Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 381 al 400 
AsuntoAutor
185/03 - SEXTO ENC Humboldt
187/03 - Aportes p Humboldt
188/03 - Problemas Humboldt
189/03 - La Global Humboldt
190/03 - El Sistem Humboldt
191/03 - Degradaci Humboldt
192/03 - Deterioro Humboldt
193/03 - Árboles y Humboldt
194/03 - Tierra de Humboldt
195/03 - La Percep Humboldt
196/03 - Desastres Humboldt
197/03 - Implicanc Humboldt
198/03 - Reflexion Humboldt
199/03 - La Distri Humboldt
200/03 - La Degrad Humboldt
201/03 - La cuesti Humboldt
202/03 - Estudio A Humboldt
203/03 - Desastres Humboldt
01/04 - SEXTO ENCU Humboldt
02/04 - Una mirada Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 405     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 183/03 - Vivienda
Fecha:Martes, 25 de Noviembre, 2003  02:15:04 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Ataque radial

 

VIVIENDA. INFRAESTRUCTURA Y SERVICIOS. CIUDAD DE CATAMARCA.

Proceso de urbanización y marginalidad,

Consecuencias Sociales y Ambientales de su producción.

   

Arq. Marta Vigo

Investigadora de Carrera del CONICET.

Prof. Titular Seminario de Vivienda UNCa.

Directora del LIPA.


INTRODUCCION

El proceso de producción de viviendas, infraestructura y servicios en la Ciudad de Catamarca –CC- entre 1970 y 1999 ha tenido en su territorio y área de influencia un alto impacto ambiental, consecuente con un crecimiento urbano incoherente, desequilibrado. El objetivo de este trabajo es analizar como se produjo ese proceso, evaluar la situación habitacional y su impacto ambiental en el área de estudio, con énfasis en los aspectos sociales. El trabajo expone la evolución del parque habitacional –vivienda, infraestructura y servicios -, basándose en información censal, información secundaria obtenidos mediante técnicas de recopilación documental, complementados con relevamientos de campo, fotografías aéreas, notas periodísticas y observación participante. Muestra como la falta de planificación y coordinación para el crecimiento urbano, provoca pérdidas económicas, ambientales y particularmente tiene un costo social elevado.

1. EL PARQUE HABITACIONAL DE LA CIUDAD DE CATAMARCA

Hasta 1970 la producción de viviendas fue lenta y realizada en su mayor parte por esfuerzo propio, la participación del sector estatal en la construcción no fue demasiado significativa y por lo tanto el impacto en el medio tampoco. Mientras que entre 1970 y 1999 el proceso de producción de viviendas, infraestructura y servicios urbanos en la CC. se realizó principalmente a través de organismos estatales y su impacto ambiental fue alto

A partir de 1960 el crecimiento poblacional superó todas las expectativas y diagnósticos (ver cuadro No1). Las estimaciones sobre crecimiento poblacional realizados por distintos expertos desde 1958 fecha en que se realizó la propuesta del Instituto de Urbanismo de la UNC (Universidad Nacional de Córdoba) para regular la CC, fueron superadas por la realidad, aún en las hipótesis de máxima, también los estudios de base realizados a fines de los ’70 subestimaron el crecimiento poblacional (Sarrailh, 1979; Gazzoli, 1980).

El crecimiento poblacional registrado a partir de 1970 y especialmente luego de 1977 se debe al doble proceso migratorio hacia la CC -del interior y de otras provincias-, que se incrementó como consecuencia de las reformas arancelarias de la Argentina y la aplicación de los planes de ajuste y privatización, corroborando para la CC la teoría del crecimiento de las ciudades intermedias (ver Capel H, 1997) que se verifica por esas causa más que por un desarrollo propio.

Sin embargo, en el caso de Catamarca no se observa, como en la mayoría de las ciudades del Tercer Mundo, que sean los habitantes urbanos pobres los verdaderos constructores de la ciudad sino que en el periodo analizado fueron los organismos estatales los que tuvieron mayor participación, en la urbanización de la ciudad. Los principales constructores fueron el IPV –Instituto Provincial de la Vivienda – y el B.H.N. – Banco Hipotecario Nacional -. En lo que respecta a producción de viviendas, en infraestructura AyE (Agua y Energía), OSCA (Obras Sanitarias Catamarca), Gas del Estado y la Municipalidad.

