Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 361 al 380 
AsuntoAutor
166/03 - Identikit Humboldt
167/03 - La Dimens Humboldt
168/03 - Factores Humboldt
169/03 - Los Munic Humboldt
170/03 - Proyectos Humboldt
171/03 - CERTIFICA Humboldt
172/03 - FOTOS QUI Humboldt
173/03 - Expansión Humboldt
174/03 - Educación Humboldt
175/03 - Cambios C Humboldt
176/03 - RESOLUCIÓ Humboldt
177/03 - Género y Humboldt
178/03 - Pobreza, Humboldt
179/03 - Barrios F Humboldt
181/03 - Efectos S Humboldt
180/03 - CALIDAD D humboldt
182/03 - Ensayo y Humboldt
183/03 - Vivienda Humboldt
184/03 - Transport Humboldt
186/03 - Atractivi Humboldt
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 389     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 167/03 - La Dimensión Ambiental en la Problemática del Desarrollo Urbano
Fecha:Lunes, 3 de Noviembre, 2003  22:25:49 (-0300)
Autor:Humboldt <humboldt @............ar>

Glaciar

LA DIMENSION AMBIENTAL EN LA PROBLEMÁTICA DEL DESARROLLO URBANO. APLICACION DE UNA TIPOLOGIA ANALITICA AL CASO DE MAR DEL PLATA.

Autora: Lic. Marisa Sagua

Docente Investigador

Centro de Investigaciones Ambientales (CIAM)

Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño- Funes 3350

Universidad Nacional de Mar del Plata.

e-mail: mcsagua@mdp.edu.ar

 

Este trabajo analiza y evalúa la problemática ambiental de la ciudad de Mar del Plata, la que se aproxima hoy a los 600.000 habitantes y se ubica entre las seis ciudades de tamaño intermedio mayor a nivel nacional. Aún cuando la función turística y las actividades vinculadas a la pesca le otorgaron un rol privilegiado en su desarrollo histórico, la ciudad no escapa a los efectos de la problemática del desarrollo urbano ni a los de la calidad de vida de sus habitantes, fenómenos que se presentan con distintos matices en muchas otras ciudades de América Latina. Estas cuestiones resultan básicamente de los desajustes entre la oferta de los recursos y servicios del medio biofísico y la demanda del medio social sobre aquellos dentro de marcos sociopolíticos complejos.

La identificación y evaluación de tales problemas se basa en la tipificación efectuada por Ainstein et. al. 1993 para el caso argentino. La tipicación parte de la diferenciación de los problemas según su origen: natural, de interacción y antrópicos. Estos se refieren a una serie de inadecuaciones en aspectos como: las condiciones de sitio de la ciudad, así como los procesos y modalidades desplegados por los grupos sociales en el uso de los recursos naturales y antrópicos.

En Mar del Plata los conflictos de interacción y antrópicos resultan ser los dominantes.

La posibilidad de aplicación de este enfoque en sentido sincrónico y diacrónico, constituye un instrumento para las instancias de gestión del desarrollo, permitiendo un seguimiento tanto del conjunto de condiciones de conflictividad urbano ambiental como de cada problema, según categorías como: cantidad y tipo de población afectada, extensión, vigencia y reversibilidad de los conflictos, entre otras.

 

 

LA DIMENSIÓN AMBIENTAL EN LA PROBLEMÁTICA URBANA. APLICACIÓN DE UNA TIPOLOGÍA ANALÍTICA AL CASO DE MAR DEL PLATA

La ciudad de Mar del Plata, con una población próxima a los 600.000 habitantes, no es ajena a la problemática de las ciudades latinoamericanas contemporáneas signadas por desenvolvimientos económicos de criticidad diferencial; fuertes dinámicas demográficas y creciente desigualdad en la distribución de los ingresos con consecuentes manifestaciones de segregación y heterogeneidad de sus habitantes. Cobra sentido aquí, referirnos a la cuestión ambiental que según Leff, fue configurándose como una problemática social generalizada, determinada por los ajustes económicos de los diferentes países y la reconvención de distintas ideologías hacia el neoliberalismo hegemónico. En este contexto, los problemas ambientales emergen de múltiples procesos de inequidad social y degradación del ambiente generando grandes desigualdades sociales.(Leff, E. 1995).

En tal sentido, al interior de estas ciudades se suceden e imbrican en su interior procesos cada vez más complejos en el orden temporal y espacial, vinculados a las problemáticas del desarrollo urbano y la calidad de vida de sus habitantes.

Se trata de problemáticas del ambiente urbano, entendidas como concatenación de problemas, que emanan básicamente de los desajustes y deficiencias a partir de la interrelación representada por las demandas sociales sobre las ofertas del soporte natural y antropizado. Deficiencias que pueden surgir por una sobredemanda a la oferta de recursos naturales y/o servicios de habitabilidad o productividad social y económica, o bien por una deficiencia de la oferta para satisfacer los distintos requerimientos.

