Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2957 al 2976 
AsuntoAutor
278/10 - Horas frí Encuentr
279/10 - SEQUÍAS E Encuentr
280/10 - DIVERSIDA Encuentr
281/10 - Asociativ Encuentr
282/10 - El espect Encuentr
283/10 - PANEL ECO Encuentr
285/10 - Invasão u Encuentr
284/10 - AFICHE XI Encuentr
286/10 - Perspecti Encuentr
287/10 - Los Probl Encuentr
288/10 - LA ASOCIA Encuentr
289/10 - DIFUSIÓN Encuentr
290/10 - A coloniz Encuentr
291/10 - Reflexões Encuentr
292/10 - La Argent Encuentr
293/10 - ANUARIO D Encuentr
294/10 - GEOECON - Encuentr
295/10 - AS TRANSF Encuentr
296/10 - FORMAS DE Encuentr
297/10 - Considera Encuentr
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3022     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 279/10 - SEQUÍAS E INUNDACIONES EN BUENOS AIRES
Fecha:Lunes, 1 de Noviembre, 2010  10:10:14 (-0300)
Autor:Encuentro Humboldt <encuentro @..............org>

 

 

 

SEQUÍAS E INUNDACIONES EN BUENOS AIRES.

LOS PROCESOS DE CONSTRUCCIÓN DE RIESGO AMBIENTAL EN CONTEXTOS DE CAMBIO CLIMÁTICO: APROXIMACIONES TEÓRICAS.

 

Pereyra, Adriana[1]

Carballo Cristina[2]

Chiasso Cecilia[3]

Batalla, María Rosa[4],[5]

 

Resumen

La presente ponencia se enmarca en el proyecto de investigación homónimo que forma parte del Programa de Estudios Geográficos de la División Geografía de la Universidad Nacional de Luján. En esta oportunidad se expresa los avances del marco conceptual que encuadra la investigación y el enunciado metodológico.

Su objetivo general es comprender el desarrollo de los procesos de riesgo ambiental característicos de la región pampeana que oscilan entre sequías e inundaciones localizadas en la provincia de Buenos Aires. También se busca reconocer sus dimensiones territoriales, naturales, sociales, económicas, políticas y legales aplicadas a estudios de casos en áreas rurales y urbanas. En este caso, el área general de estudio es la Provincia de Buenos Aires y el período de análisis es 1900-2009. En este contexto, la propuesta metodológica contempla  revisión bibliográfica y cartográfica, elaboración de una base de datos para establecer los principales períodos de ciclos húmedos y secos, trabajo de campo para recoger las percepciones de los impactos en la memoria y la experiencia de algunas áreas o comunidades sensibles a estas amenazas, caminar el terreno para el reconocimiento de los impactos o huellas ambientales y el tipo de manejo del riesgo a través de técnicas como entrevistas, historias de vida y encuestas. Se presentan aquí los aspectos mas relevantes del proyecto y se espera,  al finalizarlo contribuir a la elaboración de recomendaciones en el marco de las políticas públicas aplicadas a estudios de caso, advertir sobre la articulación inundación y sequías como fenómenos de alternancia con impactos locales y vínculos globales.

 

 

Abstract 

 

DROUGHT & FLOODS IN BUENOS AIRES. PROCESS OF CONSTRUCTION OF ENVIRONMENTAL RISK IN THE CONTEXT OF CLIMATE CHANGE. THEORETICAL APPROXIMATIONS

 

This paper places in the homunymous project of investigation that is part of the Geographic Studies program of  the Geography  Division at the National University of Lujan.

On this occasion expressed the progress of the conceptual framework that fits the research and methodological statement.

Its overall objective is to understand the development of environmental risk processes characteristic of the Pampas region, ranging from droughts and floods located in the province of Buenos Aires.

 Also this work proposes to recognize territorials, natures, socials, economics, political and legals dimensions applicated to  cases of study in rural and urban areas.

In this case, the general study area is the province of Buenos Aires, during 1900- 2009

In this context, the methodology provides bibliographic and cartographic  review, developed of a  database to establish the main periods of wet and dry cycles, field work to collect the perceptions of the impact on memory and experience of some areas or communities sensitive to these threats, walking the ground for the recognition of the impacts or environmental footprints and type of risk management through techniques such as interviews, life histories and surveys.

We present here the most relevant aspects of the project and by finalizing it, is expected to contribute to the development of recommendations in the framework of public policies to case studies, warn of flood and drought joint phenomena of alternation and links with local impact global.

 

 

Relevancia del tema 

 

Tradicionalmente las inundaciones y las sequías (excesos y déficits hídricos) han sido calificadas como fenómenos que encuentran sus causas en el orden natural y por lo tanto, como desastres naturales. Podemos estimar que, si bien parte de sus causas tienen origen en los procesos físico-naturales, no se pueden desconocer las intervenciones humanas y los diferentes procesos sociales de uso y ocupación del suelo que resultan en transformaciones ambientales, expresados materialmente en diversas escalas territoriales.

La provincia de Buenos Aires, no ha sido ajena a los fenómenos planetarios de intensas transformaciones ambientales en las últimas décadas. Es entonces, que planteamos estos interrogantes ¿Cómo se ha manifestado el proceso de sequías e inundaciones en el ámbito bonaerense? ¿Cuáles son los factores que agudizan estos riesgos? ¿Percibe la población a la inundación y a la sequía como riesgos aislados o como parte de un ciclo que se desarrolla en un contexto de Cambio Climático?

