compulsivamente como "vicio".

Sin embargo tanto una como otra planta servían en las ceremonias religiosas, en la adivinación , usadas por los sacerdotes y chamanes para producir el éxtasis. Semillas de " vilca" se expenden hoy en los mercados bolivianos con la mayor naturalidad, en general respondiendo a recetas de médicos herboristas locales.

La interrelación entre estas dos plantas una cultivada y otra silvestre, una usada a nivel de sus hojas, otra aprovechada por sus semillas, es larga e intrincada y difícil de resolver cuando se está frente a testimonios arqueológicos. De hecho, los aborígenes wichí de Argentina continúan fumando cebil y tabaco. La cantidad de culturas formativas de este mismo país que incluyen pipas de fumar de piedra y de cerámica en sus contextos, habla a favor que los dos vegetales compartían un mismo rango de popularidad por sus poderes estimulantes y hasta alucinógenos.

Hay dos palabras que continuamente se deslizan cuando de una ponencia sobre este tema se trata: son las palabras rapé y snuff correspondientes al francés y al inglés respectivamente ; indican la condición del producto, finamente molido. El español adoptó el primer vocablo, de modo que hablar de "un complejo del rapé" es bastante correcto.

La condición de fina molienda remite a un elemento de la parafernalia que raramente se cita: el de los morteritos, que se estima , mayoritariamente eran de piedra.

Para cerrar estas explicaciones sobre " la curiosa costumbre" vale anotar lo que dice Nuñez respecto a cómo era la práctica hasta el siglo XIX en la amazonía brasileña ( 1963: 158): "( las tabletas) eran elaboradas en madera y servían para la absorción del paricá , causales de narcotización y castigos físicos por parejas exclusivamente masculinas ( sólo dos tabletas prehispánicas presentan labrados femeninos), reunidos en la casa del paricá, en donde las mujeres preparaban el brebaje ( chicha) y la alimentación".

También etnográficamente, en la amazonía peruana, se da la inhalación de a dos, con tubos acodados ( Califano y Fernández Distel 1978) con lo que la práctica se vuelve comunitaria, con importantes connotaciones sociales. Este instrumento en V, asume la ambigua característica de ser insuflador y pipa a la vez, pues una es la boquilla, otra el extremo en el que se introduce el polvo para entrar ,acto seguido, en la fosa nasal.  

 

EL COMPLEJO TARDIO DEL RAPE 

Así llama Nuñez ( 1963) a toda evidencia de esta práctica que quede comprendida en los tiempos inmediatamente preincaicos o incaicos , con eventuales prolongaciones en época europea. Es cuando los centros de la Puna Argentina y la Quebrada de Humahuaca adquieren especial importancia, si de seguir la "evolución" de las tabletas se trata.

Las piezas que acá se presentan fueron extraídas del Antigal de las Peñas Blancas en Humahuaca. Es una ruina del periodo tardío ( 800 DC en adelante que tiene una importante instalación incaica - del 1470 DC o posterior-.Quien las extrajo fue el médico coleccionista Justiniano Torres Aparicio ( 1906-1992), quien sin mayores técnicas de excavación logró, sin embargo, recuperar muchos objetos de madera entre los cuales había dos tabletas de rapé.

Los restantes objetos en madera, posiblemente asociados a éstas son: dos cucharas, un extremo de tubo con entallados , un palillo cilíndrico, dos cuchillones, una horqueta de atalaje ( tarabita). Ello si de identificar objetos de presunto uso masculino se trata . Variedad de torteros de madera y algunos con el eje del huso para hilar también aparecen en asociación dentro de la colección, algunos con etiquetas que dicen "Antigal de Peñas Blancas".

Este conglomerado semiurbano en el corazón de la Quebrada de Humahuaca lleva la sigla S Juj Hum 49 en el Mapa Arqueológico del Departamento de Humahuaca (Fernández Distel 1983) siguiendo el sistema internacional de nomenclatura de sitios arqueológicos propuesto por Rowe (1971). Está rodeado por yacimientos de arte rupestre, canteras, viejas calzadas, sitios de qollcas o almacén (Churque Aguada) y sitios de cultivo ( Coctaca). Incluso se comprobó que en Peñas Blancas habitó un curaca o gobernante cuya residencia tenía un efecto escenográfico inusual ( Palma 1991).

