Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 361 al 380 
AsuntoAutor
166/03 - Identikit Humboldt
167/03 - La Dimens Humboldt
168/03 - Factores Humboldt
169/03 - Los Munic Humboldt
170/03 - Proyectos Humboldt
171/03 - CERTIFICA Humboldt
172/03 - FOTOS QUI Humboldt
173/03 - Expansión Humboldt
174/03 - Educación Humboldt
175/03 - Cambios C Humboldt
176/03 - RESOLUCIÓ Humboldt
177/03 - Género y Humboldt
178/03 - Pobreza, Humboldt
179/03 - Barrios F Humboldt
181/03 - Efectos S Humboldt
180/03 - CALIDAD D humboldt
182/03 - Ensayo y Humboldt
183/03 - Vivienda Humboldt
184/03 - Transport Humboldt
186/03 - Atractivi Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 390     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 168/03 - Factores asociados al cuidado prenatal del Munici pio de San Juan: Puerto Rico durante el año 1993
Fecha:Martes, 4 de Noviembre, 2003  01:31:02 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Día luminoso

 

 

 

 

FACTORES ASOCIADOS AL CUIDADO PRENATAL DEL MUNICIPIO DE SAN JUAN: PUERTO RICO DURANTE EL AÑO 1993

Autora: Carmen Leyda Ramírez González - Demográfa

Universidad de Puerto Rico

Recinto de Ciencias Médicas

Escuela Graduada de Salud Pública

El presente estudio examinó la adecuacidad del cuidado prenatal para el Municipio de San Juan para el año 1993. En el mismo se analizaron, además diferentes características que la literatura ha reconocido como factores asociados al cuidado prenatal, entre éstos: educación, edad de la madre, paridez, estado marital, ocupación de la madre y padre, participación en la fuerza laboral, y lugar de nacimiento de la madre. El análisis fue uno de tipo descriptivo. La investigación utilizó como indicadores de cuidado prenatal las siguientes medidas: promedio de visitas prenatales realizadas, por ciento de las madres que comenzaron el cuidado prenatal en el primer trimestre de embarazo, y el por ciento que recibió cuidado prenatal adecuado (índice de Kessner).

El primer objetivo de este estudio fue describir la adecuacidad del cuidado prenatal para el Municipio de San Juan para el año 1993. En el mismo se observó que la adecuacidad del cuidado prenatal de las madres residentes en el Municipio de San Juan durante el año 1993 estaba por debajo de la adecuacidad del cuidado prenatal de las madres residentes en Puerto Rico para la misma fecha. San Juan es el Municipio de Puerto Rico con el cuidado menos adecuado. Se puede observar que aproximadamente una cuarta parte de las madres residentes en San Juan tuvo un cuidado prenatal inadecuado. (ver gráfica 1)

 

 

 

 

 

GRAFICA 1

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

Al comparar la adecuacidad del cuidado prenatal de San Juan con la de Puerto Rico se observó una considerable diferencia entre la adecuacidad de cuidado de Puerto Rico y la de San Juan. Una cifra mayor de las madres de Puerto Rico en conjunto comienzan su cuidado prenatal durante el primer trimestre de embarazo al compararlas con las residentes del Municipio de San Juan. Estas a su vez, realizan más de visitas prenatales que las madres de Municipio de San Juan. Todos los indicadores del cuidado prenatal utilizados (índice de Kessner, promedio de visitas prenatales, y el por ciento que comenzó con el cuidado prenatal durante el primer trimestre) registraron un aumento para la isla durante el periodo de 1985 al 1993. Sin embargo, no ocurrió lo mismo para el Municipio de San Juan. Para esta área solo se observó un aumento en el por ciento de mujeres que comenzó su cuidado prenatal durante el primer trimestre de embarazo. Sin embargo, ocurrió un descenso en el promedio de visitas prenatales y en el nivel de adecuacidad.(ver tabla 1)

TABLA 1

Indicadores de Adecuacidad del Cuidado Prenatal del Municipio de San Juan y

Puerto Rico, 1985 y 1993.

INDICADORES DE ADECUACIDAD

SAN JUAN

PUERTO RICO

 

 

1985

1993

1985

1993

Por ciento de las que Comenzó el Cuidado Prenatal en el Primer Trimestre de Embarazo

59.6

 

64.4

68.9

 

76.2

Promedio de Visitas Prenatales

8.6

8.2

8.9

10.0

Indice de Kessner

(Por ciento de Cuidado Prenatal Adecuado)

 

41.4

 

37.6

45.9

 

59.7

         

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

Es importante señalar que la adecuacidad es una combinación del trimestre que comienza el cuidado prenatal, el número de visitas prenatales realizadas y la duración del embarazo; lo que parece indicar que no es el trimestre de comienzo del cuidado prenatal el factor más determinante en la adecuacidad del cuidado prenatal.