Las sequías y las  inundaciones en nuestro país, y en especial en la región pampeana,  han representado un grave problema social y productivo en distintas oportunidades. Estos fenómenos desencadenados por componentes de orden natural  son una conjunción de causalidades naturales y sociales. La inundación,  tanto en  áreas urbanas  como rurales,  en los momentos de máximo nivel ha  sido motivo de disputas y conflictos entre agentes sociales cuyas racionalidades difieren en función de sus objetivos, como también ha derivado en enfrentamientos entre distintas jurisdicciones. En otro orden, las sequías, es decir, los déficits de agua plantean la contracara de la inundación y sus dimensiones configuran un escenario de extrema gravedad y aún mayor dificultad de recuperación. Sin embargo, la literatura científica existente sobre sequías en el ámbito local es escasa y más insuficiente   aún  cuando se plantea un análisis comparativo o integrado entre inundaciones y sequías.

Tanto en relación con las sequías como con las  inundaciones,  en el ámbito bonaerense se encuentran antecedentes desde 1574 con períodos de alternancia en los siglos XVII, XVIII, XIX y XX. Ya sean las crónicas de viajeros como los documentos que obran en distintos archivos públicos y privados nos remiten a dicha información. Si bien, es evidente que la mayor cantidad de fuentes disponibles se identifican en el siglo XIX, a más de contar con registros meteorológicos que pueden contribuir a un análisis más profundo en referencia a las recurrencias y alternancias de los ciclos secos y húmedos, también es relevante rescatar la dimensión social de estos fenómenos.

Las inundaciones de la década del ’80 tuvieron graves efectos ambientales, pero a su vez relevantes impactos sociales y económicos que trascendieron más allá de la región pampeana. De Francesco, Colado, Schnack y García Lozano identifican los efectos ambientales de la inundación de 1982/83 en la porción argentina de la cuenca del Río Paraná clasificándolas en distintas dimensiones, pero sobre todo remarcando la magnitud del fenómeno[1].

Las inundaciones  de la provincia de Santa Fe en el año 2003, quizás sean las que representaron   por sus consecuencias y por diversas razones vinculadas a la ausencia o escasez de una gestión del riesgo, impactos significativos. En este sentido, la CEPAL (2003)[2] evaluó los daños de entonces y podemos afirmar que afectaron 13 millones de hectáreas de la provincia tanto de zonas urbanas como rurales con un costo total,  tanto para el sector público como privado,  de 2878 millones de pesos argentinos.

Asimismo es en los últimos años que una gran sequía afecta nuestra región caracterizada por su larga duración y por las graves consecuencias que ello implica. Tal vez, como se advierte en distintas fuentes bibliográficas, la sequía hasta hace pocos años no era considerada riesgo tanto en el ámbito internacional como en las instituciones vinculadas a la gestión del riesgo en la Argentina, por lo tanto, escasas o casi nulas eran las estrategias para su prevención.

A ello se agrega el contexto del Cambio Climático Global. De acuerdo  con los informes vigentes contribuye a magnificar los fenómenos extremos. Por ejemplo, podemos citar que la superficie mundial de tierra clasificada como muy seca se ha duplicado desde los años ’70. Las proyecciones indican que, como consecuencia del cambio climático, la escorrentía fluvial promedio anual y  la disponibilidad de agua aumentarían en latitudes altas y en algunas áreas tropicales húmedas pero disminuirían en algunas regiones secas de latitudes medias y en regiones tropicales secas[3]. Por ello se estima que la intensidad y la variabilidad crecientes de precipitación agravarían el riesgo de inundaciones y sequías. Nuestro territorio no sería ajeno a esta situación. Por lo tanto, en una primera etapa de esta investigación,  buscaremos reconstruir la historia ambiental de sequías e inundaciones en el área bonaerense y con ello indagar en los contextos de ocurrencia y de cambio en sus dimensiones social, política, económica, física, biológica, etc. Tanto los efectos ambientales como sus variables sociales y económicas son significativos para cualquier sociedad que sea afectada. Por esta razón,  y  en un contexto de Cambio Climático, prevenir, mitigar, prepararse y adaptarse a los cambios requiere de conocimiento previo, sensibilizarse y comprometerse en el marco de la Gestión Integral del Riesgo.

 

Delimitación del tema

El área general de estudio en una primera etapa, es la Provincia de Buenos Aires. Esto implica la recopilación de fuentes documentales que reflejen e identifiquen los procesos de estudio seleccionados. En una segunda etapa,  nuestro recorte espacial hará referencia a estudios de casos locales y regionales profundizando en las distintas dimensiones de sequías e inundaciones. El contexto temporal de análisis abarcará el período 1900-2009.

 

Marco Conceptual

Este trabajo considera a las  inundaciones como un exceso hídrico. La OEA, (1993)[4] establece que las inundaciones terrestres ocurren  cuando la capacidad del lecho de los ríos de conducir agua es excedida, por lo tanto ella rebalsa las orillas. Por su parte,  Fuschini Mejía, (1988)[5] al referirse a tipos de inundación en un trabajo sobre la hidrología de llanuras las clasifica en tres tipos: anegamiento, desbordes de curso y mixtas. A los fines de nuestro trabajo entendemos por  anegamiento a aquella zona cubierta por charcos o láminas delgadas de agua que se movilizan lentamente debido a la escasez de pendiente. Sus causalidades se hallan en el exceso temporal de lluvia y/o el ascenso de las napas freáticas. Otras veces las inundaciones se producen por  desborde de cursos y también por ambas causas.