En un trabajo posterior ( 1997) el autor antes citado aclara que estas tabletas eran "acompañamientos funerarios" de curacas o señores de la Cultura Humahuaca. Con esto queda claro que la tableta no era ex profeso confeccionada para ser introducida en la tumba ; todo lo contrario, las tabletas en general se hallan muy desgastadas y con intensa pátina, como si su uso por parte del jerarca o chamán haya sido muy intensa.

Las tabletas de rapé que entran en este rango temporal no poseen iconografía tiawanaco, prefiriendo los mangos no planiformes zoo o antropomorfos con figuras caladas, separadas, muy volumétricas. Comparten con las más tempranas (tiawanaco o anteriores) el rasgo de tener turquesas ( malaquita verde) incrustadas. Las que aquí se describen son del tipo III de Nuñez ( mango ornitomorfo, tabletas- cóndor) y del tipo VII del mismo autor ( antropomorfas, hombres de pie ¿o arrodillados ?). Las turquesas han desaparecido, pero se observa la acanaladura para incrustarlas. La madera, por lo demás, está muy dañada.

El tema del uso de la madera, cuando en la región en la que se las halla es materia escasa, habla de contactos comerciales , que para el periodo tardío o de Desarrollos Regionales (sensu Raffino 1999) debían ser intensos. Aunque un estudio de los Keros (vasos con forma de timbal) de Perú ,en época incaica, arrojó que muchos eran hechos de queñua (Polyllepis sp.) madera de la región altoandina bastante común en Jujuy. Otras maderas fueron el chachacomo, el cedro, el guayacán, el quebracho, la caoba, betuláceas y hasta una palma-chonta- ( Carreras y Escalera 1998).

  

SEMIOLOGIA DE LOS DISEÑOS           

Este complejo tardío del rapé no se enmarca en culturas hegemónicas con coherencia de estilos derivados de un modelo icónico también hegemónico y con formas de visualización específicas: un caso sería el del horizonte tiawanaco .

Acá lo tenemos entre los puneños ( Cultura Casabindo) y entre los quebradeños (Cultura Humahuaca). Los méritos estéticos y semióticos de ambas son casi desconocidos por la ausencia ( durante todo el siglo XX) de una investigación sistematizada tipológica, que interdisciplinariamente aúne lo histórico, lo antropológico, lo estético, lo semiológico y lo filosófico. En una negación por dar un principio de respuesta a las producciones estéticas precolombinas del Noroeste Argentino, también las aproximaciones al arte rupestre pintado y grabado, son postergadas. En cuanto al arte mueble, como no hay diseños convencionalizados y se da el relieve y la escultura (en concha, piedra , madera y metal) , en general de concepción utilitaria y en tamaños muy pequeños , hay pocos estudiosos propensos a abordar su estética .

Siguiendo a Sondereguer ( 1996) el género plástico detectable en los dos especímenes de tabletas es la escultura , subgénero tridimensión, la concepción es utilitaria, el modo estético es intimista, el estilo es figurativo naturalista con marcado expresionismo, el objeto es una tableta con mango, el material la madera.

En cuanto a la figura humana hay detalles que remiten a las placas pectorales de bronce que pertenecen al mismo periodo y se hallaron aproximadamente en los mismos "antigales" que dieron tabletas: el sexo es indeterminado, la cabeza ocupa un tercio de la figura ( es grande), carece de cuello ( aunque el mentón juega un rol prominente), no aparecen rodillas ni pies. Nuestra tableta tiene un peinado o gorro por adelante con un almenado y por atrás en tres franjas y el cuerpo parece desnudo ya que por la espalda se ve un pliegue de cintura ( horizontal) y otro de glúteos ( vertical). El personaje de la tableta tiene los brazos en una posición anatómica normal y asimétrica, no como en la orfebrería pectoral de bronce ( Fernández Distel 1985 ).