Este descenso podría estar asociado al descenso observado a su vez en el promedio de visitas prenatales. El presente estudio tenía como uno de sus objetivos analizar los factores asociados al cuidado prenatal en el Municipio de San Juan. Diferentes variables sociodemográficas se tomaron en consideración en este estudio. Una de éstas fue la edad de la madre. En término generales, se encontró una relación directa entre ésta variable y los diferentes indicadores de adecuacidad de cuidado prenatal utilizados. A medida que aumenta la edad, se encuentra un mayor grado de adecuacidad en el cuidado prenatal, un mayor número de visitas prenatales y las mujeres comienzan su cuidado prenatal más temprano. Por otro lado, es importante señalar que las adolescentes son las que comienzan el cuidado prenatal más tarde. Este hallazgo es similar a los hallazgos de estudios previos (Vázquez Calzada, 1995)Vázquez Calzada observó que las madres adolescentes precisamente son las que reciben el peor cuidado prenatal. Por otro lado, se observó que una vez la mujer alcanza los treinta años, no se muestran cambios considerables en el aumento en los diversos indicadores de adecuacidad utilizados. (v. gráfica 2)

GRAFICA 2

* Por ciento de las que comenzó el cuidado prenatal en el Primer Trimestre de embarazo

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

Este hallazgo está íntimamente asociado a lo observado con respecto a la característica paridad. Las mujeres con más niños tuvieron un cuidado prenatal más inadecuado, realizaron un menor número de visitas prenatales y comenzaron el cuidado prenatal más tarde. Este hallazgo es congruente con resultados de estudios anteriores (Vázquez Calzada y Vázquez Correa, 1980; Johnson et.al; 1994; Vázquez Calzada, 1995). Aved (1993) indica que las mujeres al tener más hijos, ésto influye en su esfuerzo y habilidad para obtener un cuidado prenatal adecuado. Miller (1989) por su parte señala que las mujeres multiparas presentan un cuidado prenatal inadecuado. Los hallazgos en Miller concuerdan con los del presente estudio. Las mujeres con más hijos presentan los peores índice en término de adecuacidad de cuidado prenatal. Es posible que la mujer entienda que una vez ella haya tenido más de un hijo ya conoce como cuidarse durante su embarazo y por tanto busque atención prenatal más tarde. Definitivamente, la incertidumbre durante el primer embarazo en términos de proceso podría llevar a la mujer buscar cuidado prenatal en una etapa más temprana del embarazo. Sin embargo, es interesante notar que esto no ocurre en las adolescentes. Posiblemente, una adolescente embarazada tenga que lidiar con diferentes elementos durante los primeros meses de embarazo, lo que la lleva a buscar un cuidado prenatal más tarde. (ver gráfica 3)

GRAFICA 3

* Por ciento de las que comenzó el cuidado prenatal en el Primer Trimestre de embarazo

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

El estado marital fue otra de los factores examinados en el presente estudio. Los resultados señalaron que ésta es una característica importante para el análisis del cuidado prenatal en el Municipio de San Juan. Las madres en unión consensual fueron las que mostraron mayor inadecuacidad en el cuidado prenatal. Estas realizan menos visitas prenatales y comienzan su cuidado prenatal más tarde al compararlas con las madres casadas legalmente. Esto resultados coinciden con hallazgos de investigadores anteriores (Aved et. al; 1993; Johnson 1994; Vázquez Calzada, 1995). Varios autores coinciden en que las mujeres de mayor riesgo de tener un cuidado prenatal inadecuado son las solteras (Aved, et al., 1993; Brown, 1985; Singh, et al., 1985; ADHS, 1992; Johnson et al., 1994). Los estudio coincide en que las madres en unión legal muestran mayores ventajas en lo que conciernen a la atención que le brinda a su embarazo. (ver grafica 4)

GRAFICA 4

* Por ciento de las que comenzó el cuidado prenatal en el Primer Trimestre de embarazo

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

El lugar de nacimiento por su parte no presentó marcadas diferencias en el análisis de la adecuacidad del cuidado prenatal. Sin embargo las nacidas fuera de Puerto Rico presentaron un cuidado prenatal más inadecuado, un menor número de visitas prenatales y comenzaron su cuidado prenatal más tarde. Esta es una variable que debe de seguir formando parte de las investigaciones relacionadas al cuidado prenatal y a la salud de la madre y el niño en Puerto Rico. En los últimos años Puerto Rico ha experimentado un considerable aumento en el número de inmigrantes, muchos de estos de un nivel socioeconómico bajo característica que a su vez podría afectar los elementos que influyen la salud de la madre y el niño. En particular, es importante para el Municipio de San Juan ya que muchos de estos inmigrantes se sitúan geográficamente en esta área. (ver tabla 2)

TABLA 2

Indicadores de Adecuacidad por Lugar de Nacimiento de las Madres Residentes en el Municipio de San Juan, 1993.