Tanto las inundaciones como las sequías constituyen un problema ambiental. Desde la visión  sistémica el ambiente es el resultado de la dinámica de procesos de interacción – sociedad – naturaleza- de carácter complejo, que se producen entre factores naturales y sociales que se encuentran directamente vinculados a la dimensión social de la misma pues: las acciones de la sociedad inciden sobre la dinámica de la naturaleza y los efectos de la naturaleza inciden sobre la sociedad. En nuestro caso,  todos los procesos de ocupación y transformación espacial, así como todas las obras realizadas en el área de estudio repercuten en el sistema generando nuevas interrelaciones. Se trata de una  situación cuya previsión ciertas veces escapa al conocimiento lineal y por lo tanto se enmarca en la incertidumbre. La cuenca hidrográfica es presentada como un espacio donde interactúan distintos sistemas, físico, biótico y socioeconómico  presentando una apreciación integral al referirse a todos los elementos naturales que la integran, más sus interrelaciones con la sociedad, siendo el agua un subsistema. Por lo tanto en este trabajo aplicaremos el concepto de “cuenca hidrográfica”. 

El estudio de inundaciones y sequías nos lleva a tratar las disfuncionalidades ambientales y es aquí donde el paradigma de la complejidad encuentra un contexto apto para su interpretación.  Para ello,  partir de la complejidad ha requerido considerar el aporte de otros postulados teóricos. 

Miramontes, (1999)[6] define a los sistemas complejos, como aquellos formados por un conjunto de componentes individuales que actúan entre si y que pueden modificar sus estados internos producto de tales interacciones. Este proceso de interacciones puede generar comportamientos colectivos y globales, es decir, conductas que no están definidas en los elementos individuales, pero que emergen como un proceso colectivo y que no pueden ser reducidas ni explicadas tomando aisladamente a los elementos constituyentes. La reducción de un sistema a partes simples implica dejar de lado la interacción, y al nivel de organización de conjunto emergen cualidades que no existen al nivel de las partes, este es un concepto válido en nuestro trabajo.

Por otra parte, Giddens (1996)[7] cita que lo complejo no puede simplificarse y que el mundo es un proceso indeterminado que exige comprensión en el sentido hermenéutico, de lo aleatorio y de la incertidumbre. Las inundaciones y las sequías son el resultado de una conjunción de factores meteorológicos e  hidrológicos en primera instancia a los que se suman factores  geomorfológicos, socioeconómicos, legales e institucionales y culturales. Por ello, estos  fenómenos para ser tratados integralmente deben ser comprendidos como parte de un sistema complejo.

La historia de los desastres “naturales” nos revela que mucho se ha conocido de la Amenaza y poco de la Vulnerabilidad. Esto ha ocasionado que el énfasis puesto en lo físico ha llevado a estudiar parcialmente los problemas en la búsqueda de soluciones, que obviamente también adquieren carácter parcial. Desde la gestión del riesgo y la Teoría Social de los Desastres Lavell (1996)[8] plantea la falta de visión integral ante eventos de orden natural, socio-natural, antrópico tecnológico y antrópico contaminante. La dimensión social del evento adquiere relevancia a la vulnerabilidad, definida como la incapacidad de una sociedad de ser susceptible de sufrir  daño y poder recuperarse de ello[9]. El Riesgo es entonces, la probabilidad de exceder un valor específico de consecuencias económicas, sociales, ambientales, etc. Cuando este es superado, el evento se convierte en un “desastre” como algo anormal que irrumpe en una sociedad ajustada y equilibrada, también es definido como crisis o estrés social. El desastre puede ser comprendido como producto  cuando su visión es la de un evento impredecible, inmanejable e imprevisible por lo tanto, su concepción orienta el modelo de gestión. Esta visión resulta en la gestión de la emergencia y el tratamiento coyuntural del mismo. La otra concepción que considera al desastre como proceso se encuadra en la construcción social del riesgo, su historia, sus cambios y es la que consideramos en nuestra investigación. Considerar al desastre como proceso implica reconocer su carácter dinámico y por ende,   el estudio integral para abordar su gestión.

 

Para nuestra investigación consideramos relevante  el aporte teórico metodológico de Soja (1996)[10] sobre la construcción de los espacios. En los ’80 se produce un reconocimiento de la geografía que lleva  a un cambio en la forma de comprender la existencia humana, es decir, un análisis de tres aspectos que construyen a los actores sociales o sujetos como seres, su espacialidad, su temporalidad y su socialidad. Para ello, en este trabajo la espacialidad adoptará tres categorías: el espacio percibido, el espacio concebido y el espacio vivido. En referencia al espacio vivido, la cotidianeidad es abordada por Lindón (2000)[11]  quien parte de lo cotidiano como el lugar fundamental de intersección entre el individuo y la sociedad, allí el imaginario es capaz de darle un lugar, un sentido, una interpretación al otro, al acontecimiento a lo desconocido y a lo diferente. La comprensión de este proceso se encuentra a través de los discursos, los relatos, las narrativas, con los cuales los individuos interpretan al otro, al mundo y luego actúan.

Desde la Teoría del Conocimiento se busca entender, explicar y comprender como los agentes sociales aplican sus racionalidades y  su conocimiento en el desarrollo de las acciones. El objeto del conocimiento implica un proceso interactivo entre el “yo”, los “otros” y el objeto, por lo tanto, la acción y la experiencia presentan una mutua dependencia. La vida humana se desarrolla en una situación hermenéutica por lo que hay que “comprender” más que explicar las situaciones que se presenten.

La reconstrucción de los escenarios en que se han desarrollado estos fenómenos, su espacialidad, su temporalidad, su diversidad y las dimensiones de análisis propuestas resultan de suma importancia para comprender la dinámica de la gestión y ordenamiento del territorio.

 

Objetivos

 

Nuestro objetivo general es comprender los procesos sociales del riesgo ambiental de las sequías e inundaciones en la provincia de Buenos Aires: sus dimensiones territoriales, naturales, y sociales  aplicadas a estudios de casos en cuencas hidrográficas rurales y/o urbanas.