Estas problemáticas, son condicionadas por diversos procesos contextuales que afectan a los centros urbanos: las manifestaciones de la globalización; los efectos de la reforma de ajuste estructural asociado a la reformulación del rol del Estado; la consolidación de un modelo de desarrollo centrado en el mercado, los que atentan con sobradas muestras contra las metas de equidad social; eficiencia económica y sustentabilidad ecológica, de un desarrollo sustentable.

En la conceptualización de problemas ambientales se plantea un "déficit o defecto de racionalidad" en la relación oferta biofísica / demanda social expresadas en condiciones de deficiencia, incapacidad, exceso, inconveniencia, los que aluden a algún tipo de desequilibrio entre factores interactuantes.

Es decir que la racionalidad permita pautar el comportamiento de los actores sociales en cada formación social variando en espacio y tiempo sobre un mismo territorio, con la coexistencia de racionalidades contrapuestas, las que varían en los diferentes momentos históricos.

Otra definición, expresada por Hardoy en 1990, vincula los problemas ambientales con la calidad de vida, ya que estos inciden cotidianamente sobre distintos aspectos de la población, que resultan de la relación sociedad y medio natural o antropizado que genera consecuencias directa o indirectamente negativas sobre la calidad de vida de la población presente y/o futura.

Finalmente importa destacar que la relación sociedad/naturaleza transformada o segunda naturaleza referida a lo urbano se halla mediada por tres aspectos (Fernández, 1996):

1- normativo: a través de las leyes, normas, reglas que impone una sociedad, o más precisamente un sector, o acuerdo de ciertas minorías, este marco regula la actuación en el ámbito individual y colectivo, es decir las diferentes racionalidades que interactúan en una sociedad en la que se instauran ciertos derechos y obligaciones respecto del binomio en cuestión.

2- participativo: revela la magnitud de las fuerzas sociales, como reacción al ser afectadas por decisiones irracionales de lo hegemónico normativo, en tanto elaborado y concensuado por minorías. Esta energía participativa intenta establecer vías democráticas directas en la reivindicación de sus condiciones locales. Por otra parte, si consideramos que el concepto de problema es de carácter relativo, es decir, un problema es tal para unos y no para otros, resignificaría el sentido de la participación de parte de la sociedad en tanto perciben y les preocupan cierto tipo de problemas ambientales.

3- tecnológico: es el plano que instrumenta en forma efectiva la relación sociedad/ naturaleza utilizándose medios que se van generando históricamente, que pueden afectar severamente los ritmos ecosistémicos o que los respetan. Existen tecnologías ajustadas al marco normativo (vinculada al aparato estatal) y otras al participativo.

LOS PRINCIPALES PROBLEMAS AMBIENTALES DE LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA

En la necesidad de ensayar aproximaciones diagnosticas urbanas, se procede a la identificación de una serie de problemas de la ciudad que serán evaluados a partir de una tipificación especifica orientada a la evaluación de problemas ambientales sobre la base de la desarrollada para el Comité Nacional MAB and Biosphere, por el Subcomite MAB-11 en 1992, experiencia aplicada a un conjunto de ciudades argentinas de la que se obtiene una "media" nacional aproximativa. Dicho trabajo propone identificar y evaluar en forma preliminar un conjunto de problemas de distinto origen en base a la confección de un diagnostico cuanti - cualitativo, así como la medición de la criticidad sobre la población, sobre el sistema urbano y la criticidad global a partir de los conflictos interactuantes.

1- DEFINICIÓN E IDENTIFICACIÓN DE LOS PROBLEMAS AMBIENTALES

En primer término los problemas identificados son clasificados por su origen, según la definición dada por el Subcomite MAB 11, a saber:

- Conflicto de origen natural: ‘son los derivados de carencias, excesos y/o inadecuaciones inherentes al sitio de localización urbana’.

- Conflictos de interacción: ‘originados por la ineficiencia y/o insuficiencia de recursos antrópicos involucrados en la utilización de los recursos naturales’.

- Conflictos antrópicos: ‘derivados de la inadecuación y/o insuficiencia de los recursos antrópicos desarrollados para la vida urbana, no directamente ligada al usufructo de los recursos naturales’.

Para Mar del Plata se han identificado los siguientes problemas ambientales:

CONFLICTOS DE ORIGEN NATURAL

Son los referidos a limitaciones determinadas por las condiciones de sitio o emplazamiento. A los fines comparativos con el listado de problemas de referencia

(a nivel país) se mencionan sólo dos. Ellos son:

1- rigurosidad climática

2- inundabilidad

 

 

CONFLICTOS DE INTERACCIÓN

Derivan de los desajustes entre la demanda social y la oferta de recursos naturales: agua, suelo, condiciones atmosféricas, etc. Entre ellos figuran:

3- contaminación hídrica

4- contaminación atmosférica

5- contaminación sónica

6- contaminación edáfica

7- déficit de servicios básicos y energéticos

8- anegabilidad

9- insuficiente recarga de acuíferos

10- degradación de áreas valiosas

CONFLICTOS DE ORIGEN ANTRÓPICO

Derivan de los desajustes entre la demanda social sobre la oferta de recursos antrópicos que conforman la segunda naturaleza: viviendas, equipamientos comunitarios, espacios verdes, etc. Entre ellos figuran:

11- hacinamiento

12- precariedad

13- falta de funcionalidad urbana

14 incompatibilidad de actividades

15- inadecuada dotación de equipamiento

16- falta de amenidad urbana

17- inadecuado manejo del patrimonio urbano

2- CARACTERIZACIÓN DE LOS PROBLEMAS

Una vez identificados se efectúa una caracterización general de los mismos a través de un análisis descriptivo-explicativo los que en el presente trabajo se han reducido al mínimo por cuestiones de espacio, tal como se expresa a continuación:

PROBLEMAS DE ORIGEN NATURAL

1- Rigurosidad climática

Mar del Plata no escapa a la frecuencia de episodios meteorológicos que responden al comportamiento de las masas de aire en el litoral bonaerense. Numerosos episodios como los desencadenados por las sudestadas se han sucedido en las distintas décadas. La frecuencia de estos fenómenos genera un alto impacto social y económico, puesto que ocasionan severos daños a la población así como a las instalaciones de diferentes sectores de la ciudad.

2- Inundabilidad

Este problema se refiere a la conjunción de condiciones del soporte: edáficas, topográficas, hidrográficas y climáticas que se vinculan con el problema anterior, por las consecuencias que genera la frecuencia e intensidad de temporales, en áreas carentes de sistemas de desagüe pluvial, siguiendo niveles topográficos negativos y ocasionando inundaciones que impactan sobre la población y el medio. Asimismo el alto grado de impermeabilización del sustrato producto del desarrollo urbano, introduce interferencias en el diseño de drenaje natural con efectos negativos. Afectan particularmente a barrios periféricos del NO y Sur de la ciudad.

 

PROBLEMAS DE INTERACCIÓN

3- Contaminación hídrica.

Mar del Plata se provee en su totalidad del recurso hídrico subterráneo destinado al consumo humano, industrial y agropecuario, este último a través de riego, con lo cual se ejerce una fuerte presión sobre el recurso agua. El acuífero se halla comprometido por tres procesos de contaminación (Massone, et al 1994): A)Salinización por intrusión salina en el área urbana por fuerte explotación, lo que generó los siguientes efectos: abandono de pozos salinizados con una consecuente recuperación de niveles piedzometricos, derivando en inundación de sótanos de edificios del área central, patologías en las estructuras, etc. B) Lixiviado de sitios de disposición final de residuos domiciliarios y áreas urbanas sin red cloacal: desde los años ‘60 la ciudad de Mar del Plata, ha depositado sus residuos en cuatro sitios diferentes del sur y el oeste de la ciudad. En la práctica se efectúan técnicas de enterramiento. En la actualidad es particularmente tema de discusión de la ciudad por la determinación de un nuevo sitio de disposición final ante la colmatación del actual y el rechazo de los diferentes actores y sectores urbanos con relación a los impactos múltiples que esta actividad genera. C) Uso de fertilizantes y pesticidas por diferentes prácticas en el área hortícola.

El agua de mar también es alcanzada por procesos de contaminación vinculado a la eliminación de los líquidos cloacales de la planta de Pretratamiento de efluentes de Camet produciéndose una pluma contaminante de apariencia visible. Problemática sobre la que se gestiona la instalación de un emisario submarino a corto plazo

4- Contaminación atmosférica

Particular afectación registra el sur de la ciudad en la zona del puerto proveniente de las plantas procesadoras de harina de pescado las que emiten contaminantes gaseosos en el proceso de elaboración de la harina. Otra fuente son los escapes de automotores, agudizado en verano por el turismo y el área costera comprometida por las externalidades de la Planta de Tratamiento mencionada.

5- Contaminación sónica.

Se asocia a la congestión de vehículos, especialmente en el centro y área costera en verano y áreas aledañas al Aeropuerto de Camet intensificado en verano.

6- Contaminación edáfica.

Surge por efecto de las emisiones líquidas o de disposición de residuos sólidos urbanos y extraurbanos. Entre los elementos contaminantes se hallan: nitratos y nitritos; bacterias coliformes de efluentes cloacales; metales pesados por uso de plaguicidas y combustión de maquinarias agrícolas, entre otros.

7- Déficit de provisión de servicios basados en recursos básicos y energéticos

La ciudad presenta una insuficiencia en la provisión de servicios: de agua en algunos sectores de la ciudad; red de desagües cloacales, esta es la red de menor extensión en cobertura del territorio urbano. La problemática emergente de estas áreas deficitarias radica en la contaminación de la napa freática con el consecuente impacto social en salud, por la inadecuación de la forma de eliminación de excretas, coincidente en gran medida con áreas de medio a bajo nivel socioeconómico, ubicado en sectores orientados hacia los bordes ejidales.

La cobertura de gas se efectúa en cambio dentro de un proceso de alto dinamismo. En los meses de verano se produce una saturación de la infraestructura de servicios como el de agua a raíz de la fuerte demanda adicional de la población turística que llega a triplicar la población permanente.