 

Lugar de Nacimiento de la Madre

% que Comenzó el Cuidado Prenatal en el Primer Trimestre

Promedio de Visitas

% Con Cuidado Prenatal Adecuado

(Indice de Kessner)

N

Nacidas en Puerto Rico

64.8

8.3

37.7

5,508

Nacidas fuera de Puerto Rico

62.9

8.1

37.4

1,858

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

La educación de la madre es otra de las características asociadas al cuidado prenatal en el Municipio de san Juan. Los hallazgos del presente estudio indicaron que la adecuacidad del cuidado prenatal tiende a aumentar a medida que aumenta la instrucción de la madre. Las madres con mayor instrucción comenzaron su cuidado prenatal más temprano. La literatura señala al nivel de educación como uno de los mejores pronosticadores del cuidado prenatal (Vázquez Calzada, 1988, 1995). Sin embargo, un dato interesante se observó en el estudio. Las mujeres con un nivel de educación de escuela elemental registraron un por ciento más alto de adecuacidad en el cuidado prenatal que las de escuela intermedia y los grados décimo y undécimo. Esta situación se refleja de igual forma en el número de visitas prenatal.

Todo parece indicar que existe la posibilidad de que estas mujeres tengan un mayor número de complicaciones durante su embarazo lo que las lleva a realizar un mayor número de visitas prenatales lo que a su vez influyen en la cifra observada en la adecuacidad del cuidado prenatal.(ver gráfica 5)

GRAFICA 5

*Por ciento de las que comenzó el cuidado prenatal en el Primer Trimestre de embarazo

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

Las variables de índole económica han sido reconocidas por la literatura como factores relacionados a la adecuacidad del cuidado prenatal. Con relación a la participación en la fuerza laboral se observaron marcadas diferencias en la adecuacidad del cuidado prenatal para dividir entre las madres que trabajan y las que no trabajan. La mayoría de las madres que trabajan tenían un cuidado prenatal adecuado en comparación con una cuarta parte de cuidado prenatal adecuado para las madres que no trabajan. Las que participan en la fuerza laboral realizan un número de mayor de visitas y buscan atención prenatal más temprano durante su embarazo. Hay que señalar que por lo regular la madre que trabaja fuera tiene más educación, mayor ingreso y mayor acceso a participar de un plan médico patronal. Estos elementos pueden influenciar las diferencias observadas en la adecuacidad del cuidado prenatal entre las madres que trabajan y las que no trabajan. Hay que reconocer que la fuente de información utilizada no tiene datos sobre algunos de estos factores por lo cual no se pudieron tomar en consideración en este estudio. Los hallazgos relacionados a la participación laboral pueden estar asociados a su vez a la ocupación del padre y la madre. Los datos sobre la ocupación del padre y de la madre indican que el mayor cuidado prenatal lo tienen las madres que se desempeñan en ocupación de cuello blanco y que a su vez la ocupación de sus esposos está en esta misma categoría. No hay duda de que este tipo de ocupación podría poner a la mujer en una situación privilegiada en términos de acceso y calidad de la atención prenatal durante el embarazo. La ocupación a su vez está íntimamente relacionada al estado económico de la familia.

En términos generales, se puede señalar que la adecuacidad del cuidado prenatal del Municipio de San Juan registró un descenso durante el período de 1985 al 1993. Se estima que este descenso no está asociado al mes del comienzo del cuidado prenatal, más de la mitad de las madres de este Municipio comenzó su cuidado prenatal durante el primer trimestre de embarazo. La edad y la paridad de la madre son unas características importantes al analizar la adecuacidad del cuidado prenatal de este Municipio. Esta aumenta en la medida que aumenta la edad de la madre y disminuye a medida que la mujer tiene más hijos. El estar casado legalmente constituye un elemento de importancia pues la adecuacidad del cuidado prenatal de estas madres sobrepasan marcadamente el nivel de adecuacidad de aquellas madres que no están en unión Por otro lado, la educación aparenta tener una relación significativa con la adecuacidad de la atención prenatal, una mayor instrucción equivale a un mayor grado de adecuacidad de cuidado prenatal. Por último, las variables económicas demostraron estar asociadas a la adecuacidad del cuidado prenatal. Las madres que participan en la fuerza laboral, tienen una ocupación de cuello blanco y aquellas con esposos en ocupación a su vez de cuello blanco fueron la que tuvieron una mayor adecuacidad en el cuidado prenatal. (ver tabla 3)

