Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 381 al 400 
AsuntoAutor
185/03 - SEXTO ENC Humboldt
187/03 - Aportes p Humboldt
188/03 - Problemas Humboldt
189/03 - La Global Humboldt
190/03 - El Sistem Humboldt
191/03 - Degradaci Humboldt
192/03 - Deterioro Humboldt
193/03 - Árboles y Humboldt
194/03 - Tierra de Humboldt
195/03 - La Percep Humboldt
196/03 - Desastres Humboldt
197/03 - Implicanc Humboldt
198/03 - Reflexion Humboldt
199/03 - La Distri Humboldt
200/03 - La Degrad Humboldt
201/03 - La cuesti Humboldt
202/03 - Estudio A Humboldt
203/03 - Desastres Humboldt
01/04 - SEXTO ENCU Humboldt
02/04 - Una mirada Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 421     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 199/03 - La Distribución de las Precipitaciones y su Inc idencia en las Actividades de las Comunidades Agrícolas del Norte de Chile
Fecha:Sabado, 27 de Diciembre, 2003  16:24:49 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

En blanco

 

LA DISTRIBUCION DE LAS PRECIPITACIONES Y SU INCIDENCIA EN LAS ACTIVIDADES DE LAS COMUNIDADES AGRICOLAS DEL NORTE DE CHILE.

 

ALVARO MAURO M.

Departamento Ingeniería Geográfica. Facultad de Ingeniería. Universidad de Santiago de Chile.


ABSTRACT

Inside the problem that outlines the desertification, they should be considered physical and human approaches. In what continues they will think about physical and handling aspects referred specifically to the crisis of the water that outlines the irregular distribution of the precipitations and the problem that it outlines their multitemporal variation in the activities of the agricultural communities, particularly in arid and semi-arid lands of the IV Region of north of Chile (30ºS - 32ºS)

After an analysis of the distribution of the precipitations, the physical characteristics of the Region and the characteristics of the activities of the agricultural communities of the IV Region, intends a definition of the concept of normal precipitations.

RESUMEN

 

Dentro de la problemática que plantea la desertificación, se deben considerar criterios físicos y humanos. En lo que sigue se plantearán aspectos físicos y de manejo referidos específicamente a la crisis del agua que plantea la irregular distribución de las precipitaciones y la problemática que plantea su variación multitemporal en las actividades de las comunidades agrícolas, particularmente en tierras áridas y semiáridas de la IV Región del norte de Chile ( 30ºS – 32ºS)

Después de un análisis de la distribución de las precipitaciones, de las características físicas de la Región y las características de las actividades de las comunidades agrícolas de la IV Región, se propone una definición del concepto de precipitaciones normales.

 

 

 

 

 

I.-INTRODUCCION

La contribución humana, es una condición de relaciones técnico-culturales referidas al manejo, la que genera un aumento en la presión sobre el medio físico, la que va más allá de la capacidad de recuperación, en particular en aquellos períodos en que la precipitación se distribuye irregularmente a través del año y su cantidad está por debajo del promedio para la zona.

La contribución física, es una condición referida a la dinámica del sistema natural y relativa a los cambios en el sistema por disminución de la producción primaria.

Esta disminución de la producción generada por una disminución de la vegetación nativa, la que redunda en una disminución de la productividad de la tierra está afectada o es muy sensible a la variabilidad interanual que produce la Sequía, producto de la irregular distribución de las precipitaciones.

En lo que sigue, se hará un análisis de las fluctuaciones de la precipitación, discutiendo como varía la precipitación en situaciones que las comunidades consideran la precipitación sobre lo normal, normal y bajo lo normal.

Para nuestro análisis, intentaremos definir lo que entenderemos por precipitación normal de acuerdo a la información disponible y a la percepción que tienen las comunidades agrícolas.

II. ANTECEDENTES

A. ASPECTOS FISICOS

Para analizar los aspectos físicos del problema y fundamentalmente referido al efecto de la sequía, es necesario establecer una diferencia entre los términos sequía y aridez.