Entre los objetivos específicos nos proponemos: Individualizar en fuentes documentales antecedentes históricos sobre el desarrollo de sequías e inundaciones en Buenos Aires; analizar la evolución del pensamiento científico en materia de riesgo ambiental y en particular acerca de sequías e inundaciones; describir marco legal  referido a estos fenómenos y a aquellos factores afectados existente en la escala nacional, provincial y local y sus implicancias territoriales; caracterizar el concepto de peligrosidad y contextualizar la expresión territorial de las sequías e inundaciones; seleccionar áreas bonaerenses rurales y urbanas y realizar estudios empíricos; explicar la exposición y vulnerabilidad e impactos derivados de Sequías e Inundaciones; identificar los actores sociales involucrados e interpretar su percepción en el interjuego de acciones y decisiones que se aplican en estas situaciones de riesgo y elaborar recomendaciones en el ámbito de la gestión territorial y gestión del riesgo.

 

Balance del estado del conocimiento sobre el tema

Desde los enfoques del medio físico se puede citar el trabajo de Ameghino (1915)[12] realizado en 1884. Muestra una visión bastante completa acerca de la alternancia de ciclos secos y húmedos en la provincia de Buenos Aires. Este trabajo es un aporte a la reflexión de técnicos y otros, elaborado con posterioridad a las inundaciones de 1877 y en plena discusión sobre la canalización complementaria de varios cursos de agua. La solución propuesta por Ameghino radica en establecer estanques para retención de aguas con el fin de almacenar en períodos secos  y además para  lograr un escurrimiento más lento de manera de reducir los impactos enunciados. También propone canales para aquellas inundaciones de orden extraordinario ubicados en los terrenos más bajos. Define a las  Inundaciones y a las sequías, a las primeras como   el resultado de las aguas de lluvia que desde puntos  altos se precipitan a los bajos. Las sequías provienen del abandono repentino  de las  aguas que desde los terrenos elevados no permiten la infiltración en los suelos. También analiza las causas de desecación de las lagunas asignándoles a la mayoría causas de orden socioeconómico.

Durán (1986)[13] desde la geografía incorpora la perspectiva de ciclos  entre sequías e inundaciones. Describe la alternancia de los fenómenos en el marco de la historia ambiental partiendo de primeras referencias en 1574 hasta 1985. Enuncia que las sequías no son reconocidas como conflictos existentes. Realiza la presentación del espacio físico, el tratamiento del problema en la hidrología de llanuras. Aborda los factores condicionantes de las inundaciones y sequías, la imprevisión humana frente al problema y el marco institucional legal.

Acorde a los temas son pocos los autores que tratan los dos fenómenos simultáneamente. Algunos abordan sólo sequías o sólo inundaciones.

Entre los trabajos de tipo técnico ingenieril sobre inundaciones hallamos el de  Wauters (1920)[14]  quien  menciona las recomendaciones que el ingeniero Waldorp realizara  en 1882 en un informe preliminar sobre las canalizaciones como alternativa de solución de las inundaciones.  Posadas, C. (1928)[15]  incorpora cartografía donde representa tanto el nivel de lluvias  en la Cuenca del Salado Vallimanca en distintas tormentas de 1913, 1914, 1927, 1919 realizando en las diferentes instancias cálculos sobre el caudal de los ríos. Popolizio (1989)[16] plantea elementos con el objetivo de escapar a la tradicional “improvisación” de obras. En este caso,  su propuesta no coincide con la de Ameghino.

El ámbito hidrológico de la llanura pampeana es desarrollado por Fuschini Mejía (1988)[17] quien define los rasgos de la gran llanura, el ciclo hidrológico integrado por el factor de impulso –la lluvia-, la amortiguación a su vez integrada por la intercepción, la acumulación sobre el suelo, en el subsuelo, el factor de salida compuesto por la escorrentía y evaporación y también el equilibrio. Caracteriza las inundaciones en la provincia, define tipos de inundación y tipos de sequía para finalizar con una propuesta de resolución de problemas desde el paradigma fisicalista, es decir, exclusivamente desde el medio físico y desde lo ingenieril, apenas se refiere a las cuestiones sociales. Montesarchio  (1989)[18] indaga sobre la problemática hidráulica en las Lagunas Encadenadas. La caracterización del exceso hídrico es descripta someramente por Vega (1995)[19]  brevemente enuncia el rol que tanto las rutas como los ferrocarriles configuran en su efecto barrera y alteración ambiental en la modificación de la escorrentía.

Vargas y Nuñez (1989)[20] desde la meteorología y climatología tratan el vínculo clima sociedad delimitando escalas de impacto, para ello se reseñan eventos climáticos que afectaron diversas comunidades a través de sus efectos económicos y sociales en varios países y en Argentina.

En los trabajos de Wauters, Posadas, Popolizio, Fuschini Mejía, Montesarchio, Vega y Durán se estudia el medio físico. Resulta escaso el análisis e impactos sociales, económicos que muestren la articulaciones entre la sociedad y su ambiente. Sin embargo, Ameghino y Durán interrelacionan las sequías e inundaciones.

Por su parte, Natenzon (1994)[21]  contempla la problemática de la cuenca  del río Salado integrando aspectos físicos, sociales y legales. Monachesi (1995)[22] presenta un análisis del fenómeno inundaciones de características cíclicas y a diferencia de otros trabajos, aquí aparecen en escena los agentes sociales y  sus percepciones. Andrade y Pohl Shnake  (2008)[23] estudian la vulnerabilidad social e inundaciones en el litoral bonaerense a partir de la Teoría Social del Riesgo en el cual el avance parcial presentado considera dos variables: la cobertura de agua potable y sistema cloacal, estableciendo la correlación con el riesgo de inundación y sequía, pues es la misma población la que es afectada por exceso y déficit hídrico. Aquí los trabajos de Monachesi, Andrade y Natenzon incorporan desde la geografía la Teoría Social del Riesgo.