Acompañado el proceso de crecimiento poblacional se amplió el parque de viviendas y la relación habitantes/vivienda disminuyó de 5,9 1960 a 4,1 en 1991 (ver cuadro No 1) coincidiendo con la organización del IPV que pasa de tener una actividad prácticamente nula a construir de alrededor de 1000 unidades habitacionales/ año en grandes barrios de vivienda, totalmente desarticulados de la ciudad existente y sin ningún trabajo social que permitiera a sus habitantes adecuarse a las nuevas condiciones. La participación del sector vivienda en la ejecución del presupuesto provincial pasó de 0,5 en 1970 a 10,0 en 1980 (Argentina Catamarca DEC 1980). No obstante se registran aún altos índices de hacinamiento familiar y por cuarto, que alcanza en algunos casos a 8 o más familias por vivienda.

Este crecimiento tan acelerado sin un Código de Planeamiento o reglamentaciones que lo guiara ni las correspondientes Evaluaciones de Impacto Ambiental –EIA-, produjo también un veloz deterioro del área urbana. El impacto es más grave por la inexistencia de políticas de manejo de la tierra urbana y más específicamente porque la tierra no urbana fue "urbanizada" mediante este proceso, confirmando que "la tierra –su uso, abuso, control y propiedad- es el problema central de la ciudad"... (McAuslan, 1985)

Pese a que el Código de Planeamiento Urbano no fue aprobado (a septiembre de 1999) la necesidad de implementarlo es reconocida en lo que puede considerarse un acto fallido por el propio Secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, quien refiriéndose a los problemas originados por la construcción de barrios por parte del IPV, expresa "el municipio cuenta con un Código de Planeamiento Urbano diseñado y debe ser respetado. En base a dicho instrumento es que se otorgan los permisos" .... "sólo garantizamos servicios hasta dónde podemos cubrirlos".... "es una actitud irresponsable, ya que más importante que cortar una cinta y tirar fuegos artificiales es pensar en el futuro de la gente, ya que a esas familias el municipio no les garantiza la prestación del servicio debido a las propias limitaciones que tenemos y al diseño de la ciudad que pretendemos para el futuro" (Diario El Ancasti 12/04/99 sic)

A partir de 1995 como consecuencia de las políticas de privatización, EDECAT se ocupó del servicio eléctrico que se constituyó en "un oligopolio en el mercado energético" (Diario El Ancasti: 1998) que abastece al 90% de las viviendas de la CC. Desde entonces se han registrado innumerables quejas por la mala calidad de la prestación " (ver artículos Diarios El Ancasti y La Unión: 1997/9), y en particular por el incremento del deterioro visual urbano debido a la multiplicidad de postes y cables que se colocaron en toda la ciudad que además de la contaminación estético-visual que no respeta ni los monumentos históricos nacionales, implica un peligro latente en un área de peligrosidad sísmica 2 (según INPRES). Ese impacto ambiental negativo particularmente en el casco histórico se ha producido a pesar de que existen reglamentaciones específicas que obligan a que los tendidos eléctricos en el casco céntrico sean subterráneos. En este sentido ha fallado tanto la aplicación del poder de policía como el EN.RE (Ente Regulador) organismo encargado de hacer cumplir los contratos y las normas correspondientes. Políticos y empresarios aducen problemas de costos para el cambio de las instalaciones pero aunque estos existen, no justifican el incumplimiento de la normativa ni el impacto ambiental negativo que producen.

La privatización de Obras Sanitarias Catamarca (OSCA) está siendo tratada, luego de diversos problemas y protestas registradas hacia la administración estatal, pero hasta el momento no se ha concretado por diversas objeciones al proceso de privatización.

El gas hasta 1980 fue provisto envasado exclusivamente. El tendido de gas natural fue encarado por la Municipalidad, con el aporte de Gas del Estado y se construyó en la mayoría de los casos mediante consorcios de vecinos, en un proceso que se fue dando según la capacidad de pago y de organización de los vecinos, por esto su tendido refleja en cierto modo las diferencias sociales que se registran en el área urbana (Abarza et al, 1999)

Están a cargo también de la Municipalidad de la Capital la pavimentación –en 1997 el 56% de los hogares cuentan con pavimento- y el alumbrado urbano –cubre el 81% de los hogares en.- la cobertura si bien se ha ampliado notoriamente no ha seguido un plan predeterminado en función de prioridades consensuadas ni aún planificadas tecnocráticamente, sino según pautas fijadas el poder ejecutivo muchas veces con criterios clientelistas, en función de la especulación de la tierra o de los intereses y/o posibilidades las empresas constructoras.