En cuanto a la figura de ave se habla de cóndor pues si bien falta la cabeza, muy indicadora para esta catalogación, se detectó en la publicación de J. Berenguer ( 1987:42) una tableta de este tipo. Se la ilustra en tamaño reducido en la plancha adjunta. Este tipo de tableta es reconocido como categoría por L. Nuñez ( 1963) y es decididamente afín con la pieza 506 que acá se presenta. En esta pequeña escultura hay un diálogo entre plenos y vacios, la madera aparece horadada pero no destruida en su masa y el calado resalta las características "livianas" o "etereas" del habitante alado de las cumbres andinas.

En el Museo Etnográfico J.B.Ambrosetti de Buenos Aires se conserva la tableta -cóndor 439289 que comparte las características del mango con la pieza 506 que acá se describe. Sus medidas también coinciden.

Volviendo a C. Sondereguer ( 1996: 96-97) : las dos "nuevas" tabletas humahuaqueñas son expresiones artísticas naturalistas ( un naturalismo humanista) en el cual se vierten sin embargo mitos cósmicos ( el ave: cóndor) y reglas numerológicas- cábalas-: los números 2 o 3.

Respecto a esto último ,mucho se ha escrito sobre el número 2, los gemelos dobles o alter ego , oposiciones cosmogónicas ,etc...y se puso poca atención en e la cifra 3 ( en plancha ilustrativa se muestran las dos posibles reconstrucciones). De haber sido 3 los hombrecitos del mango de la tableta 511, habría que buscar datos de la cosmología incaica con raíces aun más antiguas: en cada cuadrante del imperio había 9 ceque  divididos en tres grupos de tres ceque  que alternadamente portaban las denominaciones genéricas de Collana, Payán y Cayao (Mariscotti 1978:83).

Cuando de ofrendar a la Pachamama en el Jujuy de mediados del siglo XX se trataba, "las libaciones se ofrecen por pares y en grupos de tres. De manera similar se procede cuando se dedican los sahumerios y los polvos minerales " (Mariscotti 1978: 112).

La simbología del 3 podría aludir también a Las Tres Marías de la constelación ecuatorial de Orión ( Navamuel, comunic. personal). Aunque en general habría que ganar más firmeza en estas aseveraciones como en el pensar el arte de los Andes Meridionales recogiendo el material viviente , teniendo en cuenta el pensar natural de la zona, evitando leer y recitar livianamente interpretaciones lejanas (sugerencias de R.Kusch en su "América profunda", 1986, en Liberalli 2000).

  

UN COMPLEJO DEL RAPE FECHADO CON RADIOCARBONO EN JUJUY 

Se hará referencia aquí al denominado "hombre de La Matanza", aunque el yacimiento se hizo conocido y figura en el Mapa Arqueológico de Santa Catalina (Jujuy) como Santa Bárbara o S Juj Sca 24. Es un acompañamiento funerario (sensu Palma 1991: 45) de un cuerpo disecado, fechado en 1420 DC ( Kaup, Estpuller, Weser y Fernández Distel 1997). La tableta tiene 13 por 4 cm. , en el mango se ve una talla felínica. El material , que se asoció con polvillo de anadenanthera, se exhibe en el Museo Arqueológico Provincial de Jujuy.

Esta casi convencional anchura de 4 cm. ( la pieza 506 también la tiene) nos llevó a proponer dos reconstrucciones posibles para la tableta fragmentada 511.

 

 

 ANEXO

 

Pieza 511.
Procedencia: Peñas Blancas
Depósito Actual: Museo particular de los Torres Aparicio en Humahuaca
Material: madera oscura
Medidas del fragmento ( incluido mango): largo 12,5 cm., ancho 2,5 cm.,espesor 1,1 cm.
Estado de conservación: La tableta se halla partida longitudinalmente, con signos de desgaste en la parte conservada. Sigla CJTA 511  en blanco.
 
Pieza 506
Procedencia , depósito actual y material: ídem pieza 511
Medidas del fragmento ( incluido mango): largo 11 cm., ancho 4,2 cm., espesor 1,1 cm.
Estado de conservación; la cabeza del ornitomorfo del mango falta, intensa pátina. Sigla CJTA 506 en blanco.