La Teoría Social de los Desastres se visualiza en los trabajos de Caputo, Hardoy y Herzer, (1985)[24] quienes analizan la inundación en el Gran Resistencia, Provincia de Chaco poniendo énfasis sólo  en el impacto y la gestión en la emergencia e introducen  un marco conceptual de Desastres donde se caracteriza a la amenaza y la vulnerabilidad. Esta última es definida como la incapacidad de una sociedad para hacer frente y poder recuperarse de ello. Federovisky, y Herzer (1989)[25] realizan un análisis de la recurrencia del fenómeno, ciclos húmedos y secos sobre el noreste bonaerense  y la ciudad de Buenos Aires. Advierten  sobre el impacto diferencial de la inundación, por las características de la vulnerabilidad como también por el emplazamiento urbano y localización de la población[26].

En verdad, nuestra postura entiende que los desastres son una conjunción de procesos físico- social, político y económico, en nuestro caso derivado de un exceso y/o déficit hídrico. En esta línea se encuentran los trabajos de González (2008)[27] y Gurevich (1995)[28] desde la visión geográfica plantean la complejidad del problema inundaciones, rescatan la división político institucional y el rol de los actores sociales. Blaickie, et al (1996)[29] incorporan desde la sociología el rol de la Vulnerabilidad como factor activo y detonante de desastres sumado a la Amenaza. Propone una metodología útil, incluso que hemos aplicado personalmente, Pereyra y Pratto, (2003)[30] a las Inundaciones en el Partido de General Villegas pero que a nuestro entender nos permite arribar a conclusiones muy generales y preliminares. Balazote (2001)[31]  desde la antropología analiza el impacto de las inundaciones de 1992 y 1993 en las Lagunas Encadenadas.

En tanto, las sequías no resultan tan impactantes desde lo mediático como las inundaciones Sus imágenes tradicionales con las que se las identifica son animales muertos, árboles secos, cultivos marchitos, cursos de agua y lagunas secas. A diferencia de la inundación cuya secuencia resulta paulatina, la sequía desde el paisaje no se magnifica, por lo tanto, la percepción de este fenómeno es muy distinta en el común de la población a excepción de los afectados. Gentile y Miraglia (1995)[32]  se refieren a las sequías como fenómenos naturales que inician o disparan una secuencia de procesos que desencadenan una catástrofe social. Entre las causas de este fenómeno, indican  los cambios de presiones en la atmósfera y alteraciones en la circulación general de la atmósfera. Para la Rca. Argentina y en especial en Buenos Aires identifican sequías en los períodos 1826-1832; 1852-1865  (períodos secos) y en 1865-1919, y década del ’60, también identifican relatos de viajeros y en la Laguna Epecuén entre 1958-1965.

Dentoni y Cerné (1999)[33] expresan que la sequía es un fenómeno especialmente meteorológico pero que también involucra aspectos hidrológicos, económicos, agrícolas, sociales, entre otros. Vega (1999)[34] enuncia los déficits hídricos de carácter recurrente en el oeste y sudoeste de la provincia. Laporta y Maldonado (2008)[35] investigan acerca de sequías e inundaciones en el sudoeste bonaerense y sur de Córdoba en el ámbito rural y los procesos que genera la falta o el exceso de agua con sus consecuencias. Este trabajo  parte de la Teoría Social del Riesgo. Ravelo, Da Portaz y Zawetto (2008)[36] evalúan las sequías más severas durante 2 períodos 1931-1960 y 1961-1990 indicando niveles extremos producto de la comparación y distribución espacial. La articulación de los fenómenos locales con los de alcance global entre otras, es tratada por Compagnucci (2000)[37] quien analiza el Fenómeno Niño como evento de impacto global que afecta la vida humana y el ambiente en forma compleja.

Por lo tanto,  resulta un desafío el planteo del estudio conjunto de excesos y déficits hídricos en Buenos Aires. Se identifican distintos enfoques cuyos aportes han sido valiosos pero puede apreciarse la ausencia  de un estudio comparativo. Esto nos permite mostrar cómo el fenómeno inundaciones  y  sequías suele tratarse desde la perspectiva física, considerados como eventos exclusivamente naturales y las poblaciones como sus destinatarios pasivos, en el cual la naturaleza aparece como el principal causante del problema. Otras fuentes, permiten verificar la tradicional dualidad geográfica, lo físico y lo humano. Resultan escasas las producciones en la que al caminar el terreno se escuchan las voces de los protagonistas, los actores sociales afectados, por lo tanto nuestro marco conceptual y metodológico partirá de una propuesta sistémica de análisis.

Cabe considerar el trabajo realizado como tesis de maestría, Pereyra (2005)[38] donde se  abordó el problema de las inundaciones en el centro oeste bonaerense, con una mirada integral de los impactos en la construcción del riesgo ambiental.

Esta presentación de antecedentes de ninguna manera agota la extensa bibliografía sobre la temática. A  medida que se desarrolle el trabajo de investigación,  se irán incorporando nuevas líneas de investigación y sus referentes como también otra bibliografía que pudiera surgir en un contexto local, regional e internacional en materia de riesgos y desastres producidos por excesos o déficits hídricos.