Los organismos que construyen la infraestructura - con recursos públicos que no siempre son retornables - van convirtiendo la tierra rural en urbana e incrementando su precio, por esto contribuyen a aumentar los costos de los predios privados dificultando aún más las posibilidades de conseguirlos a la hora de construir un nuevo barrio. Este proceso registrado a partir de los ’70, fue potenciado por las políticas habitacionales de construcción de grandes barrios que beneficiaron más a las grande empresas constructoras que a los sin techo. Esto dificultó, cuando no impidió, conseguir tierras urbana linderas a las zonas edificadas, por ello, los barrios construidos en el periodo pero principalmente entre 1970 y 1990 con financiación FONAVI (Fondo Nacional de la Vivienda) constituyeron enclaves alejados de las zonas edificadas que por lo tanto fueron dejando grandes espacios intersticiales entre sí congelados por un afán especulativo (ver fotos 1 y 2), se fueron "rellenando" muy lentamente con las viviendas construidas en los terrenos "valorizados", por los particulares algunos de los cuales hicieron uso de créditos del BHN, otros de menores recursos se ubicaron en las zonas inaptas. Pese a ello aún perduran grandes espacios no urbanizados entre barrios, que encarecen y hacen peligroso el sistema urbano.

El deterioro de los servicios de salud y educación han tenido tanta difusión que no requieren de mayores comentarios.

CONCLUSIONES

En la CC se verifica un crecimiento poblacional concordante con el proceso de globalización que expulsa habitantes del interior y hace retornar algunos de los emigrantes de las grandes ciudades hacia las ciudades intermedias más que con un desarrollo propio. Los procesos de producción de viviendas, de infraestructura y la prestación de servicios han acompañado más los intereses de las compañías o empresas prestadoras que los de la población como se registran en innumerables publicaciones periodísticas. La escasa legislación existente respecto a la regulación del espacio urbano en la CC es poco respetada en la mayoría de los casos. Los costos de urbanización son asumidos por los pobladores en beneficio de los propietarios de la tierra y/o empresas constructoras.

Generar propuestas viables para superar esta situación, tiene gran importancia para la ciudad de Catamarca y para América Latina en general donde las ciudades se están desarrollado bajo patrones que propenden a generar en la periferia pobreza en forma exponencial. Una de las maneras de propender a la equidad es posibilitar el acceso equitativo a la viviendas, a los servicios y a la infraestructura, con criterios basados en el uso inteligente del espacio que tienda a incrementar la participación de la población en la resolución de sus problemas. Desde nuestro ámbito de incumbencia esto obliga, en el estudio de los fenómenos urbanos, a la generación de nuevas hipótesis, a la renovación de perspectivas analíticas y sobre todo a un ejercicio cuidadoso y conjunto de la investigación/acción en ciencias sociales y geográfica.

 

bibliografia

- Abarza et al. Cobertura de Agua Potable y Gas Natural. Equidad para el Desarrollo Humano? Casos Ciudad de Catamarca 1994/99. Catamarca. 1999. ( inédito).

- Argentina Catamarca Dirección de Estadística y Censos. Anuario Estadístico. 1980.

- Argentina. Censos Nacionales 1869, 1898, 1914,1947, 1960, 1970, 1980, 1991.

- Capel Horacio. Territorios en Redefinición., Lugar y Mundo en América Latina. 6to Encuentro de Geógrafos Latinoamericanos. Bs.As. 1997. En Internet.

  • Diarios El Ancasti. 1997/99
  • Diarios La Unión. 1997/99

- Gazzoli Rubén et al. Bases para la Instrumentación del Ordenamiento Urbano del Gran Catamarca. Consejo Federal de Inversiones. 1981

  • McAuslan, Patrick. Tierra Urbana y Vivienda. 1985

  • Sarrailh Eduardo est al, Bases para el Ordenamiento Urbano Territorial del Area del Gran Catamarca y su zonificación Preventiva 3 tomos. Catamarca. 1978.

-Roulet J. Et al. Diseño e Implementación de un Programa de Reforma Administrativa en la Dirección Provincial de la Vivienda. Pcia. de Catamarca. Instituto Torcuato Di Tella. Centro de Investigaciones de la Función Pública. 1971

 

 

 

 

 

 

Cuadro No 1

Evolución de Población y Viviendas Departamento Capital y Ciudad de Catamarca –CC-

Año

Dpto. Capital

Población

Viviendas

Hab/viv

1869

s/d

s/d

5,80

1895

9.727

s/d

s/d

1914

14.973

s/d

s/d

1947

32.536

s/d

s/d

1960

49.060

8.261

5,93

1970

58186

11.210

5,19

1980

78.779

15.188

5,18

1991

110.189

26.595

4,14

1999

135.125*

**

s/d

Fte: Censos Nacionales.

  • Estimación de la Dirección de Estadística y Censos de la

Provincia de Catamarca. 1999. ** Sin datos oficiales

Foto 1. Barrios nuevos al noreste de la Ciudad de Catamarca

 

Foto 2. Barrios nuevos al norte de la Ciudad de Catamarca


Ponencia presentada durante el Primer Encuentro Internacional Humboldt. Buenos Aires, Argentina. Noviembre de 1999.