8- Anegabilidad

El anegamiento o restricciones de transitabilidad se asocia a una insuficiencia y deficiencia de servicios de conducción y disposición de aguas pluviales. Mar del Plata, cuenta con una red de drenaje con deficiencias y una red de pluviales obsoleta. Además es de conocimiento general a nivel urbano la conexión de cloacas a desagües pluviales así como conexiones industriales lo que produce serios contratiempos, especialmente en los momentos de precipitaciones intensas, vinculándose a ello los problemas de anegamiento de alto grado.

9- Insuficiente recarga de acuíferos

La acción antrópica modifica la capacidad de infiltración y escurrimiento natural del sustrato, altamente artificializado por la urbanización. Las construcciones de edificios y vías de circulación ubicadas en los tramos medios e inferiores de los arroyos que atraviesan el área urbana dificultan la infiltración, generando frecuentes anegamientos en el área centro. La impermeabilización del sustrato disminuye la recarga en unos 160 hm3/año, cantidad que se transforma en escurrimiento a nivel de la superficie.(Bocanegra, et al 1992)

10- Pérdida o degradación de áreas naturales valiosas

Ocasionado por el equipamiento que imponen las actividades turísticas y productivas de la ciudad se destaca la problemática a lo largo de la interfase mar-tierra referida a:

i)El proceso erosivo costero intensificado por la inducción antrópica como la instalación del Puerto que provocó la obstrucción de la deriva litoral ocasionando la desaparición o la reducción de la superficie de alguna de sus playas; ii) actividades vinculadas a la minería costera, con la extracción en médanos y explotación intensiva en algunas playas. (Isla y Villar, 1992);

iii) Deterioro estético y manejo costero: defensas, conos de sombra, turbidez del agua de mar, vertido en arroyos entubados y pluviales, etc.

Otro ámbito de deterioro es la interfase urbano-rural con un riquisimo potencial paisajístico y productivo. Los recursos agua y suelo se ven comprometidos en alguno de estos sectores tales como las localizaciones de disposición final de los residuos urbanos; el alto tenor de nitratos en zonas carentes de servicios cloacales y la aplicación de fertilizantes y pesticidas en el cinturón frutihortícola, así como la presencia de cavas ladrilleras

PROBLEMAS ANTRÓPICOS

11- Precariedad.

Se refiere a la tipología de viviendas del parque según su calidad y estado. Mar del Plata tiene el 87,8% de viviendas buenas (tipo A); el 7% recuperables (tipo B) por medio de refacciones o completamiento y 5% de viviendas inconveniente (no recuperables) respectivamente. El problema se concentra en las áreas intermedias y próximas al borde ejidal.

 

 

 

12- Hacinamiento

Resulta de la inadecuación entre la demanda social y los recursos habitacionales. Mar del Plata tiene el 13, 6% de los hogares con hacinamiento por cuarto crítico (2 a 3 pers./cuarto) y el 7,9% muy crítico (+de 3 pers. cuarto).

El hacinamiento de hogares es de un 2,7%. Este problema expresa una mayor vulnerabilidad de los hogares no pobres como consecuencia de una disminución en los niveles de ingreso y una pauperización de la clase media, por lo cual deben desplegar estrategias que les permitan sobrellevar la crisis.

13- Falta de funcionalidad urbana

Se asocia a una estructura espacial de actividades organizadas en condiciones de accesibilidad y circulación urbana inadecuada. Convergen cuestiones como la irracionalidad de los recorridos, los horarios, las frecuencias, etc. situaciones que hacen ineficiente la relación residencia-trabajo. En verano se complejiza la situación, por la saturación del parque automotor .

14- Incompatibilidad de actividades

Se refiere a la coexistencia de actividades en un mismo área y son incompatibles en términos ambientales por ejemplo la relación residencia-industria pesquera en la zona del puerto de la ciudad. Existen industrias clandestinas en viviendas que generan un fuerte impacto ambiental.

Una consecuencia inmediata es la saturación de los desagües pluviales por el vertido de efluentes de tales instalaciones a través de conexiones clandestinas.

15- Inadecuada dotación de equipamientos

Se refiere a la carencia de equipamientos comunitarios. En escuelas primarias públicas se presentan ciertos vacíos. En primarias privadas hay una cobertura concentrada pero no responde a la demanda no cubierta de los establecimientos públicos. Los jardines públicos cuentan con escasa disponibilidad a la vez que se advierte una proliferación de los privados.

Sobre la accesibilidad física al equipamiento comunitario sanitario, en términos de cobertura, ya sea de unidades sanitarias periféricas, como a centros, subcentros y hospitales, se destacan claras deficiencias en el sector norte, y sur de la ciudad entre otros. (Navarro, L. 1996)

16- Falta de amenidad urbana

La ciudad carece de grandes espacios verdes con relación a sus habitantes. No existe una planificación pertinente, existe una falta de previsión en el trazado de parques y plazas, sin relación entre espacio verde y espacio construido. En el área central de la ciudad el arbolado en aceras es escaso. Las podas no siempre responden a recomendaciones técnicas. (Berges, A. 1994).