 

Metodología

 

La Metodología propuesta se centra en los pasos tradicionales a aplicar en las Ciencias Sociales. A partir del planteo del tema y de la selección del problema objeto de estudio, se definen las acciones a seguir. En una primera instancia se realiza un relevamiento de fuentes secundarias existentes en distintas bibliotecas especializadas como en sitios de internet académicos sobre temas ambientales, geográficos, jurisdiccionales y económicos de carácter nacional, provincial y local con el fin de identificar  antecedentes sobre el tema.

El marco teórico se desarrolla acorde con los objetivos planteados y en consecuencia del análisis de antecedentes que nos permite advertir cuáles podrían ser los aportes originales sobre estos temas, en el cual la visión sistémica del ambiente, el Paradigma de la Complejidad, la Teoría Social del Riesgo, la Teoría de la Estructuración y los aportes de Edward Soja constituyen referentes claves para orientar y ordenar el desarrollo metodológico propuesto.

El debate tradicional en las Ciencias Sociales sobre la validez y confiabilidad de las técnicas a  aplicar,  ya sean cuantitativas o cualitativas en sus resultados,  ha reflejado que  ambas constituyen técnicas y métodos complementarios y no antagónicos.

El problema de estudio requiere recurrir al  relevamiento de fuentes secundarias ya sean bibliográficas, estadísticas, cartográficas, documentos, artículos científicos y periodísticos publicados en los medios de comunicación correspondientes al área de estudio.

Resulta trascendente conocer y comprender las lógicas que guían los procesos de  comunicación en organismos, instituciones y medios de comunicación. De esta manera nuestra interpretación puede resultar más objetiva, por ello indagaremos sobre algunos aspectos que hacen a la comunicación del riesgo. La comunicación de riesgos en crisis y fuera de crisis es el intercambio de información entre  las partes interesadas tales como los habitantes, entidades estatales, instituciones científicas, entre otros. Acorde a los planteamientos teóricos  que hemos seleccionado la información primaria se obtendrá a partir de: entrevistas, encuestas  e historias de vida.

-          La entrevista abierta tiene como fin  obtener información de individuos o grupos y suele ser útil para contrastar información proveniente de cuestionarios o encuestas. En nuestro caso, las entrevistas son realizadas a agentes sociales pertenecientes al sector económico, político,  técnico como también a actores comunitarios que están o estuvieron involucrados en los momentos en que se produjeron sequías e inundaciones.

-          La encuesta constituye otra de las herramientas a aplicar ya que nos permitirá reconstruir la mirada colectiva sobre los procesos de riesgo tanto en ámbitos rurales como urbanos, se planificarán para los estudios de caso seleccionados.

-          Las historias de vida constituyen técnicas cualitativas basadas en las biografías de las personas. Su  objetivo se sustenta en la percepción cotidiana de los pobladores rurales y urbanos  afectados que relatan sus vivencias concretas frente a la situación. Scribano (2008)[39] enuncia que las historias de vida son aquellas donde un individuo nos deja conocer, directa o indirectamente su mundo, situación que implica una conjunción entre lo que es su individualidad y su lugar en una red de relaciones sociales e interpersonales, es decir, nos muestra lo individual y lo colectivo al mismo tiempo. En este caso rastrearemos en lo posible documentos personales como diarios, correspondencia, material iconográfico que nos permita reconstruir parte de esta historia y del fenómeno en tiempos pasados. Otra estrategia desde la misma técnica indagará sobre relatos únicos, cruzados y paralelos.  Esta técnica nos permite  escuchar “la voz del sujeto” y  recuperar su visión tanto en hechos recientes como pasados, como su recuerdo nos permita re-construir.

El relevamiento, lectura, análisis y comparación cartográfica de mapas y planos históricos sobre los eventos  contribuirán a reconstruir la espacialidad e impacto de sequías e inundaciones.

En este caso  las técnicas enunciadas resultan complementarias para  la construcción de un nuevo saber.

 

Resultados esperados al finalizar el proyecto

El cumplimiento de los objetivos planteados permitirá contribuir al conocimiento del fenómeno de los excesos y déficits hídricos y sus articulaciones en la relación sociedad –naturaleza, por lo tanto, el advertir sobre los procesos de riesgo ambiental resultará útil para la elaboración de recomendaciones en el marco de las políticas públicas en materia de gestión ambiental del territorio. 

La selección de casos de estudio referente a áreas urbanas como rurales localizadas en distintas zonas de la provincia  tiene como fin diferenciar los requerimientos que en materia de gestión del riesgo ambiental presentan en el ámbito geográfico, social, económico, legal, político y técnico en esas escalas locales, por lo tanto, se realizará su divulgación.

La producción y transferencia de los informes tiene como fin contribuir al conocimiento de dos fenómenos antagónicos y a su vez complementarios como también identificar la configuración de conflictos derivados de las percepciones de los actores sociales.

Productos de este trabajo de investigación serán: presentación de ponencias en Jornadas, Congresos, Encuentros de carácter local, nacional e internacional; dictado de curso de Posgrado sobre  Riesgo Ambiental, publicación de artículos en revistas especializadas, capítulos de libro, y si fuera posible un libro.

Cómo también la aplicación de los resultados  investigados por parte del equipo docente en los contenidos (cuando corresponda)  de las asignaturas y seminarios que se dictan habitualmente, para la actualización continua en la formación científica de los alumnos. 

 

Conclusiones

 

Nuestro proyecto  de investigación se ha iniciado hace pocos meses, en el escaso transcurso nos encontramos en las tareas prioritarias como la recopilación de información de carácter histórico, estadístico, bibliográfico como también cartográfico. La disponibilidad de documentación en archivos implica un arduo trabajo de lectura y fichaje ya que en muchos casos no es posible fotocopiar por su antigüedad. Nos hallamos en proceso de reuniones y discusiones sobre el ajuste de nuestro marco conceptual y delineando la selección de estudios de casos. Consideramos claves los resultados a obtener al finalizar el proyecto ya que creemos en la realidad de poder contribuir a su divulgación para un mayor conocimiento.