El término Aridez se refiere a una condición permanente de escasas precipitaciones, las que están por debajo del promedio normal o de baja disponibilidad de agua.

El término Sequía se aplica cuando ocurre una condición sostenida temporal y espacialmente de escasas precipitaciones o de disponibilidad de agua por debajo de lo normal, pero que ocurre temporalmente debido a fluctuaciones climáticas de un cierto período.

Al respecto, es necesario aclarar que éste concepto tiene varias acepciones entre las que se destacan la Sequía Agrícola, la Sequía Hidrológica y la Sequía Meteorológica.

B. CARACTERISTICAS DE LAS COMUNIDADES AGRÍCOLAS .

Las comunidades agrícolas son un tipo de organización social que existe en el norte de Chile y que en la IV Región tienen una especial importancia por la cantidad de comunidades.

El origen de éstas comunidades se remonta a la época colonial, ya que en el S.XVII, la corona española concedió algunas mercedes de tierras a oficiales y personal de tropa por sus servicios en el Ejercito.

En general, las comunidades agrícolas constituyen predios compuestos por grandes extensiones de tierra, predominantemente de secano con topografía accidentada y pequeñas superficies de tierra de riego. La superficie total de estas comunidades en la IV Región es de 3.964.700 Ha. y en 1986 la población alcanzaba a 73.127 habitantes, lo que le otorga una gran importancia social. La población está compuesta fundamentalmente por campesinos de bajos ingresos, y la mayor parte son comuneros copropietarios de los terrenos de la comunidad.

Las comunidades agrícolas poseen una estructura de tenencia característica y propia que consiste en la coexistencia de propiedades de tipo individual y colectivas ( campo común).

Las comunidades de ésta región se caracterizan por tres clases principales de uso: desarrollo de una agricultura de secano, una ganadería fundamentalmente trashumante y la recolección de leña. El éxito de éstas actividades, está determinado por las condiciones climáticas y particularmente las precipitaciones que presentan grandes fluctuaciones, siendo la sequía, un fenómeno recurrente y constante.

Un manejo claramente tradicional y un uso cuya intensidad supera muchas veces la capacidad de carga de los sistemas naturales explotados por los comuneros, han generado un marcado proceso de desertificación, lo que ha afectado la sustentabilidad y productividad económica de las actividades desarrolladas por las comunidades agrícolas.

Las actividades que se desarrollan en las comunidades agrícolas de la IV Región generan una demanda sobre el sistema natural, el que se ve afectado principalmente durante el período en que las precipitaciones están por debajo de lo normal debido a una sobreexplotación de los recursos naturales. Tres son las principales demanda que las comunidades ejercen sobre el sistema natural:

1. Ganadería

La ganadería caprina es la principal actividad en éste rubro. La mayor dificultad que enfrenta el sistema natural es la sobre explotación, sin un manejo adecuado, ya que los campesinos de las comunidades no son pastores, sino que liberan a los animales, los que arrasan con la vegetación que logran alcanzar.

Durante el período seco la demanda crece, debido a que los campesinos aumentan la masa caprina, de manera de mantener el número de ganado al morir aquellos más débiles.

2. Tala de la vegetación

Las necesidades energéticas, sean de consumo familiar o industrial, generan una disminución de la vegetación arbórea, a través de la tala.

3. Agricultura de secano

Una de las características de las comunidades es la utilización de terrenos que se ubican preferentemente en las laderas de los cerros de la Región y que son utilizados para actividades agrícolas de secano, en que predominan las siembras de trigo.

Por razones de baja producción debido a las escasas precipitaciones, estos terrenos no se están sembrando, quedando expuestos a la erosión, principalmente la que provoca la precipitación.

 

C. CARACTERISTICAS FISICAS DE LA REGION

De acuerdo al estudio realizado para el Ministerio de Obras Públicas, el Departamento de Geografía de la Universidad de Chile delimitó facetas ambientales homogéneas en base a las características agroclimáticas de las unidades topoclimáticas y los antecedentes geomorfológicos e hidrológicos asociados para la IV región, los que podemos resumir como sigue :

1. Una zona desértica al norte del Río Elqui (30ºS), con limitaciones térmicas e hídricas lo que le dan un carácter restringido para la agricultura, salvo si se aplica riego.