TABLA 3

Indicadores de Adecuacidad por Diferentes Características Socioconómicas de las Madres Residentes en el Municipio de San Juan, 1993.

Indicadores Socioeconómicos de la Madre

% que Comenzó el Cuidado Prenatal en el Primer Trimestre

 

Promedio de Visitas

% Con Cuidado Prenatal Adecuado

Indice de Kessner

N

Participación en la Fuerza Laboral

 

 

 

 

 

 

 

 

Participa

80.7

11.7

72.3

2,028

No Participa

58.2

6.9

24.4

5,344

Ocupación del Padre

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuello Blanco

74.5

10.4

59.1

2,547

Cuello Azul

60.2

7.1

27.1

2,751

Trabajadores de Servicios

60.7

7.5

29.9

1,175

Trabajadores Agrícolas

56.3

7.9

37.5

16

Ocupación de la Madre

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuello Blanco

82.9

12.0

75.8

1,774

Cuello Azul

61.4

9.4

45.5

44

Trabajadoras de Servicios

66.3

9.3

48.1

210

Estudiantes

57.0

9.3

42.5

401

No Reportados

58.2

6.7

23.0

4,943

FUENTE: Tabulaciones realizadas por la autora. Departamento de Salud de Puerto Rico: 1993

El nivel de adecuacidad de cuidado prenatal en el Municipio de San Juan podría estar influenciada por diversos elementos que no debemos perder de perspectiva. Elementos como la edad promedio de las madres del Municipio, el nivel de embarazo en adolescentes, el aumento en las madres con una edad mayor de treinta, aumento en uniones consensuales, y el aumento en el número de las madres solteras, entre otros factores.

Ya que así, adquiriría más conocimiento y quizás transformaría el concepto y actitudes respecto a este, el cual tiene tanta importancia para el porvenir de nuestras futuras generaciones.

El presente estudio examinó la adecuacidad del cuidado prenatal y los factores relacionados al mismo para las mujeres residentes en el municipio de San Juan durante el 1993. Se recomienda que se lleve a cabo futuras investigaciones en las cuales se consideren variables tales como: conducta de salud, riesgos médicos, actitudes de la madre, entre otras para de esta forma poder determinar estrategias para los accesos a los servicios del cuidado prenatal. Se sugiere además, que se lleven a cabo estudios sobre el tema utilizando otros indicadores de adecuacidad del cuidado prenatal.

También se recomienda que se organice, desarrolle y capacite un equipo de trabajo para realizar esta función. Para profesionalizar este proceso y a la vez reducir los costos del mismo, recomendamos establecer un acuerdo de colaboración con alguna institución o agencia que garantice una mejor calidad de vida.

BIBLIOGRAFIA

ALCALAY R., GHEE A., Scrimshaw S. (MAYO -JUN. 1993). Designing prenatal care messages for low income Mexican women. Public Health Rep, 108(3), P 354-62.

AL SHAMMARI S.A., KHOJA T., JARALLAH JS.(APRIL 1994). The pattern of antenatal visits with emphasis on gestational age at booking in Riyadh Health Centres. J R Soc Health, 114(2),62-6

ALEXANDER,G.R., CORNELY,D.A., (1987). Prenatal care utilization:Its measurement and relationship to pregnancy outcome. American Journal of preventive Medecine, 3(5), 243-253.

AVED B M., IRWIN M H., Cummings L S., Findeisen N. (MAY 1993). Barriers to prental care for low income women. West J Med, 158(5): 493-8

BAHAUG H.,(1992). Problems and prospects in the economic evaluation of antenatal care. Int J Technol Assess Health Care, 8 Suppl: 49-56.

BLONDEL B, PUSCH D. y SCHMIDT E. (1985). Some characteristic of antenatal care in European contries. Br J Obstet Gynaecol, 92:565-568.

BLUESTEIN D.,Rutledge C M.(APRIL 1993). Psychosocial determinants of late prenatal care: The health Belief Model. Fam Med, 25(4):269-72.