El Cambio Climático en la Argentina, es un hecho, no escapamos de una realidad que cada vez se halla más cerca espacial y temporalmente. Nuestro país y en especial nuestra región,  deben prepararse y adaptarse a los cambios que en esta materia se producirán. Por lo tanto para aplicar una racionalidad ambiental en primera instancia constituida por los valores que se desean preservar, elaborar instrumentos teóricos para llevar adelante los principios, desarrollar aspectos técnicos e instrumentales con el fin de prevenir, mitigar, prepararse articulando con las dimensiones socioculturales es una meta en el largo plazo en este camino que recién iniciamos.

No obstante, se parte de que las modificaciones territoriales y los arreglos espaciales, según Harvey, nos dan nuevos y dinámicos escenarios. En particular, hemos comenzado a trabajar con dos cuencas de diversa magnitud y características, para analizar en particular los picos de inundación, en la localidad de Areco y partido de Bolívar.



[1] Pereyra Adriana, Profesora Adjunta Ordinaria del Depto . de Ciencias Sociales de UNLujàn, Directora del Proyecto de Investigación: Sequías en inundaciones en Buenos Aires. Los procesos de construcción de riesgo ambiental en contextos de Cambio Climático. Disp.840/09 CDD-Dto. Ciencias Sociales.

[2] Carballo Cristina, Profesora Adjunta Ordinaria. Depto. Ciencias Sociales. Un Luján. Co-Directora del Proyecto de Investigación: Sequías en inundaciones en Buenos Aires. Los procesos de construcción de riesgo ambiental en contextos de Cambio Climático. Disp.840/09 CDD-Dto. Ciencias Sociales

[3] Chiasso, Cecilia, Jefe de Trabajos Prácticos, Depto. Ciencias Sociales UNLU. Integrante del Proyecto de Investigación.

[4] Batalla Marìa Rosa, Ayudante de Trabajos Prácticos. Depto. Ciencias Sociales UNLU. Integrante del Proyecto de Investigación.

Integra este proyecto de investigación: Mg. María Lidia Soria.

[5] Colaboradores: Ventura, Paola; Morel, Soledad; Caprioli, Andrea; Sfeir, Marcelo.



[1]De Francesco, F, Colado, U, Schnack, E y Schnack, J, y Garcìa Lozano, L. 2002. La inundación de 1982/83 en la porción argentina de la cuenca del río Paraná. En: Lugo Hubp e Invar. (comp.) Desastres Naturales en América Latina. Fondo de Cultura Económica. México.

 

[2] CEPAL. 2003. Evaluación del impacto de Inundaciones y el desborde del Río Salado en la Provincia de Santa Fe, Rca. Argentina. 20/6/2003. Distrib. Limitada.

 

[3] Bates, B, Kundzewicz, Wu, S., y Palutikof, J. 2008. El Cambio Climático y el Agua. Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. OMM-PNUMA.

 

[4] OEA.1993. Manual sobre el Manejo de peligros naturales en la planificación para el desarrollo regional integrado. Washington –D.C.

 

[5] Fuschini Mejía, M. Hidrología de las Grandes Llanuras. El problema de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires. En: Boletín de GAEA n º 107 p: 3-14

 

[6] Miramontes, O. 1999. Los sistemas complejos como instrumentos de conocimiento y transformación del mundo. En prensa: comp. Santiago Ramírez. Departamento de Sistemas Complejos. Instituto de Física. UNAM. México.

 

[7]Giddens, A.

 

[8] Lavell, A. 1996. Estado, política  y gestión de los desastres. En busca del paradigma perdido. La Red. Perú. Lima.

 

[9]Wilches Chaux, G. 1993. La vulnerabilidad global. En: Maskrey, A. Comp. Los desastres no son naturales. La Red. Lima. Pág. 9-50.

 

[10] Soja, Edward W. 1996. Thirdspace. Journey to Los Angeles and other Real and Imagined Places. Massachusetts. USA. Blackwell Publishers.

 

[11] Lindon, A.2000. La vida cotidiana y su espacio temporalidad.  Anthropos. Editorial. México.

 

[12] Ameghino, F. 1915. Las sequías y las inundaciones en la Provincia de Buenos Aires. En: Torcelli, Alfredo, J. (dir) Obras completas y correspondencia científica de Florentino Ameghino. Vol.4. Zoología matemática. Excursiones geológicas y paleontológicas en la Provincia de Buenos Aires. Capítulo III. P. 145-214,  Taller de Impresiones Oficiales. La Plata.

 

[13]  Durán, Diana. 1986. Sequías e inundaciones. Propuestas. Oikos. Buenos Aires.

 

[14] Wauters, Carlos. 1920. El problema del Salado en la Provincia de Buenos Aires. Contribución al estudio técnico del problema de los desagües. La Plata.

 

[15] Posadas, Carlos. 1928 Desagües de la Provincia de Buenos Aires. La Ingeniería. Buenos Aires.

 

[16] Popolizio, Eliseo. 1989. Las obras de ingeniería en zonas con riesgo de inundación. En Medio Ambiente y Urbanización. IIED. AL. Marzo 1989.

 

[17] Fuschini Mejía, Mario C. 1988. Hidrología de las grandes llanuras. El problema de las grandes inundaciones en la provincia de Buenos Aires. En: Sociedad Argentina de Estudios Geográficos. GAEA.COGTAL.

 

[18] Montesarchio, L. 1989-1990. Lagunas Encadenadas del Sudoeste de la Provincia de Buenos Aires. Descripción y análisis de sus características hidrográfica. En: Revista Universitaria de Geografía. Universidad Nacional del Sur.