2. Una zona de Estepa que presenta potencialidades, principalmente en las laderas y fondos de valles, debido a las características térmicas y de alta insolación, lo que permite el desarrollo de especies subtropicales, si se aplica riego.

3. Una zona que corresponde a los cauces de los principales ríos de la región, en las cuales se presentan condiciones optima para el desarrollo de especies que requieren cierto grado de horas de frío.

D.CAUSAS DE LA SEQUIA

Dos son los principales elementos que pueden producir una ausencia de las precipitaciones o una escasez de ellas. Uno de ellos está referido a la ausencia de vapor de agua en la atmósfera y el otro es la presencia de movimientos descendentes. Ellos pueden darse juntos o separadamente.

Los movimientos descendentes o subsidencia están asociados a sistemas de alta presión, en los cuales el aire al descender se calienta, por lo que incrementa el calentamiento en la parte baja de la atmósfera y por ende inhibe la condensación. Por otro lado, el calentamiento genera una inversión térmica, con lo cual la atmósfera se hace estable y ello hace que se inhiban los movimientos convectivos.

La presencia de movimientos descendentes o la ausencia de vapor de agua en la atmósfera debe ser visto como un problema a macro escala, ya que la causa de estos aspectos deben buscarse en la circulación general de la atmósfera y no corresponden a un problema de carácter local.

 

E. CAUSAS DE LA DESERTIFICACION

El término Desertificación se refiere al proceso de disminución o destrucción del potencial biológico del suelo, el que genera una degradación de la tierra en zonas áridas, semiáridas y secas subhúmedas como resultado de varios factores, incluyendo variaciones climáticas y actividades humanas.

Según Scoging (1991) la percepción popular es que la Desertificación es causada por la presión que ejerce la sequía sobre el medio ambiente combinada con la presión del hombre debido al rápido incremento de la población.

De acuerdo a como se define la desertificación, dos son los factores que inciden o provocan este proceso: El estrés hídrico periódico causado por la sequía y el uso y ocupación del suelo vulnerable y sensible a la falta de agua, por parte del hombre.

La Desertificación debería ser vista, no como un simple avance del desierto, sino que como un proceso en que la tierra productiva llega a ser degradada al punto en que su productividad es reducida al mínimo y su capacidad natural de regenerarse es inhibida o destruida.

En tal sentido, sería interesante distinguir un concepto netamente físico como es el avance del desierto, en el cual no hay intervención del hombre y el proceso ocurre debido a una falta regular de precipitaciones, es decir, es un problema de aridez, mientras que el concepto de Desertificación está asociado al concepto de Sequía, es decir, es un problema en está involucrada la actividad del hombre. Recordar que en las definiciones de Sequías está inserto el concepto humano.

En términos de definición, podemos, entonces asociar el concepto de Aridez al avance del desierto y el concepto de Sequía al de Desertificación, en donde el primero es un déficit desde el punto de vista del sistema natural, mientras que el segundo es un déficit no solo del sistema natural sino que también desde el punto de vista de la actividad del hombre.

En esta línea, podemos decir que el avance del desierto es un proceso natural del sistema Tierra-Atmó sfera, mientras que la Desertificación es un proceso que está siendo acelerado por el hombre debido a la sobrecarga del sistema, o sea de la explotación más allá de su capacidad de carga natural de los recursos del sistema, por sobrepastoreo, tala de la vegetación a un ritmo mayor a la recuperación natural de la vegetación, uso del recurso agua más allá de su disponibilidad natural o de su velocidad de reposición y la agricultura de secano, principalmente en zonas de pendiente (áreas denominadas lluvias agrícolas).

En términos de la recuperación del proceso natural, el hombre está explotando más allá de la resilencia del sistema, es decir, el hombre saca más energía del medio que la que el medio genera.

