Inicio > Mis eListas > encuentrohumboldt > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2641 al 2660 
AsuntoAutor
143/09 - Ascenso d Encuentr
144/09 - CRISE? Encuentr
145/09 - Crise Eco Encuentr
146/09 - DEFINIÇÃO Encuentr
147/09 - ÁREAS VER Encuentr
148/09 - Pensar la Encuentr
149/09 - ESPAÇOS D Encuentr
150/09 - O PAPEL D Encuentr
151/09 - A forma d Encuentr
152/09 - PRESENTAC Encuentr
153/09 - PRESENTAC Encuentr
153/09 - PRESENTAC Encuentr
154/09 - PRESENTAC Encuentr
155/09 - XII ENCUE Encuentr
156/09 - Cambios U Encuentr
157/09 - Panel "A Encuentr
158/09 - SALIDA DE Encuentr
159/09 - NORDESTE Encuentr
160/09 - MAIS DEMO Encuentr
161/09 - Globaliza Encuentr
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
ENCUENTRO HUMBOLDT
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2701     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[encuentrohumboldt] 143/09 - Ascenso de una elite y empoderamiento de un l íder
Fecha:Jueves, 12 de Noviembre, 2009  01:30:08 (-0300)
Autor:Encuentro Humboldt <encuentro @..............org>

 

 

Ascenso de una elite y empoderamiento de un líder

Sindicato de Obreros de la Industria Pesquera, 1997-2002.

                                                                                           

 

 

Lic. Gonzalo Yurkievich

     UNMdP/CONICET

 

 

 

Abstract:

 

El día 15 de marzo de 2002 la opositora lista Celeste, de la mano del Partido Obrero (PO), obtuvo la victoria en las elecciones del Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (SOIP), el cual era conducido desde hacía 33 años por el justicialismo. Durante los 90´ se había transformado la rama y flexibilizado y desafiliado la mano de obra. Esta situación generó una crisis social y espacial en el espacio portuario que generó la reacción de los trabajadores de la industria, empleados en la mayoría de los casos en apócrifas cooperativas de trabajo. Este repertorio de lucha culminó con la legitimación de ciertos referentes los cuales acabaron conformando la lista ganadora de 2002. El presente trabajo recorre las características de la crisis y las formas de representación obrera contra los cuales reaccionó el nuevo elenco dirigente; las formas que adoptó el repertorio de lucha esgrimido y las propuestas de renovación del grupo emergente; y la trayectoria política y los rasgos principales de su líder, el cual a la postre se separaría de las directrices del PO, excluiría a los dirigentes que pudieran disputarle la hegemonía y se erigiría como máximo referente y conductor del gremio.

 

 

 

“Nosotros veníamos haciendo un trabajo…

…fue por la lucha concreta que nos hicimos conocidos”.

 

                                                                                                          Patricia Comparada[1]

 

“No es por nada, pero si ganamos el SOIP fue porque estuve yo”.

                                                                               

                         Mamerto Verón[2]

1-Introducción

 

            El día 15 de marzo de 2002, la opositora lista Celeste[3] ganó las elecciones del Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (SOIP), conducido desde hacía 33 años por el Partido Justicialista (PJ), encarnado en la figura de Abdul Saravia hasta  su muerte en 1997 y en la de sus sucesores Carlos Valdemar Darguibel y Adrian Alberto Casariego hasta el triunfo de la auto-denominada “lista de los luchadores” en 2002.      

            Los 90’ menemistas habían transformado estructuralmente la rama pesquera propiciando la concentración e integración vertical de las empresas, la modernización e internacionalización de la flota, cada vez más potente y depredatoria, y la flexibilización de las relaciones laborales, con un efecto de desafiliación del gremio.  En 1997 había estallado la burbuja pesquera, con una crisis de sobre-producción y colapso del caladero nacional, debiendo el gobierno establecer vedas que cortaron el flujo de pescado hacía el puerto de Mar del Plata.  Los trabajadores precarizados, nucleados en cooperativas de trabajo[4], fueron los más afectados por el parate, por no contar, dentro de la nueva relación salarial planteada en los 90´ (Neffa, 1999), con un salario mínimo garantizado. Esta situación desencadenó un ciclo de protesta en el cual ciertos referentes, provenientes de la Unión Obrera del Pescado (UOP) y apadrinados por el Partido Obrero (PO), comenzaron un proceso de legitimación y de constitución como nueva elite dirigente, que se inscribiría institucionalmente a partir del triunfo en las urnas en 2002. Patricia Comparada, Luís y Mamerto Verón y María Inés De Mattei se destacaron como conductores de este proceso, siendo reiterada su intervención en la prensa comercial de la época y en los hechos de protesta recurrentes por aquellos años. No pudieron integrar la lista, por no cumplir con los requerimientos de la Ley de Asociaciones Profesionales, pero allí estaban, detrás de las bambalinas, diseñando las coordenadas del éxito de La Celeste.