 

[19] Vega, L. 1995. Diagnóstico Ambiental de la Provincia de Buenos Aires. Tomo 1. Aspectos básicos. Banco de la Provincia de Buenos Aires.

 

[20] Vargas, W. Y Nuñez, M. 1989. Interacciones del clima y la sociedad, respuestas sociales y gubernamentales. En: Boletín Informativo Techint n º 256. Buenos Aires. Organización Techint  p: 2-32.

 

[21] Natenzon, Claudia. Directora. 1994. Catástrofes naturales, políticas públicas y desarrollo en el ámbito rural de la Cuenca del Salado (Buenos Aires). Tomo 1. Informe final. Programa Recursos Naturales y Ambiente. Instituto de Geografía. Facultad de Filosofía y Letras. UBA.

 

 

[22]  Monachesi, Alejandra. 1995. Las inundaciones en el sudoeste de la Provincia de Buenos Aires. Argentina. Un problema de actores y estrategias. En: Desastres y Sociedad nº 5. Diciembre 1995. P: 25-32. La Red. Lima. Perú.

 

[23]  Andrade,M. Y Pohl Schnake, V. 2008.  Vulnerabilidad Social e Inundaciones. En: X Jornadas Cuyanas de Geografía. La geografía frente a la necesidad de integrar territorios y voluntades. 28-31 de mayo de 2008. Instituto de Geografía, Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo.

 

[24] Caputo, Graciela, Hardoy, Jorge y Herzer, Hilda. 1985. La inundación en el Gran Resistencia, Provincia de Chaco, Argentina. CLACSO. P: 129-155.

 

[25] Federovisky, Sergio y Herzer, Hilda. 1989. Algunas conclusiones a partir de tres casos de inundaciones. En: Medio Ambiente y Urbanización. IIED. AL. Marzo 1989.

 

[26] Herzer, H. 1990. Los desastres no son tan naturales como parecen. En: Medio Ambiente y Urbanización. Bs. As. IIED. Nº 30. P: 3-10.

 

[27] González, Silvia. 2008. Desde arriba no se ve: Torres e Inundaciones en el Barrio de Palermo, Ciudad de Buenos Aires. En: X Jornadas Cuyanas de Geografía. La geografía frente a la necesidad de integrar territorios y voluntades. 28-31 de mayo de 2008. Instituto de Geografía, Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo.

 

[28] Gurevich, Raquel. 1995. Inundaciones en el Sistema de las Encadenadas. Notas acerca de cómo se gestiona la complejidad. En: Desastres y Sociedad nº 5. Diciembre 1995. P: 33-46.

La Red. Lima. Perú.

 

[29] Blaickie, P, Cannon, T., Davis, I., Wisner, B. 1996. Vulnerabilidad, el entorno social, político y económico de los desastres. La Red. Lima Perú.

 

[30] Pereyra, A. y Pratto, L. 2003. Riesgo, Amenaza y Vulnerabilidad. Inundaciones en General Villegas, retrato de una visión fragmentada. En: División Geografía.2003. Anuario de la División Geografía 2002-2003. Departamento de Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Luján. P: 79-97.

 

[31] Balazote, Alejandro. 2001. Desinversión y Riesgo en las Lagunas Encadenadas. En: Colección Cuadernos de Trabajo nº 19. Departamento de Ciencias Sociales. Unlu. P: 237-269.

 

[32] Gentile, E. y Miraglia, M. 1995. Aspectos socioeconómicos de las sequías en la República Argentina. Documento de Trabajo. PIRNA. FFyL. UBA.

 

[33] Dentoni, M. y Cerné, S. 1999. La atmósfera y los incendios. Plan Nacional de Manejo del Fuego. Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable. Presidencia de la Nación.

 

[34] Vega, L. 1995. Diagnóstico Ambiental de la Provincia de Buenos Aires. Tomo 1. Aspectos básicos. Banco de la Provincia de Buenos Aires.

 

[35] Laporta, P. y Maldonado, G. 2008. Riesgo y agricultores pampeanos. Análisis de la aplicación de instrumentos públicos de mitigación de riesgo en el partido de Tornquist (Buenos Aires) y el Depto. General Roca (Córdoba). En: X Jornadas Cuyanas de Geografía. La geografía frente a la necesidad de integrar territorios y voluntades. 28-31 de mayo de 2008. Instituto de Geografía, Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo.

 

[36] Ravelo, A, Da Portaz, W y Roberto Zawetto. 2008. Evaluación de las sequías extremas en la Región Pampeana Argentina durante el perìodo 1930-1990. Resumen presentado al XI Congreso Brasileiro de Agro-meteorología y II Reunión Latinoamericana de agro-meteorología. Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación. Proyecto Alerta Temprana para sequías y mitigación de efectos. En www.ambiente.gov.ar

 

[37] Compagnucci, R.  2000.  Pasado, presente y futuro del Impacto de El Niño en el Ambiente a escala regional y local. F.C.E y N. UBA. Conicet. En: Encuentro Internacional Humboldt. Salta.

 

[38] Pereyra, Adriana. 2005. Inundaciones en el Partido de Bolívar, Pcia. De Buenos Aires. Aportes metodológicos para su comprensión. Tesis de Maestría en Políticas Ambientales y Territoriales. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires.

 

[39] Scribano, Adrian. 2008. La investigación social cualitativa. 1º ed. Buenos Aires Prometeo Libros.

 

Ponencia presentada en el XII Encuentro Internacional Humboldt "El Capitalismo como Geografía", La Rioja, Argentina - 20 al 24 de setiembre de 2010.