Este aspecto naturalmente, causa un desequilibrio del sistema, principalmente en los sectores frágiles, como son las tierras semiáridas.

F.FACTORES HUMANOS DE LA DESERTIFICACION

El efecto de la actividad humana sobre la Desertificación se debe a dos factores principales:

El primer factor, a nivel global, se debe a la incorporación en la atmósfera de dióxido de carbono(CO2), producto de la industrialización, el cual aumenta el efecto invernadero natural que tiene la atmósfera, debido a que atrapa la radiación de onda larga que emite la tierra, contribuyendo a incrementar la temperatura del aire, generando el llamado "calentamiento global".

El segundo factor se debe a la pérdida de la vegetación generada por la actividad humana como por la sequía. Al respecto, el efecto de la disminución de la cubierta vegetal, es que incrementa la pérdida de radiación, ya que la superficie desnuda refleja más energía solar al espacio , provocando un aumento del albedo.

La situación descrita genera una pérdida de radiación en la superficie, con lo cual se genera menor convección y por lo tanto menor posibilidad de que se genere precipitación convectiva.

La sequía, el sobrepastoreo y la tala de vegetación para leña generan un desbalance energético debido al efecto del albedo, lo cual reduce la energía en la superficie y la aumenta en la atmósfera, generando una capa estable que inhibe el movimiento convectivo.

Esta hipótesis acerca de las causas de la Sequía aparece como la que mejor explica físicamente la falta de precipitaciones, con lo cual se llega al efecto que gatilla y da paso al proceso de Desertificación: la reducción de la vegetación.

En términos concretos, la variación de la capacidad de carga se produce debido a dos factores que se potencian mutuamente y que parece difícil de considerarlos separadamente: Las fluctuaciones climáticas que generan escasas precipitaciones y la presión humana través del sobrepastoreo , el uso de vegetación como combustible y la agricultura de secano en zona de pendiente.

  1. ANALISIS DE LA INFORMACION PLUVIOMETRICA

Para el análisis de la información de precipitación de la IV Región, nos apoyaremos en los datos proporcionados por la Dirección Meteorológica y la Dirección de Aguas para el período 1961-1991.

1. PRECIPITACION ANUAL

De la figura nº 1 se puede observar la distribución regional promedio de la precipitación de toda la IV Región para el período 1961-1991. Si consideramos, a nivel regional, un valor aproximado de 200 milímetros (mm) de precipitación anual como promedio, entonces podemos decir que aquellos años en que el valor esté por debajo de éste promedio es un año seco, según la definición aceptada por la comunidad científica.

De acuerdo a lo planteado, se presentan dos períodos secos de considerable magnitud, uno de 5 años (1966 a 1971) y otro de 6 años (1973 a 1979).

Los años en que se presenta una precipitación adecuada, a nivel regional, tanto para el desarrollo de la vegetación natural como para las actividades del hombre son: 1961, 1963, 1965, 1972, 1980, 1984, 1987 y 1991. De éste período, el año 1987 es el más lluvioso, presentando un promedio regional de 450 mm, en donde el valor más bajo registrado supera los 300 mm. con valores extremos que superan los 800 mm. anuales.

Por otra parte, los años más secos son 1969, 1979, 1988 y 1990, con valores por debajo de los 50 mm anuales, siendo 1969, el año más seco del período, el que registra un promedio a nivel regional de 31.1 mm.

El comportamiento de la precipitación en la IV Región es similar en toda el área, lo que indica que el origen de las precipitaciones es el mismo, incursiones de sistemas de baja presión que logran llegar a la región.

 

 

 

Figura n 1: Distribución de la precipitación anual promedio para toda la IV Región del período 1961 a 1991

 

2. DISTRIBUCION ESTACIONAL DE LA PRECIPITACION

Si observamos ahora el comportamiento estacional, podemos visualizar en la figura nº 2, que la cantidad anual de la precipitación sigue el comportamiento de las lluvias invernales en forma paralela a lo largo de toda la región. Ahora si observamos el comportamiento anual con las demás estaciones (excluido el verano),las curvas mantienen un paralelismo casi perfecto. Lo anterior indica que cuando un año es seco, lo es a través de todo el año, mientras que cuando es lluvioso, la precipitación se distribuye en todo el año. En ambos casos, la precipitación invernal es sobre el 80 % de la precipitación anual. Por otra parte, no se presenta precipitación estival a lo largo de la región.