17- Inadecuado manejo del patrimonio urbano-arquitectónico

Se refiere a la pérdida, degradación o subutilización de elementos de valor urbano- arquitectónico. Merece destacarse el área central de la ciudad y su parque habitacional, donde la retención de un turismo cautivo tuvo relación con la construcción de un parque en condiciones altamente especulativas (luego de la Ley de Propiedad Horizontal, 1949) con un fuerte impacto socioeconómico y territorial que se densificó entre 1950 y 1970 con el proceso de verticalización de la ciudad en el centro y la costa. Esta racionalidad especulativa se reflejó en construcciones de baja calidad, espacios muy reducidos y altas densidades. Hoy, con condiciones de baja habitabilidad y obsolescencia del parque. Esta tipología fue demandada como segunda residencia por las clases medias turísticas, con posibilidad de acceso al régimen de propiedad entre 1950 y 1960.(Fernández, R. 1996)

3- DEFINICIÓN DE VARIABLES PARA LA EVALUACIÓN DE CRITICIDADES

Se efectúa un ‘filtrado’ de los problemas a través de una serie de parámetros comunes a todos ellos. De este modo:

1.- Cada problema deberá en primer término ser medido por cómo afecta a la población tanto en cantidad de personas como en grupos sociales y grado de perturbación.

2.- Se definirá el problema por la forma en que incide sobre el sistema urbano tanto en la escala espacial que se registre (barrio, sector, ciudad) como en la trascendencia o incidencia a nivel territorial que el mismo reviste.

3.- Respecto del origen del problema además de conocer el tipo de conflicto tal cual lo definido antes, se clasificará según las causas que lo ocasione y las fuentes que lo alimenten.

4.- La tipología propuesta indaga finalmente en las características temporales de los conflictos tanto en su duración como en su frecuencia, así como en reversibilidad del problema.

 

4- CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE LOS PROBLEMAS

Sobre la base de la tipificación previa se aplican los siguientes criterios de evaluación:

a) cada problema considerado puede alcanzar un máximo de 100 puntos, de los cuales se le asigna 60 a las características del grupo A y 40 a las del grupo B;

b) las características C y D son ‘factores de incremento’ de los puntajes de A y B y pueden alcanzar un máximo de 10% y 20% respectivamente.

c) Se asignan valores a los tipos de situaciones cuali-cuantitativas definidas para cada una de las características, de acuerdo a su criticidad y partiendo de los puntajes máximos que se establecen a continuación:

característica

tipología de situaciones

valor relat.

(1 a 10)

valor asignado

(puntos)

a1.cant.poblacion

mas de 66%

10

25

 

33 a 66%

7

17,5

 

5 a 33%

4

10

 

hasta 5%

1

2,5

a2.grupos sociales

único

10

5

 

diversos

4

2

a3.grado perturb.

grave

10

30

 

intermedio

7

21

 

leve

4

12

b1.escala espacial

urbana

10

10

 

sectorial urb.

7

7

 

barrial

4

4

b2. trascendencia

alta

10

30

 

media

7

21

 

baja

4

12

c1.tipode conflicto

natural

10

3

 

interacción

7

2,1

 

antrópico

4

1,2

c2.diversidad

diversas

10

3,5

 

únicas

4

1,4

c3.cant. fuentes

múltiples

10

3,5

 

única

4

1,4

d1. vigencia

continua

10

10

 

intermitente

4

4

 

puntual

1

1

d2.reversibilidad

largo plazo

10

10

 

mediano plazo

4

4

 

inmediata

1

1

Fuente: Extraído de Ainstein, et al 1993. Problemática Ambiental Urbana.

Documento del MAB-11. Argentina

5- EVALUACIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS PROBLEMAS

En base a las consideraciones previas se completa una tabla matricial donde figuran los problemas (filas) y las tipologías de situaciones (columnas). En el centro de la matriz se indican los cruces entre ambos y se efectúa el conteo de los puntajes en cada grupo de características..

6- OPERACIONES EVALUATIVAS DE LOS PROBLEMAS

En base a lo anterior se definen las siguientes ecuaciones:

criticidad sobre la población A*(C+D)

criticidad sobre el medio urbano B*(C+D)

criticidad global (A+B)*(C+D)

La aplicación de estas ecuaciones brinda los resultados del posicionamiento de los distintos problemas respecto de los tres abordajes de criticidad (población, sist. urbano, global).También se indica para cada uno de los tres índices:

-la sumatoria de puntajes de cada uno de los tres tipos de conflicto: NATURAL, INTERACCIÓN Y ANTRÓPICOS y el porcentaje que cada uno de ellos representa respecto de la sumatoria total.

-la sumatoria total de los 17 problemas y el porcentaje que representa del puntaje máximo potencial, o sea:

Sumatoria máxima potencial población: 17(60+30% de 60)=

" " " medio urbano 17(40+30% de 40)=

" " " global 17(100+30% de 100)=

 

El análisis de los resultados obtenidos permite efectuar las siguientes observaciones referidas en primer término a la problemática de Mar del Plata y luego su comparación con la media nacional:

- Criticidad sobre la población

Alcanza un 51,2% del valor máximo potencial. Los conflictos de interacción son los de mayor peso (48,2%) en su incidencia sobre la población. Le siguen los antrópicos (43,3%) y en menor grado los de origen natural (8,5%).