 

    AGRADECIMIENTOS 

Especial reconocimiento merece Alicia Soria de Torres Aparicio por su paciente recibimiento durante los años 1998 1999 cuando catalogamos su colección.


              BIBLIOGRAFIA 

Berenguer, J.
1987   Consumo nasal de alucinógenos en Tiwanaku: una aproximación iconográfica. Boletín del Museo Chileno de Arte Precolombino 2: 33-53.
            Califano,M. y A.A. Fernández Distel
1978        L' emploi du tabac chez les Mashco de l´Amazonie Sud-Occidentale du Perou. Bullettin de la Societé Suisse des Americanistes 42:99-101.
            Carreras Rivery R. y A. Escalera
1998 Identificación de las maderas de las vasijas de libación inca pertenecientes a la colección del Museo de América. Anales  Museo de América, 6 .         .
Fernández Distel, A.A.
1980 Hallazgo de pipas en complejos precerámicos del Borde de la Puna Jujeña y el empleo de alucinógenos por parte de las mismas culturas. Estudios Arqueológicos 5: 55-79.
1983      Mapa Arqueológico de Humahuaca. Supplementa (Scripta Ethnologica) 4, 68 p.
1985 Une nouvelle plaque décorée en bronze du Nord-Ouest Argentin.
Objets et Mondes 25 (1-2):37-42.
Kaup,Y.,H.Estpuller, U. Weser  y A. A. Fernández Distel
1997 Mumiefiezierung durch dehydratation oder Einbalzamierung, ein biochemischer vergleich. Kurzberichte ( resúmenes) de la Reunión Archaometrie und Denkmalpflege  ( Viena) :105.
 
Latcham, R.
1938   Arqueología de la región Atacameña. Prensa de la Universidad de Chile, Santiago de Chile.
Liberali,A.M.
200 Sobre el qué hacer científico.             Noticias y Protagonistas, Mar del Plata, 13 de febrero.
Mariscotti, A.M.
1978   Pachamama, santa tierra. Gebr.Mann Verlag,  Berlin
Mostny,G.
1958 Máscaras, tubos y tabletas para rapé y cabezas trofeos entre los atacameños. Miscelanea Paul Rivet, octogenario dicata 2:379-392.
Nuñez,L.
1963         Problemas en torno a la tableta de rapé. Congreso Internacional de Arqueología de San Pedro de Atacama, Anales de la Universidad del Norte 2 :, 143-168.
 Palma, J.
1991 Arquitectura Inca Provincial en Peñas Blancas, Quebrada de Humahuaca.
Comechingonia 7:  7-13.
1997 Curacas y Señores, una visión de la sociedad política prehispánica en la Quebrada de Humahuaca. Instituto Interdisciplinario Tilcara, Tilcara.
Raffino,R.
1998     Las Tierras Altas del Noroeste. En: Nueva Historia de la Nación Argentina, I, pp.83-108, Buenos Aires, Editorial Planeta.
Rowe,J.
1971 Site designation in the Americas. American Antiquity 36 (4) : 477-481.
Sondereguer, C.
1996        Diseño y arte precolombino, marco teórico. Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires.
Schultes, R. y A. Hofmann
1979 Plantas de los Dioses. Orígen del uso de los alucinógenos.           Fondo de Cultura Económica,  México.
Torres,C.
1991 Snuff powders from the prehispanic San Pedro de Atacama:chemical and contextual analysis. Current Anthropology  32 ( 5): 640-649.
Uhle,M.
1915     Los tubos y tabletas de rapé en Chile. Revista Chilena de Historia y Geografía 5:114-136.
Wassen, H.
1967   Anthropological survey of the use of South America Snuff.
Ethnopharmacologic search for Psychoactive drugs Symposium Proceedings, Public Health Service Publications 1645:233-289.

 

 

 



 

*Centro de Estudios Indígenas y Coloniales- CONICET

                               San Salvador de Jujuy


Ponencia presentada al Tercer Encuentro Internacional Humboldt. Salta, Argentina. Octubre de 2001.