Patricia Comparada y María Inés De Matteis serían excluidas del gremio en el año 2004, empoderándose desde entonces Mamerto Verón, desde su puesto de asesor gremial, como líder del sindicato; alejándose, de esta forma, de las directrices del partido que lo había empujado al éxito y abandonando, en cierta medida, las posturas clasistas que había enarbolado en los tiempos previos a la victoria.  

Este trabajo tiene un carácter exploratorio y se concentrará en el periodo previo a la victoria en las urnas en 2002, observando tres aspectos fundamentales:

·        La estructura del sindicato en manos del saravismo y el alcance de la  representación gremial planteada desde los 90´, contra las cuales  habría reaccionado el nuevo “elenco”[5], en el marco del contexto crítico 1997-2002: Desde hacia casi tres décadas existía una elite, encabezada por Abdul Saravia, que concentraba el poder  en el gremio pesquero y que excluía a los demás integrantes de dicha organización, y a sus bases, de la toma de decisiones. Este grupo se perpetuaba en el poder (Mitchels, 2006), siendo el fraude electoral, la compra de votos y la sumisión política a la estructura sindical justicialista elementos corrientes. Este grupo habría colaborado con  el proceso deasafiliador ocurrido en la rama durante los 90´ siendo de esta forma funcional al proceso de cooperativización. La cooperación de Saravia hacia ´ y el desamparo en cual quedaron sumidos los trabajadores cooperativizados, habrían sido los blancos principales de la crítica efectuada por la oposición.  La muerte de Saravia en 1997 cooperaría en sentido de restar cohesión a la elite vigente la cual perdió su núcleo articulador, suscitándose, desde entonces, luchas intestinas que desembocaron en la ruptura del grupo de cara a la elecciones sindicales del 2002..

·        Las formas de participación en la lucha y las propuestas de renovación llevadas a cabo por el grupo emergente para lograr la legitimación política que les permitiría alcanzar el éxito electoral en 2002: La coyuntura crítica en términos ecológicos y macro-económicos de la actividad, en el periodo 1997-2002, generó un contexto de protesta en el cual habría surgido la nueva elite, conformada por aquellos que tenían más altas aptitudes frente al promedio general (Mosca, 1939), que encabezaron los sucesos más críticos ocurridos en junio de 2000 y que luego habrían buscado asegurarse la hegemonía sobre su propia clase (Pareto, 1979) a través de la disputa gremial. El  nuevo “elenco”, se habría apoyado en el mérito que le otorgaba su participación en la lucha para arrogarse el derecho de reglar acerca de asuntos comunes a todos los trabajadores del ramo. (Busino, 1992). Habría contado, para este fin, con una fluida retórica y habría desarrollado su política  de cara al público, (Weber, 1998), a través de los medios de comunicación locales.

·        La trayectoria política y los rasgos principales del líder, Mamerto Verón, que a la postre le habrían permitido excluir a los otros referentes y  lograr la hegemonía dentro del gremio: La autoridad en este caso habría residido en la trayectoria previa y en el carisma, que le habrían permitido a Verón legitimar su dominación (Weber, 1998). Las masas profetizando al caudillo, quien actúa  por vocación y cuya existencia potencial y efectiva aparece inseparablemente unida al bienestar de la masa. (Michels, 2006).  Mamerto Verón se habría distinguido del resto del “elenco”, por su afabilidad y simpatía, por su habilidad discursiva y manejo de las situaciones políticas. Todos estos elementos le habrían permitido, a la postre, legitimarse como líder conductor, por sobre aquellos que lo acompañaron en su proceso de empoderamiento. 

Este trabajo está enmarcado en un periodo más amplio que comienza en el año 1991, con el inicio de reformas estructurales en la rama pesquera.

La entrevista a los protagonistas nos ayudará a reconstruir el momento histórico y a sumar elementos para el análisis.

El discurso del PO a través de sus herramientas de comunicación gremial y la argumentación proselitista de la UOP, previa a la elección, serán otros elementos considerados.          

También será utilizada la prensa comercial de la época, para observar aquí la retórica del grupo y del emergente líder en los momentos de conflicto.