Los problemas de mayor incidencia relativa sobre la población se suceden en el siguiente orden: contaminación hídrica, precariedad, degradación de áreas valiosas, inadecuación del manejo patrimonial urbano , hacinamiento, contaminación atmosférica y déficit de servicios urbanos. Todos ellos se encuentran por encima de la mediana.

 

-Criticidad sobre el sistema urbano

La criticidad que el conjunto de problemas ejerce sobre el territorio, tanto por su extensión como por su trascendencia proviene en primer término de los problemas de interacción, como en el caso anterior pero con un peso relativo mayor (53%), seguido por los antrópicos (36,6%0) y naturales (10,4%).

Los problemas de mayor incidencia son la contaminación hídrica, la degradación de áreas valiosas, manejo inadecuado del patrimonio urbano, anegabilidad, contaminación atmosférica, déficit de servicios urbanos y rigurosidad climática, todos los cuales se hallan por encima de la mediana del conjunto de problemas que producen criticidad en el territorio.

-Criticidad global

Alcanza el 54,6% del valor máximo potencial de criticidad a nivel global. Los conflictos de interacción ,antrópicos y naturales justifican la criticidad en el 50,3%, 40,4% y 9,3% respectivamente.

Los problemas de mayor criticidad, resultante del análisis asociado de los dos anteriores son: contaminación hídrica, degradación de áreas valiosas, precariedad, inadecuado manejo del patrimonio urbano, contaminación atmosférica, anegabilidad y deficiencia de servicios básicos urbanos.

Además caben las siguientes consideraciones:

-El grado de incidencia de los problemas varia de posición si estos afectan a la población o al territorio. Un ejemplo de posición distante en el ranking son hacinamiento y precariedad donde ambos tienen afectación importante sobre la población (2do. y 5to. lugar respectivamente), pero menor sobre el territorio (6to. y 9no. lugar).

Otra lectura es que un mismo problema tenga igual peso relativo en dos o tres de los índices como es el caso de contaminación hídrica o degradación de áreas valiosas, o déficit de servicios urbanos. (7mo. lugar en los tres casos).

Al comparar la situación de Mar del Plata con la tipificación hecha a nivel nacional surge que mientras en esa escala se analizan 8 problemas ambientales de origen natural, en esta ciudad surgen solo dos como emergentes, con identidad suficiente para someterlos al análisis. Mientras que los de interacción y antrópicos parecen expresar la mayoría de las disfuncionalidades que presenta la ciudad actual. Esto es, por un lado la forma en que la sociedad se apropia, y utiliza los recursos incidiendo sobre la cantidad del stock disponible y las modalidades con que lo hace -por ejemplo en el caso de los recursos hídricos-, y por otro la forma en que construye, se apropia y /o usufructúa los recursos antrópicos necesarios para desarrollar las funciones vitales del habitar/hábitat.

El cuadro siguiente permite comparar la tipificación efectuada en escalas local y nacional. Del mismo surge que:

-coinciden en ambas escalas la preeminencia sobre criticidad en la población y a criticidad global (población + territorio) de problemas de interacción seguidos por antrópicos y naturales. A nivel nacional la criticidad mayor en cuanto a la extensión y trascendencia a nivel territorio es debida a los de origen natural, es decir vinculado a condiciones negativas resultante de las condiciones de sitio del asentamiento, seguido por disfuncionalidades antrópicas y por último las de interacción.

Finalmente, la participación relativa de los conflictos naturales en Mar del Plata es menor que en Argentina en los tres índices de criticidad. La baja participación relativa de los problemas de origen natural a nivel local se debe a condiciones generales de sitio buenas (régimen hídrico, buena renovabilidad atmosférica general entre otras cuestiones).

Cuadro comparativo de los Índices de criticidad ambiental entre Mar del Plata y República Argentina.

s/Población s/ Territorio s/ Sist.Global

 

MdP.

Arg.

MdP.

Arg.

MdP.

Arg.

c. natural

8,5%

28%

10,4%

37%

9,9%

31%

c.interac.

48,2%

38%

53%

30%

47%

35%

c. antrop.

43,3%

34%

36,6%

33%

43,1%

34%

fuente: elaboración propia

POTENCIALIDADES Y LIMITACIONES SOBRE LA BASE DE LA TIPIFICACIÓN DE PROBLEMAS AMBIENTALES URBANOS

La experiencia obtenida a partir de la aplicación de esta tipología nos permite efectuar una serie de consideraciones que ameritan su ensayo:

-En primer término brinda una primera imagen abarcativa de la problemática de un asentamiento a partir del análisis de un conjunto de problemas ambientales. Ello implica una aproximación a la aprehensión de los desajustes de la ciudad, a la vez que se puede interpretar la incidencia de cada problema en el conjunto , aspecto de suma utilidad en la toma de decisiones a nivel de la gestión local.

-Permite reflexionar en lo conceptual y metodológico, para la innovación en nuevos aportes para la gestión ambiental.

-Esta tipificación es ‘sensible’ a cualquier mínima modificación o reubicación de los datos en los diferentes rubros, incidiendo inmediatamente en la cuantificación resultante..