BRAVEMAN P., BENNET T., LEWIS C. EGERTER S., SHOWSTACK J. (MARZO 10 1993). Access to prenatal care following major Medicaid eligibiliy expansions. JAMA, 269(10): 1285-9

BROWN, S.S. (1985) Can low birthweight be prevented ?. Family Planing Prespective, 17(3), 112-117

BUTZ A M., FUNKHOUSER A. , CALEB L., ROSENSTEIN B J. (JUL.1993). Infant health care utilizations predicted by pattern of prenatal care. Pediatrics, 92 (1): 50-4.

CLARKE L L., MILLER M K., VOGEL W B., DAVIS KE, MAHAN C S.(1993). The effectiveness of Florida's "Improved Pregnancy Outcome" program. Health Care Poor Underserved, 4 (2): 117-32.

COHEN J., (January 1986). Reaching out in chilbirth education. New Zealand Nurs Journal,

DEPARTAMENTO DE SALUD DE PUERTO RICO, 1994. Informe anual de Estadísticas Vitales.

JOHNSON J L., Primas P J., Coe MK. (MAR.1994). Factors that prevent women of low socioeconomic status from seeking prental care. J Am Acad Nurse Pract, 6(3):105-11

Infant Birth Weight. Pediatrics, 89 (1):128-132

MILLER,C.A.,FINE A., ADAMS-TAYLOR,S. (1989). Monitoring children's Health key indicators (2nd editions) Washington D C: American Public Health Association.

MUSTARD C A, Roos N P.(SEPT, 1994). The relationship of prenatal care and pregnancy complications to birthweight in winnipeg, Canada. AM J Public Health, 84 (9), P 1450-7

NAGEY,D.A. (1989). The content of prenatal care. Obstretrics Gynecology, 9(74), 516-528

PUBLIC HEALTH SERVICES, DEPARTAMENT OF HEALTH AND HUMAN SERVICES, (1989). A Report of the public health services. Expert planel on the content of the Prenatal Care, Caring for our future:The content on Prenatal Care.

RIVERA MORALES N. (1974). Tendencias de natalidad y fecundidad en Puerto Rico 1872 - 1972. Escuela Graduada de Salud Pública, Recinto de Ciencias Medicas, U.P.R.,

SCOTT S., (1980). Why don’t they want our health service?. Lancet, 1, 412-413.

SHOWSTACK,J.A.,BUDETTI,MINKLER, (1984). Factors associtions with birthweigh:An exploration of the roles of prenatal care and length of gastation. American Journal of Public Health, 74(9),1003-1008

SINGH S., Torres A, FOREST JD., (1985). The Need for prenatal care in the United States: Evidence from the 1980 National Natality Survey. Family Planning Perspectives, 17(3) p.118-124.

SUNDARI TK., (1992). The untold story:how the health care systems in developing countries contribute to maternal mortality. Int J Health Serv, 22(3), 513-28.

SPSS, Inc., (1988). SPSS-X User's Guide, (Third edition), Chapter 32.

VAZQUEZ CALZADA, JOSE LUIS. (AGOSTO 1982). Características de los recién nacidos en Puerto Rico. "CIDE" Centro de Investigaciones Demográficas, Escuela Graduada de Salud Públicas, Recinto de Ciencias Médicas, Universidad de Puerto Rico, Núm. 1:1-23.

VAZQUEZ CALZADA, JOSE L. y VAZQUEZ CORREA, MARISEL. (1983) El cuidado prenatal en Puerto Rico. Revista de Salud Pública, Vol 3-4, 9-14.

VAZQUEZ CALZADA, JOSE L. y RIVERA ACEVEDO, Severo. (DIC 1989). Prenatal Care, Infant Birthweight and Infant Mortality in Puerto Rico". Puerto Rico Health Science Journal, 8(3), 283-288.

VAZQUEZ CALZADA, JOSE L., (DIC. 1993). The adequacy of prenatal care in Puerto Rico and its association with the New Born Physical condition. "CIDE", Centro de investigaciones demográficas. Escuela de Salud Pública. Recinto de Ciencias Médicas Universidad de Puerto Rico, 1-24.

VAZQUEZ CALZADA JOSE L (FEB.- MARZO 1995). El cuidado prenatal y sus desigualdades. Asociación de Hospitales, año 9:38 pág. 16-21


 Ponencia presentada en el Primer Encuentro Internacional Humboldt. Buenos Aires, Argentina. Noviembre de 1999.








[Adjunto no mostrado: foto leyda.doc (application/msword) ]