Observamos que en cada una de las estaciones del año, la cantidad de precipitación va en aumento de norte a sur y que la estación de Otoño muestra una precipitación mayor , a nivel de toda la región, que el período primaveral. Se observa que la cantidad anual tiene el comportamiento de la precipitación de invierno.

 

 

Figura n2 : Distribución espacial ordenada de norte a sur de la precipitación anual y estacional promedio del período 1961 a 1991.

 

IV.ANALISIS DE LA PERCEPCION DE LAS COMUNIDADES

De las encuestas realizadas sobre la percepción que tienen las comunidades del problema de la sequía, podemos sintetizar las opiniones en los siguientes aspectos más importantes para los objetivos del presente trabajo:

Se percibe que los años 1994 y 1995 han sido los peores años, en cuanto a sequía, de los últimos 10 años. Se tienen registros de 70mm.de precipitación anual en la región en 1994 y de 50 mm. en 1995.

Debemos recordar que, previo a este período, se registró un período seco entre 1988 y 1990, lo que sin duda a ejercido un efecto nocivo, principalmente en la cubierta vegetal.

De acuerdo a los sectores interior y costero, ellos manifiestan que para el sector costero una precipitación mínima de 80 mm. anuales es buena, mientras que para el sector interior, la precipitación comienza a ser buena a partir de 120 mm. anuales.

Acá es interesante mencionar lo que plantea Ihl(1991) al respecto. En el sector costero, una precipitación de 100 mm. anuales es considera adecuada para el sector ganadero mientras que para el sector agrícola de secano es considera como un año bueno, mientras que en el interior,250 a 300 mm. son buenos para el sector ganadero.

Se observa que existe una percepción distinta según sea la actividad que se desarrolle, ya sea agrícola o ganadera. Al respecto y concordante con lo que plantea Ihl, el año 1987 fue un año bastante lluvioso. Este año fue bastante bueno para los ganaderos, sin embargo para los agricultores, en particular para los de valle, fue un año malo, ya que llovió demasiado. Debemos entonces, decir que un año normal es distinto si se trata de una actividad ganadera o de una actividad agrícola.

Otro aspecto interesante es que para considerar un año bueno, debería comenzar a llover en el mes de Mayo.

Por otra parte, es importante que las lluvias se mantengan durante los meses siguientes y por lo menos hasta el mes de Agosto, es decir, lo que plantean es que llueva, a lo menos, durante 4 meses.

Teniendo presente lo planteado en el análisis de la precipitación y de la percepción que tienen las comunidades acerca de lo que ellos consideran años secos, cualquiera sea la actividad, ya sea actividad agrícola o ganadera, podemos plantear la siguiente definición de AÑO NORMAL:

a.- Período lluvioso de cuatro meses o más

b.- Inicio de las precipitaciones en Mayo ( a más tardar)

c.- Precipitación anual superior a 100 mm.

V. ANALISIS DE LAS SITUACIONES QUE GENERAN VARIACIONES DE LA DISPONIBILIDAD DE AGUA

A partir de lo que hemos definido como año normal en cuanto a las precipitaciones, haremos un análisis de las situaciones en que la disponibilidad de agua necesaria para el desarrollo de las actividades de las comunidades varía, generando distintas presiones sobre la cubierta vegetal y de las cuales el sistema natural responde de acuerdo a la disponibilidad del recurso demandado.

A.-PRECIPITACION SOBRE LO NORMAL

Las situaciones en las cuales se presentan precipitaciones que exceden los valores normales para la Región están asociadas a sistemas atmosféricos de baja presión. Estos sistemas de presión, dadas sus características de movimientos verticales ascendentes, favorecen la formación de precipitaciones y que en el caso de la IV Región, una pequeña cantidad puede considerarse un exceso y cuya consecuencia, dada la energía cinética del agua que precipita y las características geomorfológicas de la Región, da origen a la erosión hídrica, principalmente en zonas en que no existe cubierta vegetal o que se encuentra muy disminuida.