-Permite aplicarse en un enfoque sincrónico efectuando comparaciones simultáneas de distintas ciudades con la media nacional, pero también es posible el enfoque diacrónico, ya que resultaría interesante aplicarlo en cortes temporales significativos (de existir la información), intentando destacar la procesualidad y complejidad de los problemas.

-Respecto de las limitaciones observadas, se puede especificar la necesidad de incorporar variables que capten las condiciones de contexto, por ej. dentro del ítem ‘extensión’ del problema se observa una deficiencia vinculada al tema de escalas. Esto es que un problema requiere ser analizado en situación de contexto puesto que existen vinculaciones entre este y el problema mismo, relación ineludible de la que pueden emerger condiciones causales así como soluciones vinculadas al problema ambiental. Por ejemplo hubiera sido parcial analizar el problema del agua sin mencionar la contaminación del acuífero en áreas periurbanas, ya que el recurso es uno solo, de otro modo se sesgaría el problema desvinculando situaciones integrantes de un mismo proceso. La planificación y gestión deberían atender esta perspectiva. De otro modo es muy probable que los esfuerzos sólo resulten paliativos al problema sin abordarlo ni resolverlo en su totalidad.

-El ítem ‘reversibilidad’ que tiene en cuenta los tiempos estimados de resolución del problema, podrían contemplar los factores que hacen tanto crítica como factible su solución. Entre ellos debiera operativizarse en la tipificación lo siguiente: existencia y pertinencia de legislación; capacidad de inversión pública o privada; grado de percepción de los grupos sociales y de organización y representatividad de sus demandas, capacidad tecnológica, etc.

En una segunda recorrida de estos factores es importante identificar cuales de ellos resultarían dinamizantes, es decir los que potenciarían la reversión del problema (Fernandez, et al 1997). Esta instancia analítica de los factores nos aproxima de algún modo a poder evaluar la existencia de capacidad local para la gestión ambiental (junto a otros factores como estructura administrativa, poder de policía y monitoreo, recursos humanos, etc.).

-Otro aspecto a considerar, que en parte puede inferirse de este es el impacto diferencial que cada problema genera: impacto social, impacto económico e impacto ecológico. El primero referido a la magnitud de afectación a la población (quiénes son, qué subgrupos son más frágiles). Justificado en que al interior de la sociedad se asumen costos y beneficios diferenciales de la relación antrópica con el ambiente biofisico.

El segundo se refiere a la magnitud económica, estimada de la degradación de los recursos naturales y/o antrópicos (tipo de recursos afectados, costos que representan las perdidas o mermas del stock existente; tipo de actividades que son las más vulnerables, etc.); El tercero se refiere a la magnitud ecológica, o escala del impacto en términos cualitativos del tipo, volumen o grado de afectación de los recursos naturales afectados. (op.cit)

Se sostiene que sea cual fuere el abordaje metodológico, se plantea ineludible el análisis de los marcos participativo, legislativo y tecnológico en referencia a la problemática ambiental, marcos a su vez inscriptos en contextos sociopolíticos determinados.

CONSIDERACIONES FINALES

Esta experiencia, ha requerido poner en consideración una serie de aspectos que tradicionalmente se analizan en forma compartimentalizada por parte de trabajos sectoriales desde disciplinas referidas a los ámbitos natural y social. Este esfuerzo de integración yubyace en el enfoque del ‘análisis ambiental’ y todo el marco conceptual y metodológico que lo fundamenta.

Se ha podido observar cómo a través del proceso de urbanización de la ciudad se evidencian determinadas condiciones naturales a las que se vinculan reacciones productivas que en términos ambientales comprometen el desarrollo armónico de la ciudad. Las condiciones contrastantes que impone la variable estacional en la ocupación y prácticas que se desarrollan en la ciudad, definen un cuadro ambiental complejo.

Así ocurre por ejemplo con el recurso agua, vital para la población y sus actividades productivas, que se ve afectado en términos cuantitativos y cualitativos.

La provisión de infraestructura y servicios básicos energéticos ha marchado tradicionalmente ‘retrasada’ respecto de la expansión de la planta urbana, especialmente en áreas de vivienda permanente, predominando en cambio una racionalidad que privilegió espacios destinados a la reproducción del capital y de localización de viviendas temporarias, dado el rol turístico de la ciudad. Tal situación representó ventajas para un sector de la ciudad y desventajas para otros sectores.

Profundizando sobre la interrelación de los problemas ambientales, se ha observado a lo largo del trabajo que existen relaciones múltiples y de diversa intensidad:

-el deterioro y subutilización del parque edilicio central ha ocasionado pérdida de habitabilidad por factores fundamentalmente económicos, área donde se ha producido recuperación de los niveles piedzometricos por suspensión de explotaciones de pozos salinizados por intrusión marina, ocasionando la inundación de sótanos de edificios.

-el deterioro de la interfase tierra-mar se vincula a cuestiones de contaminación de playas por prácticas inadecuadas de la población que hace uso de ella (con residuos), sumado a los vertidos de pluviales y arroyos que han sido entubados produciendo descargas indeseables que potencializan el deterioro del recurso. Asimismo la presencia y el tratamiento que actualmente tiene la planta de tratamientos de efluentes cloacales de la ciudad convergen en el deterioro de la interfase costera con contaminación del agua de mar y contaminación atmosférica circundante, depreciando consecuentemente los recursos habitacionales con fines turísticos o permanentes que se encuentran en la zona norte.

-la modificación antrópica de la capacidad de infiltración y escurrimiento en el diseño de drenaje natural así como la degradación de suelos del cinturón frutihortícola y áreas de borde carentes de obras de saneamiento, afectan la recarga del acuífero y la calidad del mismo respectivamente.

- la impermeabilización del sustrato, junto a condiciones de inundabilidad -naturales- y anegabilidad -antrópicas- produce situaciones críticas en diversos sectores de la ciudad vinculado a fenómenos meteorológicos como los temporales que azotan a la ciudad y la región.

- la incompatibilidad de actividades como residencia e industria en el área del puerto se vincula a problemas de actividades productivas generadoras de alto costo ambiental suscitado por presencia de industrias clandestinas en viviendas, al margen de cualquier norma legal vigente, sumado a ello, el vertido de desechos industriales en la red pluvial, y la contaminación atmosférica proveniente de las fábricas de harina de pescado generan una problemática particular y de magnitud relevante

Finalmente se debe destacar que entre los factores generales que se destacan como condicionantes de la problemática ambiental de la ciudad aparecen: el crecimiento poblacional; la insuficiente planificación que priorice las necesidades más urgentes como las vinculadas a la pobreza urbana; la legislación, con parcial grado de cumplimiento y falta de ajuste en algún caso; la educación ambiental referida básicamente a la toma de conciencia de la sociedad de la necesidad vital de preservar los recursos básicos (como el agua, más aún cuando se trata de una ciudad con total abastecimiento subterráneo), así como la necesidad de preservar los recursos turísticos como uno de los pilares de la economía local.

Asimismo los decisores políticos y los agentes vinculados a la gestión ambiental del desarrollo urbano deberían tomar conciencia de que Mar del Plata tiene una buena parte de sus habitantes en condiciones de vida relegadas.Si muchos decisores lo hubieran tenido en cuenta en el desarrollo de la ciudad, algunos de los problemas que hoy se exponen en este trabajo no hubieran conformado la actual agenda que la ciudad tiene pendiente con diferentes grados de criticidad.

 

Marisa Sagua

Lic. en Geografía

Centro de Investigaciones Ambientales (CIAM)

Fac. Arquitectura, Urbanismo y Diseño -UNMdP

e-mail: mcsagua@mdp.edu.ar

BIBLIOGRAFIA

Ainstein, L., Aslan, M.; Fajre, S.; Kullock, D. y Rodríguez, E. Problemática Ambiental urbana. Documento MAB 11. Argentina. 1993.

Berges, Ana Lía: Espacios verdes y arbolado urbano en Mar del Plata. En Teoría de la gestión ambiental del desarrollo Urbano. Monografia. Maestría GADU. CIAM. UNMdP. 1994 (inédito).

Bocanegra, E.; Allen, A.; Sagua, M.; Civit, E.; Rascio, A.; Nunez, A.:. Diagnóstico Ambiental de los Sistemas Urbanos de la región del litoral del Sudeste bonaerense. UNMdP. Subcomisión de Ecología de Sistemas Urbanos. Pacto ecológico Bonaerense. Mar del Plata. 1992.

Fernández, Roberto et al: Habitar Mar del Plata, Edición Programa Arraigo-Universidad Nacional de Mar del Plata. Mar del Plata. 1996.

Fernández, Roberto et al: Habitar Necochea-Quequén, Edición Programa Arraigo- Universidad Nacional de Mar del Plata. Mar del Plata. 1997.

Hardoy J. E. et al: Estrategia para la solución de los problemas ambientales urbanos de América Latina y el Caribe, insumos al PNUD-IIED-América Latina. Versión multicopiada. 1989.

Isla F. y Villar, M.: Ambiente costero. Pacto Ecológico Bonaerense UNMdP. 1992

Massone, H.; Martínez, D.; Cionchi, J. y Bocanegra, E: Procesos de contaminación del acuífero de Mar del Plata -Argentina. Diagnóstico de pautas de prevención y control. II Congreso Latinoamericano de Hidrología subterránea. Acta I 81-96. Sgo. de Chile. 1994.

Navarro, Lía: Estudio del hábitat de la población en condiciones de pobreza orientado a la implementación de acciones para su desarrollo. Hacia una caracterización de actores y modalidades de gestión a nivel local. Beca de Iniciación.UNMdP. Inédito. 1996.

Sagua, Marisa: Aspectos poblacionales y su relación con la producción del hábitat. Hacia una caracterización de configuraciones socioterritoriales desde una perspectiva ambiental. Informe Beca de Perfeccionamiento. FAUD/UNMDP. 1995.

Sagua, Marisa: Estudio de la problemática ambiental en el sistema socioterriterial de la ciudad de Mar del Plata. Beca de Conicet. 1997.


Ponencia presentada en el Primer Encuentro Internacional Humboldt. Buenos Aires, noviembre de 1999.