La erosión cobra importante cuando el agua que escurre superficialmente arrastra material del suelo desnudo o de una cubierta vegetal rala, es decir, cuando existe una superficie no horizontal es decir, terrenos ubicados en las laderas de los cerros con una pendiente relativamente abrupta. En el caso de una superficie horizontal, el efecto principal está en el proceso de compactación o de salinización.

B.- PRECIPITACION NORMAL

A partir de lo que consideraremos como lluvias normales la disponibilidad de agua para las distintas actividades de las comunidades permitirá satisfacer las demandas del recurso natural, ya que la cubierta vegetal podrá desarrollarse normalmente, generándose una cubierta tanto herbácea como arbustiva, por lo que el sistema natural mantendrá una superficie productiva normal.

C.- PRECIPITACION BAJO LO NORMAL

Cualquiera que sea el período en que las precipitaciones sean escasas, el resultado apunta hacia una disminución o reducción de la cubierta vegetal. En el caso de la vegetación herbácea, se observa una variación periódica cuya duración depende de la extensión del período seco, mientras que la vegetación arbustiva, está más afectada por un período relativamente largo y su variación es paulatina.

Para el análisis de las situaciones en las que se observa un déficit de precipitaciones a través del año, distinguiremos dos situaciones en que se presenta un período seco:

1.-Período seco corto(un año a tres años)

En éste caso se consideran aquellas situaciones en que el período seco es superior a 8 meses dentro del año, en el cual se ve más afectada la cubierta vegetal herbácea que la cubierta vegetal arbórea. Esta situación acompañada por la actividad de pastoreo y la agricultura, dan origen a una disminución de la cubierta vegetal.

2.-Período seco prolongado (varios años)

Esta situación, aparte de disminuir la cubierta vegetal herbácea, influye en la disminución de la cubierta vegetal arbórea. Si a ésta situación le agregamos la actividad de la tala arbustiva, entonces la cubierta vegetal se ve fuertemente disminuida.

V.CONCLUSIONES

Del análisis de los antecedentes expuestos, podemos sintetizar los siguientes aspectos importantes del trabajo:

La cantidad de precipitación normal depende de la humedad del sector y de la actividad a desarrollar.

El efecto de las sequías no es la cantidad de lluvia de un año, sino que ésta se repita por más de un año.

Interesa que las precipitaciones se repartan en forma homogénea durante el período de lluvias.

Es importante que las lluvias comiencen a más tardar en Mayo y terminen en Agosto, a lo menos.

Debe existir un período lluvioso de 4 meses o bien que el período seco no supere los 8 meses.

Se debe definir un año normal para los ganaderos y otro para los agricultores.

 

VI. REFERENCIAS

Babau,M.(1987).Rains, its Intensity and Energy. Agricultural Meteorology Programme. CAgM Report nº26. WMO/TD Nº 206.Geneva.

CIREN-CORFO.(1978). Las Comunidades Agrícolas de la IV Región. Santiago.

Gringof,I.G.(1983).Meteorological Aspects of Desertification In: World Meteorological Organization. Agricultural Meteorology. CAgM Report nº 18.p.17-22.

Ihl,M.(1991).Percepciòn de los cambios climáticos en la Región de Coquimbo. Taller sobre Geoecología de Los Andes.

Noohi,K.(1988).Drought and Desertification in Asia. Agricultural Meteorology. CAgM report nº32.WMO/TD nº285.Geneva.

Scoging,H.(1991).Desertification and its Management. In: Global Change and Challenge.Ed.Routledge.p.57-79.

Schneider,H.(1969).El Clima del Norte Chico. Departamento de Geografía. Universidad de Chile. Santiago


Ponencia presentada en el Primer Encuentro Internacional Humboldt. Buenos Aires, Argentina. Noviembre de 1999.